CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

Download (0)

Full text

(1)

DICTAMEN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA A DIVERSAS DEPENDENCIAS DEL EJECUTIVO FEDERAL AL A RENDIR UN INFORME A ESTA SOBERANÍA SOBRE EL “PROCEDIMIENTO DE REPATRIACIÓN AL INTERIOR DE MÉXICO (PRIM)”.

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Primer Año de Ejercicio Constitucional de la LXII Legislatura, fue turnada para su análisis y dictamen la Proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta a diversas dependencias del Ejecutivo Federal a rendir un informe a esta soberanía sobre el “procedimiento de repatriación al interior de México”.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión, sometemos a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES

1. Con fecha 17 de julio de 2013, la Senadora Gabriela Cuevas Barrón, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, presento ante el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la proposición de mérito.

2. En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha proposición con Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y elaboración del dictamen correspondiente a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que en este acto se emite el Dictamen correspondiente, de conformidad con lo siguiente:

CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

La legisladora proponente del punto de acuerdo que se dictamina, establece expresamente en sus consideraciones: “1. Los gobiernos de México y Estados Unidos, a través del Instituto Nacional de Migración (INM) y la agencia de Control de inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), acordaron un programa binacional de repatriación de indocumentados por vía aérea a la ciudad de México.

Este programa, denominado “Procedimiento de Repatriación al Interior de México” (PRIM), tiene como finalidad brindar seguridad, orientación y apoyo a los migrantes en su regreso a México. Este programa se realizará durante seis meses ( del 11 de julio al 31 de diciembre de 2013) con la llegada de dos vuelos semanales dese El paso, Texas, a fin de repatriar a cerca de 6 mil 800 connacionales de manera humana, ordenada y segura.1

2. Este programa, que coincide con los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 en cuya Estrategia 5.4.2 establece “Fortalecer los programas de repatriación, a fin de salvaguardar la integridad física y emocional de las personas mexicanas repatriadas, así como para protegerlas de violaciones a sus humanos”, se enmarca en diversas disposiciones del marco legal mexicano.

Por una parte, en el artículos 2 de la Ley de Migración, el cual señala que la política migratoria del Estado mexicano debe guiarse por el respeto irrestricto de los derechos humanos de los migrantes, nacionales y extranjero, sea cual fuere su origen, nacionalidad, género, etnia, edad y situación migratoria, con especial atención a grupos vulnerables.

(2)

Asimismo, la Ley de Migración y su Reglamento establecen la obligación a la Secretaria de Gobernación de instrumentar acciones que permitan identificar y brindar una atención adecuada a los migrantes que enfrentan situaciones de vulnerabilidad. Además establecen que la Secretaria debe facilitar el retorno a territorio nacional y la reinserción social de los migrantes mexicanos y sus familias a través de programas interinstitucionales.

Por su parte, la Ley General de Población señala que la Secretaria de Gobernación estará facultada para coordinar de manera institucional las acciones de atención y reintegración de mexicanos repatriados, así como brindar el apoyo necesario para el traslado de los mexicanos a sus lugares de origen ya sea por vía terrestre, marítima o aérea.

El Reglamento de la Ley anterior dispone que la mencionada Secretaria, por conducto del INM, tomará las medidas y acciones necesarias para la recepción y atención de mexicanos repatriados en los lugares destinados al tránsito internacional de personas, brindándoles una atención adecuada, ya que por diversos factores enfrentan situaciones de vulnerabilidad. Entre ellos se encuentran mujeres migrantes, víctimas de delitos, personas con discapacidad, adultos mayores, así como niñas, niños y adolescentes migrantes extranjeros no acompañados. Por lo anterior, queda claro que en la legislación nacional están claramente establecidas las obligaciones que tiene el Estado mexicano de respetar los derechos humanos de los migrantes durante todo el procedimiento de retorno asistido.

3. El programa de procedimiento de repatriación contempla casos especiales como el retorno de niñas, niños u adolescentes no acompañados que viajen sin un familiar o persona que tenga su representación legal. Hoy en día, esta es una problemática latente en nuestra sociedad que requiere la atención debida de funcionarios y organizaciones de la sociedad civil.

Año con año, miles de niños, y adolescentes migrantes deciden cruzar la frontera de los Estados Unidos por el deseo de reunirse con sus familiares, mejorar su nivel de vida a través del desempeño de un trabajo y, en algunos casos, para escapar de la violencia familiar o de la explotación sexual. Desafortunadamente, en su intento por cruzar la frontera, los niños migrantes son vulnerables a la explotación, a la trata de personas y a ser víctimas de la delincuencia, por lo que la protección de sus derechos debe ser una prioridad de las autoridades mexicanas. Para dimensionar esta problemática, baste observar las estadísticas del INM, el cual señala que en el periodo comprendido del año 2007 al 2012 se repatriaron 151 mil menores de 18 años, mientras que, en los últimos tres años (del 2010 al 2012), se repatriaron 53 mil niños, niñas y adolescentes, de los cuales la gran mayoría (38 mil 813) viajaban solos.

Para organismos como el Fondo de Naciones Unidas para la infancia (UNICEF), es fundamental asegurar que estos niños y niñas reciban un trato digno por parte de las autoridades, que les sean respetados sus derechos y que sea garantizada la reunificación familiar.

El PRIM establece que los niños y adolescentes no acompañados serán atendidos por personal del Consulado Mexicano en el Paso, Texas, por el Sistema Nacional para el Desarrollo integral de la Familia (DIF) y por los Oficiales de Protección a la infancia que están adscritos al Instituto Nacional de Migración con el fin de salvaguardar su integridad durante su retorno.

Sin embargo, existen algunas interrogantes en torno a este programa como las siguientes: ¿cómo fueron seleccionados estos migrantes para regresar a México?, ¿qué pasara con los niños migrantes cuando lleguen a la ciudad de México?, ¿los van a recibir alguna autoridad migratoria o del DIF en el lugar de destino?, ¿se quedaran en u albergue de transito?, ¿a quién se entregaran una vez que lleguen a su lugar de origen?

(3)

El INM debe esclarecer este tipo de interrogantes y rendir un informe detallado a esta soberanía donde explique el procedimiento de selección de estos mexicanos y niños migrantes para retirarlos a nuestro país. Asimismo debe dar a conocer cuál es el procedimiento posterior una vez que los niños migrantes lleguen a la Ciudad de México. Es necesario que el INM, en coordinación con los DIF estatales, promueva la creación de mecanismos de seguimiento de los casos de reintegración familiar para verificar que los niños, niñas y adolescentes han llegado a salvo a su lugar de origen.

Por su parte, la Secretaria de Gobernación, a través del INM, tiene la obligación de coordinar las acciones de las dependencias y entidades de los tres órdenes de gobierno para la implementación y el desarrollo de programas dirigidos a informar a los mexicanos sobre sus derechos fundamentales.

Finalmente, es importante que en la ejecución del PRIM se garantice la integridad física y emocional de las niñas, niños y adolescentes migrantes repatriados con el fin de tener un respeto absoluto de sus derechos, una adecuada reunificación familiar y un adecuado traslado a su lugar de origen.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece los siguientes puntos resolutivos:

“Primero. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la secretaria de gobernación a garantizar y salvaguardar la integridad física y emocional de los mexicanos repatriados, así como a proteger sus derechos humanos en el marco del Programa de Repatriación al Interior de México.”

“Segundo. La comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente al Instituto Nacional de Migración a rendir un informe detallado a esta soberanía sobre el cumplimiento del Procedimiento de Repatriación al Interior de México, en el cual se detalle el procedimiento mediante el cual se eligieron a los mexicanos que serán repatriados, y específicamente a los niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados que serán incluidos en el programa.”

“Tercero. Se exhorta respetuosamente al Ejecutivo federal a que en los casos de repatriación de los niños, niñas y adolescentes no acompañados promueva la creación de mecanismos de seguimiento de los casos de reintegración familiar para verificar que los niños lleguen a salvo a su lugar de origen.”

CONSIDERACIONES

I.- Los legisladores que integramos esta Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente coincidimos con la proposición de mérito en que es indispensable conocer cuáles son los procedimientos mediante los que se lleva a cabo la repatriación de compatriotas, y así ayudar a promover una repatriación segura, encaminada a garantizar el respeto fundamental de los derechos humanos de los hombres y las mujeres migrantes, la dignidad humana y la no discriminación, especialmente en los casos de niños, niñas y adolescentes.

En nuestro país la población migrante, así como la habitante de comunidades con alta movilidad migratoria, tiene necesidades específicas que deben ser atendidas de manera integral por el Ejecutivo Federal a través diversas dependencias como lo son, la Secretaria de Gobernación, la Secretaria de Relaciones Exteriores, así como el Instituto Nacional de Migración, para que de manera coordinada y considerando el fenómeno en todas sus manifestaciones -país de origen, tránsito, destino y retorno de inmigrantes- se atienda la variedad de problemáticas asociadas tanto en nuestro territorio como en Estados Unidos, país de atracción para un gran número de migrantes a nivel mundial.

En el contexto migratorio donde el Procedimiento de Repatriación al Interior de México (PRIM)arroja inevitablemente una gran preocupación por la niñez mexicana, es imprescindible saber si dicho programa, toma en cuenta el interés superior de las niñas, niños y adolescentes contenido en el artículo tercero de la Convención sobre los Derechos del Niño, que en sus tres apartados indica claramente:

(4)

1. En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño.

2. Los Estados Partes se comprometen a asegurar al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la ley y, con ese fin, tomarán todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas.

3. Los Estados Partes se asegurarán de que las instituciones, servicios y establecimientos encargados del cuidado o la protección de los niños cumplan las normas establecidas por las autoridades competentes, especialmente en materia de seguridad, sanidad, número y competencia de su personal, así como en relación con la existencia de una supervisión adecuada.

Por lo tanto el estado mexicano debe conocer las condiciones de repatriación de los niños, niñas y adolescentes migrantes sin compañía, con el objeto de otorgar la atención y el respeto a sus derechos humanos hasta su integración al núcleo familiar o comunidad de origen.

II.- Esta Dictaminadora considera que los diferentes órganos competentes de la administración Pública Federal, están llamados a contribuir en la difícil tarea de atender la migración con una perspectiva integral y multidimensional. De modo que deben dar a conocer a esta soberanía cuales son las fórmulas y mecanismos de cooperación internacional tendientes a enfrentar, de forma coherente e integral, el fenómeno migratorio, en un marco de pleno respeto a nuestras obligaciones internacionales para proteger los derechos humanos de los migrantes y sus familias.

El cuidado y la protección de los niños, niñas y adolescentes sin compañía sujeto a la Secretaría Relaciones Exteriores (SRE), el Instituto Nacional de Migración (INM) y el Sistema Nacional para el Desarrollo integral de la Familia (DIF), debe servir para obtener información crítica de cada niño, como sus necesidades especiales, ambiente en sus hogares, motivos para cruzar la frontera o intentos previos de cruzarla, con un acceso integrado y compartido de las distintas dependencias a dicha información.

Con lo cual se debe velar por la protección y el cuidado de los niños, niñas y adolescentes repatriados a nivel nacional, buscando estándares nacionales para los albergues incluyendo el tratamiento de todos los niños, niñas y adolescentes repatriados en los albergues del DIF e instalaciones privadas. Estos estándares regularían las actividades de asistencia para el bienestar social, los servicios médicos, psicológicos, las condiciones físicas y mecanismos para una reunificación familiar, el énfasis primordial en la reunificación familiar debe ser balanceado con la búsqueda de la detección y la prevención de la trata de personas y otros abusos.

Cuando los niños, niñas y adolescentes buscan cruzar la frontera, se arriesgan a viajes peligrosos hacia los Estados Unidos, buscando una mejor oportunidad de vida así como mejores oportunidades económicas y de educación. Algunos migran para escapar de circunstancias intolerables en sus hogares, otros tantos, simplemente par encontrar condiciones de supervivencia que su país les ha negado. Para el momento en el que atraviesan la frontera, muchos ya han sido víctimas de trata o manipulados por los grupos criminales. Debido a ese gran deseo y necesidad de atravesar, cada uno emprende viajes peligrosos que incluyen posibilidades de abuso y explotación.

Los esfuerzos deben buscar la protección a esta población vulnerable tomando un rol más proactivo en proveer asistencia social a los menores de edad migrantes, y protegerlos de ser regresados a ambientes que puedan arriesgar la salud física o psicológica del menor.

(5)

III.- La Segunda Comisión reitera su preocupación por las violaciones sistemáticas a los derechos humanos durante la detención de migrantes mexicanos por autoridades de Estados Unidos en situaciones como, negación del debido proceso; separación familiar, ya sea entre madres-padres e hijos o entre parejas; retención de pertenencias, entre otras tantas. Para atender estas problemáticas se deben evaluar las estrategias diseñadas, de manera tal que permitan conocer los factores que expliquen los aciertos o desviaciones y en todo caso, readecuar, complementar o actualizar las estrategias requeridas en el futuro para un bienestar social.

Cuando una niña, niño o adolescente víctima de trata de personas es transportada a otro país para ser sometida a cualquier tipo de explotación, es deber de los países involucrados desplegar todos los esfuerzos necesarios para garantizar los derechos de la víctima. Por lo tanto, se tiene la responsabilidad de detectar y brindar toda la protección necesaria a la víctima, garantizando su derecho a la vida y a ser protegida contra todo tipo de discriminación.

La repatriación es uno de los mecanismos de protección que implica el regreso al país de origen o residencia, cuando se determina que está acorde con el interés superior del niño, niña y adolescente y tomando en consideración las víctimas de trata de personas y sean repatriadas en una forma digna, segura y sin demora indebida y que sean atendidas de conformidad con las normas internacionalmente aceptadas.

Por tanto es necesario tener el conocimiento preciso sobre la situación de los migrantes en proceso de repatriación para identificar sus áreas de vulnerabilidad, con el fin de determinar, de manera puntual, qué derechos humanos están siendo violados. Este diagnóstico facilitará y orientará sobre las necesidades más apremiantes a las cuales se les tiene que dar respuesta por parte del Gobierno Federal a través de las distintas dependencias de acuerdo a sus respectivas competencias.

Con el propósito de brindar protección especial en casos de repatriación de niños, niñas y adolescentes víctimas de trata de personas fomentando la colaboración entre las autoridades para tener un panorama especifico del caso para proceder desde la identificación o detección de una niña, niño o adolescente víctima de trata, así como acciones para realizar la repatriación y el traslado de manera digna a cualquier migrante mexicano.

Por lo anteriormente expuesto, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

Primero.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Gobernación a garantizar y salvaguardar la dignidad, la integridad física y emocional de los mexicanos repatriados, así como a proteger sus derechos humanos en el marco del Programa de Repatriación al Interior de México.

Segundo.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente al Instituto Nacional de Migración a rendir un informe detallado a esta soberanía sobre el cumplimiento del Procedimiento de Repatriación al Interior de México, en el cual se detalle el procedimiento mediante el cual se eligieron a los mexicanos que son repatriados, y específicamente a los niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados incluidos en el programa.

(6)

Tercero.- Se exhorta respetuosamente al Ejecutivo federal a que en los casos de repatriación de los niños, niñas y adolescentes no acompañados promueva la creación de mecanismos de seguimiento de los casos de reintegración familiar para verificar que los niños lleguen a salvo a su lugar de origen.

Cuarto.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión instruye a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación a realizar una visita para revisar el programa de repatriación voluntaria y repatriación al interior de mexicanos provenientes de la unión americana.

Sala de Comisiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, a los 23 días del mes de julio 2013. SEGUNDA COMISIÓN

Figure

Updating...

References

Related subjects :