• No se han encontrado resultados

Parashá Vayikrá Levítico 1:1-5:19 + Isaías 43:21-44:23 Texto a profundizar: Levítico 1:1-3

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2022

Share "Parashá Vayikrá Levítico 1:1-5:19 + Isaías 43:21-44:23 Texto a profundizar: Levítico 1:1-3"

Copied!
10
0
0

Texto completo

(1)

Parashá Vayikrá

Levítico 1:1-5:19 + Isaías 43:21-44:23 Texto a profundizar: Levítico 1:1-3

“Vayikrá/vaikrá”: “y Él llamó”

Los sabios lo llaman es este libro, como la

“Torá de los sacerdotes” o “la parashá de los niños”.

También esta palabra implica como una forma de expresión de amor.

YHWH comienza a mencionar lo que se va a hacer en el Tabernáculo recién terminado.

Es la primera porción de este libro que va dirigido en gran porcentaje a los sacerdotes, tengamos en cuenta que a través de Yashúa todos somos sacerdotes.

PESAJ: UN SERVICIO A DIOS

1 Llamó YHWH a Moisés, y habló con él desde el tabernáculo de reunión, diciendo:

2 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguno de entre vosotros ofrece ofrenda a YHWH, de ganado vacuno u ovejuno haréis vuestra ofrenda. 3Si su ofrenda fuere holocausto vacuno, macho sin defecto lo ofrecerá; de su voluntad lo ofrecerá a la puerta del tabernáculo de reunión delante de YHWH. (Levítico 1:1-3)

Dice la Torá al respecto,

1 Y llamó (el Eterno) a Moisés, y le habló el Eterno desde la tienda de asignación, diciendo:

Vayikrá el-Moshé vayedaber Adonay elav me'Ohel Mo'ed lemor.

2 Habla a los hijos de Israel y les dirás: Cuando alguno de vosotros ofreciere un

sacrificio(*) al Eterno de cuadrúpedo, del ganado mayor y del ganado menor ofreceréis vuestro sacrificio.

Daber el-beney Yisra'el ve'amarta alehem adam ki-yakriv mikem korbán l'Adonay min- habehemah min-habakar umin-hatsón takrivu et-korbanjem.

3 Si fuere su sacrificio del ganado mayor, macho sin defecto ofrecerá; a la entrada de la tienda de asignación lo presentará, para que sea aceptado en favor suyo ante el Eterno.

Im-olah korbanó min-habakar zajar tamim yakrivenu el-petaj Ohel Mo'ed yakriv oto lirtsono lifney Adonay.

(*) Las ofrendas mosaicas tenían por base la adoración al Eterno, agradecer sus bondades, pedir perdón por una falta cometida involuntariamente o por una falta

voluntaria, después de haberla reparado.

Las ofrendas de los israelitas estaban acompañadas por la intención de volver al buen camino, y generalmente de una plegaria.

Al arder el sacrificio, ello significaba en cierto modo una elevación hacia la espiritualidad.

Por este motivo, cuando las ofrendas de Israel perdieron dicho sentido, los profetas proclamaron de inmediato que no eran éstas lo que Dios deseaba, sino el conocimiento de Él.

"Porque la misericordia quiero y no la ofrenda, y conocimiento de Dios más que holocaustos" (Oseas 6:6)

(2)

Debemos trabajar en la purificación estudiando la Torá.

Lo dones que Dios nos da, debemos saber utilizarlos para bien, administrarlos convenientemente, sin ofender o humillar a nuestro prójimo.

Debemos ser humildes.

En la traducción a los idiomas fuera del hebreo, se pierde algo que no pasa inadvertido en la Torá en idioma hebreo. La letra chiquita en vayikrá, alef, dicen los sabios de la Torá que este detalle significa o simboliza la “humildad”, hacerse pequeño cuando Dios llama…

Moisés se humilló cuando Dios lo llamó, no corría detrás de los honores, de los aplausos, del mérito o del elogio de los hombres.

Recordemos que dice la Torá respecto a la humildad de Moisés,

Entonces dijo Moisés a YHWH: ¡Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua. (Éxodo 4:10)

Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra. (Números 12:3)

Moisés, se sentía indigno ante Dios, búscate otro mejor que yo… indigno para la misión que Dios le asignó.

Esto nos enseña que la grandeza de nuestro servicio no está en lo que nos toca hacer, sino en quien nos lo pide y en el honor a ella.

Esa es la actitud de la letra pequeña en la Torá. Es la entrega del alma, sin importarnos nuestros intereses.

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

(Romanos 12:1)

Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos. (Oseas 6:6)

Con estos textos podemos ver que el pueblo hebreo, al igual que puede sucedernos en el día de hoy, la mirada estaba puesta en la ofrenda y no en el corazón de quién ofrendaba, pero podemos ver que a Dios le gusta más el corazón con el cual ofrendamos a Él.

Korban: es una palabra hebrea muy importante, traducido como “regalo” u “ofrenda” o

“sacrificio”, el concepto o la idea de este término es “lo que nos acerca a Dios”; además su raíz de la palabra “acercar” o “aproximarse” a otro para escucharlo a Dios.

(3)

Son aquellos mandatos o preceptos que nos acercan al Padre, cuando ofrecemos un korban debe venir desde lo más profundo de nosotros, esa actitud, es considerado como que es para Dios, sin intereses por medio, sin esperar nada a cambio.

De allí la relación con la letra alef en varyikrá.

Cuando hacemos un sacrificio, sea de amor hacia los demás, un sacrificio de servicio a Dios o de entrega, estamos haciendo “korban” es decir estamos acercándonos más a Dios y a su presencia, en forma desinteresada, sin esperar nada a cambio, y hasta sintiendo que deshonramos ese pedido de Dios, por ser indignos.

La actitud en el servicio

El servicio, debe venir acompañado por sacrificio y humildad, debe estar el deseo de servir y agradar.

Veamos que dice Job, Y si no, óyeme tú a mí;

Calla, y te enseñaré sabiduría. (Job 33:33)

Cuando estudiamos la Torá debeos empequeñecernos como la letra alef, como Moisés lo hizo cuando Dios le llamó.

Respecto a esa actitud, que dice el nuevo testamento:

Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. (Santiago 4:6)

Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros,

revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.

(1 Pedro 5:5)

Nuestra actitud, debe ser con sacrificio y profundidad. No quedarnos en la superficialidad. Para ofrendar a Dios debemos sacar lo más íntimo de nosotros.

Debemos exaltarlo, honrarlo.

Cuando damos algo no debe ser de las sobras, de lo que no nos cueste, sino de lo que más valoramos.

Nuestro deseo de dar debe superior al de recibir (recordemos la parashá Termuamh).

No demos las migajas.

Ejemplo,

Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella. (Hebreos 11:4)

Caín, no presentó lo mejor de sus frutos ante el Padre, no se anuló asimismo para exaltar a YHWH.

Cuando hacemos lo mejor para Dios, nuestra mentalidad cambia, por ende cambia nuestra alma, nos acercamos al Espíritu y las mejores cosas vendrán a nuestra vida.

Cuando servimos a Dios debemos anularnos a nosotros mismos como hizo Moisés.

¿Por qué se les enseña a los niños judíos?

A los niños judíos, se les enseña primero este libro, un libro abstracto, difícil, conceptos duros, ¿por qué? porque deben

(4)

ser enseñados en los principios que nunca perderán en su vida, que marcarán su carácter.

Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará. (Proverbios 22:6)

Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor. (Efesios 6:4)

3 cosas conforman nuestro carácter: personalidad, temperamento y carácter

Temperamento, es lo que heredamos de nuestros padres, no los podemos quitar es nuestro paquete que traemos, para modificarlo deberíamos nacer de nuevo. Sí

podemos controlarlo.

Personalidad, viene de las costumbres, es lo que nosotros dejamos ver a los demás de nosotros, lo que nosotros queremos que los demás vean de nosotros, no dejamos ver lo que somos, depende de nosotros.

Por eso Dios dice, que escudriña nuestro corazón…

Yo YHWH, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. (Jeremías 17:10)

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos;

(Salmos 139:23)

Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. (Apocalipsis 2:23)

Carácter, son nuestros principios y valores. Éstos los podemos cambiar, alterar, corregir, todo, la Torá apunta a esto, a fijar o establecer los principios y valores. Dicen las estadísticas, que el 85% de las personas ante un hecho inesperado o desafiante, reaccionan con el temperamento y el 15% reaccionan con el carácter. Por ello hay tantos problemas, porque reaccionamos generalmente con el temperamento y no con nuestro carácter, no con los principios y valores.

Pesaj, el primer paso en la sanación

Justamente, Pesaj, anula nuestra fermentación (levadura), nos reduce a nosotros mismos, como a niños.

Recordemos lo que dijo Yashúa,

y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. (Mateo 18:3)

La ingenuidad de un niño, la confianza, la emunah… Los niños tienen emunah natural.

Dios no está esperando, debemos confiar de esa manera. Ser como niños, es volver en la actitud de emunah. Confianza plena en Dios.

Los niños siempre quieren algo nuevo, como un juguete, siempre pretenden moverse a lo nuevo, esa actitud los hace crecer, desarrollarse, esto los convierte en la adultez en personas exitosas.

Esto es lo que debemos incorporar, ese deseo, de dejar atrás lo viejo y tener ese “vacío”

para incorporar cosas nuevas. De esta forma nos achanchamos, porque acumulamos y perdemos esa actitud, por ello, debemos limpiarnos de la levadura, de resentimientos, rencores, resentimientos, sed de venganza, baja autoestima, etc.

(5)

Limpiar nuestras mentes, cuerpo y casas, de levadura, para generar “vacíos” para llenarnos de cosas buenas, de bendiciones, enviadas por Dios.

Recordemos que todo espacio vacío, está lleno de levadura, lo que estudiamos cuando tiraron los hermanos a José en la cisterna. José sobrevive porque su cisterna se llenó de aguas vivas, sobre las cuales “flotó” y no se lastimó ni ahogó. Aguas vivas que sus hermanos no pudieron ver.

Debemos vestirnos de hombres nuevos.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. (2 Corintios 5:17)

Nuestras vacías, de qué están llenas?

De resentimientos, baja autoestima…

Debemos llenarlas de agua viva, del Espíritu Santo, para ser llenos de nuevas cosas bendecidas por Dios.

No debemos perder el niño que llevamos dentro.

Pesaj, es un tiempo de recuperación. De sacar lo que no es útil, lo que sobra, lo que estorba.

Comencemos a sacar las cosas inútiles de nuestra alma.

Sacar toda la levadura, es una terapia contra las limitaciones y la carencia.

No seamos acumuladores, confiemos en el Padre proveedor.

Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán.

Basta a cada día su propio mal. (Mateo 6:34)

Debemos despojarnos de lo que no santifica al Señor, vaciemos nuestras cisternas, que lo mejor está por venir!

Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo. (Efesios 5:14)

Debemos salir de nuestra zona de confort, para ser nuevamente como niños en la actitud pero adultos a la manera de comportarnos.

Debemos reducirnos, como el apef, en la oración…

Como Moisés ante el Padre…

La zona de confort nos limita, no podemos iniciar una mejor vida, no podemos crecer espiritualmente. Salir de una mentalidad de pobreza.

Jametz, es cambiar nuestra actitud errada.

PARA PONERNOS EN CONTEXTO GENERAL Hay cinco tipos principales de sacrificios u

ofrendas (korbanot) en el antiguo testamento.

 El holocausto (Levítico 1; 6:8-13; 8:18- 21; 16:24),

 la ofrenda de cereal (Levítico 2; 6:14-23),

 la ofrenda de paz (Levítico 3; 7:11-34),

 la ofrenda por el pecado (Levítico 4; 5:1- 13; 6:24-30; 8:14-17; 16:3-22),

(6)

 y la ofrenda expiatoria (Levítico 5:14-19; 6:1-7; 7:1-6).

Cada uno de estos sacrificios requería ciertos elementos, un animal o un fruto del campo y tenía un propósito específico.

La mayoría eran divididos en dos o tres porciones: una parte para Dios, la porción de los levitas o sacerdotes, y si había una tercera porción, ésta la conservaba la persona que ofrecía el sacrificio.

Ofrenda del holocausto, olá, elevación, ascender, relacionado íntimamente con la tefilah, el cual era totalmente quemado en el altar para demostrar nuestro sometimiento total a Dios. En realidad este fue un tipo de Cristo que presagia el sacrificio de Jesús al entregarse totalmente al Padre en nuestro lugar en la cruz.

Hay otros lugares en la Biblia que también complementan esta verdad.

Gálatas 2:20 nos instruye que hemos sido crucificados con Cristo y ahora no vivimos nosotros, sino Cristo en nosotros.

Marcos 8:34 completa la idea instruyéndonos que tenemos que negarnos, tomar nuestra cruz, y seguir a Jesús. Esto es posible porque cuando venimos a Él somos nuevos

criaturas (2 Corintios 5:17) y ya no vivimos para nuestros deseos sino para los deseos de nuestro Señor. Somos esclavos de Él (Romanos 6:16).

Pablo tipificó esta vida y lo resumió con la frase “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia (Filipenses 1:21).

La realidad es que Dios no pide una sola parte de nuestra vida, sino que siendo el dueño de todo, Él merece nuestra vida completa (Salmos 115:16).

Ofrenda de los cereales, minjá, agradecimiento, única ofrenda en vigencia, dado en gratitud a Dios por los frutos de nuestro trabajo y reconociendo que todo viene de Él.

Una porción fue quemada y el resto fue regalado. Aquí estamos devolviéndole a Dios lo que Él nos ha dado.

Nuestra capacidad de producir viene de Él (Eclesiastés 5:19), como nuestras ganancias son de Él y para Él, debemos compartirlas con los demás.

En tiempos postreros, será el único korbanot que no terminará, que seguirá eternamente en vigencia.

Ofrenda de paz, shelamim, era ofrecida en gratitud a Dios. Una porción era regalada a los representantes de Aarón y el resto era comido por los que la ofrecían y su familia.

Los sacerdotes intercedían por el pueblo delante de Dios, pero hoy Cristo es quien trae la paz de Dios a nosotros y requiere no solo una porción, sino todo de nosotros.

Ofrenda por la culpa, asham, este fue ofrecido por los pecados cometidos en

ignorancia, pero la falta de conocimiento de la ley no nos exonera de las consecuencias (Lucas 12:47-4). Estuvimos muertos en nuestros pecados y delitos hasta que Jesús nos liberó (Colosenses 2:13).

La falta de conocimiento sigue siendo pecado porque el pecado mismo nos ciega (2 Corintios 4:4).

Incluso después de entregarnos a Cristo, hay muchas áreas de nuestras vidas que tienen que ser transformadas, pero como tenemos corazones engañosos (Jeremías 17:9) estos son puntos ciegos para nosotros.

Hay que buscarlos y humildemente admitir que, sin la ayuda del Espíritu Santo, es imposible identificar y confesar nuestros pecados.

Ofrenda por el pecado conocido, jatat, era una ofrenda expiatoria. Si la ofrenda era para una persona del pueblo, era quemada en el altar por el sacerdote (Levítico 4:27-31), pero si la ofrenda era por los pecados de la comunidad entera, o por un pecado cometido

(7)

por el sacerdote, después de quemar la ofrenda, el sacerdote sacaba los restos del novillo fuera del campamento y lo quemaba también (Levítico 4:13-21 y 4:3-12).

Qué imagen tan fuerte de cómo Jesús fue llevado fuera de la ciudad a Gólgota y sacrificado, pagando la deuda final de nuestro pecado.

22 Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión. (Hebreos 9:22)

11 Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación,

12 y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.

13 Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la

becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, 14 ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? (Hebreos 9:11-12)

Los sacrificios que nos enseña esta parashá es sombra del sacrificio perfecto que Yashúa hizo años más tarde.

19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala

conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. (Hebreos 10:19-22)

Esta Parashá nos indica del acercamiento, con Yashúa tenemos libertad para acercarnos a YHWH, porque solo a través de el mismo Mesías es que tenemos esa gracias, que a pesar de no merecernos nada, por Su sacrificio podemos acercarnos a Su presencia. La decisión está en cada uno de nosotros.

La humildad Jesucristo es la imagen a seguir, estando el sentado a la diestra de Dios se humilló, para que todos fuéramos salvos por medio de Él. Está escrito "Como oveja fue llevado al matadero" más por su humillación en la tierra Dios lo exaltó, y ya no viene como oveja si no como León.

Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. (Apocalipsis 5:5) Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. Con todo eso, YHWH quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos. Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta

(8)

la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores. (Isaías 53:7-12)

Siendo hijo de Dios, ni aún abrió su boca para maldecir, ni siquiera procuro palabras con todos ellos, cuando Jescristo venia ante los sumos sacerdotes, ante los gobernantes de Roma aun el no se defendía, como oveja se humillo. Siendo Hijo de Dios enseñó a servir, amar, y obedecer al Padre y sus mandamientos y dio su vida por nosotros hombres, que solo somos un aliento ante Dios, pero era necesario que el venga para enseñarnos y a mostrar el camino de la verdad, la justicia, y del amor, pero enseñó con obras vivas, obras que sus discípulos aclaran muy bien en los evangelios y en sus cartas.

Para que podamos entrar en esta hermosa promesa por medio de su Espíritu y el sacrificio de Jesucristo

Y serán para mí especial tesoro, ha dicho YHWH de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. (Malaquías 3:17)

diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. (Lucas 22:42)

Obedeció en todo Jesucristo a su Padre, incluso hasta la muerte. El conocía que tenía que pasar esto, y que era necesario pasar por tal aflicción

Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. (Marcos 10:45)

El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. (Mateo 23:11-12)

La palabra de Dios, son leyes espirituales, fórmulas para obtener ese resultado. Por ejemplo en las leyes físicas sabemos que en toda acción hay una reacción. En las espirituales también es así: Si das, recibí. Si siembras, cosechas. Si pides sin dudar, recibirás. Si te humillas, Dios mismo te exaltará.

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muer‐ te de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. (Filipenses 2:5-11) Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Porqué come vuestro

Maestro con los publicanos y pecadores? Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa:

Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento. (Mateo 9:11-13)

Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. (1 Samuel 15:22) Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; como hijos

(9)

obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. (1 Pedro 1:13-16)

Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre. (1 Pedro 1:22-23)

12 Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; 13 y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. 14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

(Hebreos 12:12-14)

Yo soy el camino la verdad y la vida, nadie viene al Padre si no es por mí. (Juan 14:6)

11 Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; 12 pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, 13 de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; 14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. (Hebreos 10:11-14)

Podemos dar ofrendas y sacrificios de cualquier tipo, tiempo, adoración, dinero, etc. de esta manera podemos ver como Yashúa se hace accesible a todos nosotros.

La ofrenda es algo espiritual, no material

No se trata de ofrendar simplemente para cubrir los gastos de la iglesia. Nuestro uso del dinero expresa las prioridades de nuestro corazón. Usamos el dinero en aquello que nos interesa, aquello que amamos, o creemos que es importante. ¿En qué inviertes tu

dinero? ¿Libros, pasatiempos, deporte, dulces, ropa? ¿Qué prioridad tienen las cosas del Señor en tu vida? ¿Qué importancia le das a la iglesia local y a la extensión del Reino?

El presupuesto mensual es un reflejo de lo que está en nuestro corazón.

1Levantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas en el arca de las ofrendas. 2 Vio también a una viuda muy pobre, que echaba allí dos blancas. 3 Y dijo:

En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos.4 Porque todos aquéllos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; mas ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía. (Lucas 21:1-4)

Concluyendo,

Con esta porción vemos que YHWH mira el corazón de la persona, no mira nuestra ofrenda, no mira nuestras obras, Él mira nuestros corazones y la consecuencia de cómo es nuestro corazón va a ser nuestras ofrendas y obras.

2Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero YHWH pesa los corazones. (Proverbios 21:2)

8Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. (Mateo 5:8)

12 Por eso pues, ahora, dice YHWH, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. 13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a YHWH vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo. (Joel 2:12-13)

(10)

1Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; 2 por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. 3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación

produce paciencia; 4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; 5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. 6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. 11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación. (Romanos 5:1-11)

1Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los

misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los

montes, y no tengo amor, nada soy.3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve. (1 Corintios 13:1-3)

Para finalizar podemos quedarnos que el mejor holocausto y mejor sacrificio es Yashúa, entonces sabemos que esa ofrenda a YHWH le gusta porque Él mismo la dio para que la pudiéramos usar. Ahora tendríamos que preocuparnos por nuestro corazón que es el que va a usar de esa ofrenda. La pregunta es: si hoy presentas tu ofrenda de Yashúa ¿Sera aceptada de acuerdo a tu corazón?

"Edificación Mutua Comunidad de Fe Cosquín"

Referencias

Documento similar

If you are covered by a reciprocal agreement for health and social security (citizens of Denmark, Finland, France, Luxembourg, Norway, Portugal and Sweden), you may be eligible

DECORA SOLO LAS IMÁGENES QUE NECESITES PARA LLEGAR AL NÚMERO CORRESPONDIENTE... CEIP Sansueña/CEIP Juan XXIII Infantil

Las personas solicitantes deberán incluir en la solicitud a un investigador tutor, que deberá formar parte de un grupo de investigación. Se entiende por investigador tutor la

Imparte docencia en el Grado en Historia del Arte (Universidad de Málaga) en las asignaturas: Poéticas del arte español de los siglos XX y XXI, Picasso y el arte español del

Que en la reumon de la Comisión de Gestión Interna, Delegada del Consejo Social, celebrada el día 17 de marzo de 2011 , con quórum bastante para deliberar y

De esta manera, ocupar, resistir y subvertir puede oponerse al afrojuvenicidio, que impregna, sobre todo, los barrios más vulnerables, co-construir afrojuvenicidio, la apuesta

Lo más característico es la aparición de feldespatos alcalinos y alcalino térreos de tamaño centimétrico y cristales alotriomorfos de cuarzo, a menudo en agregados policristalinos,

Tribunal de evaluación La CAPD, oído el/la director/a de la tesis (y/o de ser el caso, el/la tutor/a) propondrá una relación de 10 miembros del tribunal que evaluará la tesis.