NEUROTOXICIDAD ASOCIADA A DDT, DDE Y BPCS EN NIÑOS RESIDENTES DE COMUNIDADES RURALES DEL SURESTE MEXICANO.

124 

Texto completo

(1)

N

EUROTOXICIDAD ASOCIADA A

DDT,

DDE

Y

BPC

S

EN NIÑOS RESIDENTES DE COMUNIDADES RURALES DEL

S

URESTE

M

EXICANO

TESIS PARA OBTENER EL GRADO DE DOCTOR EN CIENCIAS AMBIENTALES

M. EN C.DIANA OLIVIA ROCHA AMADOR

DIRECTORA DE TESIS:

DRA.JAQUELINE CALDERÓN HERNÁNDEZ _____________________________________

COMITÉ TUTELAR:

DR.FERNANDO DÍAZ-BARRIGA MARTÍNEZ _____________________________________

DR.IVÁN NELINHO PÉREZ MALDONADO _____________________________________

SAN LUIS POTOSÍ,S.L.P. DICIEMBRE DEL 2009

FA C U L T A D E S D E CI E N C I A S QU Í M I C A S, IN G E N I E R Í A Y ME D I C I N A PR O G R A M A MU L T I D I S C I P L I N A R I O D E PO S G R A D O E N

(2)

iL se

N

EUROTOXICIDAD ASOCIADA A

DDT,

DDE

Y

BPC

S

EN NIÑOS RESIDENTES DEL

S

URESTE

M

EXICANO

TESIS PARA OBTENER EL GRADO DE DOCTOR EN CIENCIAS AMBIENTALES

M.

EN

C.

D

IANA

O

LIVIA

R

OCHA

A

MADOR

D

IRECTORA DE

T

ESIS

:

DRA.JAQUELINE CALDERÓN HERNÁNDEZ _____________________________________

SINODALES:

DRA.BERTHA IRENE JUÁREZ FLORES ______________________________________________

DRA.VERÓNICA MIREYA RODRÍGUEZ CÓRDOVA ______________________________________

SAN LUIS POTOSÍ,S.L.P. DICIEMBRE DEL 2009

U

NIVERSIDAD

A

UT ÓNOMA DE

S

AN

L

UIS

P

OTOSÍ

FA C U L T A D E S D E CI E N C I A S QU Í M I C A S, IN G E N I E R Í A Y ME D I C I N A PR O G R A M A MU L T I D I S C I P L I N A R I O D E PO S G R A D O E N

(3)

DEPARTAMENTODETOXICOLOGÍAAMBIENTAL

CENTROCOLABORADORDELAOMS-OPS

FACULTADDEMEDICINA

UNIVERSIDADAUTÓNOMADESANLUISPOTOSÍ

CON FINANCIAMIENTO DE:

CONSEJO NACIONAL DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA (CONACYT)

ATRAVÉSDELOSPROYECTOSDENOMINADOS:

NEUROTOXICIDAD DE PLAGUICIDAS ORGANOFOSFORADOS

SALUD-2007-CO1-71034.

EVALUACIÓN DE RIESGO EN SALUD EN SITIOS CONTAMINADOS POR BIFENILOS POLICLORADOS

(PCBS) 13749

APOYOS INTEGRALES PARA LA FORMACIÓN DE DOCTORES

EVALUACIÓN DE EFECTOS EN SALUD POR EXPOSICIÓN A COMPUESTOS TÓXICOS PERSISTENTES

63468

BECA-TESIS

176772

YPORLAUNIVERSIDADAUTÓNOMADESANLUISPOTOSÍ

CO7-FAI-11-12.48

ELDOCTORADOENCIENCIASAMBIENTALESRECIBEAPOYOATRAVÉSDEL

PROGRAMADEFORTALECIMIENTOALPOSGRADONACIONAL

(4)

A ti papá donde

A ti papá donde

A ti papá donde

A ti papá donde quiera que estés

quiera que estés

quiera que estés

quiera que estés

A mi madre

A mi madre

A mi madre

A mi madre

A Rogelio

A Rogelio

A Rogelio

A Rogelio

AAAA mi abuela, hermanos y sobrinos

mi abuela, hermanos y sobrinos

mi abuela, hermanos y sobrinos

mi abuela, hermanos y sobrinos

Mi más sincero agradecimiento

Mi más sincero agradecimiento

Mi más sincero agradecimiento

Mi más sincero agradecimiento

A todos aquellos que forman o formaron parte del departamento de Toxi

y aquellos que gracias a este proyecto pude conocer en el camino

Porque después de 8 años se volvieron mi segunda familia

y encontré los mejores amigos…

Esto no hubiera sido posible sin ustedes.

Gracias

Gracias

Gracias

Gracias

(5)

Introducción 1

I. Contaminantes Orgánicos Persistentes 1

II. DDT 3

III. Bifenilos Policlorados (BPCs) 7

IV. Efectos en el Sistema Nervioso Central (SNC) por exposición a DDT y BPCs 10

V. Poblaciones vulnerables 15

Justificación y objetivo general 17

Objetivos específicos 18

Metodología 19

I. Estudio piloto (Evaluación de sitios DDT y sitios con la mezcla DDT –BPCs) 19

I.I Selección de los sitios de estudio 19

I.2 Tipo de estudio y selección de la población 20

I.3 Monitoreo Biológico 21

I.3.I Cuantificación de DDT, DDE y BPCs 21

I.3.2 Cuantificación de lípidos 22

I.3.3 Cuantificación de plomo en sangre 23

I.4 Evaluación del perfil neuropsicológico 23

I.5 Información adicional 24

I.6 Análisis estadístico 24

II. Evaluación de los sitios con la mezcla DDT-BPCs 26

2.1 Sitios de estudio 26

2.2 Selección de la población 27

2.3 Evaluación neuropsicológica 27

2.3.1 Cancelación de figuras (rombos) 27

(6)

2.3.4 Figura Compleja de Rey-Osterrieth 29

2.3.5 Fluidez verbal semántica 29

2.3.6 Tablero de clavijas y ranuras (Grooved Pegboard) 30

2.4 Valoración nutricional 30

2.4.1 Desnutrición proteico-calórica 30

2.5 Otros indicadores 31

2.5.1 Antecedentes del estado socioeconómico familiar y salud del niño 31

2.6 Análisis del estadístico del estudio 31

Resultados 34

I. Resultados de los sitios DDT y sitios con la mezcla DDT –BPCs 34

II. Resultados de los sitios con la mezcla DDT-BPCs 39

Discusión 43

Referencias 53

Tablas 61

Tabla 1.1. Descripción de los sitios de estudio través de indicadores socioeconómicos. 61 Tabla 1.2. Características antropométricas y niveles de plomo en sangre (g/dL) de los niños

seleccionados para el estudio piloto. 62

Tabla 2.1. Resultados de la evaluación neuropsicológica en los niños seleccionados para el estudio. 63 Tabla 2.2. Asociación entre los niveles de p,p DDT, p,p DDE y  BPCs en plasma y los puntajes en la

Figura Compleja de Rey-Osterrieth (versión copia y memoria). 64

Figuras 65

Figura 1.1. Concentración de p,p DDT en plasma en ng/glípido y ng/mL en niños residentes de los sitios

de estudio. 65

Figura 1.2. Concentración de p,p-DDEen plasma en ng/glíp y ng/mL en niños residentes de los sitios de

estudio. 66

Figura 1.3. Concentraciones de los diferentes congéneres en plasma (ng/mL) de los niños

seleccionados en el sitio DDT-BPCs. 67

(7)

Figura 2.1. Niveles de p,p-DDE y p,p-DDT en plasma (ng/mL) en niños residentes del sitio DDT-BPCs. 69 Figura 2.2. Concentraciones de los diferentes congéneres en plasma (ng/mL) de los niños

seleccionados en el sitio DDT-BPCs. 70

Figura 2.3. Grafico de columnas de los resultados de la prueba de cancelación de figuras aplicada a los

niños seleccionados en el sitio DDT-BPCs y control. 71

Figura 2.4. Histogramas de frecuencia acumulada de los resultados de la prueba de retención de

dígitos (a) y dígitos y símbolos (a) aplicadas a los niños seleccionados en el sitio DDT-BPCs y control. 72 Figura 2.5. Curvas de distribución de los resultados de la Figura Compleja de Rey-Osterrieth versión

copia (a) y memoria (b) aplicada a los niños seleccionados en el sitio DDT-BPCs y control. 73 Figura 2.6. Curvas de distribución de los resultados del tablero de clavijas y ranuras de la mano

dominante (a) y no dominante (b) aplicada a los niños seleccionados en el sitio DDT-BPCs y control. 74 Figura 2.7. Curvas de distribución de los resultados de la prueba de fluidez verbal animales (a) y frutas (b) de los niños seleccionados en el sitio DDT-BPCs y control. 75

Anexos 76

Anexo I. Carta de aceptación de los padres de Familia 76

Anexo 2. Evaluación Neuropsicológica Infantil Breve (ENIB) 77

Anexo 3. Cancelación de Figuras (Rombos) 89

Anexo 4. Retención de dígitos. 90

Anexo 5. Dígitos y símbolos (Claves) 91

Anexo 6. Figura Compleja de Rey-Osterrieth. 92

Anexo 7. Fluidez verbal semántica 96

Anexo 8. Tablero de clavijas y ranuras (Grooved Pegboard) 97

Anexo 9. Índices antropométricos 99

Anexo I0. Cuestionario 100

Anexo 11. Calculo del valor Z 110

(8)

1

Introducción

I. Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs)

Los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), son compuestos químicos a base

de carbono y cloro. Algunos de estos compuestos se utilizaron durante largo tiempo

como plaguicidas para diversos propósitos y como aditivos o auxiliares en una variedad

de aplicaciones industriales, algunos otros se generan como subproductos no

intencionales en proceso de combustión, quema de basura o incendios involuntarios

(Kaiser 2000; Ritter 1995).

Los COPs se dividen en tres principales categorías:

a. Plaguicidas: Aldrin, Clordano, 1,1,1-Tricloro-2,2 bis (p-clorofenil) etano (DDT),

Dieldrin, Endrina, Heptacloro, Mirex, Toxafeno, Hexaclorobenceno, cordercona,

lindano, alfa-hexaclorociclohexano, beta-hexaclorociclohexano.

b. Productos químicos industriales: Hexaclorobenceno, Bifenilos Policlorados

(BPCs), hexabromobifenilo, éter hexabromofibenilo, éter heptabromodifenilo,

pentaclorobenceno, ácido perfluorooctanoico (PFOS) y sus sales (PFOSF), éter

tetrabromodifenilo y éter pentabromodifenilo.

c. Subproductos imprevistos: Dioxinas (dibenzo-p-dioxinas policloradas), Furanos

(9)

2

Se caracterizan por tener una alta toxicidad, ser persistentes en el ambiente, un alto

potencial para acumularse en tejidos grasos y ser semivolátiles lo que les proporciona la

capacidad de permanecer muchos años (incluso décadas) en el ambiente,

biomagnificarse en la cadena alimenticia y distribuirse en todo el planeta incluso en

lugares donde nunca han sido utilizados (Ritter 1995).

Sus características intrínsecas así como los efectos ecológicos y algunos efectos

reportados a la salud humana asociados a los COPs, los ubican entre los

contaminantes más peligrosos liberados al medio ambiente, lo que ha ocasionado su

prohibición y/o restricción en muchos países. El Programa de las Naciones Unidas para

el Medio Ambiente (PNUMA) propuso en 1997 una serie de acciones a través del

Comité Intergubernamental de Negociación, con objetivos claros de aplicar medidas

internacionales para la reducción de los COPs en el ambiente (PNUMA 2000). El

resultado de estas medidas fue el convenio de Estocolmo en el 2001, la ratificación de

este obliga a los países a desarrollar estrategias con menor impacto ambiental y a

eliminar fuentes de generación de COPs (Estocolmo 2000). México ratificó el convenio

en Febrero del 2003 entrando en vigor en Mayo del 2004.

La complejidad de la evaluación de los efectos tóxicos de los COPs sobre la salud

(10)

3

1) Aún y cuando los COPs son químicamente muy parecidos, cada COP puede

producir diferentes efectos en salud.

2) Los efectos de los diferentes COPs pueden exacerbarse al interaccionar con

otros.

3) Los compuestos productos del metabolismo de algunos COPs pueden llegar a

ser más peligrosos que la sustancia inicial.

4) Algunos COPs como los BPCs y las dioxinas alteran la homeostasis de las

hormonas (control de funciones biológicas que ocurren al transferir mensajes a

diferentes partes del cuerpo), lo que puede causar un amplio espectro de efectos

adversos.

II. DDT

l DDT es un insecticida organoclorado de amplio espectro que se utilizó en México

durante las campañas para la erradicación de la malaria (ISAT 2001; SEMARNAT).

Hasta el año 2000 se rociaron más de 100 millones de viviendas utilizando cerca de 70

millones de toneladas de DDT. En la figura 1, se indican las zonas donde se utilizó

DDT. En México, el DDT se dejó de utilizar a finales de los 90´s y en la actualidad su

uso se encuentra prohibido para la agricultura y restringido para Salud Pública.

(11)

4

Figura 1. Zonas de la República Mexicana donde se utilizó el DDT para el control de la

málaria.

Debido a la alta persistencia del DDT en el ambiente (tiempo de vida media de 10 a 15

años), en la actualidad es posible detectar DDT o sus metabolitos 1,1-dicloro-2,2 bis

(p-clorofenil) etileno (DDE) y 1,1-dicloro-2,2 bis (p,(p-clorofenil) etano (DDD) en diferentes

medios ambientales (agua, suelo, sedimento etc.), por lo que es posible que la

población aún siga expuesta a este tóxico., para lo cual se han realizado varios

monitoreos de DDT y sus metabolitos DDE y DDD en leche materna y plasma de

mujeres, niños y trabajadores residentes de comunidades con antecedentes de uso y

aplicación de DDT.

Un estudio Mexicano donde cuantificaron los niveles de DDT y su metabolito DDE en

plasma de 40 mujeres residentes de cuatro comunidades del Sureste comparó los

resultados obtenidos con mujeres residentes en áreas donde no se utilizó el DDT,

(12)

5

expuesta fueron hasta 10 veces más elevados con respecto a la zona control (tabla 1)

(López 2006).

Tabla 1. Niveles de DDT y DDE (ng/glíp) en plasma de mujeres residentes del Sureste

Mexicano.

Datos son mediana (min-máx); Lacanjá (n=9), Ramonal (n=10), La Cigüeña (n=9), Ventanilla (n=12), Control (n= 20)

En relación a las concentraciones de DDT y DDE en leche materna de mujeres

residentes de comunidades de zonas maláricas del Sureste Mexicano, la tasa de

ingesta diaria de DDT calculada indica que para algunas comunidades el valor obtenido

rebasaba desde el 50 hasta el 100% el límite recomendado por la Organización Mundial

de la Salud (OMS) de 20 g de DDT/Kg/día (tabla 2).

Estos datos sugieren que los hijos de madres expuestas al DDT, podrían estar

expuestos este compuesto durante el desarrollo perinatal con la posibilidad de

desarrollar problemas de salud durante la infancia.

Compuesto Lacanjá El Ramonal La Cigüeña Ventanilla Control

DDT (ng/glípido) 1323 (551-7433)

748 (158-3222)

424 (322-851)

335

(145-1111) 130

DDE (ng/glípido) 3738 (1291-18080)

1271 (204-6636)

1059 (0.4-1795)

1362

(13)

6

Tabla 2. Tasa de ingesta diaria de DDT a través de leche materna de mujeres del

Sureste Mexicano.

Localidad Mediana

(µg/kg/día) Intervalo

%>20 (g/kg/día)

El Ramonal 141 28 – 414 100

La Cigüeña 55 4 – 147 70

Lacanjá (2) 35 4 – 65 50

En relación a datos en población infantil residente de zonas málaricas, en la literatura se

encuentran reportados concentraciones de DDT y DDE en el plasma de niños (gráfica

1). Comparando estos niveles con datos obtenidos de niños residentes de zonas donde

no se aplicó DDT (DDT= no detectable; DDE= 0.7 ng/mL), se sugiere que es posible

que exista un riesgo en la salud de población infantil (ISAT 2001; Díaz-Barriga 2002;

(14)

7

Grafica 1. Niveles promedio de DDT (ng/mL) y su metabolito DDE (ng/mL) en plasma

niños residentes de zonas maláricas.

La línea verde representa las concentraciones de referencia.

III. Bifenilos Policlorados (BPCs)

os BPCs son un grupo de 209 congéneres obtenidos mediante la cloración de un par

de bifenilos, se comercializaron como mezclas con diferentes nombres. En la década de

los 80´s cuando su importación aún era permitida, se transportaron a México grandes

cantidades de BPCs como fluidos aislantes y equipo eléctrico procedentes

principalmente de Estados Unidos y en menores cantidades de Europa y Japón (INE

2003). Antes de la NOM-113-EECOL-2000 en donde se especifica la protección

ambiental para el manejo de equipos y residuos que contengan o estén contaminados

por BPCs, el manejo y/ó disposición de este tipo de material era todavía inadecuado, lo

que dio lugar a la existencia de tiraderos clandestinos de transformadores y aceites

(15)

8

Estos antecedentes sugieren que los BPCs que entraron a los diferentes medios

ambientales (aire, agua y suelo) durante su manufactura, uso y disposición a través de

derrames accidentales y escapes durante su transporte y/o por escapes o incendios de

productos que contenían BPCs, debido a que no se degradan tan fácilmente en el

ambiente y pueden permanecer ahí por largo tiempo, podrían afectar a la población

residente en estos lugares.

En México, en la actualidad no existen antecedentes de BPCs en leche materna, sin

embargo en relación a los niveles de BPCs en población humana, diversos estudios

reportan los niveles de congéneres de BPCs en plasma sanguíneo de mujeres y niños

(Costilla 2006; INE 2004), uno de ellos, realizado en una zona málarica (Trejo 2009). En

la tabla 3, se presentan las concentraciones de diferentes congéneres de BPCs

evaluados en el plasma de niños residentes de 3 sitios contaminados con BPCs en el

ambiente. Al comparar los datos con el valor del percentil 75 de la Encuesta Nacional

de Salud y Nutrición de los E.U., que refiere los congéneres de BPCs 28, 99, 138, 153, 180, 187

como no detectables y al congénere BPC118 de 13.1 ng/mL (Needham 2006), las

concentraciones observadas se encuentran muy por arriba de estos valores, sugiriendo

al igual que para el DDT y el DDE que es posible que exista un riesgo en la salud de

población infantil.

(16)

9

Tabla 3. Niveles promedio de diferentes congéneres de BPCs en sangre venosa de

niños residentes de sitios contaminados con BPCs.

Lugar Congénere Media

ng/mL Referencia

San Felipe Nuevo Mercurio, Zacatecas (tiradero al aire libre)

BPC28

BPC118

5.4

5.8 Costilla 2006

San Nicolás, Querétaro (ladrillera)

BPC52

BPC118

BPC138

BPC153

BPC170

BPC180

1.11 0.34 0.95 0.87 2.19 0.9

Trejo 2009

El Ramonal, Quintana Roo (sitio cañero/zona

málarica)

BPC28

BPC99

BPC187

BPC118

BPC170

10.2 6.9 5.2 6. 0 6.7

(17)

10

IV. Efectos en el Sistema Nervioso Central (SNC) por exposición al DDT y BPCs

Diversos estudios indican que los efectos crónicos de algunos COPs sobre el Sistema

Nervioso Central (SNC) ocupan un lugar predominante en los efectos en salud,

especialmente en la población infantil. Durante la exposición perinatal a estos

compuestos aún a pequeñas dosis, algunos COPs son capaces de alterar el desarrollo

neuronal de individuos jóvenes (por ejemplo el DDT, su metabolito DDE y algunas

variantes de BPCs) (Faroon 2000; Ribas-fitó 2001; Weiss 2004; Beard 2006).

Los efectos de la neurotoxicidad del DDT y el DDE en etapas perinatales se

comenzaron a estudiar a través de diversos estudios de seguimiento. Los principales

estudios en humanos, se encuentran registrados en la tabla 4. En ellos, se demuestra

ligeros deficits cognitivos y motores en edad cercanas al nacimiento siendo las

concentraciones de p,p-DDT o p,p-DDE muy por debajo o similares (estudio realizado

en California, E.U.) a las encontradas en mujeres del Sureste Mexicano.

La evidencia de la neurotoxicidad del DDT en humanos es apoyada por los estudios en

animales, en los que se han observado alteraciones en el aprendizaje, en el movimiento

de algunos iones y modificación de los niveles de algunos neurotransmisores (Eriksson

(18)

11

Tabla 4. Estudios asociados a la neurotoxicidad del DDT y el DDE en niños.

Estudio* Fuente Exposición N p,p DDE p,p DDT Edad Prueba Resultados Tóxicos Otros Referencia

Carolina Nte., E.U. General 856

LM 2.4 mg/glíp SM 12.6 ng/mL SC 3.9 ng/mL

6 sem Brazelton  reflejos

BPCs

Rogan 1986 Gladen 1988 Gladen y Rogan 1991

Rogan 1986b

6, 12 meses Bayley

No asociación

3,4,5 años McCarthy

Oswego, E.U. contaminado Pescado 309 SC 0.06-0.18 ng/glíp 6, 12 meses 2 días NBAS Fagan No asociación BPCs Stewart 2000 Darvill 2000

Ribera de Ebre Es.

Industria

electroquímica 92 SC 0.86 ng/mL 13 meses

Bayley Griffiths

E. mental = -3.4 ± 1.4 E. Psicomotora

= -4.0 ± 1.4

HCB

BPCs Ribas fitó 2003

España electroquímica Industria 475** 1.03 ng/mL SC 0.86 4 años McCarthy

Cognitivo = -1.9 ± 0.7

Memoria = -3.8 ± 1.3

Verbal = -2.6 ± 1.0

HCB

BPCs Ribas fitó 2006

California E.U. Agricultura 360 SM 1436.9 ng/glíp

SM 22.0 ng/glíp SM 1.8 ng/glíp

(o,p)

2 meses NBAS No asociación

Plomo DAPs BPCs Lindano HCB Eskenazi 2006 Fenster 2007 6 meses Bayley p,p-DDT/psicomotora (=-1.7, IC -3.3 a -0.1)

p,p-DDE/psicomotora (=-2.1, IC -4.2 a -0.08 )

12 meses

p,p-DDT/psicomotora 12 mes (=-2.3 IC -4.4 a -0.2)

p,p-DDT/mental 12 mes (=-1.7, IC -3.2 a -0.2)

o,p-DDT/mental 12 mes (=-2.5, IC -4.3 a -0.8)

24 meses

p,p-DDT/mental (=-2.1, IC -4.0 a -0.2)

o,p-DDT/mental (= -3.0, IC -5.3 a -0.8)

Morelos, Mex. Zona Malarica 244

SM 6.4 ± 2.8 ng/mLa SM 6.8 ± 2.9 ng/mLb SM 7.8 ± 2.8 ng/mLc

1,3,6,12

meses Bayley

E. psicomotoraa

=-0.52, IC -0.96 a -0.07 Pb Torres Sánchez 2007

(19)

12

Con respecto a los BPCs la preocupación por evaluar los efectos sobre el Sistema

Nervioso comenzó a principios de los años 70s debido a una serie de intoxicaciones

generadas a más de 1000 personas al oeste de Japón y Taiwán causadas por la

ingestión de aceite de arroz contaminado con BPCs. Siete años después del primer

incidente, los hijos de las mujeres que consumieron el arroz contaminado presentaban

cambios en los aspectos motores, metales y del comportamiento (Schantz 2003). En el

segundo incidente se evaluaron 118 niños de 4-7 años hijos también de aquellas

mujeres que habían consumido arroz contaminado. La evaluación se realizó a través de

la Escala de Inteligencia Weschler (WISC), el resultado de cada uno de los niños fue

comparado con niños control con características sociodemográficas similares a cada

uno de los niños evaluados encontrando que a partir de los 6 años la disminución de 5

puntos en la Escala de Inteligencia era consistente (Chen 1994; Chen 1995; Guo 1995).

Aún con la serie de deficiencias metodológicas, ambos estudios sirvieron como

herramientas para el inicio de una nueva área de estudio.

El problema de evaluar los efectos de los BPCs en población humana reside en que la

exposición es a la mezcla de diferentes congéneres de BPCs y debido a que cada uno

de ellos puede tener diferentes efectos biológicos es difícil atribuir el efecto a un

congénere en especial. Para solucionar este problema metodológico, los siguientes

(20)

13

congéneres presentes en cada uno de los individuos así el efecto se atribuye a la

mezcla. Los estudios relacionados con los BPCs se muestran en la tabla 5.

Al igual que el DDT, la evidencia de la neurotoxicidad de los BPCs en niños es apoyada

por los estudios en animales, donde se han encontrado efectos en el comportamiento

se han observado en diferentes especies animales expuestas a diferentes congéneres

de BPCs, a diferentes mezclas de congéneres de BPCs y a peces contaminados con

BPCs (Faroon 2000). Un mecanismo de neurotoxicidad atribuido es la capacidad de

modificar los niveles de algunos neurotransmisores siendo la disminución en los niveles

de dopamina en los ganglios basales y en la corteza prefrontal el cambio más

consistente (ATSDR 2004; Faroon 2000). Alteraciones en la homeostasis de las

hormonas tiroideas es otro de los principales mecanismo de neurotoxicidad para los

(21)

14

Tabla 5. Estudios asociados a la neurotoxicidad de BPCs en niños.

Estudio* Fuente Exposición n biológica Matriz BPCs Total/congénere Edad Prueba Resultados Tóxicos Otros Referencia

Carolina Nte.

E. U. General 856 LM 99 a 4000 ng/glíp

RN NBAS Reflejos,  tonicidad

DDT Rogan 1986 Gladen 1988 6 meses

Bayles

Psicomotora (= -0.96, p=0.04 12 meses (= -1.3, p=0.03) Psicomotora

Michigan, E.U. Intoxicación 240

SC SM LM

SNa

SNb

3 ± 2 ng/mL 6 ± 4 ng/mL 841 ± 386 ng/gLíp

2 ± 4 ng/mL 1 ± 1 ng/mL

RN NBAS reconocimiento visual

DDT Pb Mercurio PBDEs Jacobson 1990, Jacobson 1992, Jacobson 1996, Jacobson 2000 7 meses Fagan

Escala verbal (=- 0.18, p=0.05)

Memoria (=-0.22, p=0.01)

4 años McCarthy (= -0.17, pMental 0.05)

11 años WISC

CI total (= -0.16, p=0.02)

CI verbal (= -0.16, p=0.02) Comprensión verbal

(= -0.16, p=0.02)

Oswego, E.U. Intoxicación 220 SC 0.52 ng/mL

RN NBAS  habituación y reflejos autónomos Mirex DDE HCB

Pb Mercurio

Stewart 1999, Stewart 2000 6,12 meses Fagan

Holanda General 207 SM LM 419 ± 173 ng/glíp 2.2 ± 1.0 ng/mL

3,7 18 meses Bayley (= -4.8 , pPsicomotora 0.02)

Koopman-Esseboom 1996 3.5 años Kaufman

7 años WISC

Alemania General 171

SC

LM

0.55 ± 0.2 ng/mL 218 ± 100 ng/glíp 426 ± 184 ng/glíp LM

7

Bayley Fagan

Mental (= -0.69 , p0.48)

Winneke 1998 18

30

(22)

15

V. Poblaciones vulnerables

Simultáneamente a la presencia de compuestos organoclorados como el DDT ó los

BPCs en el Sureste Mexicano, es posible encontrar comunidades expuestas a múltiples

agentes tóxicos debido a las diversas actividades económicas ó cotidianas que realiza

la población. Por ejemplo, la principal actividad económica de una gran parte de la

región es la agricultura (INEGI), por lo que la exposición a diferentes agroquímicos,

fertilizantes o plaguicidas es muy frecuente, otras actividades como la utilización de

leña como combustible genera una exposición a Hidrocarburos Policíclicos Aromáticos

(PAHs) o dioxinas (Khalili 1995), mientras que el uso de barro vidriado para la cocción

de los alimentos provoca una exposición a plomo (Pb) (Rothenberg 1998); algunos de

estos compuestos al igual que el DDT y los BPCs encuentran clasificados como

agentes neurotóxicos (ATSDR 1995).

El alto índice de marginación y desnutrición que caracteriza a algunos estados de

Sureste Mexicano como Guerrero, Oaxaca, Chiapas a nivel nacional (ENSANUT;

CONAPO 2005) involucra otros factores que al igual que los agentes neurotóxicos, no

permiten un desarrollo normal del SNC. El papel de la nutrición sobre el desarrollo y

organización funcional del SNC es bien conocido y se sabe que la desnutrición afecta

su maduración. La desnutrición crónica produce cambios irreversibles en regiones

corticales en el cerebro en desarrollo alterando el comportamiento y la función

(23)

16

(WISC) se ha encontrado que niños que sufrieron de desnutrición en los primeros años

de vida tuvieron puntuaciones en el coeficiente intelectual (CI) más bajas, rendimiento

escolar bajo y alteración de las funciones cognitivas comparados con niños bien

nutridos (Grantham-McGregor 1995; Strupp y Levitski, 1995). Deficiencias de

micronutrientes como el hierro, también se han asociado con alteraciones cognitivas y

(24)

17

Justificación y objetivo general

Debido a la extensiva aplicación del DDT y/ó a la disposición inadecuada de residuos

con BPCs en México, en la actualidad es posible encontrar sitios con la presencia de

alguno o ambos contaminantes. El Sureste Mexicano, es una de las principales

regiones donde se utilizó el DDT para la erradicación de la malaria, estudios previos

indican que aún en la actualidad existe población expuesta al DDT y a su metabolito

DDE a través de diferentes rutas, aunado a esta información estudios realizados en

comunidades de esta región, reportan concentraciones de BPCs en población humana

superiores a los limites de seguridad. Los antecedentes de neurotoxicidad en las

primeras etapas de la vida asociados a una exposición perinatal a DDT, DDE y/o BPCs,

sugieren que poblaciones expuestas a la mezcla de estos contaminantes en etapas

críticas del desarrollo, pueden presentar un riesgo de efectos neurológicos en etapas

posteriores. Debido a que las concentraciones a las cuales se han observado los

efectos sobre el SNC tanto para DDT, DDE y los BPCs son inferiores a las reportadas

en la población del Sureste Mexicano, es posible que los niños residentes de estas

comunidades puedan presentar alteraciones en el desarrollo neuropsicológico,

evaluado a través de la valoración del buen desarrollo de las funciones mentales

superiores. Este escenario aún no se encuentra estudiado por lo que el objetivo general

(25)

18

actual y crónica del DDT su metabolito DDE y los BPCs en niños de edad escolar

residentes de sitios expuestos a DDT y a la mezcla DDT - BPCs.

Objetivos específicos

1. Evaluar la exposición infantil a p,p-DDT, su metabolito p,p-DDE y BPCs en niños

de zonas impactadas ambientalmente con estos compuestos.

2. Aplicar una batería de pruebas para evaluar el perfil neuropsicológico en la

población infantil residente de las zonas impactadas con DDT y BPCs para

identificar alteraciones en el desarrollo normal de las funciones mentales

superiores.

3. Evaluar la asociación entre la exposición a p,p-DDT, p,p-DDE y BPCs con las

(26)

19

Metodología

I. Estudio piloto (Evaluación de sitios DDT y sitios con la mezcla

DDT-BPCs).

1.1 Selección de los sitios de estudio.

Se seleccionaron dos sitios del Sureste Mexicano con antecedentes de contaminación

ambiental a p,p- DDT (Herrera-Portugal 2005) (sitio DDT) y de la mezcla p,p-DDT -

BPCs (sitio DDT-BPCs) a altos niveles (Noreña-Barroso 1998, Noreña-Barroso 2004;

Noreña-Barroso 2007; Pérez-Maldonado 2006).

La primera de ellas, se localiza en el Municipio de Mazatán, Chiapas y se denomina “La

Victoria”. Según el censo del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Historia

(INEGI) para el año 2005 reporta que la principal actividad económica de la comunidad

es la agricultura, y cuenta con 621 habitantes como población total, de los cuales 94

son de edad escolar.

El segundo sitio, se denomina “el Ramonal” y es perteneciente al Municipio de Othón P.

Blanco, en Quintana Roo. Para el 2005, el censo del INEGI reporta que al igual que la

Victoria la principal actividad económica de la comunidad es la agricultura, cuenta con

862 habitantes del los cuales 126 son de edad escolar. En la figura 2, se muestra la

(27)

20

Como sitio de referencia, se seleccionó población de la ciudad de San Luis Potosí,

S.L.P, donde se han reportado bajos niveles de p,p-DDT y BPCs en población infantil

(Pérez-Maldonado 2006).

Figura 2. Localidades de estudio.

1.2 Tipo de estudio y selección de la población.

Se realizó un estudio del tipo transversal en los sitios seleccionado. Se llevaron a cabo

reuniones con los padres de familia en escuelas o Centros de Salud en los sitios

seleccionados con el propósito de explicar los objetivos del proyecto. Los criterios de

inclusión fueron niños de 9 a 11 años, residentes de la zona de estudio desde el

nacimiento, sin antecedentes de problemas neurológicos reportados por la madre y

(28)

21

muestra final de los sitios estudio fue de 18 niños para el sitio con DDT, 25 para el sitio

con la mezcla DDT – BPCs y 10 niños de la población control.

1.3 Monitoreo Biológico

Se tomaron muestras de sangre en ayunas de los niños seleccionados para el análisis

de los contaminantes. Todas las muestras se mantuvieron en congelación hasta su

procesamiento.

1.3.1 Cuantificación de DDT, DDE y BPCs.

Se cuantificaron los niveles de p,p-DDT, su metabolito p,p-DDE (diclorodifenil

dicloroetileno) y 14 congéneres de BPCs (28, 52, 99, 101, 105, 118, 128, 138, 153, 156,

170, 180, 183, 187) de acuerdo al método descrito por el Instituto Nacional de Salud

Pública de Quebec, Canadá (INSPQ) y modificado por Trejo y cols. (Trejo 2009). A 2

mL de plasma se le adicionaron 50 μl de estándar interno (mezcla de -HCB, BPC141 y

endrin marcados C13) se mezclaron en vortex y se dejo reposar a temperatura ambiente

por 60 minutos. Se agregaron 2 mL de alcohol desnaturalizado, 2 mL de sulfato de

amonio y 6 mL de hexano. La fase orgánica se separó por centrifugación (2300 rpm/

8min), mientras que la fase acuosa se re extrajo dos veces con 6 mL de hexano. La

fase orgánica puso en evaporación con flujo de nitrógeno hasta aproximadamente 1 mL.

La fase orgánica obtenida se agitó en vortex por 30 seg y se pasó por un cartucho de

(29)

22

el tubo donde se encontraba la fase orgánica se enjuagó con 1 mL de hexano y se

adicionó nuevamente al cartucho de florisil. Debido a que los COPs se quedan

retenidos en el florisil se adicionaron 12 mL dietil-eter:hexano al 6 % en dos tiempos

para eluirlos. El eluído se evaporó con una corriente suave de nitrógeno a 37 oC hasta

un volumen de 0.5 mL los cuales se llevaron a un vial de 1 mL con hexano. Las

muestras fueron analizadas en un cromatógrafo de gases marca Hewlett–Packard (HP)

modelo 6890 con automuestreador acoplado a un espectrómetro de masas HP modelo

5973. Como estándares internos se utilizaron isótopos de C13 para determinar el

porciento de recobro. La cuantificación de plaguicidas organoclorados y BPCs es parte

del programa de comparación interlaboratorios organizado por el INSPQ. Los resultados

obtenidos se encontraron dentro de los límites de tolerancia. La exactitud fue del 80 a

120% para todas las muestras analizadas. Al final, las concentraciones obtenidas

fueron ajustadas por los niveles de lípidos. Los niveles de BPCs fueron reportados

como la sumatoria de BPCs ( BPCs).

1.3.2 Cuantificación de lípidos.

Los lípidos fueron determinados a través del equipo RA-50 Chemistry System de Bayer,

utilizando el método colorimétrico propuesto por kit marca RANDOX. El fundamento del

método se basa en la reacción de lípidos con ácido sulfúrico concentrado, ácido

(30)

23

longitud de onda de 560 nm. En cada lote de muestras se procesó un punto de

calibración y un blanco.

1.3.3 Cuantificación de Plomo en sangre.

A partir de la sangre total obtenida en los tubos vacutainer® con EDTA como

anticuagulante se analizaron los niveles de plomo en sangre (PbS). La determinación

de PbS se llevo a cabo por el método descrito por Subramanian (Subramanian 1987).

Se tomaron 100 µL de sangre completa y se mezclaron con 400 L de solución tritón

modificador (Tritón-X 100 al 0.5%, fosfato de amonio al 0.5% y HNO3 al 0.2%). La

cuantificación de Pb se realizó con un Espectrofotómetro de Absorción Atómica con

horno de grafito Perkin-Elmer modelo 3110. Como control de calidad se analizaron

muestras de sangre del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los

Estados Unidos (CDC por sus siglas en ingles). La precisión que se obtuvo fue del 99 ±

9.0 %.

1.4 Evaluación del perfil neuropsicológico

Se seleccionó la batería de Evaluación Neuropsicológica Infantil Breve (ENIB)

(Solovieva y Quintanar 2000) para evaluar el perfil neuropsicológico de los niños. El

instrumento se encuentra elaborado a partir de las propuestas de Vigostky y Luria,

precursores de la neuropsicología soviética e incluye tareas para la evaluación de las

(31)

24

organización cinética de los movimientos (ORGCINMOV), memoria audio verbal

(MAUV) y visual (MVIS), regulación y control (REGYCON), oído fonemático (OFON),

lenguaje (LEN) y comprensión (COMP).

Uno de los desafíos del proyecto fue la calificación de la prueba debido a su carácter

de aplicación clínica y no epidemiológica. En el anexo 2, se presenta la prueba y la

manera de calificación.

La prueba se aplicó por neuropsicólogos entrenados y capacitados que desconocían

las concentraciones de DDT y BPCs en los niños. Estas se aplicaron en un espacio que

cubriera los requerimientos necesarios (privacidad, poco ruido, iluminación adecuada)

en horas y días escolares.

1.5 Información adicional

Se aplicaron cuestionarios a los padres de familia para obtener información sobre fecha

de nacimiento, grado escolar, nivel socioeconómico, estado de salud, etc.

1.6 Análisis estadístico.

Se realizó un análisis exploratorio de los datos (pruebas de normalidad, frecuencias,

media, desviación estándar, mínimo y máximo) para las variables sociodemográficas,

(32)

25

los resultados de las pruebas neuropsicológicas. Los niveles de p,p DDT, p,p- DDE y la

 BPCs fueron transformados a logaritmo para el análisis estadístico.

Debido a que no observamos diferencias significativas entre los niveles de p,p-DDT y

p,p-DDE y  BPCs en ng/mL y ng/glíp se realizó todo el análisis con los resultados

obtenidos en ng/mL.

Los resultados de la evaluación neuropsicológica infantil breve (ENIB) fueron

categorizados en 3 grupos de edad (6 a 7 años, 8 a 9 años y 10 a 11 años). Se crearon

gráficos de líneas para observar la tendencia de los resultados obtenidos por los niños

residentes de los sitios seleccionados.

Se realizó un análisis bivariado (t-student, -cuadrada) y multivariado (ANOVA, pos

Hoc) para observar la diferencia entre los diferentes sitios de estudio (DDT, DDT-BPCs

y Control).

Todo el análisis se estableció con un nivel de significancia de 0.05 a 2 colas y se realizó

(33)

26

II. Evaluación de los sitios con la mezcla DDT-BPCs

2.1 Sitios de estudio.

Con base a los resultados del estudio piloto, se decidió continuar el estudio en los sitios

expuestos al p,p-DDT, su metabolito p,p-DDE y BPCs. Por lo que se amplió la muestra

en dos localidades más ubicadas en los alrededores de la comunidad del el Ramonal.

Estas localidades al igual que el Ramonal, se encuentran localizadas en el municipio de

Othón P. Banco en Quintana Roo siendo la agricultura (principalmente la siembra de

caña) la principal actividad económica de la región. Las comunidades se denominan

“Allende” y “Los Sabidos”. La figura 3 presenta la localización de los sitios de estudio.

(34)

27

2.2 Selección de la población.

Se reunieron nuevamente a los padres de familia en las escuelas los Centros de Salud

de las comunidades seleccionadas para presentar reiteradamente los objetivos del

estudio. Se anexaron al proyecto 55 niños de 6 a 10 años. Como sitio de referencia, se

seleccionó nuevamente población de la ciudad de San Luis Potosí, S.L.P, donde se

han reportado bajos niveles de p,p-DDT y BPCs en población infantil (Pérez-Maldonado

2006).

2.3 Evaluación neuropsicológica

Para esta etapa del proyecto se seleccionaron 6 pruebas neuropsicológicas:

2.3.1 Cancelación de figuras (Rombos).

Se trata de una tarea sencilla dirigida a valorar la persistencia visual en niños entre 4 y

13 años. La prueba de rombos exige que el niño localice y señale todos los rombos que

aparecen aleatoriamente entre 140 formas geométricas con un tiempo máximo de 1

min. Esta prueba evalúa atención selectiva. En el anexo 3, se muestra la prueba y la

estrategia de calificación.

2.3.2 Retención de dígitos.

Esta prueba mide atención voluntaria, concentración, memoria auditiva inmediata y

(35)

28

escala de inteligencia Wechsler (WISC). Contiene siete pares de secuencias de

números aleatorios progresivamente más largos. La tarea de la persona examinada

consiste en la repetición oral de los dígitos en el mismo orden y luego la repetición de

los dígitos en orden inverso. Esta prueba requiere mucha concentración de parte de la

persona examinada y pronunciación clara de parte del examinador. En el anexo 4, se

muestra la prueba y la estrategia de calificación.

2.3.3 Dígitos y símbolos (Claves).

Esta prueba mide factor de distracción, destrezas motoras, velocidad psicomotriz,

coordinación óculo-manual, memoria a corto plazo, recuerdo visual, habilidades de

atención, habilidades simbólicas asociativas, capacidad, iniciativa, capacidad de

aprendizaje. Es una sub-tarea del WISC. Involucra aprendizaje de asociaciones,

conocimiento de números y velocidad motriz perceptiva. La prueba se realiza con

tiempo definido. La parte superior de la hoja de trabajo contiene una lista de números

de 1 al 9 asociados cada uno con un símbolo. En la parte inferior existe una lista de

dígitos aleatorios, con casillas en blanco debajo de cada dígito. La tarea de la persona

consiste en llenar, durante 90 segundos la mayor cantidad de cuadros en blanco con

los símbolos asociados con los dígitos correspondientes y hacerlo lo más rápido

(36)

29

2.3.4 Figura Compleja de Rey – Osterrieth (FCRO).

La FCRO fue creada en 1941 por André Rey. Esta prueba está compuesta por 9

unidades perceptuales que el niño debe integrar dentro de una sola unidad. Se obtienen

2 mediciones de la ejecución del niño; la primera que es la copia de la figura, la cual

refleja el grado de precisión de la función visuo-constructiva y la segunda que es la

realización de la figura de memoria (tres minutos después), evalúa la cantidad y calidad

de la información original retenida en la memoria espacial. En el anexo 6, se muestra la

prueba y la estrategia de calificación.

2.3.5 Fluidez verbal semántica.

Una de las pruebas de mayor uso en la valoración neuropsicológica es la de fluidez

verbal, tanto clínica como experimentalmente, por su fácil y rápida administración. La

tarea consiste en generar tantas palabras como sea posible. En la tarea semántica se

pide generar palabras pertenecientes a una categoría; por ejemplo, animales, frutas,

ropa, etc. Se otorga un minuto como tiempo límite para ejecutar la tarea. La fluidez

verbal mide principalmente la velocidad y facilidad de producción verbal; además,

evalúa la disponibilidad para iniciar una conducta en respuesta ante una tarea

novedosa. Asimismo, valora las funciones del lenguaje (denominación, tamaño del

vocabulario), la velocidad de respuesta, la organización mental, las estrategias de

búsqueda, así como la memoria a corto y largo plazo. También se ha propuesto que

(37)

30

mecanismos de recuperación y la memoria de trabajo. En el anexo 7, se muestra la

prueba y la estrategia de calificación.

2.3.6 Tablero de clavijas y ranuras (Grooved Pegboard).

Esta prueba evalúa la destreza manual, los movimientos finos de la mano, la

coordinación y la percepción. Consiste en colocar 25 clavijas en los agujeros de un

tablero. Las clavijas están diseñadas de forma particular y deben ser giradas para

poner en los agujeros. La prueba se hace primero con la mano dominante y luego con

la no dominante. Para cada mano se obtiene el tiempo en segundos que la persona

duró para realizar la prueba. En el anexo 8, se muestra la prueba y la estrategia de

calificación.

2.4 Valoración nutricional

2.4.1 Desnutrición proteico-calórica.

Se obtuvieron datos de talla, peso y edad, a partir de los cuales se calcularon los

parámetros de talla para la edad, peso para la edad y peso para la talla como

indicadores de desnutrición crónica y aguda respectivamente. Estos parámetros se

calcularon con el programa NutStat de EPI-infoTM versión 3.4.3, el cual utiliza como

referencia las tablas del Centro Nacional de Estadística de Salud de los Estados Unidos

(38)

31

2.5 Otros indicadores

2.5.1 Antecedentes de estado socioeconómico, familiar y de salud del niño.

Los antecedentes del estado general de salud del niño, se avaluaron a través de la

aplicación de cuestionarios a las madres de los niños seleccionados. Se obtuvieron

datos del historial de salud del niño (problemas durante embarazo, al nacer y/o durante

su desarrollo), indicadores de nivel socioeconómico y ambiente familiar así como su

situación actual. Anexo 10.

2.6 Análisis estadístico del estudio.

Se realizó un análisis exploratorio de los datos (pruebas de normalidad, frecuencias,

media, desviación estándar, mínimo y máximo) para las variables sociodemográficas,

nutricionales, niveles de contaminantes en sangre (p,p DDT, p,p- DDE,  BPCs y PbS) y

pruebas neuropsicológicas. Los niveles de p,p DDT, p,p- DDE y la  BPCs fueron

transformados a logaritmo para el análisis estadístico.

Al igual que en el análisis estadístico anterior, debido a que no observamos diferencias

significativas entre los niveles de p,p-DDT y p,p-DDE y  BPCs en ng/mL y ng/glíp se

realizó todo el análisis con los resultados obtenidos en ng/mL.

Los resultados de la prueba de cancelación de figuras fueron categorizados en 3 grupos

(39)

32

comparar los resultados de la prueba para cada categoría de edad y por sitio de

estudio.

Los resultados de la prueba de FCRO, clavijas y ranuras y fluidez verbal semántica,

fueron transformados a valores Z comparando los resultados obtenidos con valores de

referencia para diferentes grupos de edad y sexo (Trites 1977; Roselli-Cock 2004;

Cortes 1997). En el anexo 11, se presenta el cálculo del valor Z y los datos de los

valores de referencia. Se crearon curvas de distribución normal para observar la

distribución de los datos y el porcentaje de niños con puntajes menores a -1DE.

Los resultados de las pruebas de retención de dígitos y claves fueron normalizados

para la edad de cada uno de los niños utilizando la estandarización de la Escala de

Inteligencia Wechsler para población Mexicana (WISC-RM) (Gómez-Palacio 1984). Se

crearon histogramas de frecuencia acumulada para observar el porcentaje de niños que

se encontraban por debajo del valor de referencia de 10 puntos que marca la escala

WISC-RM.

Finalmente para evaluar la asociación entre los niveles de p,p DDT, p,p- DDE,  BPCs y

PbS y los resultados de las pruebas neuropsicológicas se calcularon correlaciones

parciales y crudas para cada contaminante. La influencia de diferentes factores

(40)

33

Todo el análisis se estableció con un nivel de significancia de 0.05 a 2 colas y se realizó

(41)

34

Resultados

I. Resultado de los sitios DDT y con la mezcla DDT-BPCs

En la tabla 1.1, se muestran las características sociodemográficas de las comunidades

seleccionadas para el estudio piloto. En los sitios DDT y DDT-BPCs la principal

actividad económica del padre fue jornalero (DDT 67%, DDT-BPCs 86%), el ingreso

promedio mensual de la mayoría de las familias encuestadas osciló entre los 500 y

1000 pesos para los dos sitios (DDT 57%, DDT-BPCs 63%). Con respecto a las

características de las viviendas, la mayoría de ellas contaba con luz. Sin embargo, en

ambos sitios aún hay viviendas sin este servicio (DDT 13%, DDT-BPCs 11%). Un alto

porcentaje aún cuenta con piso de tierra en el interior de la vivienda (DDT 53%,

DDT-BPCs 59%), siendo el techo de las viviendas de palma/madera para el sitio DDT (67%)

y lámina para el sitio DDT-BPCs (79%). La disponibilidad de agua en estas

comunidades proviene de agua entubada o un pozo que generalmente se encuentra

fuera de la vivienda pero dentro del terreno (DDT 78%, DDT-BPCs 95%). Casi el 100%

de los encuestados contaba con letrinas o medio baño (solo taza) y no tenían drenaje.

El uso de leña como biocombustible dentro de los hogares sin chimenea es común en

un alto porcentaje de estas viviendas (leña DDT 61%, leña/gas DDT-BPCs 57%). Los

datos obtenidos en relación a las características de la vivienda fueron similares a los

reportados por el censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y las

(42)

35

(CONAPO) del 2005 que ubican a estas comunidades como de “alto” grado de

marginación. Las características sociodemográficas de la población control fueron

totalmente distintas a las de las comunidades del Sureste Mexicano. Con respecto a la

ocupación del padre la mayoría de ellos cuenta con licenciatura. El ingreso mensual

promedio de las familias se encuentra por arriba de los $6000 pesos, contando con

todos los servicios básicos.

La tabla 1.2, presenta las características antropométricas y niveles de plomo en sangre

(PbS) (g/dL) de los niños seleccionados. La edad de los niños osciló entre 6 y 11 años,

con un promedio de 9.1 ± 1.3 años para el sitio DDT, de 7.7 ± 1.6 años para el sitio

DDT-BPCs y de 8.7 ± 1.7 años para el sitio control. El porcentaje de niños de sexo

masculino fue del 67% para el sitio DDT, del 52% para el sitio DDT-BPCs y del 40%

para el sitio control. El parámetro de referencia para desnutrición crónica (talla para la

edad) y aguda (peso para la talla) severa según la OMS (1986) y la Norma oficial

mexicana NOM-031-SSA2-1999 es de -2 desviaciones estándar (DE). El porcentaje de

niños en el índice de talla para la edad por debajo de este valor fue de 11 % para el sitio

DDT y de 5.3 % para el DDT-BPCs. No hubo ningún niño por debajo de este valor en

peso para la talla. El parámetro de referencia para obesidad (peso para la edad) según

la OMS y la NOM-031-SSA2-1999 es mayor a 2 DE, teniendo un 8.3 % para el sitio

(43)

36

el sitio DDT, de 3.1 ±1.6 g/dL para el sitio DDT-BPCs y de 3.1 ± 3.3 g/dL para el sitio

control. Solo un individuo del sitio control superó el valor de referencia de 10 g/dL.

Las figuras 1.1, presentan las concentraciones de p,p-DDT en plasma en ng/glípidos

(figura 1.1a) y en ng/mL (figura 1.1b) del los niños seleccionados en los sitios DDT y

DDT-BPCs. En el sitio DDT, la mediana de p,p-DDT en ng/glíp fue de 2399 y de 15.7

en ng/mL, mientras que para el sitio DDT-BPCs la mediana en ng/glíp fue de 6482 y de

34.8 en ng/mL. No hubo una diferencia estadísticamente significativa entre los niveles

de p,p-DDT en ambas comunidades. Las concentraciones de p,p-DDT en el 100% de

los niños del sitio control fueron no detectables.

Las concentraciones de p,p-DDE en plasma en ng/glípidos y en ng/mL del los niños

seleccionados en los sitios DDT y DDT-BPCs se presentan en la figuras 1.2 a y b. En

el sitio DDT, la mediana de p,p-DDE en ng/glíp fue de 10871 y de 79.6 en ng/mL,

mientras que para el sitio DDT-BPCs la mediana en ng/glíp fue de 50484 y de 273.9 en

ng/mL. Se observó una diferencia estadísticamente significativa en las concentraciones

de p,p-DDE entre los sitios de estudio (p<0.001). Las concentraciones de p,p-DDE en

el 100% de los niños del sitio control fueron no detectables.

Las concentraciones de los diferentes congéneres en plasma (ng/mL) de los niños

(44)

37

BPCs fue de 11.8 ± 9.1. De los 14 congéneres analizados, solo 5 estuvieron presentes

en el plasma de los niños (BPC 170, 118, 187, 99, 28), siendo el 187 el que predominó en el

100% de las muestras analizadas.

La figura 1.4, presenta los resultados que obtuvieron los niños en la Evaluación

Neuropsicológica Infantil Breve (ENIB). Se presentan los resultados por grupos de

edad: 6 a 7 años, 8 a 9 años y 10 a 11 años. Para el grupo de 6 a 7 años, se observó

que el grupo control ejecutó mejor en 7 de las 8 áreas evaluadas comparado con los

niños expuestos, presentando una diferencia estadísticamente significativa con las

ejecuciones del grupo de niños de los sitios DDT y DDT-BPCs en las tareas de

memoria audioverbal (MAUV) (DDT 0%, DDT-BPCs 8% vs Control 33% p<0.05), oído

fonemático (OFON) (DDT 57%, DDT-BPCs 51% vs Control 85% p<0.05), comprensión

(COMP) (DDT 70%, DDT-BPCs 64% vs Control 91% p<0.05) y lenguaje (LEN) (DDT

65%, DDT-BPCs 43% vs Control 98% p<0.05). Los niños del sitio DDT para este grupo

de edad, aunque presentaron ejecuciones más bajas en las diferentes tareas en

comparación con el grupo control, en dos tareas fueron los que presentaron los

puntajes más bajos (Control en organización cinética de los movimientos

(ORGCINMOV) y MAUV). No se observaron diferencias estadísticamente significativas

entre los tres grupos, debido probablemente al tamaño de muestra. Los niños del sitio

DDT-BPCs fueron los que tuvieron las puntuaciones más bajas en 5 de las 8 áreas

(45)

38

(REGYCON), OFON, lenguaje (LEN) y COMP. Para el grupo de 8 a 9 años, el grupo

control siguió presentando la mejor ejecución en 7 de las 8 áreas evaluadas, se

observaron diferencias estadísticamente significativas con las ejecuciones del grupo de

niños de los sitios DDT y DDT-BPCs en dos tareas, MAUV (DDT 9.5%, DDT-BPCs

25% vs Control 38% p<0.05) y LEN (DDT 63%, DDT-BPCs 64% vs Control 95% p<0.05).

Los niños del sitio DDT, tuvieron las puntuaciones más bajas en las diferentes tareas

en comparación con el grupo control, y para este grupo de edad en tres tareas fueron

los que presentaron los puntajes más bajos (ORGCINMOV, MAUV y COM) de los 3

sitios evaluados. Se observaron diferencias estadísticamente significativas en el área

de COM con las ejecuciones de los niños de los otros dos sitios (DDT-BPCs 84%,

Control 97% vs DDT 70% p<0.05). Para este grupo de edad, el desempeño en las

ejecuciones de los niños del sitio DDT-BPCs mejoró, ya que solo presentaron las

puntuaciones más bajas en cuatro de las 8 áreas evaluadas CNS/MTAC, MVIS, OFON

y LEN. Para el último grupo de edad de 10 a 11 años, las ejecuciones de los niños del

sitio control siguieron presentando las mejores ejecuciones, para este caso en 6 de las

8 tareas evaluadas (CNS/MTAC, ORGCINMOV, MVIS, OFON, LEN y COMP). Los

niños de sitio DDT siguieron presentando puntuaciones más bajas en las ejecuciones

de las tareas que los niños del grupo control sin embargo, no se observaron diferencias

estadísticamente significativas. Los niños del sitio DDT-BPCs, fueron los que

presentaron las ejecuciones más bajas para este grupo de edad, ya que presentaron

(46)

39

MAUV, MVIS, OFON, LEN y COM), observando una diferencia estadísticamente

significativa en LEN (DDT 72%, Control 97% vs DDT-BPCs 55% p<0.05).

II. Resultados de los sitios con la mezcla DDT-BPCs

Al analizar los indicadores socioeconómicos de los niños que se incluyeron en la

segunda etapa del estudio, no se observaron diferencias estadísticamente significativas

con los resultados presentados en la tabla 1.1. Respecto a las edad, la media para este

grupo fue de 8.6 ± 1.2 años. El porcentaje de niños de sexo masculino fue del 62 %. No

se observó una diferencia estadísticamente significativa con los niños de estudio piloto

en la proporción de niños con desnutrición (z <-2 DE) en la talla para la edad (5.3% vs

5.5%) y peso para a edad (15.2% vs 12.7%). Ningún niño tuvo valores menores a -2DE

en el z de peso para la talla. En relación a la concentración de PbS (3.1 ± 1.6 g/dL vs

4.7 ± 1.3 g/dL).

La figura 2.1, presenta las concentraciones de p,p-DDT y p,p DDE en plasma en ng/mL

del los niños en el sitio DDT-BPCs. La mediana de p,p-DDT en ng/mL fue de15.2,

mientras que para el p,p-DDE la mediana fue de 52.5 ng/mL.

Las concentraciones de los diferentes congéneres en plasma (ng/mL) de los niños del

sitio DDT-BPCs se presentan en la figura 2.2. La media de la  de BPCs fue similar a

(47)

40

esta ocasión de los 14 congéneres analizados, solo 4 estuvieron presentes en el

plasma de los niños (BPC 138, 118, 99, 28), repitiéndose los congéneres 118, 99 y 28, sin

embargo el 187 que predomino en el 100% de las muestras analizadas del estudio

piloto no se encontró en estos niños, presentándose con más frecuencia y en mayor

concentración el 118 y el 99.

La tabla 2.1, presenta los principales resultados obtenidos en la evaluación

neuropsicológica realizada a los niños en la comunidad DDT-BPCs y los resultados de

los niños residentes del sitio control así como los valores de referencia para cada

prueba. En la prueba de cancelación de figuras se observa que entre los valores de

referencia y los resultados de los niños del grupo control no hubo una diferencia

estadísticamente significativa (6 a 7 años 8.0 ± 1.7 vs 8.6 ± 2.7; 8 a 9 años 10.6 ± 2.1

vs 10.3 ± 2.3). Las puntuaciones de los niños del sitio control fueron mejores en

comparación con las obtenidas por los niños del sitio DDT-BPCs (6 a 7 años 7.2 ± 2.4;

8 a 9 años 8.3 ± 2.7; 10 a 11 años 10.0 ± 2.3) presentando una diferencia

estadísticamente significativa en el grupo de 10 a 11 años (DDT-BPCs 10.0 ± 2.3 vs

Control 12.3 ± 2.3* *p<0.01) (Figura 2.3). No se observo una diferencia estadísticamente

significativa entre los resultados de los niños el sitio DDT-BPCs y control obtenidos en

la prueba de retención de dígitos (9.6 ± 2.9 vs 10.7 ± 4.1 respectivamente)

manteniendo un porcentaje de niños con bajas puntuaciones (< a 10 puntos) similar en

(48)

41

observó una diferencia estadísticamente significativa entre los resultados obtenidos por

los niños del sitio DDT-BPCs y el control (7.5 ± 3.3 vs 10.7 ± 4.1 p<0.01). El porcentaje de

niños con puntuación menor a 10 fue del 73 % para el sitio DDT-BPCs y del 17 % para

el sitio control (Figura 2.4b). Se observó una diferencia estadísticamente significativa en

los valores Z obtenidos en la versión copia y memoria de la FCRO entre los niños

residentes del sitio DDT-BPCs y los niños del sitio control (copia -1.5 ± 1.1 vs -0.3 ±

1.5*; memoria -0.6 ± 0.9 vs -0.3 ± 0.5* *p<0.01). La proporción de niños con valores z < a

-1 DE fue del 69 % vs 44 % en la versión copia y del 34.5 % vs 0% en la versión

memoria para el sitio DDT-BPCs y control respectivamente (Figura 2.5 a,b). Respecto a

los valores Z obtenidos en el tablero de clavijas y ranuras no se observaron diferencias

estadísticamente significativas entre los niños residentes del sitio DDT-BPCs y los

niños del sitio control (mano dominante 0.2 ± 0.6 vs -0.1 ± 0.6; mano no dominante -0.1

± 0.6 vs -0.3 ± 0.5). El porcentaje de niños con valores z < a -1 DE fue de 2.5 % en el

sitio DDT-BPCs vs 12.5% en el sitio control para la mano dominante y no dominante

(Figura 2.6 a,b). Finalmente en la prueba de fluidez verbal no se observaron diferencias

estadísticamente significativas entre los niños residentes del sitio DDT-BPCs y los

niños del sitio control (animales -0.7 ± 0.9 vs -0.6 ± 0.9; frutas -0.9 ± 0.8 vs -0.4 ± 1.4).

El porcentaje de niños con valores Z menores a -1 DE fue del 42% en la versión

animales para el sitio BPCs y control 43 % en la versión frutas para el sitio

(49)

42

La tabla 2.2 presenta la asociación entre las concentraciones de p,p-DDT, p,p-DDE y 

BPCs en plasma y los puntajes en la versión copia y memoria de la FCRO. Se observo

una asociación negativa estadísticamente significativa en la concentración de p,p-DDE

(ng/mL) y los puntajes de la versión memoria de la FCRO (r = -0.24** *p<0.001). Al ajustar

la asociación por la edad de los niños, se sigue presentando la misma tendencia (r =

(50)

43

Discusión

Este estudio presenta evidencia de concentraciones elevadas de DDT, su

metabolito DDE y BPCs en niños residentes de comunidades del Sureste Mexicano

así como efectos neurotóxicos por la exposición a estos compuestos.

I. Exposición.

Las concentraciones de p,p-DDT, p,p-DDE en plasma de los niños seleccionados

en el sitio DDT, fueron similares a las encontradas por Herrera-Portugal y col., en

Octubre del 2007 en el plasma de 40 niños de 6 a 12 años residentes de la misma

comunidad (La Victoria, Chis.), (DDT 15.7 ± 39 vs 12.08 ± 8.58 ng/mL; DDE 79.6 ±

30 vs 53.32 ± 35.61 ng/mL) (Herrera-Portugal 2008), el muestreo de esta

investigación se realizó en Febrero del 2006. Respecto a las concentraciones de

p,p-DDT y p,p-DDE en el plasma de los niños residentes del sitio DDT-BPCs,

Pérez-Maldonado y cols., realizaron biomonitoreos en niños residentes del mismo

sitio de estudio (El Ramonal, Q.Roo) en años anteriores (2003 DDT𝑥=18.7 ng/mL, DDE 𝑥 =64.27 ng/mL; 2004 DDT 𝑥 =11.7 ng/mL, DDE 𝑥 =78.54 ng/mL) se observó un incremento en las concentraciones de ambos tóxicos para el 2006 (resultados del

estudio piloto) (DDT 34.8 ± 24 ng/mL, DDE 273.9 ± 192.3 ng/mL) y un decremento

para el 2007 (DDT 15.2 ± 14.8 ng/mL, DDE 52.5 ± 78.2 ng/mL). Al comparar

(51)

44

de población general de otras regiones del mundo, las concentraciones de DDE en

el plasma de los niños del Sureste Mexicano (10871 ng/glíp) fueron 87 veces más

altas que adolescentes entre los 12 a 19 años residentes de E.U. (124 ng/glíp)

(Needham 2005) y 23 y 57 veces más altas que niños entre 3 a 14 años residentes

de Alemania Este (413 ng/glíp) y Alemania Oeste (190 ng/glíp) (Becker y

Kolossa-Gehring 2008), también fueron de 2 a 5 veces más altas que los niveles de DDE en

suero encontrados en trabajadores de la agricultura en la India (2 a 33 ng/mL)

(Subramanian y Solomon 2006).

Con respecto a los BPCs en plasma, si comparamos las concentraciones

encontradas en los niños residentes del sitio DDT-BPCs (El Ramonal, Q.Roo) estas

fueron similares a las observadas en un sitio contaminado con BPCs en México

(San Felipe Nuevo Mercurio BPCs 12.5 ng/mL) (Costilla 2006). Estos datos son

alarmantes ya que las concentraciones 22 congéneres analizados BPCs en 638

adolecentes residentes de Estados Unidos, se encontraron por debajo del límite de

detección en el 75% de las muestras analizadas (Needham 2005).

II. Factores de riesgo.

Se observó una asociación positiva estadísticamente significativa entre las

(52)

45

de pescado (veces a la semana) (r=0.326, p=0.03) y la duración de la lactancia

(meses) (r=0.368, p=0.012) este resultado concuerda con los encontrados por

Herrera-Portugal y col., en el estudio de evaluación de rutas de exposición en comunidades de

zonas málaricas donde observan un incremento en los niveles de DDE en el plasma de

los niños residentes de estos sitios al incrementar el consumo de pescado (= 14.0 ±

1.36 p<0.000), sin embargo ellos no encontraron asociación con la duración de la

lactancia (Herrera-Portugal 2005). La frecuencia de consumo de pescado y la duración

de la lactancia nos podrían explicar una exposición actual y pasada al DDT como

mencionamos en los antecedentes.

Estudios de contaminación ambiental y en algunas especies animales en la zona,

principalmente en el Rio Hondo o la bahía de Chetumal mencionan la presencia de

BPCs (Noreña-Barroso 1998, Noreña-Barroso 2004; Noreña-Barroso 2007), por lo que

estos sitios podrían ser la principal fuente de exposición, siendo el consumo de

pescado contaminado su principal ruta de exposición a BPCs en los niños, sin embargo

se tendría que realizar más estudios en la zona para comprobarlo.

III. Efectos neurotóxicos asociados a la exposición.

Los efectos crónicos del DDT y BPCs sobre el Sistema Nervioso Central (SNC) ocupan

(53)

46

(Faroon 2000; Ribas-fitó 2001; Weiss 2004; Beard 2006). La mayoría de los estudios se

enfocan a evaluar dichos efectos por exposición perinatal, sin embargo el objetivo

principal de este proyecto fue evaluar los efectos neurológicos en los niños de 6 a 9

años de estas zonas por una exposición actual, crónica y partiendo con base en los

antecedentes del sitio una exposición prenatal.

Los resultados obtenidos en el estudio piloto donde se utilizó como herramienta la

batería de pruebas propuesta por Quintanar y Solovieva denominada “Evaluación

neuropsicológica infantil breve (ENIB)”, demostraron que el desempeño de los niños del

sitio control (sitio de baja exposición a COPs pero más alto nivel socioeconómico) fue

mejor en las pruebas de cinestésico y memoria táctil (CNS/MTAC), memoria

audio-verbal (MAUV), oído fonemático (OFON), lenguaje (LENG) y comprensión (COMP), ya

que realizaron un mayor número de actividades correctas en las tareas que se

utilizaron para evaluar los diferentes factores neuropsicológicos, esto para las tres

categorías de edad que se crearon. Estos resultado concuerdan con un estudio previo

en el que se utilizó la misma herramienta ENIB para evaluar niños de diferente nivel

socioeconómico donde se observó que los niños procedentes de zonas urbanas,

presentaban mejores ejecuciones que los niños de zonas rurales en todas las tareas

sin embargo, ellos encontraron las mayores diferencias en factores como la

organización cinética de los movimientos, regulación y control y análisis y síntesis

espaciales (Solovieva 2002). Los mismos autores mencionan en otro artículo que el

Figure

Actualización...

Descargar ahora (124 pages)