La Caída del Hombre INTRODUCCIÓN

Texto completo

(1)
(2)

La Caída del

Hombre

INTRODUCCIÓN

El Dios que hizo todo este infinito Universo también creó al hombre a su imagen y semejanza, lo plantó en un frondoso huerto pletórico de frutas y todo tipo de alimento para que este disfrutara de una vida abundante, feliz, para que fuera el gobernante de toda la Creación Terrestre.

El hombre es la corona de la Creación, salió de las manos de Dios para gobernar este Planeta, David escribió: “Le has hecho poco

menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies:” Salmos 8:5 – 6. Han

pasado tantos miles de años desde que sucedió la gran tragedia en la que el hombre tomó un camino equivocado, por eso es imposible poder imaginarse el infinito potencial que Dios colocó en la mente de aquella primer pareja; en sus orígenes el Eterno dijo: “…

Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.” Génesis 1:26

Pero desafortunadamente el hombre se rebeló contra su

Hacedor rechazando

deliberadamente los decretos Divinos: “No obstante, reinó la

muerte desde Adam hasta Moisés, aun en los que no pecaron á la manera de la rebelión de Adam; el cual es figura del que había de venir. (RVA)” Romanos 5:14 No se

puede dimensionar el caos, el trastorno que provocó esta coalición espiritual, el rey de la

Creación se rebeló

deliberadamente y sin causa contra Aquel que le había entregado tantos poderes, así que como hizo esto no por ignorancia inmediatamente después fue

Adán y su descendencia iban a tener absoluto dominio sobre todo lo creado, dominarían los mares, los vientos, las tempestades, y cuanto existe en este planeta, era “el rey de la Creación”.

(3)

destituido de aquella gloria que le habían dado: “por cuanto todos

pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,” Romanos 3:23.

¿Qué es destituir? “Expulsar [la autoridad competente] a una persona de su cargo.”

Adán ya no volvió a entrar en el huerto del Edén, nunca más disfrutó de aquel coloquio con Dios y toda la Creación entró en caos porque él se rebeló contra su Hacedor, a partir de aquel momento de desobediencia el hombre y toda su descendencia cayeron estrepitosamente en una situación de maldición y corrupción: “Y la tierra se

contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno.” Isaías 24:5.

Lento y monótono ha ido andando el tiempo y el hombre se fue hundiendo más y más en una degeneración moral, física y espiritual al extremo que hoy los hijos de Adán no quieren tener a Dios en su memoria. Ningún moralista, sociólogo, o cualquier otro artífice de esta sociedad tiene la capacidad para hacer que el hombre pueda recuperar aquella gloria perdida, de hecho ya ni se

dan cuenta de lo que nuestros ancestros perdieron, la bruma del tiempo ha hecho olvidar esta gloria perdida, hoy el hombre solo tiene ligeros destellos de aquel potencial que en sus orígenes pusieron en su mente y le cuesta mucho poder descubrir ese pequeño poder Divino que por el mismo amor de su Hacedor dejó en su cerebro para que siga siendo diferente de los irracionales.

El apóstol Pablo, en una de esas exaltaciones espirituales nos describe el caos en que cayó la Creación, y también nos revela que un día será restituida: “porque

No sabemos cuánto tiempo disfrutó la primer pareja de

esa gloria de la que fue destituida, lo único que encontramos es que le pusieron nombre a todos los

animales, y eso nos deja ver que eran personas inteligentes, estaban desarrollando su increíble potencial, y cuando se da la

rebelión entró la muerte, el dolor y todos los padecimientos se han ido

(4)

también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.” Romanos 8:21 – 23.

Este caos en el que hoy se encuentra nuestro Planeta solamente podrá ser renovado cuando vuelva Jesucristo, Él es el segundo Adam, y viene a reivindicar lo que el primer Adam perdió; mientras eso suceda hay que soportar las malas decisiones de nuestros padres: “Mas ahora

Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.” 1 de Corintios 15: 20 al 22.

El único que puede hacerlo es aquel que hace dos mil años visitó este Planeta y nos dejó dicho:

“Que Él es el camino la verdad y la

vida, y que nadie llega al Padre si no por Él” Juan 14:6

Miremos algunas

degradaciones que

ha sufrido la raza

humana

1) Cuando Adán pecó, “Fueron abiertos los ojos de ambos y conocieron que estaban desnudos: entonces cocieron hojas de higuera y se hicieron delantales” Génesis 3:7. Ellos

se sintieron mal al verse desnudos, y Adán dijo: “Y él

respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.” Génesis 3:10.

Pero Dios le enseñó como cubrirse: “Y le hizo al hombre y a

su mujer túnicas de pieles y los vistió” Génesis 3:21. Note bien

que una túnica es un vestuario grande, a Dios no le gusta el nudismo, pero ahora la humanidad ya se acostumbró andar desnuda, exhibiendo su

cuerpo al pecado y

desafortunadamente no se da cuenta: “Porque el hombre dice:

Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y

(5)

no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.” Apocalipsis. 3:17.

Dios quiere vestir al hombre con las vestimentas incorruptibles de Jesucristo: “Porque todos los que

habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis vestidos” Gálatas 3:27. Vistámonos con la túnica

de aquel Cordero sin mancha y sin contaminación para ocultar la vergüenza de nuestro pecado, si hoy nos vestimos de Cristo bautizándonos en su Nombre en la restauración de todas las cosas seremos vestidos de inmortalidad:

“Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.” 1 Corintios 15:53-54

2) En el huerto el hombre era frugívoro, su alimento eran frutas y cereales: “Y dijo Dios:

He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo

árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.” Génesis 1:29.

El hombre en el huerto no mataba para alimentarse, ni ningún otro ser viviente necesitaba matar para alimentase, nadie comía carne, pero al pecar y ser destituido del huerto aquella preciosa ley de alimentación fue quebrantada, y su sistema orgánico trastornado, ahora tenía que comer carne, como la mayoría de los seres irracionales para su sustento tenían que depredar a otros seres vivos. Así tristemente perdió Adán el potencial del cual Dios le había provisto, ahora se envejecería y más tarde tendría que morir. Pero Dios en su infinita misericordia le enseña que no todos los animales son limpios, ni adecuados para su alimento: “Y el

Señor dijo a Noé: De todo animal limpio tomarás de siete en siete, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios dos macho y su hembra” Génesis. 7:1 – 2.

Aunque aquí no nos está especificando cuales son los animales disponibles para comer, sí encontramos una marcada señal que el patriarca Noé entendía,

(6)

cuales eran los animales limpios y los no limpios; más adelante en las mismas Sagradas Escrituras encontramos que Dios habla con Moisés y le dice: “Dile a los hijos

de Israel que estos son los animales que pueden comer, todo el de pezuña hendida y que rumia de este comeréis” Levítico 11:1 – 2

(Rumiar es remascar)

Dios es bueno y está interesado en el bienestar del hombre, Él sabe que usted y yo no fuimos hechos para devorar carne, pero debido a nuestro pecado caímos en esa degradación, así que nos aconseja que solo comamos de los animales que rumian y que tienen la pezuña hendida, como la vaca, el cabro, venado, oveja, y similares. Estos son animalitos que se sustentan de hierbas y no carnívoros. Y de los peces del mar le dice que sólo los que tienen escamas y aletas. Pero el pobre hombre está tan lejos de Dios que ahora come hasta ratones, cerdos, ancas de ranas, serpientes, y todo tipo de suciedad; claro, esto lo hace porque el dios de este siglo le cegó el entendimiento: “en los

cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz

del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” 2 de Corintios 4:4. El hombre no se

cuida, no se estima, no entiende ni lo más mínimo aquella ley que Dios le puso al principio. Pero el Señor le esta advirtiendo: “Los

que comen carne de cerdo, abominación y ratón, juntamente serán talados dice el Señor” Isaías 66:16.

En Jesucristo el hombre puede reivindicarse y recuperar toda esa posición perdida; Jesús nos promete limpiarnos de nuestra suciedad y volvernos aquel huerto que un día perdimos.

Pero para esto el hombre tiene que nacer nuevamente: “los cuales

no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.” Juan 1:13. Tenemos que ser

engendrados del segundo Adán que es Jesucristo porque el primero fracasó, en cambio Jesús recuperó lo que el primero perdió. Cuando el segundo Adán vuelva el Cristo viviente le dirá a sus redimidos, aquellos que Él rescató con su sangre preciosa:

“Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi

(7)

Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.” Mateo 25:34

Así que estimado lector, la exhortación es que haga un alto en esta precipitada vida que va indeteniblemente al despeñadero y vuélvase al Señor el cual tendrá de usted misericordia y le podrá restituir en los tiempos postreros aquel glorioso potencial que nuestros padres perdieron

****************************** ********************* ************ ****** ***

Horario de Reuniones

Miércoles y Viernes de 5:50 a 6:50 p.m. Sábados de 3:00 a 5:00 p.m. Comayagüela:

Res. Centro América 4ta.Etapa, Calle # 26 y 27

El Paraíso:

Galeras, Guinope, Calle principal.

San Pedro Sula:

Bo. Cabañas 17 calle, 13 y 14 Ave. Sureste.

Omoa: Bo. San Antonio

Valle: San Lorenzo: Aldea El Comercio, Carretera a Coyolito, Frente a la Escuela.

Choluteca: Río Chiquito – Pespire;

Cacautare –Pespire

Siguatepeque: Bo. Suyapita, Contiguo a Beneficio de Arroz

Yoro: El Progreso, Las Minas

Tocoa, Colón: Zamora, Colonia

Rivera

Nuestro Apdo. Postal 2185

Tel. 2209-0066

y 2246-1815

Tegucigalpa, M.D.C.

Honduras, C. A.

Nuestra Página Web:

www.esperanzadeisrael.org

E-mail:

esperanzadeisrael@mail.com iglesia@esperanzadeisrael.org

(8)

Escuche:

“La Voz del Tercer Ángel”

Por Cadena Hondureña de Noticias

(CHN)

de 8:00 a 8:30 p.m.

de Lunes a viernes por la frecuencia:

106.5 FM para Francisco Morazán

98.3 F.M. Súper “K”

San Lorenzo, Valle, Choluteca y

Alrededores

De Lunes a Sábado de 6:00 a 6:30 p.m.

Y por Estéreo Fuente de Vida

98.9 F.M. En Guaimaca,

Francisco Morazán

De Lunes a Domingo

de 5:00 p.m. a 6:00 p.m.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :