La Familia Salesiana

10 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Asociación de

Salesianos Cooperadores

Región Ibérica

Septiembre 2011

(2)

4.3.- El salesiano cooperador, un seglar en la

Familia Salesiana.

4.3.1.- Don Bosco Fundador

4.3.2.- La Familia Salesiana

(3)

Región Ibérica

TEMAS DE FORMACIÓN INICIAL

4.-UN SALESIANO

4.3.-EL SALESIANO COOPERADOR, UN SEGLAR EN LA FAMILIA SALESIANA

4.3.2.-LA FAMILIA SALESIANA

4.3.2

La Familia Salesiana

OBJETIVOS

- Conocer ampliamente la realidad de la gran Familia Salesiana: origen, integrantes, rasgos característicos.

- Profundizar en el sentido de la Familia Salesiana a la luz de lo que Don Bosco pretendía y conocer su misión en la Iglesia actual.

- Acrecentar en nosotros la dimensión eclesial de nuestra vocación.

REFERENCIAS

Cristianas

Citas bíblicas: 1Cor 12, 4-7, Flp 4, 4-9, Ef 4, 14-16, Mt.7,16-19

Exhortación Apostólica “Chritifideles Laici” (Juan Pablo II, 1988)

Concilio Vaticano II: “Lumen Gentium”

Referencias salesianas

PVA (Proyecto de Vida Apostólica. Asociación de Salesianos Cooperadores)

“Al querer determinar los elementos que son comunes a los distintos grupos (en sentido estricto) de la Familia Salesiana, hay que recordar que todos ellos se reducen fundamentalmente al hecho de haber sido llamados a la única misión salvadora, la misma fe de Don Bosco, para realizarla según su espíritu…”

(Capítulo General Especial de los Salesianos)

“Esta misión la realizamos “según una forma de fraternidad apostólica, que parte del celo común por la salvación de la juventud y que únicamente se diferencia en sus expresiones. La acción de todos los miembros de la Familia Salesiana (entendida como promoción integral y educación en la fe de los jóvenes pobres) adquiere así una orientación fraternal y comunitaria, y avanza en una línea de corresponsabilidad común; no obstante, las expresiones de esta compleja acción apostólica deberán diferenciarse según los tiempos, las personas y los lugares (…) Sin embargo, a pesar de la variedad de expresiones, el estilo familiar, característico de D. Bosco, será siempre el elemento de unidad entre los miembros de la Familia Salesiana y la nota típica de su apostolado”

(4)

“Conforme a las condiciones del mundo de hoy: El mundo unificado a través de la comunicación, caracterizado por la complejidad, por el carácter transversal de muchas causas, por la posibilidad de redes, ofrece un escenario nuevo para la misión cristiana, promocional, educativa, juvenil.

La Familia Salesiana tratará conjuntamente de dar espesor a la propia presencia en la sociedad e incidencia a su acción educativa: hay el problema juvenil, hay la vida que custodiar, hay la pobreza en sus diversas expresiones que se deben eliminar; hay la paz que promover; hay los derechos declarados que deben hacerse reales; hay Jesucristo que debemos dar a conocer (…)

“Los Aguinaldos de estos últimos tres años han puesto en evidencia la emergencia educativa, el compromiso por la familia, la promoción de la vida, la preferencia por los pobres, la solidaridad globalizada, la nueva evangelización.

(Don Pascual Chávez-Aguinaldo 2009)

“De nuestro amor a Cristo nace, inseparablemente, el amor a su Iglesia, Pueblo de Dios, centro de unidad y de comunión de todas las fuerzas que trabajan por el Reino. Nos sentimos parte viva de ella y cultivamos, personal y comunitariamente, una renovada conciencia de Iglesia. La demostramos con nuestra fidelidad al Sucesor de Pedro y a su magisterio, con la voluntad de vivir en comunión y colaboración con los obispos, los religiosos y los seglares. Educamos a los jóvenes cristianos en un auténtico sentido de Iglesia y trabajamos asiduamente para que crezca. Don Bosco nos dice: “Todo esfuerzo es poco cuando se trata de la Iglesia y del Papa”.”

(Constituciones Salesianas. Art. 13)

DESARROLLO

Documento para la reflexión

LA FAMILIA SALESIANA.

Origen de la Familia Salesiana:

El origen de nuestra familia lo encontramos en el “corazón oratoriano” de D. Bosco, en su caridad pastoral, con la figura del Buen Pastor que le guía y presta el contenido y las características de su acción pastoral y apostólica, especialmente entre los jóvenes. Del estilo de su acción pastoral surgirá nuestra espiritualidad salesiana.

Don Bosco, conmovido por la situación de la juventud y ante la gravedad, urgencia y dimensiones del problema, busca la ayuda de todas las fuerzas posibles para salvar a esos jóvenes. Busca colaboradores, empezando por su propia madre, de todas las clases sociales, cultura y posición económica.

Muchos responden a su llamada y decide crear una organización que los agrupe a todos bajo la protección de S. Francisco de Sales: la Congregación Salesiana (1859), el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora (1872) y los Cooperadores Salesianos (1876)

(5)

Región Ibérica

TEMAS DE FORMACIÓN INICIAL

4.-UN SALESIANO

4.3.-EL SALESIANO COOPERADOR, UN SEGLAR EN LA FAMILIA SALESIANA

4.3.2.-LA FAMILIA SALESIANA

Fundó una única organización de fuerzas apostólicas, no instituciones paralelas. Fue el constructor de una única familia espiritual compuesta por grupos distintos y complementarios, aunque en la práctica no consiguió ver realizada esa unidad de forma canónica adecuada.

A la luz del magisterio conciliar acerca de los carismas que el Espíritu distribuye entre los miembros del Pueblo de Dios para hacerlos “aptos y prontos para ejercer las diversas obras y tareas útiles para la renovación y la mayor edificación de la Iglesia” (LG 12), la Familia Salesiana fundada por Don Bosco fue reconocida como una realidad carismática, es un don del Espíritu Santo a la Iglesia, destinado a crecer y prolongarse en el Pueblo de Dios.

Su fundador, S Juan Bosco, es portador de un proyecto de vida, no sólo para su tiempo, sino también para el futuro.

A lo largo de su historia, la Familia Salesiana ha ido creciendo con nuevas fundaciones que han enriquecido las tres ramas originales fundadas por D. Bosco.

El término “familia” refleja el estilo que él quiso como característica d todas las obras apostólicas emprendidas a favor de la juventud y los ambientes populares.

Relación de Grupos de la Familia Salesiana oficialmente

reconocidos:

1. La Sociedad de S. Francisco de Sales (Salesianos de D. Bosco) 2. El Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

3. La Asociación de Salesianos Cooperadores. 4. La Asociación de María Auxiliadora.

5. La asociación de los Antiguos Alumnos y Antiguas Alumnas de D. Bosco.

6. La asociación de los Antiguos Alumnos y Antiguas Alumnas de las Hijas de María Auxiliadora.

7. El Instituto de las Voluntarias de D. Bosco.

8. Las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y de María. 9. Las Salesianas Oblatas del Sagrado Corazón de Jesús. 10. Los Apóstoles de la Sagrada Familia.

11. Las Hermanas de la Caridad de Miyazaki. 12. Las Hermanas Misioneras de María Auxiliadora. 13. Las Hijas del Divino Salvador.

14. Las Siervas del Corazón Inmaculado de María. 15. Las Hermanas de Jesús Adolescente.

16. La Asociación Damas Salesianas. 17. Los Voluntarios con Don Bosco.

18. Las Hermanas Catequistas de María Inmaculada Auxiliadora. 19. Las Hijas de la Realeza de María Inmaculada.

20. Los Testigos del Resucitado 2000. 21. La Congregación de Miguel Arcángel.

22. La Congregación de las Hermanas de la Resurrección. 23. La Congregación de las Hermanas Anunciadoras del Señor.

(6)

Cada grupo trata de esforzarse, dándose Estatutos o Reglamentos de Vida, líneas de formación y compromisos para mejorar la organización y encontrar el camino y la oportunidad de crecimiento y desarrollo.

Rasgos que definen a la Familia Salesiana

Dentro de la diversidad de “espiritualidades” que conviven en la Familia (sacerdotal, religiosa y seglar) existe una serie de rasgos comunes, salesianos, que la distinguen:

- Pasión por el apostolado entre los jóvenes, con un modo de sentir, vivir y comunicar los valores del Evangelio y de traducirlos en un proyecto de vida propio: “Da mihi animas, caetera tolle”.

- Compartimos el corazón oratoriano de D. Bosco, lleno de caridad pastoral, que hace sentir a Dios como Padre, como Salvador, como impulso de vida; con una predilección por los más pobres y por el logro de su salvación integral.

- Un espíritu salesiano que se expresa bajo múltiples aspectos: actitud de esperanza, de trabajo, de templanza, de disponibilidad, de alegría, de sencillez, un ambiente donde las relaciones se basan en el espíritu de familia, con un clima y estilo propios, donde cada uno se siente acogido, valorado y ayudado en dar y en recibir.

- Una idéntica misión juvenil y popular que nos hace especialmente sensibles a la promoción integral de los grupos y ambientes populares.

- El Sistema Preventivo: un proyecto dinámico de educación y evangelización. Un sistema original de acción pastoral con los jóvenes, hecho de llamadas al corazón, a la responsabilidad y al sentido profundo de la vida.

La Familia Salesiana es un Proyecto de vida y de acción unitario, articulado y abierto, al que se es llamado por el Espíritu Santo y en cuya realización se participa de distintos modos.

- Es un proyecto unitario porque muchos valores son comunes y hay que realizarlos juntos. Siguiendo las indicaciones del Capítulo General XXI de los SDB, en cada Inspectoría Salesiana se elaborará un proyecto educativo-pastoral “inculturado”, de acuerdo a la situación y a las exigencias sociales, culturales, religiosas y eclesiales del lugar, poniendo en común prioridades y viviendo un sentido de “anticipación”. Para su elaboración y realización, deberán implicarse en él los Grupos de la Familia Salesiana que intervienen en cada lugar y, por supuesto, los Cooperadores.

Somos corresponsables de la vitalidad del proyecto de Don Bosco en el mundo y debemos garantizar un conocimiento actual, crítico y vigoroso de la figura de nuestro fundador.

- Es un proyecto articulado porque en él operan Grupos con una identidad salesiana propia, con una vocación concreta diferente y unos valores específicos que cada cual aporta a la única Familia y que se van definiendo y renovando sobre todo en los Capítulos o Asambleas Generales. Todo ello se codifica en los respectivos textos constitucionales o reglamentarios.

Nuestra Asociación “aporta a la Familia Salesiana los valores específicos de su condición secular, respetando la identidad y autonomía propias de cada grupo” (capítulo 1 art.5 PVA).

(7)

Región Ibérica

TEMAS DE FORMACIÓN INICIAL

4.-UN SALESIANO

4.3.-EL SALESIANO COOPERADOR, UN SEGLAR EN LA FAMILIA SALESIANA

4.3.2.-LA FAMILIA SALESIANA

Se trata de los valores vinculados al apostolado seglar en la familia, en el matrimonio, en el ambiente de vida y trabajo, en la realidad social, en la tarea de la educación cristiana de la juventud con una actitud y actividad generosa, solidaria, participativa y operativa desde la Familia Salesiana enraizada en una Iglesia cuyo núcleo es Cristo y cuyo destinatario es el hombre” (IV Encuentro Nacional de CCSS. Dic. 2006)

- Es un proyecto animado por el Espíritu, que suscita la fraternidad de cuantos colaboran en él. Implica percibir y vivir a Cristo en medio de nuestra comunión. “El Espíritu Santo mantiene unidos a cuantos ha convocado. En la base de nuestra salesianidad está la llamada del Espíritu Santo para la realización orgánica, a pesar de su complejidad, de la salvación de la juventud pobre y abandonada, según el espíritu de Don Bosco. En este sentido, todos los miembros de la Familia Salesiana sienten como auténticos sus vínculos recíprocos.” (CGE.)

- Es un proyecto que implica la comunión en una justa autonomía: “Sabemos con cuanta insistencia Don Bosco quería reunir públicamente las fuerzas de sus distintos colaboradores (…) Se requiere autonomía de cada uno de los Grupos de la Familia Salesiana, a fin de que puedan expresar integralmente sus propias riquezas y valores; pero, asimismo, urge afirmar la interdependencia externa y funcional de los Grupos, como expresión de una vocación salesiana común.” (CGE.)

DIMENSIÓN ECLESIAL DE LA FAMILIA

Las Familias Espirituales

Se entiende por “Familia espiritual” al conjunto de bautizados que viven una cierta espiritualidad y que participan en la experiencia espiritual de un hombre o de una mujer o de un grupo fundador carismático.

A lo largo de los veinte siglos de historia de la Iglesia, fueron surgiendo muchas familias espirituales: franciscana, dominicana, carmelitana, agustiniana, ignaciana…

En el siglo XIX nace la Familia Salesiana de Don Bosco, caracterizada por la caridad pastoral hacia los jóvenes pobre y el pueblo sencillo, alimentada por el trabajo y la templanza, por la amabilidad y la alegría, desde la devoción a Jesús en la Eucaristía y a María Auxiliadora.

Toda Familia espiritual ofrece a sus miembros cinco elementos vivificadores:

- Se ofrece como una auténtica familia, con un ambiente espiritual eclesial, en el que se respira un aire particular, inspirado en la experiencia profunda de un hombre o de una mujer carismáticos.

- Una familia espiritual que ofrece una particular sensibilidad doctrinal en el campo teológico, ascético, espiritual, pastoral…, que propicia un especial modo de entender a Cristo y su Evangelio, y de seguirle al servicio de la Iglesia. Pensemos, por ejemplo, en la Familia Salesiana, en su riqueza de doctrina espiritual, pastoral y pedagógica, sintetizada en el Sistema Preventivo.

- Ofrece una típica experiencia de vida espiritual, configurada por un cierto modo de entender el misterio cristiano y de vivir el encuentro íntimo con Dios, con Cristo, con María; una manera particular de vivir la conversión personal, el método de

(8)

oración…, generados por el propio Fundador y por sus mejores discípulos, bajo la fuerza del Espíritu Santo.

- Ofrece un campo apostólico típico, un modo de convertir la propia vida en algo útil, dando respuesta a las necesidades concretas de la Iglesia y de los hombres y mujeres de hoy.

- Ofrece una particular fraternidad, la posibilidad de vivir todas sus riquezas en comunión con los hermanos y hermanas convocados por el mismo espíritu, apoyados, enriquecidos y estimulados los unos por los otros, en apertura constante y en conexión con otras familias espirituales de la Iglesia.

Toda Familia espiritual supone una cierta institucionalización, más o menos flexible, pero necesaria para asegurar la propia consistencia, la espiritualidad y la fidelidad.

La pertenencia a una Familia es un hecho vocacional, de libertad, de crecimiento. Una familia espiritual no puede pretender un monopolio en la Iglesia ni identificar su espiritualidad con la espiritualidad global de la Iglesia.

Teniendo el grupo un carácter público y eclesial, la persona que decide hacerse miembro del mismo entra a formar parte, oficialmente, de él, después de una iniciación y preparación, con un acto público de compromiso.

A la Familia, en su conjunto, le corresponde asegurar la vitalidad de su carisma, a fin de que la experiencia espiritual del Fundador sea, no solamente vivida y custodiada, sino profundizada y desarrollada en sintonía con el Cuerpo de Cristo, en constante crecimiento.

La Familia Salesiana tiene una misión eclesial.

La Familia Salesiana fue suscitada carismáticamente por el Espíritu Santo. Según la doctrina de San Pablo, los carismas o dones espirituales particulares son distribuidos siempre y sólo por el Espíritu Santo entre individuos o grupos en vistas del bien común, para que la vitalidad de todo el cuerpo, -la Iglesia -, sea más intensa.

Así lo comprendió Don Bosco, hombre de Iglesia por excelencia. Siempre puso toda su misión y todos los Grupos de la Familia a su servicio: en un principio al servicio de la Iglesia de Turín; después, de la de Italia y, finalmente, de la Iglesia Universal. Todos los grupos de la Familia Salesiana tienen un designio mundial, una organización internacional, una apertura hacia la Iglesia Universal.

El “sentido de Iglesia” es uno de los rasgos característicos del espíritu salesiano. Damos a la palabra “Iglesia” su acepción total: se trata, a la vez, del Pueblo de dios, del que somos miembros y al que queremos servir, y de la Jerarquía, a la que prestamos nuestra respetuosa obediencia y nuestra generosa colaboración. Don Bosco temió siempre la dispersión de fuerzas, enseñó a todos sus hijos e hijas a ser, en todo lugar y en toda ocasión, “reunificadores” y “constructores” del Cuerpo de Cristo, en la verdad y en la caridad, en la concordia y cohesión de todos sus miembros.

“La Familia Salesiana desarrolla una espiritualidad original de naturaleza carismática que enriquece a todo el Cuerpo de la Iglesia y constituye un modelo pedagógico cristiano totalmente particular.” (CGE)

La aportación de los Cooperadores a la Familia Salesiana

Desde la perspectiva de la Familia Salesiana, el Cooperador aporta los valores propios de su condición secular, y desde un compromiso claro y explícito, vivido salesianamente.

(9)

Región Ibérica

TEMAS DE FORMACIÓN INICIAL

4.-UN SALESIANO

4.3.-EL SALESIANO COOPERADOR, UN SEGLAR EN LA FAMILIA SALESIANA

4.3.2.-LA FAMILIA SALESIANA

Vivir la vocación salesiana desde la secularidad es una característica específica, adaptada a todas las edades, situaciones y profesiones.

Especial relieve adquiere la vocación vivida desde el matrimonio, compartiéndola en pareja como proceso de crecimiento. He aquí una originalidad particular que, desde la Asociación de Cooperadores, se aporta a los otros grupos: que la vocación puede ser vivida desde la intimidad y el compromiso de los esposos, creando hogares auténticamente salesianos, primera “escuela” salesiana.

La Asociación de Salesianos Cooperadores se convierte en lugar privilegiado de encuentro y fusión armoniosa de los valores seculares y los valores salesianos, aportando la caridad pastoral, la amabilidad, el optimismo, la creatividad… Y todo esto, vivido no sólo en una obra salesiana, sino en cualquier lugar o situación.

El Cooperador vive su vocación con una misión que comparte con todos los grupos de la Familia. Se convierte en testimonio: en él los jóvenes ven accesible los valores cristianos que les proponen.

Inserto en la Iglesia local, comprometido en tareas diocesanas, hace visible la catolicidad de la propia Iglesia, a la que aporta un carisma singular salesiano.

Pistas para la reflexión y el comentario en grupo

- ¿Cuáles serían los valores más destacados que darían sentido al concepto de Familia Salesiana?

- Entre los rasgos que definen a la Familia Salesiana: ¿Con cuál te identificas más? ¿Cuál crees que aprecian más los jóvenes?

- ¿Qué nos exige sentirnos en sintonía con esta familia?

- ¿Conozco los documentos del Rector Mayor que tienen como finalidad profundizar, guiar y animar a los distintos grupos de Familia Salesiana? ¿Los uso para mi formación personal y los utilizamos para la formación común en el grupo?

- De los cinco elementos “vivificadores”, ¿cuál te resulta más difícil de entender?

- ¿Tienes idea clara de la razón de ser de la Familia Salesiana en la Iglesia? ¿Qué nos exige, aquí y ahora?

PARA DOCUMENTARSE – OTROS RECURSOS

Bibliografía

- “PVA” (Proyecto de Vida Apostólica. Asociación de Salesianos Cooperadores):

- “Identidad de la comunión en la Familia Salesiana de San Juan Bosco” (E. Viganó, 1995)

- “Carta de la misión de la Familia Salesiana” (Juan E. Vecchi, 2000)

- “Congreso Regional Europa Oeste de Cooperadores Salesianos” (Sevilla. diciembre de 2000)

(10)

- “Aguinaldo 2009: “La Familia Salesiana ayer y hoy: la semilla se ha convertido en un árbol y el árbol en un bosque” (Pascual Chávez Villanueva)

- “Una vocación concreta en la Iglesia, Cooperador Salesiano” (J. Aubry, CCS, 1973)

- “La Familia Salesiana” (E. Viganó, CCS, 1982)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :