índice Desarrollo saludable Recién nacido a 2 meses a 6 meses a 9 meses a 12~14 meses 30

Texto completo

(1)
(2)

índice

Desarrollo saludable 1

2

1. Recién nacido a 2 meses

6

2. 2 a 6 meses

14

3. 6 a 9 meses

22

4. 9 a 12~14 meses

30

* Contenidos extraídos de

“acompañándote a descubrir: Guía y registro para el desarrollo de tu hijo o hija de 0 a 24 meses.”

Chile Crece Contigo, 2009.

* Edición de contenidos, dirección de arte y

diseño: Patricia Manns y María Renard

* Ilustración: Bernardita Ojeda * Diseño y diagramación: Carolina García, Patricia Manns y María Renard

(3)

Desarrollo saludable 1

El cerebro es el que nos permite

compren-der lo que sucede a nuestro alrededor y

dirige la mayor parte de nuestro cuerpo y

nuestras acciones. Los primeros años de

vida son fundamentales: al nacer, el

cere-bro se encuentra aún en formación y luego

las neuronas crecen y se conectan unas con

otras, permitiéndonos desarrollar nuestras

capacidades cerebrales.

Para ayudar a que tu hijo o hija se vaya desarrollando de manera saludable y completa, es importante que

el padre, la madre y las personas que lo cuidan estén atentos a todas sus necesidades. Éstas

pue-den ser tan distintas como: comer, jugar, recibir cariño y atención, vestirse, etc.

Los niños y niñas nacen con la capacidad de

aprender del mundo que los rodea. A través de los

sentidos, como el olfato, oído, gusto, tacto y vista, van descubriendo la naturaleza y los objetos, aprenden a comunicarse y reciben el cariño y amor de sus padres y de las personas que las cuidan.

(4)

Al responder a las necesidades de tu guagua, también la estás ayudando a desarrollar distintas áreas relacionadas con:

El cuerpo, la alimentación y la salud (desarrollo físico y motor).

Los sentimientos (desarrollo emocional). La relación con los demás (desarrollo social).

Los pensamientos y el saber (desarrollo intelectual). Cada una de estas áreas se relacionan entre sí.

Tu hijo o hija necesita de todas ellas para crecer de forma saludable e integral.

Este desarrollo se da en etapas.

Cada paso es necesario para un próximo logro. Por ejemplo, durante el primer año de vida de tu hijo o hija, vas a poder ver muchos cambios: primero va a pasar mucho tiempo durmiendo, luego va a estar más despierto e interesado en lo que pasa a su alrededor, va a aprender a sentarse, a tomar las cosas que encuentra a su alrededor, a decir sus primeras palabras, posiblemente a gatear para luego caminar.

(5)

0 a 12-14 meses

Los niños y niñas llegan al mundo llenos de curiosidad sobre las personas, lugares y objetos con los que se encuentran. Las rutinas diarias como la comida, la muda y el baño le ofrecen a la guagua una especialmente rica oportunidad para divertirse, conectarse y fortalecer el vínculo afectivo con sus seres queridos y para darse cuenta cómo funciona el mundo que la rodea.

Habilidades importantes de aprendizaje temprano empie-zan con estos momentos cotidianos entre las niñas y niños pequeños y los adultos a cargo de su crianza.

Leyendo juntos y viendo a tu hijo o hija cómo aprende a

comunicarse a través de sonidos, expresiones faciales y

gestos, son dos maneras de darle una base en las habilidades de lenguaje

y comunicación.

La auto-confianza se empieza

a desarrollar

tempranamente en las niñas y niños pequeños, cuando desde que nacen se sienten queridos y cuidados por los adultos que están a cargo

(6)

Aunque no manejarán esta habilidad por un tiempo todavía, empiezan a desarrollar el auto-control (la habilidad de

manejar sus sentimientos y acciones en formas aceptables) cuando los calmas suavemente después que están enojados

o contrariados.

Aprenden a pensar y a resolver

un problema de interés, a través del juego y exploración el

mundo que los rodea.

Si tu hijo o hija está interesada y disfrutando de una actividad, ¡está aprendiendo!

(7)

Es muy importante tener en cuenta que aunque el desarrollo de los niños y niñas en general se da en etapas y en

tiempos parecidos, cada quien es único, tiene su propio

ritmo y manera de desarrollarse.

(8)

Estoy empezando a conocerte y también a las

otras personas que me cuidan.

Estoy aprendiendo cómo poder “decirte” lo que

quiero y cómo me siento.

Estoy empezando a usar mi cuerpo para que

suce-dan las cosas.

Recién nacido a 2 meses

(9)

qué est

á pasando

qué puedes hacer

Desde que nacen, las guaguas aprenden del mundo que las rodea: observan, escuchan, huelen, chu-pan y tocan.

Están aprendiendo a regular su alimentación, sueño y emociones. Esto les ayuda a sentirse contentas, seguras y confiadas.

Reconocen tu voz y ¿sabías que son capaces de reco-nocer melodías ya escuchadas aunque no entiendan qué significan las palabras?

Observa cuidadosamente a tu guagua y cuando llore, trata de mantenerte tranquila. Esto te ayudará a entender qué quiere decirte tu guagua con su llanto.

Calma siempre a tu guagua.

Haz que se sienta querida. ¿Cómo?

Sonríele, cántale, acaríciala, tómala en brazos, descubre lo que más le gusta.

A veces pensamos que podemos malcriar a una guagua si la tomamos cada vez que llora o si la regaloneamos mucho. Esto no es así. Cuando respondes a su llanto le demuestras cuánto la quieres y fortaleces el vínculo con tu guagua. También le ayudas para que más ade-lante pueda aprender a tranquilizarse a sí misma.

¡Mi sonido favorito es tu voz!

Necesito que me acojan cuando lloro.

(10)

pregúnt

ate

¿Cómo se tranquiliza tu guagua?

¿Qué incomoda a tu guagua?

(11)

Desde el primer día, los recién nacidos usan gestos, sonidos y expresiones de su cara para comunicar sus sentimientos y necesidades.

Usan diferentes llantos para decirte que tienen ham-bre, frío o calor, que están mojados o cansados o cuando quieren que los tomen en brazos.

qué puedes hacer

Me siento segura y querida cuando me tomas en brazos y me sonríes.

qué est

á pasando

Descubre qué intenta decirte tu guagua. Cuando tú respondes a sus necesidades, tu guagua se da cuenta que puede comunicarte lo que le pasa.

Cántale y háblale a tu guagua sobre lo que está pasando a su alrededor.

Ella aprenderá a reconocer las voces de sus padres y de las personas que la cuidan.

(12)

¿Cómo se comunica tu

guagua contigo?

¿Qué tipo de cantos prefiere tu

guagua: suaves, en tonos bajos

o altos, rápidos o lentos?

pregúnt

ate

(13)

A tu guagua le encanta que le muestres el mundo que la rodea. Así es como aprende.

Le gusta que jueguen con ella porque es una forma muy importante de comunicarse. Esto fortalece la unión de tu guagua contigo y con otras personas cer-canas más adelante.

Muéstrale y pásale a tu guagua objetos distintos para que los mire e incluso tome entre sus manos. Búscale juguetes y otros objetos seguros con di-ferentes colores y texturas. ¿Cuáles son sus prefe-ridos? Muéstraselos y pásaselos para que los mire y toque con sus manos.

Juega con tu guagua moviéndote tu o moviéndole cosas lentamente hacia adelante y hacia atrás, de iz-quierda a derecha, de arriba a abajo.

* Primero, usará sus ojos para seguirte.

* Después, moverá su cabeza de un lado a otro para

buscarte.

* Más adelante, tratará de tomar con las manos lo

que le estés moviendo frente a ella.

¡Cuando me muestras cosas diferentes, me entretengo y aprendo!

¡Tu cara es mi juguete favorito! ¡La veo mejor si te acercas a no más de 30 cms. de mi!

qué puedes hacer

qué est

(14)

¿Qué cosas le gustan más a

tu guagua?

¿Qué juegos son los que más

disfrutan juntos?

pregúnt

ate

(15)

2 a 6 meses

Los niños y niñas aprenden mejor a través de sus experiencias diarias con

las personas cercanas y en quienes confían y, sobre todo,

cuando el aprendizaje es a través del juego.

(16)

Estoy aprendiendo a controlar mi cuerpo.

Uso mis manos y dedos para explorar.

Me comunico usando sonidos, acciones y

expre-siones faciales.

(17)

qué puedes hacer

qué est

á pasando

Cuando tu guagua vocaliza (“aaaa”, “p-p-p”), háblale como si entendieras cada palabra que te dice.

Imita los sonidos que hace tu guagua para que se dé cuenta que a través de ellos puede comunicarse. ¡Es como si inventaran su propio idioma!

Háblale claro y constantemente. Estas conversa-ciones le enseñarán muchas palabras incluso antes de que pueda decirlas.

Los niños y niñas ya son capaces de expresar sus emociones, por ejemplo: reír cuando juegan con ellos o llorar cuando algo les desagrada.

Sonríen cuando las personas cercanas les hablan y pro-ducen sonidos, cuando otros les conversan o sonríen. Es posible que tu guagua haga sonidos y luego se de-tenga un momento esperando que tú respondas. Esto le enseña el intercambio en la conversación.

¡Me encanta jugar a hacer sonidos y que tú me contestes!

(18)

pregúnt

ate

Tu guagua ¿cómo te dice lo que

quiere y lo que siente?

¿Que sonidos o palabras son los que

más divierten a tu guagua?

(19)

Los niños y niñas disfrutan explorando: miran, to-can, toman, aprietan, sueltan y tratan de meterse las cosas a la boca.

Alrededor de los 3 meses, empiezan a alcanzar los objetos y tratan de sostenerlos. Luego, van tomando objetos con cada mano.

Alrededor de los 6 meses, en general las guaguas ya pueden:

*Tomar un juguete con más precisión. *Cambiar un objeto de una mano a otra. *Tomar objetos con las dos manos.

*Sostener un juguete en cada mano al mismo tiempo.

Disfruto agarrando y soltando cosas. ¡Me encanta ver cómo caen y tú me las vuelves a dar!

Pásale cosas a tu guagua para que las tome con sus manos.

Pásaselas de a una para que se pueda concentrar y explorar cada una por separado.

Juega con tu guagua a conocer su cuerpo y así desu-brir los movimientos que puede hacer. Deja que explo-re sus manos y pies.

Entrégame objetos seguros para mi edad. Por ejemplo, que no estén sucios y que no quepan en mi boca.

qué puedes hacer

qué est

(20)

¿En qué tipo de juguetes y objetos

se interesa más tu guagua?

¿Qué es lo que más te gusta cuando

juegas con tu guagua? ¿Por qué?

pregúnt

ate

(21)

Pon a tu guagua en distintas posiciones (sobre su espalda, guata y de lado y sentada con apoyo). Si alguna le gusta menos, ponla ratitos cortos y de a poco lo pasará mejor.

Cada posición le da a tu guagua la oportunidad de ver cosas diferentes, de moverse y explorar de distintas maneras.

Para tu guagua es muy importante saber que estás cerca, que la estás cuidando, que la tratas bien. Parte del cuidado es prevenir caídas y zamarreos.

Los niños y niñas ya tienen mayor control sobre sus cuerpos.

A los 3 meses, cuando tu guagua está acostada pue-de mantener la cabeza pue-derecha, mover sus brazos para agitar un móvil, llevarse las manos al pecho o a la boca, dar pataditas y, a veces, puede intentar girarse hasta quedar boca abajo. Cuando está de gua-tita puede levantar su cabeza y pecho, apoyarse en sus brazos y estirar las piernas.

Entre los 4 y los 6 meses, es posible que pueda rodar hacia ambos lados, mejorar su habilidad para tomar y agarrar cosas y empezará a sentarse con ayuda.

Ayúdame a aprender a moverme de distintas maneras.

qué puedes hacer

qué est

(22)

pregúnt

ate

¿En qué posiciones pones a tu guagua?

¿Cuál le gusta más?

¿Permites que tu guagua descubra el

mundo por sí misma?

(23)

6 a 9 meses

Para ayudar a tu hijo o hija a tener un desarrollo saludable, no es necesario

hacer cosas complicadas, sino aprovechar lo que haces

(24)

Estoy aprendiendo a pensar y a resolver problemas.

Puedo controlar mi cuerpo. Ya puedo sostener

objetos pequeños con mis dedos, puedo empezar a

gatear y cambiar de posición.

Estoy haciendo un gran esfuerzo para

comunicar-me contigo.

(25)

qué puedes hacer

qué est

á pasando

Habla mucho con tu hijo o hija. Descríbele lo que

estés haciendo. Dale tiempo para que te responda. Juega a que están conversando: por ejemplo, si tu guagua hace un sonido, tú imítala; ella hace otro so-nido y tú la vuelves a imitar.

Juega y cántale para motivarla a mover sus manos y sus pies, a que indique los objetos con su dedo.

Esto te ayudará a conectarte cada vez más con

tu hijo o hija y además ¡otros integrantes de la casa

pueden unirse a la conversación!

A esta edad, los niños y niñas son grandes comuni-cadores.

Ya giran la cabeza en busca de la persona que les habla. Usan muchos sonidos, gestos y expresiones de su cara para comunicar lo que quieren. Ya no es sólo el llanto lo que usan para “decirte” cosas.

Es probable que tu guagua empiece a emitir sonidos para formar palabras como “papá” y “mamá”. A esto se le llama “balbucear”.

Aprendo palabras cuando me hablas, cantas y me lees.

(26)

pregúnt

ate

¿Cómo se comunica tu hijo

o hija contigo?

¿Cómo te comunicas tú con

tu hijo o hija?

(27)

qué puedes hacer

qué est

á pasando

Dale tiempo a tu hijo o hija para que te imite. Por ejemplo, sácale tu lengua y espera a que haga lo mis-mo. Felicítalo cuando lo haga. Si les gustó y siguen entretenidos, pueden hacerlo nuevamente.

Pásale cosas diferentes (cucharón de plástico, libro, pelota, etc.) para que pueda explorarlas,tocarlas y golpearlas contra el suelo.

Cuando tu hijo o hija vea lo que es capaz de ha-cer, va a desarrollar seguridad en sí mismo y va a querer aprender cosas nuevas.

A medida que tu hijo o hija crece, empezará a imitar

a otros, especialmente a las personas más cercanas.

A esta edad entenderá para qué sirven ciertos obje-tos, como una cuchara para tomar líquido o una caja para guardar y tratará de imitar lo que tú haces.

Me gusta mucho jugar a imitar las cosas que haces.

(28)

pregúnt

ate

¿A qué o a quién le gusta imitar tu

hijo o hija?

¿Qué tipo de juego le gusta más?

(29)

qué puedes hacer

qué est

á pasando

Estimula a tu hijo o hija a moverse para alcanzar lo que quiere.

Si te está mostrando que quiere un juguete que está fuera de su alcance, ayúdalo a alcanzarlo por sí solo o acércalo lo suficiente para que lo agarre. Así estimula-rás su curiosidad y confianza.

Déjalo libre en el suelo, animándolo a desplazarse. Ponlo a gatas y afírmalo por la cintura para que lo ayudes a gatear.

Todos los niños y niñas crecen a su propio ritmo.

A esta edad, la mayoría puede rodar para ambos la-dos, tratar de esconderse, gatear e incluso tratar de pararse para conocer lo que las rodea.

¡Me gusta moverme por todas partes! Haz que el espacio donde yo esté sea seguro y protegido.

(30)

pregúnt

ate

¿Cómo le gusta moverse y explorar

a tu hijo o hija?

¿Cómo puedes hacer que tu casa

y los lugares abiertos sean más

seguros para que tu hijo o hija

explore libremente?

(31)

9 a 12~14 meses

Dale a tu hijo o hija oportunidades para descubrir, experimentar, comunicarse y aprender. Así

ayudarás que se desarrolle en forma saludable.

(32)

Puedo entender más palabras de las que

puedo decir.

Puede que me ponga más selectivo con las

comi-das que como.

Puedo gatear y pararme con apoyo. Incluso hasta

puedo empezar a caminar sin ayuda.

(33)

qué puedes hacer

qué est

á pasando

Comunícate con tu hijo o hija con palabras y gestos.

Por ejemplo, si quiere alcanzar una pelota, pregúnta-le: “¿Quieres la pelota?”, dándole tiempo para responder. Cuando te sonría, respóndele sonriéndole.

Estas conversaciones ayudan a tu guagua a apren- der a relacionarse con otros.

Háblale acerca de tus sentimientos y enséñale los sen-timientos de los demás, por ejemplo diciendo: “El osito

está muy contento porque juegas con él”.

Esto le ayudará a reconocer las emociones de los demás. A esta edad, los niños y niñas empiezan a decir las primeras palabras con sentido. Ahora ya “conversan”, como cuando te entregan cosas e imitan los sonidos y acciones de otras personas.

Te hacen saber qué prefieren: ese juguete o esa pelota. Cercanos al año, ya empiezan a apuntar con el dedo la cosas que les interesan.

Entienden el “NO” y que ellos pueden hacer que ciertas cosas pasen.

Esto les permite comunicar mejor lo que quieren y lo que necesitan.

Muéstrame las cosas que puedo hacer, no sólo las que no me están permitidas. Así no tendrás que decirme tantas veces “NO”.

(34)

pregúnt

ate

Tu hijo o hija, ¿cómo te comunica lo

que quiere, lo que piensa y siente?

¿Cómo le demuestras tu amor?

(35)

qué est

á pasando

Juega al “está-no está” y a las escondidas.

Estos juegos ayudan a tu hijo o hija a aprender a superar que tú a veces te vas y a sentir seguridad de que siempre regresas.

Cuando dejes a tu hijo o hija, trata de mostrarte tranquila y usa palabras positivas para despedirte. También le ayudará si le cuentas que el adulto con el que se queda es de confianza y que también lo cuidará bien.

Gracias a sus nuevas capacidades de memoria, los ni-ños y niñas de esta edad saben que las cosas y las personas existen aun cuando no pueden verlas.

Saben que cuando te vas, todavía existes.

Por eso, tu hijo o hija puede alegar a la hora de dormir y llorar por ti en la noche o cuando no estás. Tratará de hacer que vuelvas a través de gestos y llanto.

qué puedes hacer

Las separaciones pueden ser muy difíciles para mí. Veo que siempre vuelves y me siento seguro.

Me siento importante y querida cuando me escuchan, me hablan, me acurrucan y juegan conmigo.

(36)

pregúnt

ate

¿Cómo se pone tu hijo o hija

cuando te vas? ¿Qué le ayuda a

hacer más fácil esa separación?

¿Qué podrías hacer para sentirte

más tranquila cuando estás lejos

de tu hijo o hija?

(37)

qué est

á pasando

qué puedes hacer

Acompaña a tu hijo o hija a descubrir su entorno.

Deja que tome la iniciativa, acompáñalo a explorar las cosas que lo rodean (la tierra, hojas, agua, piedras) y celébrale sus descubrimientos.

Háblale con un lenguaje claro y sencillo sobre lo que estás haciendo.

Utiliza los nombres correctos de los objetos, incluso si tu guagua no los utiliza. Por ejemplo, si dice “ota”, dile “pelota, ¿quieres la pelota?”.

Explorar el mundo permite desarrollar la inteli-gencia y aprender.

Los niños y niñas a esta edad hacen cosas una y otra vez, porque así se divierten y descubren cómo funcio-nan los distintos objetos.

Su capacidad para moverse de diferentes formas les ayuda a explorar y a descubrir nuevas cosas.

Me encanta que motiven y celebren mis descubrimientos.

(38)

pregúnt

ate

¿Cuáles son las actividades favoritas

de tu hijo o hija?

¿Qué cosas ha descubierto tu hijo o

hija en este último tiempo?

(39)

qué est

á pasando

qué puedes hacer

Motiva a tu hijo o hija a pararse sin ayuda y a apren-der a caminar para explorar su ambiente cercano.

Por ejemplo: si a tu hijo o hija le gusta mucho pararse y estar apoyado en algún mueble, ayúdalo y motívalo para que se suelte y vaya donde estás tú. También pue-des tomarle la mano y acompañarlo a caminar.

Si a tu hijo o hija le gusta jugar en el suelo y gatear, déjalo, porque así fortalece sus músculos que lo ayuda-rán a caminar mejor.

¡Bailen juntos! Pon distintos tipos de música y mué-vete a su ritmo. Tu hijo o hija te seguirá y tratará de imitarte. ¡Verán lo entretenido que es!

Los niños y niñas a esta edad ya pueden pararse y aprender a caminar para explorar su ambiente cerca-no. Pueden hacerlo solos, con tu ayuda o apoyándose en algún mueble.

También tienen más habilidades con sus dos manos, con lo que ya pueden hacer rodar una pelota, juntar sus juguetes e incluso comer con su cuchara, aunque boten comida.

¡Mientras más me muevo, más aprendo!

(40)

pregúnt

ate

¿A tu hijo o hija le gusta bailar?

¿Cuál es su música favorita?

¿Le gusta moverse harto o quedarse

más quieto?

(41)

distribución gratuita

prohibida su venta

La colección de 12 guías familiares contiene actividades, infor-mación útil y recomendaciones, diseñadas por el Sistema de Protección Integral a la Infancia chile crece contigo para acompañarlos en el proceso de crianza de sus hijos e hijas.

Esperamos que este material los ayude y les muestre que pueden acompañar a su hijos e hijas a crecer y descubrir el mundo a través del contacto y cariño de todos los días.

¡Los invitamos a ser parte activa del

desarrollo saludable de sus hijos e hijas!

www.crececontigo.cl Para más información te invitamos a visitar La gestación de un niño o niña puede vivirse en con-junto y es una oportunidad para compartir y crecer. Es natural que la noticia produzca cambios trascen-dentales en la familia. Lo importante es saber que puedes experimentar un embarazo saludable y conec-tarte desde el momento de la fecundación con tu hijo o hija. A través de esta guía, queremos acompañarte duran-te la gestación y ayudarduran-te a que establecezcas un vínculo afectivo con tu guagua. Para eso te presen-tamos algunos temas de interés para ti y tu familia: La fecundación y anatomía del embarazo, la gesta-ción semana a semana y cómo reconocer el trabajo de parto. ¡La familia podrá acompañarte y brindarte todo su apoyo durante estos nueve meses de gestación! Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

Gestación saludable Guía familiar para promover un embarazo saludable desde la concepción hasta el trabajo de parto

www.crececontigo.cl Para más información te invitamos a visitar

Lactancia materna Guía familiar para profundizar y fomentar la lactancia materna

Ningún alimento es mejor para las niñas y niños pe-queños, que la leche materna. Tiene todos los nu-trientes que tu guagua requiere, está siempre lista y a la temperatura adecuada. Tómalo con calma; aprender a amamantar puede ser un poco complejo al comienzo, pero luego verás que es un espacio placentero para compartir y conocer a tu guagua. En esta guía familiar profundizamos el tema de la lactancia, de manera de entregarte información y detalles útiles que te ayudarán y acompañarán en el maravilloso proceso de amamantar a tu hijo o hija.

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

desde el nacimiento

www.crececontigo.cl Para más información te invitamos a visitar

Te presentamos la primera parte de la guía del desa-rrollo infantil, donde describimos muchas cosas que tu hijo o hija irá aprendiendo en las distintas etapas que van desde el nacimiento hasta los 12˜14 meses. Cada niño y niña tiene su propio ritmo. Al descubrir cómo es tu hijo o hija, cuáles son sus fortalezas y en qué necesita mayor atención, fomentarás su desa-rrollo saludable. A través de recomendaciones, sugerencias de activi-dades e información útil, te mostramos lo que pue-des hacer para apoyar a tu hijo o hija integralmente: en todas las áreas de su desarrollo. ¡Te invitamos a participar activamente en el desa-rrollo saludable de tu hijo o hija!

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

Desarrollo saludable 1 Guía familiar para el fomento del desarrollo integral en la primera infancia desde el nacimiento hasta los 14 meses

Guía familiar para el fomento del desarrollo integral en la primera infancia desde los 12 hasta los 24 meses www.crececontigo.cl

Para más información te invitamos a visitar

Te presentamos la segunda parte de la guía del desa-rrollo infantil, donde describimos muchas cosas que tu hijo o hija irá aprendiendo en las distintas etapas que van desde los 12 hasta los 24 meses. Todas las etapas son importantes. Ahora hay nuevos desafíos para seguir conociendo a tu hijo o hija en esta nueva fase de crecimiento y así continuar fo-mentando su desarrollo saludable. A través de recomendaciones, sugerencias de activi-dades e información útil, te mostramos lo que pue-des hacer para apoyar a tu hijo o hija integralmente: en todas las áreas de su desarrollo. ¡Te invitamos a participar activamente en el desa-rrollo saludable de tu hijo o hija!

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

Desarrollo saludable 2

www.crececontigo.cl Para más información te invitamos a visitar

Hábitos y cuidados Guía familiar para los cuidados y necesidades básicas en la primera infancia desde el momento de nacer hasta los 2 años

Los hábitos y cuidados hacen que los niños y niñas se sientan seguros y amados. Esto les ayuda a desa-rrollar la confianza en sí mismos y a tomar control de su mundo. En esta guía familiar profundizamos el tema de los hábitos de sueño y alimentación, así como los cui-dados básicos relacionados con la muda, el baño y los dientes. Encontrarás consejos para identificar algunos proble-mas de salud que tu hijo o hija podría presentar durante sus primeros años de vida. Cuando los niños y niñas saben lo que pueden espe-rar, se sienten libres de descubrir, crecer y aprender.

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

www.crececontigo.cl Para más información te invitamos a visitar

Los primeros años son fundamentales en el desarro-llo de los niños y niñas. Todo lo que ocurre en este tiempo —el cariño y amor que reciba, los cuidados, la estimulación, las experiencias que tenga— mar-carán su forma de ser, de pensar y de relacionarse con las demás personas. En esta guía familiar hacemos sugerencias y reco-mendaciones para el cuidado y fortalecimiento del vínculo afectivo entre el recién nacido y su familia a través del contacto y cariño de todos los días.

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

Generando lazos Guía familiar para el fortalecimiento del vínculo afectivo en la primera infancia desde el nacimiento

www.crececontigo.cl Para más información te invitamos a visitar

La alimentación es importante para el desarrollo saludable de tu hijo o hija. Esta guía familiar te ofrece consejos prácticos para que a través de la alimentación puedas ayudar a que tu hijo o hija adquiera hábitos alimenticios y apro-vechar esta actividad cotidiana para convertirla en una oportunidad de conexión entre ustedes. A medida que tu hijo o hija va creciendo, su alimen-tación cambia y queremos mostrarte lo que puedes hacer en cada etapa para ayudar a desarrollar hábi-tos de alimentación saludable. Además te presenta-mos algunas recetas que te ayudarán a elaborar comida rica y saludable que incluso podrás preparar junto a tu hijo hija.

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

Alimentación saludable Guía familiar para promover la alimentación saludable en la primera infancia desde el momento de nacer hasta los 5 años www.crececontigo.cl

Para más información te invitamos a visitar

Los niños y niñas pequeños suelen ser muy activos. La actividad y la capcidad de moverse los ayuda a desarrollar coordinación, fuerza y un estado físico más saludable. Por medio del movimiento, los niños desarrollan su capacidad para pensar, comunicarse, explorar e interactuar con el mundo que los rodea. En esta guía familiar profundizamos el tema de la seguridad y prevención para que tu hijo o hija pueda explorar con confianza, seguridad y sin daño. Te presentamos los elementos y situaciones de riesgo más comunes para que estés atento y las conviertas en un entorno seguro. Incluimos además una sección que te ayudará a tratar la mayoría de las lesiones frecuentes y enfrentar algunas emergencias. Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

Entorno seguro Guía familiar para fomentar la exploración saludable y segura en la primera infancia desde el momento de nacer hasta los 5 años Nacidos para leer

Guía familiar para el fomento de la lectura en la primera infancia desde antes de nacer hasta los 4 años www.crececontigo.cl

Para más información te invitamos a visitar

La lectura te brinda, a ti y a los tuyos, una ocasión para crecer, soñar y conocer. Una ocasión para mejo-rar la calidad de vida y alcanzar mejores oportunida-des escolares, laborales y humanas. La lectura nos permite estimular nuestra imagina-ción, ampliar nuestro conocimiento, nuestro len-guaje y mejorar nuestra comprensión del mundo. Leer nos convierte en personas más integrales, más tolerantes, más críticas y mejor preparadas. Esta guía familiar es un aliento a leer, pero es, más que nada, una motivación a acercarte a tu familia, a conocer más a tus hijos e hijas, a estar más cerca de ellos, a crear lazos estrechos. Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

Momentos cotidianos Guía familiar para el desarrollo de actividades de estimulación en la primera infancia desde el momento de nacer hasta los 24 meses www.crececontigo.cl

Para más información te invitamos a visitar

Potenciar el desarrollo saludable de tu hijo o hija puede hacerse en todo momento, como parte de la vida cotidiana. Estos momentos son grandes opor-tunidades para el contacto y el aprendizaje. Las actividades de la vida diaria como la alimenta-ción, el baño, la muda y el juego pueden ser mági-cos momentos para estimular el desarrollo saludable de tu hijo o hija. En esta guía familiar te presentamos 32 actividades en momentos cotidianos que te ayudarán a estimu-lar el desarrollo saludable de tu hijo o hija, desde su nacimiento a los 24 meses. ¡Que las disfruten!

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

Creciendo con música Guía familiar para el fomento de la música en la primera infancia desde antes de nacer hasta los 4 años www.crececontigo.cl

Para más información te invitamos a visitar

Las artes, incluyendo la música, juegan un papel importante en el mejoramiento de la calidad de vida para personas de todas las edades y contextos. Investigaciones muestran que la música contribuye al desarrollo saludable de las niñas y niños desde su primera infancia: crea un ambiente rico que fomen-ta su autoestima y promueve su desarrollo social, emocional e intelectual. Las niñas y niños pequeños tienen su primer contac-to con la música a través de ustedes, su familia y personas cercanas. Por medio de actividades como cantar, escuchar, bailar y jugar, pueden ayudar a sus hijos e hijas a crecer de maneras importantes, plenas e integrales. Esta guía familiar plantea diferentes formas en las que la música puede enriquecer la vida de tu hijo o hija y ofrece sugerencias prácticas de llevar la músi-ca a tu hogar.

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

www.crececontigo.cl

Para más información te invitamos a visitar Aprender jugando

Guía familiar para fomentar el juego como manera de conocer y explorar el entorno

El juego es divertido e importante para el desarrollo intelectual, social, emocional y físico de las niñas y niños pequeños. A través del juego, desarrollan la capacidad de resolver problemas, para relacionarse con otros, para comunicarse y expresarse y muchas otras destrezas esenciales para un desarrollo saluda-ble que lleve a una vida adulta plena. El juego también es importante porque los incluye a ustedes como familia: Los niños y niñas aprenden mejor a través de sus experiencias diarias con las personas cercanas y en quienes confían y, sobre todo, cuando el aprendizaje es a través del juego. Esta guía describe cómo los niños y niñas aprenden a través del juego, de qué forma los diferentes tipos de juego contribuyen al desarrollo saludable, qué juguetes son más útiles y cuál puede ser tu rol apo-yando a tu hijo o hija a través del juego diario.

Esperamos ser un apoyo a la crianza y desarrollo saludable de sus hijos e hijas durante los meses y años por venir.

(42)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...