SALA DE LO PENAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: San. Salvador, a las ocho horas del día once de junio de dos mil dos.

Download (0)

Full text

(1)

C30-00

SALA DE LO PENAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: San Salvador, a las ocho horas del día once de junio de dos mil dos.

El anterior recurso de casación ha sido interpuesto por el Licenciado José Efraín Najera, en su calidad de Defensor Público, contra la sentencia definitiva condenatoria pronunciada por el Tribunal de Sentencia de Nueva San Salvador, pronunciada a las quince horas y treinta minutos del día siete de septiembre de mil novecientos noventa y nueve, en el proceso penal instruido contra el imputado HECTOR ANTONIO BONILLA AMAYA, por el delito de HOMICIDIO AGRAVAD.O Arts. 128 y 1.29 Pn., en perjuicio de Mirna Elizabeth Martínez Chávez.

Por resolución de esta Sala, pronunciada a las catorce horas del día veintisiete de

noviembre de dos mil, se previno al recurrente subsanara el defecto advertido en su escrito de interposición, prevención que cumplió dentro del término de ley.

Verificado el cumplimiento de las formalidades previstas para la interposición del recurso contempladas en el Art.423 Pr. Pn., en consecuencia, ADMITASE.

RESULTANDO:

1.- El Tribunal de Sentencia de Nueva San Salvador, en la sentencia

definitiva condenatoria, resolvió: "…De las pruebas presentadas por la Fiscalía tenemos: Con las Certificaciones del Levantamiento de Cadáver de fs.74, del Protocolo de Autopsia de folios 75 a 78, y la certificación del Expediente Clínico de la Víctima del Hospital Médico Quirúrgico, del Instituto Salvadoreño del Seguro Social y los testimonios rendidos por los peritos Doctores ALFREDO ---EDUARDO ESCOBAR ABARCA; JORGE MARIO CHAVEZ PADILLA, ROBERTO FRANKLIN I-IUEZO - CACERES y MARIO ERNESTO COLORADO VILLALTA; se estableció: Que la ahora occisa Mirna Elizabeth Martínez Chávez, falleció en el Hospital Médico Quirúrgico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social; el día veintinueve de enero de mil novecientos noventa y nueve, en el levantamiento de cadáver se determinó que presentó los siguientes signos abióticos: rigidez parcial, livideces dorsales. Evidencia Externa de trauma: cicatriz por herida, sobre el segundo espacio intercostal izquierdo y línea medio clavicular. Cicatriz por herida sobre el décimo intercostal izquierdo y línea axilar anterior. Herida suprainfraumbilical media. Herida saturada vertical en flanco derecho. Dos heridas suturadas en flanco izquierdo. Orificio por traqueotomía. Y a la autopsia presenta: Como evidencia externa de trauma las siguientes lesiones, recientemente cicatrizadas de primera intención, localizadas en: l- segundo espacio intercostal izquierdo, línea clavicular media, de cuatro centímetros de longitud, y en sentido transversal al eje del cuerpo. 2 en el quinto espacio intercostal izquierdo, y línea axilar media, de dos centímetros de longitud y en sentido transversal al eje del cuerpo. 3-en el décimo espacio intercostal izquierdo,y línea axilar anterior, de tres punto cinco centímetros de longitud y en sentido oblicuo al eje del cuerpo. 4.-en la región

(2)

epigastrica del lado izquierdo de uno punto cinco centímetros de longitud y en sentido transversal al eje del cuerpo. 5.-en el flanco izquierdo de tres centímetros de longitud, y en sentido transversal al eje del cuerpo. En el Diagnóstico Anatomopatológico se encontró: neumonía en fase de organización. Edema pulmonar. Hidrotorax bilateral. Tumefacción turbia. Hepatocélular moderada. Fibrosis intersticial del páncreas. Tumefacción turbia y necrosis tubular renal. Edema cerebral moderado. Hiperemia visceral. Causa de muerte: Heridas penetrantes de tórax y abdomen, producidas por arma blanca. Sepsis. Al momento de al autopsia tenla aproximadamente, entre catorce y dieciséis horas de fallecida

(Tanatocronodiagnóstico): Toda evidencia externa e interna de trauma fue modificada por los procedimientos médico quirúrgicos terapéuticos, realizados con el objetivo de reparar las lesiones producidas por arma blanca y por el prolongado tiempo de Hospitalización en el cual las lesiones han efectuado su proceso fisiológico de reparación, por lo cual las heridas perdieron sus características propias ya que fueron lavadas y suturadas, y al

momento de la autopsia se encontraban cicatrizadas; internamente se encontraron múltiples adherencias lo que dificultó aún más la identificación de las lesiones descritas en el

expediente clínico. El examen corporal interno y externo revelaron: múltiples lesiones de primera intención, recién cicatrizadas, localizadas en el hemitórax anterior y lateral

izquierdo, y hemiabdomen izquierdo. Múltiples heridas quirúrgicas, localizadas en cuello y abdomen. Internamente se pudo visualizar un proceso neumónico, un hidrotórax bilateral. Edema pulmonar y cerebral, fibrosis lineal de las hojas diafragmática izquierda,

adherencias múltiples interasas con placa fibrínopurulentas, colostomía en colon

ascendente, fibrosis pancreática, y secreción escasa purulento en cavidad abdominal. Con los datos del expediente clínico del Hospital médico quirúrgico del ISSS, los hallazgos macroscópicos de la autopsia y el estudio hispatológico se puede concluir que la Causa real de la muerte fue: las heridas penetrantes de tórax y abdomen producidas por objeto corto punzante las cuales secundariamente (según consta en el expediente clínico) lesionaron el hemidiafragma izquierdo, la cola del páncreas y el ángulo esplénico del colon y produjo un hemoneumotórax izquierdo. Todo esto conllevó a un proceso séptico y a un cuadro de distres respiratorio del adulto, evidenciado por los procesos infecciosos pulmonar y abdominal encontrados. Con lo expresado por los Médicos Forenses Doctores ALFREDO EDUARDO ESCOBAR ABARCA, y JORGE MARIO CHAVEZ PADILLA, al ser

interrogados por las partes, se probó: Que el cadáver presentó neumonía, por eso el pulmón pesaba ochocientos gramos, había habido falta de oxigenación del cerebro, lo que había producido el edema cerebral, y esto había sobrevenido por la Sepsis, la lesión pulmonar y la neu-monia; que se le había aplicado traqueostomía, que la edematización del cuerpo se debía a la neumonía, al edema en el pulmón y a la inflamación en el abdomen, y éste presentaba pus, múltiples adherencias, lo cual era normal por las intervenciones

quirúrgicas; que la causa de la muerte fueron las heridas, y las lesiones toracoabdominales que la llevaron a un cuadro séptico, y a una neumonía; y con los peritos nombrados para introducir por. medio de interrogatorios las partes relevantes de la certificación del, Expediente Clínico, Doctores ROBERTO FRANKLIN HUEZO CACERES y MARIO ERNESTO COLORADO VILLALTA, se probó: Que no hubo ningún tipo de negligencia médica, que los órganos dañados como fueron el Colon y Páncreas, contienen sustancias contaminadas y cáusticas, respectivamente, lo que contaminó la cavidad toracoabdominal; que la herida desde el momento que penetraba luz intestinal, era profunda ya que desde el lugar donde fue ocasionada hasta la profundidad que alcanzó hay de diez a quince

(3)

PSEUDOMONAS y ESTAFILICOCOS AURUS, son adquiridas cuando el paciente esta más comprometido, ya que se trata de bacterias oportunistas y la víctima ya tenía reducida su resistencia bacteriana, y estas bacterias son comunes en todos los Hospitales del mundo; que a los pacientes que son ingresados a la UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS en los Hospitales, por su mismo estado crítico, se les aplican antibióticos más fuertes, que disminuyen aún más sus defensas y por ello son propensos a adquirir las bacterias nosocomiales; que la causa de la muerte fue por herida toraco abdominal producida por arma cortopunzante, que conlleva a la evolución intrahospitalaria; con las declaraciones de los Doctores RAQUEL MARIA SOTO RODRÍGUEZ, GUILLERMO NAPOLEÓN ARAYA FLORES, JOSE SALIM DAABUB HASBUN, se probó que la ahora occisa a su ingreso refirió que su esposo la habla herido y presentaba dos heridas por arma blanca la primera de más o menos tres centímetros lineal a nivel de segundo espacio intercostal izquierdo y línea media clavicular y la segunda de más o menos cinco centímetros en décimo espacio intercostal izquierdo y línea axilar anterior; que internamente le fueron encontradas lesiones en hemidiafragma izquierdo, la cola del páncreas y el ángulo esplénico del colon; que se le dio la atención que la paciente necesitaba, que el cuadro de ella era delicado y por la lesión en las vísceras abdominales se produjo la Sepsis, que le causó la muerte; y además a fs.73 se encuentra la fotocopia certificada de la Partida de Defunción que se encuentra asentada en el Registro del Estado Familiar de la Alcaldía Municipal de San Salvador. CON LO ANTERIOR SE ESTABLECE PLENAMENTE LA EXISTENCIA DEL DELITO...'.---"... Por tanto de acuerdo a los Art.l, 8, 11, 12, 14, 86, Inc.3'., 172 Inc.l y 3'. Cn.; 1, 2, 3, 4, 5, 47, 114, 115 y 116 Pn. 1, 2, 3, 4, 17, 18, 53, 130, 356, 357, 358, 359, 361 y 450 Pr.Pn., y 43 de la Ley Penitenciaria, y con fundamento en el voto que antecede, a nombre de República de El Salvador; FALLAMOS:

CONDENASE AL IMPUTADO HECTOR ANTONIO BONILLA AMAYA, de--las generales primeramente mencionadas; a cumplir la pena de TREINTA años de prisión por el delito de HOMICIDIO AGRAVADO, ART.129 No.l Pn., en la persona de su compañera de vida señora MIRNA ELIZABETH MARTINEZ CHAVEZ, quien era de veintitrés años de edad, acompañada, y del domicilio de Antiguo Cuscatlán, hija de Eulogio de Jesús Martínez, ya fallecido y de Rosario Chávez viuda de Martínez. --- CONDENASE además al expresado imputado a pagar a título de indemnización a sus hijos JONATHAN

ALEXANDER Y HECI'OR ANTONIO ambos de apellidos BONILLA MARTINEZ, la suma de VEINTICINCO MIL COLONES A CADA UNO DE ELLOS, que no obstante la representación fiscal no haberse pronunciado a este respecto, los suscritos jueces la fijamos tomando en cuenta la naturaleza del hecho; y CONDENASE al imputado HECTOR

ANTONIO BONILLA AMAYA, a la pérdida de los derechos de ciudadano, incapacidad para obtener toda clase de cargos y empleos públicos y de conformidad al principio constitucional de la gratuidad de la Administración de justicia, los suscritos jueces

absolvemos totalmente al imputado del pago de costas procesales de esta instancia. --- En consecuencia continúe el imputado antes mencionado en la prisión formal en que se encuentra. --- Para los efectos del Art.44 de la Ley Penitenciaria se tiene que el imputado fue privado de su libertad el día doce de marzo de este año por lo que a la fecha tiene cinco meses veintiséis días de estar en detención, por lo tanto la pena la cumplirá en su totalidad el día once de marzo del año dos mil veintinueve.

(4)

Notifíquese a las partes y al imputado la presente sentencia el día y hora señala para su lectura...".

2.-Contra el anterior pronunciamiento, interpuso recurso de casación el Licenciado José Efraín Najera, en su carácter de Defensor Público quien en síntesis argumentó lo siguiente: El impugnante manifiesta su inconformidad con el juicio de tipicidad contenido en la sentencia, pues la acción realizada por su defendido no se adecua al supuesto hipotético contenido en el tipo penal del homicidio agravado Art. 129.1 Pn., teniendo en cuenta la información existente en el expediente clínico presentado en la vista pública, en donde aparece que la víctima ingresó al hospital con dos lesiones una en el tórax y otra en el abdomen, y su fallecimiento ocurrió cuarenta y cinco días después.

Considera que no fueron tales lesiones, las causantes de la muerte, sino la posterior neumonía nosocomial y sepsis, adquiridas en el centro hospitalario, durante el periodo de internamiento, circunstancias totalmente ajenas a la voluntad de su cliente por lo que la conducta exteriorizada por éste debe calificarse como lesiones agravadas y no como homicidio calificado.

3.-Al contestar el recurso los representantes del señor Fiscal General de la República, Licenciados Lidia Roxana García Moreno y Mario Yohel Chacón Quintanilla,

esencialmente manifiestan que la sentencia es congruente con los elementos probatorios aportados por ellos, y la inconformidad de la defensa no es suficiente, para calificar de subjetivo, el razonamiento expresado en la sentencia por los señores jueces.

4.-De acuerdo al principio de intangibilidad de los hechos, el Tribunal de Casación al resolver el fondo de la impugnación, debe respetar los hechos fijados por el tribunal de mérito, ello no obsta que para la correcta aplicación de la ley sustantivo pueda interpretar la sentencia manteniendo inalterable la situación fáctica.

Sentado lo anterior esta Sala, al analizar los razonamientos contenidos en la sentencia recurrida advierte que el tribunal de juicio al encuadrar o subsumir la situación fáctica al supuesto hipotético contenido en el tipo penal que describe el homicidio, fundamenta su razonamiento esencialmente en la conclusión pericial contenida en el dictamen de autopsia, según el cual la causa real de la muerte fue las heridas penetrantes de tórax y abdomen producidas por objeto cortopunzante, las cuales secundariamente (según consta en el expediente clínico) lesionaron el hemidiafragma izquierdo, la cola del páncreas y el ángulo esplénico del colon y produjo un hemoneumotórax izquierdo. Todo esto conllevó a un proceso séptico y a un cuadro de distres respiratorio del adulto, evidenciado por los procesos infecciosos pulmonar y abdominal encontrados...". Además, en el cuerpo de la sentencia aparece la mención que de acuerdo con lo expresado por los peritos Doctores Roberto Franklin Huezo Cáceres y Mario Ernesto Colorado Villalta quienes al ser interrogados por las partes explicaron los puntos relevantes de la certificación del

expediente clínico,... "SE PROBO QUE NO HUBO NINGUN TIPO DE NEGLIGENCIA MEDICA...

(5)

El defensor Licenciado José Efraín Najera, contrariamente a lo dicho en la sentencia afirma que los doctores interrogados en la vista publica dijeron que la causa de la muerte fue la neumonía nosocomial y la sepsis por lo que la responsabilidad y la culpabilidad del señor Bonilla Amaya seria inexistente

Finalmente esta Sala de la contraposición de los argumentos contenidos en la sentencia y los expresados por el recurrente, arriba a

La conclusión que no existe el error in iudicando denunciado por el defensor, pues se advierte que la subsunción de los hechos realizada por el a-quo, es producto del debido análisis de los elementos de prueba citados en la sentencia.

En consecuencia, no habiéndose comprobado la existencia del motivo denunciado, debe declararse sin lugar la pretensión del defensor y confirmarse la sentencia recurrida. POR TANTO: Con base en las razones expuestas, disposiciones legales citadas y Arts.50 Inc.2. No.l, 357, 421, 422 y 427 Pr.Pn., en nombre de la República de El Salvador, esta Sala FALLA:

Decláráse que NO HA LUGAR a casar la sentencia de mérito por El motivo de fondo invocado.

Remítase el proceso al tribunal de origen, para los efectos legales consiguientes.

E. CIERRA---F. LOPEZ ARGUETA---R. GUSTAVE.T--- PRONUNCIADO POR LOS SEÑORES MAGISTRADOS QUE LO SUSCRIBEN-- RUBRICADAS----ILEGIBLE

Figure

Updating...

References