El señor presidente da lectura al punto

Download (0)

Full text

(1)

9.1.15.CONVENIO EUROPEO SOBRE PROTECCIÓN DE ANIMALES DE COMPAÑÍA, HECHO EN ESTRASBURGO EL 13 DE NOVIEMBRE DE 1987, ASÍ COMO RESERVA Y DECLARACIÓN QUE ESPAÑA DESEA FORMULAR (ANTES DENOMINADO CONVENIO EUROPEO SOBRE PROTECCIÓN DE ANIMALES DE COMPAÑÍA, HECHO EN ESTRASBURGO EL 13 DE NOVIEMBRE DE 1987, ASÍ COMO DECLARACIÓN QUE ESPAÑA DESEA FORMULAR).

COMISIÓN: ASUNTOS EXTERIORES (Núm. exp. 610/000018)

El señor presidente da lectura al punto 9.1.15.

El señor PRESIDENTE: Continuamos con el siguiente punto del orden del día.

El presidente de la Comisión ya lo ha anunciado en la presentación global que ha hecho anteriormente sobre todos.

Se han presentado 2 votos particulares, uno del senador Cleries y de la senadora Rivero, del Grupo Parlamentario Mixto, y otro del Grupo Parlamentario Popular.

Para la defensa del primero, tiene la palabra la senadora Rivero. La señora RIVERO SEGALÀS: Gracias, presidente.

Disculpe por menear la cola antes de hora, pero como estaba puesto en pantalla y el informe fue completo, me confundí. Disculpen.

Ahora sí, bromas aparte, porque no es un tema para hacer bromas, en el Partit Demòcrata, respecto al Convenio europeo sobre protección de animales de compañía, mostramos nuestro apoyo y estamos absolutamente de acuerdo con el convenio en su conjunto. En principio, estamos en contra de la reserva que hizo el Partido Popular. Por ello, presentamos un voto particular para volver al texto que nos fue remitido por el Congreso. Hemos visto que el Partido Popular también ha presentado un voto particular para volver al texto inicial, lo que celebramos.

Pensamos que este Convenio, de 1987, firmado por España en 2015, no se ha traído hasta hoy debido, entre otras cosas, a la legislatura fallida y a las dificultades para formar gobierno. Desde nuestro punto de vista −el Partit Demòcrata así lo dijo en el Congreso y así lo reiteramos aquí−, este convenio aumenta los estándares de calidad de vida respecto a los animales de compañía y, además, ayuda a prevenir la incorporación de ejemplares de fauna salvaje como animales de compañía.

Cabe decir que este convenio ha sido firmado, y ya está en vigor, en Austria, Bélgica, Suiza, Suecia, Serbia, Rumanía, Portugal, Italia, Chipre, Bulgaria, Ucrania, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Turquía, Alemania, Grecia, Noruega, Luxemburgo, Letonia y Lituania, países también, algunos de ellos, con una gran cultura de caza.

Pensamos que para la problemática que planteaba la reserva del Partido Popular, este convenio ya contempla mecanismos de excepcionalidad. Además, hay que tener en cuenta que en este momento hay legislaciones autonómicas en 7 comunidades que van, incluso, más allá de lo que reza este convenio, entre ellas, Cataluña, Andalucía, Aragón, Madrid, Murcia, Navarra y

(2)

Valencia. Por tanto, respecto al Partit Demòcrata, si votamos el convenio con el texto que nos fue remitido por el Congreso, tendrá nuestro absoluto apoyo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senadora Rivero.

Para la defensa del voto particular del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el senador Rodríguez Hevia.

El señor RODRÍGUEZ HEVIA GONZÁLEZ: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

En la sesión de la Comisión de Asuntos Exteriores que celebramos el pasado lunes, se aprobó convalidar el Convenio europeo sobre protección de animales de compañía con una reserva que presentó nuestro grupo al apartado a) del artículo 10.1. Lo hicimos basando nuestra argumentación en la conciliación de la funcionalidad del animal con una mayor y mejor protección sanitaria. La aprobación del convenio se realizó exclusivamente con los votos a favor del Partido Popular, a pesar de haber modificado ya el texto que había propuesto el Congreso de los Diputados precisamente para facilitar la ratificación del convenio por una amplia mayoría. Esto no fue posible en comisión. En nuestro grupo parlamentario hemos tratado ampliamente el tema y hemos llegado a la conclusión de que vamos a retirar la reserva en aras de llegar a un consenso; acuerdo y consenso que buscamos a pesar de la distribución de escaños de esta Cámara, y acuerdo y consenso por el que esperamos que se sumen al voto particular presentado por el Grupo Popular al dictamen de la comisión y aprobemos el texto del convenio tal y como fue remitido por el Congreso de los Diputados.

Muchas gracias, señor presidente. (Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Rodríguez Hevia. Pasamos al turno de portavoces.

Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el senador Mulet. El señor MULET GARCÍA: Gracias, presidente.

Qué papelón el del Partido Popular y qué obsesión por los rabos. Todo este paripé de hoy, ¿para qué? ¿Para utilizar el Senado como una Cámara de revancha y traer aquí todo aquello que no pueden aprobar en el Congreso? Menuda legislatura nos espera: aquello que la mayoría social y política tumba o aprueba allí llega aquí, en la segunda vuelta de un sistema que sabemos que no es para nada representativo, y ustedes a bloquear, a paralizar y a entorpecer. Por suerte, ustedes venían aquí a cortar rabos y se van con el rabo entre las piernas porque han visto que su postura era completamente ridícula.

El Partido Popular defendía la amputación, en teoría por sesudos estudios, del llamado efecto látigo. No sé cuántas personas sabrán ustedes que están lesionadas por rabazos. Imagino que será un gran problema social. He visto el vídeo de las intervenciones y hablaban del efecto látigo y que podía causar daños a las personas. No sé, imagino que habrá mucha gente lesionada por rabazos. Si ustedes hubieran traído aquí estudios serios lo podríamos estar valorando. Es cierto que existen razas con rabos muy grandes, pero también es cierto que quien las adquiere sabe a lo que se expone.

(3)

Es un debate que demuestra su nivel moral y ético en cuanto a los animales, porque aquí no hablamos únicamente de rabos, algo que a ustedes les puede interesar mucho. Hablamos directamente de derechos de los animales. Mal vamos si se puede practicar ese tipo de maltrato animal por puros efectos estéticos y si continuamos tratando a los animales como simples objetos con los que podemos disfrutar maltratándolos o como elementos de ocio a los cuales podemos matar en espectáculos públicos, como ustedes defienden.

Por tanto, como comentábamos, por suerte se han avergonzado un poco de su primera postura y el texto que vamos a votar es que el salió directamente del Congreso. Vinieron ustedes a cortar rabos y se van con el rabo entre las piernas.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Mulet. ¿Grupo Parlamentario Vasco en el Senado? (Pausa).

Por el Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana, tiene la palabra el senador Martí.

El señor MARTÍ DEULOFEU: Gracias, señor presidente.

Entendiendo que nos remitimos al texto que salió del Congreso de los Diputados, el Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana va a votar a favor del convenio.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Martí.

Por el Grupo Parlamentario Unidos Podemos−En Comú Podem−En Marea, tiene la palabra la senadora Villanueva.

La señora VILLANUEVA RUIZ: Gracias, presidente.

Señorías, hoy votamos el Convenio europeo sobre protección de animales de compañía hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987, que llega a España treinta años tarde; convenio que apoyamos y celebramos que hoy tengamos la oportunidad de dar salida; convenio que ha estado envuelto de una gran polémica porque el Partido Popular ha intentado meter una reserva para permitir la amputación de la cola de los perros en nuestro país.

Este grupo parlamentario, ya en el Congreso presentó una enmienda para la retirada de esta reserva y evitar esta situación, enmienda para volver al texto original que fue apoyada mayoritariamente por el resto de grupos parlamentarios. Nos oponemos radicalmente a este tipo de amputaciones atroces. Cada vez son más los veterinarios que se niegan rotundamente a llevar a cabo estas operaciones de amputación que seccionan cartílagos, nervios, vasos sanguíneos y otros tejidos, además de la piel; amputaciones que producen dolor que puede acompañar al animal a lo largo de toda su vida, generando también problemas de locomoción, puesto que la cola es la continuación de la columna vertebral en el perro y, por tanto, juega un papel clave en su movilidad, y también en su comunicación, ya que la cola es un órgano de gran expresividad para ellos, fundamental para una buena convivencia con los individuos no solo de su misma especie sino con los seres humanos en general y con sus responsables en particular. Los perros hablan a través de su movilidad: la de su cuerpo, la de sus orejas, la de sus colas, la de

(4)

sus expresiones faciales, y expresan de esa manera sus emociones, su bienestar y su malestar.

Por ello nos alegramos especialmente de que el Grupo Popular rectifique eliminando la reserva, como hemos solicitado y como llevan demandando durante meses los defensores de los animales. Hoy podemos decir que es un triunfo de los derechos de los animales en nuestro país y de todas las personas que luchan por ellos día a día.

Muchísimas gracias. (Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senadora Villanueva.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el senador Gil. El señor GIL GARCÍA: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías del Grupo Popular, quisieron ustedes usar su mayoría absoluta en esta Cámara –corríjame si me equivoco- para contentar a una parte de su electorado y han terminado en el Senado dándonos la razón a todos los demás. Nunca es tarde, y bien está. Nunca es tarde si no fuera porque se trata de un tratado del año 1987, que tiene treinta años y que tendríamos que haber suscrito. A lo mejor, tenemos que hacer todos un poco de autocrítica, nosotros los primeros, pues hemos tardado treinta años en suscribirlo; treinta años y dos meses que el Partido Popular nos ha hecho perder; un tiempo precioso para haberlo tenido ya ratificado.

Pero, repito, rectificar es de sabios porque es entender que en estos treinta años la sociedad española ha dado un salto espectacular en cuanto a concienciación por la protección y el bienestar de los animales se refiere. Y este trámite ya pasó por el Congreso hace dos meses, cuando el Grupo Popular intentó, sin éxito introducir una reserva que permitiera la amputación del rabo de las razas de perros de caza. Con su llegada a esta Cámara y su insistencia, el Grupo Popular lo intentó de nuevo registrando a primeros de abril y aprobando hace dos días en la Comisión de Exteriores, con el voto en contra de todos los grupos de la oposición, una reserva para que pudiera cortarse el rabo a los perros de caza.

Señorías, les dijimos en la comisión y en el Congreso de los Diputados que la letra de este convenio es clara: prohíbe las operaciones quirúrgicas a mascotas cuyo objeto sea modificar la apariencia de un animal de compañía o conseguir otros fines no curativos. Y esa supuesta preocupación por la salud de los perros que llevó al Grupo Popular a introducir esta excepción podría estar presente en el convenio, concretamente -como usted bien sabe, porque lo citó en la comisión- en el artículo 10.2.a), en el que se contemplan excepciones a la norma. Por tanto, mi grupo se alegra de que hoy rectifiquen. Sin embargo, no nos alegramos tanto del tiempo perdido ni de las vueltas que han hecho dar con este tema a esta Cámara.

Señorías, por si aún les queda alguna duda, lo que nos dicen los expertos, lo que nos dice la ciencia −puede que la tradición no; en este caso nos lo dicen los veterinarios− es muy claro, y es que no es de recibo cortar el rabo a los perros porque para ellos es un instrumento de comunicación entre ellos y nosotros; porque les resta equilibrio a la hora de correr y desplazarse; porque les causa problemas y les afecta en su comportamiento normal y su bienestar como cualquier otra amputación, y, porque, señorías, les hace daño.

(5)

También es conveniente recordar que a día de hoy ya no se puede amputar a los perros en 23 Estados, no voy a repetirlos, ni en muchas comunidades autónomas, entre ellas, senador Mulet, Andalucía, presidida por mi compañera Susana Díaz.

Después de haberle escuchado ayer atentamente, perplejo y en silencio, senador Mulet, le exijo una rectificación de su grave comportamiento ayer en esta tribuna. Se lo exijo. (Aplausos).

Por todo lo expuesto, señorías, mi grupo se alegra de esta rectificación del Grupo Popular. Nunca es tarde. Me alegro de que al final ratifiquemos este acuerdo como venía de Europa, de cabo a rabo y sin recortes.

Muchas gracias. (Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Gil.

Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el senador Rodríguez Hevia.

El señor RODRÍGUEZ HEVIA GONZÁLEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Senador Mulet, cada vez que le oigo intervenir aquí, con excesiva frecuencia -en mi opinión- utiliza usted la arrogancia y la descalificación como una forma de hacer política. Allá usted. Supongo que considera que con eso obtiene un rédito electoral. Le invito a que debata desde la discrepancia, pero con sosiego y sobre todo con respeto a los miembros de esta Cámara. Le recomiendo que lo intente. Igual al final se encuentra a gusto y consigue algo más.

Efectivamente, errar es humano; perdonar es divino y rectificar es de sabios, dice el filósofo. La verdad es que he rectificado mucho en mi vida porque procuro aprender constantemente, lo que no tengo claro es que eso me haga más sabio.

Han dicho que hemos modificado nuestra postura por presiones de la sociedad civil. La verdad es que lo hemos analizado mucho en el grupo, hemos escuchado a mucha gente y hemos presentado este voto particular. Pero la distribución de escaños que tenemos en esta Cámara la deciden los ciudadanos, esta sociedad civil de la que se habla, y ellos han querido que tengamos una mayoría muy importante. Lo que sí me gustaría es que se aplicara una cierta coherencia. Es decir: si hacemos uso de la mayoría absoluta, se dice que estamos pasando el rodillo; si rectificamos en aras de conseguir acuerdos, lo interpretan no sé si como un signo de debilidad o de contradicción. Por favor, aclárense porque yo creo que siempre es mejor intentar llegar a acuerdos.

Finalmente, señorías, hemos hecho lo que consideramos más apropiado para desbloquear una situación y así poder convalidar el convenio europeo sobre protección de animales de compañía.

Muchas gracias. (Aplausos).

Figure

Updating...

References

Related subjects :