I R EMILIO TORRES Bombita. 15 céntimos 20 céntimos

Texto completo

(1)

N ú m e r o 6 6 E x t r a n j e r o

I R E M I L I O T O R R E S Bombita

1 5 céntimos 2 0 céntimos

(2)

Rafael Guerra (Guerrita) 27 Septiembre 1 8 8 7 Capuchinos, io. Córdoba

Antonio-Moreno .Lagartijillo.) 12 Mayo 1 8 9 0 Apoderado: D . Enrique Ibarra Ciarán , Esperanza, 3 Madrid.

Francisco Bonal (Bonárillo) 27 Agosto 1 8 9 1

Apoderado: D. Rodolfo Martín Victoria, 7, entresuelo.

José Rodríguez vPepete) 3 Septiembre 189 c Apoderado: D . Francisco

Fernández, Cruz. 25 seguudó, Madrid

Antonio Reverte Jiménez 1 6 Septiembre 1 8 9 1 Iniesta, 33 . Sevilla

Antonio Fuentes 17 Septiembre 1893 Apoderado: D . Andrés Vargas,

Montera, 19, tercero, Madrid.

Emilio Torres (Bombita) 21 Junio 1894 Apoderado: D . Pedro Niembro,

Goreuera, 14. Madrid.

Miguel Báez (Litri) 2 8 Octubre 1 8 9 4 Apodeiado: D. Vicente Ros,

£Buenavista, 4 4 . Madrid.

i José G ; leía (Algabeño)

; _^Kse* 2 2 S .'ptiembre 1 8 9 5

Apoderado : L) Francisco Mata, San Eloy, 5, Sevilla.

Nicanor "Villa 'Villita) 2 0 Septiembre 1805 Apoderado: t> Enrique Moreno Carretera de Madrid, 136, Zaragoza

Joaquín Hernández (Parrao) 1.' Nov. 1 8 9 0 . — D . Fetnand Mediní Moreno, Capuchinos. t;. Sevilla

Cayetano Leal (Pepe-Hillo) 15 Agosto 1 8 8 7 Apoderado: D Mteuel Santiuste, Victoria, 2 , Restaurant, Madrid

Juan Arregui (Guipuzcoan-)) 2 0 Marzo i 8 9 2 A su nombre. Amor de Dios, 9 ,

Domingo del Campo (Dominguín) 1 7 Diciembre 1893 A su nombre. Amparo, 9 4 .

. Madrid.

Bartolomé Jiménez (Murcia) 18 Marzo 1 8 9 4

A su nombre: Plaza dei Progreso, 14, Madrid.

José Villegas (Potoco).—2y Junio de 1894 =Apoderado;M Encalante G ó - mez (virgiiio). - Sopranis 28 Cádiz.

Angel García Padilla 2 2 Agosto 1895 Apoderado: D . Pedro Ibáñez Mayenco, 1 <livar. 4. Madrid.

Antonio Guerrero (Guerrerito) 10 Noviembre 1895 Apoderado: D . Francisco Mata,

San Eloy, número 5, Sevilla.

Carlos Guasch Finito)

• Septiembre 1 8 9 6 A su nombre: Valencia Apoderado: D . Adolfo Sánchez

Linares.

D. Mariano Ledesma, Rejoneadoi español,

D. Andrés Borrego, n , Madrid.

Julio Martínez (Templaíto) Apoderado D . José López Infantas, 27, Alicante

(3)

AÑO II Director :

MADBID 5 DE JULIO DE 1897 0. LEOPOLDO LOPEZ DE 841 Director artístico:

Administrador: D JOSE 80RR0SAL. D. EMILIO PORSET NÚM. 66

Nicolás Baro y Gabriel Caballero

Nicolás B a r o , banderillero sin apo- do en los tiempos de m a y o r esplen- dor del toreo, permaneció en l a cua- drilla de M o n t e s , hasta que éste dejó de torear, ingresando después en la del Chiclanero, del cual era herma- no político.

A u n q u e con el capote no fué un peón de g r a n mérito, como banderi- llero, p o r los muchos conocimientos adquiridos al lado de Paquiro y R e - dondo, era notabilísimo; y rara vez dejaba de alcanzar aplausos al p a - rear, suerte que alegraba extraordí nanamente.

S u principal defecto, más común de lo que generalmente debiera ser, fué el banderillear p o r un solo lado.

S u buena presencia y su carácter dócil y complaciente le conquistaron bastantes simpatías.

S e inutilizó para l a lidia, de cuya escena desapareció en 1874, después de haber trabajado bajo las órdenes de diversos matadores, á consecuencia de una caída que sufrió a W o l c a r l a d i - ligencia en que viajaba.

G a b r i e l Caballero, si no alcanzó este diestro notoria celebridad como banderillero, ni como matador de novillos en plazas de inferior categoría, la obtuvo muy justa y merecida como p u n - tillero, siendo uno de los que con mayor habilidad y acierto han desempeñado este cargo.

Figuró á la cabeza de los puntilleros como el más antiguo del gremio en las funciones rea- les que se celebraron en 1878, y murió en esta corte, de donde era natural, hace próximamen- te diez años.

Nicolas'; Baro. Gabriel Caballero.

(4)

4 P A N Y T O R O S

ODAS las suertes que el lidiador ejecuta con los toros d e s d e ^ u e salen ganosos de pelea hasta que les arrastran las m u í a s , pueden reducirse, y de hecho se reducen á la sencilla clasificación de suertes de movimiento, suertes de reposo y suertes mixtas. L a s comprendidas en los dos primeros grupos son fundamentales, subsistentes por si mismas, y se adaptan á l a propia realidad de donde toman su nombre; así como las mixtas se forman de los dos elementos de a q u é l l a s , combinados debidamente.

O el lidiador v a á buscar a la astada fiera para realizar todo aquello que cree necesario ó conveniente den- tro de los preceptos de l a lidia, ó, por el contrario, espera á pie firme l a acometida de l a res, por entender que é s t a sea l a forma m á s propia y pertinente para lograr lo que se propone, ó porque así lo pidan las condicio- nes del toro, en cuyo caso el lucimiento h a b r á de ser m a y o r y los resultados m á s eficaces.

E n el primer caso, la suerte ejecutada con movimiento ó arranque por parte del diestro, q u e d a r á c o m - prendida en el grupo de los lances de movimiento; y en el segundo, cuando el diestro espera, l a suerte s e r á de reposo, por l a tranquilidad con que el lidiador h a aguardado. L a s suertes mixtas p a r t i c i p a r á n de ambos elementos.

E n los tres tercios en que la lidia se divide se ejecutan suertes de todas esas clases. Así, durante el tercio de varas, se realiza la v e r ó n i c a , que es suerte de reposo; y la de correr los toros á punta de capote ó en otra forma, s e r á n de movimiento. E n banderillas s e r á suerte de reposo el cambio ó quiebro, y de movimiento el cuarteo ó el sesgo. E n el ú l t i m o tercio h a y dos momentos distintos, el de p r e p a r a c i ó n para el mismo acto de la muerte, mediante el uso de l a m u l e t a , y el de clavar el estoque. Durante ese primer momento, ó sea m i e n - tras que el matador hace uso de la roja muleta, todos los pases, con l i g e r í s i m a s excepciones, pertenecen á las suertes de reposo; y se comprende en é s t a t a m b i é n l a de recibir, y en l a de movimiento l a de v o l a p i é , que son las dos fundamentales de matar, puesto que las d e m á s denominaciones que se usan con este tercio son real y positivamente derivadas de a q u é l l a s , y , por tanto, s e g u i r á n en su s e p a r a c i ó n y nomenclatura las que para sus primitivas se adopten.

E l completo reposo en los pies, el acto de parar, s e r á el elemento constitutivo, el c a r á c t e r esencialísimo de las suertes llamadas de reposo. A pesar de ello, cuando el diestro se h a movido no teniendo l a suficiente serenidad, el preciso conocimiento ó la buena fortuna para permanecer tranquilo y parado en el sitio desde donde se ha hecho el cite, no se dice que la suerte h a y a dejado de hacerse, sino que, para demostrar l a i m - perfección con que ha sido ejecutada, se emplea la palabra movido. Pero no se entiende que esa i m p e r f e c c i ó n de origen forme otra nueva suerte, porque eso no sería racional n i lógico.

Solamente pretenden algunos que l a suerte de r e c i b i r — ¡ c o s a e x t r a ñ a y particular!—reciba el nombre de aguantar; es decir, que sea una suerte n u e v a , cuando e l diestro se ha salido del terreno del desafío en l a acometida de l a res. P o r respeto a l buen sentido no puede admitirse como exacta tal p r e t e n s i ó n .

De lo expuesto se deduce, y a q u í e s t á el objeto principal de estas l í n e a s , que en esas suertes de quietud, para que puedan estimarse como tales y como ejecutadas con arreglo á lo que ellas son, basta y es suficiente que el diestro guarde en ambos pies ó en uno de ellos solamente completa quietud é invariable posición, sien- do, en su consecuencia, completamente accidental que los pies e s t é n juntos formando escuadra. Accidental hemos dicho, y no es este calificativo el m á s exacto y que fielmente retrate y fije nuestro pensamiento. Indi- c a r í a esa palabra accidental, que p o d r í a n ejecutarse las suertes de reposo con los pies juntos; y realmente esto s e r á , en casi todos los casos, completamente imposible.

L o s pies parados y los pies juntos son t é r m i n o s que por algunos puristas excesivamente exigentes se c o n - funden de u n modo lastimoso. S i con los pies parados se deben ejecutar todas las suertes de reposo, con los pies juntos yo no he visto que se h a y a n realizado nunca. E s m á s , entiendo que en la p r á c t i c a s e r á completa- mente imposible su e j e c u c i ó n .

¿Será posible lancear á l a v e r ó n i c a con los pies juntos? ¿No h a b r á que separar uno ú otro pie para cargar l a suerte, s e g ú n se haga é s t a por uno ú otro lado? ¿ P o d r á moverse el cuerpo con agilidad para repetir la suerte conservando los pies en la forma indicada? N o lo creemos. Y si cualquiera quiere convencerse de la exactitud de lo que a q u í consignamos, basta hacerlo, no y a delante de u n toro, porque la presencia de é s t e sería suficiente para desequilibrarle l a posición de los pies juntos, sino s e ñ a l a n d o la suerte en el toreo de salón. Y lo que decimos de l a v e r ó n i c a , es aplicable al cambio ó quiebro en banderillas, y á las d e m á s suertes de reposo.

S i esa posición de los pies juntos es irrealizable en l a p r á c t i c a , ¿para q u é ha de consignarse como cierta en el terreno de los principios?

J . VAZQUEZ

(5)

P A N Y T O B O S 5

I O B R E C U S A . - ( D i b u j o de E . Porser.)

L Pititi era un diestro que a d q u i r i ó cierta celebridad, no exenta de j u s t i c i a , pues sin llegar á la subli- m i d a d , c u m p l í a , resultando en conjunto aceptable.

Saltaba l a garrocha con gran limpieza, y en obsequio de la verdad diré que no tenía rival en esa suerte; pasaba de muleta con alguna elegancia; cuando pareaba q u e r í a cumplir lo mejor posible, c o n s i g u i é n d o l o en casi todas las ocasiones; y en la hora suprema era cuando el hombre flaqueaba algo, v o l - viendo l a cara que era u n primor.

U n defecto t e n í a , defecto que fué l a causa que le obligó á dejar el toreo, cuando éste le ofrecía, sino un porvenir m u y glorioso, al menos descansado.

Como he dicho, el Pilití tenia una falta, y ésta era ser extremadamente supersticioso.

L e o c u r r i ó muchas veces que t e n í a que torear que derramaba la t i n t a , r o m p í a un espejo ú otra cosa por el estilo, y no h a b í a poder humano que lo hiciese torear.

S i por casualidad el primer toro de una corrida era negro, el Pititi sufría horriblemente durante toda l a tarde, y en m á s de una ocasión le resultaba el trabajo deslucido, estando en peligro de ser alcanzado por a l - guna res, pues el miedo que se apoderaba de él era horroroso.

L a gente ignoraba este ílaco de el Pititi, hasta que por incidente se supo, y en corta cantidad de tiempo a d q u i r i ó ciertas proporciones, que tuvo m á s de una cogida el pobre espada, que se azoraba grandemente con los chillidos del p ú b l i c o , que le echaba en cara su debilidaz y su ignorancia, si a s í se puede llamar, y q u é se y o cuantas cosas m á s , porque los dicterios y cuchufletas eran sangrientas en alto grado.

No faltó un g u a s ó n (que en casos semejantes abundan), que le j u g a r a una mala pasada al pobre Pitití, y apurando la inteligencia b u s c ó un medio para dar una broma al infeliz torero.

Tras muchas cavilaciones e n c o n t r ó un medio magnífico, y hombre de dinero no r e p a r ó en pelillos para que resultara la guasa con todo el esplendor posible.

Se puso en c o m b i n a c i ó n Don Pepe, que tal era el nombre del que maquinaba contra Pititi con varios a m i - gos de su calaña, y d e s p u é s de una larga conferencia, en la que se discutieron diferentes f ó r m u l a s , quedaron aceptadas las proposiciones de D . Pepe, el iniciador de la fiesta.

A l d í a siguiente m a r c h ó D . Pepe á P a r í s , volviendo al poco tiempo a c o m p a ñ a d o c'e un notabilísimo v e n - t r í l o c u o , á quien D . Pepe h a b í a contratado para que sirviera de instrumento en los m a q u i a v é l i c o s proyectos de

aquella pandilla de guasones.

Para que nuestros lectores se hagan cargo del ingenio con que estaba preparada la b r o m a , diremos que l a ciudad donde o c u r r í a esto, era una población andaluza hasta el hueso, y c é l e b r e por sus ricos vinos.

Todos los preparativos £e llevaban á cabo con gran rapidez, pues se iba á celebrar una corrida en l a que El Pilití m a l a r i a solo cuatro reses de una afamada g a n a d e r í a .

(6)

6 P A N Y T O E O S

P o r fin llegó el día deseado, y nuestros héroes ocuparon un cajón de contrabarrera cerca de la Presidencia.

E l diablo, que parece presidir todo lo malo, parece que dispuso que el ú l t i m o toro fuera un torazo negro como la noche, y capaz de infundir miedo al mismo lucero del alba, si es posible que éste pueda tenerlo de algo.

A q u e l l a tarde tuvo el PitiH el santo de cara, y á decir de algunos espectadores, viejos aficionados, j a m á s e h a b í a n visto tan valiente n i tan parado.

¡Qué quites m á s arriesgados! ¡Qué par de palos clavó al tercero! ¡Qué modo de pasar! ¡Qué estocadas!

aquello era er.disloque.

E l Pititi estaba rebosando de a l e g r í a .

N o recordaba en su larga carrera taurina, haber hecho tantas filigramas.

L o menos t e n í a para fumar un a ñ o con los cigarros que le h a b í a n arrojado locos de entusiasmo los c o n - currentes.

¡ H u b o algunos que le t i r a r o n hasta dos chaquetas!

Cuando sonó el clarín para que saliera el ú l t i m o , t o d a v í a estaba nuestro protagonista devolviendo objetos:

sombreros, botas de v i n o , calzado, bastones, ¡la mar!

¡Arza! ¡arza! dijo á un tiempo todo el público, al ver que se echaba encima todo el burel, y el Pititi, saltó con gran donaire al callejón.

E l b i c h o , v i é n d o s e burlado, bramaba de i r a y lo debafiaba á dos ó tres metros de l a barrera.

V e r el toro y demudarse el Pititi, fué i n s t a n t á n e o ; un temblor convulsivo se a p o d e r ó de él en tal forma, que los dientes le c a s t a ñ e a b a n .

¡ S e g u r a m e n t e le ofreció á su patrona la V i g e n del C a r m e n , si le libraba de aquel demonio, rezarle doscien*

tos Padre nuestros y quinientas A v e - m a r í a s ! ¡ P o b r e Pititi, c u á n t o sufría en aquel momento!

Cuando se le pasó aquel miedo tan horroroso que se a p o d e r ó de él, sus admiradores de antes lo apostrofa- ban por su tranquilidad al ver c ó m o el toro derribaba á un caballo, poniendo en grave aprieto a l picador que gateaba hacia el burladero mientras u n p e ó n se l l e v a b a á l a fiera.

E l Pititi no sabía lo que le pasaba; el público continuaba i n j u r i á n d o l o , y sin darse cuenta de nada iba á todas partes menos donde h a c í a falta.

U n picador h a b í a salido por el aire, cayendo tras el toro, que destrozaba al pobre jamelgo, que se agitaba en los exteriores de la a g o n í a .

E l piquero corría grave riesgo, y el Pititi, que así lo c o m p r e n d i ó , fué á llevarse al toro. Hizo el c o r n ú p e t o por él, y e m b a r u l l á n d o s e de tal forma, que el toro lo lanzó al é t h e r .

P o r fortuna salió ileso, remachando este percance m á s el clavo, por lo que excusamos decir el asco que le t o m a r í a al animalito.

P a s ó el segundo tercio sin n i n g ú n otro incidente, y llegó la hora suprema, con harto disgusto suyo.

B r i n d ó , y se dirigió hacia el bicho, que se defendía ferozmente. Como Dios le dio á entender lo pasó dos ó tres ocasiones, y en una de las veces le p a r e c i ó notar en el toro algo e x t r a ñ o . E l miedo que le dominaba a u m e n t ó , é inconscientemente se detuvo u n momento, oyendo una voz que p a r e c í a v e n i r del toro, que le decía:

—¡Asegúrame, asegúrame, porque si no te mato!

N o a c a b ó de escuchar l a ú l t i m a palabra, porque dio un grito terrible, y tirando el estoque y m u l e t a , salió como a l m a que lleva el diab'o.

De donde se hallaba Don Pepe con sus amigos partieron grandes carcajadas, que llamaron l a a t e n c i ó n de los espectadores, pues se quedaron estupefactos al notar la d e s a p a r i c i ó n del miedoso espada.

No se volvió á saber m á s de el Pititi, que se e v a p o r i z ó , sin que fuera posible hallar rastro de su persona.

M A K I C L E S C A L A N T E GOIIEZ (Virgilio).

Cádiz.

Ecos de Francia

N i m e s . — A n t o n i o Moreno, Lagartijillo, t o r e a r á en esta p l a z a el d í a 1.° del p r ó x i m o Agosto, h a b i é n d o l e contratado l a empresa que tiene en arriendo el circo taurino de Burdeos, p a r a que tome parte en dos c o r r i - das que c e l e b r a r á n los d í a s 25 y 30 del actual.

D i j ó n . — E n t r e las varias fiestas que en esta hermosa y pintoresca v i l l a se preparan, figura una gran corrida de toros, en l a que l i d i a r á n ganado de una acreditada vacada e s p a ñ o l a Minuto y F é l i x Robert.

P e r p i g n a n . — G u e r r i t a y Concjil<> t r a b a j a r á n en . esta plaza el día 14 del corriente. Los buenos aficiona-

dos á l a fiesta e s p a ñ o l a e s t á n muy contentos, y confían en las excelencias del cartel.

B e z í e r s . — J o s é Centeno h a sido escriturado por l a empresa d é esta plaza p a r a torear en dos corridas los d í a s 4 y 11 del presente.

M o n i d e M a r s a n - He aquí el orden en que han de verificarse las corridas anunciadas para los d í a s 18, 19 y 20 del que rige.

Domingo 18.—Primera corrida: seis toros de cinco a ñ o s de l a g a n a d e r í a de Gómez de Peralta, espadas La- javiijillo y Reverte con sus respectivas cuadrillas.

Lunes 19.—Corrida landesa.

Martes 20.—Segunda corrida: seis toros de D . Juan Manuel Carreros, de Salamanca, espadas Guerrita y Reverte.

L a circunstancia de venir á torear Guerrita, h a des- pertado a q u í verdadero entusiasmo, y e s p é r a s e sean muchos los amateurs que de los puntos inmediatos acudan, deseosos de aplaudir nuevamente las faenas de Rafael y Antonio. P o r su parte, l a C o m p a ñ í a del M i d i ha establecido un servicio de trenes á precios reduci- dos, que h a r á n el viaje directo á Burdeos.

I T B A M C .

(7)

M Corrida de Ibaira lidiada por Dominguíii

—3 F o t o g r a f í a s Irigoycn, expresament: para P A N Y T O R O S

D o m i n g u i n , viendo caer su primer v í c t i m a .

lo que h a g o y o c o n l a c a p a ;

¡ e m p e ñ a r l a en p l e n o i n v i e r n o !

E r a u n toro noble, hermoso, le l l a m a r o n C o n c e j a l ,

y en l u g a r de d e c i r ¡Mu!

d e c í a : ¡Esto y a es faltar!

C H A C O L I

Cositas

—¿Qué te h a b l a b a M a z z a n t i n i cuando e n t r ó á p i c a r el Pelos?

¿Te h a d i c h o que hagas t ú el quite

— N o , que m e quite de enmedio.

* * P a r a atracarse de toro no h a y como el m a l e t a O c h a v o : (se t r a g a dos ó tres k i l o s , si le d a n en estofado.)

• *

* P o c o s h a r á n , de seguro, de los toreros modernos,

Domioguin pasando al toro que le c o g i ó .

P a t o l o g í a taurina

E l Sarro es un n o v i l l e r o que e m p e z ó hace siete meses despachando, entre otras reses, cerdos en u n m a t a d e r o .

C l a v ó luego b a n d e r i l l a s a l l í e n l a P l a z a M a y o r , y el t o r o t u v o e l h o n o r de r o m p e r l e dos c o s t i l l a s .

A l s a l i r del h o s p i t a l m a t ó en c i e r t a n o v i l l a d a , y desde entonces fué espada...

¡ c o m o pudo ser p u ñ a l ! Y á r a í z del hecho a q u e l se e l e v ó , c o n deterioros, a y u d a d o p o r los toros, que hacían mucho por él.

De esta m a n e r a b r u t a l a d q u i r i ó f a m a de bueno, p o r l o fresco y l o sereno que p a s a b a a l . . . H o s p i t a l .

E l n o supo, s e g ú n o í ,

lo que e r a e l m i e d o e n e l ruedo.

N o supo l o que e r a miedo,

¡ p e r o u n a c o g i d a s i l Sus r e g l a s y c o n d i c i o n e s e r a n pocas y m e r m a d a s . E l d a b a l a s estocadas c o m o q u i e n d a coscorrones.

Que a c e r t a b a á dos p o r tres no m e cabe d u d a a l g u n a ; m a s si él a c e r t a b a en u n a , a c e r t a b a en cien l a res.

E r a de esos corazones b r a v o s h a s t a l o i n a u d i t o .

L e i m p o r t a b a a l Sarro u n pilo l a c u e s t i ó n de l o s pitones.

D o m í n g u i n entrando á matar.

F u e r a el toro como fuera, en l a s astas se m e t í a . P o r eso se lo p o n í a

m u c h a s veces p o r m o n t e r a . L a m u l e t a p a r a n a d a le s e r v í a . . . en ocasiones, p a r a t a p a r los c a l z o n e s rotos p o r u n a c o r n a d a .

Y , no obstante, h a y que decir que i b a á l a p l a z a l a m a r de gente á verle m a t a r y . . . c a s i , c a s i m o r i r .

¿Es el Sarro acreedor á semejante i n t e r é s ? . . .

¡Si es m á s t o r e r a l a res, m u c h o m á s que el matador!

¿ M e r e c e , lector prudente, que se d i g a que es espada u n sujeto que n o es n a d a

m á s que u n c h i c o m u y valiente?...

P u e s b i e n ; s ó l o u n a n i m a l d i g n o de i r uncido á u n c a r r o , n e g a r á que h a y m u c h o Sarro en l a fiesta n a c i o n a l .

F . R O I G U A T A l L t l l

(8)

PAN YITOBOS 9

Fotografías de la última corrida de abono hechas expresamente para PAN Y TOROS por el Sr. Irigoyen

Los torcs del D u q u e de Veragua entrando para el apartado.

Guerrita"en un pase desadorno.

T o r o Estornino, i.' Ú*U corrida, que hirió á Gue rita.

Guerrita rematando un quite en el toro i.°

Gueirita igualando al toro a.-

(9)

D E S G R A C I A D A M E N T E para t í , m i querido lector, e c h a r á s de menos en estas c r ó n i c a s los atinados juicios, l i m -

1 pia v gallardamente expresados por el s i m p á t i c o Mozo de la Fuentecilla. Ocupaciones urgentes p r i - v a n í e ahora de escribirlas; pero c o n s u é l a t e con que no ha de ser largo el periodo en que m i tosca pluma fatigue t u a t e n c i ó n ; y pronto v o l v e r á s á solazarte con las g a l l a r d í a s y gentilezas que natural y sencillamente brotan del cultivado ingenio de aquel castizo escritor.

H e c h a esta salvedad necesaria, entro de lleno en el asunto.

A l cerrarse con l a corrida del martes 27 el ciclo taurino de la primera temporada, ha apelado la r a z ó n so- cial de Bartolo, Jimeno y C o m p a ñ í a á dar corridas extraordinarias, que en el cartel correspondiente no han tenido calificativo alguno, y su r a z ó n h a b r á para ello, sustituyendo á las novilladas veraniegas. E l procedi- miento no nos parece malo; y aun puede acontecer qi e, al paso de provechoso resultado para la empresa, lo sea t a m b i é n para la afición, que de este modo p o d r á deleitarse con el trabajo de algunos diestros que no han tenido cabida en las de abono, y ahora p o d r á n lucir sus m é r i t o s y demostrar los progresos que realizan en su profesión, en estas corridas que, para distintinguirlas de las grandes y costosas del abono, podemos calificar por los precios, de corridas del género chico. .-; , . . ,

Con seguridad que, sin temor á equivocarnos, podemos hacer la afirmación rotunda y categorica de que no hubo concurrente á l a corrida celebrada con motivo de l a festividad de San P e d r o , fecha que a los que vamos entrando por las puertas de l a vejez, nos recuerda días en que alcanzaba l e g í t i m o s triunfos el retirado califa c o r d o b é s , que no saliera satisfecho y contento de l a plaza.

E l ganado de la propiedad del S r . Biencinto, antiguo de Salas y Solís, d e m o s t r ó en general bravura con las plazas montadas, recordando alguno de los toros que por sus venas c o r r í a l a excelente sangre de aquel c é l e b r e Jaquetón que fué arrastrado en l a misma arena en que é s t o s cayeron, entre los aplausos de l a afición satisfecha. S i a d e m á s se tiene en cuenta que estaban bien de carnes y con buena estampa, podemos afirmar que ha sido ésta una corrida que pudo lidiarse con aplauso en las de abono, con preferencia á otras ganade- r í a s de mayores pretensiones. H a y que contar, a d e m á s , que todos se dejaron torear, no presen tando grandes dificultades para la muerte, si se e x c e p t ú a el segundo, que h a b í a infundido alguna prudencia entre l a gente, siendo el mejor de todos los lidiados, y el cuarto, que siendo el m á s blando, y q u i z á el m á s grande, pasó á manos de Quinito con menos ganas de pelea y con mayor dosis de mansedumbre. T a m b i é n el toro que se j u g ó en ú l t i m o lugar hizo m u y buena pelea.

Cuando los toros, que son el factor m á s indispensable de l a l i d i a , traen las condiciones de los que se l i d i a - ron en dicha tarde, pueden hacer que alcance buen éxito el trabajo de los matadores, y a s í a c o n t e c i ó en la celebrada el día 29.

Minuto, ese torero de tanto valor, tanta destreza y habilidad tanta, como d i m i n u t a es su personalidad física, a r r a n c ó justos y merecidos aplausos.

S u movilidad constante, su ardor continuo, sin dar u n momento de reposo n i á sus brazos n i á sus pier- nas, ni hasta á su lengua, de t a l modo c o n q u i s t ó l a voluntad del p ú b l i c o , que é s t e se r i n d i ó incondiclonalmen- te á su labor taurina, admirado de que en tan p e q u e ñ a naturaleza quepa tanta actividad.

L a n c e ó de capa, a c u d i ó solícito á los quites, toreando con una ó las dos manos, q u e b r ó de rodillas, puso banderillas, p a s ó de muleta sentado en el estribo de la barrera... todo lo hizo, todo lo i n t e n t ó ; pero si en el momento de la ejecución, su valor indiscutible y su especial modo de torear pueden despertar el entusiasmo y fascinar el espíritu, cuando l a fría razón juzga serenamente su trabajo y lo somete á los preceptos que el arte consigna, se descubre que queda a l g ú n v a c í o , algo que e s t á por t e r m i n a r de una manera perfecta y acabada.

E n el segundo toro que m a t ó , l a mejor faena que hizo en toda l a tarde, dio dos pases de pecho, uno alto y otro cambiado tan acabados y perfectos, que el m á s consumado maestro p o d r á darlos tan buenos, pero no mejore3.

E n el quiebro de rodillas se l e v a n t ó antes de tiempo, y en otras faenas se e n m e n d ó continuamente. Como prueba de su afición y v a l e n t í a puede ponerse como ejemplo el pase de tanteo que dio a l tercer toro sentado en el estribo de la barrera.

No fué su éxito tan acabado con el estoque, pues salvo alguna vez, e n t r ó siempre á matar desde respeta- ble distancia, y no con la fe y rectitud necesarias para que el estoque quede colocado en el sitio de la muerte.

H a y que comprender, sin embargo, que, dado lo corto de su estatura, y no viendo el morrillo de los toros, l a suerte de matar en este diestro tiene que alejarse forzosamente de l a verdad. E n banderillas colocó u n par bajo, aunque e n t r ó de cerca, previos algunos adornos, que no fueron coronados por la fortuna.

Su c o m p a ñ e r o Quinito c o m p a r t i ó en quites los aplausos que se prodigaron á Minuto y estuvo diligente y oportuno, aunque no con l a actividad febril de é s t e .

Con l a muleta estuvo muchas veces indeciso y con menos reposo del que era menester, aunque no falto de inteligencia. B r e v e en el trasteo que dio á Llorón, a p r o v e c h ó los momentos y a r r a n c ó á matar con m u c h a valentia, por lo que merece aplausos, aunque el estoque r e s u l t ó m á s bajo de lo que es preciso- esta imperfec- ción no amengua el m é r i t o de su labor en este toro. Y con igual desgracia a r r a n c ó en el cuarto y sexto s i n que en toda la tarde pueda decirse que se lograse una estocada en lo alto y en debida forma Puso u n Dar [v

dos medios de banderillas, mejor a q u é l que éstos en todos sentidos. ' L a dirección del ruedo m u y descuidada; y a s í t e n í a que suceder puesto que Minuto a t e n d i ó m á s á torear que a poner orden en el ruedo, sobre todo con la c a b a l l e r í a durante l a lidia del segundo toro B i e n es verdad que toros como aquellos, en que descollaba el poder, necesitaban caballos de m á s pujanza para l a seguridad de los piqueros. De estos quedaron mejor, Melones y Fortuna: los d e m á s m u y medianos

Con los palos se distinguió Cayetanito en un par, por lo bien que q u e d ó colocado

F u é la entrada m u y buena, sobre todo en los asientos de sol: la presidencia c u m p l i ó á satisfacción de todos; y solo me resta i n d i c a r que el segundo toro hizo una visita á los asistentes del tendido 1 en el cual m e t i ó medio cuerpo en un salto prodigioso, y causando en l a concurrencia de aquellas localidades dnmnte toda su l i d i a , u n terror panico visiblemente manifestado. ' uuiaiUB

E n una c a í d a que sufrió el picador Fortuna, el toro le e n g a n c h ó por un sitio que no puede decirse sal- v á n d o s e por fortuna de un duro d e s a v í o . Buen apodo el de Fortuna. P aecirse, aai-

(10)

h r o v n l í

t !l I °

* l 24: .¿?WEN^ BUENA, B U E N A corrida, tanto por el trabajo de los lidiadores como por l a n n i l n LIZ * condiciones de los toros. Estos p e r t e n e c í a n á l a vacada de D . J o s é M a r í a de la C á m a r a , i n m ! ! ! ? « o í l v e iexÍto obtenido Po r 1 M seis reses que e n v i a r a , pues el que entre seis no flojea-

v\i h • i ' no h a n e c- - 0 desmerecer el conjunto.

uht IaP ia¿ ° í í g u e r r a ,e n Ja,suerte suprema puede resumirse de este modo: b u e n í s i m o en el primero, acep- gistral ° ' y C O l o s a 1' l n m en - 0 , en el quinto. E n la brega, superior, y banderilleando a l quinto m a -

simo!

^^S¡¡^ñ^Í^°

9 buen0 en el cuarfco

* ™?

buen0 en el sexfco

-

En

^ ^

do t o d o ? u n á n i m e she ^ ^ ^ picadores y banderilleros trabajaron mucho y bien, merecien-

r A Medjna de R í o s e c o . - C o r r i d a verificada el 24 de J u n i o . - T o r o s seis de D . J u a n M a n u e l S á n c h e z , de C a r r e - ro (¡salamanca), que resultaron blandos y huidos y demasiado p e q u e ñ o s los cuatro primeros; el que mejor pe- leo hizo fue el cuarto. M a t a r o n un caballo.

Matadores, A n t o n i o Reverte y B a r t o l o m é J i m é n e z (Murcia.J

N o estuvo m u y afortunado el diestro de Alcalá del Río en l a muerte de los tres primeros toros, en los que bailo rnucho, paso de pitón a piten, abundaron los mete y saca y v o l v i ó l a cara cuantas veces e n t r ó á matar, haciendo otras cosas de la m i s m a dase, por lo que el diestro o y ó lo que no son palmas. E n el cuarto, aunque no hizo prodigios quedo bien, haciendo una buena faena (aunque bailando algo), en la que sobresalió un s u - perior pase de pecho: se fué al toro por derecho, aunque se a r r a n c ó desde l a r g o , dando una media estocada aceptable, de l a que el toro dobló. P a l m a s .

Bregando, bien; dirigiendo m a l , pero m u y m a l .

Murcia, que como Reverte v e s t í a de morado y oro, hizo u n a superior faena en su primero (quinto de l a tarde), y d e s p a c h ó a l Carreros de una superior hasta l a bola, entrando en corto y por derecho y saliendo por los costillares; el chico o y ó una o v a c i ó n . E n el sexsto, bien; en brega y quites, m u y bien.

De los banderilleros, Pulguiia, Blanquitoy Cucharero.

Bregando, Pulguiia, y Blanquito.

De los picadores, Agujetas, El Largo, y mejor que ellos, M o l i n a .

L a tarde, buena. L a presidencia, algo precipitada. L a entrada, u n lleno.

Novillos en Valencia.—Corrida celebrada el 24 de Junio de 1897.—Primeramente se corrieron dos novillos de muerte, para el n i ñ o Gordito uno, y en el que á pesar de estar valiente no pudo acabar con é l , y otro para ser rejoneado en bicicleta y muerto en zancos por el sustituto del « R e y del toreo c ó m i c o » , que hizo las d e l i - cias del p ú b l i c o , tanto por su indumentaria p r e h i s t ó r i c a como por sus nechuritas toreras. Luego, en la parte que se p o d r í a l l a m a r seria, se lidiaron seis novillos por Quirico M a r t í n , de M a d r i d , Colibrí y Pocho, de é s t a ; siendo los dos del primero dos bueyes por su alzada y comportamiento, especialmente el primero que s a l t ó once veces l a barrera, teniendo que deshacerse del pavo mediante tres pinchazos y una c a í d a ; á su segundo, que era m u y abierto, y m o g ó n del izquierdo, le dio una buena d e j á n d o s e coger, y dando l a g r a n voltereta que le hizo perder el sentido, y ser llevado á la e n f e r m e r í a , de l a que salió á poco.

Colibrí d e m o s t r ó habilidad con los suyos, y fué m u y aplaudido, especialmente en su segundo pasando de muleta. Pocho p a s a p o r t ó á los suyos demostrando m á s coraje que arte, sufriendo un buen porrazo al lancear al sexto.

V f l e r c i a 27.—Seis novillos-toros de C á m a r a , con divisa blanca y negra.

P r i m e r o . Berrendo en c á r d e n o , abierto y de buena estampa, se m o s t r ó bravo peleando con los de á c a - ballo en nueve ocasiones por 1res c a í d a s y un jaco muerto. Se le a d o r n ó con los tres consabidos pares, y G a - v i r a , con inteligencia, pero sin meterse lo debido, dio dos pinchazos hondos y una corta, algo delantera. E l bicho llegó quedado al ú l t i m o tercio, y el matador, que v e s t í a morado y oro, fué ayudado por Paco F a b r i l o , á quien o v a c i o n ó el público.

Segundo. Negro, m o g ó n del derecho y de bonita estampa, r e c i b i ó ocho puyazos de los que duelen, l a m a y o r í a buenos, del Chano: fué adornado con dos pares buenos de Chatin,y dos medio del Pollo. Paco F a b r i l o , á quien el público que llenaba por completo la plaza h a b í a ovacionado á la salida y durante l a lidia varias veces, coge los a v í o s de matar y brinda l a muerte del bicho presa de fuerte e m o c i ó n , y manejando el trapo con mayor soltura que la esperada, dá varios pases naturales y de pecho recogiendo bien al toro, a l que e n - trando con rectitud, le dio dos pinchazos en lo duro, media contraria, y una corta en los altos, algo ^delante- r a . (Aplausos de s i m p a t í a . )

Tercero. N e g r o , de buena alzada y brocho, se a c e r c ó en seis tiempos a los de aupa, los hizo descender tres veces y m a t ó dos jacos: adornado con tres pares medianos, p a s ó á la j u r i s d i c c i ó n de V a l e n t í n , quien co- m i e n z a c a m b i á n d o l o con l a muleta plegada, a l que siguen varios pases desde m u y cerca, para un pinchazo, estando el bicho h u m i l l a d o ; luego media delantera y perpendicular, terminando con una en buena d i r e c c i ó n algo delantera, saliendo cogido sin consecuencias. , , •

Cuarto C á r d e n o m u y oscuro y con un cuerno m á s corto que el otro, hizo una pelea guasona con los del palo largo, que le tentaron el pelo en cinco ocasiones, se apearon en tres y se despidieron de dos rocines. M a l

banderilleado con los tres de ene, G a v i r a demuestra mucha inteligencia, al deshacerse del bicho, que h u m i - llaba b á s t a n l e , al que entrando á la carrera y sin hacer el bicho por é l , deja media en su sitio.

Quinto Casiano claro y con buenos alfileres, r e s u l t ó el mejor b i c h o , pues tomo diez varas, algunas a ley d e l C W dio tres p e ñ a z o s y se deshizo de dos potrancas. Adornado con dos superiores pares del Chatin y dos medios de su c o m p a ñ e r o , p a s ó á la jurisdicción de F a b r i l o , quien se e n c o n t r ó con un bicho que h a b í a to- mado querencia en un caballo muerto frente á los toriles; ayudado eficazmente por G a v i r a y Chatin, aprove- c h á n d o l e mete con v a l o r , y deja una m u y atravesada y otra corta en las p é n d o l a s que hace acostar al b i -

CbS ¿ J t 2 veú l t ^ negro y alto de cabeza y agujas, a c e p t ó ocho p u y a s / d a dos c a í d a s y se afras^laVcuat o potro ; en uno de los quites, G a v i r a coleó. Con ocho palos en cualquier parte, V a l e n t í n con

" í ^ r ^ brindar al sol, se tira y deja una monumental estocada d é l a que se tumba e l

b l C h° L a corrida buena «en conjunto, tanto por los bichos como por parte de los lidiadores, demostrando G a v i r a

(11)

lo m u y torerito que es, tanto eon el capote, que m a n e j ó con soltura haciendo quites buenos, tres de ellos abanicando a l bicho, como con l a muleta, que si bien no hizo primores, l a aplicó conforme p e d í a n sus a d - versarios, y con el estoque regular en su primero y bueno en su ú l t i m o .

Paco (Fabrilo) toreaba presa de una e m o c i ó n , que no podía ocultar, tanto por tratarse de ser su país como t a m b i é n l a plaza donde a c a e c i ó la desgraeia de su hermano, y con toros de la misma g a n a d e r í a , como por los abrumadores aplausos con que el numeroso concurso premiaba sus faenas, que no pueden calificarse de otro modo que de principiante aventajado, aunque otra cosa le digan amigos entusiastas; así es que hay que acon- sejarle no abandone los palos y mate alguna que otra novillada, sin impaciencias de n i n g ú n g é n e r o , y a que ha demostrado condiciones para ello.

V a l e n t í n , por ahora, resulta un muchacho valiente hasta la e x a g e r a c i ó n ; él lo hace todo, ó por lo menos lo intenta, y creo que á no tener una desgracia v a á ser un matador de toros de cuerpo entero, pues hay en

él mucha afición, soltura y valor sobrado.

Becerrada celebrada 11 29 de Julio.—Machaquito y Lagartijo chico, ambos sobrinos del Califa— A n t e mediana entrada se dio suelta á seis torillos de ninguna casta, que impidieron luciera el trabajo de los n i ñ o s cordobe- ses, que en el transcurso de la lidia demostraron mucha afición y alguna soltura en el manejo de capote y muleta, y con el estoque estuvieron aceptables, si se tiene en cuenta que la m a y o r í a de los bichos barbearon los tableros, estando m u y huidos en el ú l t i m o tercio.

Allí hubo de todo, como en cajón de sastre; v e r ó n i c a s , largas, quiebro de rodillas, a l i m ó n , quiebro de b a n - derillas, recortes capote al brazo, todo ello hecho con mucha voluntad y a l g ú n arte, que los toretes se encar- gaban de deslucir saliendo de e s t a m p í a cada vez que salían de cualquier suerte. F u e r o n bien auxiliados por G a v i r a y Cerrajas.

L u e g o se dio suelta á otro torillo que d e m o s t r ó m á s bravura, siendo lanceado con v e r ó n i c a s , faroles y frente por d e t r á s por el Señorito. Banderilleado con dos medios pares y uno superior por Cerrajas, d e s p u é s de intentar el quiebro teniendo un p e ó n á los pies, el Señorito, tras un trasteo alegre y movido, dio media esto- cada baja, que b a s t ó .

P o r todo, El Chiquet.

Sevilla 27 de Junio.—Se lidiaron seis toros de D . J o a q u í n M u r u v e , que no hicieron m á s que cumplir, tanto en el primer tercio como en los restantes, siendo de todos ellos el que d e m o s t r ó m á s bravura el jugado en ú l - timo lugar, y el que p r e s e n t ó algunas dificultades el segundo. Los d e m á s todos manejables.

Pepe-IIillo, Guerrcrito y el Valenciano estaban encargados de llenar el ú l t i m o tercio y dar cuenta de los seis c o r n ú p e t o s . Pepe-Hillo, que estuvo valiente y decidido en el momento de meter el sable, q u e d ó bien y escu- c h ó palmas en el primero, y no fué tan satisfactorio el resultado que obtuvo en el cuarto. Guerrerito no p a s ó de aceptable en la muerte del segundo, y en cambio en el quinto, no sólo p a s ó con arte, sino que e n t r ó m u y bien á matar las dos veces que lo tuvo que efectuar, s e ñ a l a n d o en l a primera un buen pinchazo, saliendo suspendido, y en la segunda una estocada superior que le valió una o v a c i ó n . E l Valenciano fué el que tuvo peor tarde.

Pusieron dos buenos pares V e g a y uno el Americano.

Los picadores salieron del paso.—M.

Barcelona 27 de Junio.—Los seis bichos de Udaeta que h a b í a dispuestos para l a corrida han dado un mal resultado; fué fogueado el primero, y merecieron serlo dos ó tres m á s de los restantes, entre ellos 4.° y 5.°

L o s espadas cumplieron, sin excederse m u c h o , ocupando el primer lugar en l a terna Carrillo, el segundo Potoco y el ú l t i m o Bebe chico, teniendo los tres en su abono como disculpa á lo malo que efectuaron las c o n - diciones de! ganado.

M o n s o l i u , el Sastre y Recarcao fueron los banderilleros que clavaron los mejores pares.

L a entrada, m a l a .

Burgos 29 de Junio.—Buena tarde y excelente entrada. Bajo buenos auspicios se c e l e b r ó la primera de las dos corridas de tabla en esta capital.

Los toros, de los s e ñ o r e s hijos de D . V i c e n t e M a r t í n e z , bien presentados. Tres de ellos, primero, tercero y sexto, fueron buenos de verdad, y otros tres, segundo, cuarto y quinto, cumplieron bien.

Bonarillo, que toreaba en s u s t i t u c i ó n de Bombita, h a estado activo en l a brega y quites, p a r ó poco torean- do de muleta, y no hizo al estoquear m á s que salir del paso, sin s e ñ a l a r una de esas estocadas que merezcan m e n c i ó n .

E l Algabeño ha merecido l a nota de valiente, y ha tenido m á s fortuna que su c o m p a ñ e r o , tanto manejaudo el trapo rojo como estoqueando, por c u y a causa o y ó no pocas palmas.

De l a gente montada Badila y Varillas quedaron bien, y banderilleando clavaron excelentes pares M o - yano y Ostioncito.

L a dirección de l a plaza, oculta toda l a tarde.

E l p ú b l i c o , s i n o complacido del todo, no salió disgustado.

Segovia 29 de Junio.—La segunda corrida de feria efectuada el día mencionado, con una entrada no m á s que regular, y presidida por el Sr. Pedrezuela, satisfizo á los concurrentes, con especialidad por parte del ganado.

E s t e , que p e r t e n e c í a á la vacada de l a s e ñ o r a v i u d a de D . Carlos L ó p e z N a v a r r o , estaba en perfecto estado de p r e s e n t a c i ó n y dejó bien puesto el p a b e l l ó n . F u e r o n superiores los dos primeros, endeble el tercero y v o - luntarios y nobles los restantes. Todos hubieran lucido mucho m á s á haber sido bien lidiados y picados con conciencia, pues se les c a s t i g ó de mala manera y se les dejaron varias veces clavadas las garrochas. E n 39 puyazos mataron ocho caballos.

Lagartijillo estuvo valiente y trabajador toda la tarde, v i é n d o s e l e deseos de agradar á l a concurrencia.

Estuvo aceptable en la muerte del primero, bueno en la del tercero, cuya oreja le fué otorgada, y regular en la del quinto.

Fuentes anduvo a p á t i c o y reacio toda l a tarde, y en la suerte suprema d e j ó que desear con l a muleta y tuvo poca decisión en el momento de estoquear, haciendo pesadas y aburridas las faenas.

A l tocar á banderillas en el quinto toro, pidió el público que banderilleasen los espadas; y como Fuentes se negase á ello, se p r o m o v i ó un bronca que d u r ó m á s de veinte minutos, en los que el público a r r o j ó al re- d o n d e l botellas, frutos y piedras; en cantidad abundante á interrumpir la lidia. Conjurado el conflicto siguió l a corrida, banderilleando los espadas el sexto toro.

D e los banderilleros pusieron buenos pares Cucharero, Zoca y el Cuco; en l a brega se e s t o r b ó demasiado, y

• n v a r a s c a d a bueno hubo digno de m e n c i ó n . B u e n a l a tarde y acertada l a presidencia.

(12)

PAN Y TOROS

13

Alicante 29.—Con motivo de encontrarse herido el G u e r r a , vino sustituirle el Comjito, que c o n el Maño era el encargado de matar los seis toros del s e ñ o r m a r q u é s de Cúllar. Estos resultaron blandos sin e x c e p c i ó n , saliéndose siempre sueltos de l a suerte; no t u v i e r o n n i pizca de b r a v u r a ; tomaron 21 varas; mataron, por compromiso, cuatro caballos, y dos muertos á la p u n t i l l a .

L o s espadas no se les puede j u z g a r por verles torear en una sola corrida.; lo que sí d i r é es que Villila e s - t u v o trabajador; ¡pero q u é iba á hacer con aquellos bueyes!

A l segundo le t o m ó de capa, d á n d o l e dos v e r ó n i c a s , un farol y do3 de frente por d e t r á s , todo esto - m o v i - dito, pasando regular, y estoqueando acertado.

Conejito no me g u s t ó nada, se v e n en él muchos deseos de agradar pero... necesita aprender mucho para que se le pueda aplaudir.

J u a n M o l i n a y Patarero, fueron los que mejor parearon, poniendo a l primero cuatro pares de zarcillos al tercero, que fué lo mejor de la tarde, bregando el primero G u e r r a los d e m á s . . .

L o s picadores á pesar de buenos deseos, dadas las condiciones de los toros, no pudieron hacer nada.

Servicio de caballos m u y bueno.

E n t r a d a para no perder.

Fray CASTO.

Zamora 29 y 30 de Junio.—La primera de las dos corridas organizadas para l a i n a u g u r a c i ó n de la P l a z a , que t a l puede decirse, pues h a sido transformada por completo con las reparaciones en ella efectuadas, h a satisfecho a l público que llenaba todas las localidades, pues los toros de los herederos de D . V i c e n t e M a r t í - nez, h a n cumplido b i e n , y los espadas Mazzantini y Reverte trabajaron con acierto.

Mazzantini m a t ó bien sus toros, y Reverte obtuvo u n a o v a c i ó n a l despachar a l sexto de l a c o r r i d a . E n l a tarde del día 30, de los toros del s e ñ o r duque de V e r a g u a , tres resultaron superiores y los otros tres cumplieron bien, despachando 15 caballos.

Mazzantini q u e d ó regularmente en la muerte de sus toros primero y tercero, y m u y bueno en el q u i n t o , del que se le o t o r g ó l a oreja. A Reverte le o c u r r i ó lo propio, q u e d ó á gran altura en uno (segundo de la c o - rrida) y c u m p l i ó en los otros dos.

Avila 29 de Junio.—Los cuatro toros de D . J u a n J o s é P a z , grandes y pasados de edad, fueron difíciles y cobardes. Pepe-IIillo t e r m i n ó con ellos m e t i é n d o s e con m u c h a v a l e n t í a , logrando á cada uno de una estocada, siendo m u y aplaudido. E l Alavés dio al ú l t i m o dos estocadas, siendo alcanzado en la segunda, volteado y piso- teado, resultando con varetazos en el brazo derecho, espalda y pecho, que le p r i v a r o n de sentido.

Guadalajara 28 de Junio —Los toros menos que medianos, y el Murcia, encargado de darles muerte, e s t u - vo valiente, y se g a n ó muchas palmas al poner un par dando el cambio.

Talavera de la Reina 29 de Junio.—Dieron bastante juego los toros de D . J u a n M . F e r n á n d e z , y los jefes de pelea, Currinche y Motivillo, llenaron su cometido.

Burgos l.° de Julio.—A causa de no haber sido encerrados oportunamente los toros de Ibarra, l a c o r r i d a que d e b i ó celebrarse el día anterior, se s u s p e n d i ó , e f e c t u á n d o s e en el indicado, con cuatro toros de l a indicada g a - n a d e r í a , por haberse escapado dos de los seis y el sobrero que h a b í a de D . Vicente M a r t í n e z .

E l resultado de l a fiesta, que estuvo poco concurrida por estar el tiempo amenazando l l u v i a , no d e j ó m u y satisfecho al p ú b l i c o , en lo referente al trabajo de l a gente de coleta, que no hizo otra cosa que salir del paso.

Bonarillo estuvo bastante mediano, y Algabeño, aunque poco, algo mejor que su c o m p a ñ e r o . E l ú n i c o diestro que g a n ó palmas justas fué el picador Badila, que no sólo sólo se m o s t r ó m u y v o l u n t a r i o , sino que picó con arte y á toda ley.

L o s toros de Ibarra cumplieron bien, siendo superior el jugado en segundo l u g a r , que hizo una gran pe- lea en el primer tercio y c o n s e r v ó l a b r a v u r a hasta m o r i r . E l sobrero, de los hijos de D . V i c e n t e M a r t í n e z , fué bueno.

Córdoba 29 de Junio.—Con un lleno se verificó la tercera p r e s e n t a c i ó n de la cuadrilla de s e ñ o r i t a s toreras, capitaneada por A r m e n g o l . L o l i t a , por las condiciones del becerro dispuesto para ser rejoneado no pudo l u c i r en su trabajo, en cambio matando y toreando h a sido aplaudida con j u s t i c i a y merecedora de u n valioso obsequio de L a g a r t i j o á quien b r i n d ó un toro. A n g e l i t a no d e s m e r e c i ó de su c o m p a ñ e r a y fué t a m b i é n obse- quiada con otro regalo del nuevo alcalde.

Haro 28 de J jnio.—Los toros de Zapata, bravos y con poder, mayor del preciso cuando han de ser lidiados sólo por gente de á pie.

Bernalillo m a t ó los tres primeros, quedando bien en dos y medianamente en otro (el segundo).

J o a q u í n Alcañíz m a t ó el cuarto, estando m u y b i e n , tanto con l a muleta como con el estoque.

M u y buenos banderilleando y bregando Cuevas y el indicado A l c a ñ í z , que fueron los que llevaron el peso de l a corrida.

Bermeo 29 de Junio.—Antonio Boto Regaterin, que actuaba como matador, tuvo una buena tarde.

Bilbao 2 de Juio.—La corrida celebrada ayer en V i s t a A l e g r e , fué m a l a , debido en primer t é r m i n o á las p é s i m a s cualidades del ganado, un ganado cobarde y resabiado, que ha despertado la enemiga que h a b í a a q u í contra las reses del campo de Salamanca.

Dominguin, cuyos buenos deseos se estrellaron contra l a escasez de condiciones de lidia de sus enemigos tuvo una mala tarde á pesar de sus derroches de v a l e n t í a y buena voluntad.

N o fué suficiente levantar entusiasmos alimentados durante tantos d í a s , n i su actividad, n i su relevante trabajo con el capote, n i el arrojo que atesora, y de el que dio frecuentes pruebas.

M u y deficiente con la muleta (aun cuando no p e r d i ó l a cara de los toros una sola vez), por ese error e n que yace de que basta para hacerse aplaudir torear casi metido entre los pitones; error que le ha hecho i n c u - rrir en el grave defecto de no estirar los brazos, y sufrir por consiguiente encuentros poco agradables, estuvo m á s deficiente si cabe con el estoque, aun cuando en este punto h a y que disculparle en a t e n c i ó n á las nada recomendables cualidades de los c o r n ú p e t o s .

S i á lo expuesto se a ñ a d e que se b r e g ó m u y m a l , que se b a n d e r i l l e ó tan m a l como se b r e g ó (salvo Caye- tanito, R o m á n , A n t o n i o Boto y Regaterin en cuatro pares), que l a suerte de varas se llevó por lo mediano, ex- cepción hecha de Melones y Moreno en tres ó cuatro puyazos, y que el público regular nada m á s estuvo de c h u n g a , pueden ustedes j u z g a r lo que fué la fiesta habida ayer en el coso de V i s t a A l e g r e .

CAPOTI3

(13)

Pun de ToaosjQE

Corrida celebrada el 4 de J u l i o de

C o n superior entrarla y c a l o r del tiempo, se hace el paseo, oyendo aplausos'las c u a d r i l l a s .

A n t e s de entregarse l a l l a v e , u n piquero besa l a a r e - n a por p r o p i a debilidad de l a c a b a l g a d u r a . ¡Buen ser- vicio!

P r i m e r o . Negro l i s t ó n , vizco del derecho, algo apre- tado de pitones, y b i e n c r i a d o . M i n u t o oye p a l m a s a l l a n c e a r de capa, suertes que le resultaron algo m o v i - das. C o n e s c a s í s i m a v o l u n t a d y tardeando bastante to- m ó el bicho tres v a r a s de l a g è n t e de aupa, c o l á n d o s e suelto u n a vez.

P o r su mansedumbre fué condenado á fuego. H u m i - llando p a s ó á b a n d e r i l l a s . Gonzalito, d e s p u é s de una s a l i d a c l a v ó u n par bueno a l sesgo. S u c o m p a ñ e r o N o - teveas, entrando muy medianamente, t i r a u n par, que no c l a v a ; d e s p u é s , á i a m e d i a vuelta, deja medio par.

Repite el primero con uno caido.

E n defensa y avisado estaba el toro, cuando M i n u t o , de m o r a d o y oro, se a v i s t ó c o n s u enemigo. C o n cuatro pases con ambas manos, dados de cerca, e n t r ó á m a - tar en las tablas del 2, desde algo l a r g o , atizando u n a c o r t a c a i d a . D e s p u é s de algunos trasteos, entrando con v a l e n t í a , d a u n a honda hasta Ja m a n o , que h i z o polvo a l buey. E l matador o y ó p a l m a s .

Segundo. Berrendo en negro, botinero y delantero de herramientas. Quinito, p a r a n d o bastante, y dando b u e n a s a l i d a á l a res, l a n c e ó cuatro veces á l a v e r ó n i - c a . C o n poca codicia, escaso poder y algo blando, t o m ó el del duque cinco puyazos, á cambio de u n a c a i d a .

M i n u t o bien en quites.

C a y é t a n i t o c l a v a u n p a r u n poco abierto, p r e v i a s dos salidas falsas, a l g u n a injustificada. U n p a r algo desigual coloca su cofrade, repitiendo a q u e l con un p a r a l cuarteo muy bueno.

E l toro s i n m a l a s intenciones en este t e r c i o . Q u i n i t o , de m o r a d o oscuro y negro, con cuatro pases c o n l a i z - quierda, y uno con l a derecha, c o n c o l a d a , e n t r ó á m a - tar; manejando bien l a m a n o i z q u i e r d a , mete l a m u l e - ta, en los hocicos de l a res, dando u n a estocada b u e n a . E l toro algo a p l o m a o y el matador si no m u y b i e n con l a muleta, decidido y valiente en l a muerte suprema.

M u c h a s p a l m a s .

Tercero. Negro bragao, meano astifino b i e n puesto, de cabeza, frío y de poca r e p r e s e n t a c i ó n . C o n m a y o r v o l u n t a d que s u hermano, aunque c o n c l u y ó tardo, e n - t r ó seis veces á l a c a b a l l e r í a , ocasionando tres c a í d a s y u n a d e f u n c i ó n h í p i c a . Entre A n t o l í n p r i m e r o y se- gundo, c l a v a r o n dos pares y medio, c a í d o s aquellos y este t i r a d o .

C o n tendencias á l a h u i d a e n c o n t r ó M i n u t o á s u c o n - trario, al que m u l e t e ó brevemente s i n conseguir suje- tarlo, hasta que junto á l a puerta fingida del 3 c i t ó á matar c o n m u c i i a s a g a l l a s , logrando u n a estocada delantera. E l toro huido del todo y el matador c o n r e - cursos á l a h o r a de meter el brazo. M u c h o s aplausos.

Cuarto. Negro bragao, meano y de a n c h a c u n a . C u m - ple e l t o r o e n v a r a s , t o m a n d o c i n c o , y liquidando un pen- co, estando los matadores b i e n , e i i quites. S i l a vista no nos e n g a ñ ó aquel toro no estaba del todo pasable.

M a l o s los dos primeros pares de banderillas, y r e g u l a r el ú l t i m o , p a s ó á manos de Quinito, que t r a s t e á n d o l e por lo regular, e n t r ó á m a t a r como las propias rosas, dando una estocada u n poco c a í d a , A s i se mata de v e r - dad y se descubre el m o r r i l l o de los toros. P a l m a s m e - recidas.

Quinto, mas grande que los anteriores, negro z a i n o y delantero de cuernos. Q u i e b r a M i n u t o de r o d i l l a s , y d á luego varios recortes capote a l brazo, demostrando sus dotes toreras.

A causa de embeberse el toro en u n c a b a l l o se a p l o - m ó pronto, tomando solo cuatro varas, y demostrando a l g ú n poder. L o s picadores a n d u v i e r o n algo remolones y e l servicio de c a b a l l o s no m u y bueno. G o n z a l i t o y Ñ o t e v e a s dejaron ^tres pares, unos malos y otros m e - dianos. S i n m á s defecto que e l h u m i l l a r y quedarse, lo p a s ó M i n u t o , mostrando h a b i l i d a d , y a r r a n c á n d o - se á m a t a r s e ñ a l ó u n p i n c h a z o que r e s u l t ó a s í por no tener el toro l a c o l o c a c i ó n oportuna, otro p i n c h a z o y u n a b u e n a algo delantera, t e r m i n a n d o con l a v i d a del bruto.

Sexto. N e g r o , s a l p i c a o de los cuartos traseros, b r a - gao, meano y no m a l puesto de cuerna. Quinito le s a - l u d a c o n tres capotazos m a l o s . E l toro con m a s b r a v u - r a y poder, que los anteriores, se m e t i ó cinco veces á los caballos, dio tres c a í d a s y dejó inservibles tres a c é - m i l a s . U n p a r aceptable de Pastoret, otro m a l o del Nene, y otro de sorpresa del primero, c e r r a r o n e l se- gundo tercio.

D e f e n d i é n d o s e h a l l ó Quinito a l toro. A l g o e m b a r u l l a - do a l p r i n c i p i o el matador y con m á s t r a n q u i l i d a d l u e - go le p a s ó eon a m b a s m a n o s , m u y medianamente, dando u n p i n c h a z o y u n mete y saca bajo y u n a hasta l a m a n o b u e n a .

Los dos ú l t i m o s toros h a n sido los ú n i c o s regulares, los d e m á s bastante flojos; u n a n u e v a m a n i f e s t a c i ó n del desencanto que producen los toros de tan a c r e d i t a - da g a n a d e r í a .

Tanto M i n u t o como Q u i n i t o h a n c u m p l i d o b i e n , m e - jor a q u é l toreando, y este en el momento d é m a t a r .

De los banderilleros h a quedado mejor C a y é t a n i t o ; de los picadores M e l o n e s y T e l i l l a s y con el capote A n - t o l í n y G o n z a l i t o .

L a presidencia b i e n .

Tato Regatero Cuco

(14)

PAN Y TOROS 15

E l v a l i e n t e m a t a d o r de n o v i l l o s Gavirase h a ofreci- do i n c o n d i c i o n a l m e n t e á torear, s i n r e t r i b u c i ó n a l g u n a , en cuantas corr das se o r g a n i c e n en honor ó á benefi- cio de l a f a m i l i a del m a l o g r a d o Fabnlo.

D i g n a de elogio es l a conducta de este diestro, y P A N Y T o os no se lo escatima.

Doce corridas tiene ajustadas hasta l a fecha el a r r o - jado matador de toros N i c a n o r V i l l a (Villita), v e r i f i - c á n d o s e a q u é l l a s en A l i c a n t e , B a r c e l o n a , Santiago, Gerona, U t i e l y otros puntos. C o n el maño t r a b a j a r á n respectivamente Guerrita, Bonarillo y Bomba.

E n A l d e a g a l l e g a (Portugal) se u l t i m a n los p r e p a r a t i - vos p a r a l a c e l e b r a c i ó n de u n a b u e n a c o r r i d a de toros.

Estos pertenecen á l a g a n a d e r í a de Duarte, y su l i d i a corre á cargo de los cavalheiros P e r e i r a , C a l a b a g a , M h a r t i n s y R a p h a e l l o .

E n l a v i l l a de C a n t i l l a n a ( p r o v i n c i a de Sevilla), h a n comenzado los trabajos p a r a l a c o n s t r u c c i ó n de u n a p l a z a de toros.

S e g ú n las noticias que tenemos, el espada R a f a e l G u e r r a Guerrita h a escrito á l a c o m i s i ó n o r g a n i z a d o - r a de las corridas de P a m p l o n a , d i c i é n d o l e que t o m a r á parte en las p r ó x i m a s c o r r i d a s .

L a referida c o m i s i ó n parece ser que no se h a confor- mado c o n los diestros que h a n sido propuestos por el espada Bombita p a r a sustituirle en las citadas c o r r i - das, en v i s t a de lo c u a l se dice que l a c o m i s i ó n a j u s t a - r á directamente a l que h a y a de torear en puesto del c i - tado Bombta.

E l p r ó x i m o d o m i n g o e s t o q u e a r á n en l a p l a z a de M a - d r i d seis toros de u n a acreditada g a n a d e r í a , los espa- das E n r i q u e V a r g a s Minuto^ y A n t o n i o de Dios Co- nejito.

jfe.

L A F i e s t a F . s p a ñ o l » . — Esta Sociedad taurina d a r á u n a becerrada en los ú l t i m o s d í a s del presente mes. L o s aficionados que no siendo Socios deseen i n - vitaciones ó quieran tomar parte en l a l i d i a , lo s o l i c i - t a r á n del Presidente de l a m i s m a , E n c o m i e n d a , 19, v c h o c o l a t e r í a , antes del d í a 15, s i n Ipagar cuota de e n -

trada.

A l a becerrada no a s i s t i r á n m á s que los Socios y sus f a m i l i a s . — P o r l a J u n t a , El Secretario.

E M I L I O G I R O N E S .

E l distinguido poeta D . Eustaquio C a b e z ó n , h a tenido l a a m a b i l i d a d de r e m i t i r n o s u n ejemplar de su preciosa colección de p o e s í a s , t i t u l a d a Coplas alegres, en que campea el ingenio y donosura que siempre a d m i r a m o s en él.

R e c i b a el S r . C a b e z ó n nuestra m á s c o r d i a l e n h o r a - b u e n a y l a e x p r e s i ó n de nuestro deseo, que es l a de que se agote pronto l a e d i c i ó n de Coplas alegre.

_¿te_

E l conocido editor D . M a r i a n o N ú ñ e z Samper, h a puesto á l a venta, en poco tiempo, las siguientes obras:

De un periodista, v o l u m e n escrito por R i c a r d o Fuente, con l a b r i l l a n t e z y n e r v i o s i d a d que le son pe- culiares.

Los héi oes, profusamente i l u s t r a d a , y una|excelente o b r a de consulta de nuestro querido amigo D . G a b r i e l N . E s p a ñ a , que se t i t u l a ti matrimonio, y de l a c u a l e s t á á punto de agotarse l a p r i m e r a e d i c i ó n .

A d e m á s , d i c h a casa h a repartido los cuadernos 67 a l 72 de La tauromaquia de Guerrita.

Jkk.

S e g ú n c a r t a de l a H a b a n a que tenemos á l a v i s t a , no se a u t o r i z a r á l a c e l e b r a c i ó n de corridas en l a P l a z a de toros de C a r l o s III, de d i c h a c a p i t a l , hasta tanto no se h a y a n hecho en e l l a las grandes reparaciones que e x i - ge el estado r u i n o s o en que se encuentra.

Jik.

E l n o v e l matador de novillos M a n u e l Cuadrado (Gor- dió) e m b a r c a r á con r u m b o á C a n a r i a s en los p r i m e - ros d í a s del mes p r ó x i m o .

_¿te_

E l 1.° de Agosto se v e r i f i c a r á en H u e l v a u n a c o r r i d a de toretes. L o l i t a P r e t e l y A n g e l a P a g é s , con sus res- pectivas c u a d r i l l a s , son las encargadas de facturarlos p a r a el desolladero.

.¿te.

E l m a t a d o r de toros J o a q u í n H e r n á n d e z {Parvao) tiene hasta l a fecha escrituradas las siguientes c o r r i - das:

J u l i o 4, L a L í n e a ; i d . , M u r c i a , alternando con M a z - z a n t i n i en u n a y en o t r a c o n Fuentes; L i s b o a , el 27, y los d í a s 6, 8, 12 y 16 en A l i c a n t e , C á d i z y B a d a j o z , en u n i ó n de Reverte y Bombita.

Jk.

E l aplaudido matador de n o v i l l o s M a n u e l Nieto (Go- rete) r e c i b i r á el p r ó x i m o mes de Septiembre l a supre- m a i n v e s t i d u r a en nuestro circo t a u r i n o . E l encargado de c o n f e r í r s e l a es A n t o n i o Reverte.

_¿te_

A l p o p u l a r M a r i a n o A r m e n g o l le h a salido u n c o m - petidor con toda la barba, s e g ú n leemos en El Chique- ro, de Z a r a g o z a . T r á t a s e de u n aficionado l i n a r e n s e que, entusiasmado ante los progresos que en el a r r i e s - gado arte de Montes y Costillares vienen r e a l i z a n d o de a l g ú n tiempo á esta parte algunas bragadas s e ñ o r i - tas, y h a l l a n d o en su c a m i n o algunas j ó v e n e s con no menos bragas que las otras, y siempre dispuestas á eclipsar el b r i l l o de l a Fragosa y otras diestras, no h a v a c i l a d o en a n i m a r l a s , d i r i g i r l a s y representarlas, hasta el punto de haber organizado c o n t a n v a l i o s o s elementos u n a notable y numerosa c u a d r i l l a . Ls,sjem- bras que f o r m a n a q u é l l a , a l decir del citado colega, son u n a especialidad en eso del toreo de s a l ó n (¡...!).

¡ A r m e n g o l i z é m o n o s ! .¿te-

L a becerrada o r g a n i z a d a por l a A s o c i a c i ó n de los funcionarios civiles, se verificó en nuestra p l a z a el j u e - ves ú l t i m o , con u n a b u e n a c o n c u r r e n c i a , y presidida por l a s actrices L u c r e c i a A r a n a é Isabel L ó p e z .

L o s toreretes c u m p l i e r o n ; y de los matadores los que quedaron mejor fueron M o n c a y o y B a r c i a , que demos- t r a r o n no desconocer el arte de los Romeros, llegando á parecer en ocasiones toreros de cuerpo entero. E l otro espada no estuvo tan afortunado, viendo v o l v e r a l c o r r a l á uno de sus toretes; y por cierto que a l s a l i r los bueyes, uno de estos dio pruebas de b r a v u r a , y a r r e m e - tió c o n un h e r m a n o de los picadores C h a n o y Pepe el L a r g o , que l o h u b i e r a pasado m a l á no a c u d i r en su a u x i l i o V a l e n t í n M a r t í n y Fuentes, que d i r i g í a n l a be- c e r r a d a . N o obstante r e s u l t ó con v a r i a s contusiones.

P u s i e r o n buenos pares á los becerros, A n t o n i o G o n - z á l e z Chavito, G a r c é s y M a g d a l e n a .

L a fiesta t e r m i n ó con carreras de cintas, y b a t a l l a de flores.

E n l a e n f e r m e r í a fueron curados dos ó tres l i d i a d o - res de contusiones s i n i m p o r t a n c i a .

.¿te-

C u a n t o se d i g a acerca de l a o r g a n i z a c i ó n de las c o - r r i d a s que h a n de celebrarse en M u r c i a con m o t i v o de l a feria, no tiene fundamento hasta l a fecha.

JL

E l estado del diestro Guerrita es completamente s a - tisfactorio. L a herida h a comenzado á cicatrizarse y no le molesta n a d a . Así nos l o dicen de C ó r d o b a , á donde llegó el d í a 29 del pasado en el expreso.

Corresponsales

QUE NO SATISFACEN SU DEUDA

J o s é M a r í a F r a n c é s , d e V e e l a . F l o r e n t i n o S á n c h e z , d e l . e o n . J o a q u í n R o d r i g o , d e S a l a m a n c a . A n d r é s R o d r í g u e z , d e S a n t a n d e r .

J o s é A . D í a z , d e P u e r t o d e S a n t a M a r í a . J o s é O a l l e m i . d e M a t a r é .

Se continuará.

Piato, ¡mp., Flor bsya, xx

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :