171 a reunión PROCLAMACIÓN DE 2007 AÑO DE LAS NACIONES UNIDAS DEL PLANETA TIERRA RESUMEN

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Organización de las Naciones Unidas

para la Educación, la Ciencia y la Cultura

Consejo Ejecutivo

ex

171a reunión

171 EX/52

PARÍS, 31 de marzo de 2005 Original: Inglés

Punto 57 del orden del día provisional

PROCLAMACIÓN DE 2007

“AÑO DE LAS NACIONES UNIDAS DEL PLANETA TIERRA”

RESUMEN

Este punto se incluyó en el orden del día provisional de la 171ª reunión del Consejo Ejecutivo a petición de la República Unida de Tanzania.

Se adjunta una nota explicativa. Proyecto de decisión: párrafo 20.

(2)

NOTA EXPLICATIVA

I. INTRODUCCIÓN

1. La raza humana necesita a este planeta. Dependemos completamente de él, pues procedemos de él, siempre formaremos parte de él y sólo podemos existir merced a un sistema terrestre autosuficiente. La Tierra es única no sólo en nuestro sistema solar sino, por lo que sabemos, en el universo accesible. Además de que no tenemos otro planeta, es el único planeta vivo que conocemos o que podemos llegar a conocer.

2. Los especialistas en ciencias de la tierra han descifrado ya muchos de los secretos de nuestro planeta y han realizado grandes avances en la comprensión de su funcionamiento. Se han cartografiado amplias extensiones de la corteza terrestre e ingentes cantidades de datos geológicos están almacenadas en bases de datos numéricas que permiten informar a la sociedad sobre la subsuperficie. Sabemos dónde encontrar las más importantes reservas de recursos naturales almacenados en la corteza terrestre y sabemos por qué y dónde pueden producirse terremotos. Somos capaces de reconstruir los climas del pasado de un modo muy detallado y sabemos cuándo y dónde las placas se desplazaron en todo el planeta, cómo esto guarda relación con la constitución de cadenas montañosas y cómo esas montañas se erosionaron con el tiempo. Podemos predecir muchos riesgos naturales -desgraciadamente, no- todos sobre la base de ejemplos fósiles y de nuestro conocimiento de los procesos de la Tierra.

3. No obstante, esta abundante información no se utiliza adecuadamente en la planificación y gestión actuales, si es que se utiliza. Construimos en los lugares equivocados, explotamos nuestros recursos de un modo no sostenible y sólo ocasionalmente aplicamos conocimientos recientes para atenuar los efectos devastadores de los riesgos naturales, como los terremotos, los tsunamis, las erupciones volcánicas, los deslizamientos de tierras o las inundaciones. Si mantenemos el statu quo, la sociedad seguirá sufriendo, muy innecesariamente, de la ignorancia.

4. Ha llegado pues el momento de hacer un llamamiento a la acción. Los especialistas en ciencias de la tierra de todo el mundo están listos y preparados para ayudar a la sociedad en su empeño por lograr un planeta más seguro, más sano y más próspero para todos. El Año Internacional del Planeta Tierra es un primer paso hacia ese objetivo.

II. FUNDAMENTO Y OBJETIVOS DE UN AÑO INTERNACIONAL DEL PLANETA TIERRA

5. Con el fin de demostrar las excepcionales y apasionantes contribuciones que pueden aportar las ciencias de la tierra para ayudar a las generaciones actuales y futuras a responder al desafío de lograr un mundo más seguro y más próspero, la Unión Internacional de Ciencias Geológicas (UICG) decidió proclamar un Año Internacional del Planeta Tierra. Desde el comienzo, la idea fue que este Año fuera proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas a fin de suscitar la máxima atención del público, con la participación de todos los organismos del sistema de las Naciones Unidas en su ejecución. El Año Internacional del Planeta Tierra, subtitulado “Ciencias de la Tierra para la Sociedad”, tiene por objeto presentar los conocimientos actuales y venideros al público, a los responsables de la adopción de políticas y decisiones y a los medios de comunicación para informarlos del modo en que la sociedad puede sacar cada vez mayor provecho, cuantitativa y cualitativamente, de las competencias disponibles de los aproximadamente 400.000 especialistas en ciencias de la tierra de todo el mundo.

(3)

171 EX/52 – pág. 2

6. El Año Geofísico Internacional, celebrado con gran éxito en 1957 y 1958 y que contribuyó considerablemente a comprender nuestro planeta y utilizar ese conocimiento en beneficio de la sociedad, así como el Año de las Ciencias de la Tierra celebrado en el plano nacional en Alemania en 2002, sirvieron de modelo para el Año Internacional del Planeta Tierra propuesto. Los organizadores alemanes proporcionaron amablemente a esta iniciativa internacional su logotipo, en el que se muestra la interdependencia de todas las esferas en el sistema terrestre.

7. Para lograr la máxima repercusión política, los organizadores se proponen proclamar el Año Internacional del Planeta Tierra por conducto del sistema de las Naciones Unidas y fijar en 2007 el Año Internacional. No obstante, los programas bastante ambiciosos de ciencia y divulgación no pueden llevarse a cabo en sólo un año y requerirían un periodo de por lo menos tres años para llegar a su término. Los organizadores prevén que las actividades del Año empiecen en 2006, culminen en 2007 y finalicen en 2008.

8. El Año Internacional del Planeta Tierra consta de dos ejes de acción:

i) un Programa científico destinado a aportar respuestas a preguntas científicas concretas

vinculadas a las necesidades de la sociedad;

ii) un Programa de divulgación, cuya finalidad es dar a conocer las ventajas de las ciencias

de la tierra para la sociedad e integrarlas en los sistemas educativos.

III. REUNIÓN DE INFORMACIÓN UNESCO-UICG SOBRE “CIENCIAS DE LA TIERRA PARA LA SOCIEDAD” Y PRESENTACIÓN DE LA PROPUESTA DE UN “AÑO INTERNACIONAL DEL PLANETA TIERRA” (París, 11 de febrero de 2004)

9. Las Naciones Unidas sólo pueden proclamar los Años Internacionales en el transcurso del periodo de sesiones anual de otoño de la Asamblea General, y sólo a petición de uno o más de sus Estados Miembros. A este respecto, la República Unida de Tanzania toma esta iniciativa en el entendimiento de que un número considerable de Estados Miembros de las Naciones Unidas apoyará la propuesta.

10. Cabe recordar asimismo que el 11 de febrero de 2004 se organizó en la UNESCO una reunión de información conjunta UNESCO-UICG, inaugurada por el Director General. Se informó al público, compuesto de representantes de 58 Delegaciones Permanentes ante la UNESCO y numerosos miembros de la comunidad científica, representantes de organismos de las Naciones Unidas y de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, acerca de la amplia variedad de actividades relativas a las ciencias de la tierra y su importancia para la seguridad humana y el desarrollo sostenible.

11. La segunda parte de la reunión se dedicó a la presentación de las finalidades y los objetivos del Año propuesto, los avances realizados hasta el presente y el rumbo a seguir. La información al respecto figura en el folleto “Planet Earth in our hands: Earth sciences for society”, que está disponible. Es importante señalar que si bien en el folleto se indica que las actividades del “Año” abarcarán tres años, se propone celebrarlo como Año Internacional de las Naciones Unidas solamente durante el año 2007. Además, se hizo hincapié en la importancia de incluir un componente educativo en las actividades del Año, así como el fortalecimiento de capacidades. También se destaca la importancia de hacer participar a los museos de historia natural en las actividades del Año y de los vínculos con la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) y la Cumbre sobre la Observación de la Tierra (EOS) celebrada en Washington, así como de las

(4)

actividades del Programa Internacional de Ciencias de la Tierra (PICG) y los programas de la División de Ciencias Ecológicas y Ciencias de la Tierra de la UNESCO.

12. En la reunión los Delegados Permanentes de la República Popular China, Brasil y la Federación de Rusia confirmaron que sus países apoyarían un proyecto de resolución relativo a la propuesta de Año dirigido a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Tras esa reunión, otros 12 Estados Miembros, a saber, Alemania, Argentina, India, Israel, Italia, Jordania, Lituania, México, Namibia, Pakistán, Rumania y Sudáfrica confirmaron su apoyo diplomático a la propuesta.

13. Entre los representantes de la comunidad de las ciencias de la tierra se manifestó un amplio apoyo al Año y muchos de ellos señalaron que lo habían presentado con éxito a sus comunidades científicas nacionales. Algunos indicaron que promocionarían la propuesta ante sus gobiernos. 14. Además, en la reunión el delegado de Brasil propuso que se presentara un proyecto de resolución relativo al Año a la Conferencia General en su próxima reunión por conducto del Consejo Ejecutivo, según proceda.

IV. FUNCIÓN Y PARTICIPACIÓN DE LA UNESCO

15. La UNESCO ocupa un lugar idóneo por ser el único organismo del sistema de las Naciones Unidas que cuenta con un programa de ciencias de la tierra y aumento de capacidades. Su anterior División de Ciencias de la Tierra, que es ahora la División de Ciencias Ecológicas y Ciencias de la Tierra, fue invitada a sumarse a esta iniciativa en sus comienzos, a fin de que la UNESCO pasara a ser el organismo coordinador de las Naciones Unidas durante la fase de ejecución (2007).

16. Los presidentes de los cinco programas científicos de la UNESCO (PICG, Programa Hidrológico Internacional (PHI), COI, Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) y “Gestión de las Transformaciones Sociales” (Programa MOST)) seleccionaron y presentaron el “Año” propuesto entre los “asuntos importantes respecto de los cuales se podría colaborar” en el marco de los programas de la UNESCO a la Conferencia General en su 32ª reunión (32 C/Com.III, Anexo, Comunicación conjunta de los Presidentes de los cinco programas científicos, París, 30 de septiembre – 1º de octubre de 2003).

17. La UNESCO, por conducto de su Consejo Ejecutivo y de la Conferencia General, debería presentar y promover el proceso y la ejecución del Año Internacional del Planeta Tierra tras su aprobación por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

V. CONCLUSIÓN

18. Habida cuenta de los debates celebrados sobre este tema en la reunión de información UNESCO-UICG, en la que participaron representantes de los Estados Miembros, miembros de la comunidad científica, representantes de organismos del sistema de las Naciones Unidas y de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, puede concluirse que la proclamación de un Año Internacional de las Naciones Unidas del Planeta Tierra puede redundar en beneficio no sólo de la investigación en el ámbito de las ciencias relativas al sistema terrestre, sino también de la sociedad en general, así como de los responsables de la adopción de políticas y decisiones encargados del desarrollo socioeconómico sostenible. Es fundamental el hecho de que los científicos estén manifestando su voluntad de cooperar a escala mundial y de modo multidisciplinario y de actuar de consuno en proyectos vinculados a las ciencias de la tierra con componentes sociales, culturales y educativos a fin de que esta iniciativa se lleve a cabo.

(5)

171 EX/52 – pág. 4

19. Un Año Internacional del Planeta Tierra pondrá de relieve la función de la UNESCO en el “Mundo de las ciencias” y es esencial para sensibilizar al público a la importancia de las ciencias de la tierra en la construcción de comunidades sostenibles, y para recalcar la importancia de la ciencia y la tecnología en el seguimiento de los acuerdos concertados en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, Sudáfrica, 2002) y la Conferencia Mundial sobre la Reducción de los Desastres (Kobe, Japón, 18-22 de enero de 2005).

Proyecto de decisión

20. Habida cuenta de lo que precede, el Consejo Ejecutivo podría adoptar la siguiente decisión: El Consejo Ejecutivo,

1. Consciente del hecho de que el planeta Tierra brinda a la raza humana y otros seres vivos un sistema de sustentación de la vida,

2. Tomando nota de que la abundante información científica disponible sobre el planeta Tierra, que podría facilitar la planificación, la atenuación de los efectos de los desastres, la explotación y la gestión de los recursos, no se aprovecha y es poco conocida del público y los responsables de la adopción de políticas y decisiones,

3. Habiendo examinado el documento 171 EX/52,

4. Teniendo en cuenta el papel fundamental que podría desempeñar la UNESCO en la sensibilización del público a la importancia de las ciencias de la tierra, la reducción de los desastres y el fortalecimiento de capacidades conexo para establecer comunidades sostenibles,

5. Invita al Director General a apoyar todos los esfuerzos encaminados a que la Asamblea General de las Naciones Unidas declare 2007 “Año Internacional del Planeta Tierra”; 6. Recomienda que la Conferencia General, en su 33ª reunión, apruebe una resolución al

(6)

para la Educación, la Ciencia y la Cultura

Consejo Ejecutivo

ex

171a reunión

171 EX/52 Add. y Corr. PARÍS, 25 de abril de 2005 Original: Inglés

Punto 57 del orden del día provisional

PROCLAMACIÓN DE 2007

“AÑO DE LAS NACIONES UNIDAS DEL PLANETA TIERRA”

ADDENDUM

CORRIGENDUM

a) Se añade una nueva sección titulada V. FINANCIACIÓN DEL AÑO INTERNACIONAL 18. Para emprender las diversas actividades del Año Internacional del Planeta Tierra los organizadores recabarán fondos de otras fuentes y por lo tanto este punto no tendrá consecuencias presupuestarias para la UNESCO.

b) Renumerar las secciones y párrafos. c) Párrafo 21: Proyecto de decisión

Sustitúyase la primera oración del párrafo 21 por el texto siguiente:

21. Tras la inclusión del presente punto en el orden del día provisional de la 171ª reunión del Consejo Ejecutivo a pedido de la República Unida de Tanzania, presentan este proyecto de decisión los siguientes Estados Miembros del Consejo Ejecutivo: Brasil, Burkina Faso, China, Egipto, Eslovenia, Ghana, Italia, Jamaica, Kenya, Mauricio, Namibia, Pakistán, la República Unida de Tanzania, Rwanda, Senegal, Sri Lanka, Swazilandia y Turquía.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :