LA DEMANDA Y LA OFERTA DE DINERO 1.- LA DEMANDA DE DINERO: MOTIVOS POR LOS QUE SE DEMANDA DINERO 2.- LA OFERTA MONETARIA: FACTORES QUE LA DETERMINAN

Texto completo

(1)

LA DEMANDA Y LA OFERTA DE DINERO

1.- INTRODUCCIÓN

1.- LA DEMANDA DE DINERO: MOTIVOS POR LOS QUE SE DEMANDA DINERO 2.- LA OFERTA MONETARIA: FACTORES QUE LA DETERMINAN

(2)

1.- INTRODUCCIÓN

El equilibrio en los mercados monetarios se determina mediante la igualdad entre oferta y demanda de dinero. En este tema analizamos las variables de las que depende cada uno de estos agregados monetarios.

1.- LA DEMANDA DE DINERO: MOTIVOS POR LOS QUE SE DEMANDA DINERO.

La demanda de dinero (Md) puede definirse como la cantidad de medios de pago que los distintos agentes económicos desean mantener en un momento determinado.

Según Keynes son tres los motivos por los que los agentes económicos demandan dinero: transacción, precaución y especulación.

Motivo transacción (Md1). Se demanda dinero por este motivo para hacer frente a los pagos corrientes y la cantidad demandada depende fundamentalmente de la renta, estableciéndose una relación directa entre ambas variables. La expresión funcional de este tipo de demanda es la siguiente: Md1 = k1*Y, siendo k1 el porcentaje de renta que se destina a la demanda transacción y su valor depende de la frecuencia con que se perciben los ingresos y con que se efectúan los pagos; cuanto mayor sea la frecuencia menor será el valor de K1.

Dado el valor de k1 la relación entre demanda transacción y renta se puede representar gráficamente (gráfico nº 1) midiendo en abscisas el nivel de renta y en ordenadas la cantidad demandada por motivo transacción.

Gráfico nº 1

Md1

A

0 Yo Y

Para un nivel de renta “Yo”, la cantidad demandada será “A”, si el nivel de renta aumenta esta cantidad aumentará y lo contrario sucederá si disminuye.

Motivo precaución (Md2). La demanda dinero por este motivo se efectúa para tener una seguridad por si se genera algún gasto imprevisto al que hay que hacer frente; al igual que la demanda transacción la cantidad demandada depende fundamentalmente de la renta, estableciéndose una relación directa entre ambas variables. La expresión funcional de este tipo de demanda es la siguiente: Md2 = k2*Y, siendo k2 el porcentaje de renta que se destina a la demanda precaución y su valor depende de la seguridad que se tenga en recibir ingresos; a mayor seguridad menor valor.

(3)

Como en el caso anterior, dado el valor de k2 se representa gráficamente (gráfico nº 2) la relación entre demanda precaución y renta midiendo en abscisas el nivel de renta y en ordenadas la cantidad demandada por motivo precaución.

Gráfico nº 2

Md2

B

0 Yo Y

Para un nivel de renta “Yo”, la cantidad demandada será “B”, si el nivel de renta aumenta esta cantidad aumentará y lo contrario sucederá si disminuye.

Dado que ambas demandas dependen de la renta pueden unirse en una sola función: Md1 +Md2 = k1*Y + k2*Y

Si a la suma Md1 + Md2 la simbolizamos por Md1,2 y k1 + k2 por k, la anterior expresión queda de la forma siguiente: Md1,2 = k*Y, siendo su representación gráfica (gráfico nº 3): Gráfico nº 3 Yo Y Md1, 2 C 0

C (0A + 0B), sería la cantidad demandada por los motivos señalados para el nivel de renta Yo.

Las demandas analizadas no guardan relación respecto al tipo de interés (r) por lo que su representación (gráfico nº 4) respecto al mismo es una línea de demanda perfectamente rígida que estará más o menos próxima al origen de coordenadas en función del nivel de renta existente y del valor de los coeficientes K1 y K2.

(4)

Gráfico nº 4 r

0

C Md1,2

Motivo especulación (Md3), es la demanda que se efectúa para atender a oportunidades imprevistas de compra ventajosa; este tipo de demanda depende del tipo de interés y de las expectativas. Si el tipo de interés (que es el precio del dinero) es reducido, lo que se obtiene por desprenderse del dinero efectivo no merece la pena, por ello los agentes económicos prefieren mantener liquidez (efectivo) y la demanda de dinero por el motivo especulación será elevada; por el contrario si el tipo de interés es elevado compensará desprenderse de la liquidez, es decir cambiar dinero por otros activos; en este caso la demanda especulación será reducida.

De lo anterior se deduce que la cantidad de dinero demandada por motivo especulación guarda una relación inversa con el tipo de interés; si el tipo de interés aumenta la demanda disminuye y viceversa.

La expresión funcional de este tipo de demanda es la siguiente: Md3 = l ( r ), siendo l´ la pendiente de la función, y su representación gráfica (gráfico nº 5) corresponde a la de una curva de demanda de un bien normal.

Gráfico nº 5 r

O Md3

La demanda total de dinero es la suma de las tres demandas siendo su expresión funcional Md = k*Y + l ( r ). La representación gráfica se obtiene también sumando las tres demandas (gráfico nº 6, demanda transacción-precaución, gráfico nº 7, demanda especulativa, gráfico nº 8 demanda total de dinero):

(5)

Gráfico nº 6 Gráfico nº 7 Gráfico nº 8 r r r

Md1,2 Md3 Md

Si el tipo de interés se modifica (gráfico nº 9) la demanda de dinero también lo hará pasando de un punto a otro de la curva de demanda. Si el tipo de interés permanece constante y cambia la renta, K1 o K2 la demanda de dinero cambia, pero en este caso se produce un desplazamiento de la curva, que será hacia la derecha en el caso de aumentos y hacia la izquierda en el caso contrario.

Gráfico nº 9 Gráfico nº 10 r r A B ro ro r1 0 A B Md 0 A B Md

Al pasar el tipo de interés de ro a r1 Permaneciendo el tipo de interés cons- la demanda aumenta de A a B tante (ro), la demanda aumenta de A a B debido a un incremento de la renta, de K1 o K2 2.- LA OFERTA MONETARIA: FACTORES QUE LA DETERMINAN.

La oferta monetaria (Mo) es la cantidad de medios de pago que circulan en una economía en un momento determinado y está formada por el dinero efectivo en manos del público y los depósitos a la vista en las entidades de depósito (también denominado dinero bancario).

Hasta hace poco tiempo se consideró que la oferta monetaria era una variable exógena sujeta únicamente a las decisiones del banco emisor, por lo que su cuantía venía determinada por dicha institución. Esta afirmación no es totalmente exacta, ya que el banco emisor puede modificar la oferta monetaria, pero no puede controlarla de forma absoluta, por que dicha

(6)

variable depende de la base monetaria y del multiplicador de la base monetaria, de tal forma que para un valor dado del multiplicador de la base monetaria, las modificaciones de la oferta monetaria se producen por alteraciones del volumen de la base monetaria; ésta última sí es una variable determinada, en parte, por el banco emisor.

Analicemos cada una de ellas por separado. A.- La base monetaria

La base monetaria está compuesta por el dinero efectivo en manos del público, los activos de caja (formados por los depósitos a la vista que las entidades mantienen en el banco emisor con objeto de cubrir el coeficiente de caja) y el efectivo en caja del sistema crediticio, con excepción del Banco de España. En principio, esta variable es controlada directamente por el banco emisor y a través de ella se regula la cuantía de la oferta monetaria.

El banco emisor (en nuestro país Banco de España y Banco Central Europeo) puede modificar la cuantía de la base monetaria a través de las operaciones que realiza con las entidades de depósito, con el sector público y con el sector exterior.

De esta forma, las operaciones con los tres sectores mencionados anteriormente son las que permiten al banco emisor alterar el valor de la base monetaria.

Si el banco central concede préstamos o compra valores, a alguno de los mencionados sectores, aumenta el dinero en circulación lo que se traduce en un aumento de la base monetaria.

La reducción de la base monetaria se produce cuando el banco central cancela los préstamos o vende los valores.

B.- El multiplicador de la base monetaria

El multiplicador de la base monetaria es el siguiente: h + 1

h + j

siendo "h" el cociente entre el efectivo en manos del público y los depósitos a la vista en el sistema crediticio (EMP/D), a esta relación se la denomina "relación efectivo -depósitos"; "j" es la relación entre los activos de caja de las entidades crediticias1 y los depósitos a la vista que el público mantiene en ellas (AC/D) y se denomina coeficiente de reservas mínimas.

La oferta monetaria es el producto de la base monetaria por el multiplicador de la misma:

h + 1

Mo =--- BM

h + j

3.-EL EQUILIBRIO EN EL MERCADO MONETARIO

El equilibrio en el mercado monetario se obtiene, como en todos los mercados, mediante la igualdad entre la oferta y la demanda. Dicho equilibrio viene definido por un par

1

(7)

de valores correspondientes al precio (tipo de interés) y la cantidad de bien intercambiada (en este caso cantidad de dinero).

Analíticamente se obtiene igualando las funciones de oferta y demanda. Considerando la oferta monetaria como una variable exógena (su valor está determinado):

Mo = kY + l (r)

Gráficamente el equilibrio viene dado por el punto de corte entre las representaciones gráficas de las funciones de oferta y demanda de dinero. Al considerar la oferta como variable exógena su representación gráfica es la de una línea perfectamente rígida respecto a tipo de interés. Gráfico nº 11 r re 0 A Md, Mo En el gráfico nº 11 la situación de equilibrio es “re, A”.

Los cambios en el nivel de equilibrio se producirán ante variaciones de la oferta (modificaciones de base monetaria, del multiplicador de la base monetaria o de ambos) o de la demanda (cambios de K1, K2, renta o expectativas).

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :