Mi Mamá, la Sopa y Yo

Texto completo

(1)

Mi Mamá,

la Sopa

y Yo

Guía 6

(2)

Material educativo que puede ser utilizado

siempre y cuando se cite la fuente

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - ICBF

Avenida Carrera 68 No. 64C-75 Sede de la Dirección General - Bogotá, Colombia PBX (1) 437 7630

Línea gratuita nacional ICBF: 01 8000 91 8080 Línea de prevención abuso sexual: 01 8000 11 2440

www.icbf.gov.co

@ICBFColombia facebook.com/ICBFColombia

Marco Aurelio Zuluaga Giraldo

Director General

Francia Helena López López

Subdirectora General

José Ignacio Rojas Sepúlveda

Director Familias y Comunidades

Astrid Bibiana Ruíz Velásquez

Subdirectora de Operación de la Atención a la Familia y Comunidades

Antonia Agreda

Subdirectora de Gestión Técnica para la Atención a la Familia y Comunidades Coordinación Editorial

Oficina Asesora de Comunicaciones ICBF

Miguel Fernando Montes Toro

Edwin Alberto Gómez Pérez Edición Enero de 2014

(3)

Aliméntate Sanamente

L

a alimentación es un tema clave en cada etapa de la vida por la que estemos pasando, tanto para los recién nacidos, como para los niños, adolescentes, jóvenes,

adultos y ancianos. Y es importante porque influ -ye en nuestro desarrollo físico y en la energía

que tenemos para realizar las actividades diarias. Una buena alimentación nos

mantendrá saludable y nos permitirá crear buenos hábitos en la familia.

1. Calidad De Vida

La alimentación no se debe ver sólo como una necesidad sino más bien como una oportunidad para tener una mejor calidad de vida para cada uno de los miembros de la familia, pues el momento de la comida no debe ser el inicio de una lucha por obligar a comer a los hijos, sino más bien debe ser un tiempo agradable donde con ejemplo se le enseñe a comer a los hijos y a disfrutar el hecho de alimentarse sanamente.

(4)

Vínculos de cuidado

• Un buen momento para compartir:

Es bueno que se genere el hábito en las familias de que la hora de la comida es un momento donde se reúne la familia para compartir,

el acto de comer en familia debe convertirse en una fiesta, y la mesa

debe ser lugar de encuentros, miradas, sentires e intimidad donde la familia comparta plenamente. Se debe romper con la rutina de los gritos, las palabras negativas, los reproches y el maltrato porque de ésta manera los niños asocian la comida con algo negativo y amargo.

• Nunca dejes de dar ejemplo:

Si un niño ve que los adultos disfrutan la comida, lo más probable es que siga su ejemplo y también empiece a

co-mer las cosas que sus padres le sirven. Aun cuando en algunos momentos se resista a comer, hay que enseñarle con amor que hay alimentos que le ayudan a ser más fuerte, más inteligente, más grande, sin llegar al extremo de obligarlo a comer algo que le desagrada. Más bien se de-ben buscar maneras de servir la comi-da que la haga ver atractiva, ya sea con formas de animales, palmeras, etc. La comida entra por los ojos.

• Una enseñanza correcta:

No es recomenda-do utilizar los dulces como chantaje para que los niños coman, pues si desde el princi-pio se les enseña de ésta manera ellos podrían creer que

los alimentos que no se dan como premio son desagradables. A medida que van creciendo, es bueno permitirles elegir entre las op-ciones de comida que pueden haber, así se trabajará también en el desarrollo de su autonomía y se evitará llegar a confrontaciones que no son útiles.

(5)

2. Cuida De Ti

Formar buenos hábitos alimenticios es fundamental para que nuestro cuer-po y mente estén sanos, y en muchas ocasiones depende de nosotros mis-mos cuidar nuestro cuerpo de ésta manera, pues aunque aún sea nuestra mamá la que nos prepare los alimentos o nosotros mismos los hagamos, nosotros somos quienes decidimos comerlos. Aquí hay algunos puntos que nos mostrarán como cuidar de nosotros mismos por medio de una alimentación saludable.

Vínculos de cuidado

•Mantén una dieta balanceada:

Esto no se refiere a privarnos de algunos alimentos o dejar de

comer, más bien quiere decir que una alimentación saluda-ble se compone de diferentes alimentos que nos ayu-darán a suplir las necesidades de nuestro cuerpo y a

sentirnos fuerte y sano. Hay siete elementos que debemos incluir en nuestra comida:

- Cereales, raíces, tubérculos y plátanos: por ejemplo arroz, maíz, yuca, papa, plátano.

- Hortalizas, verduras y leguminosas verdes: por ejemplo auyama, zanahoria, acelga,

es-pinaca, repollo, brócoli, apio, habichuela, pepino, lechuga, tomate y muchas otras.

- Frutas: por ejemplo papaya, banano, manzana, ciruelas, granadillas y curubas, duraznos,

gua-yabas.

- Carnes, huevos, legu-minosas secas y mezclas de vegetales: por ejemplo pollo, carne, pescado, atún, fríjol, arveja, lenteja, garbanzo.

(6)

Si nuestra salud

queremos cuidar,

una buena

alimentación

debemos adoptar

- Grasas: aceite vegetal, margarina, mantequilla, aguacate, coco - Azúcares y dulces: por ejemplo azúcar, panela, arequipe, miel, mermeladas.

• Busca oportunidades:

Aunque existan algunos alimentos que no nos gustan por su sa-bor o presentación, busquemos maneras de prepararlos distintos o de servirlos distinto, tal vez de ésta manera nos gusten más. También podemos buscar alimentos que sean del mismo grupo y variarlos, así podremos tener una alimentación balanceada y encontrar cuáles son nuestras comidas favoritas.

• Hidrátate:

Tomar agua es importante para mantener una alimentación

sa-ludable, pues nuestro cuerpo requiere ser hidratado.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :