PATOLOGÍA DE PARTES BLANDAS

Texto completo

(1)

1

PATOLOGÍA DE PARTES BLANDAS

4. CALCIFICACIONES EN PARTES BLANDAS

Como ya se ha comentado con anterioridad, la presencia de calcificaciones en partes blandas es muy frecuente, y puede en unas ocasiones asociarse a sintomatología y en otras no. Algunos de los casos presentados mostraban su presencia como en secuelas de traumatismos (miositis osificante), patología inflamatoria (esclerodermia, infestacio- nes), endocrina (hiperparatiroidismo), tumorales (angiomas), etc.

Las calcificaciones se pueden clasificar en:

Distróficas: son aquellas que aparecen sobre tejidos dañados previamente.

Metastásicas: se deposita calcio sobre tejidos normales, generalmente asociadas a enfermedades metabólicas.

Calcinosis: generalmente en tejido cutáneo, subcutáneo o tejido conectivo, sin asociación con enfermedad metabólica.

Pueden asociarse a enfermedad vascular o colagenopatías. Dentro de este grupo pueden ser circunscritas, universales o tumorales.

Miscelánea: otras calcificaciones no incluidas en los apartados anteriores.

Según su etiología pueden ser muy variadas, y se clasifican en:

1. Relacionada con articulaciones:

• Condrocalcinosis (ver en rodilla).

• Tumoral (caso 3.7).

• Condromatosis sinovial (ver hombro).

• Calcificación por tendinosis (ver apartados de hombro, rodilla y tobillo).

• Tofo gotoso (ver apartado de pie).

2. Circunscrita en manos (esclerodermia) (caso 2.3).

3. Calcinosis universal (dermatomiositis) (caso 2.2).

4. Relacionadas con vasos (arteriales y venosas).

5. Miositis osificante (congénita o secundaria) (caso 1.8).

6. Paniculitis (enfermedad de Weber-Christian).

7. Tumorales (de partes blandas, extensión de hueso o degeneración tumoral) (caso 3.7).

8. Metastásicas (hiperparatiroidismo). (caso 2.14).

9. Cicatriciales: quistes de inyecciones o sobre cicatrices fibrosas.

10. Parasitarias: cisticercosis, filariasis (caso 2.10).

(2)

Patología de partes blandas / Calcificaciones en partes blandas / Calcificaciones vasculares

• 4.1 CALCIFICACIONES VASCULARES

Caso 4.1. Flebolitos

Las calcificaciones dependientes de las venas, denominadas flebolitos, son muy frecuentes en áreas donde el plexo venoso es abundante, como la pelvis. Se caracterizan por ser redondeadas y presentar un centro algo menos denso. Se originan en pequeños trombos que sufren metaplasia ósea.

Historia clínica: Mujer de 65 años que refiere dolor de cadera izquierda.

4.1. Flebolitos Figura 4.1

Coxartrosis izquierda severa. Presencia de calcificaciones redondeadas sobre la región púbica, correspondien- tes a flebolitos (1).

Pueden apreciarse también imágenes de calcificación de tipo lineal en el trayecto de las arterias ilíacas, relacio- nadas con ateromatosis (2).

(3)

3 Caso 4.2. Calcinosis por estasis venosa

En áreas donde el sistema venoso está congestivo o ectásico se puede producir calcificación del tejido celular subcutáneo, siendo frecuente en las piernas. Se caracterizan por ser pequeñas y distribuirse en zonas relativa- mente amplias.

Historia clínica: Paciente con antecedentes de gonartrosis intervenida mediante osteotomía valguizante.

4.2 A y B. Calcinosis por estasis venosa Figura 4.2 A y B

Presencia de pequeñas calcificaciones (1) en tejido celular subcutáneo, en ambas piernas, de distribución simétrica, relacionadas con mala circulación venosa.

Caso 4.3. Trombosis calcificada

Historia clínica: Paciente con insuficiencia renal crónica, portador de fístula arteriovenosa en antebrazo. Últi- mamente el flujo obtenido ha disminuido de forma importante.

4.3. Trombosis calcificada Figura 4.3

Radiografía lateral del antebrazo en la que se aprecia calcificación arterial extensa, longitudinal, y calcificación grumosa distal en la zona de la fístula por trombosis.

(4)

Patología de partes blandas / Calcificaciones en partes blandas / Calcificaciones vasculares

Caso 4.4. Trombosis venosa larga

Al igual que en los flebolitos o en las malformaciones, las trombosis intravenosas crónicas de venas gruesas pueden calcificarse, siendo estas de forma alargada.

Historia clínica: Paciente con displasia congénita de caderas, que ha sufrido episodios de tromboflebitis repeti- dos. Presenta circulación colateral en piernas y abdomen.

4.4 A y B. Trombosis venosa larga Figura 4.4 A y B

Radiografía AP de pelvis (A) y lateral de columna lumbar (B) que además de mostrar una luxación con ascenso de las cabezas y formación de nuevo acetábulo sobre el reborde ilíaco superior presentan una calcificación de aspecto lineal, irregular, en el trayecto de las venas ilíacas y cava, que corresponde a un trombo crónico y calcificado en su luz.

(5)

5

• 4.2 CALCIFICACIONES DISTRÓFICAS

Son aquellas que asientan sobre tejidos previamente dañados, como quemaduras, electrocución, radiote- rapia, etc. No presentan una característica definida y son de aspecto grumoso. No debemos olvidar que en ocasiones sobre estos tejidos pueden aparecer tumoraciones secundarias como condrosarcomas u osteo- sarcomas de partes blandas, por lo que un aumento de volumen y crecimiento rápido con calcificaciones nos obligaría a descartarlos.

Caso 4.5. Calcificaciones posradioterapia

Historia clínica: Paciente con antecedente de sarcoma de peroné que fue tratado mediante resección y pos- terior radioterapia. Se le realiza un control varios años después.

4.5 A y B. Calcificaciones posradioterapia Figura 4.5 A y B

Radiografías AP y lateral de pierna. Se aprecia la resección de la mitad proximal del peroné y la presencia de calcificaciones irregulares en el territorio que fue radiado.

(6)

Patología de partes blandas / Calcificaciones en partes blandas / Calcificaciones distróficas

Caso 4.6. Condromatosis sinovial

La membrana sinovial hipertrófica produce múltiples crecimientos metaplásicos de cartílago, la mayoría de las veces intraarticular, pero que en ocasiones afectan a las vainas tendinosas o bursas. Es frecuente que los fragmentos cartilaginosos se calcifiquen e incluso se osifiquen, y muchas veces se desprenden y quedan libres en la cavidad articular. Este es un proceso habitualmente monoarticular y más frecuente en adultos jóvenes.

4.6 A y B. Bursitis calcificante Figura 4.6 A y B

Radiografías AP y lateral de rodilla, con presencia de calcificaciones en la bursa prerrotuliana como consecuen- cia de condromatosis o distrofias.

(7)

7 Caso 4.7. Osificación de la grasa infrapatelar

Las osificaciones pueden deberse a cambios distróficos, como la necrosis de los tejidos de partes blandas, o a metaplasia ósea pseudotumoral. También aparecen en pacientes con daño cerebral, principalmente en cade- ras, llegando a provocar anquilosis.

4.7 A y B. Osificación de la grasa infrapatelar Figura 4.7 A y B

Radiografías AP y lateral de rodilla, con presencia de focos de osificación en la grasa de Hoffa o infrapatelar.

Puede distinguirse de las calcificaciones que la rodean por mostrar diferenciación corticomedular y trabecula- ción interna.

(8)

Patología de partes blandas / Calcificaciones en partes blandas / Calcificaciones distróficas

Caso 4.8. Cuerpos libres intraquísticos

Los cuerpos libres o fragmentos de cartílago o de hueso subcondral se localizan habitualmente dentro de la articulación. En ocasiones migran a través de hiatos de comunicación hacia las bursas que rodean las articula- ciones y simulan otro origen de la calcificación. Es conveniente valorar su origen articular mediante el estudio de los espacios articulares.

Historia clínica: Paciente con dolor en cara anterior de rodilla y sensación de tensión en hueco poplíteo.

4.8 A y B. Calcificaciones en el interior de quiste poplíteo

Radiografías AP y lateral de rodilla, con presencia de focos de calcificación proyectados sobre el hueco poplí- teo, en paciente que muestra importante disminución de la amplitud articular femoropatelar. Son sugestivas de cuerpos libres calcificados y acumulados en un quiste poplíteo, dada su localización posterior al vientre ge- melar (1) y situadas en la mitad medial de la rodilla, evitando la confusión con el hueso sesamoideo del tendón gemelar externo o fabela.

(9)

9 Caso 4.9. Calcificación insercional

En zona de inserción tendinosa son frecuentes las calcificaciones y las osificaciones. Las primeras son predo- minantes en el interior de los tendones por depósito de cristales (hidroxiapatita, pirofosfato cálcico), mientras que las osificaciones son más comunes en el punto de unión con el hueso, y pueden derivar de una excesiva tracción sobre la apófisis o formación de hueso reactivo.

Historia clínica: Paciente con dolor en cadera de varios meses, que no cede con tratamiento habitual.

4.9. Calcificación distrófica por tendinosis y osificación por entesis Figura 4.9

Radiografía de cadera donde se aprecian calcificaciones grumosas peritrocantéricas en zona correspondiente a los tendones glúteos y la bursa, que indican proceso inflamatorio regional. En el reborde inferior del trocánter mayor se aprecia una zona de mayor densidad, similar a una exóstosis, en relación con osificación insercional en el origen del vasto lateral.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :