Estudios en suelos del Valle del Cauca con relación Ca:Mg invertida, 2 Efecto de varias enmiendas en las propiedades químicas y físicas de un suelo de Guayabito

Texto completo

(1)· -. -. .... - - - _._ - - - - - -. ESTUDIOS EN SUELOS DEL VALlLE DEL CAUCA CON RELACION Ca: Mg INVERTliDA:;:. JI. EFECTO DE VARIA§ ENMiENDAS. EN LAS PROPIlEDADE§ QUKMliCA§ y FISICAS DE UN SUELO DE GUAYABKTOo. GUILLERMO MANTILLA S. y LUIS A. LEON S.*"-. l. INTRODUCCION Trabajos anteriores (5), y datos presentados en el primer artículo de esta serie**:!:. indican que en algunas ZOIl<1S del Valle del Cauca. de 01;1\ drenaje, baja perme<Jbilidad, escasa <1ircación y predominio de ;¡rcillas del tipo 2: 1, se presentan suelos cuya relación Ca: Mg intercambi~¡ble es menor que la unidad. En estos C,¡SOS gCl1cr<1lmcntc se encuentra una m:Ji~¡ producción en algunos cultivos tales como caila dl' azúc,¡r y ;¡ITOZ. De acuerdo con numerosos autores (l. 7. 11. 12). el ",lior ¿)ptinw lk la relación Ca: rvIg se l'nClIentra por l'ncim;¡ c!t' uno. prL'senL"lJ1doSl' generalmente cercano a dos. A pesar de esto I;¡ m;lyoría dL' I,IS pl;II1[;I:' parecen crecer normalmen te en suelos cuy'a rel;lción el: ¡'vlg Sl' L'nClIen t Lt entre 1 y 10, pero con tendencias () deprimir 1;1 ;Iclsorción ckl l\'lg pnr LIS plantas cuando esta relación es muy (\111pli;¡ ( l. 1 Il. Se encuentraIl muy pOC<IS rL,rcrL'Ilcias en el L';ISO lk rL'laciCllles CI:~'lg inferiores a la unidad. SegÍln l-lajdllk \' l-lauskrL'clll (6L los slIl'I\)s magnésicos se car:¡cteriz<.ln por su llnt:lgonisnw l'lllrL' c:lliolll'S. principalmente el y l'vlg. sus condiciones físicas clL'sl',¡vor:l\,ks y su rL':ll'L'ICln alcalina. Contribución del Dcpar!:II1I<.:nto de !\¡..:r<lI}(llIlí;l. 1'1"~l"alll ; 1 ,l.- SlI d" , ,k! IlI s tit\lt" Agropecuario, y de IJ r-andt;\l1 de A;;rOlH\l1lí:1 de l' :dllliLI. l.lll inT, j.Ltd N"éll>ll.t1.. C"j'llllbi.II¡". Respectivamcllte: In¡!"l}iero 1\¡..:r'·>ll01ll0 tI.- 1.1 F"ckl:l,i',1) ,le- 1\1 ¡..: "J"lIl'f'" \ ()I1I·l1li,."III, ' ''::::; ,k: Prof:,'Tam;! de Sucl05 d,:1 ICA. CC\ll!"" N;'<"l o n:d dI ' 11I\ · ,·~tl ,: . ' I· I""l' ~ :\ ;;r"I''' ·\I.\lI.'' 1 .0111111 ,". Apartado Aéreo 233. P:dlllir:l, V:dlc-. Malltilb G. Y L.A. I.L" \ I), E , lUdi"s en slI.'lo' del V:,11e- ,kl C,'\lL,' ,,,,, 1",·I."i.\I' C.,:,":.' invertid;l. l.· Caractcrl·.-r iC1S ¡":l·IIU".lks (I.- 1" , , ud.,s .. 57.

(2) En b¡lse a los resultados obtenielos en un tr;tbajo preliminar* sobre clr;lL'lnÍsticls gl'lluales ele estos suelos. se escogió uno ele la Hacienda Gua,,;¡bilo. situado ~1 pocos kilómetros de la Laguna ele Sonso, y que ele ;Icuc'nlo con los l'stlldios de la Corporación elel Valle elel Cauca. (CVC) corrl'sponde a la snie Galpón. sienelo arcilloso y mal elrcnado. Este suelo pOSl'e en general las característic~: mús comunes :,1 to~os los suelos estudiados. adcmús de quc su rclacJOn Ca:Mg cs la mas baja ele todas las enc()ntr~ld;.¡s (0.32) Y el porcentaje de saturación del Mg en el complcjo de cambio es del 74.240/0. Con el fin de hacer estudios posteriores en invernadero y campo. se hace necesario obscrvar cn el Laboratorio cl efecto. en las propiedades químicas y físicas de estc suelo. de enmiendas tales como yeso y clom ro de calcio en mczclas con otras salcs que contengan iones J(, NH 4 ó Ca. Es importante hacer obsen'aciones del comportamiento de los cationes intercambiables cuando se hacen adicioncs de enmiendas y lavados posteriores con agua dc riego, con el objeto de avcriguar si realmen te alguna de estas mezclas de correctivos produce un desplazamien to significativo de Mg de cambio. aumen tanda así la estrecha relación Ca: Mg. Otro resultado de importancia que se busca con el presente estudio es el del efecto de las enmiendas en algunas propiedades físicas del suelo tales como formación de agregados y permeabilidad. ya que esta última se presenta como muy deficientc en este tipo de suelos, siendo uno de sus más serios problemas.. 2. MATERIALES Y METODOS Las características químicas del suelo de Guayabito se presentan en la Tabla l. Este suelo muestra un:J relación Ca:Mg (1 :3) bastante estrecha y es muy similar en cuanto a propiedades físico-químicas, a otros suelos del Valle del CHIca que presentan el mismo tipo de problema. Para este estudio se utilizó sucIo tomado de O a 40 cm ele profundidad. El suelo se secó (JI aire. Luego se tamizó en malla de elos m.m.Se pesaron porciones de 100 gramos, que se vaciaron en columnas de vidrio Pyrex, tal como se muestra en la Figura.l S:.:.' usaron 22 columnas para 11 tratamientos con dos replicaciones. Las. diferentes porciones de suelo fueron tratadas con los correctivos indicados en la Tabla 3. efectuando una mezcla lo más homogénea posible. Como gu ía para el dlculo de las sales con las cuales se mezcló el yeso y el doruro ele calcio (KNO . KCL (NH 4 )2 S04' Ca (H 2 P0 4 )2 H 2 0), se tomó el calcio contenido gn 0,75 ~amos .cle ~/eso o sea el equivalente a 15 toneladas de yeso por hectáreél. SI con~lcIcral11os ql~e una hcctúrea contiene en su capa arable 2 x 106 kg dt' sucIo, las cantld:ldes ;Iplicaelas corresponden aproxim~lelamente a 8.5 me. de Ca/l 00 g de suelo. Se usó yeso del 100 0 / 0 de pureza. ~1~I~til.b G.. y. L.A., I:e~ll. Estudios en suelos del Valle del Cauca con relación Ca:Mg IlI\crtlda. 1.- c.,r:lctcnstlcas gellerales de los suelos.. 58.

(3) TABLA 1.. Características químicas y mineralógicas del suelo de la Hacienda Guayabito (0-40 cm).. Determinación. pH M.O.. %. Ca m.e./ 100 g Mg m.e./l 00 g Na m.e./l 00 g K m.e./IOO g ClC m.e./ 100 g Ca: Mg o/ o S(J turación bases C.E. mmhos/cm Textura Arcil1as (2-0.2}J). *. M _ Mon tmoriJlonita V __ Vermiculita K = Kaolinita. (Tx). 8.10 2.20 12,40 38. 00 2.10 0.44 50.00 0.30 100.00 1.20 Í\'1:\X\. Arcilloso Vxx Kx\ (Tx). '!:. xxx _ Contenido AI(o xx _ Contl'nido f\kdio .\ = Co ntenido B~ljO. _ Sospechas de laIco. L-________________________- - - - - - - - - - - - - - - - - -- ---.- - - - - - - - -. 59.

(4) fj. 1,. ¡ I. ~ J3 -- -..... '----. FIGURA 1. Dispositivo empleado para el ensayo de los. suelos tr<Jtados con diferentes correctivos.. 60.

(5) TAB LA 2. Resultados del análisis del agua de pozo profundo usada en el lavado.. Determinación. pH C.E. mmhos/cm Ca me/l. Mg me/!' Na me/l. SAR Ca: Mg C0 3 = me/l. Cl me/l. S04 me/l.. *. 8.7 0.4 2.0 2.9 0.62 0.40 0.68 1.20 1.80. C. S.. :¡:. Tr:.lZas. Calidad de Jgu<I segú 11 monograma: U.S. D.A. -. I-I,m d bClOk 60. "í. ~-----------------------------------------. --_. ----------¡ 6i.

(6) G'> N. TABLA 3. Dosis cn gramos y proporción dc los correctivos empleados por cada 100 g ---. Trat.. ue sucio. I. CaS04 1:-'1". 2H,0 gr. %. KN0 3. (NH 4 ). Kel gr. %. %. gr. 2S0 4. Ca (H 2 P0 4 ) 2H,0 .:... %. gr. -. -. %. --. 1 II [Ir IV. V VI VII VIII IX. X XI. 0,75 0.60 0,60 0.60 0.60 CaCl2 0,497 0,396 0,396 0,396 0.396. -. 100 80 80 80 80 100 80 80 80 80 -. -. -. -. 0,09. 20. -. -. -. -. -. -. 0.13 -. -. 0.12. -. -. 0,09. 20. -. -. -. -. -. -. -. -. 20. -. -. -. 0.12. 20. -. -. -. -. -. -. 0.065 20. 0,065. -. 20 -. -. 0.13 -. -. 20. -. 20. -.

(7) Los pesos dc los complementos (potasio. amonio \' calcio). son aquellos eqt.liv<.lientes en gramos al calcio que falla para lIeg,lr ,JI 100 0 / . 0 cuando se tIene una relación de calcio en el yeso él complemento l'n /iJ mezcla de 4: l. Los suelos mezclados con los correctivos fueron lavados continuamente con agua de pozo profundo de /,IS características seii¿!Iad;rs en la Tabla 2. Para tener una cabez(l de presión constante se lISÓ el dispositivo presentado en la Figura 1 (d imensioncs de las colu mnas: diámetro 3,5 cm. longitud. 29 cm.: C(lbeza de presión, 7 cm j, con balones invertidos de lOO mI. con la boca rasante al nivel de éJgu~1. ti 1;1 Jltur;-I deseada. El filtrado se recogió en erlen mcyer de 250 mI. Se incluyó un testigo sin material desplazantc. (11 cual se le agregó ¿lgu¿1 ele pozo únicamente. Cada lélvado consistió en Iél adición de una cantidad medida de agu,l de pozo. & determinó el tiempo que tardó en drel1Jr libremente. Al agu,1 se le agregó un tóxico orgilnico, Brcstan. para disminuir IJ prl'scncia ele algas durante el experimento. Los filtrados de cada bVlJdo se guardaron por separado para an31isis posterior. Al cabo de dos meses se suspendió el lavado por considerarse que zllgunos tratamientos alcanzaron los objetivos buscados. Las determinaciones de pH, materia orgánica. (%) calcio, milgnesio. sodio, potasio y conductividad eléctrica en los suelos se efectuaron de acuerdo é] los métodos seguidos por el Laboratorio ele SucIos del IGAG (10). Las aguas fueron analizadas de acuerdo a los métodos descritos por Chapman y Pratt (3). En los tratamientos a base de veso éste fué incorporado al suelo. Debido a la dclicrescencia de cloruro cúlcico hubo necesidad de agregarlo en líquido con los primcros mililitros del agua de lavados en el caso de los tratamientos hechos con base en esta sal.. 3. RESULTADOS Y DISCUSION TABLA 4. Modificaciones químicas sufridas por el sucIo de la Hacienda Guayabito lavando únicamente con agua ele pozo profundo (0-40 cm). Lavado Antes Después. pH 8,2 8,3. Ca 12.4 12,6. Mg Na me/ I 00 -=cr suelo ") ! 38.0 -,3.4 40.0. CID. i\-I. O. %. 50.0 50.0. ~.O. 1.9. Como se puede apreciar L'n las Tabl;ls .:1 )' 6. L'I ;lll11ll'Il(n (kl 111;lgIlL'Si(~ en el complejo de cambio y e11 I;l soluci¿JIl fl'Sl¡J(;II,lk ckl !;1":Il!() lkl SIIL'lo e/1 el Cé]SO del tr~ll;lJnÍl'nto testigo, c()l1rirll1~1 1;1 (C't)rl:l pr~"L~"(;IJ,;1 por B~:ICk (2), respecto a arcillas siliL':I[;Ic!:¡" (jllL' C(11llf1 1;1 1ll1)1l1m llr ¡II\)I1II:1 ll111(ll'IlL' 63.

(8) magnesio no intercambiable que puede ser liberado cuando se presenta el fenómeno de la meteorización. Por otra parte el incremento del magnesio de cambio puede agravarse por el aIto contenido de vermiculit<l de estos suelos que de acuerdo a Peterson et al (8). cU~lT1do el porcentaje de saturación de magnesio excede del 30 al 400/0 los iones magnesio son marcadamen te preferidos en la adsorción de cambio. En este caso espec í fico se puede rechazar la generalización de que el ión calcio es preferido sobre el magnesio. La ~emliculita suele contener más magnesio que calcio de cambio. El aumento del sodio con el solo lavado. se explica en base a la preferencia de la montmorilIonita por el sodio, debido a su poca densidad de carga, consecuencia de su alta superficie específica. No se aprecia un cambio consider(] ble en el pI-I del suelo lavado, pero si un aumen to de 0 1 6 en el pH de la solución que P(]SÓ a través de la columna del suelo que no fué tra tado. En l(]s Tablas 5 y 7 se observa cdmo generalmente los desplazamientos del sodio van seguidos de disminuciones del pI-I, del suelo y la adsorción del sodio de 'Jumentos del mismo. El testigo al final del bvado aparece con 3,36 me. de Na/1 00 g y antes del lavado contenía únicamente 2,1. Como puede verse, el Na se acumula con relativa facilidad en estos suelos cuando se utilizan aguas de riego para lav(]dos, sin hacer adiciones previas de enmiendas. El contenido de materia orgánica en los tratamientos en donde el agua fluyó a través del suelo con mayor rapidez. se mantuvo casi constante mostrando ligeras fluctuaciones (tratamientos L 11. lIt IV, V Y VII). En (]Igunos de los tratamientos en que el 8gU3 drenó difícilmente (tratamientos VI, VII 1, IX) hu bo dism ¡!lución ,lprecia ble en e I contenido de materia orgánica. De acuerdo 8 Wesseling (13), el agua que llena los poros del suelo, ,)1 est8nc<use reduce la difusión de los gases en la a t m ósfera del suelo. El ox ígeno desaparece rúpidamente y el gas carbónico aumenta su concentración en el suelo. El suelo en estas condiciones presenta un medio apropiado para las bacterias anaeróbicas que descomponen \(¡ materia org~nica produciendo compuestos volátiles. El potasio rué retenido muy bien por ei sucIo. pues no se presentaron desplazam ¡en tos ele im portancia. Se puede apreciar un incremcn lo notable en el potasio interc'Jlllbiab1c. cuando los "Suelos fueron tratados con sales . que contcnLln dicho elemento. como en el caso de los tratamientos JI. 111, VII ~/ VIII. El alto cOIltenido de potasio en este suelo se puede explicar en parte por el alto contenido eJe potasio de la montmorillonita y vermiculita que al meteorizarsc Jo pueden liberar. ,. '.. En general el desplazamiento de magnesio y la adsorción de calcio fué mejor par;] los tratamientos a base ele yeso mezclado con el suelo (tratamientos: L 11, lIt IV Y V) que en los tratamientos a base de cloruro cálcico, agregado en el agua (VI, VIL VIII, IX Y X). Este fenómeno puede 64.

(9) TABLA 5. Resultados de los análisis químicos de los suelos tratados con diferentes correctivos después ele 66 días de lavado con agua de pozo.. No.. Tra tamien to. pH. Ca. Mg. K. Na. CIC. Ca : Mg. M.O.. me/lOO g. II 111. IV V VI VII VIII IX X XI. O). U1. L__. Yeso Yeso + Yeso +Yeso -1Yeso -1Cloruro. 7,9 KN0 3 7,9 KCI 8.1 (NH 4 ) 2S0 4 8,0 Ca( H 2 P0 4 ) 2H 20 8.1 Cálcico 8.0 +KN0 3 8,1 +KCI 8,\ " + (NH 4 ) 2S0 4 8,0 + Ca (H 2 P0 4 ) 2H 20 8,0 Testigo 8.3. 18,2 20,0 18,0 18,4 17,0 17,0 15,4 14,8 17,6 15,4 12,6. 35,4 35,5 37,3 33,6 37 ,2 39,0 39,1 40.5 37,1 40.6 40.0. 0,40 0,91 0,90 0,37 0,37 0,36 0.95 1.07 0,40 0,42 0,43. 1,59 2,13 2,07 0,72 2,07 2,34 1.71 2,76 2.85 2,70 3,36. 50,0 50,0 50,0 50,0 50,0 50,0 50,0 50,0 50,0 50,0 50,0. 0,52 0,54 0,48 0,55 0,45 0,44 0.39 0,36 0,46 0.37 0.30. ?-,""-') 2,1 2,2 1,8 2,0 1,2 1.7 1,4 1,4 2,0 1.9.

(10) TABLA 6. Resultados de Jos a ,úlisis químicos de los lixiviados finales.. No.. Volumen colectado. pH. Mg. Mg;Ca. !-. O. 10.6 17.0 150.0 7.9 103.0 197.6 8.7 94.0. 4.40 8.50 39.50 3.75 41,30 79,00 3,95 47.00. -. -. -. O 7,6. 68,5 14.3. 34,30 1.80. Ca. CE. Il1mhos/cm. me/l.. mi. 1. 11 JII IV V. VI VII VIII IX. !. 219 91 58 879 75 14 307 24 10. X. '). Xl. 11. ..... _J. 8,8 8.6 -. 8.9 9.0 8,6 9.0 8.7 9.0 8.8 9.3. 2.0 7.0 I 1,0 0.9 9,0 33.0 1,1 16.0 13.0 14.0. 2.4 2.0 3,8 2.1. 2.5 2.5 2,2. .~. 3.5. . '.. GG.

(11) TABLA 7. Resultados de los análisis de las aguas de los tratamientos que dieron mejores ratas de inflltración y mayor rata de desplazamiento de magnesio.. Tratamientas. No. lavados. Yeso mús (NH 4 ) 2S0 4. t:'. ..... ,. ml/ día. pH. Mg CE Ca mmhos/ me/!. cm. Mg/Ca. K. Na. SAR. me/!.. I 12. 6,6. 8,4. 5,20. 4,9. 49 ,6. 10,13. 22,5. 0,27. 4,31. 'l. .. 152. 14. 147. 10,5. 8,0. 2,20. 4,6. 17,9. 3,80. 8,1. 0.12. 2,41. 3. 152. 15. 145. 9,7. 7,8. 1 ,18. J J. ~ , -. 10,8. 4.90. 3.9. 0,08. 1.52. 4. 152. 20. 152. 7,6. 8,5. 0,90. 2,0. 7,0. 3,50. 2,8. 0,08. 1,32. 150. 36. 91. 2,5. 8,3. 6,20. 1,9. 65,7. 34,40. 26,0. 0,15. 4.48. 133. 30. 120. 4,0. 8,9. 1,20. 2,4. 10,6. 4,40. 7.1. 0,08. 2.80. 145. 30. 131. 4,3. 8,5. 5,20. 2,1. 35,4. 16,70. 12 ,0. 0 ,6 7. 2,79. L... 11O. 20. 109. 5,4 8,7. 1,30. 1,6. 9,0. 5.60. 7,1. 0.31. 3,08. 3. 145. 16. 44. 2,7. 8,9. 1,10. 2,2. 8,7. 3,90. 4.9. 0 , 14. 2,12. 156. 66. 11. 0,2. 9,3. 3,50. 7,7. 14 ,3. Cloruro de. Testipo. Filtrado mi. 17. 2. KN0 3. Días. 156. Yeso. calcio mús. Agua de lavado añadida mI. '1. 0.08.

(12) l)'ls'f' '1 qlll' el cloruro cúlcico IJosiblemcnte reacciona casi · . ell exp lIClrse · ,~( . , .. completamente en los primeros cent,lmetros .de. la superfICIe, quedando poco material despbzantc en los ?CI:tlllletros sIguIentes: De esta m?nera se provoca formación eh: agrcgados U~JC;lmen~e en los 'pflmeros centlmetros. E 1 cambio el sulfato ele calcIO prcvtamente Incorporado al suelo ; ~ si b Jeme 11 te d ió lugar :1 formación ,de., ;Igregado: distrib.L1 í ?OS más uniformemente a través de la columna, facIlItanclo aS1 el mOVImIento del aUlla. Por otra parte esta misma explicación puede ser vúlida para la mayor a~lsorción de caicio que hubo en los tratamientos con sulfato de calcio incorporado l L JI. I1 I. IV Y V) comparado con los tfa tamien tos él base de clonuo dJcico. En la Tabla 6, se obsenr<l como el equilibrio iónico tréltó de estabilizarse mús rúpiclamcntc en los trat<lmientos en que hubo mejor Iixivi<lción, que corresponden a conduct ivid<ldcs de 0.9 y 1,] mmhos/cm. en el a!.!ua de lixiviación. L~ lixiviación de calcio se mantuvo constmlte y rué baja, comparada con la p0rdid~1 de magnesio. posiblemente debido en parte al alto contenido ek Illontmorillonita que segllIl Chu et al (4). retiene el calcio mejor que otros cationes. El despl<lzamien lo ele magnesio tuvo mucl1as variaciones dependiendo de cada tratamiento pero pmcce ser más efectivo cuando se utilizó yeso mezclado con otras saks que cuando se tr~ltó el suelo con cloruro cálcico. En la TalJla 7, se presentan los anúlisis químicos de las aguas de lixiviación d8 los tratamientos IV. 1 Y VII Y del testigo (XI). Puede observarse cómo a los 66 días ele haberse iniciado ellavado,l<l concentración de sales en el lixiviado (mcdid<l indirectamente en la conductividad eléctric<:Jl disminuye notablemente. Por otra parte en el caso del tra tamiento IV la can tidad de calcio Jix iviada aparentemen te comienza a estabilizLlrse en las aguas de 1,lv¡Jelo finales . En relación (1 los datos que se incluyen en la T<lbla 8, puede decirse que el solo lLlvado sin adición de correctivos,aparentcmente no modificó l<l permeabilidad del suelo~ presentúndose condiciones físic<ls parecidas a élquelb s producidJs por un exceso ele sodio de cambio. Esto concuerda con lo expuesto por Russell (9), quien afirrna que el m:lgnesio de c<lmbio en alta proporción posee propiedades deOoculantes. D:bido a múltiples reacciones que suceden en el suelo. cationes como el pot:lsio pueden p;IS<lr a formas intercambi'<lbJes en presencia de illitél y el calcio se puede prccipit;u y formar compuestos insolubles. Estas son algunas de las r~IZOJles por I:IS cuaJes un reempl<lzo cstequiométrico del Ill<lgncsio por el calcio. posibkmcnte 110 se cllmple en este suelo. En I a Tabla 8, podemos ver cómo los tratamientos 1 y VI lcóric;lIl1ent c debieron desplazar 8,5 me. de magnesio por 100 g. pero ~olo el ()k Y 54 0/0 del c;t1cio 3gregado fué · ~Idsorvido . Para estos mismos tféJtamicnto s 1,25 y 4,84 IlIl' . de calcio desplazaroIlunmc, de magnesio por 100 gramos. rcspcctivamcn le . Con estos dos tr<ltamicntos podemos ver 68.

(13) T AB LA 8. Ra ta ele elesplazamien to elel magnesio inducida por los tra tamien tos efectuados. Calcio reempl,lZ;ll1 te me/lOO g. X3. No.. 1---- --- ----- -. I II III IV V. VI V[[. VI[I. [X X XI. en. (!). I. Mg desplazado me/! 00 g. X2. del Ca añadido que fue ,ldsorbido %. Ca:Mg. Desplazamiento me Ca/Mg. -. 5.8 6.8 5.6 6.0 4.6 4.6 3,0 2.4 5,2 3,0. -4.62 -4,80 -2.71 -6.43 -2.85 -0,95 -0.87 +0.49 -2,90 +0,65. 1.25 1,40 2.06 0.93 1,6Q 4.84 3.40. -. 68 80 66 71 54 54 35 28 61 35. -. -. -. -. -. 1,79. 1.83 1,75 3.12 1,30 2,96 8,96 9,71. 2,93. -. Agua recogida a los 66 días (mI). Na desplazado me/lOO g.. Y'. X'. 219 91 58 879 75 14 307 24 10 23 23. 1,77 1,23 1,29 2,64 1,29 1,12 1,65 0,60 0,51 0,66. -.

(14) 1:1 :lctivid:lcl (k adsorción del calcio 110 cs completa. Al dividirse los v;dl)rl'~ lk lo~ Il1l'. lk clkio que dl'spl;lzaron un me.de magnesio por O.6S y 0.54 ~l' obkndrú l'I ekspl:lzall1iento re:1I del magnesio inducido por inkrc;llllbio con el c:dcio. Estos son los valores qlle aparecen cn la Tabla 8 L'lllllO "\)l'~pl:lz;lmil'nto InL'. Ca/Mg~) En el caso de los tratamientos 1 y VI los valores son 1,83 Y 8,96 . respcctivamente. En 1;1 T:I bl;l 9. pUL'del1 obsL'rvarse los coe ficien tes de correlación silllpk l'ntrl' 1:15 variabks utilizadas. siendo <Jltamente significativo 8quel entre l'I sodio cll.'splaz;ldo (en rnc ./1 00 g.) y el volumen de <Jgua puesto sobre 1;1 columna que p;lsa a tr:lvés cid suelo. Se presenta un \'alor significativo para el coeficiente de correlación simpk entre el magncsio desplazado (en mc./1 00 g.) y el volumen de agua que pasa a través dd sucio. No hubo significancia en el coeficiente de correlación entre el calcio ac\sorbido .v la inriltr;lción del aUlla a través del sucio. Lo ;1l1lL'rior puede indicar que posiblemente el sodio en el suelo Ir;ltaclo est[¡ incidiendo en la permeabilidad del suelo en mayor grado que l'I IlwgIlt'~io. Sin cmbargo los dos cationes aparentemente están causando eklll)CLlL1CitHl lIl' las partículas del suelo. Es importante obsen'ar en I;¡ Télbla 9, la correlación altamente si;;'lliric;1tiv~1 entre el c1espl~lzamiellto de magnesio y la adsorción de calcio. InClUclablcJ1lell1e el calcio dcspl(Jza al magnesio con relativa facilidad y con el dcsplLlZ;1111 il'll to de este último se estú mejorando la permeabilidad del sul'lo. L'llllW. -. TABLA 9. Coeficiente de corJelación simple entre las variables utilizadas. N<J. Mg. Ca. me/ 100 gramos X'. Y'. 0.8939. X2. **. X3. 0,6208. *. 0,2843. *. 0,4517. X'. -. 0,7099. X2. -. -. O,8954. **. 4. RESUMEN Y CONCLUSIONES. E/1 b;l se ;¡ tr3bajos prcliminares para el presente estudio, se escogió un ~llcl o ele' I~I snic Galp{)Jl (Hacienda Guayabito) por poseer éste las c:lr;lckrí~1 iea s gClll'r;J!t'S rn ~IS comuncs a aqul'llos suelos del Valle del Cauca ( \1\:1 rí:l<lcinn Ca :fvlg es menor quc b t1nid<ld. El suelo fué tratado con ;';"() ~' . c!níuro ck c;¡j~io l'n IlICl.cbs con otras s~¡\cs que contenía iones K, ~\ I 'J LI () ( ;1. Cf)Jl ( J ObJC10 ele observar su erecto en el despl8zamiento del ;\' l~ ,Y 1.. 1 \i;l eh: l'~Jmbio y en algunaSI)ropiedades físicas del mismo. !\k dJ:lnh.' lo ~, rcsultJdos de an¿Jlisis de los sucios trat8dos y de las aguas de 70.

(15) lavado recogidas durante 66 días, se pudo concluir que adiciones de yeso sin mezclas con otras sales, producen resultados favorables en Clwn to a adsorción de Ca, desplazamiento de Mg e incremento en la permeabilidad. Cuando se incorporó yeso mezclado con (NH 4 ) 2S04 se presentó un mayor desplazamiento del Mg y Na de cambio, comparado con los demás tratamientos, y por tanto mejoró notablemente la permeabilidad. Lavados del suelo sin adición de correctivos aumentaron notoriamente el Mg y el Na intercambiables. Estos lavados no parecen mejorar la mala permeabilidad del suelo, debida. en parte, a la dispersión producida posiblemen te por su al ta saturación en Mg in tercam bia ble. Aparentemente el Na de cambio (2,2 me/lOO g), parece intluir en mayor proporción que el Mg en la permeabilidad del suelo. El yeso incorporado al suelo, solo o mezclado con otras sales. parece ser más efectivo que el cloruro de calcio aplicado en solución a la superficie del suelo al iniciar el lavado. en cuanto a ]a adsorción del Ca . al desplazamiento del Mg y Na y al mejoramiento de ]a permeabilidad.. 5. BIBLIOGRAFIA 1.. BERGER, K.C and P.F. PRATT. 1963. Advances in secondary and micronutrient fertilization, p. 287-329. In McVickar M.H., G.L. Brigder; L.B. Ne1son (ed.) Fertilizer Technology and usage . Soi] Sci. soco of Amer. Madison 11, Wisconsin.. 2.. BLACK, CA. 1960. Soi1-Plant Relationships. Jo1m Wiley and Sonso lnc. New York. 332 p.. 3.. CHAPMAN, H.D. and P.F. PRA TI. 1961. Methods of analysis for soils, plants and waters. University of California. Division of Agricultural Scienccs. 309 p.. 4.. CHU, T.S. and L.M. TURK. 1949. Growth and nutrition of plants as affected by degree of base saturation of different types of clay minerals. Mich. Agr. Exp. Sta. Tech. Bull. 214. Junt'.. 5.. GOMEZ. J.A., D.F. ZORRILLA, CA. FLOR Y V.J. PORRAS. 1969. InDtÚ o de la relación Ca/Mg en la producción de ma Íz en el Valle del río Cauea. Colombia. Agr. Trop. 25: 116-118.. 6.. 7.. HAJDUK. J., and 1. HAUSKRECHT. 1967. lnvestigation ?f m:lgne~ic soils alld their reclamation in tlle ncigbourllood 01 magneslte factories. Soils and fertilizaers. Vol. 30( 4). LEON, L.A.. 1968. Relaciones de calcio. magnesio y potasio en 71.

(16) suelos de la granja "La Florida" Popayán. Agr. Trop. 24: 335-345. 8.. PETERSON, F.F., J. RHOADES, M. ARCA nnd N.T. COLEMAN. 1965. Sclcctivc <Idsorption 01' rnagnesiulll ions by vcrmiculitc. Soil Sci . Soco Amcr. PIOC. 29: 327-328.. 9.. RUSSELL E.\\'. 1962 . Soil conditions and Plant growth. Edition. John Wiley and Sons, Inc. New York. 687 p.. 10.. SILVA, M.F., LI. OLARTE y B. MOTTA DE M. 1963. Métodos analíticos del Laboratorio de Suelos. Instituto Geogrúfico "Agustín Codazzi". Departamento Agrológico. 2a. Ed. PubJ. IT-6.. I l.. TISDALE, S. L ane! W. L. NELSON. 1966. Soil fertility and fcrtilizcrs. Sccond edition. Thc MacMillan. Co. Ncw York 694 p.. 12.. VOISIN, A. 1966. Leyes científicas en la aplicación de los abonos. Primera edición. Edi torial Tccnos. S.A. Madrid 150 p.. 13.. WESSELING, J., W.R. VAN WIJK, 1V1. FIREMAN, B.O. VAN'T WOUDT y R.M. HAGAN. 1967. Drenaje del suelo en relación al suelo y los cultivos. p. 461-578. En Amer. Soco of Agron. Madison 5. W. (ed.) Drenaje de Tierras Agricolas.. 72. 9th.

(17)

Figure

FIGURA  1.  Dispositivo empleado  para  el  ensayo  de  los  suelos  tr&lt;Jtados  con  diferentes  correctivos

FIGURA 1.

Dispositivo empleado para el ensayo de los suelos tr&lt;Jtados con diferentes correctivos p.4
TABLA  3.  Dosis cn  gramos  y  proporción  dc  los correctivos empleados por cada  100 g  ue  sucio

TABLA 3.

Dosis cn gramos y proporción dc los correctivos empleados por cada 100 g ue sucio p.6
TABLA  5.  Resultados de  los  análisis químicos de  los  suelos  tratados con  diferentes correctivos después  ele  66  días de  lavado con  agua  de  pozo

TABLA 5.

Resultados de los análisis químicos de los suelos tratados con diferentes correctivos después ele 66 días de lavado con agua de pozo p.9
TABLA  6.  Resultados  de  Jos  a ,úlisis  químicos de  los  lixiviados  finales.

TABLA 6.

Resultados de Jos a ,úlisis químicos de los lixiviados finales. p.10
TABLA  7.  Resultados  de  los análisis  de  las  aguas  de  los  tratamientos que  dieron  mejores  ratas  de  inflltración  y  mayor rata  de  desplazamiento  de  magnesio

TABLA 7.

Resultados de los análisis de las aguas de los tratamientos que dieron mejores ratas de inflltración y mayor rata de desplazamiento de magnesio p.11

Referencias

Actualización...