Curso Guerra Espiritual Texto

126 

Loading.... (view fulltext now)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

¡PISOTEA LAS

TINIEBLAS EN

EL NOMBRE DE

JESÚS!

Guerra Espiritual contra las

fuerzas de maldad

Por

Ritchie Pugliese

www.restorationnations.com

(2)

INTRODUCCIÓN

LA MENTIRA MÁS GRANDE DEL DIABLO

¡Cuánto se ha hablado y se sigue hablando sobre la guerra espiritual! Vemos en las librerías decenas de libros hablando del tema. Sobre este tema candente se han tejido las más increíbles historias, se han creado mitos y supersticiones que han llevado muchas veces a los mismos cristianos a perder la verdadera perspectiva de Dios sobre este asunto de fundamental importancia para el avance del Reino de Dios.

La Biblia describe al diablo como el padre de mentiras, que siempre esta intentando confundir y desviar al cristiano de la voluntad de Dios... esto el lo ha venido haciendo por mucho tiempo y en la vida de muchos cristianos, ¡y tenga por seguro que a cualquier precio él también intentará confundirlo a usted para que no se enrole en las filas de aquellos cristianos victoriosos que pisotean las fuerzas del mal!

Satanás ha desparramado en la mente de muchos cristianos bien intencionados lo que yo he llamado la más grande de sus mentiras. Esta consiste en hacer creer que la guerra espiritual solo es para unos pocos “elegidos” o para los predicadores y que no es para todos los hijos e hijas de Dios. Hay conceptos erróneos que circulan dentro de nuestro cristianismo actual. Uno muy conocido es el que dice que “sólo pueden

(3)

batallar contra las fuerzas del diablo los que tienen el don de liberación”. ¿Le suena familiar esta declaración?

El resultado de “creer” la más grande mentira del diablo ha sido que gran cantidad de creyentes a lo largo y ancho de esta tierra están viviendo frustrados y derrotados sin saber lo que El Señor ha dicho sobre el tema y no saben como enfrentar y vencer al enemigo. Ellos reciben los más terribles ataques del diablo y sus demonios y se sienten impotentes sin saber que hacer, viendo al diablo reírse de ellos burlonamente.

Si usted hasta la fecha ha pensado que la guerra espiritual es para unos pocos “elegidos”, si usted en lo mas profundo de su ser se siente frustrado por pensar que no puede ser parte del ejército poderoso del Señor que batalla y vence a las fuerzas del mal, tengo una muy buena noticia para darle: Si está dispuesto a abrir sus ojos espirituales y oír la voz de Dios, hoy puede comenzar para usted un panorama completamente diferente sobre la guerra espiritual contra las fuerzas del mal. Este libro no ha llegado a sus manos por casualidad, más bien crea que ha sido por CAUSALIDAD DIVINA, es decir, con un propósito celestial para hacerle dejar las bancas de la duda y el temor y lanzarlo al campo de batalla para obtener las victorias y triunfos que glorifiquen al Señor y lo realicen a usted como soldado de la fe.

(4)

Es mi deseo que al terminar de leer las páginas de éste libro, usted sea parte de aquellos soldados valientes, enrolados en el ejército celestial, que vivan ¡pisoteando las tinieblas en el Nombre de Jesús para extender, en el lugar donde el Señor lo ha puesto, el Reino de Dios! ¿Está dispuesto?

Rev. Ritchie Pugliese Pastor-Maestro

(5)

SECCIÓN I

LO QUE USTED TIENE QUE CREER PARA PODER PISOTEAR LAS TINIEBLAS

EN EL NOMBRE DE JESÚS

LECCIÓN # 1

TRANSFORMANDO LA COBARDÍA EN PODER SOBRENATURAL.

Existen cristianos que cuando les hablan sobre el diablo y los demonios, se les eriza la piel, sienten en su interior un terror inmenso y son

presas de un miedo terrible. Sienten deseos de evadir el tema, salir corriendo y huir despavoridos para pensar en cualquier otro tema.

Lo que muchos únicamente conocen sobre el diablo proviene de las películas del cine y la televisión, que lo presenta algunas veces como un ser horrible, de larga cola, con cuernos y un tridente y otras (las menos por cierto) como un ser “no tan malo” y hasta amigable.

¿Sabe algo? Si usted ha creído lo que le han mostrado en la pantalla del cine y la televisión seguramente será seducido, engañado y

derrotado por el diablo.

La sociedad actual, que está bajo el poder del maligno, quiere hacerle creer a usted que el diablo tiene poder para destruirle... ¡y es probable que usted lo haya creído!

(6)

La Biblia habla mucho sobre el conflicto espiritual que existe contra las fuerzas del mal. Ella nos enseña que el diablo es un enemigo real que vino para “hurtar, matar y destruir” (Juan 10:10) y que anda alrededor de nosotros “buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8). Yo le aseguro que realmente tendríamos que temer y huir despavoridos y sin

esperanza si no tuviéramos una salida victoriosa ante los embates del diablo. ¡Gracias a Dios que sí la hay! Dios nos ha provisto en su Hijo Jesucristo la clave para poder pisotear el poder de las tinieblas. Jesucristo ha trazado el camino por el cual podemos ser más que

vencedores. ¡El ha vencido a todas las fuerzas del mal y en Su precioso Nombre, que es por sobre todo nombre, podemos descansar seguros y batallar confiados sabiendo que Aquél que ganó primero, es nuestra carta de triunfo ante todo poder maligno!.¡¡Podemos vencer a las fuerzas del mal en el Nombre de Cristo!!

Por eso es necesario que usted abra sus ojos espirituales para entender y creer que usted SI ha sido diseñado por Dios para batallar contra el mal y vencer, que ha sido diseñado por Dios para pelear la buena batalla de la fe.

Al final de éste capítulo usted deberá decidir que hacer con la guerra espiritual: Observarla con temor como sucede o tomar parte activa en

(7)

ella. El propósito de Dios es que usted sea un guerrero poderoso y valiente que alcance victoria para el Reino de Dios.

La Biblia enseña que si usted ha recibido un día a Jesús en su corazón es un hijo de Dios (Juan 1:12), ha dejado de ser parte del reino de tinieblas para pertenecer al Reino de Jesucristo (Colosenses 1:12-13). Como hijos legítimos de Dios y herederos de sus preciosas y grandísimas promesas, una de las bendiciones que hemos recibido es el legítimo derecho de poder pisotear las fuerzas de las tinieblas en el Nombre poderoso de Jesús.

Creer que la lucha espiritual es para unos pocos o para ciertas personas es sinónimo de ser derrotado aún sin batallar. Al diablo le encanta que los cristianos crean tales cosas, ya que él está deseoso de sacar provecho de aquellos que por la ignorancia desconocen lo que Cristo ha realizado y preparado para los suyos.

Hay varios pasajes de las Sagradas Escrituras que nos muestran que todo aquél que ha sido lavado por la Sangre del Cordero Jesucristo, es un soldado de Dios para batallar contra las fuerzas del mal. Piense en lo siguiente: Antes de recibir a Cristo como el Salvador de su vida, usted pertenecía al reino de tinieblas, cuyo rey era el diablo. Usted vivía de acuerdo a los parámetros de aquél rey, lejos del reino de Dios y su justicia. Desde el momento en que usted recibió a Cristo en su corazón,

(8)

usted murió a su vieja vida y nació de nuevo, es decir, fue trasladado del reino de tinieblas al reino de la luz.

Para dejar el reino de las tinieblas, usted contó con la ayuda de alguien superior y más poderoso: Jesucristo. Usted decidió morir a los derechos del reino de tinieblas, renunció a esa ciudadanía para cambiar su

condición de esclavitud a verdadera libertad. Usted ahora es un ciudadano del reino de la luz y el reino de las tinieblas ha perdido un integrante más. Eso precisamente no le ha gustado nada al diablo.

Usted ha sido catalogado por él como un desertor y traidor. No hay peor cosa para el diablo que perder un súbdito y que éste se vaya al reino de Dios. Usted ahora es un enemigo del diablo y sus demonios. Antes vivía en el reino de ellos, ahora vive del otro lado de la mano de Jesucristo. Usted ahora se ha transformado en un ser peligroso para el diablo porque ha decidido trabajar para Dios y en favor de Su Reino. Usted ahora vive en batalla constante y deberá vivir alerta para que ningún dardo de las tinieblas pueda herirlo o intentar matarlo.

¿Entiende que por el sólo hecho (y gloria a Dios por eso) de que usted cambio de reino y es un cristiano, está envuelto en la guerra espiritual? No es cuestión de decidir si va o no a pelear. Por el simple hecho de ser un cristiano ya esta envuelto en la lucha espiritual.

(9)

Hay varios pasajes de la Biblia que recomiendo los memorice para darse cuenta que usted es un guerrero de Dios, que debe ser previamente entrenado para luego sí ser llevado al campo de batalla para triunfar para la Gloria de Dios.

Hay también varios puntos que usted debe saber, que le ayudarán a crecer en fe y lanzarse de lleno para lo que ha sido diseñado por Dios: ¡Para triunfar sobre las fuerzas del mal!:

1. JESÚS DIJO QUE SUS DISCÍPULOS ECHARÍAN FUERA DEMONIOS.

Lea Marcos 16:17

En este pasaje Jesús les estaba hablando a sus discípulos y los estaba comisionando para llevar el evangelio a toda criatura. Dentro de ese mandato estaba encerrada la autoridad para echar fuera a los

demonios. En el libro de los Hechos vemos como se confirmaron las palabras del Señor en la vida de esos discípulos y todos los que creerían después. A través de los siglos muchos más creyeron al Señor y se transformaron en sus discípulos. Usted y yo somos también discípulos de Jesucristo por hacer lo que Él dice y obedecer lo que Él manda. Entonces esta autoridad delegada para continuar echando fuera a los demonios sigue vigente hoy para usted y para mí.

(10)

Note que en este pasaje no dice que “echen fuera los demonios los que tengan el don o un ministerio especial”. Había un sólo requisito: “creer”, pues en algunos versículos anteriores Jesús les reprochó su incredulidad y les motivo diciendo “éstas señales seguirán a los que creen”.

La posibilidad queda abierta para todos los hijos del Señor, sólo basta creerlo y practicarlo.

2. EL APÓSTOL PABLO TAMBIÉN NOS ANIMA Y EXHORTA A REPRENDER LAS TINIEBLAS.

Lea Efesios 5:7-11

Este pasaje viene como una orden del cielo en boca instándonos, como hijos de la luz, a no tolerar a las tinieblas sino a echarlas afuera,

reprendiéndolas. En este pasaje en forma indirecta se nos dice que si no reprendemos, estamos participando de las obras infructuosas de las tinieblas. La acción de reprender a las fuerzas del mal es una constante en la vida de todo cristiano victorioso. Es la reacción espiritual de un cristiano lleno del poder del Espíritu Santo y de la autoridad de la Palabra de Dios

(11)

3. NUEVAMENTE EL APÓSTOL PABLO AL HABLAR SOBRE EL EQUIPO NECESARIO PARA LA GUERRA ESPIRITUAL ANIMA A FORTALECERSE EN EL SEÑOR.

Lea Efesios 6:10

Note que el versículo está en plural, no en singular. Va dirigido a todo el pueblo de Dios residente en Efeso y para todos los cristianos a través de los siglos. En ningún momento menciona a “especialistas” o ciertos

individuos privilegiados. Aquí se enfatiza la imperiosa necesidad de fortalecerse en el Señor y su Poder antes de salir al campo de batalla. Es un consejo especial y general para una guerra bien particular.

Mas adelante trataremos el asunto de equiparse espiritualmente antes de empezar a batallar contra las fuerzas del mal. Lo importante aquí es fortalecerse para poder estar firmes. No es la voluntad de Dios que ningún hijo suyo sucumba bajo los poderes del mal. Él nos ha diseñado para la victoria porque Él es un Dios victorioso.

4. LA ARMADURA ESPIRITUAL ES DETALLADA PARA QUE TODOS LOS CRISTIANOS PUEDAN UTILIZARLA.

Lea Efesios 6:11

Es importante detenerse a pensar para quiénes El Señor preparó su armadura …¡Es para todos sus hijos e hijas! Él nos exhorta a “vestirnos

(12)

de toda la armadura” (v.11). Si esto hubiera estado diseñado para ciertas personas o especialistas, o los dotados de dones de liberación, ¿Usted cree que el Espíritu Santo no lo hubiera registrado? El Espíritu Santo es muy detallista y tenga por seguro que si habló en plural es porque es para todos sin ninguna excepción. ¡Gloria a Dios que es así! ¡Todos podemos ser parte del ejército vencedor de Jesucristo! ¡Hemos sido diseñados para triunfar sobre las fuerzas del mal!

5. SANTIAGO NOS DA LA CLAVE PARA QUE TODOS PODAMOS RESISTIR AL DIABLO.

Lea Santiago 4:7

Someterse al Señor es el privilegio de todo creyente que desea experimentar sobre su vida el control del Espíritu Santo. Si usted voluntariamente decide someterse a El, podrá resistir y hacer huir al diablo de su vida, familia, negocios, ministerio, etc. Note otra vez, que el consejo de Santiago es para todos sin excepción. Las acciones claves de este pasaje son “someteos” y “resistid” y claramente podemos

(13)

6. EL APÓSTOL JUAN, GUIADO POR EL ESPÍRITU SANTO, DA UNA VISLUMBRE DEL FUTURO VICTORIOSO DE LA IGLESIA

Lea Apocalipsis 12:11

Si todavía le quedan dudas acerca de sí Dios lo ha diseñado para ser parte del ejercito de la fe y batallar contra las fuerzas del diablo, permítame mostrarle lo que El Espíritu Santo registró en este pasaje. Dice el versículo: “y ellos...”. Habla generalmente de todos los hijos de Dios: altos y bajos, ricos y pobres, blancos o negros, casados y solteros, rubios o morenos. Ninguno queda afuera. ¿Qué hicieron ellos? “Le han vencido” ¿a quién? Al diablo y sus demonios. La historia termina con esta vigente realidad: ¡¡¡Los hijos de Dios vencieron al diablo porque Cristo le ganó primero en la Cruz del Calvario!!!

La historia termina así y usted debe decidir si se conforma con mirar cómo la historia avanza o si decide ser parte de ella.

Dios lo ha diseñado para que usted haga historia en el mundo espiritual y deje las bancas de la duda y la incredulidad. Es tiempo de levantarse del letargo, la pereza espiritual y tomar las armas que Dios nos ha dado para luchar en favor del Reino de Dios y ser valientes soldados de la fe. Usted debe decidir si va a quedarse encerrado en el cuartel o si va a salir a batallar en el Nombre de Jesús. Dios quiere verlo a usted

(14)

Su Palabra también. No lo dude más, ¡Levántese y alístese en el ejército ganador del Señor, Aquél que en la cruz del calvario pisoteó y apabulló al poder de las tinieblas una vez y para siempre!

(15)

LECCIÓN #2

EL FUNDAMENTO QUE EL CRISTIANO NECESITA TENER PARA PISOTEAR EL PODER DE LAS TINIEBLAS

Dijimos en la lección anterior que la guerra espiritual es para todos los hijos de Dios. La Palabra de Dios avala esa idea, pero creo conveniente que sepamos cuáles son los requisitos mínimos y básicos que un cristiano debe tener para salir a la guerra espiritual. Es en este punto que muchos por descuido o ignorancia salen a guerrear y fracasan, vuelven heridos y lastimados. Para evitar eso en nuestras vidas, debemos repasar y conocer los fundamentos del cristiano.

Bíblicamente hablando todos los cristianos hemos sido diseñados para sacudir el poder de las tinieblas. ¿Cuáles son estos requisitos? Primero y principal debemos definir qué es un cristiano. Para eso debemos leer lo que dice Hechos 2:38. Allí se nos muestra cuáles son los cimientos de un verdadero cristiano.

Para ubicarnos en el contexto de este pasaje, debemos saber que el Apóstol Pedro lleno de la virtud de lo Alto, como consecuencia del derramamiento del Espíritu Santo, les está hablando a personas que habían recibido la proclamación del Evangelio y estaban viniendo a los pies del Señor. Entonces Pedro les dice cuáles son los pasos para convertirse en verdaderos cristianos. El versículo 41 dice que la

(16)

consecuencia de esta predicación fue que “se añadieron en aquel día como tres mil personas”.

Entonces volviendo a nuestro tema, un verdadero cristiano es aquel que:

a) Se arrepiente y nace de nuevo. b) Se bautiza en agua.

c) Recibe el don del Espíritu Santo (esto incluye el bautismo en el Espíritu Santo con la evidencia inicial de hablar en nuevas lenguas, según hechos 2:4 como la puerta inicial hacia las profundidades de Dios)

Este es el fundamento que bíblicamente todo cristiano debe tener para poder edificar arriba oro y plata (cosas no perecederas, santas y de alcance eterno) y estar calificado para batallar contra el poder de las tinieblas.

Ahora bien, ¿por qué todo cristiano que desea batallar contra el poder de las tinieblas debe tener estos tres elementos? Muy sencillo, si uno no se arrepiente y nace de nuevo no puede llegar a ser un hijo de Dios (Juan 1:12) y es imposible que alguien que no sea un hijo de Dios pueda batallar contra las fuerzas del mal, pues la Biblia enseña en

Colosenses 1:13-14, que antes de ser librados y trasladados al Reino de su Amado Hijo estábamos viviendo bajo el poder de la tinieblas.

(17)

Por otro lado, el segundo paso que es el bautismo en agua, es un paso de fe y obediencia, y es imposible que alguien en desobediencia pueda batallar contra el poder de las tinieblas. La desobediencia me descalifica espiritualmente para guerrear, pues ella es un pecado a los ojos de Dios. Ser bautizados por inmersión en las aguas es un acto

principalmente de obediencia al Señor.

Por último (y muy especial), sin la unción de lo alto no podemos tener autoridad práctica para pisotear el poder de las tinieblas. En Efesios 6:10-18 encontramos detallada la armadura de Dios para el creyente. Muchas veces, algunos predicadores del tema guerra espiritual omiten el versículo 10 y comienzan a hablar de nuestras armas espirituales a partir del versículo 11. ¿Es importante lo qué dice el versículo 10? (Leerlo)

¿Qué está diciendo este pasaje?: Que antes de vestirnos de toda la armadura, tenemos que ser INVESTIDOS con el Poder de lo Alto. El poder de la fuerza de Dios es el Espíritu Santo, Dios mismo. Zacarías 4:6 dice “No con ejercito ni con fuerza más con mi Espíritu ha dicho Jehová de los ejércitos”. Es imposible que alguien que no viva una vida llena del Espíritu Santo pueda batallar contra el poder de las tinieblas. Algunos pueden dudar diciendo ¿Acaso nuestra victoria en la faz

(18)

espiritual no está basada en la victoria de Cristo en la cruz, no es acaso por lo que Cristo hizo y no por lo que yo hago?

Si, es verdad, nuestra victoria está basada en lo que Cristo hizo una vez y para siempre en la cruz del Calvario. Pero déjeme decirle una cosa sobre esta verdad. La obra de Cristo en la cruz nos asegura lo siguiente:

1. Cristo murió en la cruz del calvario y derramó su preciosa sangre para que recibamos el perdón de nuestros pecados.

2. Resucitó al tercer día para darnos una vida nueva.

3. Ascendió a la Diestra del Padre para darnos una vida de victoria y poder.

¿Qué tiene que ver esto que le estoy compartiendo, con la unción del Espíritu Santo? Note y vea qué relación tiene una cosa con la otra: El resultado glorioso de haber ido Cristo voluntariamente a la cruz del Calvario, luego resucitar y por último ascender a la derecha de Dios, fue que SE DERRAMO EL ESPÍRITU SANTO EL DÍA DE PENTECOSTÉS

(Hechos 2). Es decir que sino hubiera existido el Calvario y la

resurrección, no hubiera sucedido ningún Pentecostés. Es decir que para nosotros hoy eso significa que sino tenemos primero los fundamentos de haber nacido de nuevo y entrado al Cuerpo de Cristo por medio del acto simbólico del bautismo en agua, no podemos recibir la unción de lo

(19)

alto que nos califica para vivir una vida santa y tener autoridad para batallar contra las fuerzas de las tinieblas (La única excepción a esta norma de Dios la encontramos en Hechos 10:44-48, donde los que habían creído recibieron primero el Bautismo en el Espíritu Santo sin haberse bautizado en agua. Este es el único caso que se registra en la Biblia). Es por eso que el diablo ha trazado una estrategia maléfica para crear confusión y división dentro del pueblo de Dios respecto al tema de la llenura y el bautismo en el Espíritu Santo. El bien sabe lo que es una persona y una congregación llena del poder de Dios, por eso intentará hacer lo que sea con tal que el pueblo de Dios ignore o confunda la doctrina del bautismo en el Espíritu Santo.

Al ser bautizados en el Espíritu Santo nuestras vidas entran en una dimensión nueva y se vuelven más sensibles a la voz de Dios y al obrar de las tinieblas. Muchos pretenden ir a la guerra con la armadura pero sin el aceite celestial que hace que la armadura no se oxide sino que esté en las mejores condiciones. Pretender salir a la guerra sin la unción del Espíritu es ir directamente hacia el fracaso.

Jesús luego de haber resucitado de los muertos se presentó ante sus discípulos y les dijo en Lucas 24:49 (Leerlo)

(20)

¿Por qué les dijo que esperasen “hasta”? Debido a que era necesario primero ser investido con el poder de lo alto antes de realizar la tarea. Lamentablemente muchas obras que nosotros hacemos hoy día están hechas en el poder de la carne, por eso es que fracasamos. Si

deseamos éxito en todo lo que emprendamos, debemos primero y principal esperar “hasta” recibir el poder de lo Alto. Una vez que lo hemos recibido, ¡manos a la obra! y veremos la bendición de Dios y la derrota del enemigo. Isaías 10:27 dice que el yugo satánico se

romperá o quebrará a causa de la Unción del Espíritu Santo. El Señor nos ha colocado en distintos lugares del mundo para que le sirvamos y además con lo que El ya ha hecho en la cruz del calvario, podamos quebrar todo yugo satánico que está oprimiendo y destruyendo a tantas vidas.

Si usted todavía no ha recibido el bautismo en el Espíritu Santo, hoy puede ser su día. La Biblia dice “el que tenga sed que beba” y que si le pedimos a Dios ¿cómo no nos va a dar más de Su Espíritu Santo? Pídale a Jesús, que es el que Bautiza con el Espíritu Santo, que inunde su vida y recibirá la Promesa del Padre. Fluirán de su ser los ríos de agua viva, será lleno de la Unción Celestial y de sus labios desbordará el agua de vida dándole lenguas celestiales confirmando de esta manera

(21)

que ha recibido el bautismo en el Espíritu Santo según Hechos 2:4. Entonces, ¡Habrá recibido verdadero poder!

Abra su corazón al Señor y venga a Él, sediento y desesperado. Usted verá cómo Él derramará de Su Espíritu Sobre su vida y le dotará del poder necesario para traer gloria y honor al Nombre del Señor.

(22)

SECCIÓN II

LO QUE USTED TIENE QUE DESCUBRIR PARA PODER PISOTEAR LAS TINIEBLAS

EN EL NOMBRE DE JESÚS

LECCIÓN #3

PONIENDO LAS COSAS EN SU DEBIDO LUGAR

Para poder entender cabalmente el tema de la guerra espiritual, necesitamos poner sólidos fundamentos. Los mismos se encuentran registrados en la Palabra de Dios.

Muchas veces al hablar sobre el tema de la guerra espiritual perdemos de vista que realmente ¡es una guerra espiritual! que se ha desarrollado en los aires y tiene a la tierra como su base de operaciones.

Hay dos pasajes del Antiguo Testamento, los cuales son considerados por la mayoría de los teólogos como los que tratan sobre el origen y destino del diablo. Al leerlos descubriremos una gran verdad espiritual decisiva en nuestra lucha contra las fuerzas del mal.

Estos dos pasajes nos hablan acerca de Lucero, querubín creado para adorar a Dios. Era el ministro de música del cielo que elevaba la alabanza hacia Dios. En un momento determinado se rebeló contra Dios, se llenó de maldad e iniquidad y pecó (Leer Eze. 28:15-16.). Por

(23)

eso fue cortado y derribado de su condición inicial (Leer Isa. 14:12 y 15). Su rebelión originó su estrepitosa caída y perversión y se

transformó en el adversario de Dios.

Más allá de centrarme en la rebelión de Lucero (Lucifer) y su posterior caída, quiero destacar algo que considero un punto de vital importancia. En el pasaje ya citado de Ezequiel 28 hay algunas frases que nos

guiarán a encontrar una verdad irrefutable que el enemigo desea que ningún hijo de Dios sepa. Prestemos atención a las siguientes frases: “... en el día de tu CREACIÓN.” (Eze. 28:13),

“... YO TE PUSE en el santo monte de Dios,” (Eze. 28:14). “... en el día que FUISTE CREADO,...” (Eze. 28:15).

“... YO TE ECHE...” “... TE ARROJE” (Eze. 28:16). “... YO TE ARROJARE” (Eze. 28:17).

“... (YO) TE PUSE en ceniza...” (Eze. 28:18)

¿Qué nos enseñan todas estas frases? Ellas nos muestran que Satanás es una CRIATURA.

¿Qué significa esto? Significa que ha sido creada por un creador, por alguien superior. Ese “alguien superior” ¡es nuestro Dios, el creador de todas las cosas que están en los cielos y en la tierra, visibles e

(24)

Dios es el único Creador por excelencia, todo está bajo sus pies, pues todas son sus criaturas, hechas por Él y bajo su autoridad y dominio. En muchas películas de cine y televisión hemos visto muchas veces cómo las criaturas eliminan y asesinan a sus creadores. Recuerde, por ejemplo, al famoso personaje llamado Frankeisten el cual asesinó al profesor que lo había creado. En muchas situaciones de la vida terrenal también hemos visto cómo las cosas creadas pueden volverse contra su creador. La historia dice que en Francia, el creador de la guillotina murió decapitado con su propia invención. Pero... déjeme decirle algo: En la esfera espiritual esto nunca será así, ninguna criatura (cualquiera sea su nombre y rango) jamás pudo, puede ni podrá destruir a su creador. Dios como absoluto y único Creador tiene potestad sobre

todas sus criaturas, incluida el diablo. Por más que cualquier criatura se rebele contra Dios el creador, jamás podrá destruirlo ni eliminarlo. En el pasaje de Ezequiel, Lucero (transformado en diablo por rebelarse contra Dios) sólo es una simple criatura en las manos del Gran Creador. Allí dice que Dios lo “puso”, lo “sacó”, lo “echó”, lo “arrojó” a voluntad y Lucifer tuvo (a pesar de no querer hacerlo y rebelarse) que obedecerle y someterse a su Creador.

Entonces, la guerra espiritual consiste en la lucha existente entre el CREADOR (DIOS) y una de sus criaturas (SATANÁS). El resultado:

(25)

Victoria del Creador sobre la criatura. Nunca puede ser al revés, pues en el Reino espiritual el Creador siempre tiene en sus manos a sus criaturas, pudiendo hacer de ellas como bien quisiese.

Este ha sido un golpe certero, que aún antes del comienzo de las cosas, Dios le dio a Satanás para “ubicarlo” en su debido lugar.

El enemigo bien sabe que como criatura de Dios debe vivir eternamente debajo de Dios. ¿Ahora entiende por qué lucero intentó “ser igual a Dios” (Isa. 14:14)? El precio de la rebelión del diablo ha sido muy alto. Por sublevarse e intentar superar a Dios se ganó el castigo eterno. ¿Está entendiendo lo que realmente significa que Satanás es una

criatura? Dios, el Creador, lo domina con facilidad y le permite accionar sólo hasta un cierto punto delimitado por Él.

Dios había creado a Lucero para su gloria y alabanza, pero éste se reveló a esa verdad. Por eso su nombre y condición cambió: de ministro de música del cielo se transformó en Satanás, nombre que significa adversario. De allí en más, el amado querubín se transformó en el principal enemigo de Dios. El diablo nunca pudo tolerar el golpe certero que Dios le propinó cuando se rebeló. Dios lo hizo para hacerle recordar una y otra vez que él es una criatura en las manos de su Creador.

(26)

Por eso, a través de los siglos, el enemigo nunca se quedó ni quedará pasivo. El siempre intentó, intenta e intentará, si fuera posible,

destronar a Dios y robarle el título de Creador. De allí la gran batalla desatada en los aires y ejecutada en la tierra.

(27)

LECCIÓN #4

¿CUALES SON LAS ÁREAS DE OPERACIÓN DIABÓLICA?

Una de las preguntas comunes que todos nos hacemos al analizar la lucha espiritual, es: ¿existen áreas de dominio diabólico?, si así fuera, ¿cuáles son las áreas donde operan Satanás y sus demonios?

La Biblia llama al diablo el “príncipe de este mundo” (Juan 12:31,

14:30, 16:11),“el príncipe de la potestad del aire” (Ef. 2:2), “el dios de este siglo” (2 Co. 4:4). Su área de acción es la tierra (1 Juan 5:19), pero su base de maquinaciones está en las regiones celestes (Ef.6:12) que es el cielo intermedio entre el cielo que ven nuestros ojos y el tercer cielo, lugar donde habita Dios.

En Ef.6:12 se nos habla de jerarquías diabólicas, al analizarlas una por una, nuestro panorama espiritual se aclarará respecto al campo de acción o dominio que pretende ejercer el enemigo:

1. PRINCIPADOS

En griego = “Arcé” (se pronuncia Arjé).

El diccionario define esta palabra como: “territorio o jurisdicción de un príncipe sobre naciones o ciudades”. Ejemplo: “el príncipe del reino de Persia” (Daniel 10:13), “príncipe de Persia”, “príncipe de Grecia” (Daniel 10:20).

(28)

2. POTESTADES En griego = “Exousía”

Significa “autoridad sobre diversas áreas o territorios”.

Ejemplo: las áreas o territorios pueden ser el mundo, un continente, un país, un estado, una ciudad, un condado, un barrio, una casa.

3. GOBERNADORES DE LAS TINIEBLAS DE ESTE SIGLO

En griego para definir la palabra “gobernadores del mundo”, se utiliza la palabra “Kosmokráto” que se traduce cómo “señores del mundo” o “príncipe de este tiempo”. 2 Co. 4:4 dice “dios de este siglo” y Mateo 4:8-9 dice “reinos del mundo”

4. HUESTES ESPIRITUALES DE MALDAD La palabra “maldad” en griego = “Ponería”.

Significa “algo altamente dañino o destructor”. Estamos hablando entonces de ejércitos espirituales altamente dañinos o destructores. 5. ASECHANZAS DEL DIABLO (Esta frase aparece en Efesios 6:11)

La palabra “asechanzas” en griego = “Methodéia”.

Significa “seguir como método y plan establecido, el uso de engaños, falsedades y malas mañas”.

Con lo que estamos analizando, deducimos que el diablo y sus demonios se han colocado estratégicamente sobre cada continente, nación,

(29)

estado, ciudad, provincia, barrio, calles, esquinas, con el sólo propósito de hurtar, matar y destruir (Juan 10:10a). Ellos deben ser despojados de esos lugares en el Nombre de Jesucristo.

Estas áreas de operación no siempre aparecen tal como son, sino que muchas veces vienen disfrazadas bajo un manto de “religiosidad y bondad”. En los países de Latinoamérica, por ejemplo, es muy común ver que cada zona o región lleva el nombre de un “santo o patrono protector”. Esto a los ojos de la gente y los religiosos parece inofensivo (hasta es motivo de grandes celebraciones), pero para el cristiano bíblico y alerta es un llamado de atención, ya que la Biblia enseña que detrás de los ídolos (aunque tengan la figura de personas buenas y aún la de Dios) están los mismos demonios, pues Dios terminantemente dijo en Éxodo 20:3-5 que no se debía hacer imágenes de ninguna clase. Entonces, cada región o ciudad en vez de tener un santo protector tiene en realidad un demonio destructor que está controlando dicha región o ciudad.

Hay regiones enteras que, debido a la ceguera espiritual de sus habitantes y a la falta de influencia espiritual de una iglesia cristiana bíblica llena del Espíritu Santo, han sido entregadas abiertamente al control del diablo y los demonios. Nadie por cierto encomendaría una región o ciudad a manos del diablo, pero como el enemigo es

(30)

especialista en disfrazarse, aparece vestido con la forma de la religión del pueblo o bajo el nombre de santos y la gente en su inocencia y ceguera espiritual los adora y les entrega el control y dominio del lugar. Nosotros como cristianos tenemos que saber esto y actuar en el

Nombre de Jesucristo. La Biblia nos enseña que cada región de este mundo le pertenece al Señor, Creador de los cielos y la tierra (Sal. 24:1). Debemos tomar la ofensiva y recuperar ese terreno robado por el diablo y sus secuaces.

Por supuesto esto no sólo sucede en los países latinoamericanos, sino en cualquier lugar de los distintos continentes. Recuerde que el plan de destrucción del maligno es global.

Esta es una verdad que hoy mismo la vemos operar en tantas regiones sobre la faz de la tierra. ¿Nunca escuchó o recibió información que en cierta ciudad a menudo suceden los mismos trágicos accidentes y que van en aumento cada año? ¡Nunca escuchó las noticias que dicen que la ciudad “xx” tiene el índice más alto de drogadicción, prostitución,

asesinatos, asaltos, pobreza, Sida/HIV? ¿Quién cree usted que origina y promueve esto? ¡El mismo Satanás, operando a través de sus jerarquías diabólicas ubicadas estratégicamente en cada lugar para destruir!

(31)

Piense en la zona donde usted reside actualmente. ¿No ha notado el incremento de hechos o sucesos terribles que van en aumento cada día y que son contrarios a la Palabra de Dios?

Su ciudad: ¿se caracteriza por tener un índice alto de algún pecado, como ser prostitución, drogas, alcohol, tabaco, homosexualidad, lesbianismo, atracos, pandillas, otros peligros?.

¿Alguna vez le ha pedido al Señor discernimiento de espíritus para ver la realidad espiritual que opera y afecta la ciudad donde usted reside? Creo firmemente que Dios ha colocado a las iglesias locales en distintos lugares para que éstas tomen la autoridad de Jesucristo y, en el poder del Espíritu Santo, disciernan espiritualmente cuál o cuáles son aquellos espíritus demoníacos ocultos y disfrazados que quieren controlar los aires y las calles de la ciudad. Dios nos ha colocado para que los

identifiquemos y empecemos a batallar contra ellos y los echemos fuera de nuestra jurisdicción para poner las cosas en su debido lugar y traer la gloria y la victoria al nombre del Señor.

Su iglesia local, ¿ha hecho esto alguna vez? ¿Está batallando

espiritualmente como ejército de Dios contra las fuerzas del enemigo de ese lugar? Medite en todo lo horroroso y destructivo que sucede en la ciudad donde su iglesia local está establecida, ¿No será ya el tiempo de abrir los ojos espirituales, detectar a nuestros enemigos y comenzar a

(32)

batallar contra toda fuerza maléfica a fin de pisotearlos y extirparlos? ¡El tiempo es hoy! ¡Mañana puede ser muy tarde!

(33)

LECCIÓN #5

CONOCIENDO A NUESTRO ADVERSARIO Y EL ALCANCE DE SU PODER MALÉFICO

Dijimos en capítulos anteriores que Satanás es una criatura de Dios. Eso significa que él no puede tener el poder y la autoridad que tiene Dios como Creador. Es verdad, pues La Biblia dice que”

1. SOLO DIOS ES OMNIPRESENTE

Esta palabra significa que Él está presente en todos lados. No hay lugar alguno en que podamos escaparnos de su presencia y mirada (vea Sal. 139:7-12, Mat. 28:20).

2. SOLO DIOS ES OMNIPOTENTE

Esta palabra significa que Él tiene todo poder. El poder mas grande del universo está contenido únicamente en Dios (vea 1 Cro. 29:11-12. Mat. 28:18).

3. SOLO DIOS ES OMNISCIENTE

Esta palabra significa que Él conoce todas las cosas. El verdadero conocimiento pertenece a nuestro Dios (vea Salmo 139:1-4, Judas v.25)

(34)

El “poder” del diablo (por así decirlo) es un poder limitado e inferior al de Dios. El no es omnipresente pues no está en todos

lados, no es omnipotente pues tiene “poder” limitado, no es omnisciente ya que solo puede adivinar. Por eso una de sus tácticas malignas

mentirosas es hacernos creer que él tiene poder mayor que Dios. La Biblia enseña en 2 Corintios 2:11 que no debemos ignorar sus maquinaciones.

La palabra “maquinaciones” en griego es = “Noema” y tiene un triple significado:

a) “Sentidos” (vea 2 Co. 11:3) b) “Pensamientos” (Fil. 4.7) c) “Entendimiento” (2 Co. 4:4)

Satanás es un estratega con experiencia que utiliza todos sus sentidos, pensamientos y entendimiento para “maquinar” planes de destrucción para el pueblo de Dios.

El también está al asecho (Ef.6:11) La palabra “asechanza” en griego = “methodéia” significa: “artimañas” (Ef. 4:14).

También el enemigo está siempre tirando un lazo. Esta palabra en griego = “pagís” (Rom.11:9) que significa “trampas”

(Observación: la palabra “lazo” también aparece en 1 Timoteo 3:7 y 2 Timoteo 2:26) Todo esto lo hace para seducir y atrapar a sus presas.

(35)

A continuación detallaré el alcance del poder del diablo y los demonios según las escrituras:

(Leer en la Biblia todas las citas mencionadas)

1) Opera en el reino de lo oculto (Lev. 19:26-31, Deut. 18:10-12). 2) Se disfraza (2 Co. 11:14)

3) Tiene conocimiento parcial (Marcos 1:23-24 “sé quien eres”) 4) Habla a través de las personas (Marcos 1:24)

5) Expresa sus deseos (Mateo 8:31 “permítenos ir”)

6) Tienen miedo (Lc. 8:31 “rogaban que no los mandase ir al abismo”) 7) Necesitan descanso (Mateo 12:43 “buscando reposo”)

8) Tienen voluntad y toman decisiones (Mateo 12:44-45 “volveré a mi casa”)

9) Pueden ser feroces (Mateo 8:28) 10) Tienen fuerza (Hechos 19:13-16)

11) Pueden dominar al hombre (sin Cristo) y a los animales (Lucas 8:33)

12) Pueden predecir o adivinar (Hechos 16:16) 13) Pueden falsificar la obra de Dios (Éxodo 7:9-12)

14) Pueden impedir las oraciones de los santos (Daniel 10:12-21) 15) Pueden utilizar (fuera de su contexto) las Sagradas Escrituras (Mateo 4:6)

(36)

16) Pueden hurtar, matar y destruir (Juan 10:10a) 17) Ciegan la mente (2 Co. 4:4)

18) Endurecen la mente (2 Co. 3:14)

19) Corrompen con falsas enseñanzas (2 Co. 11:3)

20) Depravan la mente de aquellos que se oponen a la verdad (2 Tim. 3:8)

21) Pueden sembrar muerte (Hebreos 2:14)

22) Devoran (dominar totalmente) al ser humano sin Cristo (1 Pedro 5:8)

23) Pueden apagar la fe (Marcos 4:15) 24) Pueden encender la duda (Efesios 6:16)

25) Pueden vestirse de ovejas (disfrazarse) para engañar (Mateo 7:15-20)

26) Pueden tentar (Génesis 3:1-6, Mateo 4:3)

Quizás usted, al leer todo esto pueda pensar que el enemigo tiene en realidad mucho poder y que debemos andar con cuidado. ¿Sabe algo? Satanás y sus demonios tienen poder limitado, ya que Dios le ha puesto límites. Entender y creer esta verdad le ayudará a usted a dejar el

(37)

el poder superior en el cual usted como cristiano se mueve: ¡El poder y la autoridad de Jesucristo!.

En el libro de Job 1:9-12 y 2:4-6 allí vemos un episodio en el cual

Satanás va a pedirle permiso a Dios para tocar la vida de un hijo suyo. Ese personaje es Job. Lea con atención lo que dice el capítulo 1:12 “Dijo Jehová a Satanás: he aquí todo lo que tienes está en tus manos, solamente no pongas tu mano sobre él. Y salió Satanás de delante de Jehová.”

¿Qué hizo aquí Satanás? El pasaje dice que fue a pedirle autorización y permiso a Jehová para hacer una cosa. ¿Por qué le pidió Satanás autorización a Dios? Muy sencillo: ¡Porque Dios es autoridad sobre Satanás!, ¡Porque Dios es Creador y Satanás es una criatura de Dios!, ¡Porque Satanás está debajo de Dios!

Lea ahora el capítulo 2:6

“Y Jehová dijo a Satanás: He aquí, él (Job) está en tu mano, mas guarda su vida.”

Es interesante notar que en el pasaje de Job 1:12 Satanás tuvo que pedirle permiso a Dios para tocar las cosas que rodeaban a Job (familia, bienes, criados). Ahora en el capítulo 2, Satanás vuelve a pedirle

(38)

Dios le autorizó a tocarle pero le impidió que lo destruyese. Jehová le dijo “guarda su vida”. ¿Qué hizo Satanás? ¿Lo mató a Job?, ¡No!, sólo lo afectó por un tiempo físicamente porque había una autoridad superior que limitaba su poder exterminador: ¡Nuestro Gran Señor, Dios de los ejércitos!

¿Puede entender esta gran verdad espiritual, que el enemigo está totalmente limitado por el gran poder de Dios? Esta gran verdad recorre toda la Biblia del Antiguo al Nuevo Testamento, para hacernos ver que si estamos del lado del Señor, ¡Estamos del lado de los

vencedores!

ESPÍRITUS DE DEMONIOS

La Biblia enseña que hay un diablo y muchos demonios (Mateo 25:41). Los demonios son espíritus o seres incorpóreos que siempre están

buscando una “casa”, un lugar donde morar aquí en la tierra (Mateo 12:43-45, Lucas 11:24-26, Marcos 9:25). A ellos debemos echarlos fuera y pisotearlos en el Nombre de Jesús.

Algunos de estos espíritus detallados en la Biblia son: 1. Legión (Marcos 5:9)

2. Espíritus inmundos (Marcos 3:11, 6:7)

(39)

4. Maldad (Hechos 19:12, 13, 15,16) 5. Mentirosos (1 de Reyes 22:22,23) 6. Adivinación (Hechos 16:16) 7. Enfermedad (Lucas 13:11) 8. Anticristo (1 Juan 4: 3) 9. Engaño (1 Timoteo 4:1) 10. Incredulidad (Hebreos 3:12) 11. Esclavitud (Romanos 8:15) 12. Epilepsia (Marcos 9:17) 13. Inmundicia (Zacarías 13:2)

14. Jezabel (Sexo ilícito y rebeldía) (Apocalipsis 2:20) 15. Celos (Números 5:14)

16. Sueño (Isaías 29:10) 17. Cobardía (2 Tim. 1:7) 18. Angustia (Isaías 61:3)

19. Perversidad (vértigo) (Isaías 19:14) 20. Pleito-discordia (Jueces 9:23)

21. Violencia (Lucas 9:39) 22. Suicidio (Mateo 17:15) 23. Temor (1 Juan 4:18) 24. Herejías (1 Juan 4:1)

(40)

LOS NOMBRES DE SATANÁS

Los mismos tienen un significado que expresan el alcance de lo que él pretende hacer. En la Biblia generalmente los nombres dados a lugares y personas tienen un significado que describe su carácter y

personalidad. Algunos de ellos son:

A. Satanás (de la palabra hebrea “Satán”) = Adversario (1 Timoteo 5:14)

B. Diablo (de la palabra griega “Diábolos”) = Acusador y calumniador (Ap. 12:9-10)

C. Lucifer, deriva de Lucero (Isaías 14:12)

D. Beelzebú = Príncipe de los demonios (Mateo 12:24) Esta palabra deriva de “Baalzebú” =Rey de las Moscas.

E. Abadón (Palabra hebrea) = Destructor (Ap. 9:11) F. Apolión (Palabra griega) = Destructor (Ap. 9:11)

G. Serpiente (por su astucia) Se refiere a la serpiente antigua (Génesis 3:1, Ap.12:10)

H. Como león rugiente (pretendiendo imitar al León de Judá, que es Cristo) para asustar (1 Pedro 5:8)

I. Dragón (Ap. 12:9-10)

J. Príncipe o rey de los demonios (Mateo 12:24) K. Homicida y padre de mentira (Juan 8:44)

(41)

L. Príncipe de este mundo (Juan 12:31,14:30,16:11) M. Hombre fuerte (Lucas 11:20)

N. Príncipe de la potestad del aire (Efesios 2:2) Ñ. Dios de este siglo (2 Co. 4:4)

O. El maligno (1 Juan 5:18-19)

P. Belial (en 2 Co. 6:15 aparece con la palabra “tragadero”, que es un sinónimo de Satanás y significa: maldad e indignidad. La expresión “Hijo de Belial” significa: brusco, perverso, impío, destruidor. Otras expresiones que se traducen como Hijo de Belial las encontramos en: 1 Samuel 1:16 = “Impía” Prov. 19:28 = “Impíos”

1 Samuel 25:25 = “Insensatez” Salmo 18:4 = “Perversidad” Q. Padre de mentiras (Juan 8:44)

Como hijos de Dios no debemos temer cuantos nombres tenga el enemigo ni cuantos espíritus inmundos existan, porque con y por nosotros está Él que tiene la mayor autoridad, poder y un Nombre que es por sobre todo nombre: ¡Jesucristo el Señor! (Filipenses 2:9-11).

(42)

LECCIÓN #6

LAS DERROTAS DECISIVAS DEL DIABLO

Estamos estudiando y analizando a nuestro enemigo, el diablo y sus demonios, cual es su accionar y lo que ellos pretenden hacer. Todo esto lo hacemos con el solo propósito de demostrar que bajo el punto de vista divino el enemigo está vencido. ¡Gloria a Dios, el diablo y sus demonios están vencidos!

En las Sagradas Escrituras tenemos registradas tres derrotas decisivas que sufrió el diablo en manos del Señor. Estas tres victorias, son, han sido y serán el fundamento de nuestra victoria como hijos e hijas de Dios.

Estas tres derrotas del diablo sucedieron en distintos momentos

diseñados por Dios para mostrar la autoridad que tiene la Trinidad (Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo) sobre Satanás.

Estas derrotas fueron centrales y decisivas para el diablo, pues al ser él derrotado, también han sido derrotados todos los que están bajo su potestad (demonios). El Señor le dio realmente un golpe mortal a la cabeza satánica.

Vayamos entonces a las derrotas del enemigo ocasionadas por nuestro Gran Dios:

(43)

PRIMERA DERROTA

Lugar: En el huerto del Edén. (Leer Génesis 3)

Todos conocemos la triste historia de la desobediencia de Adán y Eva hacia Dios. Ellos habían sido colocados para disfrutar y comer de todo, excepto de una cosa: del árbol del conocimiento del bien y del mal. Dios había sido terminante con esto, diciendo que si comían el fruto de ese árbol “ciertamente morirás” (Gen. 2.16-17). La serpiente (mejor dicho el diablo) sedujo tanto a Eva como a Adán a desobedecer a Dios. Por supuesto que los responsables de su mal accionar fueron Eva y Adán, pero el principal incitador de la caída del ser humano fue la serpiente antigua, el diablo.

En este episodio de aparente fracaso para la humanidad y victoria del Diablo, hay un versículo clave, que marcaría el plan de redención de nuestro Dios para con el ser humano. El v.15 dice así (Leerlo)

Dios al descubrir la treta del diablo, actuó y dictó una sentencia

condenatoria contra él. No sólo lo maldijo sino que le propinó la primera gran derrota. Note lo que dice la primera parte de este versículo:

“pondré enemistad entre ti (Satanás) y la mujer (se refiere a Jesús, que nacería de una mujer pero engendrado por el Espíritu Santo)”

¿Qué quiso decir Dios con esto? Que habría siempre una pelea a muerte contra el diablo y sus demonios, una pelea eterna entre el bien y el mal,

(44)

entre la luz y las tinieblas. ¿Cómo sería esta pelea? sigamos leyendo el versículo:

“Ésta (la simiente de la mujer, es decir, Cristo) te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar”.

Esta pelea sería a matar o morir, uno debería ganar y el otro perder, por eso Dios especifica cuál sería el final del enemigo:

1. Dios le dice al diablo lo que Jesucristo le iba hacer: Herirlo en la cabeza.

2. Dios le dice al diablo cual iba a ser el alcance de su poderío: Herir en el calcañar.

La diferencia entre una herida en la cabeza y el calcañar es notable. Las heridas en la cabeza son consideradas por los especialistas como golpes certeros o golpes mortales. En cambio, las heridas en el calcañar (el talón) están consideradas heridas no de muerte.

Entonces, lo que Dios le está diciendo al diablo es que Jesucristo (y por consecuencia todos los que creyesen en él) le darían un golpe mortal; que lo iban a vencer una y otra vez.

Aquí se selló la primera derrota del diablo. ¿Había pensado que en el primer libro de la Biblia ya se hablaba de nuestra victoria permanente sobre el diablo y sus demonios? ¡Gloria a Dios!

(45)

SEGUNDA DERROTA

Lugar: En el desierto, en el pináculo del templo, y en un monte muy alto. Suceso ocurrido antes de comenzar Jesús su ministerio terrenal. (Leer Lucas 4:1-13)

A simple vista pareciera como que el diablo fue el que llevó a Jesús al desierto para tentarle, pero que interesante es notar que no fue el sino el Espíritu Santo (Lc. 4:1). Dios había decidido guiar a Jesús al desierto para formarle y prepararle para el ministerio. Es allí donde el diablo, queriendo pervertir el plan de Dios, interviene para tentarle y

derrotarlo. Aquí aprendemos una lección espiritual: Siempre el diablo intentará pervertir el plan de Dios. Si por él fuera cambiaría lo que es gestado por el Espíritu Santo por actividad diabólica. Siempre intentará pervertir lo genuino, pretendiendo colocar en su lugar lo falso y profano. ¡Es un enemigo muy astuto y debemos estar alertas ante sus sutilezas y maldades!

Volviendo a nuestro relato, vemos que Jesús lo venció en las tres tentaciones propuestas por el enemigo:

a) Convertir las piedras en pan (Lc. 4.3) b) Postrarse ante el diablo (LC. 4:5-7)

(46)

La Biblia dice que Jesús venció al diablo en estos episodios de la siguiente manera:

a) “Escrito está” (Lc. 4:4) b) “Escrito está” (Lc. 4:8) c) “Dicho está” (Lc. 4:12)

¡Jesús venció al diablo con la Palabra de Dios! ¡Con ella pudo vencer las tretas del enemigo! ¿Qué sucedió después? Dice la Escritura que una vez vencido, el diablo “se apartó de él (de Jesús) por un tiempo” (Lc. 4:13) y “le dejó” (Mat.4:11). El diablo una vez más tuvo que retirarse derrotado y vencido en manos de nuestro Gran Señor.

¡Qué gran verdad aprendemos aquí! Jesús antes de empezar a ministrar con el poder del Espíritu Santo tuvo que vencer al diablo (Lucas 4:14). Nosotros también hoy si deseamos servir a Dios, primero debemos ganar en nuestros enfrentamientos con el enemigo para estar

capacitados para ayudar y guiar a otros por el camino de la victoria.

TERCERA DERROTA

Lugar: En la Cruz del Calvario

(Leer Mat. 27 y 28, Mar. 15 y 16, Lc. 23 y 24, Jn. 19:20,21)

Aquí llegamos al punto culminante de la historia, en el ámbito espiritual y terrenal. Este es el evento que aún los ateos no pueden negar. El

(47)

calendario mismo esta formado “antes de Cristo” y “después de Cristo”. Lo que hizo Jesucristo en la cruz del calvario es un hecho espiritual e histórico.

Estamos aquí en la parte culminante del ministerio de Cristo en la tierra. Fil. 2:5-11 nos dice que él se despojó a sí mismo tomando la forma de hombre, se hizo siervo y obediente hasta la muerte de cruz, que era la peor muerte de la época. El propósito era cumplir lo que dice Juan 3:16 “de tal manera amó Dios al mundo, QUE HA DADO A SU HIJO

UNIGÉNITO, PARA QUE TODO AQUEL QUE EN ÉL CREE NO SE PIERDA MAS TENGA VIDA ETERNA”. La obra de Cristo en la cruz fue para que nosotros hoy podamos tener acceso al Padre. Al recibirle como nuestro salvador hemos obtenido la inmerecida salvación gracias a Su sangre derramada en la cruz.

Humanamente hablando, fue injusto que Cristo fuese crucificado, pero espiritualmente era algo necesario para acercar al hombre hacia Dios. La muerte vicaria de Cristo nos hace aceptos ante el Padre, ya que Él nos mira a través de Cristo, nuestro Gran Mediador.

Al ser Cristo crucificado y morir parecía que todo había terminado. El fue crucificado como un vulgar ladrón, pero... ¡Al tercer día resucitó! ¿Se imagina lo que ocurrió en las oficinas centrales diabólicas cuando se enteraron que el crucificado y “muerto” Jesús estaba vivo otra vez?

(48)

¡Claro! ¡Jesucristo fue voluntariamente a la cruz y hacia la muerte para vencer a la muerte y ser el portador de la vida presente y eterna. El diablo no se dio cuenta que Jesucristo no fue llevado por él al calvario sino por el designio y la voluntad premeditada del Padre Dios. ¿Se da cuenta que aún lo que Cristo padeció en el Calvario fue preparado de antemano y que Jesús padeció voluntariamente como parte de un plan glorioso para la redención y salvación de todos aquellos que creyesen en Él? ¡Bendito sea su Santo Nombre!

Jesús al resucitar demostró una vez más, que los poderes del infierno y la muerte no pueden contra Él. Como dijimos anteriormente, Él es Creador, y siempre el Creador se impone sobre la criatura.

La obra de Cristo en la cruz, entonces, tuvo un efecto doble: 1. CONTRA EL DIABLO, poseedor de la muerte,

2. EN FAVOR DE LA HUMANIDAD, para que posean la Vida a través Suyo.

La base y fundamento de nuestra victoria sobre el poder de las tinieblas radica en lo que Cristo hizo una vez y para siempre en la cruz.

Veremos a continuación lo que hizo Jesús en la cruz respecto al enemigo:

A. Destruyó al diablo que tenía el imperio de la muerte. Jesús destruyó en el calvario la “destrucción” diabólica (leer Hebreos 2:14).

(49)

B. Despojó a los principados y a las potestades satánicas, los exhibió públicamente avergonzándolos para que todos viesen a Satanás y sus demonios derrotados y bajo su autoridad (leer Colosenses 2:15)

C. Deshizo las obras trazadas por el diablo para destruir a la humanidad (Leer 1 Juan 3:8).

D. El príncipe de las tinieblas (Satanás) fue echado fuera por el Rey de Reyes (Jesucristo) (Leer Juan 12:31)

E. Satanás fue juzgado y condenado por siempre para vivir derrotado por el Señor Jesucristo (leer Juan 16:11).

Entonces vemos que Satanás le teme a Jesucristo por todo lo que Él le hizo en la cruz del calvario:

¡Lo despojo, - Lo condenó, - Lo deshizo, - Lo destruyó, - lo echó fuera, - lo juzgó!

El resultado de lo que Cristo hizo en la cruz no solo le dio la posibilidad de vencer al diablo sino también preparar el camino victorioso para que nosotros hoy, como pueblo de Dios, podamos pisotear las tinieblas. Cristo al ir a la cruz VOLUNTARIAMENTE obtuvo para nosotros tres cosas claves:

(50)

1. JESÚS MURIÓ por nuestros pecados para que al creer en Él podamos obtener el perdón y la limpieza de nuestros pecados (Leer Mat. 20:28, 1 Co. 15:1, 3,4, Heb. 2:14).

2. JESÚS RESUCITO para darnos una nueva vida y un nuevo rumbo (Leer Hech. 1:2, 1 Co. 15:4 y 14-18, 2 Tim. 2:8).

3. JESÚS ASCENDIÓ a la diestra del Padre para revestirnos de poder y autoridad, a fin de vivir una vida santa y poder vencer a todos nuestros enemigos, incluido al diablo y sus demonios (Leer Hech.1:9, Fil. 2:5-11).

Cuando miramos las cosas desde la perspectiva bíblica, vemos a Jesús reinando y comandando a través de la historia y vemos al enemigo como si fuera una “marioneta”, moviéndose controlado y hasta donde El Señor lo permite, para cumplir el plan trazado por Dios para todas las edades.

Satanás no sólo fue destruido para el tiempo presente sino que también su destino futuro es la destrucción y muerte eterna. La Biblia dice que cuando sea el tiempo será atado en el abismo por mil años (vea Ap. 20:1-3,7) y luego será echado por siempre en el lago de fuego y azufre

(51)

(vea Mat. 25:41, Ap. 20:10). Mientras tanto, hasta que ese tiempo llegue, la misión de la Iglesia de Cristo es ir despojándolo de aquellos lugares donde él ilegalmente ha tomado posesión. Tenemos una tarea gloriosa por hacer, sabiendo que tenemos la victoria asegurada por lo que hizo Jesucristo en la cruz. ¡Sólo basta dejar la apatía y tomar la autoridad delegada que Cristo nos ha dado, para que en Su Nombre podamos echar fuera y pisotear al poder de las tinieblas!

(52)

LECCIÓN #7

PELEANDO DESDE UNA POSICIÓN DE VICTORIA O EL CIELO GOBERNANDO A LA TIERRA

Cuando miramos con los ojos de la fe y a la luz de la Palabra de Dios, que Jesucristo está reinando como Señor de señores y Rey de Reyes (Fil. 2:11) sentado a la diestra del Padre Dios (Efe. 1:20), nuestra fe se acrecienta y nos da la certeza absoluta de que podemos tomar

autoridad sobre el diablo y sus demonios, sabiendo que ellos se

sujetarán, ya que lo hacemos no basados en nuestras fuerzas sino en la autoridad y poder del Señor.

El diablo es un enemigo DERROTADO. Nuestra tarea aquí en la tierra es continuar la victoria que Cristo ganó una vez y para siempre en la cruz del calvario, al morir y resucitar. Cada vez que nos enfrentemos a las fuerzas del mal debemos recordarlo, ya que esto es nuestra base y fundamento de victoria.

Para que nos ubiquemos, debemos ir a la Palabra de Dios. Allí veremos que si bien estamos con los pies en la tierra nuestra condición en los cielos es nuestra carta de triunfo. Miremos Efesios 1:20-23 y

descubriremos esta verdad que opera en los lugares celestiales: (v.20). Este versículo nos dice que Cristo como Señor está sentado a la Diestra del trono de Dios. Leer también el v.21. La posición de Jesucristo, y doy

(53)

gloria a Dios por esto, es “sobre todo”. Este es un pasaje paralelo de Filipenses 2:9 donde aparece la frase “exaltado hasta lo sumo”. La palabra “sumo” significa: Lugar más alto e importante. Luego el v.22 continúa diciendo que Jesús al estar sobre todo, tiene todo subordinado y bajo sus pies. es decir que todo lo que está debajo de El en el cielo y la tierra debe obedecerle y sujetársele.

Cristo como Señor exaltado ha sido nombrado la Cabeza de su Cuerpo, que es la iglesia (Col. 1:18, Efe. 4:15, 5:23). Jesús como Cabeza está sobre toda fuerza de maldad (Col. 2:10)

Es por eso que la Iglesia puede vencer a Satanás, debido a la obra triunfadora de Jesús, es por eso que los creyentes individualmente también pueden derrotar al enemigo. ¡La clave radica en lo que hizo Jesucristo una vez y para siempre!

Piense por un instante en lo siguiente: Si Cristo es la Cabeza de Su Cuerpo, la iglesia, y nosotros somos el cuerpo de Cristo, ¿Qué significa entonces la frase de Efesios 1:22 “bajo sus pies”? La respuesta es que así como los pies son una parte del cuerpo humano, en la esfera

espiritual los pies representan al Cuerpo de Cristo, la iglesia. La frase “sometió todas las cosas bajo sus pies” es lo mismo que decir “sometió todas las cosas debajo de la iglesia”. ¡Gloriosa verdad!

(54)

La Iglesia de Cristo ha recibido la autoridad, por ser Su Cuerpo, de pisotear las tinieblas.

(Leer Efesios 2:5-6)

La iglesia está sentada en los lugares celestiales CON Cristo. Físicamente está en la tierra para extender el Reino de dios, pero espiritualmente hablando, está batallando desde los lugares celestiales juntamente con el Señor Jesucristo. ¡Ahora el panorama cambia! Al batallar contra las fuerzas del mal no debemos mirar hacia arriba sino hacia abajo. ¿Por qué? Porque la Iglesia de Cristo batalla junto con Él desde el tercer cielo y desde una posición de victoria contra las fuerzas del mal y de esa manera puede pisotearlas.

Los cristianos no peleamos contra el diablo POR una posición sino DESDE una posición de victoria y triunfo. Esta posición la ganó Jesucristo y es inamovible e intercambiable, presente y eterna. ¡Aleluya!.

Entonces, desde esa posición de victoria, triunfo y autoridad podemos hacer lo siguiente contra el enemigo:

1. Podemos echar fuera a los demonios (Marcos 16:18). 2. Podemos vencer y superar al enemigo (1 Juan 4:4).

3. Podemos resistirle y hacerlo que huya de nosotros (Stgo. 4:7. 4. Podemos impedirle que nos toque ((1 Jn. 5:18.

(55)

5. Podemos evitar que nos devore y domine (1 Pedro 5:8-9). 6. Podemos cerrarle el paso y no darle lugar ((Efe. 4.27. 7. Podemos reprenderlo para avergonzarlo ((Efe. 5:11).

8. Podemos recordarle que está vencido cuando nos ataca (Ap. 12:11). 9. Podemos atormentarlo o torturarlo.

En éste versículo la palabra “atormentes” en griego es: “Basanízo” y significa: “Preguntar aplicando tortura”. (Marcos 5:7).

10. Podemos hollarlo o pisotearlo pues está bajo nuestros pies.

La palabra “hollar” en el griego es “patéo” y significa: “Pisar o pisotear” (Lc. 10:19, Ap. 14:20 y 19:15).

11. Podemos atarlo.

La palabra “atar” en el griego es “déo” y significa: “amarrar apretadamente” (impedirle que se mueva) (Mat. 12:29 y 18:18). 12. Podemos quitarle todas sus armas o desarmarlo completamente. La frase “le quita todas sus armas” en el griego es “panoplía” y es la misma frase utilizada en Efesios 6:11 donde dice: “toda la armadura” (Lc. 11:20-22)

13. Podemos saquearlo y sacarle todo lo que nos ha robado (Mat. 12:29).

¡Cuántas verdades gloriosas vemos reflejadas en la Palabra de Dios en favor del ejército del Señor! Cuando la iglesia pelea junto con Cristo

(56)

desde los lugares celestiales ¡Hace estragos en el reino de las tinieblas! ¡De esta manera nuestro enemigo realmente es vencido y pisoteado también aquí en la tierra!

(57)

SECCIÓN III

LO QUE USTED TIENE QUE SABER UTILIZAR PARA PODER

PISOTEAR LAS TINIEBLAS EN EL NOMBRE DE JESÚS

LECCIÓN # 8

EL ARMAMENTO VICTORIOSO

PARA PISOTEAR EL PODER DE LAS TINIEBLAS

El armamento de una nación denota su poderío sobre las demás.

Cuanto más eficiente y moderna sea su tecnología armamentista mayor será su eficiencia para la guerra. En la esfera espiritual sucede lo

mismo. Gracias al Señor tenemos un poderoso armamento dado por Dios para deshacer las obras del diablo y sus demonios.

El sólo saber que tengo un armamento no me asegura la victoria. Debo primero aprender a manejar las armas para cuando sea el tiempo, salir al campo de batalla seguro y confiado que ellas me ayudarán a vencer al enemigo.

En nuestra lucha espiritual sucede lo mismo, es por eso que quiero dedicar este capítulo a analizar el armamento que tenemos en Dios. La Biblia enseña que nuestras armas:

a) Son armas de la luz (Ro. 13.12) b) Son armas de justicia (2 Co. 6:7)

(58)

c) Son armas poderosas en Dios (2 Co. 10:4)

Es decir que nuestras armas son divinas, no inventadas por hombres o instituciones religiosas. ¡Son armas DE Dios!, que deben ser usadas para saquear al hombre fuerte (diablo) en el Nombre del MAS fuerte (Cristo) y con el armamento del MAS fuerte (Jesús) (Lc. 11:21-23). La lucha contra el diablo es espiritual, y para vencer a un enemigo espiritual se hace necesario utilizar armas espirituales poderosas en Dios.

Nuestro Dios no sólo preparó armas sino también el uniforme para la batalla. Efesios 6:11 lo llama “la armadura de Dios”.

Entonces, sabiendo que tenemos un poderoso armamento dado por Dios debemos creer y descansar que “ninguna arma forjada contra nosotros prosperará” (Isa. 54:17)... pero allí no termina el pasaje, sino que sigue diciendo:

“esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mi vendrá, dijo Jehová.”

El armamento poderoso que Dios ha preparado para pisotear las

tinieblas es nuestra herencia de victoria, por ser hijos de Dios. Es bueno destacar que el armamento no es bueno en sí mismo. La Biblia dice que esas armas son poderosas EN Dios, por eso nosotros hoy en las batallas

(59)

11:20-22: El hombre fuerte (nuestro enemigo) es vencido por uno MÁS fuerte (El Señor) que le ha quitado todas sus armas maléficas.

Nuestras armas son tan poderosas en Dios que el enemigo queda vencido y sin armas. El enemigo queda como un león sin sus dientes, ¡queda vencido y no le queda mas remedio que admitirlo y retroceder! El capítulo 6 de Efesios a partir del v. 10 nos enseña cual es la

armadura que Dios ha preparado para sus soldados. Preste atención detallada para entender todo lo maravilloso que Dios nos ha dado para poder pisotear las tinieblas. comencemos por el v.10 (Leer)

Ya hemos hablado de esto en capítulos anteriores, pero es bueno

recordar que para batallar contra el diablo, lo primero que necesitamos es el poder del Espíritu Santo. Él es quien nos adiestra para la batalla y la guerra (Sal. 144:1). El Espíritu Santo es Dios mismo obrando en y sobre nosotros ayudándonos a vencer al enemigo. (Isaías 59:19) Es necesario que sepamos que sin el poder del Espíritu Santo la

armadura de Dios nos resultará pesada e ineficaz y seremos derrotados, pero si tenemos de Su Unción, el yugo satánico se pudrirá (Isa. 10:27). La guerra que peleamos, insisto, es espiritual. Entonces para

asegurarnos la victoria ya ganada por Cristo, debemos movernos y fluir en y por el poder del Espíritu Santo. Donde no opera el Espíritu de Dios, bíblicamente hablando, opera la carne (Gá.5:16). ¿Se imagina batallar

(60)

contra el enemigo espiritual basados en nuestras fuerzas naturales y argumentos humanos? ¡Seríamos derrotados con toda seguridad!, pero, ¡que glorioso es ver a los miembros del Cuerpo de Cristo levantarse, llenos del Espíritu Santo, batallando contra el diablo y sus demonios y venciéndolos para darle Gloria y Honor a nuestro Gran Capitán

Jesucristo!.

Así que, no nos olvidemos de “aceitar” nuestra vida y armadura con Aceite Celestial: ¡El Espíritu Santo!

Avanzando en los versículos, en el v. 14 comienza el Apóstol Pablo a detallar las partes de la armadura. Dicen los estudiosos que Pablo en la cárcel, viendo a los guardias, fue inspirado por el Señor para hablar al pueblo de Dios sobre la armadura celestial y escribir la carta.

Sigamos avanzando para conocer cada parte de la armadura o

vestimenta celestial que El Señor nos ha dado para batallar y triunfar: 1. (v.14) “CEÑIDOS VUESTROS LOMOS CON LA VERDAD”

La palabra “ceñirse” significa = “Ajustarse”.

La palabra “lomos” significa = La parte inferior de la espalda a la altura de los riñones.

La historia nos relata que los soldados de la época se ceñían con una faja de cuero y tela para sostener la espalda y conservar la armadura en su lugar.

(61)

Ahora bien, ¿por qué tenemos que ceñir nuestros lomos? ¿Cuál es el ataque del enemigo?

FORMA DE ATAQUE SATÁNICO:

El enemigo nos acusa falsamente, difama y desacredita injustamente ante otros para hacer que caigamos y perdamos credibilidad ante los demás. Nos acusa con falsas mentiras para quedar eliminados de nuestra carrera espiritual. Es por eso que tenemos que ajustarnos a la VERDAD DE DIOS. Con Su Palabra podemos rechazar este ataque diabólico específico.

Como siervos de la Verdad, que es Cristo (Juan 14:6), debemos proclamar la Verdad.

2. (v.14) “LA CORAZA DE JUSTICIA”

La palabra “coraza”, es la parte de la armadura que se utiliza para cubrir el pecho y la espalda.

¿Por qué tenemos que ponernos la coraza de justicia? ¿Cuál es el ataque satánico?

FORMA DE ATAQUE SATÁNICO:

Deseos malos intensos en el corazón que nos quieren incitar a pecar y a desobedecer a Dios. En la Biblia la palabra justicia también se la traduce como “Rectitud” y “Santidad”. Necesitamos cuidar cada día nuestro

(62)

corazón en Dios (Prov. 4:23) porque de el pueden salir cosas malas (Mat. 15:18-19), sino vivimos una vida controlada por el Espíritu. 3. (v.15) “CALZADOS LOS PIES CON EL APRESTO DEL EVANGELIO DE LA PAZ”

La palabra “apresto” significa = prepararse de antemano para una acción.

¿Por qué tenemos que prepararnos de antemano y con anticipación? ¿Cuál es el ataque satánico?

FORMA DE ATAQUE SATÁNICO:

La pereza espiritual, la falta de acción, dedicación y mayor compromiso en el servicio de la obra de Dios. El enemigo hará todo lo que pueda para evitar que nos comprometamos más con las cosas del Señor. Tenemos que vencer la pereza y disponernos para servir con nuestras fuerzas en las filas del ejército de Dios.

4. (v. 16) “SOBRE TODO, TOMAD EL ESCUDO DE LA FE, CON QUE PODÁIS APAGAR TODOS LOS DARDOS DE FUEGO DEL MALIGNO.

La frase “sobre todo”, aparece aquí para remarcar o resaltar una verdad sobre las demás. Los “escudos” de aquella época eran confeccionados de madera cubiertos de cuero mojado para apagar las flechas

(63)

FORMA DE ATAQUE SATÁNICO:

La incredulidad y la duda (Mar.4:15). Satanás intenta con sus dardos encender la duda y apagar la fe. Al enemigo le encanta apagar la fe del creyente. De esa manera lo inutiliza espiritualmente, porque sin fe es imposible agradar a Dios (Heb.11:6), y donde no hay fe, El Señor está impedido de actuar. Este es el ataque predilecto del enemigo sobre el pueblo de Dios. ¡Ajustemos nuestro pensamiento y nuestro hablar a la poderosa Palabra de Dios para que la fe venga y permanezca en

nosotros (Ro. 10:17 y se vayan la duda e incredulidad. 5. (v.17) “TOMAD EL YELMO DE LA SALVACIÓN”

El “yelmo” es una pieza de la armadura que sirve para cubrir la cabeza y el rostro.

¿Por qué tengo que tomar el yelmo de la salvación? ¿Cuál es el ataque del enemigo?

FORMA DE ATAQUE SATÁNICO:

Las dudas y los temores. Santiago 1:6-7 dice que el que duda no puede recibir nada de parte de Dios y Proverbios 29:25 dice que el temor pone un lazo. Es verdad si le damos lugar al enemigo en nuestra mente vamos a dudar y dejar de creer en las promesas de Dios, si le damos lugar al enemigo y nos llenamos de temor vamos a quedar atados e

(64)

impedidos de disfrutar de la presencia y la bendición del Señor. ¡Cuidado!

6. (vs.17) “LA ESPADA DEL ESPÍRITU, QUE ES LA PALABRA DE DIOS” El poder del Espíritu Santo MAS la sustancia de la Palabra de Dios, hacen estragos en el reino de las tinieblas. Satanás no puede engañar ni vencer a un cristiano lleno del poder del Espíritu Santo y la Palabra de Dios.

Recuerde que los gritos o fórmulas “mágicas” para echar demonios no lo asustan al enemigo. Satanás sí teme y huye cuando alguien lleno del Espíritu Santo y con la autoridad de la Palabra de Dios, se para frente a él y lo echa fuera en el nombre de Jesús.

¡Gócese en el Señor por el armamento y la armadura celestial poderosa que Él le ha provisto! Con este armamento poderoso seremos

realmente más que vencedores por medio de Aquel que nos amó (Ro. 8:37) ¡Gloria a Dios

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :