Qué maldad hallaron en mí que me dejaron?

Texto completo

(1)

¿Qué maldad hallaron

en mí que me dejaron?

(2)

2

¿Qué maldad

hallaron en mí que

me dejaron?

Introducción

El Santo de Israel, el que hizo subir a los hijos de Jacob de Egipto con portentosos milagros por amor a su amigo Abraham y a su descendencia la cual ha disfrutado de la protección del Eterno por algunos tiempos, aunque muchas veces cuando han colmado la copa de su ira por su mal comportamiento en esos momentos Él ha tenido que dejarlos pero después los ha recogido con misericordia como Padre amoroso, así les dice el Eterno mediante el profeta Isaías: “Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias. Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo el Señor tu Redentor.” Isaías 54:7 – 8. Dios constantemente le reclama al pueblo que hizo subir de Egipto, el profeta Isaías dice: “Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla el Eterno: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce

a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento.” Isaías 1:2 – 3.

Se trata de un pueblo tan duro de cerviz que lo compara más bajo que el asno, esto se vuelve hasta un misterio, ¿Cómo es posible que el Eterno habiendo tratado al pueblo de Israel con tanta ternura estos hayan sido rebeldes, tan rebeldes fueron que muchos de ellos se volvieron incrédulos, ateos, impugnadores del Dios de sus padres: “¿Pues qué, si algunos de ellos han sido incrédulos? ¿Su incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios? De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, Y venzas cuando fueres juzgado.” Romanos 3:3 – 4.

Aun con toda esta rebeldía, de ellos han salido mentes brillantes

Cuenta la historia que en los días de la segunda guerra mundial cuando los hijos de Abrahán fueron confinados a

los guetos, ciertos sabios judíos confundidos por su situación se reunieron para

(3)

3

inventivas pero también cerebros maquiavélicos y enemigos completamente del Dios que los formó como nación.

Por ello mediante el profeta el Eterno les dice: “Vino a mí palabra del Señor, diciendo: Anda y clama a los oídos de Jerusalén, diciendo: Así dice el Eterno: Me he acordado de ti, de la fidelidad de tu juventud, del amor de tu desposorio, cuando andabas en pos de mí en el desierto, en tierra no sembrada. Santo era Israel al Señor, primicias de sus nuevos frutos. Todos los que le devoraban eran culpables; mal venía sobre ellos, dice el Eterno. Oíd la palabra del Señor, casa de Jacob, y todas las familias de la casa de Israel. Así dijo el Señor: ¿Qué maldad hallaron en mí

vuestros padres, que se alejaron de mí, y se fueron tras la vanidad y se hicieron vanos?” Jeremías 2:1 – 5,

Dios se casó con el pueblo en aquella ceremonia que se hizo en el monte del Sinaí, fue Moisés quien tramitó este compromiso por eso el Eterno les reclama ¿Que maldad hallaron en mi vuestros padres, que me dejaron?, ¡qué triste experiencia ha de ser esta!, tener al Señor como un Divino compañero y después dejarlo e irse tras otros dioses,

como muchas veces ha sucedido con la congregación de Israel que se fue tras los baales, David le recomendó a su hijo Salomón antes de morir justamente que no fuera hacer esto: “Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Él escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre.” 1 Crónicas 28:9. Pero esta fue la constante de los reyes y el pueblo de Israel, siempre dejaban a su Dios. Salomón, un hombre sabio conocedor de muchos misterios de la vida también cayó en el mismo error dejando al Dios de sus padres: “Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas; gentes de las cuales el Señor había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor. Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón. Y

(4)

4

cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con su Dios, como el corazón de su padre David. Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas. E hizo Salomón lo malo ante los ojos del Señor, y no siguió cumplidamente al Eterno como David su padre.” 1 Reyes 11:1 – 6.

No es tan fácil poder dimensionar el tipo de pecado que cometieron los hijos de Abrahán al cambiar la gloria del Eterno por los diosecillos de madera que ellos mismos hacían, por eso la pregunta que Dios hace es: ¿Que mal vieron vuestros padres en mí que me dejaron? Y agrega el profeta: “Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.” Jeremías 2:13

¡Se volvieron cisternas rotas! la mayoría de ellos no pudo retener el agua de Dios en sus corazones, esa preciosa y refrescante

agua es la doctrina que el Eterno continuamente les enviaba mediante los profetas: “Escuchad, cielos, y hablaré; Y oiga la tierra los dichos de mi boca. Goteará como la lluvia mi enseñanza; Destilará como el rocío mi razonamiento; Como la llovizna sobre la grama, Y como las gotas sobre la hierba;” Deuteronomio 32:1 – 2.

El especial tesoro, la niña de los ojos de Dios eran los antes batidores de lodo, pero en la mente de ellos nunca dejaron la esclavitud egipcia, se convirtieron en cisternas rotas, les fue imposible retener las enseñanzas divinas aunque el Eterno desde temprano les enviaba profetas, así leemos en Jeremías 25: 4 y 5: “Y envió el Eterno a vosotros todos sus siervos los profetas, enviándoles desde temprano y sin cesar; pero no oísteis, ni inclinasteis vuestro oído para escuchar cuando decían: Volveos ahora de vuestro mal camino y de la maldad de vuestras obras, y moraréis en la tierra que os dio le Señor a vosotros y a vuestros padres para siempre”.

Los problemas de Hogaño son los mismos

(5)

5

Hemos enseñado que uno de los puntos de referencia en profecía es: lo que le sucedió a Israel nos puede suceder a nosotros los que hemos llegado a vivir estos tiempos del fin: “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.” 1 de Corintios 10: 11

Esto claramente quiere decir que nosotros los seguidores del Maestro, creyentes en el Dios de Israel si nos descuidamos nos podemos convertir también en cisternas rotas si no logramos retener el Evangelio del Cristo Viviente, Pablo mismo lo dice: “Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano.” 1 Corintios 15:1 – 2 Note bien esta Escritura, claramente nos dice que si retenemos la Palabra seremos salvos y si no en vano hemos creído.

Las Iglesias de Galacia en los tiempos apostólicos sin darse cuenta se les escapó la enseñanza que Pablo les había dado y de repente aparecieron con otro evangelio: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.” Gálatas 1:6

Los gálatas fueron cisternas rotas, se les escapó el agua pura y cristalina que el Señor había depositado en sus corazones, y como cisternas rotas quedaron vacíos: “Vacíos sois de Cristo los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.” Gálatas 5:4 pero los gálatas no se daban cuenta de su miserable situación, tenían rotos los oídos espirituales y no pudieron retener lo que habían escuchado de Pablo: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera

en su corazón? “… retén lo que tienes, para que ninguno

tome tu corona.” Apocalipsis 3:11

¿Está usted reteniendo el Evangelio, esa doctrina pura,

apostólica la está guardando en su corazón? “… retén lo que tienes, para que ninguno

tome tu corona.” Apocalipsis 3:11

(6)

6

en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.” Santiago 1:22 – 25.

¿Cuánto tiempo tiene usted de escuchar La Voz del Tercer Ángel pero todavía no ha retenido en su corazón lo que ha oído? Es sumamente importante que revise su corazón para que descubra donde está la fuga por la cual no puede retener esta doctrina, ¿serán las muchas ocupaciones de la vida? ¿Tendrá falta de fe? ¿O el enemigo le está hurtando la Palabra y usted no se da cuenta? También existen muchos que en un tiempo caminaron con Dios e

incluso pactaron con Él y después le dieron la espalda. El Eterno les sigue diciendo: ¿Qué mal vieron en mí que me dejaron?

Israel es el gran ejemplo para los que quieren entrar al Reino y para los que no quieren entrar, por eso el Espíritu nos dice: “Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.” Hebreos 4:2 Nada les aprovechó a los hebreos que se volvieron incrédulos porque nunca tuvieron fe; así que la exhortación es: “Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.” Hebreos 2:1

Horario de Reuniones

Miércoles y Viernes de 5:50 a 6:50 p.m. Sábados de 8:00 a.m. a 10:00 a.m.

y de 3:00 a 5:00 p.m.

Nuestro Apdo. Postal 2185, Tegucigalpa, M.D.C. Honduras, C. A.

Tel. 22-09-0066 y 22-27-2680 Nuestro Sitio Web: www.esperanzadeisrael.org E-mail: esperanzadeisrael@mail.com

No vayamos a ser como los israelitas del pasado, solo oyeron y oyeron pero no

pusieron por obra las palabras que el Señor les

enviaba, este es un mal común entre los hombres y

sobre todo en los que pretenden seguir al Eterno.

(7)

7

Francisco Morazán:

- Comayagüela:

Res. Centro América 4ta.Etapa, Calle # 26 y 27

- Santa Ana:

La Bodega, Carretera al Sur, Km 22 y 23.

El Paraíso:

- Güinope:

Galeras, Calle Principal a Güinope

Cortés:

- San Pedro Sula:

Bo. Cabañas 17 calle, 13 y 14 Ave. Sureste

- Omoa:

Bo. San Antonio

Valle:

- San Lorenzo: Comunidad de

El Comercio, Carretera a Coyolito, Frente a la Escuela

Choluteca: - Pespire: Río Chiquito y Cacautare Macuelizo, San Antonio de Flores Comayagua: - Siguatepeque:

Bo. Suyapita, Contiguo a Beneficio de Arroz

Yoro: El Progreso, Las Minas

Colón:

- Tocoa:

Zamora, Colonia Rivera.

Santa Bárbara:

- Gualala: Guacamaya

Dirección Práctica para

llegar a nuestras

instalaciones:

Usted aborda un rapidito

de la Residencial Centro

América Este en la

terminal ubicada entre la

antigua casa presidencial

y el puente soberanía.

Luego al llegar a la

colonia, usted baja en la

terminal, entra a la 4ta

Etapa de la Residencial

Centro América Este,

después de la caseta de

vigilancia. Llega a la calle

No. 27, y al final

encontrará

nuestro

(8)

8

Escuche “La Voz del Tercer Ángel”

De Lunes a Viernes De 8:00 a 8:30 p.m.

A través de 106.5 FM de Cadena

Hondureña de Noticias (CHN)

Para Francisco Morazán

98.7 FM Yoro

96.1 FM Cortés

Súper K 89.5 FM

De Lunes a Sábado de 6:00 p.m.

a 6:30 p.m.

San Lorenzo, Valle, Choluteca y

alrededores

Y por Estéreo Fuente de Vida

98.9 FM en Guaimaca,

Francisco Morazán

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :