• No se han encontrado resultados

La dependencia tecnológica española: contratos de transferencia de tecnología entre España y el exterior

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2023

Share "La dependencia tecnológica española: contratos de transferencia de tecnología entre España y el exterior"

Copied!
829
0
0

Texto completo

(1)

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID

FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS Y EMPRESARIALES

LA DEPENDENCIA TECNOLÓGICA ESPAÑOLA: CONTRATOS DE TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA ENTRE ESPAÑA

Y EL EXTERIOR

TESIS DOCTORAL PRESENTADA POR:

M3 PALOMA SÁNCHEZ MUflOZ Y DIRIGIDA POR EL CATEDRÁTICO Dr.D. RAMÓN TAMAMES GÓMEZ

Curso 1982-83

(2)

Página

INTRODUCCIÓN 21

PRIMERA -PARTE ~

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO Y TRANSFERENCIA

DS TECNOLOGÍA. MARCO TEÓRICO 29 Capitulo 1. La Investigación y Desarrollo 31 1. Delimitación de conceptos' 33 1.1. Invención e innovación 33 1.2. A la innovación por la investigación 33 1.3. Tipos de investigación: básica, aplí^

cada y de desarrollo 42 2. Características del proceso de I+D 48 3. Dinámica del proceso de I+D 54

l. Delimitación de conceptos 63 1.1. Tecnología y transferencia V S3 1.2. Intercambios tecnológicos. Asistencia

técnica 65"

2. -El proceso de obtención de tecnología:

Producción prooia o adquisición a terceros 70

i

(3)

Pac Ir.a

>. v" -roerse íe distribución de tecnología 75 }•'. Mecanismos de la transmisión de t e £

3 .•*.:. Importación de productos 76 j .t. 2 . Inversión directa '9

3-1.3. Contratos 3 3

3.",4. Decisión entre inversión d i -

recta y contrato ^ }.'.-. zl ciclo de vida de la tecr.o

logia " 3 6

3.2. Características de los mercados tec

nológicos 90

Capítulo 3. La irr/estigación y desarrollo como condición sine qua nom para la trans_

ferencia de tecnología. Complementa-

riedad de ambos orocesos 99

33GUÍÍDA ?A2TS.

IGM Y OSSARGOLLO Y TRANSFERENCIA

DB TECNOLOGÍA SN £L MUNDO 109

ralo ¿. Las actividades mundiales de investí

~ aciír. •/ de" arre I1 ° * ^ * . .•:ar zo I.;Í : i :uz i c.ial. T.-ive511caciór. púb 1 i-

ca versus investigación privada. Medios d e

financiación Ti 3 1.1. Datos mundiales de I+D 11-6 2- Planificación y gestión de la I+D 133 2-1. Necesidad de la planificación 133 2.2. Posibilidad de la planificación 135 2.3. Las relaciones entre la Universidad y

la Industria 139

(4)

3 . Medidas de fomento de la i n v e s t i g a c i ó n y

protección de los r e s u l t a d o s - i i3 3 . 1 . Medidas de fomento de la I+D i ¿3

3 . 1 . 1 . Ayuda f i n a n c i e r a : C r e d i t i c i a , f i s c a l , Sociedades de c a p i t a l

- ., riesgo • i¿5 3.1 *£. Promoción de -ana c u l t u r a t é c -

nica 147 3.1*3* Medidas para estisrular l a ccrn

p e t e n c i a 148 3 . 2 . Protección de los r e s u l t a d o s de l a

X+D: e l sistema de p a t e n t e s 152 4. Repercusiones de l a i+D sobre e l empleo 160 5 . Las empresas m u l t i n a c i o n a l e s . Actividades

de I+r> en los p a í s e s de destino de l a s i n

v e r s i o n e s . i S-

6. I+D en la pequeña y mediana empresa 1 70

Capítulo 5¿ La t r a n s f e r e n c i a s a n d i a l de t e c n o l o -

g í a . Los orgacisTnos i n t e r n a c i o n a l e s 175 1. Países productores versus p a í s e s consumi-

dores ^77 2. Intercambios Sste-Oeste . 130

4* Los organismos i n t e r n a c i o n a l e s 195 4.1 * La UNCTAP 15^

4 . 1 , 1 - Código de Conducta Ir.terr.acio n a l de t r a n s f e r e n c i a de tecno

logia • 157

4 - 1 - 2 . Transferencias i n v e r s a s de t e c nología y f o r t a l e c i m i e n t o de

l a capacidad tecnológica de los p a í s e s de d e s a r r o l l o

i í

(5)

•' / ¿k \

:jr/Esr:GAcxoM v DESABOLLO Y,T2ANS?S2ENCIA DE

T S C Í Í C L C X I I A 2:í SSFAÍÍA: ANÁLISIS S M P I 2 I C 0 DE LOS CONTRATOS DE T2ANSFSKSNCIA DS TECÍÍCLCGXA SNTSS

Y £L S X T E 3 I 0 S

Pácir.a

2/^rtw ;

I*\ f*'

a-2-2" - 209

Capítulo 5. investigación y Desarrollo en £s?a&a 215 1. Subdesarroilo tecnolc^ico español 2i8 K 1 . Crímenes *¿ «o 1.2. Causas 221 1-3- Consecuencias 224 2. Marco institucional 228 2.1. Etapas 228 2.2. Instituciones 229

2.2.1. Comisión Delegada del Gobierno de Política Científica v Comí-

2.2.2. Zl Consejo Superior ce Ir_vesti_

gaciones Científicas 234 2.2.3. Zl Centro para el Desarrollo

Tecnológico Industrial 235

3. Medicas le cc~ento 233

3.1. Crediticias 238 3 . U 1 . Fondo Nacional para el Desarrollo

de la Investigación Científica 238 3.1.1,1. Planes Concertados ds

' Investigación ,' Investig

3.1.1.2. Asociaciones de Xnves

ticación • ~ 241

(6)

3.1.4. Otras: Compras de la AdT.inis_

cración, Premios, Becas, etc. 2¿3 3.2. Fiscales 244 3. . Información y divulgación 2¿8 3.2.1. Organismos y experiencias 24-S 3.2.2- La exportación de tecnología

española 251 3.4. Relaciones Universidad-Industria 252 3.5- I+D y empleo 255 4. Protección de los resultados 256 5. Hacia una nueva orientación de la I+D. La

planificación necesaria • 258

Capíralo 7. Normativa legal de la transferencia de tecnología en España: Adquisición y ce_

sión. Control administrativo ¿e ambos

procesos 265 1. Normativa legal de la adquisición de tecr.o^

logia extranjera 267

1.2. Adquisición ce tecnología a través de la inversión directa extraniers. s?i Es -

paña ~ 269 1.3. Adquisición de tecnología a través ce

contratos 276 1.3.1. Antecedentes 277 1.3-2. Legislación vigente 273 1.3.3. Principales características de

la legislación vigente 279

(7)

Página

' . 1. -:. Pro-r^- li.r.i-¿nto 2 3 3 :-?r*r.:?i2 ie tscr.clocí a 2 3 S T . 3. ó. '-íodiz'ic¿cienes legislativas -

necesarias 29i

:. ?ícrrr.ativa Is^al de la cesión de tecnología

española 299 A.VEXC 7.*. Apéndice legislativo 303 ANEXO 7.2. Modelo de solicitud de inscripción

de contrato en si Registro dsi Mi-

nisterio de Industria 331

Capítulo 3. lentes de datos 357 1. Balanza de Pacos. Datos de Caja del 3a#co

de isoaña 3S2 3. ¿ncuesti sobre las crar.des empresas incius-

t n a l e s del Ministerio de Industria. 1979-

JSL 3 5 3

-. :«r.S3 de Xr.vsrsior.es Extranjeras en E s p a ñ a 365

- ~- Evaluación global de los movimientos tec

nelógicos en España 3 6 7 1. Consideraciones generales 3 6 9 2. Pagos tecnológicos: 1974-1981 3 7 2

(8)

2.1. Pagos según el código estadístico:

Asistencia técnica o Patentes 373 2.2. Pacos según la vía utilizada: ^icen

cias de importación, contratos u otros 376 2.2.1. Contratos que no dar. lugar a

pagos al exterior 380 2.2.2. Pagos registrados a nombre de

entidades inexiszentas o cescc^

nocidas 393 2.3. Concentración de los pagos tecnológicos 400 2.4. Pagos y cobros en concepto de gastos

de montaje de maquinaria 402 3. Cobros tecnológicos. 1.974-198i . 404 4. Situación en 1982 y primer trimestre de 1983 406 5- Relación entre movimientos tecnológicos y

otras macromagnitudes. Comparación con otros

países 409 5.1. Aspectos metodológicos 409 5-2. Selección de ratios y países 411 5-3. Resultados 412

Capitulo 10. Análisis geográfico y s e c t o r i a l 427

. Comen-arios -ezcd 29

1.1. Dificultades estadísticas 42^

1.2. Gastos de registro de patentes y Agen-

tes de la Propiedad Industrial españoles ¿30 2. Análisis geográfico 435

2.1. Resultados globales 435 2.2. Evolución a lo largo del período estu-

diado 446

(9)

Pac ir. a

-^ - • -' --

), • . r>*áV.':--id03 globales

3.2. evolución a lo largo del período estu

- . Intsrr^ 1 -3C". *r, 'o 2.Í 335—sectores

•;. -oíT.entar-os so ira los principales sectores 5.1- Sector 2. Minería

5.2. Sector 3. Alimentación, bebidas y tabaco 436 5.3. Sector 7. Caucho y derivados 490 5.4. Sector 3. Industria química 490 5.5. Sector 9. Refinerías de petróleo 496 5.5. Sector 10. Siderurgia 498 5.7. Sector "3. Construcción de maquinaria y

aparatos eléctricos 500 5.3. Sector T4. Construcción de maquinaria no

eléctrica - 503 5.9. Sector iS. Construcción aeronáutica 506 5.10. Sector :3. Construcción de vehículos 506 5.11. Sector 20. Industrias de la construcción 509 5.12. Sector 21. Electricidad, gas y agua 511 5.13. Sector 27. Corcercio 5*3 5-*^. Sector 3". Servicios 5^.3

eos según la Circular 243 del IEMS 5*9

J_2_. Tepender.cia tecnológica de las orincioales

—merss 3S indus tr^ -11 °s c-'^

Comentarios generales: I+D interna y pagos tec

nológiros en relación con el capital extranjero 527

(10)

2. Sectores analizados 534 2.1. Sector químico 534 2.2. Sector Maquinaria y Material Eléctrico 541 2.3. Sector Textil y cuero 547 2.4. Sector Alimentario 551 2-5. Sector Automación 556

2.5-1- Dependencia en el subsector ¿e

la industria auxiliar 563 2.6, Sector Productos minerales metálicos 571

• 2.7- Sector caucho y derivados 575 3. Conclusiones principales 579 ANEXO N9 11.1. Relación por sectores de las em

presas estudiadas, incluidas en la encuesta sobre las primeras empresas industriales del Minis_

terio de Industria. 1979-1980 535

Capítulo 12. Comparación sectorial entre empresas

compradoras y vendedoras de tecnología 593 1- Comentarios metodológicos 5 95 í. 3esultacos globales ~ "-

2.1. Empresas cue compran y vaneen tecnología '^3 2.2. Empresas que solo compran tecnología 602 2.3. Empresas que solo venden tecnología 602 3. Conclusiones 605 Capírulo 13. Análisis ce los contratos de las prim£

ras empresas adquirentes ce tecnología.

Estimación -de las variables que inciden

' en la compra de tecnología 507

(11)

cnia

509

— - -r •• *•**», "• .-5 ~*" •" **r i r o 3 o i trf

'tí»^'-" a -«"'"oiicr.ca -e las: orir.eras

«r.sres ^3 ron^ra-cras . Comparación iütsr

I.'. Pagos al ^arcer. ie Los contratos 625 2.2. Tasa ce cobertura tecnológica 636 2.3. Pagos tecnológicos con relación al

volunten de ventas 637 2.4. Pagos tecnológicos con relación a

las exportaciones 637 2.5. Desviación entre previsiones y pagos

reales efectuados 638 2.5. Relación entre los movimientos de as_

tas empresas y los totales del oaís 639 2.7- Empresas públicas existen-tes entre -

las primeras adquirentes de tecnología 640 2. Cláusulas desfavorables de los contratos 642 -. Istinación de las variables que inciden en

la cor.ora de tecnología 653 A'ítXO >n 1j . * . Contrates inscritos en el 3ecis

tro íel Ministerio de Industria

cuirentes de tecnolocia sxtranj

r 2 211 3 1 C 5 r * i**'J" i O7;i^f OQ -í

X"A?,TA ' A 3m^

— " — — * 775

*. De carácter económico 779 2. De organización y administración 792

3. De carácter legal 7o ^

797

(12)

ÍNDICE DS CUADROS

Página

Capitulo 4. Las, actividades mundiales de_ Investiga- ción y Desarrollo

4.1. Clasificación de países de la OCDE según la importancia del gasto nacional bruto en I+D

1 9 7 1 " • H7

4.2. Cantidad total de recursos destinados a I+D

en 1971 en ios.países de la OCDE 118 4-3. Cantidad relativa de recursos destinada a

I-f-D en 1971 en los países de la OCDE 119 4.4. Distribución por fuentes de financiación de

la I+D en países de la OCDE en porcentaje -

del FNB. 1971 121 4.5- Grupos de países según las fuentes de finan

ciación • 1 2 2

4.6. Recursos destinados a I+D y datos de cada -

país. 1977 1 2 7

4.7. Sv&ución de gastos ce I+D realizados por el sector err/oresarial v financióles cc:i sus —

4.8- Distribución de gastos y personal de I+D — por sectores y porcentajes. 1977

Capitulo 9. Evaluación de los movimientos tecnoló- gicos en España

9.1. Pagos tecnológicos según el código estadís- tico: Asistencia técnica o Patentes. 1974»

-1981 375

(13)

}.2. ?a;o3 tecr.cligicos según la vía u t i l i z a d a : Licencias ie i.T.^ortaciór., Contratos o líesto

- ¿74-^94* 3 7 7

3.2. Análisis de los contratos que no r e g i s t r a n

pagos * 3 8 1

}.<!. Análisis de los contratos. Resultado del es_

~*jdio d — la •T»uestra J o ^ 9 o . Pagos tecnológicos registrados a nombre de

entidades desconocidas o inexistentes 394 9.5. Pagos tecnológicos registrados a nombre de

Sociedades Anónimas inexistentes 395 9.7. Pagos tecnológicos registrados de entidades

cuyo nombre o razón social se desconoce 399 9.3. Concentración de los pagos tecnológicos 401 9.9. Gastos de montaje de maquinaria 403 9.10. Cobros tecnológicos en función del código -

estadístico: Asistencia técnica o Patentes 405 9-n. Cobros y pagos tecnológicos en 1982 y primer

trimestre de 1983 407

?.i2. Relación porcentual entre cobros y sagos tec nológicos y otras macroraagnitudes. 1974-198?

ESPAÜA 415

?-'-- " " " " ALEMANIA ^1

9.15. " " ESTADOS UNIDOS 419

9 #-6" " n " " ITALIA 420

9''7* " " " " JAPÓN 421

9'1 3' " " " " PAÍSES BAJOS 422

?"1 9* " " " " REINO UNIDO 423

(14)

9.20. Relación porcentual entre cobros y pagos te£

nológicos y otras macromagnitudes. 1974-T981

ARGENTINA 424 9.21. " " " " BRASIL 425 9.22. " " " " MÉJICO 426 Capítulo 10. Análisis geográfico y sectorial

10.1. Registro de la Propiedad Industrial 433 10.2, Análisis geográfico. Principales países.

1974-1.981 • 436 10.3- Cobros por registro de patentes, marcas, di-

seños, etc* extranjeros en España (Código 01.04) de los Agentes de la Propiedad Indus-

trial por país y año. (Valores absolutos) 441 10.4» Cobros por registro de patentest carcas, di-

seños, etc. extranjeros en España (Código 01.04) de los Agentes de la Propiedad Indus-

trial por país y año. (Valores relativos) 442 10.5» Análisis geográfico. Nueva participación por_

centual de las distintas áreas descontados - los cobras por gastes de registro de patentes e

extranjeras en España. 1974-1981 443 10.6- Principales países adquirentes y cedentes de

tecnología 448 10.7. Estados Unidos 4.31 10.8. Francia 452 10.9- Reino Unido 453 10.10. R.F. Alemana 454 ' 10.11. Suiza 455 10.12. Análisis sectorial. Principales sectores eco_

nómicos. 1974-1981 45 9

(15)

~3 i? Página '•..;.* 2. Anilláis sectorial, -ies principales sectores

order.3^03 seclr. importancia pagos.i 974-198i 460

* •?. ' -i. Ar.i! isíc sectorial. ^lez orir.cipi-les sectores ordenados se-^un importancia cobros. 1974—138"! 461 vj.v-, Cobros ?or registro de patentes, marcas,

iiseños, etc. extranjeros er. SspaHa, de -

;os Agentes de la Propiedad Industrial por

sector y alo. (Valores absolutos) 465

TC.*6. cobros por registro de patentes, marcas, diseños, etc. extranjeros en España, de -

los Agentes de la Propiedad Industrial por

sector y año. (Valores relativos) 466 tC.7 7. Análisis sectorial. Nueva distribución r e -

lativa descontando cobros por registro de

patentes. 1974-t981 467 10.13. Análisis sectorial. Pagos 469 10.19. Análisis sectorial. Cobros 471 1C.2C. Interrelación Sectores-Paises. Pagos.1974-

-198 7 4 7 4 10.2?. Interrelación Sectores-Países. Cobros.

1974-1981 477 iQ.22. Interrelación Países-Sectores. Agrupación

oor áreas geográficas. Pagos. 1974-1981 48i 0.23. Interrelación Países-Sectores. Agrupación

l í

10.24. sector 2. Minería 487 10.25. Sector 3. Alimentación, bebidas y tabaco 489 10.25. Sector 7. Cauche 7 derivados 491 10.27. 31 sector químico en relación con el resto

de la economía 493

10.23. Sector 3. Industria química 495

(16)

10*29- Sector 9. Refinerías de petróleo

10.30. Sector 10. Siderurgia 499 10.31. Sector 13. Construcción de maquinaria y

aparatos eléctricos 5 Oí 10.32. Sector 14. Construcción de maquinaria no

eléctrica 505 10.33. Sector 16. Construcción aeronáutica 507 10.34. Sector 18. Construcción de vehículos 508 10.35- Sector 20. Industrias de la construcción 510 10.36. Sector 2*1. Electricidad, gas y agua 512 10.37. Sector 27. Comercio 5"t4 10.38. Sector 31. Servicios 515 Capitulo 11« La dependencia tecnológica de las prin-

cipales empresas industriales

11.1. Numero de empresas estudiadas y no estudia."

das en cada uno de los sectores 531 n . 2 . Equivalencia entre clasificaciones sectoria.

les 533 11.3. Sector Químico 535

11.-^. OBQZOT XacuiJüsn3. y ^Idis^rü- i-3ctri_ci ?•—£.

• 11.5. Sector Textil y Cuero 548 11.6. Sector Alimentario 552 . 11-7- Sector Automoción 557

11.8. Sector Productos Minerales Metálicos 572 11.9. Sector Caucho y derivados 576

t r

(17)

delación antre los pagos tecnológicos de :ÍS empresas incluidas en la encuesta del Ministerio -ie Industria y los pacos según

la Balanza de Pagos, i 530 532

?.ei ación entre los cobros tecnológicos de las empresas incluidas en la encuesta del Ministerio de Industria y los cobros según

H aalanaaa de Pagos. 1980 533

:¿ pira lo 12. Comparación sectorial entre empresas comoradoras y vendedoras de tecnología '2.'. Comparación global entre empresas comprado

ras y vendedoras de tecnología en 1980 597 12.2. Comparación sectorial entre empresas com.—

oradoras y vendedoras de tecnología en 1980 399 T2.3. 2rnpresas entre las 200 primeras tanto en -

cobros como en pagos 601 i2.4. Variaciones en la distribución sectorial . rao 1 Talo 13. Análisis de los contratos de las ori-

freras empresas adquirsntes de tecnolo- gía. Ssti^iaciÓn de las variables que inciden en la compra de tecnología

* } . * . "rrores sn rrabacio*1 da ^ r ^ - a r o ? •- ^*i d^^os

.4. Primeras empresas adquirentes de tecnología Sector 2. Minería; Sector 9. Refinerías <*e Petróleo ,' "

'3.2. Distribución sectorial de las empresas estu diadas segur, exista o no capital estraniero

197^-198r ^ 6 2 2

'3.3. Distribución sectorial de los contratos es- tudiados según exista o no capital extranje ro y según haya o no viaealación entre la -

cedente y la receptora. 1974-1981 623

626

(18)

Cuadro ns Pac1na

1 3 o . Primeras empresas adquirentss de tecnología Sector 3.Alimentación, bebidas y -abaco; Sec tor 4.Textiles y cuero; Sector n.Fabricación productos minerales metálicos; Sector 12.fa-

bricación productos minerales no metálicos • 627 13.6. Primeras empresas adquirentes da tecnología

Sector 6.Papel y conexas; Sector 7-Caucho y derivados; Sector TO.Siderurgia; Sector 15,

Construcción aeronáutica . 528 13.7* Primeras empresas adquirentes de tecnología

Sector 8.0uíjnico 629 13*8-- Primeras- empresas adquir entes de tecnología

Sector 13.Material eléctrico; Sector i4.Mat£

rial no eléctrico; Sector 19.Industrias -fabri_

les diversas 630 13.9- Primeras empresas adquxrentes de tecnología

Sector 19.Construcción Vehículos Automóviles 631 13.10. Primeras empresas adcuirentes de tecnología

Sector 21.Electricidad, gas, y agua; Sector 23.Transporte aéreo; Sector 24.Transporte %

rroviario ' 632 13.11* Primeras empresas adquirentes de tecnología

Sector 15.Construcción naval; Sector 2é.Comu nicaciones; Sector 31.Servicios; Sector 1?.

Construcción material ferroviario 633 13.12, Primeras empresas adcuirentes. ^asumen global

13.13. Primeras smprssas adcuirentes con •• participa- ción pública. Resumen global de sus principa

les magnitudes. 1375-1931 ~ 535 13.14. Cláusulas desfavorables ce los contratos 643

(19)

ABREVIATURAS V SIGLAS UTILIZADAS

CAICYT. Comisión Asesora de Investigación Científica y Técnica CDTI. Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial

CENI20C- Centro Nacional de Información y documentación Científica CSIC. Consejo Superior de Investigaciones Científicas

CVT. Ciclo de vida de la tecnología DEG. Derechos Especiales de Giro

DGTS. Dirección General de Transacciones Exteriores EMN. Empresas multinacionales

?MI* Fondo Monetario Internacional

GATT. Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio I-i-D. I n v e s t i g a c i ó n y D e s a r r o l l o

I S M E . I n s t i t u t o E s p a ñ o l d e M o n e d a E x t r a n j e r a I N E . I n s t i t u t o N a c i o n a l d e E s t a d í s t i c a

INI. Instituto Nacional de Industria

I3A?roi?. Instituto --racional de Nacionalización y Normalización LES. Licensir.c Exscutivas Socisty (Asociación, ie Experros

en Transferencia de Tecnología)

NA?, Número de actividades financieras. Equivale al número del contrato registrado en el Ministerio de Industria NIF. Antera de identificación fiscal

NPI. Nuevos países industrializados

(20)

•txt -.J •y.* «* v i

rr7ar.i2 scíór. Surooea -e Cooperación Económica -:r7ir.isaci5n y OesTiSr. le La Investigación

CMp:. Cr7ar.itación Mundial ie la Propiedad Industrial C?íU. Crga-nización de las Maciones Unidas

OJíU^I. Organización de las Nacior.es Unidas para el Desarrollo Industrial

?!. Países industrializados

?I3. ?rocxicto Interior Bruto PMD. Países menos desarrollados

Pequeñas y medianas enDresas Producto Nacional Bruto

SICUS. Servicio de Información y Coordinación Universidad-Empresa SINPPRC. Servicio de Información de Nuevos Productos y Procesos ANOTAD. Organización de las Maciones Unidas para el Comercio y

el Desarrollo

(21)

I N T R O D U C C I Ó N

(22)

INTRODUCCIÓN

Es.siempre difícil justificar la elección ce un tema como objeto de investigación, ya que suelen ser un cúmulo de razones de muy distinta Índole las que llevan a él, Sn mi caso creo que pueden ser deslindados dos conjuntos de motivos, unos de carácter objetivo y otros subjetivos. El fundamental entre los primeros es, sin duda, el interés intrínseco del tema y la preocupación por el mismo que - se hace sentir en los más diversos ambientes, la importancia del fa£

tor tecnológico y la carencia española del mismo se subraya, además en la mayor parte dé los trabajos de Estructura Económica. Sin embar go, junto a esta preocupación hay una relativa escasez de estudios empíricos, los contratos de transferencia de tecnología no se han - analizado en profundidad, bien es verdad que ello es, probablemente, en parte debido a la dificultad de acceso a datos pormenorizados de esos contratos, dada la confidencialidad de los mismos.

Esto nos lleva a las razones de carácter subjetivo que me impulsaron a la elección. El hecho de estar, por motivos profesión^

les, directamente vinculada durante varios años, a uno de los órga- nos decisorios de los pagos tecnológicos al exterior -la Dirección General de Transacciones Exteriores-, me permitía, de una parte, t£

-r.er. .acceso a esa información minuciosa, y, de otra, car al análisis

diario con las empresas y con otros órganos de la Administración. - Estas vivencias conducen, en ocasiones, a interpretaciones contra—

rías a las que los propios datos sugieren y dotan de una mayor r i — queza al análisis.

La preocupación por la transferencia de tecnología es un tema evidentemente moderno» uno de los conceptos íntimamente r e í a — cionados con ella -el de asistencia técnica- parece usarse por pri-

(23)

ez en

e n z ~:íV *r. "943; r.o obstante, como sucede en muchos casos,

*; fer.ó-T-?r.o *c -;v A.itiTUO, lo :ue ocurre es que carecía ce der.omina_

AS 1, -?n *os concactos entre babilonios y el Imperio egip—

-13, er.tr* la ^nti-rua Clima y sus dcnir.ios, y entre los países pre- colombinos, s# orcrucí.a.n transferencias de habilidades y ¿no'v-hcv. - 7 r.o de Lo3 ?rimeros Textos ene hacen referencia a ello es una i n s - cripción en 3usa .Mesopotania) donde el rey Darlo I (del 5*>2 al 435 a.J.C.) relaciona los numerosos artistas y especialistas extranje—

ros gracias a cuyas habilidades fue posible la construcción de su - oalacio.

Durante la Sdad Media las estrechas relaciones entre las universidades europeas dan lugar a transferencias y el importante - contercio de mamuacturas está, asimismo, produciendo un intercambio de conocimientos. SI imperio ruso, bajo el Zar Pedro SI Grande»

ofrece el primer ejemplo de pais que recaba la experiencia y conocá ciento de otros extranjeros; expertos de todos los países europeos fueron iiámados para asesorar en la construcción de barcos, organi- zación de las fuerzas armadas, educación, planificación de ciudades, etc. si Siglo XIX será testigo de un incremento generalizado del in

tercambio de conocimientos y por fin en el X la transferencia de — .ecnolocla se convertiría en un fenómeno de carácter inter e intra- naciona- J.e rrar. relisva, 3l :u2l, a pes^r ¿2 ello, zz la i;;.pr^si5::

de r.o >.aber r.schc r.ás que empezar' • .

Todo trabajo de investigación precisa de una adecuada com

^inación de modestia y de inmodestia; de esta última porque sin cier

) Véanse estos y otros comentarios de carácter histórico en DOMERGOS, Maurice- Tecnnical assistance, theory, practice and policies.- Prederix A. Praeger. Nueva York, T368, pp. i a 5"

(24)

ta dosis de la misma, como decía Ramón y Cajal "nadie acomete empre^

' 2 ) ~~

sa de importancia"' ; de la primera, porque as preciso ceder a la tentación, siempre baldía, de analizarlo todo, y circunscribirse a objetivos concretos, menos ambiciosos que los que satisfarían al — personal orgullo, pero probablemente más fructíferos.

SI concepto de dependencia tecnológica e s , a todas luces, muy amplio; para llegar a concluir, con u n mínimo de rigor, que S s - paña se encuentra en esa situación, sería preciso contemplar toda - u n a gama de intercambios de bienes, derechos y servicios que influ- yen en la capacidad técnica del país. Este es u n trabajo por hacer -y q u e , desde luego, no se aborda en esta obra. Mi objetivo es mucho

más modesto, se trata de analizar empíricamente u n a parcela de esos intercambios tecnológicos, aquellos que se producen como consecuen- cia de la existencia de u n contrato entre u n residente en España y un. residente en el extranjero, por el cual u n o de ambos presta u n -

servicio directamente relacionado con la tecnología y recibe u n a re numeración, por ello. Se trata pues, de estudiar la c o m p r a v e n t a de tecnología que normalmente se incluye en la balanza tecnológica de u n país, y que suele agrupar los movimientos derivados de la venta o cesión de licencias y de asistencia técnica.

Ahora bien, no tendría sentido plantear en el vacío ese - análisis empírico; e n economía, como en cualquier ciencia social, -

""ATIOS sucesos 6XT2 licsTi s o tres v suele ssr dif icil interpretar r-Q^^-cjc-

determinando. SI tema que nos va a ocupar en las páginas que siguen está íntimamente ligado con otro, sin cuya contemplación las conclu siones quedarían faltas de u n importante sustento, nos referimos a la

(2 ) RAMÓN Y CAJAL, Santiago. Recuerdos de mi v i d a . Historia de mi labor científica.- Alianza Universidad. Madrid, 1981, -o* 29

(25)

"5-:

**,VA¡,.«, -1^,,*.r, ., ^ e s i r r o l l o . Ambos concentos, tecnología adquirida - vk*r\ -i* liz r r o r . r e n s del o*ts y tecnología oropia, fruto de la in

'/«s? ; ; * : ; . * * :r.:er".i, firman ios oartes le un todo ~ue c a t e g o r i z a al -,,'•• ;*~ -..„»--.*„ ,, J^.",,,-! j r Tran -edida. su nivel de d e s a r r o l l o .

¿5 ocr •»!;;, -;ue dídicarenos un Caoítulo a comentar la s i t u a c i ó n en

.•• * "^AI^*"1!")!1^ e n r r u e¡

?or otra parte, 31 el intercambio de tecnología que vacos 3 estudiar es el que se efectúa entre España y el resto del mundo, lo que ocurre fuera de nuestras fronteras va a influir en dicho in- tercambio. Las pautas de comportamiento de los compradores y los — vendedores, pertenezcan estos a países desarrollados o no, son dig- nas de estudio, en la medida en que condicionan nuestras propias ac ruaciones. Ss preciso pues contextualizar la compra-venta de tecnol£

gía en el marco de las corrientes mundiales de transferencia, y ésto, quesería interesante para cualquier oa±s, lo es más, si cabe, tratan

dose del nuestro, habida cuenta del curioso papel que nos ha tocado jugar en ese concierto internacional. En efecto, al consultar la am plia bibliografía existente sobre el tema y los numerosos estudios sobre las corrientes tecnológicas mundiales, se observa que Hispana aoarece citada solo en raras ocasiones, no se nos incluye ni entre los cadentes, ni entre los receptores de tecnología, ni entre los - países industrializados, ni entre aquellos en vías de desarrollo. -

til? =e íere. 2 ~.i ;\;icio. 3. la peculiar situación en cue r.os encor:

tiros, entre los más desarrollados^y el orimer oferente entre los -

pa.1.323 e 'A vi ¿3 ds ¿sssrrc 11c * Ss decir o ara es t ar s í truados a-n •*••**& _.

los países del centro adquirimos demasiada tecnología en el exterior, par» estar entre los de la periferia, vendemos demasiado. Ssta oecu

liar situación se manifiesta por ejemplo en nuestra participación - en los organismos internacionales, así, sobre miembros de la CCDS y nuestra legislación sobre importación de tecnología se cita como mo délo en las pretensiones del "grupo de los 77'! en la UííCTAD. Por to das estas razones he considerado necesario, dedicar, igualmente,

(26)

sendos Capítulos ai contexto mundial en que nos desenvolvemos.

El trazajo queda, pues, estructurado en la forma siguien te. Una Primera Parte, compuesta por tres Capítulos que constituyen el marco conceptual y teórico en el que se inscribe el análisis ?os_

terior, y una Segunda, formada por los Capítulos 4 y 5 en los que - se describen la Investigación y Desarrollo y las corrientes de trans_

ferencia de tecnología a nivel mundial. La Tercera Parte, eje c e n — tral de la obra, agrupa los Capítulos 6 al 13, ambos inclusive, y - está dedicada a la situación española, el Capítulo 6 a la investica_

ción en nuestro país y los restantes al análisis empírico de la — transferencia de tecnología. Por último, la Parte Cuarta recoce las Conclusiones del trabajo.

Me he referido más arriba al carácter confidencial de la mayarla de los datos, lo cual Ha motivado que gran parte de los qu*

se ofrecen en la Parte Tercera, se presenten de forma necesariamen- te agragada, sin poder incluir información individualizada que per- mita la identificación de la empresa- Sólo se da esta circunstancia cuando se manejan datos que eran públicos con carácter previo a la realización de esta Tesis. Así por ejemplo, se incluye como Anexo - final una. relación de las principales empresas acquirentes de tecno logia extranjera, con la información acerca de los contratos firma- dos, que hanvenido apareciendo en la revista Economía Industrial. Las últimas -ácir.as del trabajo recogen la bibliografía utilizada con -

^ < ^Z o /i

aa.

Me resta, para terminar esta nota introductoria, una t a — rea siempre grata, la de recordar y agradecer públicamente el esfuer zo de todas las personas que me han brindado su ayuda y colaboración en la realización de esta obra. Debo mencionar en primer lugar a 3a- món Tamaities, Director de la Tesis, quien desde el principio me alentó y orientó y con quien es'psro seguir teniendo la satisfacción de traba

(27)

-ir er, \x "r.iversidai, dur-mce .-ruchos años, y al Profesor Fuentes - 'Mi.ifci/í* ":uien torro Director de la Fundación "Fondo para la Inves-

^.i'i^i-t". ¿toíiómizi ".* 3ocial de la Confederación Sspañola ce Cajas - .!•.; Ahorros", ronf ló en mí una vez más, y r.e proporcionó la ayuda f¿

nar.ci'jri -;ue me ha D^rmitido llevar el trabajo a buen fin. Sn según lo LMTar "uiero «»y presar mi reconocimiento a los compañeros de la - 2ir«?r*tio*; ^-?r.er*l íe Transacciones Exteriores, ruy especialmente a luíJ; "/si ero .Arto 1,1, eran oersena, con capacidad de anteponer su com prensión y sentido de la amistad a cualquier otra consideración, así como a los compañeros del Departamento de estructura Económica de - la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid, Todos ellos han estado siempre dispuestos a pr£

porcionarme el consejo oportuno o a escuchar el tantas veces aburrí^

do lamento del que acomete un trabajo de investigación. No quiero — olvidar tampoco a mis colaboradores más directos, Carlos Jauregui y Jesús Felipe, sin cuya valiosa ayuda de búsqueda bibliográfica» cari facción de fichas y elaboración de cálculos estadísticos, hubiera - tardado un tiempo mucho más dilatado en ponerle fin, asi como a José Luis Heranz y ?$rr\&ndo Silvera, analistas de sistemas, a cuyo cargo corrió el tratamiento informático de los datos. Julia Blázquez ha he_

che Tiucho más crua poner a máquina el manuscrito, ha comprobado docu mentos, buscado bibliografía, verificado innumerables datos, y pues to. sn definitiva, su interés y su afable carácter a disposición de trui.sn estas líneas escribe. A ella y a M3 HXicenia Alvares quien, con

ITC -M>C? 5 si;* sr^o er_ ~" tí"- as 3C5.sior.es . te laboró t sjr.biér. sr. e s "3" *- = — reas, mi más sincero agradecimiento. Para terminar, quiero dedicar mis últimas palabras de reconocimiento y cariño a Leandro Cañibano.

querido compañero de hace ya bastantes aüos, sin. cuyo constante aliento, comprensión y ayuda material y moral no hubiera realizado ni este ni otros trabajos precedentes.

(28)

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO Y TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA MARCO TEÓRICO

(29)

C A P I T U L O

LA INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

(30)

CAPITULO 1. LA INVESTIGACIÓN Y DESAMOLLO

1. Delimitación de conceptos

Entendemos que nuestro punto de partida debe ser el que da titulo a. este epígrafe. A lo largo del trabajo vamos a manejar - una serie de términos con un significado no siempre coincidente en los distintos tratadistas, por ello, nos parece imprescindible deli s&tar desde el principio cada uno de los conceptos que van a ser es tudiados posteriormente,

1.1. Invención e innovación

de los principales objetivos del hombre na sido y si- gue siendo el aumento del conocimiento científico para mejor contro lar su entorno y lograr una mejor calidad de vida, tanto física como espiritual o moral* Los caminos conducentes a este fin han sido d i — versos, así como la explicación que se ha dado de los mismos en dis- tintos momentos del tiempo. Tanto la aparición de teorías explicati- vas de los mecanismos que rigen la naturaleza o el cuerpo social, co mo el descubrimiento de aparatos o sistemas que liberan al hombre de la dureza de su trabajo, se han sucedido a lo largo de la historia, pero sólo en épocas muy recientes se han analizado y conceptualizado los procesos que permiten tales logros.

Uno de los primeros y, sin duda, más importantes análisis de estos procesos es el realizado por Schumpeter. Es ya clásica la - distinción que ef ecniaj en distintos momentos de su obraA entre inven- ción, innovación y difusión, marcando una separación clara y, como - veremos, bastante criticada posteriormente, entre las tres fases en

(31)

•rué se produce el :2.7.01c técnico, la pnmerk de e l l a s , la invención, la identifica ccr. ¿r.a i l e a , la segunda ccr. la introducción comercial

¿el procero :o;ra-ic cor. esa i l e a , la tercera es el procese a través iel caá: se jer.eriiiza la aplicación la la innovación*x

Schumpeter es:á interesado básicamente en explicar la segun- ia -i- las rases, la innovación, ya z;¿e -ar. s i ,agruparáento ce innova- ciones, casaría su :ecría sobre el cicle económico, la invención es oara 41 un fenómeno aislado, solo significativo ?ar al impacto cue - logra a través de los subsiguientes proceses de innovación y difusión;(2) d i r í a textualmente "Las invenciones carecen de importancia económica en tanto que no sean puestas en práctica'í'3)

La innovación, eje de su a n á l i s i s , la define como "un cam- bio en la función de producción que no puede descomponerse en errados infinitesimales"' , como "un cambio . . . que es de primer orden y no tel segundo o todavía más alto orden de magnitud"''?. Se t r a t a pues de una mejora significativa en la relación entre inputs y outputs del proceso productivo ^ue permite bien la fabricación de nuevos cienes, bien la utilización de nuevos procesos para producir bienes p r e e x i s -

O) Ver comentarios sobre la clasificación schumpeteriana er*: MARTIN GCMZAL2Z, Carmen; KCDIUGUSZ 2CMSIÍC, Luis. Cambio técráco y d&xtQtí dencia tecnológica. 31 Caso ¿e Sspaña.- fundación del x:n. Serie Z, na 11. Madrid, i.9?9. ?p ^3 7 1?.

(2) scSE:í3ETRGf Natlian, Tecnología / economía.- Gustavo G i l í . 3arcelo na. 1 .?"9. ?p-, "9 7 3C "*

(3) SCHUH?3Tsaf Joseph A. Teoría del desenvolvimiento económico, Fondo de Cultura Económica. Méjico, 1.967. p. 93

(4) SCHUHPSTSR, Joseph A. The analysis o£ Sconomic Change.- 2n: Rea dings in Susinsss Cycle Theor/.- The 31a:<inson Co. Filadeifia - [5} SCHZMPSTS2, Joseph A. Business Cycles.- Me Grav-Hill, 1.939 D . °

(32)

rentes, o"ambas cosas simultáneamente. SI segundo tipo de innovación tiene como consecuencia la reducción del coste unitario de la produc ción, sustituyendo la antigua función de oferta por otra nueva; para Scfaumpeter es superfluo que ello se logre utilizando o no un nuevo in vento ya que "por una parte, en ningún momento el almacén de conoci- mientos científicos ha rendido todo lo que podía en el campo del per * feccionamiento industrial, y por otrav no es el conocimiento lo que importa, sino el solucionar con éxito la tarea sui-géneris de poner en práctica un método no probado" .

La distinción entre la innovación y la difusión es asimisn»

muy clara, caracterizándose la segunda por actos de imitación, sin - ningún componente innovador, pero que permiten la divulgación y exten

(7) "

sión del nuevo producto o proceso .

Rosenberg va a c r i t i c a r de un lado la rígida separación en t r e invención e innovación yy sobre todo, la ausencia de análisis de los factores que afectan a l intervalo entre ambos procesos, y de otro, la separación igualmente e s t r i c t a entre innovación y difusión- Basándose en un trabajo de John Bnos sobre la industria del refinado del petró .

( 8 ) ™"

leo ' mantiene que es preciso prestar atención a los aspectos econó micos de la actividad inventiva y que una invención se traduce en in novación cuando esta ultima deviene en económicamente rentable. Los ejemplos a lo largo de la historia son numerosos, en ocasiones el re (6) SCHüMPETBR, Joseph A. La inestabilidad del Capitalismo.- En: En sayos. Oxkos-Tau. Barcelona, 1966, p. 57 ..." "':~ ~ (7) On modelo teórico que explica la interdependencia entre* -egresas innovadoras e imitadoras puede verse en MASAVAL, Fernando. Los procesos de innovación y la introducción de nuevos productos en mercados oligopollsticos.- £n: Investigaciones Económicas. Sep-Dic 82- pp. 59 a 72. Analiza el comportamiento óptimo del inventor en relación con el precio del nuevo producto y el momento de su in troducoLón en el mercado, y el comportamiento óptimo de los imitado*

res respecto al momento de su entrada en el mercado y de su apro-""

piacLÓn de la innovación. Su principal conclusión es que la amena- za de rivales imitadores induce unos menores recursos dedicados a actividades de innovación y un menor dinamismo en la introducción de nuevos productos.

(8) BNOS, John, invention and Innovation in the Petroleum Sefining Industry.- Sn: The Rate and Direction of Inventive Activity.

ceton University Press, 1962, pp. 229 a 231

(33)

traso de la issovacian es debido a la falta de disponibilidad de ma- teriales cor, el jrado de pureza necesario para poner en práctica la innovación, -ccio es el caso del ?olietiler.o, en otros es preciso, por el contrario, -a ausencia de -ana aateria prima natural oara que su — susticutivo sea rentable* como, ?or ejemplo ocurrió con la goma s i n - t é t i c a . Toda la investigación se había completado antes del e s t a l l i - do de la i« Guerra Mundial, pero sin embargo sólo se ?one en p r á c t i - ca en el momento en que se deja de reaer acceso al caucho . La v i -(9) gencivdel argumento es evidente en nuestros días, así, el desarrollo de energías alternativas empieza a realizarse a p a r t i r del momento en que su explotación comienza a ser rentable. En esta misma linea de ••*

conceder más importancia a los aspectos económicos de la innovación, considera que el análisis schumpeteriano ha sido erróneo en otro a s - pecto .fundamental; las innovaciones na suelen suponer, como pensaba Schuapeter un rechazo total de prácticas anteriores, sino más bien un rechazo selectivo. Sólo paulatinamente se van introduciendo los nuevos productos o las nuevas formas de hacer y durante largo tiempo coexi¿

ten con los antiguos

Critica igualmente la e s t r i c t a separación scfaampeteriana - entre innovación y difusión. Mientras que para este último existe una gran diferencia entre el nivel de creatividad que requiere la i n t r o - ducción de una idea y la mera imitación que ejercitan sus adoptantes, Sosenberg considera que toda innovación precisa de un entorno, de unas actividades complementarias que la hagan viable, que forman parte del proceso de difusión y sin las cuales, ésta no tendría lugar^1 1'.

(9) R0SSN3ERG, Natnan. Tecnología y economía. . . . Op.cit. p. 86 (10) Sosenberg está manteniendo aquí, con carácter particular las

ideas de tufan a nivel general con respecto al arrumbamiento de teorías y su sustitución por otras más sólidas o más explicativas.

ttfHN, T.H. La estructura de las revoluciones científicas. Pon do de Cultura Económica. Méjico, 197*. ""

La distinción entre los conceptos de invención e innovación pue de verse también en FREEMAN, C. The Economic o£ i n d u s t r i a l "

imsovation.- Penguin, Manchester, 1974. p . 22. (Existe versión española; La teoría exonómica de la innovación industrial. Alian za Universidad. Madrid, 1975 "

(11) ROSENBERG; tfathan. Tecnología 7 economía. . . . Op.cit. p. 88

(34)

Usher profundiza en la noción le invención y advierte de los peligros de identificar los inventos con un acto o idea genial. Oefi^

ne el proceso de invención como una secuencia de actos de intuición que conduce a una síntesis acumulativa, de elementos originalmente in dependientes. Distingue t r e s tipos de inventos: 1) primarios, son — aquellos que no se llevan hasta una etapa de uso comercial; 2) secun darios, los que llegan a convertirse en uso práctico, y 3) t e r c i a r i o s , que son los avances en un instrumento dado, aquellos que aumentan la eficacia del invento secundario, su conveniencia o su seguridad, pero sin ampliar su campo de uso. Los inventos secundarios serían las i n - novaciones en terminología schumpeteriana y su introducción está cía ramente ligada a su rentabilidad económicav J(12). Ssta distinción y so bre todo el proceso por el que se llega a la invención, que más ade-

lante veremos, es alabada por Ruttan por considerar que supera las -- dificultades de carácter legal-institucional que plantea la definí—

cxÓn de la invención utilizada normalmente por los registros de pa—

t e n t e s( i 3 ).

Blaug se centra en el concepto de innovación y distingue en t r e ellos dos clases, a la manera schumpeteriana. i) Innovaciones de procesos; 2) Innovaciones de producto. Pone de manifiesto la d i f i a U tad que en ocasiones se presenta, de adscribir una innovación a uno u otro tipo; no siempre es posible distinguir nlas formas novedosas de producir bienes viejos de las formas viejas de producir noveda—

des" , -aaciaa cuenta,sobre teco de que un mismo invento, por ejem(14)

(12) USKER, A.?. Cambio técnico y formación de c a p i t a l . - Sn: Soseri- berg, N. Economía del cambio tecnológico. Fondo de Cultura Eco- nómica. Méjico, 1.979* pp. 45 a 55

(13) RüTTAN, V. Usher y Schumpeter en la invención, la innovación y.

el cambio tecnológico. Sn: Sosenberg, N. Economía del cambio — tecnológico. Fondo de Cultura Sconómica. Méjico, 1.979 p. 69 (14) BLAUG, M* Reserta de la teoría de las innovaciones de procesos.

En: Xosenberg, N.Economía del cambio tecnológico. Fondo de Cul- tura Sconómica. Méjico 1.379 pP«78y 79

Palfy denomina a las primeras innovaciones verticales y a las -

«•/ . • •

(35)

38

pío un tipo de máquina, puede representar una innovación de producto para las industrias de bienes de capital y una innovación de proceso para las industrias de bienes de consumo. En cualquier caso, hace — hincapié en que la innovación debe representar una adición al conocí alentó técr^co; cualquier cambio en los modos de producción de una -

«moresa no tiene porqué suponer una innovación de proceso, es preci- so para ello que se adopten métodos no ensayados, no probados hasta

«1 momento.

1.2. A Xa innovación por la investigación

De lo dicho hasta aquí debemos mantener in mente dos cues- tiones básicas, la noción de invención como idea o conjunto de ideas que permiten la elaboración de nuevos productos o la realización de nuevos procesos y la noción de innovación como puesta en práctica de la invención, ambas estrechamente ligadas por motivos económicos. — Ahora bien, ¿cuál es el camino que conduce a esos resultados?, es de cir, ¿cómo se logra una invención y la puesta en práctica de la mis-

"ma?. La definición que da el Diccionario de la Real Academia de la - Lengua al vocablo "inventar" nos proporciona una primera pauta para contestar ambas preguntas: Hallar o descubrir a fuerza de ingenio y meditación o por mero acaso, una cosa nueva o no conocida. La prime- ra parte de la definición, "el hallar o descubrir a fuerza de i n g e - nio y meditación" *io_.gs otra cosa cue realizar un esfuerzo investiga dor. Ss a través de la investigación como hoy día se obtienen los — principales logros científicos; el "mero acaso" queda reducido a la anécdota o referido al subproducto de una actividad investigadora,—

orientada hacia la solución de un problema no relacionado. Ss frecuen te que una línea de investigación» con el punto de mira en unos obje- tivos concretos, proporcione, por azar, resultados no previstos en un

• • / . , segundas innovaciones horizontales- PALFY, M.A. SI cambio tec nológico y la competitividad empresarial,- En: Economía Indus t r i a l . ns 192 Dic-79 p. 32 "

(36)

área colindante; los ejemplos son abundantes, a s í , en la medicina por ejemplo, alguno de los grandes descubrimientos, como las vacunas, fue ron consecuencia de un proceso de esta naturaleza. Pero no son sólo la idea genial o el "mero acaso" lo que llevan normalmente al descu- brimiento," lo más frecuente es que ambos se inserten en un proceso de investigación organizada y sistemática^

üsher, en uno de sus trabajos1 , se plantea la explicación del surgimiento de los inventos e identifica tres enfoques: 1. el —

. 0 7 ) trascendentalista, 2, el mecanicista y 3* la síntesis acumulativa Según el primer enfoque, la invención surge como consecuencia de la inspiración de un genio ocasional. Es rechazado por antihistórico, - üsher rechaza también la teoría mecanicista, según la cual el proce- so de invención se desarrolla bajo la presión de la necesidad y don- de el inventor es solamente un instrumento de procesos históricos- - Sostiene que t a l enfoque está- ignorando los actos de intuición. Por fin» e l ultimo enfo<£ue concibe los grandes inventos como resultado de

la síntesis acumulativa de inventos relativamente simples, cada uno de los cuales requiere un acto de intuición individual. Centrándose en el proceso de invención, segfin este tercer enfoque, identifica cuatro *•

pasos: 1. La percepción del problema, es decir, la constatación de una situación no satisfactoria;

2. La preparación o arreglo del escenario;

3. El acto primario de intuición, y 4. La revisión y desarrollo c r í t i c o .

Sostiene que "una vez ocurrido el acto principal de intuición, la - revisión y desarrollo crítico comprenden un entrelazamiento muy í n t i

(15) NELSON, R. La economía sencilla de la investigación científica básica. En: Rosenberg, N. Scononiia del cambio tecnológico. Fon- do de Cultura Económica. Méjico, 1.979 p. 139

(16) USHER, A.P. A History of Kechanical Inventions.- Harvard Uni- versity Press. 1,954 ~

( 17) Ver comentarios sobre este punto en MASTÍN GONZÁLEZ, Carmen; RO DRIGUEZ ROMERO, Luis. Cambio Técnico y . •• Op.cit. p. 22 y en ~ RUTTAN, V. Usher y Schumpeter en . . . Op.cit. pp, 70 y 71.

(37)

4 0

ao de actos menores de intuición y de actos de habilidad ejecutados a altos niveles por personas de adiestramiento especial"

Suttan, como antes decíanos, alaba este planteamiento, ya - que permite enfatizar los mecanismos que posibilitan el acelerar el ritrno o modificar la dirección de la innovación. Precisamente esto - se logra con dos de los pasos del proceso descrito, el arreglo del - escenario y la revisión crícica. Con el primero se puede crear el am biente adecuado para la investigación, puede arreglarse el escenario de t a l modo que pocos elementos queden abandonados al azar; con el - segundo, se pueden lograr importantes progresos al aplicar los recur sos económicos y administrativos necesarios para que la investiga—

ción que se lleva a cabo sea fructífera'(19)

2n definitiva, es básicamente a través del proceso de inves

—44*

tigación por el que se llegan a obtener avances en la ciencia y el — inventor suele ser, generalmente, un investigador * Sste proceso de investigación es lo que en nuestros días se conoce habitúalmente por "Investigación y Desarrollo", o más comunmente I +• D. De las mu- chas definiciones sobre el tema -prácticamente cada autor se siente en la obligación de acuñar su propia definición, aunque todos tienen considerables puntos en común- hemos seleccionado"dos. La primera, -

(18) USHSR, A.?, Cambio técnico y . . . Cp.cic. ?. 44. Una linea de pensamiento alternativa es la seguida por Sierra, quien d i s t i n -

gue dos causas de los cambios: i) Invención e innovación son re sultados dé" un proceso que tiene su propia vida. 2n consecuen- cia, el progreso tecnológico es un factor exógeno a la sociedad 2) Invención e innovación son motivadas por necesidades indivi- duales o sociales, o por una demanda efectiva, en definitiva, - son debidas a influencias externas. SI3R2A, F. de la .-Concepto funcional de la tecnología (ensayo sobre un análisis general de sus fundamentos) Sn;Economia Industrial na 188 Sep-79 p?. 53 y 54 ( 19) ITOTTAN, v, üsher y Schumpeter en la . . . Op. c i t . p, 74

(20) A t í t u l o anecdótico transcribimos la definición que da de la pa labra "investigador" la Enciclopedia Universal Ilustrada de Hi^

• •/ •• •

(38)

vestigación y el desarrollo experimental incluyen los trabajos crea- tivos llevados a cabo de forma sistemática con objeto de aumentar la suma de conocimientos. Comprende el conocinaento del hombre, de la - cultura y de la sociedad, así cerno la u t i l i z a c i ó n de esta suma de c£

nocimientas para nuevas aplicaciones. Como se observaJ más que una ze finiciÓn de la actividad se t r a t a de una descripción del contenido - de la actividad y ello es tanto más patente cuanto que describe per- menorizadamente las actividades que se consideran excluidas del con- cepto-

La segunda definición seleccionada es la que ofrece la Coirá sión de Normas Internacionales de Contabilidad (IASC). Define Inves- tigación como "todo estudio original y planificado, emprendido con - la finalidad de obtener nuevos conocimientos científicos o tecnológi eos" y Desarrollo como rtla puesta a punto de la investigación o de - cualquier otra tipo de conocimiento c i e n t í f i c o , en un plan o diseño para la producción de materiales, productos, métodos, procesos o s i ¿ temas nuevos o sustancialmente mejorados, antes del comienzo de su -

( 22)

explotación comercial' . A nuestro j u i c i o , en esta última definí—

ción se hallan bien sintetizados los elementos principales, que son, de una parte^la actividad organizada y sistemática orientada a un — fin concreto yt de otra^la traducción de los resultados obtenidos en

. . / . , . jos de j , Sspasa, 1.913 ?. 1330: "Funcionario que depende de una Delegación de Hacienda, y cuya misión consiste en descu—

b r i r la riqueza oculta y las industrias que no pagan la debi- da contribución- al e r a r i o " .

(21) 31 objetivo de esta Manual, surgido de unas reuniones en I t a - l i a en 1.963 y revisado posteriormente en 1.973, es proporci£

nar a los países miembros de la CCD3 un instrumento que d e f i - na de forma precisa los conceptos a i n c l u i r en el cálculo de

los gastos en I+D, para que los resultados sean homogéneos y -permitan la comparación entre países. CCDS, La mesure des a c -

t i v i t e s scientifiques et technicues. Kethode type proposée — pour les enqu^tes sur la Recherche et le Développement experi

• mental. "Kanual de Frascati". 1.980 ? a r i s , 1.981 * ~~

( 2 2 ) COMISIÓN D-S 2ÍCBKAS INTSBHACICHALES DS CONTABILIDAD ( l . A . S . C . )

(39)

nuevos o mejores procesos o productos(23)

1.3. Tipos de investigación: básica, aplicada y de desarrollo Existe una coincidencia prácticamente-total en la clasi£ica_

ción de las actividades de 1*0 en 1} Investigación básica, 2) Inves- tigación aplicada y 3) Investigación de desarrollo o desarrollo expe rimental. En la primera de e l l a s el conocimiento es un fin en sí mi_s mo; consiste en los trabajos experimentales o t e o r í a s llevadas a ca- bo, principalmente, para adquirir nuevos conocimientos sobre los fun damentos de los fenómenos y los hechos observables sin tener como-ob (24) "

jetivo una aplicación o una u t i l i z a c i ó n p a r t i c u l a r , es aquella - investigación por la que se determinan principios y conceptos funda- mentales que carecen de una aplicación directa^ • " . La investigación(25) aplicada consiste igualmente en trabajos o r i g i n a l e s llevados a cabo para obtener conocimientos nuevos» pero' d i r i g i d a a un fin determina- do. 3u objetivo es extraer las consecuencias p r á c t i c a s del conjunto

(26)

de conocimientos que ofrece la investigación básica. - E l desarro- llo experimental o investigación de desarrollo consiste en el t r a b a - jo sistemático, basado en conocimientos existentes obtenidos por la investigación o por la experiencia p r á c t i c a , destinado a la f a b r i c a - ción de nuevos materiales, productos o d i s p o s i t i v o s , establecer nue-

, / . . . Norma Internacional n* 9. Contabilidad de las actividades de - investigación y d e s a r r o l l o . - En: Normas y recomendaciones de - auditoría y contabilidad, Vol.IX Repertorio i n t e r n a c i o n a l . Re- copilado por GONZALO- ÁNGULO, José Antonio y TUA PEREDA, Jorge.

I n s t i t u t o de Censores Jurados de Cuentas de España". Madrid 1981 (23) Estos mismos elementos se encuentran en las definiciones dadas

por la mayoría de los t r a t a d i s t a s . Por ejemplo: KARTTN GONZÁLEZ, Carmen; RODRÍGUEZ ROMERO, Luis Cambio Técnico . . . Op.cit, pp

19 y 20. RODRÍGUEZ MORSNZA, F . ; MARTIN MOYANO, R. La o r g a n i - zación y la gestión de la investigación y el desarrollo c i e n t í f i c o . - £n: Economía I n d u s t r i a l na 188, Sep-79, p.124. MARTIN - MATEO, Ramón. La Administración de la c i e n c i a , - Comisión Ase- sora de Investigación Científica y Técnica. Maürid, i,981 p.13 PRIMO YUFERA, Eduardo* Investigación C i e n t í f i c a y Técnica. Defi n i d o n e s y Conceptos,- En: Economía I n d u s t r i a l , nfl 103 J u l - 7 2 . ~ pp, 57 a 66

TRIANA, E. La gestión de la innovación.- En: Comercio e Indus t r i a , na I16f Oct-Dic 81, p , 6 3 . SENDAGORTA, Manuel. No podemos conocer el mercado del futuro sin i n v e s t i g a c i ó n . - En:' I+E « In novación + Empresa. Junio 71, p- 15 •

Referencias

Documento similar

Products Management Services (PMS) - Implementation of International Organization for Standardization (ISO) standards for the identification of medicinal products (IDMP) in

Products Management Services (PMS) - Implementation of International Organization for Standardization (ISO) standards for the identification of medicinal products (IDMP) in

This section provides guidance with examples on encoding medicinal product packaging information, together with the relationship between Pack Size, Package Item (container)

Package Item (Container) Type : Vial (100000073563) Quantity Operator: equal to (100000000049) Package Item (Container) Quantity : 1 Material : Glass type I (200000003204)

Cedulario se inicia a mediados del siglo XVIL, por sus propias cédulas puede advertirse que no estaba totalmente conquistada la Nueva Gali- cia, ya que a fines del siglo xvn y en

El nuevo Decreto reforzaba el poder militar al asumir el Comandante General del Reino Tserclaes de Tilly todos los poderes –militar, político, económico y gubernativo–; ampliaba

De acuerdo con Harold Bloom en The Anxiety of Influence (1973), el Libro de buen amor reescribe (y modifica) el Pamphihis, pero el Pamphilus era también una reescritura y

Habiendo organizado un movimiento revolucionario en Valencia a principios de 1929 y persistido en las reuniones conspirativo-constitucionalistas desde entonces —cierto que a aquellas