CONCLUSIONES: Analizado el ordenamiento jurídico venezolano y el contenido de los

15 

Loading.... (view fulltext now)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

CONCLUSIONES:

Analizado el ordenamiento jurídico venezolano y el contenido de los contratos de afiliación de tarjetas de créditos, se determinó la situación en la que se encuentran tanto las instituciones financieras como los usuarios y usuarias bancarios. Una vez planteados los resultados de cada objetivo tanto especifico como general, a juicio de la investigadora, las conclusiones son las siguientes:

En relación al primer objetivo, el ámbito de las relaciones contractuales bancarias se encuentra ausente una ley específica que delimite o regule las relaciones entre el usuario y la Institución Financiera, las mismas se encuentran dispersa en el ordenamiento jurídico.

Sin embargo en toda la materia relacionada con los servicios o con el crédito se evidencia de alguna manera la intervención del Estado, a través de la regulación y configuración contractual, siendo éste un elemento esencial en el negocio bancario, por cuanto a través de las cláusulas contractuales se construye el producto ofrecido.

A pesar que dicha regulación se encuentra dispersa, anteriormente esta situación no era regulada de una manera específica, pero la práctica y las situaciones de abuso dieron nacimiento a estas regulaciones, en donde a pesar que sigue siendo un contrato de adhesión, con cláusulas

(2)

predispuestas, las mismas pueden ser, en algunos casos, relajada entre las partes.

La presente regulación busca compaginar la libertad y seguridad, buscando el equilibrio entre ambas partes, de modo que la ley impone un modelo de equilibrio, impidiendo la imposición de uno sobre otro.

Con base en lo anteriormente expuesto, es de destacar que por motivo de esa variedad y dispersión de la norma, las mismas crean incertidumbre al momento de invocar la norma adecuada, ya que existen leyes especiales en el ámbito bancario y leyes generales que regulan este mismo hecho, pasando estas últimas a suplir vacios.

Sin embargo, se evidencia como la legislación bancaria venezolana se encuentra en una etapa de constante evolución, pues la misma se debe ir adaptando al negocio bancario y a las relaciones contractuales que crecen día a día de una manera desenfrenada.

En relación al segundo objetivo de la investigación, se establece, la tendencia a la masificación de los servicios bancarios, especialmente en el ámbito del uso de la tarjeta de crédito, ha determinado que las Instituciones Financieras deben acudir cada vez mas a la unificación de las estipulaciones contractuales y a negociar mediante contratos de adhesión los cuales se inscriben en Oficinas de Registro Público o publicación en prensa, a las cuales se adhiere el usuario.

Ahora bien, en los contratos existentes, reguladores de esta actividad bancaria, como lo es la tarjeta de crédito, los mismos no cumplen con

(3)

muchos de los parámetros establecidos en las diversas normas, como por ejemplo la identificación del tarjetahabiente en el encabezado del contrato, lo cual se hace por separado, en la solicitud.

Asimismo, al tarjetahabiente no se le entrega su ejemplar, si no que es manejado bajo la figura de la oferta pública, en donde el banco da por entendido y aceptado el contrato, ya que presume que el tarjetahabiente antes de solicitar la tarjeta, ya esta en conocimiento de las estipulaciones contractuales.

Igualmente, se observa que los contratos utilizan en muchas de sus cláusulas un lenguaje complejo y el tamaño de la letra utilizada, en muchos contratos, es pequeña e imposibilíta una compresión rápida y clara del lector. Es pues, el banco quien establece cada cláusula de manera unilateral y a las cuales el tarjetahabiente se ha adherido para disfrutar del uso del crédito conferido.

En cuanto al tercer objetivo, puede decirse que la protección y defensa del usuario bancario es implementada y ejercida por el Estado venezolano, en donde somete a los bancos al control de los órganos rectores de la actividad financiera, tales como el Instituto para la Defensa de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (INDEPABIS) y a la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (SUDEBAN), a través de leyes y resoluciones emanadas de estas, para controlar, vigilar y fiscalizar las relaciones derivadas entre banco y usuario o particulares, a manera de

(4)

brindar una seguridad jurídica extrema, a este último, como único objetivo, siendo dichas normas imperativas y de orden público.

Sin duda alguna esta situación dificulta a los bancos proponer determinadas condiciones o estipulaciones, al igual que ejercer de manera libre la actividad bancaria bajo el principio de la buena fe, puesto que el Estado ejerce un control extremo y se hace observador minucioso en el desarrollo de la actividad bancaria.

Tales limites, impuestos por el Estado no tiene carácter aplicable a la realidad bancaria, sin embargo, la investigadora al observar las cláusulas previstas, se evidencia que las mismas están seleccionadas entre las habitualmente usadas en las relaciones contractuales nacidas de la actividad bancaria.

Por ultimo, en cuanto al cuarto objetivo, se apreció que frecuentemente los contratos de adhesión contienen cláusulas abusivas, pero éstas también pueden estar presentes en otros contratos. Al igual que muchos contratos de adhesión no contienen cláusulas abusivas.

Dichas cláusulas son la consecuencia de entender el contrato por adhesión a manera de una imposición y en exclusivo perjuicio para quien, acepta cualquier condición predispuesta por la institución financiera a cambio de la aprobación de la línea de crédito a través de una tarjeta.

En todos los contratos analizados, se determinó la existencia de cláusulas abusivas, en donde la mayoría libera al banco de responsabilidad y transfiere al tarjetahabiente toda responsabilidad que implica el negocio, y a

(5)

pesar de considerarse nulas, es una realidad latente la existencia de las mismas.

Es de notar, que las instituciones Financieras no han adaptado sus contratos a las últimas normativas, y la SUDEBAN tampoco ha ejercido de manera suficiente su control de supervisión con respecto a los contratos de afiliación de tarjeta de crédito, aunado, que no se ha creado el precedente de la negociación de un usuario o tarjetahabiente con respecto al contrato. En consecuencia, cumpliendo con el objetivo general de la presente investigación, lo anteriormente desarrollado le da respuesta al mismo, ya que se logró determinar la existencia de cláusulas arbitrarias en todos y cada uno de los contratos de afiliación de tarjeta de crédito, a pesar de la limitada facultad que tienen los bancos en redactar su contenido y la libertad que se ha concedido a sus usuarios o clientes en relajar las estipulaciones contractuales, frente a un órgano creado por el Estado para atender dichos requerimientos.

De esta manera, para la investigadora y conforme a los requerimientos de la Superintendencia establecidos en su normativa, los bancos deben, como mínimo, registrar los contratos tipo o en su defecto publicarlos en prensa, tenerlos a la disposición de sus clientes y exponerlos en las instalaciones del Banco, mientras más mecanismos de difusión sean empleados por los bancos, con respecto a los cambios en los contratos de adhesión utilizados por éstos, les será más fácil demostrar ante cualquier organismo que sus

(6)

clientes tuvieron la oportunidad de familiarizarse con el contenido de cada cambio y rechazarlo expresamente o aceptarlo.

Por último, es importante destacar que al igual que los bancos, la SUDEBAN e INDEPABIS, son responsables de la divulgación de los deberes y derechos que tienen los usuarios y usuarias bancarias, de cumplir con la debida divulgación de la información, los particulares pueden tener mayor conocimiento y hacer valer sus derechos.

(7)

RECOMENDACIONES

La realidad expuesta y el incremento en los últimos tiempos del uso de la tarjeta de crédito, ha obligado a las instituciones financieras a masificar sus contratos, a través de instrumentos ya elaborados, en vista de este crecimiento el Estado se ve obligado a regular a través de varios cuerpos normativos todo lo concerniente al negocio de la tarjeta de crédito, y mas aun, el contenido y aplicación del contrato de afiliación de tarjeta de crédito. En vista de la diversidad de cuerpos normativos que regula la tarjeta de crédito, se sugiere concentrar toda esa normativa en un solo texto legal, o en su defecto crear una ley que regule todos y cada uno de los contratos bancarios, pues al existir esta diversidad de normas, difícilmente el usuario o usuaria pueden conocer la totalidad de sus derechos y obligaciones. Asimismo, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario debe materializar sus facultades de control, supervisión y fiscalización sobre las instituciones financieras, a través los medios idóneos para cada caso, ya que para el tema de estudio no se ha materializado con profundidad dichas funciones. Igualmente se recomienda su contribución con la difusión a través de los medios de comunicación que considere necesarios, sobre el conjunto de normas que regulan el servicio de tarjeta de crédito.

Aunado a esto, es importante mencionar que la firma de un contrato genera derechos pero también obligaciones, por lo que se recomienda a las

(8)

usuarias y usuarios de los servicios financieros leer detenidamente los contratos antes de proceder a su firma, y cualquier inconformidad hacerla de conocimiento.

Por ultimo, en vista del crecimiento acelerado que se esta viviendo en materia bancaria, y su importancia en la economía de todo país, se recomienda incluir en el pensum de estudio de pregrado de las facultades de derecho del país, la materia bancaria desde el ámbito jurídico, ya que las operaciones bancarias y las formas de control y regulación que ejerce el Estado sobre las mencionadas actividades económicas, constituyen actividades cotidianas que tienen gran importancia e impacto sobre todos los venezolanos.

(9)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Textos:

Acedo Mendoza, C. y Acedo Machado, A. (2000). Instituciones Financieras. Séptima Edición. Caracas: Mc Graw Interamericana.

Acedo, C. (2009). Temas Actuales del Derecho Bancario. “Contratos Bancarios de Adhesión”. Libro Homenaje al Dr. Oswaldo Padrón Amaré. Ediciones Funeda (Fundación Estudios de Derecho Administrativo). Caracas. Venezuela.

Aftalión, García y Olano (1967). Introducción al Derecho. La Ley Sociedad Anónima Editora e Impresora. Buenos Aires.

Alterini, A. (1998). Bases para armar La Teoría General del Contrato en el Derecho Moderno. Revista No. 1998/B, Argentina .

Arias, F. (1999). El Proyecto de Investigación. Caracas: Editorial Episteme.

Balestrini, M. (1997). Como se elabora un proyecto de investigación. Caracas: Editorial Fotolito Quintana.

Bavaresco, A. (1997). Las Técnicas de la Investigación. Manual para la elaboración de tesis, monografías, informes. Maracaibo: Editorial Universitaria.

(10)

Barbier, E. (2002). Contratación Bancaria-Consumidores y Usuarios. Editorial Astrea. Buenos Aires, Argentina.

Barbosa, E. (1998). Derecho Mercantil. Manual Teórico Práctico. Caracas: Mc Graw Hill.

Bello, G. (2004). Operaciones Bancarias en Venezuela. Primera Edición. Publicaciones UCAB (Universidad Católica Andrés Bello). Caracas, Venezuela.

Bernard, B. (1999). Manual de Introducción al Derecho. La Universidad del Zulia. Maracaibo.

Brewer, A. (2000). La Constitución de 1999. Caracas: Editorial Jurídica venezolana.

Broseta, M., y Martínez, F. (2007). Manual de Derecho Mercantil. Contratos Mercantiles. Volumen II. Decimocuarta Edición. Editorial Tecnos. Madrid, España.

Chang, K y Mora, E. (2000). Instituciones Financieras. Valencia. Editorial Vadell Editores, C.A.

Finol de Nava T; (2002). El Proyecto de Investigación. Módulo 8. Categorías de análisis. Maracaibo.

Finol de Nava T; Nava de Villalobos, H. (1996). Procesos y Productos en la Investigación Documental. Maracaibo: Editorial de La Universidad del Zulia.

Gómez, JM. (2002). La Tarjeta de Crédito. Séptima Edición. Ediciones Ariel Derecho. Madrid, España.

(11)

Kelsen, H. (1981). “Teoría Pura del Derecho”. Argentina. Editorial Universitaria de Buenos Aires.

Jinesta, E. (1990). “Contratos Bancarios”. Revista Banca, Bolsa y Seguros, No. 5 enero-febrero. Revista de la Asociación de Derecho Bancario. Costa Rica.

Jiménez, S. (2002). Derecho Bancario. Caracas, Editorial Paredes Editores.

Martínez, N (1994). Sistemas Financieros. Bogotá. Editorial Felaban.

Melich, J. (2006). Doctrina General del Contrato. Cuarta Edición. Caracas, Editorial Serie Estudios.

Morles, A. (2004) Compendio de Derecho Mercantil I. Caracas: Academia de Ciencias Política y Sociales, Universidad Central de Venezuela y Universidad Católica Andrés Bello.

Morles, A (2006) Curso de Derecho Mercantil, Tomo IV, Los Contratos Mercantiles, Derecho Concursal. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello.

Morles, A (2002) Curso de Derecho Mercantil, Tomo III, Los títulos valores. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello.

Nava, H. (2002). La Investigación Jurídica. Maracaibo, Estado Zulia. Editorial de la Universidad del Zulia (Ediluz).

López, Santa María, J. (1998). Los Contratos, Parte General. Tomo II. Segunda Edición. Editorial Jurídica de Chile. Santiago, Chile.

(12)

Ossorio, M. (1981), Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. Editorial Heliasta S.R.L. Argentina.

Rodríguez, S (2003). Contratos Bancarios. Caracas: Editorial Legis.

Sánchez, F. (1997). Instituciones de Derecho Mercantil. Volumen II. Vigésima Edición. Títulos y Valores, Contratos Mercantiles, Derecho Concursal y Marítimo. Editorial Mc Graw Hill. Madrid, España.

Sánchez, N. (2006). Técnicas y Metodología de la Investigación Jurídica. Segunda Edición, Caracas: Editorial Livrosca.

Savigny, F. (1879). Sistema del Derecho Romano Actual. Editorial: F. Góngora y Compañía Editores, Madrid, España.

Tamayo y Tamayo, (2003). El proceso de la investigación científica. México: Noriega Editores.

Valenzuela, F. (2002). Contratos Bancarios de Pasivo. Séptima Edición. España, Editorial Ariel Derecho.

Wayar, E (2004). Tarjeta de Crédito y defensa del usuario. Buenos Aires: Editorial Astrea.

Zunzunegui, F. (2005). Derecho del Mercado Financiero. Tercera Edición. Marcial Pons Ediciones Jurídicas y Sociales, S.A. Madrid, España.

Legislación

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (2000). Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 5.453 (Extraordinaria), Marzo 24, 2000.

(13)

Código Civil venezolano (1982). Gaceta Oficial Extraordinaria Número 2.990.

Código de Comercio venezolano (1955). Gaceta Oficial de la República de Venezuela Extraordinaria Nº 475, Diciembre 21, 1955.

Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reforma Parcial de la Ley de Instituciones del Sector Bancario, Gaceta Oficial Nº 39.627 de fecha 02 de marzo de 2.011

Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios. Gaceta Oficial Extraordinaria Nº 39.358, de fecha 01 de febrero de 2010.

Ley de Tarjetas de Crédito, Débito, Prepagadas y demás Tarjetas de Financiamiento o Pago Electrónico. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, de fecha 22 de septiembre de 2008.

Ley Orgánica del Sistema Financiero Nacional, Gaceta Oficial Nº 39.447 Extraordinario, de fecha 16 de junio de 2.010.

Normas que Regulan los Procesos Administrativos Relacionados a la Emisión y Uso de la Tarjetas de Crédito, Débito, Prepagadas y demás Tarjetas de Financiamiento o Pago Electrónico, Gaceta Oficial N° 39.112, de fecha 3 de febrero de 2.009

Normas relativas a la Protección de los Usuarios y Usuarias de los Servicios Financieros. Gaceta Oficial N° 39.635, de fecha 16 de marzo de 2.011.

(14)

Trabajos de Grado:

Gutiérrez, M. (2004). “Responsabilidad en las relaciones jurídicas existentes en el uso de la Tarjeta de Crédito”. Universidad Rafael Belloso Chacín. Maracaibo, Estado Zulia.

Pirela, M (2006), “Cláusulas abusivas en las condiciones generales y particulares en los contratos de seguros de hospitalización cirugía y maternidad”. Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín. Maracaibo, Estado Zulia.

Quintero, L. (2006). “Marco Legal que regula la actuación de los bancos universales en el mercado de capitales venezolano”. Universidad Rafael Belloso Chacín. Maracaibo, Estado Zulia.

Saavedra, a. (2010). “Restricciones a la Autonomía de la Libertad de Contratación en la Legislación Bancaria Venezolana”. Universidad Rafael Belloso Chacín. Maracaibo, Estado Zulia.

Paginas Web:

Kant, JR. El Principio de la Autonomía de la Voluntad en materia

contractual. Disponible:

http://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:eIkoU8ysOjAJ:www.usma.ac.pa

/web/DI/Profesores/JorgeKam/Temas 14 de junio de 2009.

Rodríguez, B. Origen y Evolución histórica de las Tarjetas de

Crédito. Disponible:

http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/fin/tarjecredito.htm

(15)

Rodríguez, N, Bado, V y López, C. Apertura de Crédito. Disponible:

http://www.derechocomercial.edu.uy/ClaseContBancApCr01.htm 2 de julio

de 2009.

Sandoval, R. C. Tarjeta de Credito Bancaria. Editorial Juridica de Chile .

Disponible en:

http://books.google.co.ve/books?id=_eRTStEMmLkC&printsec=frontcover&hl

=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false mayo de

1991.

Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras, portal institucional disponible en: http://www.sudeban.gob.ve/antecedentes.php 21 de febrero de 2010.

Tribunal Supremo de Justicia, Sentencia de la Sala Constitucional, Expediente. No. 2004-0111, de fecha 14 de abril de 2004.

(http://www.tsj.gov.ve/decisiones/spa/Abril/00339-140404-2004-0111.htm)

Walker, Ma. C. (2001). Contratos Bancarios. Centro de Publicaciones, Universidad Nacional del Litoral, Santa Fé, Argentina. Disponible en:

http://books.google.co.ve/books?id=HMgnMGNq7s4C&pg=PA5&lpg=PA5&dq =contratos+bancarios+por+walker&source=bl&ots=aJ6sDx_ZNM&sig=H_K3 QAkh-aq_Q3ROvtMP5ovYisg&hl=es&ei=OmTxS7PxA4OC8gbEutT9Cg&sa=X&oi=b ook_result&ct=result&resnum=1&ved=0CAkQ6AEwAA#v=onepage&q=contra tos%20bancarios%20por%20walker&f=false 16 de enero de 2010.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :