Asimismo, las definiciones deben ser consistentes con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR).

Texto completo

(1)

Argentina

I. Elementos de un preámbulo:

En los elementos preambulares deberán incluirse referencias al deseo de desarrollar un régimen para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica en zonas más allá de la jurisdicción nacional, incluyendo un régimen de acceso y distribución de beneficios de los recursos genéticos marinos justo y equitativo.

El principio de patrimonio común de la humanidad contribuirá a tal objetivo, en tanto que a través de la aplicación de tal principio los intereses y necesidades de la humanidad en su conjunto y especialmente de los países en desarrollo serán abordados de una forma justa.

Podrán incluirse en el preámbulo consideraciones más amplias que motivan el instrumento, tales como la importancia de la conservación y la utilización sostenible de los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible, la importancia de la biodiversidad marina.

II. Elementos generales A. Uso de términos:

Se entiende que la cuestión de las definiciones debe abordarse con cautela en tanto que ellas guardarán estrecha relación con el ámbito de aplicación y el alcance del Acuerdo. Al presente no debiera trabajarse en una larga lista de definiciones. Sin perjuicio de ello, podrían abordarse algunos términos básicos como "definiciones de trabajo".

Otras definiciones pueden considerarse en una etapa posterior cuando se encuentre más avanzado el proceso de negociación del Acuerdo de Implementación de modo que se pueda vislumbrar que conceptos adicionales sería relevante definir.

Asimismo, las definiciones deben ser consistentes con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR).

En cuanto a los términos que pueden considerarse en esta instancia se destacan los siguientes:

(2)

1. Zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional: Esto incluye la alta mar y la Zona tal y como están definidas en la CONVEMAR.

2. Recursos genéticos marinos: se entiende que debe tomarse de base las definiciones contenidas en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD) y en el Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios que se Deriven de su Utilización ( Protocolo de Nagoya). Asimismo, debiera también abordarse la inclusión de la definición de "utilización de recursos genéticos" contenida en el Protocolo de Nagoya.

3. Área marina protegida (AMP): se podrá tener como base el artículo 2 del CBD que expresa que se entiende por área protegida "un área definida geográficamente que haya sido designada o regulada y administrada a fin de alcanzar objetivos específicos de conservación".

4. Mecanismos de ordenación basados en zonas geográficas: se entiende que resulta relevante su definición. A este respecto, cabe tener presente que no hay una definición multilateralmente acordada por lo que resulta pertinente analizar en mayor detalle cómo elaborarla y como se relacionará con el Acuerdo. Sin perjuicio de ello, se destacan como elementos relevantes a estos efectos que ésta es una herramienta de manejo espacial para un área geográfica definida en vistas de alcanzar un determinado objetivo relacionado con la conservación o manejo.

B. Alcance

1. Alcance geográfico

En cuanto al alcance geográfico, este se encuentra definido en la Resolución 69/292 e involucra a las "zonas fuera de la jurisdicción nacional", esto es la alta mar y la Zona. En este sentido, se hace presente que se trata de espacios marítimos de distinta naturaleza y regímenes jurídicos.

2. Alcance material

Se entiende que esta cuestión esta delineada en el paquete de 2011 y en la Resolución 69/292 y comprende a la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina de las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional, en particular, conjuntamente y como un todo, los recursos genéticos marinos, incluidas las cuestiones relativas a la distribución de los beneficios, las medidas como los mecanismos de gestión basados en zonas geográficas,

(3)

incluidas las áreas marinas protegidas, las evaluaciones del impacto ambiental, la creación de capacidad y la transferencia de tecnología marina.

La negociación de un eventual instrumento debe ser enfocada considerando a todas las materias del "paquete" "conjuntamente y como un todo".

3. Alcance personal

En cuanto a la participación en el instrumento, él podrá estar abierto a los Estados Parte y no Parte en la CONVEMAR.

C. Objetivo

El objetivo del Instrumento debiera ser conciso y referirse a la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina de las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional.

D. Relación con la CONVEMAR y otros instrumentos - Relación del Acuerdo con la CONVEMAR

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar constituye el marco jurídico fundamental que regula todas las actividades en los océanos y mares. La Convención tiene un carácter claramente universal y constituye en sí misma derecho internacional consuetudinario. Asimismo, sus disposiciones conforman un delicado equilibrio de derechos y obligaciones que debe ser preservado.

A este respecto, se destaca que la Resolución 69/292 emplea la expresión instrumento internacional jurídicamente vinculante "en el marco de la CONVEMAR". En este sentido, la expresión "en el marco de la CONVEMAR"

implica que cualquier instrumento multilateral debe conllevar la aplicación de los principios pertinentes de la Convención.

En este marco, se destaca que el régimen que se establezca debe respetar los derechos del Estado ribereño respecto de sus espacios marítimos. En particular, se destacan los derechos de soberanía del Estado ribereño en su plataforma continental más allá de 200 millas marinas.

- Relación del Acuerdo con otros instrumentos

(4)

En lo que refiere a la relación con otros instrumentos la resolución 69/292 establece que este proceso no debe ir en detrimento de los instrumentos y marcos jurídicos existentes ni de los órganos globales, regionales y sectoriales competentes.

Un enfoque sectorial y fragmentario no es suficiente en el abordaje de esta temática, y es necesario un enfoque global que no se limite a complementar los esquemas existentes, sino que debe brindar un mecanismo universal, abarcativo y coherente para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad marina en áreas fuera de la jurisdicción nacional.

III. Conservación y uso sustentable de la diversidad biológica marina de las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional

A. Principios y enfoques generales.

Merecen destacarse el enfoque ecosistémico, el enfoque precautorio, la toma de decisiones basada en la mejor información científica disponible, la protección y preservación del medio marino. Ello sin perjuicio de otros enfoques y principios rectores que se abordan teniendo en cuenta temáticas específicas en cada elemento del paquete. Se hace particularmente presente lo referido a la Zona y sus recursos como patrimonio común de la humanidad, cuestión que se desarrolla en el apartado de recursos genéticos marinos.

C. Recursos genéticos marinos, incluidas las cuestiones relativas a la distribución de los beneficios.

1. Alcance

En tanto el ámbito del futuro instrumento comprende las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional, debe abordarse a los recursos genéticos marinos tanto de la Zona como de alta mar.

En cuanto a la definición de recursos genéticos marinos, la Argentina reitera que debe tomarse de base las definiciones contenidas en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD) y en el Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios que se Deriven de su Utilización ( Protocolo de Nagoya). Asimismo, debiera también abordarse la inclusión de la definición de "utilización de recursos genéticos"

contenida en el Protocolo de Nagoya.

(5)

En cuanto a los derivados, ellos se encuentran tratados en el Protocolo de Nagoya por lo que también deben incluirse en este ámbito.

Debe mantenerse separados el manejo y la conservación de los recursos pesqueros de los recursos genéticos (aún entendiendo que estos últimos pueden ser obtenidos de los mismos organismos vivos). Ello, atento a que los recursos pesqueros tienen un manejo y administración diferente.

A este respecto, en el desarrollo de una definición debe tenerse en cuenta la distinción entre el pez empleado por sus propiedades genéticas y el empleado como commodity. Asimismo, se hace presente que igual distinción resulta relevante respecto de otras especies animales tales como moluscos que puedan utilizarse como commodities.

2. Enfoques y principios rectores

Se entiende que éste constituye un tema transversal. Sin perjuicio de ello, algunos principios y enfoques resultan específicos de algunos elementos del paquete de negociación. En lo que refiere a los recursos genéticos marinos de la zona se destaca particularmente la aplicación del patrimonio común de la humanidad.

Este principio debe proveer la base para un régimen justo y equitativo de acceso y distribución de beneficios. Él implica que las actividades deben desarrollarse para el beneficio de la humanidad en su conjunto, que no debe procurar ejercerse reclamos de derechos de soberanía o apropiación de recursos en áreas más allá de la jurisdicción nacional.

Conforme la Resolución 2749 (XXV) y la Parte XI de la Convención la Zona y sus recursos, son Patrimonio Común de la Humanidad. En este sentido, el principio rector en este tema es que su explotación debe beneficiar a la humanidad en su conjunto. El acceso y el uso de los recursos genéticos no puede por tanto quedar sujetos a un régimen de libre acceso.

3. Acceso y distribución de beneficios.

3.1 Acceso y recolección de recursos genéticos marinos

Con relación al acceso y el uso de los recursos genéticos de la Zona, al encontrarse tales recursos situados en la Zona, que es en sí misma "patrimonio común de la humanidad", no podrían quedar sujetos a un régimen de libre acceso.

(6)

La distribución de los beneficios de los recursos genéticos marinos de las zonas situadas más allá de la jurisdicción nacional es parte del paquete negociador de 2011. El acceso a los recursos genéticos marinos resulta fundamental y deben abordarse diversas formas de garantizarlo. En este sentido, entendemos que el acceso se encuentra íntimamente ligado a la distribución de beneficios. El acceso a los recursos y un régimen de distribución de beneficios efectivo contribuirá al crecimiento de los Estados en desarrollo beneficiando a las generaciones presentes y futuras.

3.2 Distribución de beneficios

- En cuanto a la distribución de beneficios, los mecanismos contenidos en el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TIRFAA) y el Protocolo de Nagoya pueden ser considerados una base para la negociación futura, siempre que se tengan en cuenta las particularidades del caso a reglamentar.

Si bien podría trabajarse tomándose como base o inspiración mecanismos previstos en los referidos Tratados, debería prestarse particular atención a este respecto, evaluándose las ventajas y desventajas prácticas que presentan los citados acuerdos, en particular teniendo en cuenta que se abordan recursos de zonas más allá de la jurisdicciones nacionales y por tanto con un régimen jurídico diferente.

- Respecto de las distintas modalidades, se hace presente que ello conlleva analizar distribución no monetaria y regímenes de distribución monetaria de beneficios. En este sentido, podrán examinarse mecanismos como algunos existentes bajo el ámbito del TIRFAA y del Protocolo de Nagoya aunque teniendo en cuenta sus ventajas y desventajas prácticas así como la particularidad de que el régimen que se está negociando actualmente refiere a zonas más allá de la jurisdicciones nacionales y por tanto con un régimen jurídico diferente. Pueden analizarse los beneficios específicos que surgirían en las distintas etapas de exploración y explotación de recursos genéticos marinos.

- Modalidades para la distribución de beneficios, pueden examinarse entre otras cuestiones:

a. Mecanismos de facilitación (Clearing-House Mechanism) destinados al intercambio de información. En este marco, puede analizarse el mecanismo existente en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD). Un mecanismo de facilitación puede brindar acceso a información, facilitar la

(7)

cooperación técnica y científica, asimismo, pueden integrarse allí datos respecto de redes de recursos humanos y tecnológicos, divulgarse proyectos de educación y de capacitación, oportunidades de financiación, acceso y transferencia de la tecnología, entre otras cuestiones.

Asimismo, el intercambio de información podría incluir el intercambio de los resultados de las investigaciones, así como información sobre programas de capacitación y estudio, conocimientos especializados. (art. 17 CBD).

b. Acceso a la tecnología y su transferencia.

c. Fomento de la capacidad. En este marco, en línea con las disposiciones del Tratado sobre Recursos Fitogenéticos de la FAO y Protocolo de Nagoya, podrían analizarse cuestiones tales como el establecimiento y/o fortalecimiento de programas de enseñanza científica y técnica y capacitación; la participación de científicos de países en desarrollo en investigaciones científicas;

colaboración, cooperación y contribución en programas de investigación y desarrollo científicos; colaboración, cooperación y contribución a la formación y capacitación; fortalecimiento de las capacidades para transferencia de tecnología; creación de capacidad institucional; recursos humanos y materiales para fortalecer las capacidades para la administración y aplicación de la reglamentación en materia de acceso.

3.3 Relación con derechos de propiedad intelectual

Entendemos que el Acuerdo debe abordar temas de propiedad intelectual.

En este sentido, las cuestiones relativas a los derechos de propiedad intelectual se vinculan con el objetivo de la transparencia en la materia. Esto podría lograrse si se aplica un mecanismo multilateral y se introduce un

"pasaporte" para los recursos genéticos marinos de zonas fuera de la jurisdicción nacional. Este pasaporte podría inspirarse del Certificado de Cumplimiento en el marco del Protocolo de Nagoya, que acompañará a los recursos genéticos con el fin de demostrar su origen en cualquier etapa de la investigación, el desarrollo, la innovación, o comercialización (artículo 17 del Protocolo de Nagoya).

La divulgación de origen obligatoria del recurso genético marino en una solicitud de patente, u otro derecho de propiedad intelectual, puede generar un mecanismo efectivo de transparencia, que aporte al objetivo de la distribución de beneficios.

4. Monitoreo y trazabilidad

(8)

La trazabilidad de los recursos genéticos marinos de las zonas ubicadas más allá de la jurisdicción nacional resulta particularmente relevante de modo de poder identificar a aquellos recursos que procedan de dichas áreas y a los que por ende les es aplicable el régimen del futuro acuerdo de implementación.

D. Medidas como los mecanismos de ordenación basados en zonas geográficas, incluidas las áreas marinas protegidas

1. Objetivos

Las medidas como los mecanismos de ordenación basados en zonas geográficas, incluidas las áreas marinas protegidas contribuirán a alcanzar la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina de las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional.

2. Principios y enfoques rectores

Se entiende que ésta cuestión constituye un tema transversal. Sin perjuicio de ello, con relación a este elemento se destacan particularmente el enfoque ecosistémico, el enfoque precautorio, la toma de decisiones basada en la mejor información científica disponible, la protección y preservación del medio marino.

3. Procedimiento para el establecimiento de medidas como los mecanismos de ordenación basados en zonas geográficas, incluidas las áreas marinas protegidas

El futuro acuerdo multilateral debe descansar en un mecanismo de carácter universal, esto es que eventuales mandatos para establecer y aplicar áreas marinas más allá de la jurisdicción nacional estén a cargo de organismos internacionales con representación universal, o al menos, donde estén representadas todas las Partes de la CONVEMAR.

Asimismo, un eventual instrumento no debiera dejar en manos de entidades de participación restringida, como lo son las Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROPS), funciones en materia de conservación de la biodiversidad marina fuera de la jurisdicción nacional, sin un mecanismo universal que las someta a supervisión.

3.1 Identificación de áreas

(9)

En cuanto a la identificación de áreas prioritarias para la adopción de medidas de ordenación basadas en zonas geográficas, incluidas las áreas marinas protegidas se hace presente que en el plano internacional se han adoptado criterios vinculados a esta temática. Particularmente se destacan los

"CRITERIOS CIENTIFICOS PARA IDENTIFICAR AREAS MARINAS DE

IMPORTANCIA ECOLOGICA O BIOLOGICA QUE REQUIEREN

PROTECCION, EN AGUAS OCEANICAS ABIERTAS Y EN HABITATS DE AGUAS PROFUNDAS" adoptados en el marco de CBD. Ello, sin perjuicio de que los criterios que eventualmente se sigan deberían ser definidos por la organización que emane del futuro Acuerdo.

Estos criterios contemplan particularmente la exclusividad o rareza del área; la importancia especial para las etapas del ciclo vital de las especies; la importancia para especies yo hábitats amenazados, en peligro o en declive;

vulnerabilidad, fragilidad, sensibilidad o lenta recuperación; productividad biológica; diversidad biológica; y naturalidad.

3.2 a) Un posible futuro acuerdo multilateral debería descansar en un mecanismo de carácter universal, con representación universal, o al menos, donde estén representadas todas las Partes de la CONVEMAR.

No debe quedar sujeto alguna organización de participación restringida.

La Autoridad Internacional de los Fondos Marinos debe ser un componente esencial, en tanto tiene un mandato ya reconocido por la CONVEMAR.

b) Se describen a continuación algunos aspectos acerca de como podría ser el procedimiento para presentación de propuestas, evaluación, adopción, implementación y monitoreo de estas medidas. A modo general, se hace presente que estas acciones debieran desenvolverse en el marco de la institución que eventualmente surja del Acuerdo.

i. Propuestas

La formulación de propuestas podría ser efectuada por los Estados Parte en el eventual instrumento, de forma individual o colectiva por un grupo de Estados.

Una propuesta debería contener las siguientes cuestiones:

- una delimitación precisa del perímetro del área que se propone.

- descripción de las características del área y sus particularidades. Que se busca proteger.

(10)

- descripción de los objetivos de conservación específicos de la medida que se propone, por que resulta relevante la medida que se quiere establecer.

- información acerca de las Organizaciones Internacionales y Organos competentes cuya actuación pudiera ser relevante a fin de alcanzar los objetivos de conservación que se proponen.

- elementos prioritarios de un plan de manejo así como consideraciones respectos de actividades se investigación.

ii. Posibilidad de un proceso de consultas.

En cuanto a la posibilidad de establecer un proceso de consultas que se lleve a cabo en una instancia previa al análisis científico técnico de la propuesta se entiende que podría evaluarse esta posibilidad en tanto que esta etapa permitiría formular comentarios generales sobre la propuesta (su pertinencia, méritos, etc) que exceden lo meramente técnico. Asimismo, se podría evaluar la pertinencia de que organizaciones internacionales relevantes provean comentarios relacionados con sus competencias en esta etapa.

iii. Evaluación

La evaluación de la misma debiera ser realizada por una instancia técnica de la Organización (con representación universal) o Conferencia de Partes, esto podría ser un Comité específico o un Organo Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico, ello previo al análisis que cabría por parte del órgano decisorio.

iv. Adopción

En cuanto a la adopción de estas medidas, se hace presente que eventuales mandatos para establecer y aplicar áreas marinas más allá de la jurisdicción nacional deben estar a cargo de organismos internacionales con representación universal, o al menos, donde estén representadas todas las Partes de la CONVEMAR. En este marco, la adopción de medidas debiera recaer en el órgano decisorio de la Organización o en la Conferencia de Partes.

Oportunamente debiera analizarse el mecanismo específico para la toma de decisión, que deberá ser siguiendo la regla del consenso.

Preliminarmente, se observa que una medida deberá contener las siguientes cuestiones:

- una delimitación precisa del perímetro del área que se propone.

- descripción de las características del área y sus particularidades. Que se busca proteger.

(11)

- descripción de los objetivos de conservación específicos de la medida que se propone, por que resulta relevante la medida que se quiere establecer.

- información acerca de las Organizaciones Internacionales y Organos competentes cuya actuación pudiera ser relevante a fin de alcanzar los objetivos de conservación que se proponen.

- elementos prioritarios de un plan de manejo. En relación con esta cuestión, se entiende que debieran incluirse: 1. medidas que podrían ser llevadas a cabo por organizaciones internacionales competentes en virtud de su mandato (estas medidas podrían ser identificadas por las referidas organizaciones en el proceso de consultas o llevadas a su consideración). 2. medidas dirigidas a los Estados Parte respecto de actividades que están sujetas a su control o jurisdicción, incluyendo aquellos casos donde no hay organizaciones competentes para regular algunas cuestiones específicas tales como la ordenación pesquera.

v. Implementación

La implementación de las medidas debiera recaer en los Estados Parte del futuro Acuerdo.

vi. Informe y monitoreo

En cuanto al informe y monitoreo ello debiera ser analizado por la instancia técnica de la Organización o Conferencia de Partes, (Comité específico o un Organo Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico) y, posteriormente por el órgano decisorio. Podría evaluarse la posibilidad de que presenten informes los Estados y las Organizaciones Internacionales competentes que tengan una relación con la medida adoptada.

IV. Estudio de Impacto ambiental

1. Siempre debería haber un umbral de modo de tener una indicación respecto de qué proyecto deberá efectuar una evaluación de impacto ambiental. A este respecto, se entiende que el punto de partida lo constituye el artículo 206 de la CONVEMAR que establece que "motivos razonables para creer que las actividades proyectadas bajo su jurisdicción o control pueden causar una contaminación considerable del medio marino y ocasionar cambios importantes y perjudiciales "

2. Los Estados ribereños deben consultados específicamente y tener mayor poder de incidir en una decisión que podría tener consecuencias dentro de su jurisdicción, o incluso en áreas adyacentes.

(12)

3. En cuanto a la cuestión acerca de si el instrumento debe incluir actividades en áreas dentro de la jurisdicción nacional que puedan tener un impacto en áreas más allá de la jurisdicción nacional, se entiende que ellas no debieran ser reguladas por este Acuerdo. Ello, en tanto que él tiene como objetivo las actividades más allá de la jurisdicción nacional. Esto no implica que las actividades realizadas dentro de las jurisdicciones de los Estados con impacto fuera de su jurisdicción quedarán exentas de regulación, sino que ellas serán reguladas por los Estados en su condición de ribereños y no por el régimen que surja del Acuerdo de Implementación. Es decir ambas actividades no deben tener la misma regulación en tanto están sujetas a regímenes jurídicos distintos.

4. Por otro lado, una EIA de actividades que se lleven a cabo más allá de la jurisdicción nacional sí debería incluir un análisis del posible impacto en las áreas dentro de jurisdicción nacional, incluyendo un impacto en límites (thresholds) acordados.

5. Los impactos transfronterizos deberían tenerse en cuenta en la medida en que las actividades más allá de la jurisdicción nacional tengan impacto dentro de la jurisdicción nacional, otorgándose al Estado afectado un papel preponderante en el correspondiente EIA.

6. El proponente de una actividad deberá cargar con los costos de estudio de impacto ambiental pero, en el caso de actividades realizadas por países en desarrollo se deberá tener en cuenta la necesidad de contar con financiamiento y/u otros medios de cooperación (generación de capacidades y transferencia de tecnología) que permitan a todos los Estados ser proponentes o participar en actividades.

7. Se entiende que puede ser positiva la generación de un "clearing house", no solo para intercambiar información y contribuir a la generación de capacidades, sino también para tener una idea más clara de los impactos "acumulativos" que diferentes actividades podrían llegar a tener.

8. El papel de control principal recaerá en el Estado de pabellón. Es por ello que debería contemplarse la posibilidad de establecer reglas claras que los Estados deben cumplir, y mecanismos que aseguren su cumplimiento para evitar que se genere un "forum Shopping."

9. Asimismo, en tanto las necesidades técnicas y los costos que conlleva una EIA se destaca la importancia de la creación de capacidades y transferencia de tecnología para los países en desarrollo a estos efectos.

(13)

V. Creación de capacidades y transferencia de tecnología marina

1. El desarrollo de herramientas de creación de capacidades y la transferencia de tecnología es un tema del paquete con implicancias transversales para los demás elementos y que debe contribuir a las capacidades de los países en desarrollo, en la adopción e implementación de medidas de conservación y uso sustentable de la diversidad biológica marina en zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional.

2. Al respecto cabe destacar la importancia de la transferencia de tecnología marina hacia los países en desarrollo facilitando el acceso real a nuevas tecnologías, teniendo en cuenta especialmente los altos costos a pagar cuando dichas tecnologías se encuentran protegidas por derechos de propiedad intelectual, lo cual limita su acceso a los países en desarrollo. Por ello, en líneas generales, cualquier mención a la transferencia de tecnología en

"condiciones mutuamente convenidas" no resultaría conveniente. Al respecto, el párrafo 269 del documento final de "El Futuro que Queremos" (Conferencia Río 20) resalta "la importancia de la transferencia de tecnología a los países en desarrollo" y en particular llama a "promover, facilitar y financiar, según proceda, el acceso a las tecnologías ambientalmente racionales y los conocimientos especializados correspondientes, así como su desarrollo, transferencia y difusión, en particular a los países en desarrollo, en condiciones favorables, inclusive en condiciones favorables y preferenciales, según arreglos mutuamente convenidos". A su vez, la Agenda 2030 en su párrafo 41 destaca la "creación de capacidad y la transferencia a los países en desarrollo de tecnologías ecológicamente racionales en condiciones favorables, e incluso en condiciones concesionarias y preferenciales, establecidas de mutuo acuerdo."

Se recuerda a su vez la importancia de que la transferencia de tecnologías incluya su difusión y desarrollo, así como de los conocimientos tecnológicos conexos. La transferencia de tecnología debe abarcar a la cooperación tecnológica, la información técnica y comercial necesaria para el uso y desarrollo de tecnología de punta, con vistas al fomento de la capacidad endógena para su uso y para el desarrollo ulterior de esas tecnologías. Deben promoverse acuerdos de investigación y desarrollo de conocimientos y creación de capacidades que habiliten un proceso de transición tecnológica no discriminatorio. A este respecto, es importante seguir buscando un equilibrio en la protección de los derechos de propiedad intelectual y la promoción y difusión de tecnología.

(14)

3. La Parte XIV de la CONVEMAR regula lo relativo a la transferencia de tecnología y contiene previsiones específicas para la promoción y el desarrollo de estas actividades. Sin embargo, lamentablemente, aún hay vacíos en la implementación de la Parte XIV.

4. Asimismo, varios instrumentos y compromisos internacionalmente adoptados ponen énfasis en la relevancia y el compromiso para la creación de capacidades y la transferencia de tecnología. En este sentido, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, particularmente en su meta 14.a, llama a aumentar los conocimientos científicos, desarrollar la capacidad de investigación y transferir tecnología marina, a fin de mejorar la salud de los océanos y potenciar la contribución de la biodiversidad marina al desarrollo de los países en desarrollo, en particular los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados. En tal sentido resulta fundamental contar con disposiciones claras referidas a la tecnología en materia de ciencia marina.

5. El trabajo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental constituye una guía relevante en estas cuestiones. En este sentido, cabe tener presente particularmente las Directrices para la transferencia de tecnología marina de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental.

Se destaca la caracterización de tecnología marina contenida en las Directrices, donde se indica que ella refiere a los instrumentos, equipos, recipientes, los procesos y las metodologías necesarias para producir y utilizar el conocimiento para mejorar el estudio y la comprensión de la naturaleza y los recursos del océano y las zonas costeras. Asimismo, se hace presente que, acorde a las Directrices la tecnología marina incluye:

a) la información y los datos, en un formato fácil de usar, en las ciencias marinas y las operaciones y servicios relacionados marinos;

b) manuales, directrices, criterios, normas, materiales de referencia;

c) toma de muestras y equipos metodología (por ejemplo, para el agua, geológicas, biológicas, químicas muestras);

d) instalaciones y equipos de observación (por ejemplo, equipos de teledetección, boyas, mareógrafos, a bordo y otros medios de observación de los océanos);

e) equipo para las observaciones, análisis y experimentación in situ y de laboratorio;

f) informática y software, incluyendo los modelos y técnicas de modelización;

g) experiencia, conocimientos, habilidades, técnica / científica / legal know-how y los métodos analíticos relacionados con la investigación científica marina y la observación

(15)

Sin perjuicio de lo señalado, cualquier definición sobre el tema debería ser lo suficientemente amplia como para no dejar fuera posibles desarrollos futuros de la ciencia.

6. La transferencia de tecnología, en particular en lo relativo al uso de los recursos genéticos en la biotecnología resulta un punto particularmente relevante. Esquemas cooperativos entre países desarrollados y países en desarrollo podrían, incluso, ser parte integrante del régimen distribución de beneficios.

7. Asimismo, esquemas de creación de capacidades como los establecidos por la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, tales como la participación de científicos de países en desarrollo en proyectos de investigación de países desarrollados, pueden ser considerados.

8. Debe existir un procedimiento para revisiones periódicas sobre las necesidades de generación de capacidades y transferencia de tecnología marina.

9. En cuanto a la vinculación con la distribución de beneficios se deberá tener presente que no resultaría viable crear un régimen basado en el acceso según la regla del orden de llegada ("first come first serve") y que tiene que ser en beneficio de la humanidad. Si bien un régimen de reparto de beneficios debiera abordar cuestiones complejas como el acceso, el derecho internacional de la propiedad intelectual, las leyes de patentes y el patentamiento de productos y / o patentes de organismos vivos, ese régimen deberá estar arraigado en principios de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, en particular el de patrimonio común de la humanidad.

10. Establecimiento de un clearing house: Se coincide con explorar el establecimiento de un mecanismo similar al existente en la CBD.

11. Para concretar todo el desarrollo de capacidades y transferencia de tecnología marina, se debe fomentar la cooperación internacional a todos los niveles. Al respecto, no sólo debe promoverse la cooperación Norte-Sur sino también la cooperación triangular y la cooperación Sur-Sur (sobre la base de sus propios principios).

12. Cualquier definición de transferencia de tecnología marina debería ser lo suficientemente amplia como para no dejar fuera posibles desarrollos futuros de la ciencia.

(16)

13. Se coincide con las propuestas relativas a la necesidad de que exista un proceso de seguimiento referido al cumplimiento de obligaciones vinculadas a la generación de capacidades y transferencia de tecnología marina.

VI. OTROS TEMAS

En varios elementos del paquete se han planteado cuestiones relativas al rol del Estado ribereño, tales como la necesidad de que los Estados ribereño sean consultados específicamente y tengan una voz especial sobre decisiones que podrían tener consecuencias dentro de su jurisdicción o en áreas adyacentes a esta. En varios casos las delegaciones se han referido a esta cuestión como el principio de adyacencia o “adjacency”.

Existen muchas situaciones en las que hay disputas relativas a la soberanía territorial o marítima o casos de delimitación marítima pendientes. En este sentido, entendemos relevante examinar cómo podrían abordarse estas cuestiones.

Entendemos que podría incluirse una disposición específica para estos casos.

En este sentido, y sin perjuicio de poder considerar otra redacción entendemos que puede analizarse el siguiente texto, el cual toma de base el contenido en las Directrices para la implementación de la Resolución XX-6 de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental relativas a la utilización de flotadores en alta mar en el marco del Programa Argo (Resolución EC-XLI.4 de la COI):

"No action or activity taken on the basis of these Agreement shall be interpreted or considered as prejudicing the positions of States Parties to a land or maritime sovereignity dispute or to a dispute concerning the delimitation of maritime areas".

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :