Inmigración e identidad: la Società Sportiva Palestra Italia en San Pablo. – Revista El Topo - Sociología Cultural y Urbana ISSN: 0719-3335

Texto completo

(1)
(2)

Revista Eltopo. No.5. 2015 ISSN:0719-3335

Resumen

La Società Sportiva Palestra Italia, actual Sociedade Esportiva Palmeiras, es una im-portante institución deportiva que demostró cómo la práctica de fútbol logró promover la cohesión de la colonia italiana en São Paulo. Los Italianos entran a Brasil reempla-zando la mano de obra de africanos desde el siglo XIX en adelante, fundamentalmente con labores dedicadas a las plantaciones de café . A través de un estudio analítico y historiográfico se recorrerá la historia de la inmigración italiana, vinculada a la historia del fútbol en São Paulo , como expresión de la institucionalidad deportiva . Este proce-so- que tiene como hito la fundación de la Palestra Italia- es destacable en cuanto una organización deportiva va incidiendo de manera central en la formación identitaria de los inmigrantes italianos en la ciudad de São Paulo.

Palabras Claves: San Pablo, Inmigración italiana, Fútbol, Palestra Italia, identidad.

Abstract

The Società Sportiva Palestra Italia Current Sociedade Esportiva Palmeiras is an impor-tant sporting institution that demonstrated how soccer practice provides the cohesion of a social group, analyzing the history of the club and the link with the Italian colony in São Paulo. Italians enter the country to replace the hand of black work since the nine-teenth century, first in the coffee plantations and in the early twentieth century in the factories. At that very moment the Pensilula Italica goes through its unification process and the consequent pauperism arising out of industrial capitalism, contributing further to the mass immigration of Italians and their regionalist roots. Through an analytical and historiagrafico study will cover the history of immigration, emphasizing the Italian, the history of football in São Paulo until the founding of the Palestra Italia, building the history of its early years (1914-1920) and as a sports organization becomes forming the identity of Italian immigrants in the city of São Paulo.

Keywords: São Paulo , Italian Immigration , Football, Palestra Italia , identity.

(1) | Nelson Santos da Silva.

Licenciado en Historia, profesor del Gobier-no del Estado del San Pablo y de la Aso-ciación Pro-Cultura Ciudadana – “Cursinho do XI”.

mail: nelsonssilva26@gmail.com .

43

(3)

Inmigración y fútbol, son temas que se unen a la historia de la ciudad de São Paulo y son fuentes de gran relevancia para a comprensión de la estructura social y la formación de la identidad nacional de los últimos años del siglo XIX y de los primeiros años del siglo XX. Las corrientes migratorias europeas entran a Brasil de forma oficial en el Período Joanino y sin dudas, se destaca la italiana, en diversas localidades da América, teniendo a la ciudad de São Paulo en Brasil como uno de esos mayores polos receptores.

Se da inicio en la época del rey: Segundo Reinado, y se explica por el aumento de la miseria, antes, durante y después de la Unificación italiana, excluyendo una sociedad agraria no inserta en la industrialización y que no encajaba ade-más en el contexto de la Revolución Industrial. El otro de carácter interno se muestra en la necesidad de mano de obra calificada; y la italiana proveniente de diversas localidades de la Península, es la elegida sobrepasando los límites puestos en Brasil para la sustitución de mano de obra negra en el cultivo del café, la principal actividad desde el siglo XVI, que tuvo una activa participación en la producción de café, una práctica sumamente importante para la econo-mía brasilera y un producto consolidado de São Paulo, como estado preponde-rante, sobre las decisiones nacionales que recibiría el mayor porcentaje de la colonia italiana.

Al mismo tiempo, el fútbol moderno con su innegable origen británico, llega a São Paulo, ante la figura de un mito fundador llamado Charles Miller: en su equipaje dos pelotas, uniformes y el libro de reglas. Aunque existan algunas controversias sobre el origen del fútbol en la ciudad, era visto que la ciudad abrazaría la práctica, y fueron los británicos, alojados en la empresa Nobiling en São Paulo Railway quienes dieron los primeros puntapies al balón.

São Paulo Athletic Club es el primer club en enfocarse en el fútbol, fundado en la ciudad en 1888, cuya figura representativa sería Charles Miller, quien pasa a formar parte de la agremiación, con la función de ser organizador y capitán del equipo, seguido por la Associação Atlética Mackenzie College, Sport Club

(4)

ternacional, Sport Club Germania, Associação Athletica das Palmeiras e o Club Athletico Paulistano, también muy destacado en el ambiente futbolístico. Debi-do a la participación de la alta sociedad de São Paulo y el número considera-ble de clubes, se inicia la organización de Ligas con el propósito de desarrollar una cohesión entre ellos y en 1902 se da inicio al primer Campeonato Paulista. Con el crecimento de las actividades deportivas, los inmigrantes italianos, que ya se habían diseminado por todo el estado, organizan sus primeros grupos deportivos y el Clube Esperia de Torino sería el precursor. Este club tenía como objetivo principal incentivar el canotaje y el remo en el Rio Tietê, el cual fue transformado para el recreo.

Aunque en el terreno de las sociedades deportivas las iniciativas italianas no fueron tan numerosas, los gremios dedicados al fútbol inician su desarrollo después de la llegada de dos escuadras italianas: la primera el Pró Vercelli, que desembarca en tierras brasileras en 1913 seguido por el Torino F.C. que desfiló en los campos del antiguo Velódromo y Parque Antarctica en 1914. Tal proceso origina la aparición de algunos equipos de origen italiano, los cuales tenían entre sus fundadores, nombres y apellidos italianos. A pesar de que esas instituciones se crearon con un propósito aglutinador, algunas mantenían el sincretismo cultural proveniente de sus origenes. La fundación de la Società Sportiva Palestra Itália, viene a conformar la principal referencia de la colonia italiana en el universo futbolístico brasilero. La reconstrucción de este proceso y la institucionalidad identitaria a partir de un hito deportivo, es lo que se inten-tará profundizar en este artículo.

(5)

aún con esos hechos y otros, el club fue el único gremio que estuvo estricta-mente relacionado a la colonia italiana en la ciudad, cumpliendo en el 2014 cien años de historia.

La inmigración en SÃO PAULO

La inmigración en Brasil es un fenómeno que se engendra de forma efectiva en la construcción social del país durante el siglo XIX, debido a dos puntos ex-presivos dentro de su respectivo contexto histórico. El primero se reafirma des-de Europa, permeada por la Revolución Industrial y la consecuente exclusión social que el proceso desarrollo no ofrecía para sus trabajadores, hace que un gran número de población se vea forzada a buscar otros horizontes de oportu-nidades. El segundo, insertado en el mantenimiento de la estructura agraria en tierras brasileras tras la independencia, el cual requería de mano de obra en un momento de transición de la esclavitud negra, que ya no era vista como un método rentable para la burguesía industrial europea (Moura, 2008). Estas dos fuerzas, se hicieron constituva y determinantes en el escenario mundial para que italianas e italianos, entre otros, llegaran a estos destinos.

Tal como fue mencionado, ese desplazamiento se dio principalmente por moti-vos económicos vinculados a la industrialización, donde se engendró la explo-tación laboral, los bajos sueldos, la falta de empleo y el éxodo rural, que trajo consigo, la crisis de producción agrícola y por consecuencia, la expulsión. Es sabido hoy que cerca de 9 millones de almas abandonaron Europa en el tercer cuarto del siglo XIX (Moura, 2008).

Los grupos precursores de la inmigración en el país que no se vinculaban a los portugueses ni a los africanos, quienes estaban vinculados con parte del proceso colonial, entran de forma organizada durante la estadía de la Família Real, momento en que ocurrió la abertura de los puertos y la promulgación en 1808 del Decreto del 25 de noviembre, permitiendo la concesión de tierras a los extranjeros residentes en Brasil. Esta providencia fue tomada visando la atracción al país por parte de los europeos que buscaban nuevas oportunida-des en América (Seyferth, 1990).

2

(6)

Estos inmigrantes, se asentaron en el Sureste y Sur del país en las primeras décadas del siglo XIX, localidades que el Imperio incentivó para la formación de núcleos coloniales agrícolas en tierras improductivas, con inmigración sub-vencionada. Los suizos inauguraron ese proceso en el año 1819, período que marca los últimos años de Brasil como colonia. Ellos se establecieron en el Río de Janeiro, y fueron seguidos por los alemanes que tomaron el sur como desti-no, formando la primera colonia en 1824. No obstante “solamente a mediados del siglo comenzaron a llegar inmigrantes europeos para suplir la falta de mano de obra”(Oliveira, 2001).

Ese público era de gran valor para Brasil, aún más, tras las leyes que impu-sieron. Esto se fue dando de manera gradual, junto a la extinción del trabajo esclavo, que fue la principal mano de obra desde el siglo XVI. En septiembre de 1850, el ministro de Justiça, Eusébio de Queiroz, sancionó la ley de Extinción de Tráfico Negrero, pero solo hasta el fin de la extinción, otras leyes fueron pro-mulgadas y la“efectivación” solo concluyeron en 1888.

La crisis de la mano de obra se torna evidente en un Brasil que se mantenía preso del colonialismo y de la estructura agraria, el producto en boga fue el café, de origen africano, que entra en Europa a través de Itália, llega al Brasil por el Norte del país. El producto desembarca en el sureste por Río de Janeiro “donde se hicieron plantaciones en la chacra de los frailes franciscanos, casi todos de origen italiano, conocidos como “barbadinhos” (Cenni, 2003). Con la salida de los “barbadinhos”, las semillas se disiparon por el estado llegando a tierras paulistas. El proceso de siembra se inició a través del sargento-mor Santos Prado en su chacra en Jundiaí, llegando a Campinas, localidad que se tornaría un gran centro productor.

La historia de los italianos se mezcla a la história del café y ese pueblo cons-truiría sus influencias de forma expresiva en varias esferas de la sociedad bra-silera, siendo la paulista la más incisiva. Es en ese contexto que esa multitud prepararía el terreno para producir la nueva riqueza, mayor a la del oro, los diamantes y el azúcar: el café (Cenni, 2003).

(7)

esparcen por el Valle de Paraíba, necesitando de mano de obra en un momento de escasez. En São Paulo los primeros actos vinculados a la colonización datan de 1827, donde pequeños grupos se organizaron sin embargo, solo en 1877 el gobierno imperial adquiriría de los padres benedictinos el Sítio do Tijucuçu, el cual fue transformado en núcleo colonial, recibiendo una primera cuota de cien inmigrantes italianos (Cenni, 2003).

La falta de eficacia del gobierno hizo que el proceso de reclutamiento se con-virtiera en una iniciativa privada que sufrió grandes dificultades, quienes vieron en la figura del senador paulista Nicolau Pereira de Campos Vergueiro, el prin-cipal precursor del proceso, previendo sobre la escasez de mano de obra ideas amplias desde el punto de vista político, como fue la primera experiencia en 1841 de atracción efectiva de la colonia italiana.

Después de 1850, con la prohibición del tráfico de población africana, se ve la necesidad de mezclar el sistema de atracción. Así el gobierno comenzó a ven-der extensiones territoriales específicas por módicas sumas en un plazo de seis años para que fuesen desarrolladas, y con la posibilidad de devolver el dinero luego de la fecha estipulada de la sucesión.

En 1871 se promulgó la ley provincial que dicta las directrices del sistema de inmigración. El gobernador de la provincia de São Paulo el señor Antônio de Queiroz Teles, conocido como Visconde de Parnaíba , decide en 1878 definir los dominios paulistas de territorio para inmigrantes italianos.

Aún con todo esos incentivos, la inmigración en Brasil, era hasta la última déca-da del Imperio poco expresiva. De este modo, emerge la fundéca-dación de algunos órganos como la Sociedad Central de Inmigración, la Sociedad Promotora de Inmigración y el Hospedaje del Inmigrante, todas fundadas durante la década del 80 del siglo XIX y es en aquel momento que la inmigración italiana proviene a gran escala entre los años 1886 a 1888.

(8)

en ese entonces al interior de la Península Itálica durante el siglo XIX.

Las rebeliones liberales que se produjeron en Italia remontan una historia dife-rente, debido a la gran influencia que el Imperio Romano había ejercido otrora. El principal problema era que no existía mucho poder de elección, eso hasta el ascenso del liberalismo, hecho que era propio de los intereses de la alta bur-guesía italiana.

Esta influencia se produce después de que el Congreso de Viena en 1815 don-de se llevó a cabo el restablecimiento don-de las monarquías y en tal contexto, Italia se dispone de manera favorable ante los acuerdos. Piemonte y Sardegna era el único estado independiente gobernado por la dinastía de Savóia. El resto de los estados al norte pertenecían a Austria, como era el caso de los reinos de Lombardia y Venecia y de los Ducados de Parma, Modena y Toscana. Al centro, estaban los Estados Pontifícios, gobernados por el Papa; y, al sur, el reino de Sicília, entregado a la dinastía de los Borbones. Se observa, pues, que mientras el Congreso de Viena legitimaba la re-apropiación de los territorios por muchos monarcas, para Itália, por el contrario, el acuerdo significó una fragmentación y falta de gobernanza.

(9)

Ese historial italiano también se refleja en São Paulo y es notorio. En los prime-ros años del siglo XX cuando aún predominaba la economía de los cafetales, la fragmentación se percibe en el hecho de que la mayoría de los inmigrantes ita-lianos eran de zonas urbanas de ciudades meridionales como Calabria, Nápo-les y Sicilia (Alvim, 1986); por consecuencia se especulaba que además de la adaptación, era la Italia meridional la que mayor peso demográfico contribuía al extranjero (Araujo, 2000), encontrándose muchas veces inadaptada respec-to del terrirespec-torio al cual le respec-tocó llegar.

En São Paulo queda claro que el predominio de la inmigración y de forma evi-dente la presencia italiana en la ciudad, comienza a ser incident. El 35, 4% de la población paulistana estaba compuesta de extranjeros, y los italianos representaban el 15, 8% de población y el 44, 6% del total de los inmigrantes (Araujo, 2000). En la década del 20 Sao Paulo era prácticamente una ciudad italiana, ya que era cotidiano el uso de la lengua y de los diversos dialectos por las calles de la ciudad (Carelli, 1988).Ese contexto es de extrema relevancia para comprender la importancia de la diversidad regional que existía en el grupo, un contingente venido de un país recién unificado, con fuertes contra-dicciones culturales, proporcionando un asentamiento complejo.

Las diferencias de origen regional fueron de gran valor, y se expresaron en Sao Paulo, manifestándose tanto en la construcción de las relaciones sociales, como en la formación de la imagen del grupo ante la sociedade paulista.

(10)

REGIONES Vêneto Campânia Calábria Lombardia Bruzzi/Molisea Toscana Emilia Romagna Basilicata Sicília Piemonte PORCENTAJE

NÚMEROS DE ENTRADA

Puglia Marche Lazio Umbria Ligúria Sardenha 365.710 166.080 113.155 105.973 93.020 81.056 59.877 52.888 44.390 40.336 34.833 25.074 15.982 11.818 9.328 6.113 1.225.633 29,84 13,55 9,23 8,65 7,59 6,61 4,89 4,32 3,62 3,29 2,84 2,05 1,3 0,96 0,76 0,5 100 TOTAL

Tabla I

INMIGRACIÓN ITALIANA PARA BRASIL POR REGIONES (1876-1920)

(11)

El Fútbol en el Estado de SÃO PAULO

El fútbol fue sin duda, la gran herramienta para reconocer algunas caracte-rísticas de la sociedad brasilera por ser un deporte de equipo, no requerir de ningún atributo físico especial, por ser bastante accesible, comprensible y emo-tivo. El fútbol se presta para consolidar vínculos de identidad plenos de carga afectiva (Sevcenko,1994), aún en situaciones complejas desde el punto de vis-ta de la diversidad cultural migratoria.

Llegada de Inglaterra, la práctica surge en la Edad Media como “algo parecido con fútbol moderno, siendo popular entre los varios estratos sociales (Barbosa, 2010). Sin embargo debido a la violencia de este deporte, fue prohibido por algunos reinos. El tipo de práctica conocido en nuestros días se desarrolló a mediados del siglo XVII, pero, solo al inicio del XIX, el deporte se introdujo en los currículos escolares ingleses, sobre todo en las universidades, que tenían como finalidad ofrecer una formación global tanto en el aspecto intelectual como en el físico y recreativo (Barbosa, 2010).

Por entonces, el fútbol era “un producto de exportación tan típicamente britá-nico como los tejidos de Manchester, las carreteras de fierro, los préstamos del banco Barings o la doctrina del libre comercio” (Galeano, 1995) Este es el contexto en que la historia futbolística de Brasil se inicia, uniéndose mucho a São Paulo, ciudad que dio nacimiento al mito fundador Charles Miller, espe-cíficamente en el barrio de Bras en 1874 con sus orígenes anidadas al Reino Unido, trajo una versión organizada del deporte para la capital paulista (Guter-man, 2009).

(12)

pelotas de la marca Shoot, hechas en Liverpool y que él ganó de regalo de un compañero de equipo de Southampton (Imagen 1).

“Mientras un gran futuro esperaba al niño Carlos, su carrera deportiva floreció en Banister escuela de tenis, donde el joven delantero golpeó la asombrosa ci-fra de 45 goles en 34 partidos. También encontró un lugar en el primer equipo de St. Mary’s y de la selección de Hampshire. En ese momento, era conocido como Nipper - lo que significa chico rápido, ágil y célebre. Como cada estu -diante Inglés en ese momento, Charles también había disputado partidos de cricket, un excelente bateador”.

También llegaron con Miller una bomba de aire, dos uniformes y un espeso libro de reglas (Stein, 2015). Por la gran popularidad que el deporte tomó, en-contramos muchos registros sobre el origen del fútbol en tierras brasileras. No obstante, dentro de la línea de investigación, una objeción fue abordada, sobre esa figura precursora del fútbol brasilero, Charles Miller. Según José Mo-raes dos Santos Neto, autor del libro Visão do jogo – Primórdios do futebol no país,se cuestiona la historia de este mito. “Según Neto, como le gusta ser lla-mado, Charles Miller no sería el introductor del fútbol, como registra la historia oficial. La modalidad habría llegado a los campos de tierra batida tupiniquines por intermedio de los jesuitas. Si la versión fuera verdadera, habría sido un“gol de placa” de los padres del final del siglo XIX (Filho, 2002). Estas conclusiones se sustentan en años de investigaciones sobre el Monasterio de Itaici, Colegio

Imagen1.

(13)

São Luís y en el Archivo del Estado de São Paulo, además de las entrevistas con descendientes directos de los pioneros del deporte en el país.

Según el libro otras revelaciones fueron relatadas, como la participación indi-recta de una de las figuras del cuadro político del país :

Rui Barbosa. “En 1882, el entonces diputado por el Partido Liberal presentó a la Cámara del Imperio, a pedido de D. Pedro II, un parecer sobre la Reforma de la Educación e Instituciones Primaria Complementaria Instrucción Pública. El objetivo era construir un sistema educativo sólido, capaz de revertir los in-dicadores dramáticos, como señalaba que sólo el 16% de la población estaba alfabetizada” Este proyecto también aprobó la Educación Física y la defensa de Rui Barbosa para practicar deportes al aire libre, con el que los representantes de las principales escuelas dirigidas a las delegaciones europeas que buscan mejoras en esta área. Allí, por primera vez, el fútbol se convirtió en una opción para Brasil (Del Priori, M. e Melo, V. A. de 2009).

Incluso con toda esta controversia la figura de Charles Miller muestra en el ori-gen de los primeros clubes que se basan en la ciudad. Desembarcó en el puerto de Santos con 20 años hacia 1894. El ambiente perfecto para difundir el fútbol fue el Athletic Club de São Paulo, creado en 1888, principalmente para practica de cricket. El joven brasileño llegó a reunirse con los nuevos interesados en el deporte a finales del verano, con el regreso de las actividades del club después de las vacaciones, para finalmente enseñar las reglas y hacer realidad el parti-do histórico en 13 de abril 1895.

(14)

El periodista Thomas Mazzoni de Gazeta Esportiva, cuando entrevistó a Charles Milller en 1942, le sorprendió por la riqueza de los detalles en el contexto pau-lista:“ El número de practicantes de juego había crecido, convoqué al equipo para el primer reglamento de colación: ‘The Gas Works Team, integrada por empleados de la compañía, contra The São Paulo Railway Team, integrada por parte de funcionarios de este ferrocarril. Fue el 14 de abril de 1895. Al llegar a los pastos, la primera tarea que realizamos fue espantar el ganado de la Com-pañía Viação Paulista. Poco después empezamos nuestro partido, que pasó de una manera interesante, y algunos de sus compañeros jugarán incluso con pantalones, por falta de uniforme apropiado.” (Mills, 2005)

El Atlhetic Club de São Paulo es un club fundado por los deseos de espacio de la colonia británica tanto para sus eventos sociales y para la práctica de deportes(Del Priori, M. e Melo, V. A. de, 2009). En los años siguientes se fusio-naría junto a otros clubes como la Asociación Atlética Mackenzie College, Sport Club Germania, Sport Club Internacional y el Club Athletico Paulistano, con ca-racterísticas sociales evidentes, como señala Fabio Franzini:

Imagen 2:

(15)

“Más interesante, cada uno representado a su manera, las fracciones de la alta sociedad de São Paulo entabla con el deporte: anglo-brasileño, jóvenes estudiantes universitarios, y los inmigrantes alemanes de otras nacionalidades y, por último pero no menos importante, los niños “nacionales” de las familias más tradicionales de la ciudad(Del Priori, M. e Melo, V. A. de, 2009).

El Paulistano, un club que nace a la práctica del ciclismo, creó un departamen-to de fútbol en 1900 y se convertirá en una connotada institución promovida en el Estado. Este no se limita a la competencia de su equipo de fútbol, sino más bien a una disputa política, de control institucional, participando activamente en la tabla asociada de la Asociación Paulista de Atheticos Deportes, el orga-nismo que dirige el fútbol de São Paulo en el momento. En el año siguiente la Liga Paulista se inauguró y oficializó con los cinco clubes mencionados. Todo comenzó entre los meses de mayo y octubre para evitar las altas temperaturas del verano en São Paulo (Storti, 1997).

La organización del deporte en São Paulo era muy útil y expresó la estratifi-cación social que construye y es evidente en todas las prácticas deportivas. Aunque esta lectura social convierte al fútbol en una práctica de disputa entre elites, este tiene una gran aceptación popular, que hace que el deporte se convierte en la masa y el contingente que mejor transmite está dentro de los primeros años del siglo XX con la colonia italiana a la cabeza, relacionándose con la inmigración en São Paulo.

El caso Paletra Italia: Palestrinos a la gloria

(16)

nom-bre hizo referencia a la familia real de Italia unificada. Este club estaba muy apegado al contingente del piemonte que llegó a la región hace dos años para trabajar en la fábrica de Votorantim. Un hecho sorprendente de la fundación es que el mismo fundador de São Paulo Atlhetic Club, Sir William Snapp, se reúne con sus trabajadores y lleva adelante fundación del club. Se formarán otras escuadras: Touring FC, inteligente FC Societá Calcistica Florentina Amici delo Sport, el Paraiso FC, Foot-ball italiana, Italia Foot-ball Club, Duca degli Abruzzi FBC, Roma Foot-ball, entre otros. Lo que se observa en estos clubes es que muchos de ellos mantienen su característica regionalista que surge de la penín-sula italiana, como vimos en el caso de Votorantim como los otros como Societá Calcistica Florentina, los romaníes, el Touring y otros.

Durante las primeras décadas estos clubes se desarrollarán tímidamente, te-niendo el mismo sesgo elitista de las otras colonia. Sólo después de 12 años de existencia Campeonato que surgirán Societá Sportiva Palestra Italia.

El 13 de agosto 1914 comienza a difundirse el mayor periódico de la colonia italiana en São Paulo, Fanfulla, pide “a todos los inmigrantes en São Paulo interesados en la fundación de una mesa de fútbol italiano. En dicha funda-ción, se definió su nombre y marcar la fecha de su oficial. El 26 de agosto, en presencia de 46 personas, se convierte en oficial de la existencia de la Palestra Italia. “Esta reunión se llevó a cabo en dos circunstancias debido a la división de opiniones, pero prevaleció la voluntad general y el club fue fundado con su actividad principal se centró en el fútbol.

FORMACIÓN DE UN EQUIPO DE FÚTBOL ITALIANO EN SÃO PAULO São Paulo, 13 de agosto 1914

Distinguido Sr. Director de “Fanfulla”

“Estimado señor, solamente una palabra, y para ello, un rinconcito en su periódico: Algunos bien conocidos fútbol italiano, pero asociado con clubes brasileños, me indicó escribir a usted acerca de un proyecto que comentar entre dos sorbos de café, luego haciéndome entender la esperanza de que este proyecto se pueda convertir en su portador del periódico y de propaganda. Tenemos en São Paulo -el club de los alemanes, el inglés, el portugués, internacional, e incluso de los católicos y protestantes. Sin embargo, un club que es exclusivamente italiano ‘deportistas’ (incluso nuestra colonia aquí, genial), pero ni siquiera se puede lograr. Futbolistas italianos que juegan bien en São Paulo, no... ¿Por qué, por mutuo acuerdo, nosotros no encontra-mos estos señores, y como teneencontra-mos asociaciones de remo, pro-dramática, mundano, patriótico, etc., pueden también tener un club de fútbol italiano, ¿no?

(17)

9

Imagen 3:

Carta original. O antigo e “descuidado” autor dos rabiscos à caneta no impresso é desconhecido.

(18)

10

19/08/1914 - Anuncio publicado en Fanfulla por Luigi Cervo y amigos

“Palestra Italia. Una junta interina se organizó para formar una sociedad que se llama Palestra Italia. La Compañía va a entender, también, la sección pro-dramático y danza, y una sección de deportes, con el objetivo de organizar un equipo puramente italiano, para los juegos de pié. Los miembros, que hasta ahora se componen de estudiantes y empleados, se reunirán hoy a las 20 am en el Salón Alhambra, situada en la Rua Marechal Deodoro el apartado 2, con el fin de elegir a el tablero y provisional para completar la formación de la Socie -dad. Todos los que deseen participar en la creación de un club italiano ‘calcio’ (fútbol) debe asistir a las 20.00 horas en el párrafo 2 de Marechal Deodoro, Alhambra Hall, a la reunión fundacional de la Palestra Italia. “

Considerado como formuladores y difusores de la idea, Luigi Cervo, Vicenzo Ra-gognetti, Luigi Marzo y Ezequiel Emanuel Simoni, aprovecharon el clima positivo que implicó colonia italiana tras el paso de dos equipos importantes del fútbol italiano, Pro Vercelli y Torino que recorrió tierras paulistanas en 1913 y 1914.

Estos creadores tenían sus actividades relacionadas a las Industrias Reunidas Francisco Matarazzo, dirigidos por la misma figura el nombre y que se convierte en una de las figuras más destacadas del sector industrial de la ciudad, como estableció Etelvina Cervo en entrevista:

Decidieron fundar el Palestra Italia, porque no había un club grande de la colo-nia italiana en São Paulo en el momento. La Conferencia nació en Matarazzo, el resultado de una iniciativa por parte de sus empleados(Ragazzi, 2014).

La preocupación de los fundadores de Palestra Italia era perfectamente justifi-cable; el deporte rey permitió a la estructuración de un equipo en bases étnicas, incluso si elevamos en cuenta la mayoría de los inmigrantes en São Paulo, junto

Imagen 4.

(19)

con la popularización del fútbol en los centros urbanos durante este período (Mazzoni, 1950).

Los equipos de fútbol tiene la característica de unir a las personas a su alrede-dor (abanicos) para todo tipo de razones; con el tiempo que se esconden detrás de la aparente irracionalidad de esta identificación - marcada con pasión - pero la fuente de los equipos y los aficionados siempre tienen una motivación racio-nal, a menudo se explica mediante la representación de la identidad de las per-sonas, por ejemplo, la identidad de individuos de una ciudad, la clase social, la etnia o incluso la religión. Un ejemplo de ello son los equipos italianos que representan a sus respectivas ciudades, o los equipos de Glasgow (Escocia) en representación de los católicos y protestantes. (Araujo, 2000).

El principal objetivo de los fundadores era poner el Palestra Italia en campeo-natos oficiales y este proceso se consolida seis meses después de su funda-ción con la solicitud de ingreso en los consejos de administrafunda-ción de APSA. Los principales medios de comunicación reportaron el hecho de describir que la sociedad compuesta por jóvenes distinguidos pertenecientes a la colonia italia-na de Sao Paulo pidieron la membrecía, sin embargo, la petición fue aceptada en el año siguiente con exclusión de Wanderers, quienes no tenían capital para unirse a la liga.

La demora de este proceso, fue una característica del club. Aunque sus re-presentantes eran influyentes, estos no representaban la élite de São Paulo

Imagen 5.

(20)

quienes señalaban la necesidad de pasar por algunas pruebas previas. Uno de los hitos fueron los encuentros en secuencia de amistosos entre Palestra y Paulistano, que desarrolló una rivalidad relativa y se convirtió en un anteceden-te importananteceden-te para consolidar su presencia en esanteceden-te escenario.

El club continuó participando en los amistosos y juegos de caridad. Algunos de estos partidos era para la recaudación de fondos para causas vinculadas a la colonia italiana como para el beneficio de la Cruz Roja Italiana y las víctimas del terremoto della Marsica en la región del Abruzzo. Esta estrategia tuvo mucha relevancia para unir cada vez más la colonia. Sin embargo, los italiano querían el reconocimiento de toda la sociedad Sao Paulo.

De este modo la Palestra Italia no sólo es una invasión de inmigrantes italia-nos, en su mayoría originarios de las clases menos pudientes, sino también una invasión en las gradas de fans italianos. Este contingente se encuentra en los barrios con características periféricas y obreras como la vejiga, el Brás, Barra Funda y Mooca, que se conformaba como un lugar propicio para hacer frente a la élite local.

Estos conflictos se vuelven aún más claro en 1916 cuando el Palestra Italia participa oficialmente en el primer campeonato, la preocupación por la consoli-dación del club de facto, fue más allá de los enfrentamientos por Paulista para hacer excursiones en el interior del estado. Uno de estos hechos se refleja en el partido celebrado en Santos, señalando que la ciudad Praieira fue la sede del principal, puerto del país y un lugar que también tenía una fuerte influencia italiana.

En el año 1917 Palestra pasa a competir en igualdad de condiciones el título del torneo (Araujo, 2000). Es de destacar que en el mismo año las dos orga-nizadores de la ciudad (APSA y LPF) se fusionaron con el fin de organizar una sola ciudad de liga de fútbol (Araujo, 2000). El APSA es el embrión de la actual Federación de Fútbol Paulista.

(21)

gran parte de la prensa de la época no lo considera, debido fundamentalmente a los orígenes de los trabajadores palestrinos, quienes hicieron una hazaña como algo increíble.

La Palestra Italia se proclamó campeón en 1920, el mismo año en que se hace parte del campo y tierra de Parque Antártica, un lugar que pertenecía a Cia. Cervejaria Antártica Paulista. La adquisición se realizó con la ayuda de Cia Matarrazo, por 500 contos (Helena Júnior, 2002). Hoy en día el sitio se ha con-vertido en uno de los estadios más modernos del mundo llamado Allianz Park. Con la compra del campo y de los logros del equipo el número de seguidores comienza a aumentar, incluyendo la multitud de inmigrantes italianos y sus descendientes en los partidos de conferencia. “Fue una invasión de las clases menos acomodadas en un lugar previamente dominado por la alta sociedad, lo que provocó el malestar de la élite, sin uso para disfrutar del mismo espacio físico con las clases trabajadoras” (Sevcenko, 1992).

Parte Esta participación cada vez más importante del proceso de democrati-zación que el fútbol se desarrolla en la sociedad Sao Paulo y el Palestra Italia fue uno de los protagonistas de este proceso, ya que se abrió la puerta a la participación de los atletas originarios de grupo de inmigrantes en la capital (Araujo, 2000).

Vemos que con la masificación del deporte hace que la aceptación de la confe-rencia sea dirigida por otras entidades que conformaban la APSA. Una entidad que durante las primeras décadas del siglo XX fue forjada por una elite de base étnica, ahora comenzaba a incorporar otro tipo de actores sociales “una sociedad que, a principios de siglo, tenía un fuerte estigma sobre los italianos” (Carelli, 1988)

(22)

CONCLUSIÓN

Con lo desarrollado en el artículo quisimos constatar la relevancia de la Società Sportiva Palestra Italia para la aglutinación y unificación de la colonia italiana en la ciudad de São Paulo, que desembarcaba en tierras paulistas con el estig-ma de una sociedad fragmentada desde Península Itálica. El club y la lucha por la institucionalización, representó la unificación fuera del territorio en términos identitarios, asentándose en una ciudad que poco a poco vio la luz de una “uni-tá” en las primeras décadas del siglo XX.

Los italianos llegan a São Paulo para substituir la mano de obra negra en los cafetales paulistas siendo reconocida por los barones del café que controlaban la producción del producto. Con la proclamación de la República la estructura política no se altera mucho pues aún vemos una sociedad que mantenía un vín-culo fuerte con el ambiente rural, aunque se iniciaría en las grandes ciudades, un tímido proceso de industrialización que tenía en los ingleses su principal figura.

Con ese proceso de industrialización las ciudades ven el desarrollo vinculado a la figura del europeo, adhiriendo ciertos hábitos de los mismos, y el fútbol se configura como una de las prácticas desarrolladas por esa clase aventaja-das que no pueden ser denominados inmigrantes pues generalmente están vinculados a la administración de las primeras empresas multinacionales del mundo. La historia del establecimiento de la práctica deportiva tiene una pre-dominante influencia británica, sea la práctica implantada por los jesuitas, o por la figura de Charles Miller. Los primeros puntapiés en el balón ocurren aún en el siglo XIX, incentivando la formación de los primeros equipos.

(23)

hombres de la alta sociedad paulistana y la inserción de clubes que no estaban encuadrados en ese perfil era muy complicado.

El escenario de la ciudad de São Paulo en la segunda década del siglo XX ya se distinguía un poco al de años atrás, pues se avizoraba un proceso de indus-trialización y la mano de obra italiana que en otras épocas era incidente por los cultivos de café, llegan a la ciudad para insertarse en trabajos fabriles. Y en ese escenario es donde tendríamos el nacimiento de la principal institución de origen italiana de la ciudad.

La institución Palestra Italia y sus primeros años de existencia muestra la im-portancia de la Sociedad, como fuera bautizado, para la unificación de la co-lonia italiana en la ciudad de São Paulo, pues como se ha relatado, la gran corriente inmigratoria venida de la Península Itálica se estableció en América con sus rasgaduras que aún eran vivas aquel momento.

Ese hecho histórico se constata también en ese período cuando vislumbramos la fundación de las escuadras italianas y su clara regionalización. La Società Sportiva Palestra Italia, más que aglutinar a ese contingente fue una institu-ción que inserta al fútbol paulista una característica específica: una selecinstitu-ción de sus atletas no por la clase, sino por la origen étnico, sufriendo sin duda alguna prejuicio por pertenecer a una clase subalterna, que había sido omitida entonces por ser correlativa a un estrato social inferior, pero que en Sao Paulo, no encontraba unificación según su madre patria. Fue así que, promoviendo juegos amistosos, recaudaron fondos que irían en ayuda de los Italianos de la península, fortaleciendo un proceso identitario, pero al mismo tiempo otorgán-dole trascendencia organizacional al mismo club frente al resto de la liga .

(24)

sin embargo pudo trascender gracias a la conformación de un club, su organiza-ción, prácticas y luchas históricas como reafirmación identitaria de una ciudad que los acogió.

BIBLIOGRAFÍA

- Alvim, Zuleika. (1986). Brava gente! Os italianos em São Paulo. São Paulo: Brasiliense.

- Araújo, José Renato de Campos. (2000). Imigração e Futebol: O Caso Palestra Itália. São Paulo: Editora Sumaré;

- Barbosa, Andresa Oliver. (06/2010). Futebol no Brasil: das origens à popu-larização. Arquivo Público do Estado de São Paulo, exposição virtual, online. 13/10/2014, De http://www.arquivoestado.sp.gov.br/exposicao_futebol/ Base de datos.

- Cenni, Franco. (2003). Italianos no Brasil. São Paulo: EDUSP

- Carelli, Mario. (1988). Carcamanos e comendadores: os italianos de São Pau-lo. Da realidade à ficção. São Paulo: Ática;

- Del Priori, M. e Melo, V. A. de (orgs.). (2009). História do esporte no Brasil: do Império aos dias atuais. São Paulo: Ed UNESP.

- Filho, Manuel Alves (16 a 22 de dezembro de 2002). O pontapé inicial. Jornal Unicamp, 202, 9. 22/04/2015, De www.unicamp.br Base de datos.

- Galeano, Eduardo. (1995). Futebol ao sol e à sombra. Porto Alegre:L&PM

(25)

- Helena Junior, Alberto. (2002). Palmeiras: a etena academia. São Paulo: DBA Artes Gráficas.

- Hobsbawm, Eric J. (2012). Era do Capital. São Paulo: Paz e Terra.

- Ianni, Constantino. (1963). Homens sem paz: os conflitos e os bastidores da Imigração. São Paulo: Difel.

- Mazzoni, Thomaz. (1950). História do futebol no Brasil. São Paulo: Leia.

- Mills, John Robert. (2005) Charles Miller: o pai do futebol brasileiro. São Paulo: Panda Books.

- Moura, Soraya (org.). (2008). Memorial do Imigrante: a imigração no Estado de São Paulo. São Paulo: Imprensa Oficial - SP (IMESP).

- Neto, José Moraes dos Santos. Visão do jogo: primórdios do futebol no Brasil. Cosac & Naify

- Oliveira, Lúcia Lippi. (2001). O Brasil dos imigrantes. Rio de Janeiro: Zahar.

- Ragazzi, Julio Cezar. (26/08/2014). * ESPECIAL 100 ANOS * PALESTRA ITALIA * PALMEIRAS * (1914-2014) *. Jornal Fanfulla, Arquivo/Editoriais (es-peciais), online. 25/04/2014, De http://www.jornalfanfulla.com/paginas. asp?categoria=arquivo Base de datos

- Seyferth, Giralda. (1990). Imigração e cultura no Brasil. Brasília: Ed. UnB.

(26)

- Stein, L. Crack, artillero, técnica, sombrero: Charles Miller no sólo era el “padre del fútbol en Brasil” (Consultado el 06/03/2015), available inhttp://trivela.uol. com.br/craque-artilheiro-tecnico-cartola-sensacao-na-europa-charles-miller-nao-foi-so-o-pai-do-futebol-no-brasil/.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...