Liturgia Del Grado de Aprendiz

74  66  Descargar (0)

Texto completo

(1)

Gran LoGia de Libres y aceptados

Masones de taMauLipas

r.·.e.·.a.·. y a.·.

Liturgia Única

del Grado de

Aprendiz

Encino 100 – Colonia Aguila Apartado Postal 419

Gr.·. Or.·. de Tampico, Tamaulipas México

C.P. 89230

Aprobada por la Alta Cámara de la Gran Logia de Tamaulipas, en su Gran Tenida Anual celebrada el 24 de Marzo del año 2001 en el Or.·. de Tampico, Tam.

(2)

INTRODUCCIÓN A LA MASONERÍA

La masonería es una institución que tiene por objeto la perfección del hombre mediante el estudio de las ciencias, las artes y la moral

universal, la práctica de las virtudes y de la fraternidad humana.

La masonería no exige de sus miembros la abjuración de sus principios, no osa penetrar en dogmas peculiares, bástale saber que creen en un SER SUPREMO a quien los masones denominamos GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO.

Todos los masones esparcidos sobre la faz de la tierra, contribuyen una Gran Familia Universal, porque siendo la unidad humana uno de sus principios y la tolerancia uno de sus deberes, caben dentro de la masonería todos los hombres libres y de buenas costumbres, sin distinción de razas, principios religiosos, ideas políticas o sociales. De todo lo anterior se deduce que la masonería es una sociedad Filantrópica. Filosófica y Progresista.

APRENDIZ

Este primer grado enseña la moral, explica algunos símbolos e indica el paso de la barbarie a la civilización, primera parte histórica de la

iniciación; conduce al neófito a la contemplación y al reconocimiento hacia el G.˙. A.˙. D.˙. U.˙., al estudio de sí mismo y de sus deberes para con sus semejantes; hace conocer los principios fundamentales de la institución Masónica, sus leyes, sus usos, y dispone al neófito para que sea filántropo, virtuoso y estudioso.

(3)

DIGNIDADES Y OFICIALES DE UNA LOGIA Y SUS JOYAS

Venerable Maestro ……… Escuadra

DIGNIDADES Primer Vigilante ……….. Nivel

Segundo Vigilante ……….. Plomada

Secretario ……….… Dos Plumas Cruzadas Tesorero ………….…….. Dos Llaves Cruzadas Orador ………..….. Libro Abierto

Hospitalario ………….…. Una Mano Con una Moneda Maestro de Cer…………. Una Regla

Primer Experto ….….… Un Triángulo Segundo Experto …..… Un Triángulo

Primer Diacono ………... Compás y Escuadra con un sol

Segundo Diacono ……… Compás y Escuadra con Luna Creciente Portabandera ……... Un Compás

Portaestandarte ….….. Un Compás

Guarda Templo Int…… Dos Espadas Cruzadas Guarda Templo Ext…… Dos Espadas Cruzadas

Ecónomo ………. Un Candado

(4)

PRELIMINARES PARA LA APERTURA DE LA PRIMERA

CÁMARA

Venerable Maestro.- (X) Silencio HH.˙. míos estamos en Logia,

H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. examinad si todos los HH.˙. están en sus respectivos puestos y con sus condecoraciones.

(El H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. se asegura de que los HH.˙. que ocupen puestos, estén debidamente condecorados en su respectiva columna y dará (XXX) golpes con su báculo en el piso y dirá:)

Maestro de Ceremonias.- Ven.˙. Maest.˙. todos los puestos están

cubiertos y los HH.˙. que los ocupan están debidamente condecorados. Venerable Maestro.- HH.˙. míos, voy a abrir los trabajos de esta R.˙. L.˙. S.˙. Tolerancia No. 23, en su primer grado y os agradezco vuestra puntual asistencia. ¿Cuál es el primer deber de los VVig.˙. en Logia H.˙. Pr.˙. Vig.˙.?

Primer Vigilante.- Asegurarse de que estemos a cubierto de toda indiscreción profana, Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- Cumplid con ello H.˙. y haced avisar al Guard.˙. Temp.˙. Ext.˙. que vamos a abrir la Log.˙. de Apr.˙. para que vigile.

Primer Vigilante.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. servios disponer se cubra el templo. Segundo Vigilante.- Ejecutad la orden H.˙. Pr.˙. Exp.˙.

(El H.˙. Pr.˙. Exp.˙. sale y se asegura que estemos a cubierto, instruye al Guard.˙. Temp.˙. Ext.˙. regresa y hace lo mismo con el Guard.˙. Temp.˙. Int.˙. se coloca entre CCol.˙. y dice:)

Primer Experto.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. estamos a cubierto. Segundo Vigilante.- Podemos proceder H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

(5)

Primer Vigilante.- Estamos a cubierto exteriormente, Ven.˙. Maest.˙. Venerable Maestro.- ¿Y cómo Hermano?

Primer Vigilante.- Con secreto y amor fraternal un H.˙. defiende la puerta exterior con espada en mano y otro, igualmente seguro, cuida en el

vestíbulo de que nadie nos espíe u oiga.

Venerable Maestro.- ¿Cuál es el segundo deber de los VVig.˙. H.˙. Seg.˙. Vig.˙.?

Segundo Vigilante.- Asegurarse de que todos los que están en el Temp.˙. son AApr.˙. MMas.˙. llamándoles al orden.

Venerable Maestro.- HH.˙. Pr.˙. y Seg.˙. VVig.˙. Cercioraos de ello (XXX). En pie y al orden.

(Todos los presentes hacen el signo. Los VVig.˙. y el Ven.˙. Maest.˙. bajan de sus tronos, recorren sus CCol.˙. y Or.˙. respectivamente y reconocen a cada uno de los HH.˙. por el signo, tocamiento, palabra sagrada y si es preciso la palabra semestral y al terminar dice:)

Segundo Vigilante.- H.˙. Pr.˙. Vig.˙., los HH.˙. de la Col.˙. del Norte son AApr.˙. MMas.˙. y están al orden.

Primer Vigilante.- Ven.˙. Maest.˙. los HH.˙. de ambas CCol.˙. son AApr.˙. MMas.˙. y están al orden.

Venerable Maestro.- Lo mismo los de Or.˙. podemos proceder. Tomad plaza.

Salmo 133

4

(6)

APERTURA DE LA PRIMERA CÁMARA SIMBÓLICA Venerable Maestro.- (X) Que repiten los VVig.˙.

¿Sois Mason H.˙. Pr.˙. Vig.˙.?

Primer Vigilante.- Mis HH.˙. me reconocen como tal, Ven.˙. Maest.˙. Venerable Maestro.- ¿Qué entendéis por Masonería H.˙. Pr.˙. Vig.˙. Primer Vigilante.- El estudio de la Filosofía y en particular de la Moral para conocer y practicar las virtudes.

Venerable Maestro.- ¿En que trabajan los AApr.˙. MMas.˙. H.˙. Seg.˙. Vig.˙.?

Segundo Vigilante.- En desbastar la piedra en bruto Ven.˙. Maest.˙. Venerable Maestro.- ¿Qué significa la piedra en bruto H.˙. Seg.˙. Vig.˙.?

Segundo Vigilante.- Nuestro estado de imperfección, por los vicios y la ignorancia; piedra que debemos trabajar constantemente a fin de alcanzar la virtud y la instrucción.

Venerable Maestro.- ¿Qué es la Masonería H.˙. Pr.˙. Vig.˙.?

Primer Vigilante.- La conjunción de los más altos contenidos de las culturas de los pueblos de todos los tiempos, los cuales científica, filosófica y espiritualmente, se proporciona en forma reciproca a los adeptos de esta Augusta Institución, quienes a su vez la difunden

individualmente en el mundo profano, incrementando con esta acción su prestigio y progreso y ante todo, llevando el bien a la humanidad. Venerable Maestro.- ¿A qué hora acostumbran abrir sus trabajos los AApr.˙. MMas.˙. H.˙. Pr.˙. Vig.˙.?

(7)

Primer Vigilante.- Al mediodía Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. ¿Qué hora es? Segundo Vigilante.- Mediodía en punto Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- Pues en virtud de la hora que es, servíos HH.˙. Pr.˙. y Seg.˙. Vig.˙. invitad a los Hermanos de vuestras CCol.˙. como yo hago a los de Or.˙. se unan a Vosotros y a mí para abrir los trabajos de esta R.˙. L.˙. S.˙. Tolerancia No. 23, en su Pr.˙. Gr.˙.

Segundo Vigilante.- HH.˙. de la Col.˙. del Norte, nuestro Ven.˙. Maest.˙. por conducto del H.˙. Pr.˙. Vig.˙. os pide nos ayudéis a abrir los trabajos de esta R.˙. L.˙. S.˙. Tolerancia No. 23, en su Pr.˙. Gr.˙. (X) Anunciado H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

Primer Vigilante.- (X) Está anunciado Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- (XXX) en pie y al orden, H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. Atended el ARA.

(Todos lo hacen y vuelven la mirada a Or.˙.) (El H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. abrirá el libro de la ley en la pagina donde se encuentra el Salmo 133, colocará el compas sobre la biblia y la escuadra con sus brazos encima de las puntas del Compas, asegurándose de colocar en su lugar la Carta Patente y la Espada Flamígera.)

Venerable Maestro.- A L.˙. G.˙. D.˙. G.˙. A.˙. D.˙. U.˙. en su nombre y por la Confraternidad Universal, bajo los auspicios de la Muy

Resp.˙. Gr.- Log.˙. de LL.˙. y AA.˙. MMas.˙. de Tamaulipas del R.˙. E.˙. A.˙. y A.˙. y en virtud de los poderes de que me hallo investido por la libre y espontanea voluntad de mis HH.˙., declaro abiertos los

(8)

trabajos de esta R.˙. L.˙. S.˙. Tolerancia No. 23, en el Gr.˙. de Apr.˙. A mi HH.˙. míos, por el Sig.˙. y la Bat.˙. del Gr.˙. (El Maest.˙. de Cer.˙. enciende las luces del ARA)

Venerable Maestro.- Q.˙. H.˙. Orador, os suplico expreséis la invocación al G.˙. A.˙. D.˙. U.˙.

Orador.- G.˙. A.˙. D.˙. U.˙., Creador Omnipotente, inmutable, eterno y justo. Los obreros de paz reunidos en esta Logia que representa el Cosmos, con profundo recogimiento espiritual y amor fraternal dedicamos nuestros trabajos, a tu nombre y a tu gloria. Que la Gran Luz del entendimiento ilumine nuestros cerebros y purifique nuestros corazones para que en un ambiente de completa fraternidad nos dediquemos a buscar senderos de nuestra propia superación. Que los trabajos de esta Tenida nos hagan ser mejores padres, mejores hijos y mejores hermanos para que el mundo sepa que hemos estado en tu presencia.

Todos.- ¡Así sea!

Venerable Maestro.- H.˙. Maest.˙. de Ceremonias dad lectura al Salmo 133. (El maest.˙. de Cer.˙. le da lectura y al finalizar)

Todos.- ¡Así sea! (Bandera y Estandarte, triple Bat.˙. de Gr.˙.)

Venerable Maestro.- (X) Tomar plaza.

ORDEN DE LOS TRABAJOS

Venerable Maestro.- HH.˙. Pr.˙. y Seg.- VVig.˙. servíos invitar a los HH.˙. que decoran vuestras CCol.˙. como yo hago a los de Or.˙. a que presten atención a la Pl.˙. con que va a dar cuenta nuestro H.˙. Sec.˙. Primer Vigilante.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. y HH.˙. de mi CCol.˙., nuestro Ven.˙. Maest.˙. os invita a que prestéis atención a la Pl.˙. con que va a dar cuenta nuestro H.˙. Sec.˙.

(9)

Segundo Vigilante.- HH.˙. de la Col.˙. del Norte, nuestro Ven.˙. Maest.˙. por conducto del H.˙. Pr.˙. Vig.˙. os invita a que prestéis

atención a la Pl.˙. con que va a dar cuenta nuestro H.˙. Sec.˙. (X) Anunciado H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

Primer Vigilante.- (X) Esta anunciado Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- Tenéis la palabra H.˙. Sec.˙. (El H.˙. Sec.˙. da lectura a la Pl.˙. y al terminar dice:)

Secretario.- Cumplidas vuestras ordenes Ven.˙. maest.˙.

Venerable Maestro.- HH.˙. Pr.˙. y Seg.˙. VVig.˙. anunciad en vuestras respectivas CCol.˙. como yo lo hago a los de Or.˙., que se concede la palabra por si algún H.˙. desea hacer observaciones a la Pl.˙. con la que nos acaba de dar cuenta nuestro H.˙. Sec.˙.

Primer Vigilante.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. y HH.˙. de mi Col.˙. nuestro Ven.˙. Maest.˙. os concede la palabra por si tenéis que hacer

observaciones a la Pl.˙. con la que acaba de dar cuenta nuestro H.˙. Sec.˙.

Segundo Vigilante.- HH.˙. de la Col.˙. del Norte nuestro Ven.˙.

Maest.˙. por conducto del H.˙. Pr.˙. Vig.˙. os concede la palabra por si tenéis que hacer observaciones a la Pl.˙. con que nos ha dado cuenta nuestro H.˙. Sec.˙. (X) Esta anunciado H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

Primer Vigilante.- (X) Esta anunciado Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- La palabra es concedida QQ.˙. HH.˙.

(Después de haber hecho las observaciones, si las hubiese y de las cuales el H.˙. Sec.˙. tome nota, y cuando ya nadie solicite la palabra, dirá:)

Segundo Vigilante.- (X) Reina el silencio en mi Col.˙. H.˙. Pr.˙. Vig.˙. 8

(10)

Primer Vigilante.- (X) Reina el silencio en ambas CCol.˙. Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- (X) Reinando también en Or.˙. los HH.˙. que la aprueben lo demostraran con el Sig.˙. Conocido.

(Todos los HH.˙. que estén conformes con la Pl.˙. hacen la indicación de aprobación y una vez que el H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. ha dado cuenta con la votación, dirá:)

Venerable Maestro.- QQ.˙. HH.˙. aprobada la Pl.˙. unámonos para sancionarla. (XXX) En pie y al orden. A mi HH.˙. por el Sig.˙.

(Lo ejecutan)

Tomad plaza.

Venerable Maestro.- Aprobada y sancionada la Pl.˙., servíos traedla para su firma H.˙. maest.˙. de Cer.˙. (Este la lleva al Ven.˙. Maest.˙. luego al Orador y después al Sec.˙., a quien la deja y vuelve a su puesto.)

Venerable Maestro.- H.˙. Pr.˙. Exp.˙. servíos ver si hay visitantes en el salón de PPas.˙. PPer.˙. y en caso afirmativo traednos la lista. (Saluda únicamente al Ven.˙. Maest.˙. sale, se asegura de la calidad de los visitantes, vuelve, da los toques del Grado, cuando lo reconocen dice:)

Guarda Templo Interior.- H.˙. seg.˙. Vig.˙. a la puerta del Templo llama nuestro H.˙. Pr.˙. Exp.˙.

Segundo Vigilante.- H.˙. Pr.˙. Vig.˙. a la puerta llama nuestro H.˙. Pr.˙. Exp.˙.

Primer Vigilante.- Ven.˙. Maest.˙. nuestro H.˙. Exp.˙. pide entrada. Venerable Maestro.- Concederla H.˙. mio. (El H.˙. Pr.˙. Exp.˙. saluda al Ven.˙. Maest.˙., pasa a Or.˙. a dar cuenta de su comisión. Se recibe a los

visitantes colocándolos según su categoría en el simbolismo, en caso de no haber visitantes, el Pr.˙. Exp.˙. dirá:)

(11)

Primer Experto.- Ven.˙. Maest.˙. El salón de PP.˙. PPer.˙. se encuentra desierto.

Venerable Maestro.- H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. servíos circular el Sac.˙. de PProp.˙. (El H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. llevando el saco de PProp.˙. se coloca entre CCol.˙. y dice:)

Maestro de Ceremonias.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. me encuentro entre CCol.˙. con el Sac.˙. de PProp dispuesto a circularlo.

Segundo Vigilante.- H.˙. Pr.˙. Vig.˙. nuestro H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. se encuentra entre CCol.˙. con el Sac.˙. de PProp.˙. dispuesto a

circularlo.

Primer Vigilante.- Ven.˙. Maest.˙., el H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. se

encuentra entre CCol.˙. con el Sac.˙. de PProp.˙. dispuesto a circularlo y espera vuestras ordenes.

Venerable Maestro.- Circuladlo H.˙.

(Después de circularlo se coloca entre CCol.˙. y dice:)

Maestro de Ceremonias.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. entre CCol.˙. me encuentro con el Sac.˙. de PProp.˙. después de haberlo circulado. Segundo Vigilante.- H.˙. Pr.˙. Vig.˙. el H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. se encuentra entre CCol. Con el Sac.˙. de PProp.˙. que ha circulado ya. Primer Vigilante.- Ven.˙. Maest.˙. nuestro H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. se encuentra entre CCol.˙. después de haber circulado el Sac.˙. de

PProp.˙. y espera vuestras ordenes.

Venerable Maestro.- Pasadlo a Or.˙. H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. y vosotros H.˙. Orad.˙. y Sec.˙. ayudadme a dar fe de su contenido. (El H.˙. Sec.˙. da lectura a la correspondencia recibida.)

Venerable Maestro.- (Si hay visitantes) H.˙. Orad.˙. servíos dar la bienvenida a nuestros HH.˙. visitantes quienes nos han venido a

(12)

Ilustrar con sus luces y conocimientos honrándonos con su presencia. Orador.- (Cumple con lo ordenado y dice) Cumplidas vuestras

ordenes Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- HH.˙. Pr.˙. y Seg.˙. VVig.˙. servios anunciar en vuestras respectivas CCol.˙., como lo hago en Or.˙. que se va a

conceder la palabra por si algún H.˙. tiene algo que exponer en bien general de la orden, de la humanidad o de este resp.˙. Tall.˙. en

particular.

Primer Vigilante.- H.˙.Seg.˙. Vig.˙. y HH.˙. de mi Col.˙., nuestro Ven.˙. Maest.˙. os anuncia que va a conceder la palabra por si algún H.˙. desea hacer uso de ella, en bien general de la orden , de la

humanidad o de este Resp.˙. Tall.˙. en particular.

Segundo Vigilante.- HH.˙. de la Col.˙. del Norte, nuestro Ven.˙. Maest.˙. por conducto del H.˙. Pr.˙. Vig.˙. os anuncia que va a

conceder la palabra por si algún H.˙. desea hacer uso de ella, en bien general de la orden, de la humanidad o de este Resp.˙. Tall.˙. en

particular.

(X) Anunciado H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

Primer Vigilante.- (X) Anunciado Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- La palabra es concedida QQ.˙. HH.˙. (Se va

concediendo el uso de ella a cada H.˙. por orden, primero en la Col.˙. del Norte, después en la del Sur y finalmente en Or.˙. y cuando se terminen de tratar todos los asuntos el Ven.˙. Maest.˙. preguntará)

Venerable Maestro.- ¿Que reina en vuestra Col.˙. H.˙. Seg.˙. Vig.˙.? Segundo Vigilante.- (X) Reina el silencio en mi Col.˙. H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

(13)

Primer Vigilante.- (X) Reina el silencio en ambas CCol.˙. Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- (X) Reinando también en Or.˙. servios H.˙. Hosp.˙. circular el Sac.˙. de Benef.˙.

(El Ven.˙. Maest.˙. si lo cree conveniente, podrá ordenar que se circule sin ceremonias.) (El H.˙. Hosp.˙. debe circularlo en la misma forma que el Maest.- de Cer.- circula el saco de proposiciones, y una vez que lo haya circulado se coloca entre CCol.˙. y dice:)

Hospitalario.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. me encuentro entre CCol.˙. con el Sac.˙. de Benef.˙. después de haberlo circulado y espero órdenes.

Segundo Vigilante.- H.˙. Pr.˙. Vig.˙. nuestro H.˙. Hosp.˙. con el Sac.˙. de Benef.˙. se encuentra entre CCol.˙. después de haberlo circulado y espera vuestras órdenes.

Primer Vigilante.- Ven.˙. Maest.˙. nuestro H.˙. Hosp.˙. se encuentra entre CCol.˙. con el Sac.˙. de Benef.˙. después de haberlo circulado y espera vuestras órdenes.

Venerable Maestro.- Llevadlo a vuestro puesto y dad cuenta a la Log.˙. con su producto para que anote el H.˙. Sec.˙.

(Unavez que el H.˙. Hosp.˙. da cuenta con el producto del saco, el Ven.˙. Maest.˙. dice:)

Venerable Maestro.- H.˙. Orad.˙. Os suplico nos deis vuestra opinión acerca de los trabajos, así mismo, dad las gracias a nuestros QQ.˙. HH.˙. VVisit.˙. que nos han ilustrado con sus conocimientos,

honrándonos con su presencia, finalmente haced la sanción correspondiente.

Orador.- (Agradecerá la presencia de los visitantes, si los hay. Luego hará una síntesis de los trabajos realizados y la calificación de los mismos.)

(DESPUÉS DEL USO DE LA PALABRA DEL ORADOR A NADIE SE LE CONCEDERÁ ESTA.)

Orador.- Cumplidas vuestras ordenes Ven.˙. Maest.˙.

(14)

CLAUSURA DE LOS TRABAJOS

Venerable Maestro.- HH.˙. Pr.˙. y Seg.˙. VVig.˙. suplicad a todos los HH.˙. que decoran vuestras CCol.˙., como yo lo hago a los de Or.˙. que se unan a vosotros y a mí, para cerrar los trabajos de esta R.˙. L.˙. S.˙. en el Gr.˙. de Apr.˙.

Primer Vigilante.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. y HH.˙. de la Col.˙. del Sur,

nuestro Ven.˙. Maest.˙. por mi conducto os suplica os unáis a él y a mí, para cerrar los TTrab.˙. de esta R.˙. L.˙. S.˙. en el Gr.˙. de Apr.˙.

Segundo Vigilante.- HH.˙. de la Col.˙. del Norte nuestro Ven.˙. Maest.˙. por conducto del H.˙. Pr.˙. Vig.˙. os suplica nos ayudéis a cerrar los trabajos de esta R.˙. L.˙. S.˙. en el Gr.˙. de Apr.˙. (X) Esta anunciado H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

Primer Vigilante.- (X) anunciado Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- ¿Qué edad teneis H.˙. Seg.˙. Vig.˙.? Segundo Vigilante.- Tres años Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- ¿A qué hora acostumbran cerrar sus trabajos los AApr.˙. MMas.˙. H.˙. Pr.˙. Vig.˙.?

Primer Vigilante.- A media noche Ven.˙. Maest.˙. Venerable Maestro.- ¿Qué hora es H.˙. Seg.˙. Vig.˙.?

Segundo Vigilante.- Media noche en punto Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- En atención a la hora que es y a la edad que tenéis, ayudadme HH.˙. a terminar los TTrab.˙. de este Gr.˙.

Venerable Maestro.- (XXX) En pie y al orden.

Venerable Maestro.- Pero antes de cerrar los trabajos recordemos nuestros deberes.

(15)

DEBERES

Venerable Maestro.- HERMANOS MÍOS, AHORA VAIS A DEJAR ESTE RECINTO CONSAGRADO A LA AMISTAD Y A LA VIRTUD Y A MEZCLAROS OTRA VEZ EN EL MUNDO PROFANO, EN MEDIO DE VUESTRO ASUNTOS, NO OLVIDÉIS LOS DEBERES QUE TANTAS VECES HABÉIS JURADO EN ESTA LOGIA, SED PUES, PRUDENTES, MODERADOS Y DISCRETOS. ACORDAOS IGUALMENTE QUE EN ESTA ARA HABÉIS PROMETIDO SOLEMNEMENTE AYUDAR CON CORDIALIDAD, EN PROPORCIÓN A VUESTROS HABERES AL HERMANO QUE NECESITE DE VUESTRA ASISTENCIA, QUE HABÉIS OFRECIDO CORREGIR SUS FALTAS CON SUAVIDAD Y AYUDARLE A SU REFORMA, VINDICANDO SU OPINIÓN CUANDO SEA CALUMNIADO Y SURGIR EN SU DEFENSA UTILIZANDO LAS CIRCUNSTANCIAS MAS FAVORABLES, AUN CUANDO SU CONDUCTA SEA JUSTAMENTE REPRENSIBLE, PARA QUE EL MUNDO VEA QUE LOS MASONES SE AMAN LOS UNOS A LOS OTROS. ESTOS PRINCIPIOS GENEROSOS, SE EXTIENDEN AUN MAS: TODO HOMBRE TIENE DERECHO A TODOS NUESTROS BUENOS OFICIOS. ASÍ, OS ENCARGAMOS HAGÁIS BIEN A

TODOS, ENCOMENDÁNDOOS PRINCIPALMENTE A LOS HERMANOS. POR LA

DILIGENCIA EN EL CUMPLIMIENTO DE VUESTROS RESPECTIVOS DEBERES, POR UNA BENEVOLENCIA LIBERAL, CARIDAD, CONSTANCIA Y FIDELIDAD EN VUESTRAS AMISTADES, Y POR UN PORTE AMABLE, JUSTO Y VIRTUOSO, DESCUBRIRÉIS LOS EFECTOS ÚTILES DE ESTA ANTIGUA Y HONRADA INSTITUCIÓN. NO PIENSE EL MUNDO QUE AQUÍ HABÉIS TRABAJADO INÚTILMENTE, PUES VUESTRA OBRA ESTA CON EL G.˙. A.˙. D.˙. U.˙. Y VUESTRA RECOMPENSA EN LA ESTIMACIÓN Y CARIÑO DE VUESTROS HERMANOS. FINALMENTE, HERMANOS MÍOS, VIVID EN ESTRECHA UNIÓN, QUE LA PAZ MORE ENTRE VOSOTROS Y NOS UNA LA FRATERNIDAD ETERNAMENTE.

Todos.- ¡Así sea!

Venerable Maestro.- QQ.˙. HH.˙. ahora refrendemos nuestros juramentos.

Venerable Maestro.- Juremos tolerancia y amor a nuestros semejantes.

Todos.- Juro

Venerable Maestro.- Protección y socorro a nuestros hermanos.

(16)

Todos.- Juro.

Venerable Maestro.- Secreto cumplido de nuestros trabajos. Todos.- Juro.

Venerable Maestro.- Recojo vuestros juramentos y uno los míos. Todos.- ¡Así sea!

Venerable Maestro.- H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. atended el ARA. (X) En pie y al Orden. (El H.˙. maest.˙. de Cer.˙. se para frente al ARA con la vista a Or.˙. y apagará las tres luces, recogerá las herramientas y cerrara la Biblia, exactamente en que el Ven.˙. Maest.˙. dé el golpe de Mall.˙. cerrando los TTrab.˙.)

Venerable Maestro.- A L.˙. G.˙. D.˙. G.˙. A.˙. D.˙. U.˙., por la

Confraternidad Universal, bajo los auspicios de la Muy Resp.˙. Gr.˙. Log.˙. de LL.˙. y AA.˙. MMas.˙. de Tamaulipas del R.˙. E.˙. A.˙. y A.˙. y en virtud de los poderes de que me hallo investido por la libre y espontánea voluntad de mis HH.˙., declaro (X) cerrados los trabajos de esta R.˙. L.˙. S.˙. en el Gr.˙. de Apr.˙. Conmigo HH.˙. Míos, por el

Sig.˙. y la Bat.˙. del Gr.˙.

Venerable Maestro.- Id en paz. Todos.- la paz sea.

(17)

CEREMONIA DE INICIACIÓN

(Esta ceremonia estará a cargo de MM.˙. MMas.˙. admitido un profano a iniciación, el día y hora señalados, será conducido al Temp.˙. por el H.˙. designado para ello y una vez dentro del local, lo entregara a los HH.˙. EExp.˙. quienes estarán vestidos con dominó y se encargaran de él. Después de abiertos los trabajos en la forma acostumbrada, se

procederá de manera siguiente:)

Venerable Maestro.- HH.˙. los escrutinios por los que ha pasado el profano __________ le son favorables y el orden de nuestros trabajos exige que nos ocupemos del acto sublime de la iniciación. Si algún H.˙. tiene algo que decir en contra, que hable y se le hará justicia. (Si ninguno hace uso de la palabra añadirá :) Si sois de parecer que procedamos a la recepción, servíos demostrarlo con el Sig.˙. conocido. (Si todos lo hacen el Ven.˙. Maest.˙. dirá:)

Venerable Maestro.- HH.˙. EExp.˙. id y preparar al profano, traednos sus alhajas y el triangular contestado y firmado.

Mientras los HH.˙. EExp.˙. regresan de cumplir su misión, voy a poner los trabajos en receso a un simple golpe de Mall.˙. (X) En pie y al

orden. Los trabajos están en receso.

(En el acto los HH.˙. EExp.˙. salen a recibir al profano. Lo despojan de sus alhajas le vendan lo ojos y le conducen dando rodeos al cuarto de reflexiones, lo introducen en él, y dando la espalda a la puerta le quitan la venda y lo sientan, diciéndole que medite en todo cuanto esta a su vista y conteste las preguntas del triangular que le dejan sobre la mesa y lo firme, recomendándole que cuando termine, de tres golpes sobre la mesa y no voltee a ver quién entra, llega el H.˙. Pr.˙. Exp.˙. lo venda nuevamente y lo conduce a PPas.˙. PPer.˙. donde lo deja al cuidado del Seg.˙. Exp.˙. . El Pr.˙. Exp.˙. recogerá el triangular y lo colocara en la punta de la Espada dirigiéndose al Templo donde llamará en la forma acostumbrada.)

PREVENCIÓN (En el transcurso de estos preparativos, es necesario que los EExp.˙. eviten en lo absoluto, la realización de actos de violencia física o moral en contra del candidato, ya que en muchos casos lo único que se consigue es formar pésima opinión de los graduantes para nuestra Augusta Institución, provocando la perdida de esos

elementos.) (Al regresar el Pr.˙. Exp.˙. retornaran los trabajos a toda su fuerza y vigor, y al llamar este dira:)

(18)

Guarda Templo Interior.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. el H.˙. Exp.˙. viene a rendir su comisión.

Segundo Vigilante.- H.˙. Pr.˙. Vig.˙. el H.˙. Pr.˙. Exp.˙. viene a dar cuenta de su comisión.

Primer Vigilante.- Ven.˙. Maest.˙. nuestro H.˙. Exp.˙. viene a dar cuenta de su comisión.

Venerable Maestro.- Dadle entrada (entra). Pasad a Or.˙. H.˙. y entregadle las alhajas y el triangular al H.˙. Sec.˙. y ocupad vuestro puesto.

Venerable Maestro.- H.˙. Sec.˙. dad lectura al Triangular.

Secretario.- (Da lectura a las respuestas y al terminar dirá:) Cumplidas vuestras ordenes Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- En principio aceptaremos estas respuestas a reserva de que si algún H.˙. si así lo desea, las amplíe en su

oportunidad. H.˙. Exp.˙. servíos ir por el profano y conducidlo a nuestra presencia. (Mientras el Exp.˙. va por el profano dice:) Venerable Maestro.- HH.˙. mios reclamo de vosotros el mayor

silencio. Ni el Prep.˙. ni el Terr.˙., ni el Exp.˙., ni otro alguno, deben tratar con aspereza al profano, circunspección y compostura deben reinar en todos los actos, de los SUBLIME a lo RIDÍCULO no media más que un solo paso y la menor exageración basta para desprestigiar lo solemne de esta recepción.

Todos los HH.˙. durante los viajes, deben estar pendientes de mi para que en el momento en que alce los brazos, cese la prueba y se

restablezca momentáneamente el silencio que debe reinar. H.˙. Pr.˙. Vig.˙. os suplico os encarguéis de la entrada y salida del

Templo. (Durante este tiempo el Exp.˙. pone al profano en mangas de camisa con el brazo y la tetilla izquierda descubierta, así como la rodilla derecha levantando el

pantalón y bajando la media. Le coloca una cuerda al cuello, cuyos extremos se cruzan delante del pecho y va a atarse a la espalda, sin impedir los movimientos. Durante la ceremonia a nadie se le hacen honores y los HH.˙. que entren van en el mayor silencio a ocupar sus asientos.)

(19)

INICIACIÓN

(Desordenadamente toca el Exp.˙. con el puño de su Espada. El Guard.˙. Temp.˙. Int.˙. abre sin ruido para que el profano oiga lo que se dice y exclama con voz clara y fuerte:)

Guarda Templo.- ¡Alarma H.˙. Seg.˙. Vig.˙.! ¡A la puerta del Temp.˙. tocan profanamente!

Segundo Vigilante.- (X) ¡Alarma Ven.˙. Maest.˙.! ¡A la puerta del Temp.˙. tocan profanamente!

Primer Vigilante.- (X) ¡Alarma Ven.˙. Maest.˙.! ¡A la puerta del Temp.˙. tocan profanamente!

Venerable Maestro.- ¿Quién es el temerario que se atreve a

interrumpir nuestros trabajos y trata de forzar las puertas del Temp.˙.? (El H.˙. Exp.˙. aleja la Espada del pecho del candidato y responde, en singular o plural, según sea el numero de profanos y dice:)

Experto.- ¡Deteneos! Soy yo que vengo a presentar a este profano en nuestra Respetable Asociación.

Guarda Templo.- Ven.˙. Maest.˙. es nuestro H.˙. Exp.˙. que conduce a un profano que desea iniciarse en nuestros Augustos Misterios.

Venerable Maestro.- ¡Amigos! … ¡Empuñad las Espadas, un profano esta a las puertas del Templo! (Todos los HH.˙. hacen ruido simulando sacar sus espadas, el que cesa en el momento que el Ven.˙. Maest.˙. dice:)

Venerable Maestro.- H.˙. Exp.˙. ¿Cuál es vuestra intención en hacerle llegar hasta aquí? ¿Qué es lo que pretendéis?

(20)

Experto.- Que un hombre de honor aunque profano sea admitido entre nosotros.

Venerable Maestro.- ¿Con que derecho se ha atrevido a esperarlo? Experto.- Con el derecho de ser hombre libre y de buenas costumbres. Yo respondo de él.

Venerable Maestro.- En ese caso preguntadle su nombre y apellidos. (El Exp.˙. repite las preguntas al profano)

Venerable Maestro.- ¿Su edad? … ¿Su patria? … ¿Su religión? … ¿Su estado civil? … ¿Su oficio o profesión? … ¿Su domicilio?

Venerable Maestro.- H.˙. Sec.˙. ¿Este es el candidato que esperábamos?

Secretario.- Este es, Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- Que pase. (Si hay música tocara de un modo grave,

mientras el H.˙. Exp.˙. introduce silenciosamente al profano y después de hacerle dar tres vueltas, lo coloca delante del asiento de antemano preparado. Cesa la música. El H.˙. Exp.˙. le coloca la espada en la tetilla izquierda.)

Venerable Maestro.- Profano ¿Qué veis? … (Responde el candidato) ¿Qué sentís? … (Responde el candidato) ¡H.˙. Exp.˙., sentadle! … (El H.˙. Exp.˙. lo hará sentar)

Venerable Maestro.- Decís que nada veis y sentisteis una punta sobre el corazón. Era una espada. El G.˙. A.˙. os libre de que penetre en él. Es el castigo que se imponía a los que nos vendían a los tiranos, mas para nosotros es un símbolo como lo que os ha pasado y lo que

tendréis que pasar y, representa el torcedor eterno que os deberá destrozar el alma si faltareis a la Augusta Institución en que pedís ingresar. Ella es una sociedad discreta y por eso, solo queremos que entren hombres de honor, de voluntad y pensamientos libres.

(21)

La oscuridad en que os encontráis, es la imagen de la situación del

ignorante que obedece automáticamente al impulso que le da, como a vos, la mano que hasta aquí os dirige. Esta cuerda que os ciñe el cuello, es emblemática de la esclavitud en que nos mantienen las preocupaciones que nos inculcaron en la alborada de nuestra inteligencia, para que vivamos a merced de los ambiciosos, que con su talento y malicia, han sabido enseñorearse de nuestros progenitores,

a fin de que corrompan de la mejor buena fe nuestra conciencia. Todos en la niñez nos prestamos como cera blanda a la buena o mala

educación que debemos al caso, y si después no aprendemos a usar

libremente nuestra razón, nos precipitamos para siempre en el error, pues nuestro espíritu a semejanza de la materia que recibe la forma que se le antoja al artista y la conserva, queda privado de lo único que distingue y sublima al hombre:

“El derecho de pensar y discurrir, de creer o no creer, fundado en el conocimiento de causa y obrar según dicte la razón y no, conforme a la astucia o impulso de nuestro primeros directores” Sabed que el que no piensa o no examina, que el que jura en palabras de otro y se

abstiene de investigar si lo que se le enseña es cierto, no es hombre, es una máquina. Dudad, amigo mío, de lo que no comprendáis o no conozcáis por vos mismo. ¿Queréis salir de ese estado? ¿Lo pedís así a nuestra asociación? Y

¿Ofrecéis vuestro corazón y vuestro esfuerzo al que os instruya? Eso es lo que significa la desnudez de vuestro brazo. La de vuestra rodilla derecha, patentiza la humildad, que solo la dobléis ante el Eterno. ¡Jamás lo hagáis ante los hombres! El despojo de vuestro dinero y alhajas, indica que para nosotros nada valen las riquezas y los títulos que seducen al hombre. No queremos sino honor, virtud y talento. Estáis medio vestido y os recibimos como nuestro igual, para cuando halléis a un infeliz, lo miréis como a vuestro hermano. Y en resumen, ese despojo, ese aislamiento, esa impotencia que os entrega inerme al primer enemigo, es el cuadro palpitante de la nulidad en que se halla el mortal que no conoce la Luz de la Verdad, y que no sabe resistir y

(22)

dominar pasiones. Entre nosotros se aprende esa virtud de vencerse así mismo, se enseña a andar con seguridad a través de las tentaciones y peligros que nos cercan y a conocer de un modo filosófico, práctico y radical lo que el HOMBRE DEBE AL SER SUPREMO, A SI

MISMO Y A SUS SEMEJANTES. Decidnos amigo mío, si ¡Esto es lo que buscáis o si se os ha engañado!

(Después que el profano contesta, el Ven.˙. maest.˙. dice:)

Venerable maestro.- Respondednos con franqueza: ¿Os presentáis aquí de vuestra propia voluntad, sin sugestión interesada de

ambiciones personales, ni maliciosos pensamientos?

(Contesta el candidato)

Venerable maestro.- Reflexionad bien las consecuencias del paso que vais a dar, porque son terribles y espantosas para el débil, a quien

abruman con su peso, y solo el hombre de fe y valor puede resistirlas y salir victorioso. Si carecéis de esas virtudes, aun es tiempo que

retrocedáis de vuestros deseos de ser masón, pues si entráis en nuestras filas no lo solo tenderéis que luchar como nosotros durante nuestra vida contra nuestros enemigos naturales, las pasiones, sino también contra otros más ocultos, contra los hipócritas y los fementidos, contra todos los fanáticos, contra todos los ambiciosos más o menos

ignorantes o asaz ilustrados, contra todos los que especulan con la barbarie y oscurantismo de las masas. ¿Os sentís con la energía suficiente para ser miembro de esta Asociación y estáis resuelto a soportar los trabajos que pasareis el resto de vuestra existencia en ese combate de la Luz contra las Tinieblas, del honor contra la perfidia de la verdad contra el Error? (Responde el profano si está dispuesto o no)

INTERROGATORIO

Venerable Maestro.- Antes de que la Augusta Institución que os habla por mi conducto, tenga a bien admitiros a las pruebas materiales,

quiere apreciar vuestra inteligencia y os invita a que respondáis

francamente: ¿Qué ideas se os ocurrieron cuando se os puso delante de la imagen de la muerte y se os mando hacer vuestro testamento?

(23)

Venerable Maestro.- Todo entre nosotros tiene una significación simbólica y otra moral, que se os dará a su tiempo. La ultima refiriéndose al testamento, es: Quien quiera contarse en nuestro

numero, debe antes morir para el vicio, los errores las preocupaciones vulgares y renacer a la virtud, al honor y a la sabiduría, y también le indica que si llega el caso de sacrificarse por el bien de nuestra

Asociación no debe vacilar en hacerlo, aunque lo pongan en los más negros y obscuros calabozos, sin otra bebida que el agua y sin más

alimento que un pedazo de pan y un poco de sal. Decidme amigo mío, ¿Creéis en un Ser Supremo, llámese Dios, Causa Primera, Fuerza

Universal o de cualquier otra manera?

(Si la respuesta fuere negativa, le preguntara en que la funda y con la mayor dulzura le probara que existe ese Ser Supremo; con poderosos e incontrastables argumentos. El

Ven.˙. Maest.˙. debe de dejar hablar al profano teniendo siempre la libertad de conciencia que ha proclamado y que el fin de la Masonería es enseñar al que no sabe y romper con los sofismas que confunden aun a los mas entendidos. Pero si fuere afirmativa la respuesta del candidato dirá:)

Venerable maestro.- Esa creencia que hace honor a vuestra razón no es patrimonio exclusivo del filosofo; lo es también del salvaje, pues basta tener entendimiento para comprender que la materia no pudo ni puede crear la inteligencia; que aquella obedece y esta manda; que si la primera es eterna, la segunda debe ser inmortal. La existencia del

pensamiento es, amigo mío, la mejor prueba de la existencia de un principio.

Venerable Maestro.- Profano ¿Qué entendéis por virtud?

(Contesta el profano y al terminar el Ven.˙. maest.˙. dice:)

Venerable Maestro.- Virtud es el esfuerzo que domina las pasiones. Para que exista ha de haber lucha; y no debe confundirse jamás con la honradez, la Benevolencia, ni la Beneficencia. La primera, se halla a menudo en los apáticos; la segunda, en los débiles y la tercera puede maridarse con el vicio y ningún apático, ningún débil, ninguno que delinca es virtuoso. Decidnos, ¿Qué entendéis por vicio? (Contesta el profano)

(24)

Venerable Maestro.- Vicio es el hábito que pervierte los instintos y trae la

desesperación si no se satisface. Y así como el hombre virtuoso obedece siempre las leyes de la conciencia universal, que es la verdad, el vicio incesantemente las infringe. Para adquirir la virtud y huir del vicio, para instruirse unos a otros, hallar la verdad, o comunicarse lo que alcancen de ella y enseñarlo a los demás hombres, se fundó la masonería; y esta levanta Templos a la virtud y ahonda pozos sin fin a los VICIOS.

Amigo______________, en el estado en que os encontráis, sin tener cerca de vos una mano amiga que pueda valeros, ¿No teméis que abusemos de la debilidad a que os habéis dejado reducir? (Responde el profano)

Venerable Maestro.- ¿Qué pensáis de la Asociación Masónica?

(Contesta el profano)

Venerable Maestro.- Si para asegurarnos de vuestra discreción, os

exigiésemos que nos revelareis algún secreto de uno de vuestros allegados o amigos. ¿Consentirías en hacerlo? (Responde el candidato)

OBLIGACIONES

Venerable Maestro.- Toda Asociación, amigo mío, tiene sus leyes, y todo asociado sus deberes que cumplir, y como no sería justo imponeros

obligaciones sin conocerlas, es de la prudencia de esta Respetable

Corporación explicaros cuales han de ser vuestros compromisos. El primero será un silencio absoluto de cuanto hayas podido oír, entender o descubrir entre nosotros, así como lo que viereis o entendiereis en lo

sucesivo. El segundo de vuestros deberes, es combatir las pasiones que deshonran al

hombre, haciéndolo tan desgraciado; practicar la caridad, socorrer a los hermanos física y moralmente evitando sus infortunios, no perdiendo

ocasión de asistirlo con vuestros consejos y vuestras luces. El tercero de vuestros deberes, es cumplir los Estatutos Generales de la

Orden, La constitución de la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas y el Reglamento Particular de esta Logia, sometiéndose a lo que legalmente se os pida en su nombre,

(25)

Pues jamás os prescribiremos nada indigno del honor y de la virtud que proclamamos. Ya que conocéis los principales deberes de un MASON, ¿Os creéis con bastante fuerza y tendréis la firme e inalterable resolución de practicarlos? (Responde el profano)

Venerable Maestro.- Antes de pasar adelante os exigiremos que hagáis vuestra promesa sobre la constitución de la Gran Logia de Libres y

Aceptados Masones de Tamaulipas, ¿Consentís en hacerlo? (Si el Candidato

consiente, el Ven.˙. maest.˙. dice:)

Venerable Maestro.- H.˙. Exp.˙. conducid al candidato al trono. (El H.˙. Exp.˙. lleva al candidato junto al trono del Ven.˙. Maest.˙. y le hace beber una pequeña cantidad del liquido dulce, después le hará beber del amargo y por ultimo de agua natural, esta operación se va llevando a medida que el Ven.˙. Maest.˙. va haciendo que el Candidato repita el juramento.)

PROMESA DEL RECIPIENDARIO

Venerable Maestro.- Repetid conmigo. Yo_____________, prometo bajo mi palabra de honor, cumplir las obligaciones de buen masón y declaro que no son los intereses negativos los que me conducen aquí, sino el amor al progreso, y si mintiere, consiento en que así como la dulzura de esta bebida, (se le hace beber muy poco del liquido dulce) se transforma en amargura (se le hace beber el liquido amargo) y el agua que bebiere (se le hace beber agua simple) se convierta en veneno, y el

desprecio de los hombres caiga sobre mi cabeza. Todos.- ¡Así sea!

Venerable Maestro.- H.˙. Exp.˙. Sentadle.

(El H.˙. Exp.˙. debe sentar al candidato y el Ven.˙. Maest.˙. dice:)

EXPLICACIÓN

Venerable Maestro.- Amigo mío, os dije antes, que todo cuanto

teníais que pasar encerraba un emblema. Acabáis de beber tres líquidos al prestar vuestra promesa. Uno dulce, otro amargo y otro simple; el primer representa los bienes, el segundo los males y el tercero es el sustento de nuestra vida.

(26)

Se os deja probar apenas el primero para significaros con esto, que el hombre debe gozar con moderación de os placeres y no ostentar

vanidosamente los bienes de que disfruta, por que insulta a la

desgracia; y se os obligo a beber mayor cantidad del amargo, porque debemos resignarnos a sufrir cuando llegue nuestro turno. No hay hombre que no pruebe el cáliz de la amargura. ¡E infeliz del que desespere cuando tenga que agotarle! Es indigno de ser hombre.

PRUEBAS

Venerable Maestro.- Profano, nos habéis dado a conocer vuestra inteligencia y estamos satisfechos. Ahora necesitamos poner a prueba vuestro valor. Tenéis que dar tres viajes, que estoy seguro se grabaran para siempre en vuestra memoria. ¿Estáis dispuesto a sufrir esas

pruebas? (Contesta el profano dando o no su parecer)

Venerable Maestro.- Profano, si vuestro valor flaquea, o si tenéis otras causas para libraros de ellas, podéis exponerlas…. ¿Estáis dispuesto? (Responde el candidato)

Experto.- Ven.˙. Maest.˙. los útiles para las pruebas están dispuestos. Venerable Maestro.- Profano, habéis oído que todo está dispuesto para las pruebas. Por última vez os pregunto: ¿Consentís en ellas? (El candidato responde si está o no dispuesto a ellas y en caso de conformidad dice:)

Venerable Maestro.- H.˙. Terr.˙. arrebatad al profano y hacedle dar su primer viaje.

PRIMER VIAJE

(El Terr.˙. toma del brazo al profano y le hace dar una vuelta alrededor del Templo, salvando algunos obstáculos. Todos los HH.˙. producirán ruidos diversos. Al llegar al Seg.˙. Vig.˙. cesa momentáneamente el ruido. El Terr.˙. le toma la mano derecha al profano y con ella dará tres golpes SUAVES sobre el trono del Seg.˙. Vig.˙. este apoyara su Mall.˙. en el pecho del profano y dirá en voz alta:)

(27)

Segundo Vigilante.- ¿Quién va?

Experto.- Un profano desea iniciarse en nuestros Augustos Misterios. Segundo Vigilante.- ¿Cómo se atreve a esperarlo?

Experto.- Porque es hombre libre y de buenas costumbres. Segundo Vigilante.- ¿Quién me responde de él?

Experto.- Yo que soy su conductor.

Segundo Vigilante.- Si es así que pase. (X) Ven.˙. Maest.˙. el primer viaje ha terminado.

Venerable Maestro.- Sentaos, ¿Qué pensáis acerca del significado de este primer viaje, amigo mío? (Responde el candidato)

Segundo Vigilante.- los obstáculos con que habéis tropezado y os hubieran hecho caer si una mano experta no os hubiera guiado,

representan la primera edad de la vida, con toda su impotencia contra el error y las astucias de los hombres, contra ese mundo de que venís, erizado de escollos, donde caerías sin la guía protectora de un maestro. Este viaje representa además, en la iniciación, con sus ruidos, truenos y desordenes, el primer elemento, el Aire. Notaríais que después de aquel ruido hubo una calma perfecta, pues de la propia manera que tras el huracán y los cataclismos de la naturaleza viene el reposo, pasado el tiempo o la edad del error y de la duda, se goza de

tranquilidad, de la razón y de la paz del alma que satisface la conciencia. ¿Estáis dispuesto para hacer el Segundo Viaje? (Responde el candidato)

SEGUNDO VIAJE

Venerable Maestro.- H.˙. Exp.˙. guiadle en el Segundo Viaje y

sumergidle tres veces en el Mar de Bronce. (El H.˙. Exp.˙. conduce al profano haciéndole dar una vuelta alrededor del Templo. Durante ella le sumerge tres veces la mano derecha en el agua y se le seca con una toalla. Durante el viaje no habrá más ruido que el roce de las espadas que los HH.˙. cruzan de dos en dos. Acabada la vuelta lo

conduce al trono del H.˙. Pr.˙. Vig.˙. y da con la mano derecha del profano tres golpes SUAVES, este apoyara su Mall.˙. en el pecho del profano y dice:)

(28)

Primer Vigilante.- ¿Quién va?

Experto.- Un profano que desea iniciarse en nuestros Augustos Misterios.

Primer Vigilante.- ¿Cómo se atreve a esperarlo?

Experto.- Porque es hombre libre y de buenas costumbres. Primer Vigilante.- ¿Quién me responde de él?

Experto.- Yo que soy su conductor.

Primer Vigilante.- Si es así que pase. (X) Ven.˙. Maest.˙. el Segundo Viaje a Terminado.

Venerable maestro.- Sentadlo.

Primer Vigilante.- En el Mar de Bronce en que os habéis bañando, alegórico de la Tierra y el ruido de las espadas representan por una parte, la segunda edad de la vida, cuyas pasiones son el simulacro de las olas embravecidas, y el roce de los aceros significa nuestra

tendencia a confiar a dichas pasiones la satisfacción de los agravios, con insulto de la moral y la razón, pues nos hacemos a la vez jueces y verdugos. Por otra parte, representa nuestra victoria sobre el segundo elemento, el Agua. H.˙. Exp.˙. guiadle en su tercer y último Viaje y pasadle por el último elemento, el Fuego.

TERCER VIAJE

(Si hay música, tocara suavemente mientras se da la vuelta al Templo, dos HH.˙.

soplaran cada uno de ellos en un largo tubo que tiene una extremidad recurvada y con un deposito de polvos de licopodio, que al salir se inflamaran en una vela corta colocada en la criba. Los HH.˙. tendrán cuidado de no quemar al graduante. Al concluir la Vuelta el Exp.˙. conduce al profano a la entrada de Or.˙. donde dará tres golpes con el puño de la espada; el Ven.˙. Maest.˙. baja y dice:)

(29)

Venerable Maestro.- ¿Quién va?

Experto.- Un profano que desea iniciarse en nuestros Augustos Misterios.

Venerable Maestro.- ¿Cómo se atreve a esperarlo?

Experto.- Porque es hombre libre y de buenas costumbres. Venerable Maestro.- ¿Quien me responde de él?

Experto.- Yo que soy su conductor. Venerable Maestro.- Si es así que pase.

Primer Vigilante.- (X) Ven.˙. Maest.˙. el profano ha terminado su tercer y último viaje.

Venerable Maestro.- Sentadlo.

Venerable Maestro.- En este último viaje amigo mío, un hombre os detuvo, y representa la edad madura. Las llamas que habéis atravesado significan vuestra purificación y el amor a nuestros semejantes que

debe arder eternamente en vuestro corazón. Habéis concluido tres viajes establecidos desde la más remota antigüedad y en los dos

últimos, el agua lustral en que os bañasteis llevo en sus corrientes las antiguas escorias de vuestras primeras edades, así como el fuego consumió por completo los pasados vicios para que se perdiera la memoria de aquella corrupción.

JURAMENTO

Venerable Maestro.- Amigo mío, tenéis aun que prestar el juramento más solemne y como este juramento lo habréis de firmar con vuestra propia sangre, servíos decidme si queréis que os sangre y en que parte de vuestro cuerpo. (Responde el graduante, y si lo hace afirmativamente, el Ven.˙. Maest.˙. dice:)

(30)

Venerable Maestro.- Me basta vuestra resolución y se os hace gracia de este requisito, H.˙. Exp.˙. conducid al profano al ARA de los

juramentos y vosotros HH.˙. míos, servíos acompañarme. (Todos los HH.˙. rodean el ARA, el Ven.˙. Maest.˙. al lado de Or.˙. teniendo a su derecha al Pr.˙. Vig.˙. y a su izquierda al Seg.˙. Vig.˙., al profano al lado de occidente quien pone la mano derecha sobre la hoja de la espada, la cual es colocada encima del compás y la escuadra que esta sobre la Biblia. El Estandarte, como enseña de la Logia, se colocara a la derecha del Pr.˙. Vig.˙.)

JURAMENTO DEL APRENDIZ Venerable Maestro.- Repetid conmigo:

“Yo, ____________, de mi libre y espontanea voluntad, /en presencia del G.˙. A.˙. D.˙. U.˙. / y de esta Respetable Asociación, / juro

solemnemente / y prometo de buena fe / no revelar jamás / ninguno de los secretos, / ninguno de los actos, / ninguno de los misterios / que me hayan sido hoy / o me fueren después comunicados. / Juro NO ESCRIBIR, / GRABAR, / BURILAR, / TRAZAR, /

IMPRIMIR, ni formar ningún CARÁCTER / ni SIGNO / por el que pueda conocerse la Pal.˙. Sag.˙. / y los medios de comunicarse entre los masones.

Antes prefiero tener / la garganta cortada / y la lengua arrancada de raíz. Prometo y juro / socorrer a mis hermanos / hasta donde

alcancen mis fuerzas / y ser fiel y casto con sus esposas, / hermanas, madres e hijas. / Juro no visitar ni trabajar en ningún cuerpo masónico

/ que no sea de origen regular, / reconocido universalmente” ¡Si así lo hiciereis que el pueblo masónico os lo premie y sino, que os

lo demande! Todos.- ¡Así sea!

Venerable Maestro.- Sentaos HH.˙. míos. (Todos vuelven a sus puestos y el H.˙. Exp.˙. vuelve a sentar al candidato en el lugar que ocupa frente a Or.˙. Cuando el Ven.˙. Maest.˙. ha ocupado su trono dice:)

(31)

Venerable Maestro.- Amigo mío, os dije antes que teníais que firmar el juramento con vuestra sangre, pero como se os hizo gracia de la

sangría, tendréis que firmarlo con tinta. H.˙. Sec.˙. servíos llevar pluma al candidato para que firme el juramento. (Si el candidato firma, el Ven.˙. Maest.˙. después de habérsele dado luz le hace notar lo malo que es firmar sin ver. Pero si no firma entonces alaba su prudencia.)

Venerable Maestro.- H.˙. Exp.˙. llevaos al candidato, vestidlo y traedlo. (El H.˙. Exp.˙. se lleva al candidato a PPas.˙. PPer.˙. le quita la venda para que se arregle el vestido. Le deja descansar un momento, vuelve a vendarlo, y espera el aviso para regresarlo al Templo. Durante ese tiempo los HH.˙. formarán la bóveda de acero y se da la orden para que el Exp.˙.

conduzca al candidato si llamar a la puerta del Templo, lo coloca entre CCol.˙. y enseguida se apagan las luces:)

LA LUZ DEL CANDIDATO

Venerable Maestro.- H.˙. Pr.˙. Vig.˙., vos que sois una de las CCol.˙. de nuestro Templo, que habéis visto a este candidato soportar con firmeza las pruebas a que lo hemos sujetado, y habéis escuchado de sus labios el más solemne de los juramentos ¿Qué pedís para él? Primer Vigilante.- La Luz, Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- Y vos, H.˙. Seg.˙. Vig.˙., que sois otra Col.˙. de nuestro Templo, ¿Qué pedís para el candidato?

Segundo Vigilante.- La Luz, Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- Y vos, H.˙. Or.˙., que representáis al pueblo masónico, ¿Qué pedís para el candidato?

Orador.- ¡LA GRAN LUZ! Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- (X) ¡Que la Luz sea! (Al dar el golpe cae la venda y se ilumina el Templo.)

(32)

Venerable Maestro.- Amigo mío, os felicitamos por encontraros en este Augusto recinto dentro de cuyos muros encontrareis la VIRTUD y la PUREZA. Nos regocijamos grandemente porque desde hoy,

contamos con un nuevo obrero que viene a tomar parte de la

edificación del Templo, que desde hace tiempo venimos levantando, en el cual se reverencia la VIRTUD y se detesta el VICIO y en el que por medio de nuestra oración que es el trabajo, rendimos culto al PROGRESO, al CANDOR y a la BELLEZA. Aquí os encontrareis con un pequeño número de HH.˙. masones, son los representantes de otros miles esparcidos por el Universo y que, como nosotros están dispuestos a acudir en vuestra ayuda si como no lo dudamos, sabréis cumplir con los juramentos que acabáis de hacer. Las espadas de que os veis rodeado, representan otros tantos amigos y HH.˙. pronto a defenderos si sois fiel a vuestros compromisos. Vos también tendréis otra espada para defenderlos a ellos y todos juntos, defender la

inocencia, la verdad y la virtud, pero si traicionáis vuestro juramento, la afrenta y la infamia seguirán vuestros pasos. Nuestra Orden se halla extendida por toda la superficie de la tierra. De vos depende tener, o no tener amigos por todas partes que acudirán a vuestra ayuda cuando fuese necesario, si sois digno de ello.

RATIFICACIÓN DEL JURAMENTO

Venerable Maestro.- H.˙. Pr.˙. Exp.˙. Conducid al neófito al ARA para que ratifique sus juramentos. Y vosotros HH.˙. míos

acompañadme. (El Exp.˙. lleva al neófito al ARA de los juramentos y le hace colocar la mano derecha sobre la escuadra y el compás y todos los HH.˙. levantan sus espadas hasta erizarlas encima de la cabeza del iniciado y el Ven.˙. Maest.˙. dice:)

Venerable Maestro.- Repetid conmigo. “Yo ___________, de mi libre y entera voluntad / sin reserva mental alguna, / renuevo los

Juramentos que he prestado / y me someto a las penas que me he impuesto, / si alguna vez, / por mi voluntad dejare de cumplirlos”

(33)

CONSAGRACIÓN

(El Ven.˙. Maest.˙. toma la espada con la mano izquierda, la coloca sobre la cabeza del iniciado y teniendo el mallete en la mano derecha dice:)

Venerable Maestro.- A L.˙. G.˙. D.˙. G.˙. A.˙. D.˙. U.˙., por la

Confraternidad Universal, bajo los auspicios de la Muy Resp.˙. Gr.˙. Log.˙. de LL.˙. y AA.˙. MMas.˙. de Tamaulipas, del R.˙. E.˙. A.˙. y A.˙. y en virtud de las facultades de que me hallo investido por la libre y espontanea voluntad de mis HH.˙.. OS CREO, NOMBRO y

CONSTITUYO a Vos ____________________, APRENDIZ DE MASÓN y miembro activo de la R.˙. L.˙. S.˙. Tolerancia numero 23, por los golpes del Grado (X) L.˙. (X) I.˙. y (X) F.˙. (El Ven.˙. Maest.˙. da los golpes sobre la hoja de la espada y, si son varios los iniciados hablará en

plural, repitiendo el nombre de cada uno, al consagrar y dar los golpes.) Venerable Maestro.- Tomad plaza HH.˙. y Vos H.˙. Maest.˙. de Cer.˙.

conducid al neófito a Or.˙.

INSTRUCCIÓN

(El Ven.˙. Maest.˙. le ciñe el mandil al neófito y le dice:) Venerable Maestro.- Recibid este Mandil, distintivo del masón y la más honrosa de todas las condecoraciones humanas porque simboliza el trabajo, única fuente de salud, del saber, de la virtud y de la riqueza. Os da

derecho a sentaros entre nosotros, sin él nunca deberéis estar en Logia. Los aprendices lo llevan con la babeta levantada. Los instrumentos que manejan los Aprendices son el martillo y la regla, (Se los entrega el Maest.˙. de Cer.˙.), que simboliza la fuerza subyugada por la

inteligencia. Dad con el martillo golpes mortales a vuestros vicios y no os separéis nunca, de la línea del deber que la regla os señala. Recibid esta Liturgia que deberéis de conocer, sin la cual no podéis avanzar en vuestra carrera masónica.

La masonería admite a los hombres de todos los países y lenguas diferentes y así, tiene su idioma particular, que enlaza a todos los

Masones del Universo. Consiste en signos, tocamientos y palabras que os van a ser comunicados.

(34)

H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. llevad al neófito al H.˙. Seg.˙. Vig.˙. para que le enseñe los signos, tocamientos, llamada, marcha y baterías. (El H.˙. Seg.˙. Vig.˙. cumple la orden y al terminar dice:)

Segundo Vigilante.- Cumplidas vuestras ordenes, Ven.˙. Maest.˙. Venerable Maestro.- H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. servíos llevar al neófito con el H.˙. Pr.˙. Vig.˙. para que lo examine.

(El H.˙. Pr.˙. Vig.˙. examina al neófito, acerca de la instrucción recibida, al terminar dice:)

Primer Vigilante.- Cumplidas vuestras ordenes, todo está JUSTO y PERFECTO, Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. , conducidle a Or.˙. para comunicarle la PALABRA SAGRADA. (XXX) En pie y al orden, QQ.˙. HH.˙.

(El H.˙. Maest.˙. de Cer.˙. lleva al H.˙. a Or.˙.) (Le es comunicada la Pal.˙. Sag.˙.)

PROCLAMACIÓN

Venerable Maestro.- H.˙. Maest.˙. de Cer.˙., colocad entre CCol.˙. a nuestro nuevo H.˙. y proclamadle. (XXX) QQ.˙. HH.˙. en pie y al orden. (El Maest.˙. de Cer.˙. lleva al H.˙. entre CCol.˙. y dice:) Maestro de Ceremonias.- De orden de nuestro Ven.˙. Maest.˙.

Proclamo en Or.˙., Occ.˙., Sep.˙. y Mediodía, que hoy _____ E.˙. V.˙. ha sido consagrado como Apr.˙. de Masón y miembro activo de la R.˙. L.˙. S.˙. Tolerancia numero 23, a nuestro Q.˙. H.˙. ________ ¿Lo

Aceptáis, Admitís y Reconocéis como tal?

Todos.- (Extendiendo la mano derecha dicen:)

Lo acepto, admito y reconozco como tal.

Maestro de Ceremonias.- Yo también lo acepto, admito y reconozco, como tal. Ven.˙. Maest.˙., vuestras órdenes están cumplidas.

(35)

Venerable Maestro.- HH.˙. Pr.˙. y Seg.˙. VVig.˙. servíos invitar a los HH.˙. que decoran vuestras CCol.˙. como yo lo hago en Or.˙. para que se unan a vosotros y a mí para felicitarnos por la adquisición que esta Resp.˙. Log.˙. acaba de hacer de un nuevo H.˙.

Primer Vigilante.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. y HH.˙. de la Col.˙. del Sur, nuestro Ven Maest.˙. os invita a que os unáis a él y a mí para felicitarnos por la adquisición de un nuevo H.˙.

Segundo Vigilante.- HH.˙. de la Col.˙. del Norte, nuestro Ven.˙.

Maest.˙. por conducto del H.˙. Pr.˙. Vig.˙. os invita a que os unáis a él y a mí para felicitarnos por la adquisición que hemos hecho de un nuevo H.˙. (X) Anunciado H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

Primer Vigilante.- (X) Anunciado Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- H.˙. ___________ acabáis de entrar a la gran

familia de masones y nos ayudareis a levantar el inmenso edificio de la CIENCIA, la VIRTUD y la FRATERNIDAD. Sus piedras animadas son los hombres que las poseen y la mezcla que los une es el AMOR FRATERNAL. El albañil hace obras destructibles, por ser materiales y nos distinguimos de él, en que las nuestras, hijas de la razón, son

inmortales. Creemos que seréis un buen operario y la Resp.˙. Log.˙. que os recibe en su seno os felicita y aplaude vuestra iniciación. A mi HH.˙. por el Sig.˙. y la Trip.˙. Bat.˙. del Gr.˙.

(Todos hacen el Sig.˙. y la Bat.˙.)

Venerable Maestro.- H.˙. Maest.˙. de Cer.˙., conducid al H.˙. a Or.˙. para honrarle por esta noche y vosotros HH.˙. míos tomad plaza.

(Se le conduce a Or.˙. y se le coloca cerca del Sec.˙.)

DE LA PALABRA SAGRADA

Venerable Maestro.- H.˙. mío, sin la Pal.˙. Sag.˙. no podéis ser recibido en ninguna Logia, servíos pues sino os sirve de molestia

escribirla delante del H.˙. Sec.˙. para cerciorarnos de que no la habéis olvidado y de que conservareis su ortografía.

(36)

(Si se negara a escribir la Pal.˙. Sag.˙. el Ven Maest.˙. alabará su discreción pero si va a escribirla, el Sec.˙. lo impedirá y el Ven.˙. Maest.˙. dando un golpe de Mall.˙. dirá:)

Venerable Maestro.- ¿Qué es eso H.˙.? ¿Tan pronto habéis olvidado vuestros juramentos de no trazar ni escribir vuestro secreto? Ved en esto una prueba de la fragilidad humana, cuando se guía por su propio instinto, sin meditar lo que se ejecuta. Sentaos y acordaos siempre de este acto para que reflexionéis antes de obrar. (Si el neófito firmo cuando se le mando firmar su juramento, el Ven.˙. Maest.˙. previo reconocimiento de la firma le

mandara que lo lea en voz alta, luego le hará notar que no debe firmar documento alguno si antes no se ha cerciorado del contenido del mismo a fin de evitar compromisos que no pueda cumplir o que puedan acarrearle perjuicio alguno.)

Venerable Maestro.- HH.˙. Pr.˙. y Seg.˙. VVig.˙.pedid a vuestras respectivas CCol.˙. como yo lo hago a los de Or.˙., que presten

atención al Traz.˙. de Arq.˙. con que va a favorecernos nuestro H.˙. Orad.˙. para dar la bienvenida e instruir a nuestro nuevo H.˙.

Primer Vigilante.- H.˙. Seg.˙. Vig.˙. y HH.˙. de la Col.˙. del Sur,

nuestro Ven.˙. Maest.˙. os pide por mi conducto atendáis el Traz.˙. de Arq.˙. con que va a favorecernos nuestro H.˙. Orad.˙.

Segundo Vigilante.- HH.˙. de la Col.˙. del Norte, nuestro Ven.˙.

Maest.˙. por conducto del H.˙. Pr.˙. Vig.˙. os pide atendáis el Traz.˙. de Arq.˙. con que va a favorecernos nuestro H.˙. Orad.˙. (X) Esta

anunciado H.˙. Pr.˙. Vig.˙.

Primer Vigilante.- (X) Esta anunciado Ven.˙. Maest.˙.

Venerable Maestro.- Tenéis la palabra Q.˙. H.˙. Orador. (El Orador tendrá especial cuidado de explicar una instrucción sobre las pruebas que antes fueron sometidos los iniciados y luego que este concluye el Ven.˙. Maest.˙. concede la palabra por conducto de sus VVig.˙. de acuerdo a nuestro ritual, continuando a partir de este

(37)

Apéndice

Distribución de una Logia.- Para mayor seguridad de los trabajos, deberá

procurarse que la Logia esté situada en un lugar a cubierto de toda indiscreción profana, y cuente ésta con los siguientes departamentos.

Cuarto de Reflexiones.- Es éste un cuarto pintado de negro en su totalidad,

alumbrado por una vela o lámpara sepulcral. Sobre las paredes se pondrán en letras blancas éstas sentencias:

Si tu alma es accesible al terror, ¡No prosigas! Si sólo te guían intereses negativos, ¡Vete! Si perseveras serás purificado y verás la luz.

En el centro de la pieza habrá una pequeña mesa triangular, un banco también de forma triangular ambos pintados de negro, sobre la mesa un vaso con agua, un pedazo de pan y un recipiente con sal, además un cráneo y huesos humanos, una pluma y un papel triangular con las siguientes preguntas:

¿Qué debe el hombre al ser supremo? ¿Qué se debe a sí mismo? ¿Qué debe a sus semejantes?

Si vuestra última hora hubiera llegado, ¿Cuál sería vuestro testamento?

Firmad_______________________________

Salón de Pasos Perdidos.- Este salón está destinado a la reunión de los HH.˙. antes

de pasar al templo y también servirá para que los HH.˙. VVis.˙. esperen a ser

recibidos. En él se colocará la galería fotográfica de los ex-venerables maestros del taller y de los miembros de honor del mismo, se pondrán también los avisos,

citatorios y el registro de asistencia, debiendo ser éste un lugar donde se retejará a los HH.˙. VVis.˙.

Atrio.- Entre el Salón de PPas.˙. PPerd.˙. y el Temp.˙., habrá un pequeño

departamento con un asiento para el Guar.˙. Temp.˙. Ext.˙. y solo tendrán acceso a él los HH.˙. del Tall.˙. y los VVis.˙. que estén anunciados y sean admitidos para entrar a los trabajos.

Templo.- Es una sala de forma rectangular, de preferencia de amplias dimensiones,

su longitud será de Oriente a Occidente y su latitud de Norte a Sur, la puerta de 36

(38)

comunicación con el atrio quedará en Occidente y su decoración será la siguiente:

Paredes.- La de Oriente estará pintada de azul cielo con nubes transparentes y sobre

el fondo a la izquierda habrá un sol radiante y a la derecha una luna de cuarto

creciente. Las de Occidente, Sur y Norte tendrán o estarán pintados cortinajes rojos sobre fondo azul celeste, doce columnas en relieve o pintadas aparecerán

diseminadas simétricamente, seis en el Norte y seis en el Sur, en la junta del cuerpo y capitel de las columnas se pintará o suspenderá una cadena dorada, distribuida de tramo en tramo de las doce columnas y la cual llegará hasta el Oriente, a la altura de la puerta de Occidente donde la cadena estará siempre abierta.

Techo.- Se pintará de azul cielo y en el centro el Zodiaco o sus signos

correspondientes, distribuidos conforme a sus verdaderas situaciones.

Piso. El piso se pintará de rojo obscuro incluyendo el piso de Oriente y en el centro

del Templo, bajo el Ara, se pintará cuadros blancos y negros, rodeándolos con una orla taraceada o dentada teniendo una borla en cada una de las esquinas.

Alumbrado.- Habrá lámparas o candelabros suficientes para una buena iluminación

durante los trabajos y en las grandes ceremonias.

Oriente-. Al fondo del templo habrá un estrado levantado limitado por un barandal

pintado de blanco con filetes dorado, abierto en su centro delante de tres escalones de acceso. Los escalones contando de abajo hacia arriba, tendrán escrito en letras grandes, el primero fuerza; el segundo belleza; y el tercero candor.

Estandarte.- Delante del Hospitalario sujeto al barandal del Oriente habrá un anillo

para colocar el Estandarte de la Logia.

Ara o Altar de los Juramentos. En el centro del Templo elevada sobre tres gradas,

habrá una media columna triangular pintada de azul y rojo con filetes dorados, en la cara que da al norte tendrá un compás con una escuadra sobrepuesta, en la del sur, una escuadra con un compás encima y en la de occidente, un compás con una pierna sobre un brazo de la escuadra.

Sobre la columna se colocará un cojín triangular de terciopelo rojo con una borla dorada en cada punta, sobre éste la Carta Patente de la Logia, una Espada

Flamígera, la Biblia, un compás y una Escuadra. Este altar se alumbrará con tres grandes cirios, uno hacia el Norte y dos hacia el Sur.

(39)

Columnas. A tres largos pasos de la puerta, habrá dos grandes columnas imitando

bronce y sobre ellas, en la del lado Sur, una esfera celeste colocada sobre un

ornamento de granadas y lirios, al frente de dicha columna mirando al Oriente, se pintará o realzará la letra "J" y a su pié una piedra cúbica; la columna del Norte se coronará con una esfera terrestre con la misma ornamentación de granadas y lirios y en la forma del anterior, se pondrá la letra "B", al pié de esta columna se colocará la piedra en bruto. Arriba de dichos pendientes del techo, se colocará un triángulo

equilátero formado de varas metálicas, en el centro del triángulo una estrella de cinco puntas y en el centro de la estrella una letra "G", formando dicho triángulo con las columnas, el frontispicio del Templo.

Altar de los Perfumes. A la derecha del trono del Segundo Vigilante, se colocará

sobre un pedestal pequeño el pebetero de los perfumes.

Altar de las Abluciones. Delante del trono del primer vigilante se colocará sobre un

pedestal, una fuente de bronce ornada con doce cabezas de buey.

Lugar del V.˙.M.˙.- En el estrado de Oriente, al centro, habrá un trono elevado

sobre siete gradas, con un sillón y una mesa, en lo general semicircular, la que tendrá en relieve o pintados en la cara de la derecha, un compás abierto cruzado por un martillo y una cuchara de albañil; y en el de la izquierda una cuchara. Detrás del asiento, un dosel triangular con cortinaje rojo y dos cordones azules gruesos a los lados; en el fondo, arriba del asiento se destacará un triángulo equilátero radiante con un ojo en el centro. Encima de la mesa un mallete, una espada, una columnita de orden jónico, y un candelabro con nueve luces; en los Trabajos ordinarios sólo se encenderán tres. A la izquierda del Venerable Maestro habrá una estatua de

Minerva.

Las obligaciones del Venerable Maestro en la Logia son: Abrir los trabajos, señalar las obras que deben ejecutarse, dirigirlos y cuidar que no se turbe la paz interior de la Logia, no olvidando jamás que la Ley, la Razón y la Justicia deben ser la guía de todo aquel en cuyas manos se deposita el poder.

Lugar del Pr.˙. Vig.˙.- A la izquierda de la puerta de Occidente habrá un trono

elevado de cinco gradas, con un sillón y una mesa en forma triangular, tendrá en relieve o pintadas, en la cara de la derecha una piedra cúbica y en la izquierda un nivel. Detrás del asiento un dosel triangular con cortinaje rojo y dos cordones azules gruesos a los lados. En el fondo, arriba del asiento, se destacará un triángulo más pequeño que el de Oriente. Encima de la mesa un mallete, una escuadra, una

pequeña columna estilo dórico, con la letra "J" y un candelabro con cinco luces; en los trabajos ordinarios sólo se encenderán tres. A la izquierda del Primer Vigilante habrá una estatua de Hércules.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...