Itinerario del viaje. Francia, 5 Días A tu aire en coche Escapada en coche a Loira y Bretaña

Descargar (0)

Texto completo

(1)

Francia: Escapada en coche a Loira y Bretaña

Francia, 5 Días · A tu aire en coche

Escapada en coche a Loira y Bretaña

Recorre las comarcas francesas bañadas por las aguas del Loira y la inolvidable Bretaña, unas tierras de leyendas y caballeros de brillante armadura, a tu aire "a lomos", o más bien al volante, de un coche de alquiler, la mejor manera de disfrutar de un destino turístico de primer nivel. Durante esta fantástica Escapada en coche al valle del Loira y la Bretaña, que han sabido conjugar su extraordinario patrimonio monumental con la más rabiosa actualidad artística y cultural, podrás admirar

auténticas joyas de la ingeniería y la arquitectura medievales: la Abadía de Mont-Saint-Michel, la Catedral de San Vicente de Zaragoza de Saint-Malo, el Palacio del Parlamento de Rennes, la Catedral de San Pedro y San Pablo y el Castillo de los duques de Bretaña de Nantes, constituyen tan solo una pincelada de la riqueza monumental de estas comarcas ubicadas en el extremo noroeste de Francia. Cantera de marineros, pintores, escultores, ceramistas, bordadoras y cuentacuentos, el noroeste de Francia sigue hundiendo sus raíces en la tradición y está iluminada por cielos

eternamente cambiantes, está colorida por la retama y la riqueza de los trajes, y se muestra siempre ávida de novedades en la música, la literatura y la pintura. Dos regiones vibrantes y llenas de vida que acoge al visitante con los brazos abiertos.

Fechas de salida_ Salidas desde Octubre 2021 hasta Octubre 2022 Desde_ Madrid, Valencia, Bilbao, Sevilla, Málaga, Barcelona, Mallorca

ESCAPADAS

Itinerario del viaje

(2)

DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN - PARÍS - CHARTRES - LE MANS

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta París y recogida del coche de alquiler. No pierdas ni un minuto en poner rumbo a la localidad de Chartres, a unos 90 kilómetros de distancia de la capital francesa en dirección suroeste, donde te espera uno de los grandes alicientes de esta fantástica Escapada: la Cathédrale de l'Assomption de Notre-Dame (Catedral de la Asunción de Nuestra Señora). Considerada como una joya del gótico francés y del arte mundial, no solo por sus torres, fachadas y esculturas, sino también por su conjunto de vidrieras del siglo XIII

(considerado el mejor conservado del mundo), está catalogada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1979. En dichos vitrales podrás apreciar el llamado "bleu de Chartres" (el azul de Chartres), una exclusiva tonalidad que varios siglos después resulta imposible de reproducir. La catedral está enclavada en la parte alta de la ciudad, donde se concentra gran parte del patrimonio monumental de Chartres, mientras que en la parte baja, situada en las orillas del río Eure y no exenta de tesoros hitóricos, tendrás la oportunidad de comprobar porque a la región de la Beauce es conocida como "el granero de Francia". Con su abundante cereal se fabrica el bocado más típico de la localidad: el paté de Chartres, pues se usa como corteza para presentarlo como un "Panettone", o la cerveza artesana L’Eurélienne, ideal como aperitivo. En la ciudad alta no te pierdas sus tradicionales pastelerías con sus completos surtidos de dulces de la región, como las pastas llamadas "Le Sablé de Beauce", el "Mentchikoff", que es chocolate forrado de merengue, el pastel "Pèlerin" o los "Macarons"... Una vez estés listo encamina tus pasos hacia la región de Sarthe hasta alcanzar, tras recorrer algo más de 100 kilómetros en dirección oeste, la famosa localidad de Le Mans, que acoge una de las pruebas más célebres del calendario automovilístico mundial: las 24 horas de Le Mans. Por ello, vale la pena realizar una visita al Circuito de La Sarthe, donde se celebra dicha carrera desde 1923. Otro de los atractivos de la ciudad es su conservado casco antiguo conocido como "Cité Plantagenêt", pues Chartres fue la cuna de esta importante dinastía francesa. En su laberinto de callejuelas empedradas repletas de casas con entramado de madera se encuentran, entre otras joyas, la Cathédrale Saint-Julien du Mans (catedral de San Julián de Le Mans) y el antiguo palacio de los condes de Maine, lugar de nacimiento de Enrique II Plantagenêt. Para cenar, te recomendamos la deliciosa carne de buey de granja de Maine, que se sirve a la parrilla, asado o braseado, o una "Marmite sarthoise", elaborada con pollo de Loué, conejo, jamón, setas de París, zanahorias, col, nabos, "Jasnières" (un vino blanco local), caldo de ternera y nata fresca. Según los expertos, esta receta aúna lo mejor de la tierra de Sarthe. Alojamiento en Le Mans.

(3)

DÍA 2 · LE MANS - ANGERS - NANTES

Comienza esta segunda jornada de la mejor manera: desayunando unas típicas "Rillettes de Sarthe". Esta especialidad de Le Mans consiste en una pasta a base de cerdo condimentada con sal y pimienta que se unta en rebanadas de pan de campo un poco tostado. Todo un energético placer para el paladar. El primer destino de la jornada, situado a unos 90 kilómetros al suroeste de Le Mans, constituye la puerta de entrada a la Val de Loire (Valle del Loira), conocido como "el Jardín de Francia", y está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO:

Angers, capital del desarrollo sostenible de Francia. No te pierdas la visita al castillo de Angers o del rey René, el auténtico icono de la localidad, que además de ser una impresionante fortaleza medieval flanqueada por diecisiete torres, desde las cuales se obtiene una fantástica panorámica de la ciudad, alberga en su interior una auténtica obra maestra: el tapiz del Apocalipsis. Encargado en el siglo XIV por el duque Luis I de Anjou, es en la actualidad el mayor tapiz medieval del mundo... ¡cuyas dimensiones te dejarán boquiabierto!. Otros puntos de interés son la Galería David d’Angers, el Museo de Bellas Artes y el Museo Jean Lurçat y de la Tapicería Contemporánea, donde podrás descubrir decenas de tesoros artísticos y culturales, así como la catedral de Saint- Maurice, de estilo gótico angevino. No dudes en degustar la gastronomía local en los restaurantes cercanos a la plaza du Ralliement, como la brocheta de lucio con mantequilla blanca, la crema de Anjou o los patés de ciruela. Para endulzar el paladar, nada mejor que los "Quernons de Ardoise", chocolates de color azul que harán las delicias de grandes y pequeños. Otros 80 kilómetros hacia el oeste separan a Angers de la ciudad de Nantes, capital la región de Países del Loira y último destino de la jornada donde pasarás la noche. Una buena manera de descubrir los encantos de esta hija del Loira es comenzar por la sorprendente e inconfundible arquitectura de la Place Royale, nexo de unión entre la ciudad vieja y la nueva y punto de encuentro social y turístico gracias a los abundantes establecimientos gastronómicos y tiendas de moda que se concentran en sus alrededores. Los dos principales focos de atención cultural son la Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint- Paul (Catedral de San Pedro y San Pablo), joya del gótico declarada por el Gobierno de Francia como 'Monument historique' (monumento histórico) en 1862, y el Château des ducs de Bretagne (Castillo de los duques de Bretaña), sede primero de la corte bretona y después residencia oficial de los reyes franceses cuando acudían a la región del Loira. La industrialización también dejó en Nantes varios símbolos de modernidad, como la magnífica galería comercial del Passage Pommeraye, que combina hierro y cristal y posee un gran valor arquitectónico, además de acoger puestos de comida donde paladear las delicias gastronómicas locales. Y si existe un plato íntimamente ligado a la ciudad de Nantes ese es el "Gâteau nantais" o "pastel de Nantes". Creado en el siglo XIX por un maestro

pastelero, el "pastel de Nantes" es un dulce de forma redonda y cubierto de azúcar glas blanco y regado con ron de las Antillas, lo que le proporciona una textura fundente y especialmente perfumada. Alojamiento en Nantes.

(4)

DÍA 3 · NANTES - SAINT-NAZAIRE - RENNES - DINAN - SAINT-MALO

Hoy te recomendamos madrugar, ya que tienes por delante una intensa jornada repleta de paisajes de ensueño. Pon rumbo a la desembocadura del Loira, a unos 60 kilómetros por carretera siguiendo el curso del río en dirección oeste, donde se encuentra la pintoresca localidad de Saint-Nazaire, ya en la histórica región de Bretaña. No es de extrañar que esta ciudad costera sea el cuarto puerto en importancia de toda Francia, pues alberga las instalaciones de los Astilleros del Atlántico, donde se han construido centenares de navíos y trasatlánticos legendarios. Por esta razón, te recomendamos que centres tu tiempo de visita en el puerto de la localidad, donde se encuentran además el Centro Internacional de Paquebotes Escal'Atlantic, instalado en la antigua base que refugia al submarino "Espadon", y el Ecomuseo, que traza la historia de Saint-Nazaire. Es momento de abandonar el litoral y regresar hacia el interior de Bretaña recorriendo unos 130 kilómetros en dirección norte hasta Rennes, atravesando unos bellos paisajes repletos de hermosos viñedos y frondosos bosques. Esta bimilenaria población es la décima ciudad en tamaño de Francia y la orgullosa capital de Bretaña, además de una de las urbes más atractivas del país galo al conjugar su impresionante legado histórico con la juventud de sus miles de estudiantes. Dos iconos sobresalen del resto: el Parc du Thabor, apodado con justicia el "príncipe de los jardines"; y el Palacio del Parlamento, uno de los grandes símbolos históricos y auténtico emblema de Bretaña construido a caballo entre sus dos plazas reales contiguas, una peculiaridad nada habitual. En Rennes puedes deleitarte con platos típicos locales como la famosa "Galette-saucisse", una salchicha envuelta en una "Galette", o las tradicionales "Crêpes" y "Galettes" acompañadas con sidra. Continúa tu camino hacia el norte y antes de alcanzar la costa opuesta a la desembocadura del Loira haz una parada en la villa de Dinan, a unos 50 kilómetros de distancia de Rennes. Desde el año 1985, Dinan está incluida dentro de la marca "Villes et pays d’art et d’histoire" que engloba a las ciudades y comarcas francesas comprometidas en la revalorización de sus

importantes patrimonios históricos, culturales, naturales e industriales. Su principal icono turístico es el imponente Château de Dinan (castillo de Dinan), declarado 'Monument historique' (monumento histórico) en 1886.

Aproximadamente unos 35 kilómetros al norte, y ya en la desembocadura del río Rance, se encuentra otro de los platos fuertes de esta Escapada por tierras galas: la "ciudad corsaria" de Saint-Malo. Situada en una roca frente al litoral y cuna de grandes marineros y exploradores como Jacques Cartier, quien descubriera Canadá, es el la actualidad una de las ciudades más atractivas y visitadas de Francia... La ciudad cuenta con una de las mayores concentraciones de restaurantes de marisco en Europa. El barrio de Intra-muros concentra la mayoría de los

monumentos de la ciudad, como la hermosa catedral de Saint-Vincent o el Castillo de Saint-Malo, construido en 1424 y 'Monument historique' (monumento histórico) desde 1886. La mejor manera de empaparse del encanto de Saint- Malo es recorrer el camino de ronda de sus murallas, que ofrecen unas excelentes vistas tanto del casco antiguo como de la playa de Bon Secours, las mareas del estuario del río Rance y las islas de la bahía, como Grand Bé y Petit Bé, que pueden ser visitados cuando baja la marea. Existen multitud de especialidades bretonas que podrás degustar en Saint-Malo, como los "Craquelins", pequeños panes tipo soufflé, las "Kouign-amann", tartas de mantequilla

bretonas, o los caramelos de mantequilla salada. Y por supuesto, no dejes pasar la oportunidad de saborear una cerveza bretona en uno de sus viejos bares marineros. Alojamiento en Saint-Malo.

(5)

DÍA 4 · SAINT-MALO - CANCALE - MONT SAINT MICHEL - PARÍS

Para comenzar el día te recomendamos desayunar una tradicional "Crêpe" y poner rumbo a Cancale, localizada a orillas de la Costa Esmeralda y a unos 20 kilómetros de distancia de Saint-Malo. Se dice que Cancale nació de una concha, como Venus, pues ya los romanos hicieron célebre a esta localidad por sus ostras planas salvajes... y más recientemente también por sus ostras huecas. No hay mayor placer que degustar la gran variedad de ostras, de mariscos y de alimentos del mar, como las gambas o las arañas de mar, que se ofrecen en los restaurantes abiertos en su hermoso puerto mientras se admira el maravilloso Mont-Saint-Michel elevándose en medio de la bahía.

También puedes pasear por el sendero de los aduaneros y visitar alguna de sus a "malouinières", las residencias tradicionales de armadores, capitanes de barco e incluso corsarios. Tras probar las delicias marinas de Cancale, te recomendamos conducir a uno de los lugares más bellos, románticos y espectaculares de Europa: el inolvidable Mont-Saint-Michel, situado a unos 50 kilómetros al este. Millones de visitantes se maravillan ante su prodigiosa arquitectura y su encanto único. Declarado 'Monument historique' (monumento histórico) en 1862 y 'Grand Site de France' (gran sitio de Francia) por las autoridades galas, esta obra maestra de la ingeniería está catalogada también como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1979, junto a la espectacular bahía que la rodea y al antiguo molino de Moidrey situado tierra adentro. Gracias a su ubicación en una de las zonas con las mareas más

impresionantes de Europa, Mont-Saint-Michel era únicamente accesible por tierra durante la marea baja, y por mar cuando la marea era alta, aunque actualmente es accesible en todo momento gracias a un puente-carretera. Puedes dejar el vehículo en los aparcamientos habilitados en el continente, que son enormes y nunca se llenan, aunque las colas para entrar suelen ser largas. Cuentan, eso sí, con un servicio de transporte gratuito de autobuses-lanzadera hasta la roca. La mayoría de los edificios del peñón están clasificados individualmente como monumentos históricos de Francia, como la Capilla de Notre-Dame-sous-Terre, la cripta prerromana, la Iglesia Parroquial de San Pedro, la Capilla de Saint-Aubert o la Fuente de Saint-Aubert. Pero sobre todo no te puedes perder L'abbaye du Mont-Saint- Michel (la abadía del Monte Saint-Michel), apodada la "Merveille de l'Occident" (maravilla del oeste) y donde confluyen estilos como el carolingio, el románico y el gótico. Cabe señalar que Mont-Saint-Michel tiene varias escaleras empinadas, cuestas escarpadas, desniveles y terreno irregular, por lo que conviene prestar la debida atención en todo momento. Debes tener en cuenta que todavía te queda un trayecto de unas cuatro horas hasta alcanzar tu próximo destino, la ciudad de París, a donde llegarás a primera hora de la noche. Alojamiento en París.

DÍA 5 · PARÍS - CIUDAD DE ORIGEN

Esta última jornada del viaje depende de la hora de salida del vuelo de regreso a casa. Si todavía tienes unas horas para disfrutar de París, conocida también como la "Ville lumière" (Ciudad Luz) y el destino turístico más popular del mundo, puedes recorrer Les Champs-Élysées (Los Campos Elíseos) que van desde el Arco de Triunfo hasta la plaza de la Concordia. Allí se encuentran el Palais de la Découverte (palacio del Descubrimiento), el Pequeño Palacio y el Gran Palacio, así como la Universidad París IV. El eje histórico de París se prolonga por el Palacio-jardín de las Tullerías hasta llegar al Museo del Louvre. También puedes acercarte a admirar la célebre Tour Eiffel (torre Eiffel), situada en el extremo del Campo de Marte y símbolo de Francia y de su capital, o visitar la Cathédrale Notre Dame (catedral de Nuestra Señora), rodeada por las aguas del río Sena en la pequeña isla de la Cité. Sin duda, una experiencia increíble antes de tomar tu vuelo de regreso a la ciudad de origen. Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y tomar el vuelo de regreso a la ciudad de origen.

Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Tu viaje incluye

Tu viaje incluye

Vuelo de ida y vuelta.

Estancia en el hotel seleccionado en Le Mans.

Régimen seleccionado en Le Mans.

Estancia en el hotel seleccionado en Nantes.

Régimen seleccionado en Nantes.

Estancia en el hotel seleccionado en Saint- malo.

Régimen seleccionado en Saint- malo.

Estancia en el hotel seleccionado en París.

Régimen seleccionado en París.

Coche de alquiler.

(6)

París Le Mans Angers

Nantes Saint - Nazaire Dinan

Saint-malo Cancale Mont Saint Michel

Seguro de viaje.

Destinos visitados

- Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.

- Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

- La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

- Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

- Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.

Notas importantes

Tu viaje no incluye

Tasas de alojamiento en Francia pago directo en establecimiento.

Posible pago de peajes.

Figure

Actualización...

Referencias