Cómo elegir una base de maquillaje

Download (0)

Full text

(1)

Cómo elegir una base de maquillaje

Elegir la base de maquillaje correcta es a veces un poco complicado, algo que no todo el mundo sabe hacer ya que existen muchos productos en el mercado.

Aquí te damos algunos consejos para que sepas cómo elegir tu base de maquillaje teniendo en cuenta algunos factores como la textura, el color y el tipo de piel.

Pasos a seguir:

Como ya sabes, una base de maquillaje básica la podemos encontrar en diferentes texturas, ya sea fluida, en crema, compacta o mousse, por lo que deberás elegir la que mejor se adapte a tu tipo de piel y estilo de vida.

Las distintas bases de maquillaje son:

Base de maquillaje fluida: las bases fluidas se adaptan a todo tipo de pieles, se extienden fácilmente y permiten unificar el tono de la piel, ofreciendo un resultado muy natural.

Base de maquillaje crema: el maquillaje cremoso es más discreto pero es ideal para hidratar el rostro, especialmente en pieles secas, y da un color natural y delicado.

Base de maquillaje compacta: esta textura es perfecta para pieles mixtas y grasas porque elimina los brillos y unifica el tono, hay que tener cuidado al aplicarlo ya que el acabado es menos natural que los demás.

(2)

Base de maquillaje tipo mousse: es un maquillaje apto para todo tipo de pieles, ligero, que aporta al rostro un aspecto aterciopelado muy agradable.

Además de la textura, puedes elegir tu base de maquillaje según el acabado que quieras conseguir al aplicar el producto en el rostro.

Hidratantes. Existen bases que contienen nutrientes para mantener la piel bien hidratada como glicerina, aceites vegetales, vitamina E, etc. Son ideales para pieles secas que no tienen suficiente nivel de agua.

Matificante. Si tu piel es mixta o grasa, definitivamente querrás comprobar el brillo que se crea en tu rostro durante el día. Las bases matizadoras son perfectas para ello ya que son oil free, es decir, sin grasas añadidas.

Iluminadores. En caso de tez estropeada y apagada, las bases iluminadoras son la mejor opción para devolver la luminosidad al rostro. Contienen activos aclarantes y exfoliantes como la vitamina C o los ácidos alfa hidróxidos.

Anti edad: Las bases con efecto lifting cuentan con componentes reafirmantes como el ácido hialurónico, las ceramidas y el colágeno que evitan la flacidez que se produce en la piel con el paso de los años.

El tono de la base de maquillaje es sin duda el factor clave para conseguir un acabado natural impecable. Tienes que encontrar la base que sea del mismo color que tu piel, la que se funde con ella y sirva para igualar el tono creando una capa perfecta para el resto del maquillaje.

(3)

Utilizar una base más oscura no es la mejor solución para dar vida y luminosidad al rostro, solo conseguiremos un efecto máscara muy poco favorecedor. Para dar color ya tenemos los polvos bronceadores y el rubor.

Cuando vayas a comprar tu base de maquillaje, prueba varios tonos hasta encontrar el tuyo. Te aconsejamos que no hagas la prueba en el rostro y menos en la cara interna de la muñeca ya que no se corresponde con el verdadero tono de nuestra piel, podría verse alterada por rojeces o manchas. Lo mejor es

(4)

aplicarlo en el cuello para neutralizar el tono del rostro y adaptarlo al color del resto de nuestro cuerpo.

Si quieres lucir un maquillaje perfecto, necesitas preparar tu piel para que esté perfectamente limpia e hidratada y cubrir las imperfecciones con un buen corrector.

Figure

Updating...

References

Related subjects :