DISCURSO DE MARÍA FERNANDA ESPINOSA

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Pág. 1 de 7.

DISCURSO DE MARÍA FERNANDA ESPINOSA

DIÁLOGO INTERACTIVO EN LA SEDE DE NACIONES UNIDAS

Nueva York, 04 de mayo de 2018

Señor presidente:

En primer lugar deseo felicitarlo a usted por el liderazgo que ha demostrado al frente de la Asamblea General de las Naciones Unidas en este período de sesiones. Es un honor para mí presentarme hoy como candidata para sucederle en la presidencia del órgano más representativo y democrático de esta organización.

Deseo agradecer a mi país, la República del Ecuador, a su pueblo y su presidente, Lenín Moreno Garcés, quienes han confiado en mí como candidata de nuestra querida región, América Latina y el Caribe, para ocupar este digno cargo.

Estimados representantes:

Deseo someter a su consideración mi experiencia nacional e internacional y mi total compromiso con los principios de la Carta de las Naciones Unidas, para presidir el septuagésimo tercer período de sesiones de la Asamblea General, en un momento en el que esta organización y el multilateralismo son más necesarios que nunca.

Después de 73 años de vida, el espíritu de la Carta y sus pilares de paz y seguridad, derechos humanos y desarrollo, continúan plenamente vigentes.

Como principal foro deliberativo mundial, la Asamblea General tiene el reto de continuar construyendo un mundo mejor, edificando, con sus acuerdos, las bases para alcanzar la paz, el respeto a los derechos humanos y el desarrollo sostenible para todos y para todas.

Excelencias:

Ejerceré una presidencia de puertas abiertas para cada uno de los Estados, grupos regionales, transregionales y movimientos de países.

Mi rol será fomentar el diálogo y facilitar acuerdos, escuchando a todos. Me comprometo a estimular la implementación de esos acuerdos.

(2)

Pág. 2 de 7.

Como presidenta, recordaré en cada momento que los destinatarios principales de cada compromiso que alcancemos son nuestros pueblos. Es a ellos a quienes nos debemos.

Hoy me presento ante ustedes como fruto del proceso de revitalización de la Asamblea General y de una mayor transparencia y apertura en la designación de las más altas autoridades de nuestra organización.

En el 2008, tuve el privilegio de cofacilitar, junto a Noruega, el proceso de revitalización de la Asamblea General y me complace que tengamos ahora este espacio de diálogo interactivo.

Pondré todos mis esfuerzos para avanzar en la modernización de esta asamblea y asegurar agilidad y efectividad en sus trabajos. Esto hará que nuestra organización sea más fuerte y relevante a las necesidades más apremiantes del planeta.

Queridos representantes:

Los órganos de las Naciones Unidas deben trabajar como un reloj de precisión, como piezas de un mismo engranaje, que mueven a esta organización hacia los objetivos de su Carta constitutiva.

Continuaré, señor presidente, con la práctica que usted ha sostenido, de reuniones mensuales con los presidentes del Consejo de Seguridad y del Consejo Económico y Social, así como con las reuniones periódicas de coordinación con el secretario general.

Uno de los mayores retos para el próximo período de sesiones será acompañar a los Estados en el proceso de transición para avanzar en la implementación de las reformas del Sistema de las Naciones Unidas. Todos coincidimos en la necesidad de una organización más eficiente y adaptada a las necesidades actuales, en sus ejes de paz y seguridad, de desarrollo y de gestión.

Otra de las prioridades del período, sin lugar a dudas, será el seguimiento y evaluación del avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Quiero garantizarles que impulsaré todas las acciones que estén a mi alcance para que esta asamblea desempeñe un rol central para avanzar hacia la consecución de estos objetivos y sus metas.

(3)

Pág. 3 de 7.

Con el Consejo Económico y Social, trabajaremos de manera sinérgica y de acuerdo al mandato de los Estados. Estoy atenta al proceso de reformas del ECOSOC, y aspiro, a que el proceso culmine de la mejor manera posible.

Estaré igualmente atenta a los resultados del proceso de negociaciones sobre las reformas al Consejo de Seguridad. Durante mi mandato, ofreceré todo el apoyo para dinamizar este proceso, en sintonía con los tiempos y el ritmo que ustedes, los Estados, determinen.

Queridos embajadores y embajadoras:

Quisiera destacar a continuación algunos temas que, de acuerdo al programa de trabajo, sus mandatos y mi propia visión, deberían guiar el septuagésimo tercer período de sesiones.

Durante los meses de transición, trabajaré junto al presidente Lajčák, el secretario general y ustedes, para afinar estas prioridades.

El pasado mes de febrero circulé mi declaración de visión que recoge, de manera general, nuestras prioridades de gestión.

A lo largo de mi intervención me he referido ya, a algunas de estas prioridades.

De manera específica, propongo prestar especial atención a los siguientes temas:

• El mejor homenaje que podemos brindar a los 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos será alcanzar el Pacto Mundial por una migración segura, ordenada y regular. Creo que todos estamos conscientes de la necesidad de alcanzar este acuerdo histórico. Dedicaré mis mejores esfuerzos para que la Cumbre de Marruecos que apruebe este pacto, sea un éxito, y, sobre todo, impulsaré su implementación.

• El trabajo decente constituye un desafío tanto para países en desarrollo como para los países desarrollados. Quisiera que desde esta Asamblea General impulsemos acciones para promover el trabajo decente

(4)

Pág. 4 de 7.

y el desarrollo integral de nuestra juventud. Los jóvenes, más que el futuro representan el presente de nuestras naciones. Trabajaré con ustedes, para identificar las acciones que nos permitan avanzar en esta agenda.

• En mi gestión, de manera transversal, prestaré especial atención a la accesibilidad y a los derechos de las personas con discapacidad. Ellos constituyen la minoría más numerosa de la humanidad y demandan la atención prioritaria de esta organización.

• Estos temas, junto con el objetivo de lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas, son condiciones necesarias para lograr sociedades inclusivas, estables y pacíficas. El impacto potencial de empoderar económicamente a la mitad de la población mundial en nuestra agenda global, como parte de las estrategias para erradicar la pobreza y lograr el desarrollo económico, tiene que contar con nuestra atención prioritaria, especialmente ahora que nos acercamos a los 25 años de Beijing.

Excelencias:

• Si queremos cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, debemos prestar especial atención a las vulnerabilidades de los países en situación especial. No podemos pasar por alto los esfuerzos adicionales que deben emprender los pequeños Estados insulares, los países sin litoral y los países menos adelantados, para alcanzar estos objetivos. Mi presidencia brindará una alta prioridad a los procesos preparatorios y actividades que han sido decididos por la asamblea para evaluar, entre otros, la aplicación de la Trayectoria de Samoa y el Programa de Acción de Viena.

• De igual forma, trabajaré para el éxito de la reunión de alto nivel que examinará las dificultades y retos que enfrentan los países de renta media en la aplicación de la Agenda 2030.

Estimados representantes:

• Según la Organización Meteorológica Mundial, estos tres últimos años han sido los más cálidos desde 1880. El mundo continúa enfrentando una crisis ambiental y climática que debe suscitar el mayor compromiso y el trabajo de esta asamblea. Es imprescindible que avancemos en la implementación del Acuerdo de París, que consolidemos su programa de

(5)

Pág. 5 de 7.

trabajo y que incrementemos nuestros niveles de ambición. Queridas amigas y amigos:

• Nuestro compromiso está también con África y los africanos. Debemos acelerar los esfuerzos para apoyar la agenda africana para el desarrollo. Quisiera que este año dediquemos nuestros mejores esfuerzos para acelerar el cumplimiento de nuestros compromisos con los pueblos africanos. Hermanos y hermanas, mi propósito desde la Presidencia será no hablar sobre Africa sino, hacer con Africa.

Excelencias:

• Tenemos que agotar esfuerzos para lograr la paz definitiva y duradera en medio oriente y es necesario que se avance en el cumplimiento de las resoluciones que hemos adoptado sobre el tema. Esta organización tiene aún una deuda pendiente con el pueblo palestino. Estimados representantes:

• Luego de 73 años de fundación de las Naciones Unidas el flagelo de la guerra aún persiste. Millones de personas viven a diario los efectos de conflictos armados. Avanzar en la construcción de una paz firme y duradera para todas nuestras naciones, debería ser, por tanto, un anhelo y un objetivo prioritario de este período de sesiones. Sin paz, nunca podremos alcanzar los ODS. Nuestra mejor arma es la paz, nos decía Nelson Mandela, a quien debemos tener más presente que nunca en el centenario de su natalicio.

• La Cumbre de Paz de Nelson Mandela brindará a los Estados la oportunidad histórica para presentar su visión sobre cómo prevenir conflictos y cómo hacer de la paz un estado permanente. Como presidenta, dedicaré esfuerzos para apoyarlo, señor presidente, para que esta cumbre marque un nuevo impulso para construir sociedades más pacíficas y resilientes.

• No solamente los conflictos armados perturban la paz. El narcotráfico, el terrorismo y el crimen transnacional organizado, son flagelos globales que debemos enfrentar como comunidad internacional. La Asamblea General debe prestar una atención particular a estos desafíos. Esto lo sé de primera mano, por la situación tan dolorosa que está atravesando mi propio país en su frontera norte.

(6)

Pág. 6 de 7.

• Son muchos los retos globales que enfrentamos y es precisamente aquí, en esta casa, la casa de todos los países del mundo, donde debemos atenderlos. Me comprometo a estar atenta a los desafíos que vayan surgiendo en este período y a encontrar salidas para superarlos.

• Apoyaré y lideraré, con la participación de todos los Estados miembros, las reuniones de alto nivel y las conferencias sobre salud mundial; cambio climático; cooperación sur-sur; la relación entre migración y desarrollo; la cooperación para el combate al flujo ilícito de recursos; entre otros temas que están mandatados a esta asamblea. Mi interés será que estas deliberaciones lleguen a recomendaciones útiles y concretas.

Estimados representantes:

Deseo aprovechar esta ocasión para saludar a su excelencia, la representante permanente de Honduras, Mary Elizabeth Flores, también candidata a la presidencia, a quien felicito por su participación en este diálogo interactivo, en el segmento que me precedió.

Sea cual sea la decisión de ustedes, Estados miembros, la próxima presidenta de la Asamblea General será la primera mujer de la región de América Latina y el Caribe en ocupar este cargo y la cuarta mujer en la historia de las Naciones Unidas. ¡Esa es una gran noticia para esta organización!

Señor presidente:

Buscaré acercar las Naciones Unidas a la gente a través de una comunicación efectiva, dinámica, que tenga relevancia para los ciudadanos comunes, y que fortalezca el sentido de pertenencia de esta organización a la sociedad.

Mantendré sus buenas prácticas, organizando el gabinete de la presidencia de la Asamblea General, asegurando su representatividad geográfica, el equilibrio de género y la transparencia total en su manejo administrativo y financiero.

Observaré con absoluta responsabilidad el código de ética del presidente de la Asamblea General y cumpliré, de manera estricta, los preceptos de la

(7)

Pág. 7 de 7.

Carta de las Naciones Unidas y el reglamento de esta Asamblea General. Muchas gracias.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :