01 02 Strauss Platón Guia de lectura

Texto completo

(1)

02 Strauss Platón Guía de lectura

La República L01

La discusión ocurre en la decadencia política de Atenas

Sócrates no encuentra resistencia, pero hay indicaciones de que la anhelada reforma no es probable, la única reforma posible es la del hombre individual.

La conversación comienza cuando Sócrates da oportunidad de hablar a Céfalo de todo lo bueno que posee, le pregunta cómo se siente ser muy viejo.

En la respuesta Céfalo parce implicar que la justicia es lo mismo que decir la verdad y corresponder lo que se ha recibido de alguien.

Sócrates dice que esto no siempre es justo.

Polémaco, hijo de Céfalo, sale en defensa de su padre, pero no dice exactamente lo mismo. Hay veces que no es necesario que se diga toda la verdad a niños o adultos.

Tres opiniones sobre la justicia que se discuten en el libro primero

1) Céfalo sostiene que la justicia consiste en devolver, dejar o dar a cada quien lo que le corresponde, pero también que l justicia es buena, es decir, saludable, no sólo para el que la da sino también para el que recibe.

¿? Argumento

2) La segunda opinión es planteada por Polemarco, aunque no sin ayuda de Sócrates, dice: la justicia consiste en ayudar a nuestros amigos y dañar a nuestros enemigos

(Se resuelve la contradicción entre: la justicia debe ser saludable para el que la recibe y la justicia consiste en dar a cada quien lo que le corresponde)

Pero cómo sabe qué le corresponde a cada uno, él debe juzgar

3) Trasímaco, parece escandalizado por aquello de que no conviene a sí mismo dañar a nadie o que la justicia nunca es dañina para nadie.

Afirma que la justicia es la ventaja del más fuerte Lo justo es lo mismo que lo legal o lo lícito

El gobernante en sentido estricto es infalible, así como el artesano en sentido estricto es infalible

Es esta noción de Trasímaco de “artesano en sentido estricto” la que Sócrates vuelve, con gran acierto, en contra de Trasímaco

El artesano en sentido estricto no busca la propia ventaja

Esto lleva a la conclusión de que la ciudad justa será una asociación en que cada quien sea artesano en sentido estricto, hombre de un solo oficio

Trasímaco pudo haber dejado dicho que a veces los gobernantes piensan en su beneficio, pero no lo hizo.

El error de Trasímaco es depreciar la justicia

Así la conclusión de Sócrates de que ningún gobernante u otro artesano considera jamás su propia ventaja, resulta muy ingenua

Caso del pastor, que se preocupa por el bienestar de su rebaño, en el fondo piensa en que se convertirán en las chuletas más suculentas para los hombres

(2)

L02

La justicia debe escogerse por la justicia misma Afirmación nueva, no por causa de recompensas B

Para defender la causa de la justicia, Sócrates se dedica a fundar, junto con Glaucón y Adimanto, una ciudad en el discurso

Existe un paralelismo entre ciudad y el ser humano, o más precisamente, entre la ciudad y el alma del ser humano

La fundación de la ciudad buena se realiza en tres etapas: la ciudad saludable o la ciudad de los cerdos, la ciudad purificada o la ciudad del campamento armado y la Ciudad de la Belleza o la ciudad gobernada por filósofos

L03

La ciudad saludable satisface debidamente las necesidades primarias, las necesidades del cuerpo. La satisfacción propia exige que cada hombre ejerza sólo un arte

No necesita gobierno, porque cada quien escoge por sí mismo el arte para el cual está mejor dotado

La ciudad saludable es justa en un sentido, carece de virtud o de excelencia: la justicia que posee no es una virtud. La ciudad saludable es una ciudad en la que el mal solo está dormido.

Antes que surja la ciudad purificada la ciudad saludable debe decaer y lo hace por le emancipación del deseo de cosas innecesarias.

La educación que los guerreros necesitan más que nadie es, por tanto y ante todo, una educación en la virtud cívica

L04

La ciudad buena, revela que la justicia e buena o aún atractiva por la justicia misma Después que la ciudad buena está casi completa, Sócrates y sus amigos se dedican a buscar dónde está en ella la justicia y la injusticia

Empiezan a buscar las tres virtudes, aparte de la justicia: sabiduría, valor y moderación

La sabiduría reside en los gobernantes El valor en la clase de los guerreros

La moderación se debe encontrar por todas partes en la ciudad buena

Las tres virtudes si aparecen, pero es difícil encontrar la justicia: que cada quien haga la única cosa perteneciente a la ciudad

La ciudad es justa si cada una de las tres partes (lo que ganan dinero, los guerreros y los gobernantes) hacen su propio trabajo y sólo su propio trabajo.

Para descubrir la justicia pura y simple, resulta pues necesario considerar la justicia en el hombre individual

…el alma contiene deseo, viveza o irá, y razón

Sólo el hombre sabio puede ser realmente justo, es idéntico al filósofo

Jamás olvidaremos que aunque hay un eros filosófico, no hay una vivacidad filosófica, o en otras palabras que Trasímaco es, mucho más visiblemente, vivacidad encarnada que deseo encarnado.

(3)

La fundación de la ciudad buena partió del hecho que los hombres por naturaleza son distintos

La desigualdad que se debe a la naturaleza es aumentada La ciudad buena llega a asemejarse a una sociedad de castas

Sócrates no decidió si en la ciudad buena el comunismo absoluto está limitado a la clase superior o si también se extiende a la clase inferior.

Pero sea esto como fuere, si el comunismo queda limitado a la clase superior, habrá intimidad tanto en la clase que hace dinero como entre los filósofos como filósofos Al término del libro cuarto parece como si Sócrates hubiese completado la tarea que Glaucón y Adimanto le impusieron, pues ya había mostrado que la justicia como salud del alma es deseable no sólo por sus consecuencias sino, antes todo, por sí misma.

L05

La fundación de la ciudad buena requiere que Trasímaco sea convertido en uno de sus ciudadanos.

Los compañeros de Sócrates lo obligan a plantear el tema del comunismo con respecto a las mujeres y los niños

La justicia requiere que cada ser humano practique el arte para el cual lo dotó la naturaleza

La abolición de la familia no significa, desde luego, la introducción de libertinaje o promiscuidad, significa la más severa regulación de las relaciones sexuales

…cada quien considerará a todos los hombres de la generación anterior como sus padres y madres, a los de su propia generación como sus hermanos y hermanas, y a los de la joven generación como sus hijos

Sócrates enfoca la cuestión de saber si es posible el comunismo con respecto a mujeres y niños, pero la abandona inmediatamente

C

Glaucón vuelve a poner el tema en el tapete de la discusión

La cuestión a la que retoman es si la ciudad buena es posible en el sentido de que se pueda hacer surgir mediante la transformación de una ciudad real

Las ideas son las únicas cosas que, en sentido estricto “son”, es decir, que no tienen ninguna mezcla de no ser

La doctrina de las ideas que Sócrates expone a Glaucón es muy difícil de comprender

En segundo lugar y ante todo, lo que queremos significar por justicia y cosas afines no se encuentra por fuerza en su pureza o perfección

…saben que hay dioses: seres que subsisten por sí mismos y que son las causas de todo lo que es bueno

Hemos de volver ahora a la cuestión de la posibilidad de la ciudad justa La ciudad justa no es un ser que subsista por sí mismo como la idea justicia

Aunque la ciudad justa está decididamente en un rango inferior a la justicia misma, ni aun la ciudad justa como pauta es capaz de cobrar existencia tal como se le ha planteado

Sólo pude esperarse razonablemente una aproximación a la ciudad buena L06

(4)

Filosofía como medio para realizar la ciudad justa

No como ingrediente de la ciudad justa, sino sólo como medio para su realización Las ciudades actuales, es decir, las ciudades no gobernadas por filósofos, son como asambleas de locos

…que las ciudades dejen de mostrarse renuentes a ser gobernadas por filósofos El camino sólo lo puede transitar la persuasión, dirigida por un filósofo. Sócrates declara que él y Trasímaco acaban de hacerse amigos.

La ciudad justa no es posible por la renuencia de los filósofos a gobernar L07

Los filósofos no tienen tiempo libre para considerar los asuntos humanos, ya no digamos para encargarse de ellos

Los moderadores de la caverna (es decir, los no filósofos= sólo ven sombras de artefactos

Sigue la pregunta sobre si la ciudad justa es “posible”

El largo proceso por el cual los hombres primitivos se vuelven hombres civilizados no puede ser obra del fundador o del legislador de la ciudad bueno, pero es presupuesto por él.

La parte de La República que trata de filosofía es la parte más importante del libro La justicia consiste en que cada parte de la ciudad o del alma “haga la obra para la cual fue mejor dotada por la naturaleza”

La justicia consiste en que cada parte desempeñe bien su labor

Sólo en filosofía coinciden la justicia y la felicidad. En otras palabras, el filósofo es el único individuo que es justo en el sentido en que también es justa la ciudad buena La justicia consiste en no hacer daño a los demás

En dar a cada quien lo que es bueno para su alma L08

La justicia debidamente entendida es digna de elección por la justicia misma

El libro al que llamamos La República se titula, en griego, Politeia. Comúnmente, Politeia es traducido como “constitución”

Según Sócrates hay cinco tipos de régimen

1) Reinado o aristrocraia, el gobierno del mejor o de los mejores, que va dirigido a la bondad o la virtud, el régimen de la ciudad justa

2) timocracia, el gobierno de los amantes del honor o de los hombres

3) oligarquía o el gobierno de los ricos en que la riqueza es lo más estimado

4) democracia, el gobierno de los hombres libres en que la libertad es lo más preciado

5) tiranía, el gobierno del hombre completamente injusto, en que predomina la injusticia más incondicional y desvergonzada

Hay un estricto paralelismo entre la ciudad y el alma El timócrata, por ejemplo, corresponde a la timocracia

Aristócrata, el timócrata, el oligarca, el demócrata y el tiránico L09

El hombre oligárquico es ahorrativo y laborioso, domina todos sus deseos parte del afán de dinero, carece de educación y posee una honradez superficial, derivada del más burdo interés propio.

(5)

Platón escribe como si la democracia ateniense no hubiese ejecutado a Sócrates L10

Pregunta que ya había sido respondida in extenso cuando Sócrates discutió la educación de los guerreros

D

La poesía revela ser la imitación de las imitaciones de la verdad, es decir, de las ideas

El usuario es aquel que posee el conocimiento supremo o más autorizado El artesano a quien el poeta imita es el legislador no filósofo

El “político” 25

“Las Leyes” 31

Un ateniense anónimo, cuyo nombre no se da, el cretense Clinias y el espartano Megilo

El fin no es la guerra sino la paz

El arte o el conocimiento no basta, asimismo, para presidir un banquete

El ateniense se ve obligado entonces a justificar una institución ateniense a la manera ateniense

La virtud del hombre es básicamente la actitud apropiada hacia los placeres y los dolores, o el debido dominio de los placeres y los dolores

Ha habido muchos comienzos

Las leyes necesitan un preludio general, una exhortación a honrar a los diversos seres que merecen honor

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Descargar ahora (5 pages)