Prevención y control de la bacteria Legionella

71 

Texto completo

(1)

Prevención y control de la bacteria Legionella

Red ACS

Agua caliente sanitaria

(2)

INDICE

Capítulos

pág.

1. Datos generales sobre la instalación ………. 4

2. Información sobre la bacteria Legionella ……… 7

2.1 Lugar de residencia 2.2 Por qué soy peligrosa 2.3 Qué me ayuda a crecer y reproducirme 2.4 Instalaciones de riesgo 3. Descripción de las instalaciones objeto de control ……….. 22

3.1. Relación de instalaciones 3.2. Plano de la instalación 3.3. Puntos de Control Crítico 3.4. Cronograma 4. Programa de tratamiento del agua ……….. 29

5. Tomas de muestra e informes de analíticas ………. 34

6. Procedimientos de operación………. 38 7. Acciones correctoras………. 58 8. Productos químicos ……….. 64 9. Legislación……… 67 10. Registros de operación………. 70 11. Evaluación de riesgos………..

(3)

Capítulo 1

Datos generales sobre la

instalación

(4)

DATOS GENERALES SOBRE LA INSTALACIÓN

El “Hotel Las Gaviotas” es un hotel de tres estrellas situado en el casco histórico de la ciudad de Toledo, en la C/Ávila, 35. No dispone de zona de Spa ni de piscina.

Insertar foto de la fachada. Insertar plano de localización.

Consta de 80 habitaciones, de las cuales 30 son dobles y el resto individuales. En las habitaciones dobles hay bañera, lavabo doble y bidé, en total 4 grifos y una ducha (alcachofa); en las habitaciones sencillas hay ducha, lavabo sencillo y bidé, en total 2 grifos y una ducha (alcachofa).

En las zonas comunes hay 4 servicios, con 2 grifos en cada uno. En la zona de restaurante hay 5 grifos y 2 alcachofa.

En la zona de personal hay 4 grifos y 4 alcachofas.

La propietaria del hotel es la señora María Luisa Fonseca Fonseca, con número de DNI 67899543 J. Con domicilio en C/ Alvarado, 78. 45005 Toledo. Tel.: 925 45 45 32 - móvil 698 78 21 29.

(5)

Los servicios de prevención y control de la bacteria Legionella no se han contratado a una empresa de servicios, ya que la propia instalación dispone de personal técnico contratado con suficiente experiencia y debidamente cualificado. Por esta razón los formatos de registro correspondiente a la limpieza y desinfección no incluyen los datos de la empresa de servicios contratada.

Datos del personal técnico

Nombre y apellidos Cargo DNI Lugar y fecha obtención

carnet de Legionella Tel. contacto

Jefe de mantenimiento Operario técnico Operario técnico

(6)

Capítulo 2

Información sobre la

bacteria Legionella

(7)

INFORMACIÓN SOBRE LA BACTERIA LEGIONELLA

1. Lugar de residencia

El hábitat de la bacteria legionella es el medio natural: vive en acuíferos, lagos, ríos, embalses, presas, aguas termales, charcas, fangos, tierra húmeda….hasta la fecha no se han encontrado ni en tierra seca ni en agua salada.

Una vez penetra en las canalizaciones de abastecimiento de

agua de las ciudades, si se dan las condiciones adecuadas para su desarrollo y proliferación, la bacteria

Legionella puede presentar un gran problema de salud pública.

La bacteria legionella se puede encontrar flotando en el agua y también adherida a alguna superficie, es el caso de estancamientos de agua donde se encuentran cantidad de nutrientes para su desarrollo, como son lodos, materia orgánica, materias en corrosión y amebas, formando lo que se denomina, biocapa. Por esta razón es tan importante que las instalaciones de agua consideradas de riesgo, estén mantenidas limpias y desinfectadas de manera continua. El hecho de observar el agua limpia y transparente no garantiza la ausencia de la bacteria.

(8)

2. Por qué soy peligrosa

La bacteria Legionella causa una enfermedad denominada legionelosis. La infección en los humanos puede producirse mediante la inhalación de gotas de agua muy pequeñas, que contienen la bacteria y que se denominan aerosoles y mediante microaspiración de agua contaminada con legionella. Una vez penetran en nuestro aparato respiratorio y dependiendo de la sensibilidad de la persona, pueden llegar a desarrollar la enfermedad.

Factores de mayor riesgo para padecer la enfermedad son: Pacientes sometidos a tratamiento inmunodepresor

Pacientes sometidos a trasplante (riñón, corazón, hígado y pulmón)

Pacientes con diabetes, neoplasias, insuficiencia renal terminal, sometidos a quimioterapia

Se introduce en el organismo por el sistema respiratorio, al respirar gotas de agua en forma de aerosol que contienen la bacteria

(9)

Tener más de 65 años Ser fumador

Padecer una enfermedad pulmonar obstructiva crónica Insuficiencia cardíaca

Alcoholismo Ser varón

La legionelosis NO se transmite al beber agua, ingerir alimentos, de

persona a persona, ni de animales a personas

.

La enfermedad se presenta de dos formas distintas:

La Fiebre de Pontiac Neumonía por Legionella

Síntomas frecuentes:

Dolores articulares y musculares, con afectación del estado general ,fiebre, tos, dolor torácico, diarrea, confusión

Período de incubación: 1 a 3 días, pero habitualmente oscila entre 24 -48 horas

Grado de incidencia: 95 %

Puede varias desde una neumonía atípica a una forma clásica

Es frecuente que afecte a otros órganos, como riñón, hígado, tracto gastrointestinal, sistema nervioso

Síntomas frecuentes:

Fiebre elevada, tos, dolor muscular, escalofríos, cefalea, dolor torácico, esputos, diarrea, confusión o alteración del estado de la conciencia

Período de incubación: 2 a 15 días, pero habitualmente oscila entre 5-6 días

Grado de incidencia: 1-5 %

(10)

puede proliferar hasta llegar a concentraciones que ya resultan infecciosas para el cuerpo humano, si además existe un mecanismo productor de aerosoles, la bacteria puede dispersarse en el aire, mantenerse suspendidas en el mismo y penetrar en nuestro sistema respiratorio.

3. Qué me ayudar a crecer y reproducirme

Temperatura.

Según los siguientes rangos de temperatura:

TEMPERATURA ESTADO LEGIONELLA

T < 20 ºC La Legionella puede sobrevivir, pero está aletargada

20 < T < 50 ºC Rango de crecimiento de la Legionella

35 < T < 46ºC Rango de crecimiento óptimo de la bacteria.

T > 50 º C La Legionella puede sobrevivir pero no multiplicarse

55 ºC La Legionella muere en 5 ó horas

60 ºC La Legionella muere en 32 minutos

66 ºC La Legionella muere en dos minutos

70 < T < 80 ºC Rango de desinfección

El intervalo de temperaturas que no supone un riesgo para la proliferación de la bacteria es por debajo de 20ºC y por encima de 50ºC.

Las tuberías de agua fría deben estar suficientemente alejadas de las de agua caliente o, en su defecto, aisladas térmicamente para poder mantener la temperatura del agua en el circuito de agua fría lo más baja posible, procurando, donde las condiciones climatológicas lo permitan, una temperatura inferior a 20ºC.

(11)

instalaciones de riesgo frente a la bacteria Legionella y la probabilidad de proliferación.

(12)

La existencia de zonas muertas, con baja velocidad de circulación del agua, hace posible la deposición de biocapa y suciedad, además la falta de movimiento de agua hace muy difícil la presencia de biocida/desinfectante en estas zonas, por lo que constituyen un reservorio para la bacteria.

Por tanto, es necesario evitar este tipo de zonas en la instalación, como ramales muertos, tuberías con trazados poco lineales, etc.

Calidad del agua

La presencia de determinadas sustancias en el agua favorece el desarrollo de la bacteria:

Presencia de nutrientes: aguas con alto contenido en hierro, ya que este es un alimento para la bacteria Legionella. También la presencia de partículas de origen vegetal o animal que sirve de nutrientes a la bacteria.  Sólidos en suspensión: La presencia de partículas en suspensión en el

agua de aporte favorece los procesos de corrosión por aireación diferencial, por lo cual se debe evitar su entrada al circuito mediante un sistema de filtración. Ver “Guía Técnica para la Prevención y Control de la legionelosis en instalaciones”. Capítulo 2. Agua fría de consumo humano. Apartado 4.1.2.

También facilitan la formación de biocapa. La presencia de turbidez favorece la presencia de partículas muchas de ellas de origen vegetal y animal que aportan materia orgánica y por lo tanto potenciales nutrientes a las bacterias.

Estas partículas unidas a productos de corrosión e incrustaciones, pueden llegar a crean fangos que tienden a depositarse en los puntos de disminución de la velocidad de circulación del agua.

Conductividad: La conductividad viene definida por la alta concentración de determinados iones o sales disueltas en el agua (sólidos disueltos). Algunos de estos iones favorecen los procesos de corrosión, otros

(13)

adelante, ayudan al desarrollo de la bacteria Legionella.

Tipo de superficie en contacto con el agua

Existen ciertos materiales de construcción que favorecen la proliferación de la bacteria Legionella, como por ejemplo la celulosa, la madera.

Se deben utilizar materiales en contacto con el agua de consumo humano, capaces de resistir una desinfección mediante elevadas concentraciones de cloro o de otros desinfectantes o por elevación de temperatura, evitando aquellos que favorezcan el crecimiento microbiano y la formación de biocapa en el interior de las tuberías. Ver “Guía Técnica para la Prevención y Control de la legionelosis en instalaciones”. Capítulo 2. Agua fría de consumo humano. Apartado 4.1.1. Otros materiales o sustancias que favorecen la presencia de Legionella se forman en el interior de las instalaciones, como son los depósitos cálcicos o incrustaciones calcáreas y los materiales procedentes de la corrosión de las

instalaciones (presencia de óxidos de hierro).

Presencia de depósitos cálcicos o incrustaciones calcáreas: Los depósitos calcáreos son un terreno fértil ideal para las bacterias puesto que estos depósitos tienen una superficie irregular y áspera y la presencia de pequeñas cavidades es el escondite perfecto para anidar las bacterias y resguardarse de los agentes desinfectantes, disminuyendo la acción de los mismos.

Otro efecto que presenta es que al crear una superficie interna en las tuberías, disminuye la eficacia en la transferencia de calor (en el caso de la red de agua caliente sanitaria), elevando el consumo de energía y reduciendo la eficacia en el sistema de desinfección por choque térmico.

Estos depósitos están constituidos, generalmente por carbonatos de calcio y magnesio y por hidróxidos de magnesio. En algunas ocasiones pueden incluir también junto a los primeros, óxidos e hidróxidos de hierro. Este es el equilibrio químico de formación de los carbonatos. Todo aquello que favorezca que este

(14)

equilibrio químico se desplace hacia la derecha, está favoreciendo la deposición de carbonatos.

El grado de incrustación o grado de deposición de los carbonatos depende de

la composición química del agua y de condiciones de funcionamiento y mantenimiento de la instalación:

la capacidad incrustante de un agua depende principalmente de la

concentración de iones calcio y magnesio disueltos en agua, lo que se conoce como la dureza del agua.

A mayor dureza del agua, mayor grado de incrustación

la presencia de ión bicarbonato (

HCO

3 - )

A mayor concentración de bicarbonato, mayor grado de

incrustación

la temperatura del agua. Favorece la eliminación de CO2 (gas) y por tanto

tira del equilibrio hacia la derecha.

A mayor temperatura del agua, mayor grado de incrustación

el pH influyen en el equilibrio químico (cuadro anterior), desplazándolo

hacia la derecha. Ya que a mayor pH, menor concentración de iones H+, favoreciendo la formación de CO2

2-A mayor valor de pH, mayor grado de incrustación

cuando disminuye la presión, por lo que normalmente podemos

observarlo en los filtros de los grifos, aunque pueden formarse y

Ca (HCO

3

)

2

CaCO

3

+ H

2

O + CO

2

Bicarbonato sódico

Carbonato sódico

(15)

caliente.

Para proteger una instalación de la presencia de incrustaciones, a parte de las limpiezas regulares de la instalación se debe conocer la composición del agua a la entrada de la misma, si hiciese falta habría que disminuir la concentración de las sales, mediantes filtros u otros tratamientos. Otra opción es la adición al circuito de productos anti incrustantes.

Presencia de hierro: Legionella presenta una gran avidez por el hierro, ya que este elemento químico favorece su crecimiento, por lo que es importante que las concentraciones de hierro en el agua sean las mínimas, menor que 2 p.p.m. (mg/L) . La forma química en que se presenta es en forma de óxidos de hierro. Por otro lado, dentro de la capa de biofilm,

que está constituida por bacterias, protozoos, algas, etc., que se adhieren a las paredes de las tuberías y depósitos, se incluyen bacterias ferro reductoras, las cuales también se alimentan de hierro.

Dado que estas bacterias contribuyen al desarrollo y proliferación de la bacteria Legionella, es un motivo más para evitar superar las concentraciones mínimas de hierro.

(16)

Depósitos biológicos (biofilm o biocapa)

El biofilm o biocapa es una película sujeta a un sustrato, que puede ser la tubería, las paredes de un depósito, zonas de purga…etc. Esta biocapa está constituida por un conjunto de microbios (amebas, protozoos, algas…) embebidos en una matriz de sustancias como polisacáridos, proteínas, componentes lipófilos, ácidos nucleicos, ..etc, todos ellos producidos por la muerte o rotura de otros microbios. Por tanto algunos biofilm pueden causar enfermedades.

Algas, amebas y protozoos ayudan a Legionella a multiplicarse y a viajar protegida frente a los biocidas a través del agua. Estos organismos también se encuentran en el agua, proceden del medio natural, de especies vegetales en estado de putrefacción, etc….

Proceso de multiplicación y dispersión de Legionella utilizando estos microorganismos:

En una misma porción de agua entran en el sistema de distribución de agua sanitaria tanto la Legionella como las amebas y los protozoos. Al entrar pueden quedar absorbidas en el biofilm o quedar flotando en el agua.

Las bacterias que crecen en el interior del biofilm son más resistentes a los biocidas. Si Legionella se queda absorbida en el biofilm pueden ocurrir las siguientes posibilidades

a) Puede formar agregados coloniales b) Ser ingerida por amebas y protozoos

(17)

Una vez que ha sido ingerida por las amebas o por los protozoos pueden ocurrir tres cosas:

b.1) Legionella puede ser digerida y por lo tanto se muere.

b.2) Puede multiplicarse en el interior hasta provocar la muerte de la ameba o del protozoo que la hospedó como consecuencia de la rotura de la membrana celular o quedar formando parte del protozoo. Es una etapa de crecimiento rápido y con el objetivo de amplificar el número. Esto ocurre cuando la proporción de bacterias Legionella es muy inferior a la de microbios, de tal forma que solo una bacteria Legionella es el huésped del protozoo. Esta etapa tendría lugar en el seno del biofilm principalmente y se repetiría varias veces hasta alcanzar un número suficientemente elevado. La legionella no se reproduce en el biofilm.

b.3) Puede formar vesículas en el interior del protozoo o de la ameba. Esto suele ocurrir cuando la proporción de bacterias Legionella es muy superior a la de microbios, así varias bacterias Legionella pueden ser huéspedes al mismo tiempo dentro de un microbio. Se producen varias vacuolas de

1 2 3

Interacción de una bacteria legionella con una ameba

Proliferación de la bacteria en una vacuola de crecimiento. Puede quedarse en esta forma o

llegar hasta el paso 3

(18)

crecimiento en el interior de la ameba que pueden ser expulsadas por la misma sin necesidad de lisar o romperse su membrana celular y morir. El número de vacuolas depende del número de bacterias Legionella que interaccionen con la ameba.

Los científicos creen que son estas vesículas, cuando se quedan suspendidas en el aire, las responsables de la transmisión de la legionelosis.

Las vesículas resisten la acción de biocidas, congelación, descongelación, ultrasonidos Cada vesícula puede contener 20-1000 bacterias

Cada vesícula es una Ufc (unidad formadora de colonia)

Cuando se ha llegado a esta etapa o “fase de dispersión”, la cual se cree coincide con la aparición del brote de Legionella, debe evitarse añadir desinfectantes que favorezcan el enquistamiento ya que se produciría una

1 2 3

Interacción de diferentes bacterias legionella con una ameba

Proliferación de las bacterias en varias vacuolas de crecimiento

Expulsión al exterior sin que se produzca la lisis Las amebas se enquistan frente a medios hostiles (como la presencia de

biocidas), liberando vesículas masivamente

(19)

liberación masiva de vesículas, haciendo que el problema sea aún mayor. Lo aconsejable es primero vaciar el sistema de todo el agua y posteriormente realizar la limpieza según se establece en la legislación.

Legionella puede ser liberada del biofilm y pasar a formar parte del agua, de esta manera podrá desplazarse y parte de ellas podrán colonizar nuevas zonas en las que haya biofilm aguas abajo. Para ello tiene estas posibilidades:

Ser relanzada con material del biofilm desprendido

Viajar en el interior de los protozoos y amebas a los que no ha asesinado Viajar en el interior de las vesículas

Medidas preventivas para evitar, eliminar o minimizar la presencia de biofilm:

Diseño de aparatos o sistemas de fácil limpieza y desinfección (esquinas

curvas, espacios accesibles)

Realizar un mantenimiento adecuado de las instalaciones (evitar

incrustaciones y superficies corroídas..)

Realizar limpiezas frecuentes

Utilizar sustancias anti-filmantes en continuo Evitar zonas de estancamiento

4. Instalaciones de riesgo

Los sistemas de distribución de agua sanitaria y las torres de refrigeración y condensadores evaporativos (equipos de enfriamiento por dispersión de agua en un flujo de aire), son los sistemas que más frecuentemente se contaminan con legionella, siendo considerados por tanto como importantes fuentes de infección.

(20)

La razón es que este tipo de instalaciones, una vez colonizadas por la bacteria, poseen elementos que amplifican y favorecen su crecimiento y proliferación, debido a la acumulación de nutrientes y sedimentos y al alto grado de formación de aerosoles que se emiten al medio.

Ámbito de aplicación

según RD 865/2003, artículo 2, apartados 2.1 y 2.2: instalaciones de riesgo Instalaciones con mayor probabilidad de

proliferación y dispersión de legionella

Instalaciones con menor probabilidad de proliferación y dispersión de legionella

1) Torres de refrigeración y condensadores evaporativos

2) Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno

3) Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o mediante la inyección de aire

4) Centrales humidificadoras industriales

1) Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno

2) Equipos de enfriamiento evaporativo que pulvericen agua, no incluidos en el apartado 2.1

3) Humectadores

4) Fuentes ornamentales

5) Sistemas de riego por aspersión en el medio urbano

6) Sistemas de agua contra incendios

7) Elementos de refrigeración por aerosolización al aire libre

8) Otros aparatos que acumulen agua y puedan producir aerosoles

Instalaciones de riesgo en terapia respiratoria

 Equipos de terapia respiratoria Otros

 Respiradores

 Nebulizadores

(21)

Capítulo 3

Descripción de las instalaciones

objeto de control

(22)

DESCRIPCIÓN DE LAS INSTALACIONES

OBJETO DE CONTROL

3.1 Relación de instalaciones objeto de control

El conjunto de equipos susceptibles de control respecto a la proliferación de la bacteria Legionella que comprende esta instalación de Agua Caliente Sanitaria son las siguientes:

Equipos

Acumulador 1 V= 1500 L Conectados en serie, siendo el

acumulador 2 el que se encuentra más cercano a los puntos terminales de red

Acumulador 2 V= 1000 L

Sistema de calentamiento por energía solar

Es el principal sistema de calentamiento de la red ACS

Caldera de biomasa alimentada por pellets

Tª agua retorno del acumulador 2 = …ºC Tª agua salida de la caldera

=….ºC

Sistema de refuerzo para elevar la temperatura a la de consigna si el aporte calorífico de los colectores no es suficiente.

(23)

3.2 Plano de la instalación

Vaciado—purga – toma de muestra Vaciado—purga– toma de muestra

Grifos red ACS

Caldera biomasa Tª =57ºC Tª ≥ 50ºC Tª consigna = 65ºC Tª =52ºC Retorno Tª ≥50ºC Válvula mezcladora V= 1000 L V= 1500 L Tª = 80ºC Tª = 60 ºC Circuito fluido caloportador

(24)

3.3 Descripción de las instalaciones y Puntos

de Control Crítico

Acumuladores 1 y 2. La presencia de acumuladores dentro de la instalación de

agua caliente sanitaria supone un punto crítico de control, ya que almacena un cierto volumen de agua, que en función de la temperatura de almacenamiento podrían crear un entorno adecuado para el desarrollo de la bacteria Legionella. Por esta razón es necesario que la temperatura en estos equipos no descienda de 60ºC, sobre todo en el más cercano a los puntos terminales de red.

Red ACS (tuberías) y puntos terminales de red (grifos y duchas). En los puntos

terminales de red es necesario controlar la temperatura, que no descienda de 50ºC, de esta manera garantizamos desinfección tanto en los tramos de tuberías como en el propio terminal. También se debe tener en cuenta la posible deposición de sedimentos calcáreos o la aparición de zonas afectadas por corrosión, ya que ambos fenómenos proporcionan condiciones favorables para el desarrollo de la bacteria.

Circuito de retorno. Es la red de tuberías que transporta el agua de vuelta desde

los puntos terminales de red hasta el acumulador, de esta manera el usuario siempre va a disponer de agua caliente, aún cuando los puntos terminales no demanden consumo durante largos periodos de tiempo.

La presencia del circuito de retorno origina un almacenamiento de agua en el que si no se dan las condiciones necesarias de limpieza y desinfección, podría ocasionar la proliferación de la bacteria. Por tanto, este tramo de tuberías debe estar dimensionado para que la temperatura del agua de vuelta desde los puntos de consumo no descienda de 50ºC.

Válvula mezcladora. La función de esta válvula es proporcionar agua caliente a

una temperatura de uso, entre 30- 40ºC mediante el mezclado ajustado automáticamente del agua fría y del agua caliente. Estos equipos son considerados un punto de control crítico porque acumulan una pequeña

(25)

cantidad de agua que podría supone un riesgo por el valor de su temperatura. Como el volumen acumulado es pequeño, no suponen un riesgo alto, de todas formas es necesario controlar exhaustivamente la frecuencia de uso o apertura de grifos para evitar el estancamiento durante periodos de tiempo elevados.

(26)

3.4 Cronograma

Equipos red ACS E F M A My J Jl A S O N D ACUMULADOR 1 y 2 Revisión general y L+ D D’ D’ D’- Revisión trimestral D’ D’ L+ D D’ D’ D’- Revisión trimestral D’ D’ Jefe mantenimiento Operario mantenimiento Jefe mantenimiento Operario mantenimiento Jefe mantenimiento Operario mantenimiento Jefe mantenimiento Operario mantenimiento Jefe mantenimiento Operario mantenimiento Jefe mantenimiento Operario mantenimiento Operario mantenimiento Jefe mantenimiento Operario mantenimiento Jefe mantenimi ento Operario mantenimi ento Jefe mantenimien to Operario mantenimien to Jefe mantenimien to Operario mantenimien to Jefe mantenimiento Operario mantenimiento

Revisión DIARIA del valor de Tª. Operario de mantenimiento

Revisión SEMANAL de apertura de purga de acumulador. Operario de mantenimiento

Red ASCH

Revisión general –

D D’ y Purgas D’ y Purgas D’ y Purgas D’ y Purgas D’ y Purgas D D’ y Purgas D’ y Purgas D’ y Purgas D’ y Purgas D’ y Purgas Operario de mantenimiento

(27)

 Revisión diaria. Operario de mantenimiento.

Filtros y otros equipos de tratamiento del agua: Revisión mensual. Operario de mantenimiento.

Revisión general de toda la instalación L+D: Limpieza y desinfección química. D’: Desinfección térmica Rev. mensual: de un nº representativo de PTR de tal modo que al finalizar el año se hayan revisado en su totalidad

Muestras de agua

(ver más en capítulo 5)

→ Purga acum 1 Semestral. → Purga acum 2 Semestral

→ PTR Trimestral: marzo, julio, septiembre y diciembre

Equipos red ACS E F M A M J JL A S O N D PTR (421 unid) (grifos y duchas) Revisión general y L+ D

Rev. mensual Rev. mensual

Rev. mensual

Rev.

mensual Rev. mensual Rev. mensual Rev. mensual

Rev.

mensual Rev. mensual

Rev.

mensual Rev. mensual Revisión SEMANAL. Apertura de grifos que no están en uso. Operario mantenimiento

(28)

Capítulo 4

Programa de tratamiento

del agua

(29)

PROGRAMA DE TRATAMIENTO DEL AGUA

Tipo de instalación: con acumulador, circuito

de retorno y con duchas o elementos que

produzcan aerosoles.

Para mantener las condiciones de desinfección en continuo en la red de agua caliente sanitaria y realizar un mantenimiento preventivo eficaz, las acciones a llevar a cabo dependen del volumen del acumulador:

Procedimiento para acumulador mayor de 750 Litros (según RD 865/2003)

1. La accesibilidad obligatoria es de boca de hombre (> 400 mm).

2. La temperatura de operación debe mantenerse en continuo en los

acumuladores por encima de 60ºC y en los puntos terminales de red igual o mayor que 50ºC, alcanzando esta Tª en al menos 1 minuto.

3. Como mínimo una vez al año, los elementos desmontables (grifos y duchas) se han de limpiar a fondo, con el fin de eliminar incrustaciones y adherencias (mediante cepillo, etc), para ello:

Se sumergirán en una solución que contenga 20 ppm (mg/L) de cloro

residual libre, durante 30 minutos. Se limpiarán y cepillarán para eliminar los posibles residuos calcáreos adheridos. En caso de que el cloro dañe

(30)

desinfectante, apto para agua de consumo humano. Los elementos difíciles de desmontar se han de cubrir con un paño limpio impregnado en la misma solución de 20 ppm de cloro, durante 30 minutos.

Posteriormente se aclararán con agua limpia fría.

4. La limpieza de los acumuladores se realizará con periodicidad anual. 5. La desinfección periódica se realizará mínimo anual. Se recomienda

desinfección térmica mensual (elevar la Tª hasta 70ºC).

6. La purga de los acumuladores se realizará con periodicidad mínimo

semanal. Se debe disponer de desagüe de purga, específica, en el punto

más bajo del acumulador.

7. Se realizará desinfección anual, ya sea térmica o química, de la red completa, incluyendo acumulador, red ACS de impulsión, red de retorno y puntos terminales de red.

8. Se debe realizar una analítica mínimo anual en la que se determine la bacteria Legionella.

Para instalaciones especialmente sensibles (hospitales, residencias de ancianos, balnearios) la periodicidad mínima recomendada es trimestral.

Para establecimientos lúdicos, turísticos y deportivos la

periodicidad mínima recomendada es semestral.

En el caso que resulte positiva, es decir, que se detecte presencia de Legionella en la muestra de agua, se debe realizar un tratamiento de desinfección, químico o preferiblemente térmico, de toda la instalación de agua caliente sanitaria.

Presencia de Legionella inferior a 1.000 Ufc/L. Tratamiento de

(31)

Presencia de Legionella igual o superior a 1.000 Ufc/L.

Tratamiento de brote (ver capítulo 6).

Una vez transcurridos 15 días después del tratamiento, se ha de recoger una nueva muestra y repetir la analítica, con el fin de comprobar la no existencia de la bacteria y por tanto, la efectividad del tratamiento.

En las instalaciones de Hotel Las Gaviotas, la red de agua caliente sanitaria incluye dos acumuladores, uno de 1.500 L de capacidad y un segundo de 1.000 L. Se encuentran conectados entre sí en serie. El acumulador más cercano a los puntos de consumo es el nº2 y por tanto, es el que mayor temperatura de mantenimiento alcanza, como mínimo 60ºC. El circuito de retorno tiene su entrada al primer acumulador, en la zona inferior, siendo la temperatura en su circuito no inferior a 50ºC.

El acumulador nº 1 tiene 1.500 L de capacidad de capacidad. Se puede acceder para su limpieza a través de la boca de hombre que es superior a 400 mm. La temperatura de mantenimiento en el mismo es superior a 60ºC en los momentos de más baja ocupación del hotel, siendo utilizado para llegar a esas temperaturas un equipo de placas solares térmicas, que aporta una temperatura máxima en el acumulador de 60 ºC. La limpieza química del acumulador se lleva a cabo semestralmente. Se llevan a cabo purgas semanales del acumulador para eliminar las posibles deposiciones calcáreas depositadas en el mismo y otra suciedad. La purga dispone de desagüe específico en la parte más baja del acumulador.

El acumulador nº 2 tiene 1.000 L de capacidad de capacidad.Se puede acceder para su limpieza a través de la boca de hombre que es superior a 400 mm. La temperatura de mantenimiento en el mismo es de 65ºC, siendo utilizado como apoyo al primer acumulador para elevar la temperatura en caso de necesidad. Este acumulador utiliza como sistema de calentamiento una caldera de biomasa alimentada con pellets, pudiendo llegar por encima de los 70ºC, por lo que

(32)

lleva a cabo la desinfección química. Se realizan purgas semanales del acumulador para eliminar las posibles deposiciones calcáreas depositadas en el mismo y otra suciedad. La purga dispone de desagüe específico en la parte más baja del acumulador.

La temperatura de mantenimiento en los puntos terminales de red es igual o superior a 50ºC.

Una vez al año se limpian y desinfectan todos los puntos terminales de red, según procedimiento indicado en el RD 865/2003 (anexo 3).

Los procedimientos de limpieza y desinfección a los que se hace referencia en este apartado se encuentran desarrollados en el capítulo 6 de este manual. Los detalles técnicos de los equipos generadores de calor, es decir, las placas solares térmicas y la caldera de biomasa se encuentran disponibles en el departamento técnico del hotel. Para más información consultar con la persona responsable de mantenimiento.

(33)

Capítulo 5

Toma de muestras e

informes de analíticas

(34)

TOMA DE MUESTRAS E INFORMES DE

ANALÍTICAS

1.

Muestras

Parámetros físico-químicos

Punto de muestreo Periodicidad Parámetros a medir

Purga acumulador 1

Diaria Temperatura (ºC) Purga acumulador 2

PTR

Grifos o duchas de los más alejados del

acumulador 2. “Centinelas”. (10 unidades)

Las muestras son recogidas por el técnico de mantenimiento siguiendo el procedimiento descrito en el formato de registro: Registro de toma de muestras de agua: R2TMA y en este registro son anotadas diariamente.

Para medir la temperatura se utiliza un termómetro marca:………., modelo:………….., el cual no es auto-calibrable, por lo tanto, con periodicidad anual se realiza su calibración por la persona responsable en el Departamento de

(35)

Calidad del Hotel Las Gaviotas. Ver Procedimiento de Calidad y registro de calibraciones.

Parámetros microbiológicos

Punto de muestreo Periodicidad Parámetro a determinar

Purga acumulador 1 Semestral

Legionella como parámetro único

Purga acumulador 2 Semestral PTR

En un grifo o ducha de los más alejados del acumulador 2

Trimestral. No se hace coincidir con las recogidas

en los acumuladores

Por estar considerado el “Hotel Las Gaviotas” un establecimiento turístico, la periodicidad mínima en la muestra de agua tiene carácter semestral.

La recogida de muestras en los acumuladores 1 y 2 se llevan a cabo una vez han transcurrido 15 días desde la limpieza y desinfección de los mismos.

Respecto a los puntos de muestreo de los puntos terminales de red, ya sean grifos o duchas, se eligen teniendo en cuenta: PTR más lejano al segundo acumulador, PTR más cercano al acumulador, PTR más lejano al acumulador, PTR más cercano al punto de retorno, otros…

(36)

2.

Informes de analíticas

La recogida de las muestras y las determinaciones de tipo microbiológico son llevadas a cabo por un laboratorio contratado: Laboratorio Díaz Torres. Está situado en la C/Alcatraz, 9. 45005 Toledo. Tel.: 925 55 32 45. Email:

tecnicodelaboratorio@laboratoriodiaztorres.com

La responsable del laboratorio es la Sra. Luisa Díaz Torres

Este laboratorio está certificado en la norma UNE-EN ISO 9001:2008, en cuyo alcance está incluida la recogida de muestras de agua y determinación de la bacteria Legionella. Se adjunta copia de este certificado.

Los técnicos del laboratorio que realizan los muestreos disponen del curso de formación que los acredita para llevar a cabo estas operaciones.

Nombre y apellidos técnicos laboratorio Fecha y lugar formación

Se adjuntan los certificados de formación en materia de mantenimiento de instalaciones de riesgo para prevenir la Legionella.

En los informes de analítica emitidos se especifica el protocolo llevado a cabo por el laboratorio para realizar la determinación de Legionella Sp: Norma ISO 11731 Parte 1. Calidad del agua. Detección y enumeración de Legionella sp. y el valor de referencia es la AUSENCIA de Legionella.

Los protocolos de muestreo se corresponden con los utilizados por el laboratorio contratado de los que poseemos una copia. Se adjunta.

(37)

Capítulo 6

Procedimientos de

operación

(38)

PROCEDIMIENTOS DE LIMPIEZA Y

DESINFECCIÓN Y DE REVISIÓN DE

INSTALACIONES DE LA RED DE AGUA

CALIENTE SANITARIA

(según RD 865/2003 Anexo 3 y Guía del Ministerio de

Sanidad)

Las operaciones de mantenimiento engloban tanto las correspondientes a la limpieza y desinfección de equipos, redes de distribución y otros elementos, como las operaciones de revisión. En general se revisará el estado de conservación y limpieza con el objetivo de detectar sedimentos, lodos, incrustaciones, productos de la corrosión y cualquier otra circunstancia que pueda alterar el buen funcionamiento de la instalación.

Si se detecta algún equipo o tramo de tubería en mal estado se debe reparar o sustituir. En el caso de que se detecten fenómenos de corrosión, se debe sustituir el elemento afectado y al mismo tiempo, si es preciso, se realizará un tratamiento preventivo adecuado para evitar que vuelva a producirse.

(39)

1. Operaciones de revisión. periodicidad

ANUAL. Revisión general de funcionamiento de la instalación, la cual incluye todos los elementos (acumuladores, red, puntos terminales de red, …). Se deben reparar o sustituir todos aquellos elementos que se detecten defectuosos.

DEPÓSITOS Y ACUMULADORES

TRIMESTRAL. Revisión del estado de conservación y limpieza. Debe

comprobarse mediante inspección visual que no presentan suciedad general, corrosión o incrustaciones.

SEMANAL. Se deben purgar el fondo de los acumuladores. Estos deben

contar con una válvula de desagüe en el punto más bajo del mismo, de forma que permita su completo vaciado.

DIARIO. Control de la temperatura tanto en acumulador/es como en una

muestra representativa de puntos terminales de red denominados “grifos centinela”, así se comprobará que los valores de temperatura son los adecuados para asegurar la desinfección del agua.

PUNTOS TERMINALES DE RED (GRIFOS Y DUCHAS)

MENSUAL. Revisión del estado de conservación y limpieza de los puntos

terminales de la red interior, en un número representativo y rotatorio, de forma que al final de año se hayan revisado todos los puntos terminales de la instalación. Es muy conveniente dar un código a cada PTR para tener un mayor control de los mismos en los procesos de revisión. En grandes instalaciones, con un nº muy elevado de puntos, las revisiones no se hacen en la misma fecha al igual que la limpieza y desinfección; otra razón es tener ubicados con certeza los puntos donde se ha realizado el muestreo.

(40)

SEMANAL. Abrir los grifos y duchas de instalaciones no utilizadas, dejando

correr el agua unos minutos.

DIARIO. Control de la temperatura en los “grifos centinela”.

RED ACS

MENSUAL. Purgar las válvulas de drenaje de las tuberías. Las redes de

tuberías deberán estar dotadas de válvulas de drenaje en todos los puntos bajos. Es recomendable conducir los drenajes a zonas visibles, donde se puedan eliminar las deposiciones calcáreas acumuladas. Se debe evitar la formación de zonas de estancamiento del agua, como pueden ser tuberías de desviación, equipos y aparatos de reserva, tramos de tuberías con fondo ciego, etc. Los tramos de tubería en los que no se pueda asegurar una circulación del agua y una temperatura mínima que sea superior a 50 ºC, no pueden tener una longitud superior a 5 metros o un volumen de agua almacenada superior a 3 litros. (aplicable a sistemas con válvula mezcladora, donde la temperatura mínima antes de la válvula debe ser igual o superior a 50ºC).

Al igual que ocurre con los puntos terminales de red, es conveniente dar un código a cada punto de purga, para tener un mayor control de los mismos durante las revisiones.

Todas estas revisiones han de quedar registradas y correctamente archivadas en el Libro de Registro de Operaciones de Mantenimiento o Manual de Legionella. Para ello se utilizan los formatos de registro correspondiente a cada elemento de la instalación (capítulo 10), que deberán cumplimentarse con la periodicidad anteriormente indicada y estar a disposición de la autoridad sanitaria en el momento en que esta los solicite

(41)

2. Operaciones de limpieza y desinfección

Se distinguen tres tipos de actuaciones en la instalación:

1. Limpieza y programa de desinfección de mantenimiento. Tan

importante como la de choque, ya que, aunque se realice una limpieza y desinfección puntual periódica programada, eso no garantiza, si no se mantienen las condiciones de desinfección de mantenimiento, que la bacteria no esté presente y en condiciones para su desarrollo.

2. Limpieza y desinfección de choque. Es la periódica programada. 3. Limpieza y desinfección en caso de brote

2.1

LIMPIEZA

Y

PROGRAMA

DE

DESINFECCIÓN

DE

MANTENIMIENTO (en general)

a) Instalaciones de ACS con lavabos y sin duchas (ni otros elementos que produzcan aerosoles)

Estas instalaciones, como no producen aerosoles, se puede considerar que quedan fuera del ámbito de aplicación del RD 865/2003, lo que ocurre es que son susceptibles de crear hábitats adecuados para el desarrollo de la bacteria Legionella. Es recomendable realizar una analítica mínimo anual en la que se determine la bacteria Legionella. En el caso que resulte positiva, es decir, que se detecte presencia de Legionella en la muestra de agua, se debe realizar un tratamiento de limpieza y desinfección.

Presencia de Legionella inferior a 1.000 Ufc/L. Tratamiento de

(42)

Presencia de Legionella igual o superior a 1.000 Ufc/L.

Tratamiento de brote.

b) Instalaciones de ACS con generador de calor instantáneo, con grifos y duchas u otros elementos que produzcan aerosoles (sin acumulador)

1. Como mínimo una vez al año, los elementos desmontables (grifos y duchas) se han de limpiar a fondo, con el fin de eliminar incrustaciones y adherencias (mediante cepillo, etc). 2. Se sumergirán en una solución que contenga 20 ppm (mg/L)

de cloro residual libre, durante 30 minutos. En caso de que el cloro dañe los terminales por el tipo de material que los forma, se ha de utilizar otro desinfectante, apto para agua de consumo humano. Los elementos difíciles de desmontar se han de cubrir con un paño limpio impregnado en la misma solución de 20 ppm de cloro, durante 30 minutos.

3. Posteriormente se aclararán con agua fría.

Se debe realizar una analítica mínimo anual en la que se determine la bacteria Legionella. En el caso que resulte positiva, es decir, que se detecte presencia de Legionella en la muestra de agua, se debe realizar un tratamiento de limpieza y desinfección.

Presencia de Legionella inferior a 1.000 Ufc/L. Tratamiento de

choque.

Presencia de Legionella igual o superior a 1.000 Ufc/L.

Tratamiento de brote.

Una vez transcurridos 15 días después del tratamiento, se ha de recoger una nueva muestra y repetir la analítica, con el fin de

(43)

comprobar la no existencia de la bacteria y por tanto, la efectividad del tratamiento.

c) Instalaciones con acumulador y duchas o elementos que produzcan aerosoles (sin circuito de retorno)

El protocolo de limpieza y desinfección depende de diferentes variables.

Acumulador menor de 300 Litros

La accesibilidad es recomendable.

La temperatura de operación debe mantenerse en los acumuladores por encima de 60ºC y en los puntos terminales de red por encima de 50ºC, alcanzando esta Tª en al menos 1 minuto.

La limpieza se realizará a través de la purga.

La desinfección periódica se realizará mínimo anual. Se recomienda desinfección térmica mensual (elevar la Tª hasta 70ºC).

La purga se realizará con periodicidad mínimo semanal. Si la purga coincide con la salida de agua a los puntos terminales de consumo (grifos y duchas), la propia frecuencia de uso (mínimo semanal), permite la renovación frecuente del agua y minimiza la acumulación de suciedad en el fondo y paredes del acumulador.

Acumulador entre 300 - 750 Litros

(44)

La temperatura de operación debe mantenerse en los acumuladores por encima de 60ºC y en los puntos terminales de red igual o mayor de 50ºC, alcanzando esta Tª en al menos 1 minuto.

La limpieza se realizará con periodicidad anual.

La desinfección periódica se realizará mínimo anual. Se recomienda desinfección térmica mensual (elevar la Tª hasta 70ºC).

La purga se realizará con periodicidad mínimo semanal. Se debe disponer de desagüe de purga, específica, en el punto más bajo del acumulador.

Acumulador mayor de 750 Litros

La accesibilidad necesaria mínima es boca de hombre (mayor de 400 mm).

La temperatura de operación debe mantenerse en los acumuladores por encima de 60ºC y en los puntos terminales de red por encima de 50ºC, alcanzando esta Tª en al menos 1 minuto.

La limpieza se realizará con periodicidad anual.

La desinfección periódica se realizará mínimo anual. Se recomienda desinfección térmica mensual (elevar la Tª hasta 70ºC).

La purga se realizará con periodicidad mínimo semanal. Se debe disponer de desagüe de purga, específica, en el punto más bajo del acumulador.

(45)

1. Como mínimo una vez al año, los elementos desmontables (grifos y duchas) se han de limpiar a fondo, con el fin de eliminar incrustaciones y adherencias (con cepillos, etc.).

2. Se sumergirán en una solución que contenga 20 ppm (mg/L) de cloro residual libre, durante 30 minutos. En caso de que el cloro dañe los terminales por el tipo de material que los forma, se ha de utilizar otro desinfectante, apto para agua de consumo humano. Los elementos difíciles de desmontar se han de cubrir con un paño limpio impregnado en la misma solución de 20 ppm de cloro, durante 30 minutos.

3. Posteriormente se aclararán con agua fría.

Se debe realizar una analítica mínimo anual en la que se determine la bacteria Legionella.

Para instalaciones especialmente sensibles (hospitales, residencias de ancianos, balnearios) la periodicidad mínima recomendada es trimestral.

Para establecimientos lúdicos, turísticos y deportivos la

periodicidad mínima recomendada es semestral.

En el caso que resulte positiva, es decir, que se detecte presencia de Legionella en la muestra de agua, se debe realizar un tratamiento de desinfección, preferiblemente térmico, incluyendo la red de agua caliente sanitaria.

Presencia de Legionella inferior a 1.000 Ufc/L. Tratamiento de

choque.

Presencia de Legionella igual o superior a 1.000 Ufc/L.

(46)

Una vez transcurridos 15 días después del tratamiento, se ha de recoger una nueva muestra y repetir la analítica, con el fin de comprobar la no existencia de la bacteria y por tanto, la efectividad del tratamiento.

La temperatura en acumuladores no debe ser inferior a 60ºC. La temperatura en los grifos debe ser igual o mayor que 50ºC.

d) Instalaciones con acumulador y circuito de retorno ( con duchas o elementos que produzcan aerosoles)

El protocolo de limpieza y desinfección depende de diferentes variables.

Acumulador menor o igual que 750 Litros

La accesibilidad mínima necesaria es de boca de mano.

La temperatura de operación debe mantenerse en los acumuladores por encima de 60ºC y en los puntos terminales de red igual o mayor que 50ºC, alcanzando esta Tª en al menos 1 minuto.

La limpieza se realizará con periodicidad anual. .

La desinfección periódica se realizará mínimo anual. Se recomienda desinfección térmica mensual (elevar la Tª hasta 70ºC).

La purga se realizará con periodicidad mínimo semanal. Se debe disponer de desagüe de purga, específica, en el punto más bajo del acumulador.

Acumulador mayor que 750 Litros

(47)

La temperatura de operación debe mantenerse en los acumuladores por encima de 60ºC y en los puntos terminales de red igual o mayor que 50ºC, alcanzando esta Tª en al menos 1 minuto.

La limpieza se realizará con periodicidad anual. .

La desinfección periódica se realizará mínimo anual. Se recomienda desinfección térmica mensual (elevar la Tª hasta 70ºC).

La purga se realizará con periodicidad mínimo semanal. Se debe disponer de desagüe de purga, específica, en el punto más bajo del acumulador.

En ambos casos se realizará desinfección anual, ya sea térmica o química, de la red completa, incluyendo acumulador, red ACS de impulsión, red de retorno y puntos terminales de red.

Se debe realizar una analítica mínimo anual en la que se determine la bacteria Legionella.

Para instalaciones especialmente sensibles (hospitales, residencias de ancianos, balnearios) la periodicidad mínima recomendada es trimestral.

Para establecimientos lúdicos, turísticos y deportivos la

periodicidad mínima recomendada es semestral.

En el caso que resulte positiva, es decir, que se detecte presencia de Legionella en la muestra de agua, se debe realizar un tratamiento de desinfección, químico o preferiblemente térmico, de toda la instalación de agua caliente sanitaria.

(48)

Presencia de Legionella inferior a 1.000 Ufc/L. Tratamiento de

choque.

Presencia de Legionella igual o superior a 1.000 Ufc/L.

Tratamiento de brote.

Una vez transcurridos 15 días después del tratamiento, se ha de recoger una nueva muestra y repetir la analítica, con el fin de comprobar la no existencia de la bacteria y por tanto, la efectividad del tratamiento.

La temperatura en acumuladores no debe ser inferior a 60ºC. La temperatura en los grifos debe ser igual o mayor que 50ºC.

Además, todas las instalaciones de agua caliente sanitaria se limpiarán y desinfectarán:

Cuando se ponga en marcha la instalación por primera vez Tras una parada superior a un mes

Tras una reparación o modificación estructural Cuando una revisión general así lo aconseje Cuando lo determine la autoridad sanitaria

Las operaciones de mantenimiento realizadas en las instalaciones deben quedar registradas (también las fechas de las paradas y posteriores puestas en marcha de la operación), ya sean operaciones que afecten al mantenimiento de equipos e instalaciones como si afectan al mantenimiento del sistema de tratamiento del agua, para ello se utiliza el formato de registro R2IOM: REGISTRO DE OPERACIONES DE MANTENIMIENTO.

(49)

2.2 LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE CHOQUE

La limpieza y desinfección de choque del sistema de distribución del agua caliente sanitaria puede realizarse mediante dos procedimientos diferentes:

a) Desinfección química

1. Mantener la temperatura por debajo de 30ºC.

2. Ajustar el pH entre 7-8. Añadir producto reductor del pH apto para agua de consumo humano hasta ajustar (el listado de productos a utilizar se encuentra en el capítulo 8 de este manual). Otra opción es ajustar la concentración de cloro a añadir en función del pH. Ver ejemplos al final de este capítulo.

3. Clorar el agua hasta llegar a una concentración de 20-30 mg/l de cloro residual libre.

4. Hacer llegar esta agua clorada hasta todos los puntos terminales de la red, midiendo en los mismos una concentración entre 1-2 ppm de cloro residual libre.

5. Mantener estas concentraciones durante un periodo de 3 horas, en el caso que la concentración utilizada de agente desinfectante sea de 20 ppm, y de 2 horas en el caso que la concentración utilizada haya sido de 30 ppm. En cualquiera de los dos casos medir cada media hora para comprobar que se mantienen las concentraciones de desinfección, si no es así, añadir desinfectante hasta ajustar la concentración.

Como alternativa, se puede clorar el depósito hasta 4-5 ppm y mantener durante 12 horas, siempre comprobando cada hora, aproximadamente que la concentración de agente desinfectante está ajustada.

6. Una vez finalizado el tiempo de desinfección, neutralizar la cantidad de cloro residual libre hasta los niveles normales, es decir, entre 0,20 - 1,00

(50)

7. Limpiar a fondo las paredes del acumulador, siempre respetando las indicaciones de los fabricantes, para evitar deteriorar en interior de los mismos. Aprovechar este momento, si fuera necesario, para realizar la reparación de aquellos elementos deteriorados.

8. Aclarar con agua limpia.

9. Volver a llenar con agua de red y restablecer las condiciones de uso normales (pH 7-8 concentración de cloro residual libre 0,20 – 1,00 ppm).Si fuera necesaria la recloración, esta se haría por medio de cloradores automáticos.

En el caso de utilizar otro producto químico diferente al cloro como agente desinfectante, se han de seguir las recomendaciones del fabricante.

b) Desinfección térmica

Si se dispone de acumuladores:

1. Vaciar el sistema. En al caso que los acumuladores no sean accesibles realizar purga. Si son accesibles, limpiar a fondo las paredes del mismo, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante para evitar deteriorar el equipo. Aprovechar en este momento para realizar las reparaciones que fuesen necesarias.

2. Aclarar con agua limpia.

3. Llenar el acumulador con agua de la red y elevar la temperatura hasta 70ºC durante 2 horas.

4. Posteriormente dejar correr el agua en los puntos terminales de la red durante 5 minutos, de forma secuencial, de manera que se alcance en todos los puntos una temperatura de 60ºC.

5. Una vez finalizada la desinfección del equipo/s y de la red, vaciar el depósito de acumulación.

(51)

6. Volver a llenarlo y restablecer su funcionamiento habitual (pH 7-8 concentración de cloro residual libre 0,20 – 1,00 ppm, Tª no inferior a 60ºC).

Si NO se dispone de acumuladores:

1. Elevar la temperatura del equipo generador de calor y dejar correr el agua en los puntos terminales de red de manera secuencial hasta que se alcance en todos los puntos una temperatura de 70ºC y mantener así durante 1 minuto.

Aquellos equipos que no soporten estos valores de temperatura, se deberán desinfectar por el procedimiento de desinfección química.

Desinfección de los elementos desmontables

1) Los elementos desmontables (grifos y duchas) se han de limpiar a fondo, con el fin de eliminar incrustaciones y adherencias (mediante cepillo, etc). 2) Se sumergirán en una solución que contenga 20 ppm (mg/L) de cloro

residual libre, durante 30 minutos. En caso de que el cloro dañe los terminales por el tipo de material que los forma, se ha de utilizar otro desinfectante, apto para agua de consumo humano. Los elementos difíciles de desmontar se han de cubrir con un paño limpio impregnado en la misma solución de 20 ppm de cloro, durante 30 minutos.

3) Posteriormente se aclararán con agua fría.

Una desinfección no será efectiva si no va

acompañada de una limpieza exhaustiva

(52)

2.3 LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN EN CASO DE BROTE

La limpieza y desinfección del sistema de distribución del agua caliente sanitaria en caso de brote puede realizarse mediante dos procedimientos diferentes:

a) Desinfección química. SIEMPRE EL AGENTE BIOCIDA/DESINFECTANTE ES EL CLORO

1. Mantener la temperatura por debajo de 30ºC.

2. Ajustar el pH entre 7-8. Añadir producto reductor del pH apto para agua de consumo humano hasta ajustar (el listado de productos a utilizar se encuentra en el capítulo 8 de este manual). Otra opción es ajustar la concentración de cloro a añadir en función del pH. Ver ejemplos al final de este capítulo.

3. Clorar el agua de la red hasta llegar a una concentración de 15 mg/l de cloro residual libre.

4. Mantener estas concentraciones durante un periodo de 4 horas. Medir cada media hora para comprobar que se mantienen las concentraciones de desinfección, si no es así, añadir desinfectante hasta ajustar la concentración.

Como alternativa, se puede clorar el sistema hasta 20-30 ppm de cloro residual libre y mantener estos niveles durante 2 ó 3 horas, respectivamente, en función de la concentración utilizada, siempre midiendo cada media hora para comprobar que las concentraciones de desinfección son las adecuadas. En caso que sean menores, clorar hasta ajustar.

5. Una vez finalizado el tiempo de desinfección, neutralizar la cantidad de cloro residual libre hasta los niveles normales, es decir, entre 0,20 - 1,00 ppm y vaciar el agua del sistema.

(53)

6. Limpiar a fondo las paredes del acumulador, siempre respetando las indicaciones de los fabricantes, para evitar deteriorar en interior de los mismos. Si fuera necesario, aprovechar este momento para realizar la reparación de aquellos elementos deteriorados.

7. Aclarar con agua limpia.

8. Volver a llenar con agua de red y clorar hasta concentraciones de 4-5 ppm de cloro residual libre y mantener durante 12 horas, abriendo los puntos terminales de red y comprobando que la concentración del desinfectante se mantiene en 1-2 ppm de cloro residual libre. Durante este tiempo se ha de medir cada hora para comprobar que la concentración de desinfección es la adecuada, si disminuye, clorar hasta ajustar.

9. Vaciar los acumuladores.

10. Volver a llenarlos manteniendo las condiciones de uso normales (pH 7-8 concentración de cloro residual libre 0,20 – 1,00 ppm, Tª no inferior a 60ºC).

b) Desinfección térmica

Si se dispone de acumuladores:

1. Vaciar el acumulador/es. En al caso que no sean accesibles realizar purga. Si son accesibles, limpiar a fondo las paredes del mismo, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante para evitar deteriorar el equipo. Aprovechar en este momento para realizar las reparaciones que fuesen necesarias.

2. Aclarar con agua limpia.

3. Llenar el acumulador con agua de la red y elevar la temperatura hasta 70ºC durante 4 horas.

(54)

4. Posteriormente dejar correr el agua en los puntos terminales de la red durante 10 minutos, de forma secuencial, de manera que se alcance en todos los puntos una temperatura de 70ºC.

5. Una vez finalizada la desinfección del equipo/s y de la red, vaciar el depósito de acumulación.

6. Volver a llenarlo y restablecer su funcionamiento habitual. (pH 7-8 concentración de cloro residual libre 0,20 – 1,00 ppm, Tª no inferior a 60ºC).

Si NO se dispone de acumuladores:

1. Elevar la temperatura del equipo generador de calor y dejar correr el agua en los puntos terminales de red de manera secuencial hasta que se alcance en todos los puntos una temperatura de 70ºC y mantener así durante 3 minutos.

Aquellos equipos que no soporten estos valores de temperatura, se deberán desinfectar por el procedimiento de desinfección química.

Desinfección de los elementos desmontables. SOLO SE PUEDE UTILIZAR

CLORO COMO AGENTE DESINFECTANTE

1) Los elementos desmontables (grifos y duchas) se han de limpiar a fondo, con el fin de eliminar incrustaciones y adherencias (mediante cepillo, etc). 2) Se sumergirán en una solución que contenga 20 ppm (mg/L) de cloro

residual libre, durante 30 minutos. En caso de que el cloro dañe los terminales por el tipo de material que los forma, se ha de utilizar otro desinfectante, apto para agua de consumo humano. Los elementos

(55)

difíciles de desmontar se han de cubrir con un paño limpio impregnado en la misma solución de 20 ppm de cloro, durante 30 minutos.

3) Posteriormente se aclararán con agua fría.

“Todos los vertidos, procedentes de cualquier limpieza y desinfección, deberán cumplir la legislación medioambiental vigente, especialmente en lo que se refiere a los límites máximos permitidos para vertidos a cauce público o alcantarillado conectado a sistema de saneamiento público, en función de la ubicación de cada

En los procedimientos de limpieza y desinfección, cuando el agua no tiene presencia de Legionella, una vez se ha clorado y posteriormente neutralizado su cloro, se ha de verter, con el fin de limpiar las paredes del depósito y proceder a posibles operaciones de reparación. Si consideras que eso supone un derroche de agua, puedes comenzar el procedimiento en el paso de limpieza de las paredes, con el depósito vacío previamente por consumo del agua del mismo en la propia instalación o por haberla cedido.

Recuerda que los envases de productos peligrosos se deben depositar en zonas habilitadas específicas, en las cuales serán recogidos por gestores autorizados.

La mayoría de los productos utilizados son peligrosos para el medio ambiente, por tanto, es tu responsabilidad no verterlos a la red de manera desconsiderada sin haberlos neutralizado previamente.

(56)

a) Los espacios confinados se definen como recintos con aberturas limitadas de entrada y salida y ventilación natural desfavorable, en el que pueden acumularse contaminantes tóxicos o inflamables o puede haber una atmósfera deficiente en oxígeno, y que no está concebido para su ocupación continuada por los trabajadores. Los grandes acumuladores están considerados espacios confinados a lo que hay que añadir la alta temperatura que alcanzan. Si bien es cierto que para acceder a su interior han de estar vacíos, es muy importante esperar a que se enfríen completamente, ya que en caso contrario un trabajador podría sufrir una deshidratación o mareos mientras trabaja en su interior. Una muy importante medida preventiva es que los trabajos estén supervisados por un segundo trabajador, que se mantiene en el exterior, pero siempre en contacto con el técnico que realiza la limpieza. Consultar en internet:

NTP 562. Sistema de gestión preventiva: autorizaciones de trabajos especiales

b) La bacteria legionella es un agente biológico clasificado en el grupo 2. Consultar en internet:

1. REAL DECRETO 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. Consultar también los anexos a este RD.

2. NTP 691: Legionelosis: revisión de las normas reglamentarias (I).Aspectos generales

3. NTP 692: Legionelosis: revisión de las normas reglamentarias (II). Medidas específicas

4. NTP 538: Legionelosis: medidas de prevención y control en instalaciones de suministro de agua

c) Los productos químicos utilizados por lo general presentan riesgos para la salud y la mayoría son incompatibles entre sí (provocan reacciones en las que se desprenden gases tóxicos, provocan reacciones con desprendimiento de calor, algunos son inflamables…), por lo que es muy importante seguir las recomendaciones del fabricante (etiqueta garrafa o envase y ficha de seguridad).

(57)

Capítulo 7

(58)

MEDIDAS CORRECTORAS RED AGUA

CALIENTE SANITARIA

En el caso que durante las revisiones de la instalación se detecten incidencias, como parámetros fuera de rango, mal estado de conservación y limpieza y/o mal funcionamiento de los equipos se deben tomar las medidas correspondientes para la eliminación de las mismas.

Estas incidencias al igual que las medidas correctoras aplicadas deben quedar registradas en el espacio reservado para tal fin en cada formato de registro. No obstante, para registrar las incidencias, existe un registro específico denominado RCIMC en el que se pueden registrar tanto las incidencias anteriores como las detectadas en una analítica, por salir de rango de operación el parámetro determinado.

Medidas correctoras a aplicar en función de:

1. Temperatura. Es el principal parámetro a regular en una instalación de agua caliente sanitaria, tanto en los puntos de almacenamiento (acumuladores) como en los de consumo (grifos y duchas).

Si el consumo es puntualmente elevado, mayor que la velocidad para alanzar la temperatura de régimen de funcionamiento que garantice la desinfección en continuo del agua, entonces la temperatura del agua del acumulador, al mezclarse con agua fría que entra de la red para cargar el depósito, se irá enfriando paulatinamente, hasta llegar a temperaturas por debajo de 60ºC. Esto no constituirá un riesgo si estas situaciones se dan puntualmente y acto seguido a las mismas se calienta el agua hasta los niveles de desinfección.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :