Transporte de mercancias peligrosas

Texto completo

(1)

MASTER EN INGENIERIA Y GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL 2007-08

MÓDULO : R

IESGOS

L

ABORALES

,

I

NDUSTRIALES Y

M

EDIOAMBIENTALES

T

RANSPORTE DE

M

ERCANCÍAS

P

ELIGROSAS

(2)
(3)

S

UMARIO

1. INTRODUCCIÓN ...5

2. MARCO LEGAL...7

3. ¿QUÉ OBLIGACIONES RECAEN SOBRE LOS EXPEDIDORES Y TRANSPORTISTAS DE MERCACÍAS PELIGROSAS?...9

3.1. Plan de actuación en caso de avería, incidente o accidente ...10

3.1. Plan de emergencia o pacto de ayuda mutua ...32

3.3. Información y colaboración a proporcionar a la Administración ...36

4. ¿QUÉ OBLIGACIONES RECAEN SOBRE LA ADMINISTRACIÓN?...39

4.1. Elaboración de los mapas de flujos de los transportes de mercancía ...39

4.2. Los planes de emergencia en el transporte de mercancías peligrosas .40 5. CENTRO ESPAÑOL DE RESPUESTA ANTE EMERGENCIAS DURANTE EL TRANSPORTE ...53

5.1. Objetivos ...53

5.2. Funcionamiento ...54

5.3. Participación...55

5.4. Solicitud de asistencia ...55

5.5. Empresas participantes ...56

6. HERRAMIENTAS INFORMÁTICAS ...57

6.1. Los sistemas de información geográfica (GIS)...57

6.2. Los sitemas informáticos de gestión de emergencias ...59

(4)
(5)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

I

NTRODUCCIÓN

La entrada en vigor del Real Decreto 387/1996 el 1 de marzo de 1996 por el que se aprueba la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el riesgo de Accidente en los Transportes de Mercancías Peligrosas por Carre-tera y Ferrocarril, supone un desarrollo y cambio significativo en cuanto a las obligaciones a cumplir por parte de los agentes implicados en el control del transporte de mercancías peligrosas en cuanto a la prevención, gestión y con-trol de los riesgos asociado a la actividad del transporte de mercancías peli-grosas.

El presente documento es elaborado por INERCO con objeto de informar a los agentes involucrados en la gestión de posibles emergencias en el trans-porte de mercancías peligrosas por carreteras (expedidores, transportistas y autoridades competentes), acerca de:

• El marco legal en materia de planificación de emergencias en el trans-porte de mercancías peligrosas por carretera.

• Qué obligaciones y actuaciones recaen sobre los expedidores y trans-portistas de mercancías peligrosas.

• Qué obligaciones y funciones recaen sobre la administración compe-tente.

Asimismo, en el presente documento se recogen información acerca de las herramientas informáticas al uso que pueden ser desarrolladas para garanti-zar una adecuada y eficaz gestión de emergencia tanto por parte de los ex-pedidores y transportistas como de la Administración.

(6)
(7)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

M

ARCO

L

EGAL

La legislación aplicable en materia de gestión de emergencias y transporte de mercancías peligrosas por carretera es la siguiente:

L-1: Ley 21/1985, de 21 de enero, de Protección Civil.

L-2: Real Decreto 407/1992, de 24 de abril, por el que se aprueba la Norma Básica de Protección Civil.

L-3: Real Decreto 387/1996, de1 de marzo, por el que se aprueba la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el Riesgo de Accidentes en los Transportes de Mercancías Peligrosas por Carretera y Ferrocarril.

L-4: Real Decreto 2115/1998, de 2 de octubre, sobre Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera.

L-5: Orden INT/3716/2004, de 28 de octubre por el que se aprueban las fichas de intervención

L-6: Resolución de 29 de marzo de 2006 de la Dirección General de Protección Civil, por la que se hace pública la nueva relación de núme-ros telefónicos a utilizar para la notificación de accidentes y otnúme-ros datos de interés en los transportes de mercancías peligrosas por carretera y ferrocarril

L-7: Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales.

(8)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

¿QUÉ OBLIGACIONES

RECAEN SOBRE LOS

EXPEDIDORES Y

TRANSPORTISTAS DE MERCANCÍAS

PELIGROSAS?

En el ámbito 4º de la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el Riesgo de Accidentes en los Transportes de Mercancías Peligrosas por Carretera y ferrocarril se establece que:

- "Los expedidores de mercancías peligrosas, en caso de accidente durante el transporte de las mismas, habrán de proporcionar al órgano a cuyo cargo se encuentre la dirección de las actuaciones de emergencia, las informaciones que les sean requeridas acerca de la naturaleza, características y modo de manipulación de las mercancías peligrosas involucradas, que permitan o faci-liten una valoración lo más precisa y rápida posible de los riesgos que del ac-cidente puedan derivarse para personas, bienes y el medio ambiente, y la adopción, con la urgencia necesaria, de las medidas más adecuadas para prevenir o minimizar dichos riesgos. A estos efectos, el órgano de dirección de la emergencia podrá requerir la presencia de un representante del expedi-dor en el lugar del accidente.

- En caso de accidente en un vehículo que transporte mercancías peligrosas por carretera, el transportista habrá de facilitar, en caso necesario y a reque-rimiento del órgano de dirección de la emergencia, los medios materiales y el personal adecuados para recuperar, trasvasar, custodiar y trasladar en las debidas condiciones de seguridad los materiales que se hayan visto involu-crados en el accidente.

- El expedidor y el transportista de mercancías peligrosas que resulten involu-cradas en un accidente durante su transporte, por carretera o ferrocarril, cola-borarán con las autoridades en cada caso competentes, en las labores nece-sarias para descontaminar el área afectada por el accidente, retirar los mate-riales contaminados y proceder al traslado de los mismos a un lugar apropia-do para su acondicionamiento como residuos.

- Los expedidores y transportistas de mercancías peligrosas podrán desem-peñar las actividades previstas en los puntos anteriores, mediante la organi-zación y los medios puestos a su disposición en virtud de los acuerdos o

pactos para actuaciones de ayuda mutua en caso de accidente y de

cola-boración con las autoridades competentes en tales circunstancias, a los que se refiere el artículo 17 del Reglamento Nacional del Transporte de

(9)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

as Peligrosas por Carretera, aprobado por el Real Decreto 74/1992, de 31 de enero".

Por tanto, teniendo en cuenta la legislación aplicable en materia de seguridad y planificación de emergencias en el transporte de mercancías peligrosas por carretera, los operadores de estos servicios tienen la obligación de elaborar un plan de actuación ante incidentes / accidentes que contemple la interven-ción del transportista, así como la comunicainterven-ción y la coordinainterven-ción con las Au-toridades Competentes en materia de Protección Civil.

Con el fin de dar cumplimiento a la legislación aplicable, y garantizar una efi-caz respuesta por parte de los agentes implicados en el control de una emer-gencia por un accidente en el transporte de mercancías peligrosas, es nece-sario desarrollar las siguientes actuaciones por parte del expedi-dor/transportista:

I. Elaboración del Plan de Actuación en caso de avería, incidente o accidente de un vehículo que transporte mercancías peligrosas.

II. Definir, desarrollar e implantar Pactos de Ayuda Mutua entre Em-presas Distribuidoras de Mercancías Peligrosas.

III. Suministrar información a la administración para el desarrollo de los Planes de Emergencia en el transporte de mercancías peligrosas.

3.1.

P

LAN DE

A

CTUACIÓN EN

C

ASO DE

A

VERÍA

,

I

NCIDENTE O

A

CCIDENTE

Con el fin de dotar al conductor y su ayudante de la información necesaria para su actuación segura, diligente y eficaz en caso de avería, incidente o accidente con el vehículo que transporte mercancías peligrosas, el expedidor o transportista debe de disponer de toda la información necesaria para dar respuesta a los requisitos fijados por la Directriz Básica del TMP (R.D. 387/1996).

Para ello debe disponer de toda la información necesaria, por ejemplo, en formato de Fichas de Intervención para la Respuesta en Emergencia.

La información que se debe recoger en dichas Fichas de Intervención es, en-tre otra, la siguiente.

(10)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

- Valoración de la gravedad del accidente.

- Equipamiento y medios de protección personal necesario. - Tácticas y procedimientos de intervención.

- Primeros auxilios.

- Precauciones fundamentales en las maniobras de recuperación de producto.

- Precauciones después de la intervención, limpieza y descontamina-ción de equipos.

3.1.1 Aviso y comunicación del accidente

La comunicación de la información relativa al siniestro o accidente con el transporte de mercancías peligrosas se efectuará por parte del transportista de modo más rápido y eficaz tanto a la Autoridad Competente como a la Em-presa

Transportista, aportando la siguiente información inicial. 1. Localización del suceso.

2. Estado del vehículo o convoy ferroviario implicado y características del suceso.

3. Datos sobre las mercancías peligrosas transportadas. 4. Existencia de víctimas.

5. Condiciones meteorológicas y otras circunstancias que se conside-ren de interés para valorar los posibles efectos del suceso sobre la se-guridad de las personas, los bienes o el medio ambiente y las posibili-dades de intervención preventiva.

(11)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

(12)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

(13)
(14)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

3.1.2 Valoración de la gravedad del accidente

La valoración de la gravedad de los accidentes en el transporte de mercancí-as peligrosmercancí-as, permitirá el establecimiento de lmercancí-as situaciones para la gestión de la emergencia, las cuales habrán de estar previstas en los diferentes pla-nes.

(15)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

Las circunstancias fundamentales a valorar serán:

A. Medio de transporte

Es necesario determinar el tipo de transporte involucrado, la naturaleza tama-ño y características del contenedor involucrado.

B. Naturaleza y peligrosidad de la mercancía transportada

Conocer los riesgos inherentes a la sustancia y la peligrosidad de ésta.

Para ello es preciso identificar los paneles de color naranja y las etiquetas de peligros que deben ir en el contenedor.

Paneles de color naranja

Los paneles de color naranja son rectangulares (30 x 40 cm.) y están dividi-dos en dividi-dos partes por una línea negra. En la parte inferior llevan un número en caracteres negros, que indica el producto exacto que transporta, de tal manera que a cada número le corresponde un producto determinado. En la parte superior del rectángulo figura un número, también en caracteres negros, de 2 o 3 cifras, que indica la clase de peligro o peligros que presenta ese pro-ducto.

En los vehículos caja que porten bultos con mercancías peligrosas y en cis-ternas con capacidad inferior a 3.000 litros, no es obligatorio la presencia de estos números en su panel.

Número de identificación de peligro - parte superior

El número de identificación de peligro se compone de dos o tres cifras. En general, las cifras indican los peligros siguientes:

Cifra de peligro Significado

2 Emanación de gas resultante de presión o de una reacción química.

3 Líquidos (vapores) y gases inflamables.

4 Sólidos inflamables.

5 Materia comburente (favorece incendios).

6 Toxicidad.

7 Radiactividad.

(16)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

9 Peligro de reacción violenta espontánea.

Cuando el peligro de una materia puede ser identificado suficientemente con una sola cifra, esta se completará con un cero en segunda posición.

Las cifras repetidas indican una intensificación del peligro

Las combinaciones de cifras siguientes tendrán, sin embargo, una significa-ción especial:

22 Gas refrigerado.

X323 Liquido inflamable que reacciona peligrosamente con el agua, emitiendo gases inflamables

X333 Liquido espontáneamente inflamable, reacciona peligrosamente con el agua.

X423 Sólido inflamable, reacciona peligrosamente con el agua desprendiendo gases inflamables

44 Sólido inflamable que a una temperatura elevada se encuentra en estado fundido.

539 Peróxido orgánico inflamable.

90 Materias peligrosas diversas.

La letra X delante del número indica prohibición absoluta de echar agua sobre el producto.

Etiquetas de peligro

(17)
(18)
(19)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

(20)
(21)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

(22)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

C. Cantidad de mercancía transportada

Es necesario evaluar el inventario total existente en el continente afectado así como la cantidad total involucrada en una posible fuga.

D. Tipo, estado y posible comportamiento del continente

Identificar mediante inspección visual: - Desperfectos.

- Posibles fisuras. - Posibles fugas.

E. Posibles evaluaciones y consecuencias del incidente

En base a la naturaleza y riesgos de la sustancias involucradas es necesario prever los posibles efectos y consecuencias que se pueden producir.

Estos pueden ser:

BLEVE

Con el término BLEVE (iniciales de la denominación inglesa del suceso: Boi-ling Liquid Expanding Vapor Explosion) se conoce al suceso que tiene lugar cuando un tanque, conteniendo un líquido almacenado a una temperatura superior a su punto de ebullición o bien conteniendo un gas licuado, se rompe brusca y catastróficamente dejando escapar instantáneamente su contenido. Esta rotura catastrófica puede deberse a diversas causas, pero una de las más frecuentes es la rotura de las paredes del tanque por haber sido debilita-das previamente al haber estado expuestas accidentalmente a un fuego exte-rior. Otros causas son fallo mecánico por corrosión o impacto, sobrellenado o desbocamiento de reacciones en equipos.

En este sentido, los estudios realizados sobre el tristemente célebre incidente en San Carlos de la Rápita, el 11 de julio de 1978, muestran que la causa fue el sobrellenado de la cisterna de propileno, generando una BLEVE a su paso por el camping de Los Alfaques, registrándose un total de 211 muertos.

Los efectos derivados de una BLEVE son varios: a) Radiación térmica.

(23)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

suele ser corta, si bien con unos altos niveles de radiación térmica so-bre las inmediaciones.

b) Explosión.

Como consecuencia de la rotura total del tanque, el líquido se expande brusca y violentamente dando lugar a una explosión con su correspon-diente onda de presión asociada.

c) Lanzamiento de proyectiles.

Como consecuencia de la rotura total del tanque y la expansión violen-ta del líquido , se puede producir la emisión a gran velocidad de los fragmentos del tanque, con el potencial riesgo asociado.

En este sentido, es preciso diferenciar entre BLEVE y bola de fuego. Sólo cuando en la BLEVE se ven involucradas sustancias inflamables, se generará una Bola de fuego o fire ball. El hecho de que los efectos de las ondas de presión sean menos relevantes que los de la Bola de fuego y que normalmente los BLEVE afecten a equipos que contienen sustancias inflamables, hace que se unifiquen en muchas ocasiones ambos términos.

POOL FIRE (Incendios de charco o charco inflamable)

Cuando un líquido inflamable fuga accidentalmente, parte de él puede acumu-larse en el suelo formando un charco o bien ser recogido en un cubeto si el tanque o tubería en la que se produce la fuga dispone de él. Si en charco en-tra en contacto con un punto a temperatura superior a la de inflamación del líquido, éste se incendiará. El fuego producido por la ignición del líquido acu-mulado en el charco o en el cubeto se conoce como pool fire.

Sus efectos suelen afectar a zonas reducidas, aunque con un alto tiempo de exposición. No obstante, pueden originar accidentes de mayor gravedad, ta-les como BLEVE, en caso de que éste se produzca en las inmediaciones de tanques con gases licuados, siempre que éstos no estén diseñados ante fue-go exterior. Por último, y como se indicará seguidamente, si se producen en las inmediaciones de tanques con sustancias como petróleo, y bajo condicio-nes muy específicas, se podrá generar un Boil-over.

JET FIRE (Dardo de fuego)

(24)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

FLASH FIRE (Llamarada o nube de gas inflamable)

El flash fire se produce como consecuencia de la dispersión de una sustancia inflamable en la atmósfera y su posterior ignición, sin que ello lleve aparejado la generación de ondas de sobrepresión.

En el caso de un flash fire, la ignición da lugar a un fuego que consume rápi-damente la materia inflamable contenida en la nube, sin efectos graves en el exterior de las llamas. La duración típica de la combustión de la nube de gas resulta despreciable.

EXPLOSIONES CONFINADAS (CVE) Y NO CONFINADAS (UVCE)

La explosión es una liberación repentina y violenta de energía. La violencia de la explosión depende de la velocidad a la cual se libera la energía. Según sea dicha velocidad, la explosión puede ser de dos clases:

a) Deflagración, con velocidad de llama de 1 a 300 m/s.

b) Detonación con velocidad de llama superior a 300 m/s, pudiendo al-canzar 2000-3000 m/s.

Las explosiones pueden clasificarse, según su grado de confinamiento, en:

a) Explosiones confinadas (CVE, Confined Vapour Explosion): es la producida en el interior de un recipiente o recinto.

b) Explosiones no-confinadas (UVCE, Unconfined Vapour Cloud Ex-plosion): aquélla que tiene lugar en la atmósfera abierta.

CVE (Explosiones confinadas)

La energía liberada en una explosión confinada en un recipiente se distribuye entre energía de ondas de choque y energía de proyección de fragmentos. Las explosiones confinadas en recipientes (CVE) pueden ser de dos tipos:

- Explosiones físicas. Aquellas cuya energía liberada es de tipo físico. La energía física puede ser de presión, de tensión en metales, térmica y eléctrica. Las explosiones físicas más típicas son las debidas a la elevada presión de un gas, de tal modo que la energía proviene de la expansión adiabática del gas confinado en el recipiente.

(25)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

UVCE (Explosiones no confinadas)

Tienen lugar por la ignición de mezclas de gas inflamable y aire de la masa de gas entre los límites de inflamabilidad en espacios abiertos. La ignición retardada de una nube de gas inflamable puede originar una explosión y las sobrepresiones correspondientes, si la nube está considerablemente confina-da, por ejemplo entre edificios o en plataformas bajo tierra.

La gravedad de la explosión depende de la cantidad de gas en la nube que se encuentre dentro de la región explosiva (entre el LII y el LSI).

Estas cantidades se calculan con modelos de dispersión, asumiéndose que el centro de la explosión se sitúa en el punto medio entre el LII y el LSI.

Actualmente existen aún dudas sobre la cantidad mínima de gas inflamable requerida para producir una UVCE, la distancia máxima a que se puede des-plazar la nube y el tiempo que puede transcurrir antes de que deflagre. En este sentido, existen discrepancias en la delimitación del valor mínimo de la masa contenida en una nube inflamable que puede dar origen a una explo-sión en lugar de una deflagración, de manera que los autores establecen can-tidades mínimas que oscilan entre 1 y 15 toneladas de vapor inflamable en la nube para que pueda producirse una explosión. Abundando en ello, para sus-tancias muy reactivas, como el hidrógeno, se han citado experiencias acci-dentales en las que intervenían algunas decenas de kilogramos.

NUBE TOXICA

La dispersión de gases con características toxicológicas dará lugar a nubes tóxicas. En este sentido, de los diferentes desarrollos accidentales que pue-den considerarse como consecuencia de la emisión de una sustancia, a me-nudo las mayores distancias de consecuencias suelen venir asociados a las nubes tóxicas.

En el caso de las nubes tóxicas, en lugar que un determinado nivel de con-centración o un tiempo de exposición, el concepto de interés es la dosis in-halada.

BOIL OVER (Borbollón)

En el caso de producirse un incendio de larga duración en un tanque de al-macenamiento de crudo, se puede dar el fenómeno conocido como boilover o

borbollón, cuya consecuencia básica es la expulsión del líquido hasta una gran altura, dando lugar a una bola de fuego.

Para que el boilover se produzca, el líquido almacenado en el tanque incen-diado debe tener componentes con un amplio rango de puntos de ebullición, desde cortes ligeros hasta residuos viscosos. Por ello, el fenómeno del boilo-ver puede producirse en incendios que involucren tanques de almacenamien-to de crudo, fuel oil, etc., durante un largo espacio de tiempo, pero no en almacenamientos de naftas o gasolinas.

(26)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

aumenta continuamente conteniendo las fracciones más pesadas. La densi-dad de la capa superficial aumenta paulatinamente hasta hacerse mayor que la del líquido situado inmediatamente debajo de ella, produciéndose el hun-dimiento de la capa superficial. Cuando la capa de hidrocarburo alcanza el fondo, entra en contacto con el agua que suele encontrarse en el fondo del tanque o con la emulsión de hidrocarburo que pueda haber, de forma que el agua se sobrecalienta y una parte de ella se evapora súbitamente, lo que in-mediatamente provoca la proyección del hidrocarburo ardiendo (bola de fue-go) desde el depósito, emitiendo un intenso flujo térmico.

Si bien el fuel oil no presenta, por lo general, un rango de componentes que abarque desde cortes ligeros hasta residuos viscosos, el análisis del histórico de accidentes ocurridos en almacenamientos de productos petrolíferos mues-tra que este tipo de sucesos se ha producido en algún almacenamiento de fuel oil. En la Central Termoeléctrica de Tacoa, Caracas, el 19 de diciembre de 1982, se produjo el incendio de un tanque de fuel oil, y después de seis horas de intenso fuego, se produjo un derrame violento (boilover) en el que murieron más de 150 personas.

(27)
(28)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

(29)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

J. Condiciones meteorológicas

Es necesario que se valoren estos aspectos y se aporte dicha información a la Autoridad Competente a la hora de definir una posible actuación por parte de ésta.

3.1.3 Equipamiento de protección personal

En este apartado se deben definir los equipos de protección personal necesa-rios para garantizar que durante la actuación o intervención no existen riesgos para el personal que lleva a cabo las operaciones de control y supresión de las emergencias.

3.1.4 Tácticas de intervención

En base a los tipos de emergencias definidas:

Tipo 1. Avería o accidente en el que el vehículo o convoy de transporte no puede continuar la marcha, pero el continente de las materias peli-grosas transportadas está en perfecto estado y no se ha producido vuelco o descarrilamiento.

Tipo 2. Como consecuencia de un accidente el continente ha sufrido desperfectos o se ha producido vuelco o descarrilamiento, pero no existe fuga o derrame del contenido.

Tipo 3. Como consecuencia de un accidente el continente ha sufrido desperfectos y existe fuga o derrame del contenido.

Tipo 4. Existen daños o incendio en el continente y fugas con llamas del contenido.

Tipo 5. Explosión del contenido destruyendo el continente.

Se definirán los medios necesarios, las precauciones a adoptar y los puntos generales de intervención como son, por ejemplo del tipo:

- Carácter general

· Mantenerse en el lado desde donde sopla el viento. · No fumar, eliminar todas las fuentes de ignición.

· PELIGRO PARA LA POBLACIÓN. Advertir a la población pró-xima que permanezca dentro de casa con puertas y ventanas cerradas.

Para cualquier sistema de ventilación. Considerar la posibilidad de evacuación.

· Reducir al mínimo el número de personas en el área de riesgo.

- Ante derrame

· Detener las fugas si es posible.

(30)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

· Comprobar los límites explosividad.

· Utilizar herramientas manuales de baja producción de chispas y equipo intrínsecamente seguro.

· Absorber el líquido con arena o tierra o con cualquier otro ma-terial apropiado, o recubrir con espuma.

· Si la materia se ha introducido en una corriente de agua o en una alcantarilla, informar a la autoridad responsable.

· Ventilar las alcantarillas y los sótanos cuando no haya riesgo para el personal o la población.

- Ante incendio

· Mantener el/los recipientes/s refrigerados/s con agua.

· Extinguir con espuma-polvo seco, y a continuación proteger con una capa de espuma.

· No utilizar chorros de agua pulverizada (spray) para la extin-ción.

· Utilizar agua pulverizada, si es posible, para reducir las ema-naciones del incendio.

· Evitar derrames innecesarios de los medios de extinción que puedan ser contaminantes.

3.1.7 Precauciones después de la intervención

En este apartado se deben definir las actuaciones a seguir para: - Llevar a cabo la limpieza de producto.

- Recoger los residuos. - Descontaminación la zona.

- Descontaminar los medios empleados.

3.1.8 Fuentes de información

Para ello, hay de los datos disponibles en las siguientes fuentes de informa-ción:

- Ficha de Datos de Seguridad de la sustancia, elaborada por el fabri-cante de las sustancias y los productos.

- Base de datos de Fichas de Intervención, publicadas por FEIQUE y la Dirección General de Protección Civil.

- Fichas de Intervención para la actuación de los servicios operativos en situaciones de emergencia provocadas por accidentes en el trans-porte de mercancías peligrosas por carretera. (Orden de 21 de sep-tiembre de 1.999 del Ministerio del Interior).

(31)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

II), elaborado por la Dirección General de Protección Civil de España y el Instituto Nacional de Toxicología.

- Fichas publicadas por CANUTEC Ergo 2000: Emergency Response Guidebook.

- Fichas ERIC publicadas por European Chemical Industry Council (CEFIC).

3.2.

P

LAN DE

E

MERGENCIA O

P

ACTO DE

A

YUDA

M

UTUA

Tal y como establece la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el Riesgo de Accidentes en el TMP los expedidores y transportista de mercancías peligrosas podrá definir y elaborar pactos de ayuda mutua para la actuación en caso de accidente así como para la colaboración con las auto-ridades competentes. Los Planes de Emergencia o Pactos de Ayuda Mutua deben recoger los siguientes aspectos:

- Compromisos y responsabilidades asumidos por los firmantes del Pacto de Ayuda Mutua.

- Evaluación cualitativa del riesgo de accidentes en el transporte de mercancías peligrosas, en función de la naturaleza de la sustancia y la vulnerabilidad del entorno.

- Inventario de recursos que los Operadores ponen a disposición del Pacto de Ayuda Mutua.

- Organización prevista en caso de emergencia.

- Protocolos y medios de aviso y comunicación ante emergencia.

- Niveles de actuación en caso de emergencia (asesoramiento técnico, apoyo material y ayuda en la intervención).

- Definición del Plan Operativo de Intervención.

- Coordinación con organismos y agentes externos al Pacto. - Mantenimiento de la operatividad del Pacto de Ayuda Mutua.

- Información, formación, adiestramiento y simulacros de los intervi-nientes en el Pacto de Ayuda Mutua.

A continuación se señalan brevemente los contenidos básicos de un Plan de Emergencias.

0. Objeto y Alcance del Plan de Emergencia

En este capítulo introductorio se describirán los fines perseguidos con el Plan de Emergencia en materia de seguridad, así como, el ámbito y personal afec-tado durante una actuación en emergencia.

(32)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

En base los Análisis de Riesgos llevados a cabo, se relacionarán las posibles situaciones de emergencia que activan el Plan, sus causas iniciadoras, así como, las posibles consecuencias.

Adicionalmente, con objeto de determinar los medios humanos y materiales a movilizar para hacer frente a una situación de emergencia, se procederá a clasificar estas situaciones de emergencia siguiendo los diferentes criterios, como son:

- Por su gravedad.

- Por los medios requeridos para su control: Se hará uso de los re-sultados obtenidos del análisis y evaluación del riesgo que se deriva de la actividad de la planta.

2. Procedimientos de Actuación

En función de los fenómenos que se pueden derivar de un accidente (incen-dio, explosión, fugas de gases tóxicos, vertido incontrolado de productos peli-grosos, etc.), se establecerán los procedimientos de actuación a seguir por los distintos equipos y servicios que intervienen en el control de

la situación de riesgo.

Todos estos procedimientos de actuación y respuesta ante una emergencia quedarán recogidos en forma de fichas para su fácil utilización por los man-dos durante la emergencia.

3. Dirección de la Emergencia

En cuanto a la dirección de la emergencia teniendo en cuenta la composición y jerarquía de la plantilla, se establecerá la cadena de mando operativa du-rante las emergencias y se confeccionará la relación de personas involucra-das junto a los responsables de su gestión.

Se identificará quién es el Director de la Emergencia, o su suplente en caso de ausencia de aquél, y que será el encargado exclusivo de las notificaciones al exterior. Además se detallará completamente la relación de las personas responsables, con sus nombres y cargos, y la forma de comunicarse con ellas, y su cometido en la emergencia de cada uno.

Asimismo, se describirá la cadena de mando operativa durante la emergencia mediante un organigrama, con lo que se permitirá ver claramente la jerarquía de responsabilidades en la planta ante cualquier emergencia.

4. Operatividad

Se elaborará el plan de actuación operativo que coordine la intervención de los grupos y servicios involucrados en una situación de emergencia, de tal forma que permita la utilización eficaz de los medios disponibles para el con-trol de la misma.

(33)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

- Activación del Plan de Emergencia. Se establecerán los criterios a tener en cuenta para la activación del Plan de Emergencia en sus dis-tintos niveles.

- Desarrollo de la emergencia. En función del Nivel de Emergencia que activa el Plan, se establecerán las consignas de actuación para cada uno de los miembros, equipos y servicios que intervienen en el control y supresión de la emergencia.

Se describirán adecuadamente las acciones que debe realizar cada grupo de personas implicadas en la organización de la emergencia. La operatividad del plan tendrá en cuenta la actuación en circunstancias en las cuales no se en-cuentra disponible todo el personal asignado al mismo, tales como períodos fuera de la jornada laboral normal.

Se determinarán, para los distintos tipos de situaciones de emergencia que pueden surgir, los canales y protocolos, tanto de aviso de emergencia, como de comunicaciones entre los distintos responsables involucrados en el plan de actuación.

5. Interfase con el Plan de Emergencia Exterior

En este capítulo se relacionarán todos los accidentes y, en cualquier caso, todos aquéllos que requieren la ayuda de medios externos para combatirlos. Para cada uno de estos accidentes se incluirá, como mínimo, la siguiente in-formación:

- Descripción del accidente o accidentes, de acuerdo con los resulta-dos de la identificación de accidentes.

- Instante o situación, durante la evolución del accidente y medidas adoptadas.

- Tipo de ayuda que debe solicitarse. En particular, inventario de me-dios del Plan de Emergencia Exterior que podrían ser necesarios. Se especificarán también en este capítulo los procedimientos y canales para la notificación. En particular, se definirá el contenido de la comu-nicación para cada accidente.

En cuanto a canales, se definirá, como mínimo, un medio de comunicación primario para la notificación y uno redundante o secundario.

6. Fin de la emergencia

(34)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

7. Inventario de medios disponibles

En este punto se incluirán los medios que dispone el transportista para com-batir las posibles situaciones accidentales.

Este punto es importante, pues permite anticipar los medios de auxilio de los equipos externos que se incorporen a la emergencia.

8. Mantenimiento de la Operatividad del Plan

Este apartado constará de los siguientes subapartados:

1. Programa de conocimientos básicos del personal adscrito al Plan, con ob-jeto de familiarizar al personal con los medios de protección y prevención existentes.

En el Plan se hará constar la frecuencia de los cursos de formación y adies-tramiento del personal, así como de las reuniones informativas a las que asis-tirán todos los empleados, y en las que se explicará el Plan, impartiéndoseles: a) Las consignas generales de autoprotección, tales como:

- Precauciones que deben adoptarse para evitar las causas de la emergencia.

- Qué hacer cuando se detecta una emergencia interior. - Cómo transmitir la alarma en caso de emergencia. - Qué hacer y qué evitar en caso de emergencia.

b) Las instrucciones particulares a los equipos de emergencia.

En este caso, además de los procedimientos de lucha, se dará información al personal para administrar primeros auxilios.

2. Programa de adiestramiento del personal de intervención. Se hará constar la frecuencia de los cursos de formación y adiestramiento del personal.

3. Revisiones. Se detallará un programa de revisiones del Plan que asegure su actualización periódica, adaptándose al cambio de las instalaciones y a la incorporación de nuevos riesgos.

Se detallará un calendario de reuniones de los grupos implicados en la orga-nización de la emergencia y un calendario para comprobar la necesidad de contar con equipos de protección activa.

(35)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

3.3

I

NFORMACIÓN Y

C

OLABORACIÓN A

P

ROPORCIONAR A LA

A

DMINISTRACIÓN

Los expedidores y transportistas de mercancías peligrosas deberán facilitar la siguiente información y colaboración a la administración:

A. Información para elaborar los mapas de flujo

Los expedidores de mercancías peligrosas, las empresas de transporte ferro-viario y los transportistas de mercancías por carretera, facilitarán, a requeri-miento de la Dirección General de Protección Civil y de los órganos compe-tentes de las Comunidades Autónomas, las informaciones que sean necesa-rias para la elaboración de los mapas de flujos de los transportes de mercan-cías peligrosas que habrán de formar parte del plan estatal y de los planes de las Comunidades Autónomas, previstos en la Directriz Básica.

Dichas informaciones se referirán fundamentalmente a:

- Denominación, clase y cantidad de cada una de las mercancías peli-grosas expedidas o transportadas en un período de tiempo determina-do.

- Localidades de origen y destino de los transportes, itinerarios segui-dos y número de viajes efectuasegui-dos a lo largo del período, según itinera-rios y mercancías peligrosas transportadas.

B. Información para valorar el riesgo

Los expedidores de mercancías peligrosas, en caso de accidente durante el transporte de las mismas, habrán de proporcionar al órgano a cuyo cargo se encuentre la dirección de las actuaciones de emergencia, las informaciones que les sean requeridas acerca de la naturaleza, características y modo de manipulación de las mercancías peligrosas involucradas, que permitan o faci-liten una valoración lo más precisa y rápida posible de los riesgos que del ac-cidente puedan derivarse para personas, bienes y el medio ambiente, y la adopción, con la urgencia necesaria, de las medidas más adecuadas para prevenir o minimizar dichos riesgos. A estos efectos, el órgano de dirección de la emergencia podrá requerir la presencia de un representante del expedi-dor en el lugar del accidente.

C. Medios materiales y humanos disponibles por el transportis-ta/expedidor

(36)

reque-TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

rimiento del órgano de dirección de la emergencia, los medios materiales y el personal adecuados para recuperar, trasvasar, custodiar y trasladar en las debidas condiciones de seguridad los materiales que se hayan visto involu-crados en el accidente.

D. Colaboración en las labores de descontaminación y gestión de resi-duos

(37)
(38)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

¿QUÉ

OBLIGACIONES

RECAEN

SOBRE

LA

ADMINISTRACIÓN?

Tal y como se establece en la Directriz Básica del Transporte de Mercancías Peligrosas las obligaciones básicas de la Administración en materia de Plani-ficación de Emergencias en el transporte de mercancías peligrosas son:

I. Elaborar los mapas de flujo de los transportes de mercancías peli-grosas.

II. Desarrollar los Planes de Emergencia del transporte de mercancías peligrosas de ámbito autonómicos y estatal.

III.Elaborar las estadísticas de las mercancías por accidente en el transporte de mercancías peligrosas.

4.1.

E

LABORACIÓN DE LOS

M

APAS DE

F

LUJO DE LOS

T

RANSPORTES DE

M

ERCANCÍAS

P

ELIGROSAS

Los mapas de flujos de los transportes de mercancías peligrosas por carrete-ra y ferrocarril constituirán el análisis numérico y la expresión gráfica, en rela-ción con un período de tiempo y un territorio determinado (nacional y de Co-munidad Autónoma) de la estadística de los transportes comprendidos en los ámbitos de aplicación del Reglamento Nacional sobre el Transporte de Mer-cancías Peligrosas por Ferrocarril y del Reglamento Nacional del Transporte-de Mercancías Peligrosas por Carretera, incluidos los transportes internacio-nales que requieran habilitación o autorización por la Administración españo-la; con detalle del número de transportes cuyo itinerario haya discurrido, en todo o en parte, por dicho territorio, y de las cantidades totales de materias peligrosas transportadas; agrupados estos datos según materias, clases de materias y tramos de las vías utilizadas para el transporte.

La elaboración de mapas de flujos de los transportes de mercancías peligro-sas tendrá como objetivos el servir de base para la previsión de las medidas y estrategias de intervención a adoptar para paliar las consecuencias de un posible accidente y el delimitar las áreas que, teniendo en cuenta la cantidad, frecuencia y características de las materias peligrosas que son transportadas por las vías que discurren en sus proximidades, hayan de ser consideradas de especial relevancia a efectos de prever medidas de protección a la

(39)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

El mapa nacional de flujos de los transportes de mercancías peligrosas por carretera y ferrocarril será el resultado de la integración del mapa de flujos supracomunitarios y de los mapas de flujos intracomunitarios. El mapa de flujos supracomunitarios tendrá por objeto aquellos transportes de mercancí-as peligrosmercancí-as cuyos itinerarios sobrepmercancí-asen el ámbito territorial de una Comu-nidad Autónoma.

Los mapas de flujos intracomunitarios tendrán por objeto los transportes de mercancías peligrosas cuyo origen y destino se encuentren en una misma Comunidad Autónoma y los itinerarios seguidos no discurran fuera de ámbito territorial de ésta.

La elaboración del mapa de flujos supracomunitarios correrá a cargo de la Dirección General de Protección Civil y el Instituto de Estudios del Transporte y las Comunicaciones, con la colaboración de la Dirección General del Trans-porte Terrestre y de la Dirección General de Tráfico. Dichos órganos serán asimismo los encargados de confeccionar el mapa nacional de flujos, utilizan-do para ello los resultautilizan-dos del mapa de flujos supracomunitarios y los que, acerca de los transportes intracomunitarios les sean proporcionados por las Comunidades Autónomas.

En cada Comunidad Autónoma y para su ámbito territorial, la elaboración del correspondiente mapa de flujos intracomunitario correrá a cargo del órgano u órganos de la Administración de la Comunidad Autónoma que designe el ór-gano competente de la misma.

4.2

L

OS

P

LANES DE

E

MERGENCIA EN EL

T

RANSPORTE DE

M

ERCANCÍAS

P

ELIGROSAS

4.2.1 Actuaciones Básicas a considerar en los Planos

En la planificación de protección civil ante el riesgo de accidentes en el trans-porte de mercancías peligrosas, habrán de contemplarse, de acuerdo con las especificaciones funcionales correspondientes a cada nivel de planificación, las actuaciones necesarias para la protección de personas, bienes y el medio ambiente en caso de emergencia, y fundamentalmente las siguientes:

a) Control de accesos y regulación del tráfico en las zonas afectadas. b) Tareas de salvamento y evacuación de las personas afectadas c) Asistencia sanitaria y, en su caso, control sanitario de la población potencialmente afectada, en particular de grupos especialmente vulne-rables (grupos críticos).

(40)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

e) Medidas de protección y, en su caso, alejamiento de la población de las zonas de peligro.

f) Sistemas de avisos e información a la población.

g) Control y seguimiento de posibles episodios de contaminación am-biental, asociados al accidente (contaminación de aguas superficiales y subterráneas, servicios de abastecimiento, suelos y aire).

h) Tareas de limpieza y saneamiento ambiental de la zona afectada. i) Reparación de urgencia de las vías de comunicación afectadas y res-tablecimiento del tráfico.

j) Gestión del tratamiento controlado, en cada caso, de los productos tóxicos y peligrosos generados a causa del accidente.

k) Restablecimiento de los servicios básicos de la comunidad que ha-yan podido verse afectados.

4.2.2 Situaciones para la gestión de emergencias

a) Valoración de la gravedad de accidentes.

La valoración de la gravedad de los accidentes en el transporte de mercancí-as peligrosmercancí-as, permitirá el establecimiento de lmercancí-as situaciones para la gestión de la emergencia, las cuales habrán de estar previstas en los diferentes pla-nes.

Esta valoración se realizará teniendo en cuenta los efectos producidos por el accidente sobre personas, bienes y el medio ambiente y aquellos otros que se prevea pueden producirse en función, por un lado de las circunstancias que concurren en el accidente y por otro de las características y tipo del mis-mo.

Las circunstancias fundamentales a valorar serán: - Medio del transporte.

- Naturaleza y peligrosidad de la mercancía transportada. - Cantidad de mercancía transportada.

- Tipo, estado y previsible comportamiento del continente. - Posibilidad de efecto en cadena.

- Lugar del accidente, estado de la vía y densidad de tráfico.

- Población, edificaciones y otros elementos vulnerables circundantes. - Entorno medioambiental.

- Condiciones meteorológicas.

Los accidentes en los transportes terrestres de mercancías peligrosas, se clasificarán en los siguientes tipos:

(41)

peli-TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

grosas transportadas está en perfecto estado y no se ha producido vuelco o descarrilamiento.

Tipo 2 Como consecuencia de un accidente el continente ha sufrido desperfectos o se ha producido vuelco o descarrilamiento, pero no existe fuga o derrame del contenido.

Tipo 3 Como consecuencia de un accidente el continente ha sufrido desperfectos y existe fuga o derrame del contenido.

Tipo 4 Existen daños o incendio en el continente y fugas con llamas del contenido.

Tipo 5 Explosión del contenido destruyendo el continente.

Mediante la consideración de las circunstancias anteriormente enumeradas, el tipo de accidente y, en su caso, la utilización de modelos de análisis de hi-pótesis accidentales, se determinarán las zonas de intervención y alerta se-gún las necesidades de atención a la población los bienes o el medio

ambiente.

Se considerará zona de intervención aquella en la que las consecuencias del accidente han producido o se prevé pueden producir a las personas, bienes y el medio ambiente, daños que requieran la aplicación inmediata de medidas de protección.

Se considerará zona de alerta aquella en la que las consecuencias del acci-dente aunque puedan producirse aspectos perceptibles para la población, no requieren más medidas de intervención que la de información a aquélla, salvo para ciertos grupos de personas cuyo estado pueda hacerlas especialmente vulnerables (grupos críticos) y que puedan requerir medidas de protección específicas.

Los valores umbrales, relativos a las magnitudes de los fenómenos peligro-sos, que se adopten para la determinación de las zonas de intervención y de alerta, serán concordantes con el estado del conocimiento científico sobre los daños originados por accidentes y su relación con las variables físicas repre-sentativas de los mismos.

b) Definición de situaciones de emergencia.

En función de las necesidades de intervención derivadas de las característi-cas del accidente y de sus consecuencias ya producidas o previsibles, y de los medios de intervención disponibles, se establecerá alguna de las situacio-nes de emergencia siguientes:

Situación 0 Referida a aquellos accidentes que pueden ser controla-dos por los medios disponibles y que, aun en su evolución más desfa-vorable, no suponen peligro para personas no relacionadas con las la-bores de intervención, ni para el medio ambiente, ni para bienes distin-tos a la propia red viaria en la que se ha producido el accidente.

(42)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

en práctica de medidas para la protección de las personas, bienes o el medio ambiente que estén o que puedan verse amenazados por los efectos derivados del accidente.

Situación 2 Referida a aquellos accidentes que para su control o la puesta en práctica de las necesarias medidas de protección de las per-sonas, los bienes o el medio ambiente se prevé el concurso de medios de intervención, no asignados al plan de la Comunidad Autónoma, a proporcionar por la organización del plan estatal.

Situación 3 Referida a aquellos accidentes en el transporte de mer-cancías peligrosas que habiéndose considerado que está implicado el interés nacional así sean declarados por el Ministro de Justicia e Inter-ior.

4.2.3 Los Planes de Emergencia de Comunidades Autónomas ante el riesgo de accidente en los transportes de Mercancías peligrosas

El plan de Comunidad Autónoma establecerá la organización y los procedi-mientos de actuación de los recursos y servicios cuya titularidad corresponda a la Comunidad Autónoma de que se trate y los que puedan ser asignados al mismo por otras Administraciones públicas y entidades públicas y privadas, al objeto de hacer frente a las emergencias por accidentes en el transporte de mercancías peligrosas, por carretera y ferrocarril, que ocurran dentro de su ámbito territorial.

Son funciones básicas de los planes de Comunidades Autónomas:

- Prever la estructura organizativa y los procedimientos para la inter-vención en accidentes en los transportes por carretera y ferrocarril, ocurridos dentro del territorio de la Comunidad Autónoma que corres-ponda.

- Prever los procedimientos de coordinación con el plan estatal para garantizar su adecuada integración.

- Establecer los sistemas de articulación con las organizaciones de las Administraciones locales de su ámbito territorial y definir criterios para la elaboración de los planes de actuación de ámbito local de las mis-mas.

- Precisar las modalidades de intervención más adecuadas según las características de las mercancías involucradas en los posibles acciden-tes.

- Especificar los procedimientos de información a la población poten-cialmente afectada por una situación de emergencia.

(43)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

El contenido mínimo de los planes de Comunidades Autónomas

a) Objeto.

En el plan de Comunidad Autónoma se hará constar su objeto. El ámbito afectado por el plan será la totalidad del territorio de la Comunidad Autónoma que corresponda.

b) Análisis del transporte de mercancías peligrosas. Mapa de flujos de Comunidad Autónoma.

En este apartado se efectuará la descripción de la tipología y las característi-cas fundamentales de los transportes de mercancías peligrosas, por carretera y ferrocarril, que incidan en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma. Esta descripción se basará en los datos aportados por el Mapa de Flujos de los Transportes de Mercancías Peligrosas correspondiente a la Comunidad Autónoma y confeccionado, así como, en caso necesario, en los estudios complementarios que se consideren pertinentes.

Asimismo, a este apartado se irán incorporando los datos estadísticos sobre la siniestralidad en los transportes terrestres de mercancías peligrosas ocurri-da en el territorio de la Comuniocurri-dad Autónoma, el valor de los parámetros que sean adoptados para analizar su evolución en el tiempo y las características que resulten relevantes para las actividades de protección civil.

c) Áreas de especial exposición.

(44)

no-TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

viembre de 1990 y publicada por Resolución de la Subsecretaría del Ministe-rio del InteMiniste-rior de 30 de enero de 1991.

d) Estructura y organización del plan.

El plan de Comunidad Autónoma especificará la organización jerárquica y funcional según la cual se llevarán a cabo y dirigirán las actuaciones, para el adecuado desempeño de las funciones.

Dirección y coordinación del plan.

En el plan se establecerá el órgano que haya de ejercer la dirección del mis-mo, al que corresponderá declarar la activación del plan, decidir las actuacio-nes más convenientes para hacer frente a la emergencia y determinar el final de ésta, siempre que la emergencia no haya sido declarada de interés nacio-nal por el Ministro de Justicia e Interior. Estas funciones serán ejercidas de-ntro del correspondiente Comité de Dirección, en aquellas situaciones de emergencia que lo requieran, conforme a lo establecido en el apartado II, 6 anterior.

El plan especificará la autoridad o autoridades de la Comunidad Autónoma que formarán parte del Comité de Dirección que para cada caso se constitu-ya, así como las funciones que, en relación con la dirección de emergencia, tenga atribuidas. A dicha autoridad le corresponderá solicitar del representan-te del Ministro de Justicia e Inrepresentan-terior en el respectivo Comité de Dirección, la incorporación de medios y recursos estatales no asignados al plan de Comu-nidad Autónoma, cuando resulten necesarios para el apoyo de las actuacio-nes de éste.

El plan especificará asimismo la composición y funciones de los órganos de apoyo (Comité Asesor y Gabinete de Información) al órgano de dirección del mismo, sin perjuicio de las incorporaciones que por decisión de éste, puedan producirse, en función de las necesidades derivadas de la situación de emer-gencia.

Teniendo en cuenta las previsibles necesidades y sin perjuicio de lo que en los planes se establezca, de acuerdo con sus propios requerimientos, el Co-mité Asesor podrá estar compuesto por:

- Coordinadores de los distintos Grupos de Acción. - Representantes de los municipios afectados.

- Representante de los órganos competentes en materia de calidad de las aguas.

- Representantes de los órganos competentes en materia de medio ambiente. Representante del Centro Meteorológico Territorial del Insti-tuto Nacional de Meteorología.

(45)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

- Técnicos de protección civil de las distintas Administraciones implica-das.

Grupos de acción.

Para la realización de las tareas de valoración de los riesgos derivados de accidentes y las de protección de personas, bienes y el medio ambiente, en el plan de Comunidad Autónoma se establecerán grupos de acción, cuyas de-nominaciones, funciones, composición y estructura, quedarán determinadas en el plan según sus necesidades y características.

e) Operatividad del plan.

El capítulo dedicado a operatividad del plan regulará los procedimientos de actuación de los diferentes elementos de la estructura establecida, en función de las necesidades de intervención para la protección de personas, bienes y el medio ambiente, y de acuerdo con las distintas situaciones de emergencia .

f) Procedimientos de información sobre accidentes y sistemas de alerta.

En el plan de Comunidad Autónoma se establecerán los medios y procedi-mientos necesarios para que, tras la recepción en el correspondiente centro de coordinación operativa de la notificación de un accidente en el transporte de mercancías peligrosas, se movilicen los servicios, medios y recursos ne-cesarios, y se alerte a las autoridades locales, a otros órganos de las Admi-nistraciones públicas que puedan verse implicadas y a la población poten-cialmente afectada.

En la información a la población de las áreas potencialmente afectadas y a los usuarios de las vías en las que el tráfico haya podido verse interrumpido o dificultado como consecuencia de un accidente, las emisoras de radio colabo-rarán con el órgano de dirección del plan; de acuerdo con lo previsto para los medios de comunicación social en el artículo 4.6 de la Ley 2/1985, de 21 de enero, sobre Protección Civil.

g) Mantenimiento del plan.

El capítulo dedicado a mantenimiento del plan establecerá las actuaciones a poner en práctica con fines de asegurar el conocimiento del plan por todas las personas que intervienen en el mismo, perfeccionar los procedimientos ope-rativos, garantizar la adecuada preparación de la organización y actualizar los datos correspondientes a medios, recursos y personal actuante, así como los análisis sobre el transporte de mercancías peligrosas, el Mapa de Flujos de la Comunidad Autónoma y los estudios relativos a las áreas de especial exposi-ción.

h) Catálogo de medios y recursos.

(46)

locali-TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

zación en el territorio y, en su caso, las condiciones de disponibilidad de los mismos en situaciones de emergencia.

Los códigos y términos a utilizar en esta catalogación, serán los elaborados por la Comisión Nacional de Protección Civil.

En este catálogo no podrán figurar medios, recursos o dotaciones de personal pertenecientes a Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado, ni de las Fuerzas Armadas.

4.2.4 El Plan Estatal

El plan estatal establecerá la organización y los procedimientos de actuación de aquellos recursos y servicios del Estado que sean necesarios para asegu-rar una respuesta eficaz del conjunto de las Administraciones públicas, ante situaciones de emergencia por accidente en los transportes de mercancías peligrosas, por carretera o ferrocarril, en las que esté presente el interés na-cional, así como los mecanismos de apoyo a los planes de Comunidades Au-tónomas en los supuestos que lo requieran.

Son funciones básicas del plan estatal las siguientes:

a) Prever la estructura organizativa que permita la dirección y coordi-nación del conjunto de las Administraciones públicas, en situaciones de emergencia por accidentes en el transporte de mercancías peligrosas, por carretera y ferrocarril, en las que esté presente el interés nacional. b) Prever los mecanismos de aportación de medios y recursos de in-tervención para aquellos casos en que los previstos en los planes co-rrespondientes se manifiesten insuficientes.

c) Organizar sistemas de apoyo técnico a la planificación y a la gestión de las posibles emergencias, fundamentalmente en cuanto se refiere al establecimiento de un mapa nacional de flujos de los transportes de mercancías peligrosas por carretera y ferrocarril, el control estadístico de las emergencias producidas por accidentes y en este tipo de trans-portes, la aportación de asesoramiento en cuanto a la peligrosidad de las mercancías involucradas en accidentes.

d) Establecer y mantener un banco de datos sobre medios y recursos movilizables en emergencias por accidentes en el transporte de mer-cancías peligrosas.

e) Prever los mecanismos de solicitud y recepción de ayuda interna-cional para paliar los efectos de accidentes ocurridos en los transportes terrestres de mercancías peligrosas.

(47)

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

a) Objeto y ámbito.

El objeto del plan estatal será establecer la organización y los procedimientos que permitan el eficaz desarrollo de las funciones.

El ámbito del plan abarcará la totalidad del territorio nacional.

b) Dirección y coordinación de emergencias.

El plan estatal especificará para cada Comunidad Autónoma la autoridad o autoridades que, en representación del Ministerio de Justicia e Interior, forma-rán parte del Comité de Dirección que para cada caso pueda constituirse y que ejercerá, la dirección del conjunto de las administraciones públicas para hacer frente a las emergencias que se declaren de interés nacional.

Asimismo, a dichos representantes del Ministerio de Justicia e Interior les co-rresponderá, a solicitud del representante de la Comunidad Autónoma en el Comité de Dirección, ordenar o promover la incorporación de medios de titula-ridad estatal no asignados previamente al plan de Comunidad Autónoma cuando resulten necesarios para el apoyo de las actuaciones de éste. Los medios y recursos asignados al plan de Comunidad Autónoma se movilizarán de acuerdo con las normas previstas en su asignación. Será competencia de la autoridad que represente al Ministerio de Justicia e Interior en el Comité de Dirección, la formulación de solicitudes de intervención de unidades militares en aquellos casos en que las previsiones del plan de Comunidad Autónoma se hayan visto superadas, dicha autoridad del Ministerio de Justicia e Interior podrá solicitar la presencia de un representante de la autoridad militar que, en su caso, se integrará en el Comité Asesor, cuando éste se constituya.

La Dirección General de Protección Civil, en relación con los órganos de la Administración del Estado que en cada caso corresponda, coordinará las me-didas a adoptar en apoyo a los centros de coordinación operativa integrados (CECOPI) que lo requieran, en tanto para ello hayan de ser empleados me-dios y recursos de titularidad estatal ubicados fuera del ámbito territorial de aquéllos.

(48)

du-TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

rante su transporte por territorio español, cuando existan graves dificultades para la identificación de las mismas y la empresa transportista o expeditora se encuentre domiciliada en alguno de dichos Estados miembros.

c) Planes de coordinación y apoyo.

Para su aplicación en emergencias de interés nacional o en apoyo de los pla-nes de Comunidades Autónomas, en el plan estatal quedarán estructurados los planes de actuación siguientes:

1.º Plan de actuación para caso de accidente en los transportes terres-tres de mercancías radiactivas.

2.º Plan de actuación para el apoyo técnico en emergencias por acci-dente en los transportes terrestres de mercancías peligrosas.

En la organización de estos planes de actuación podrán integrarse, además de servicios, medios y recursos de titularidad estatal, los que hayan sido in-cluidos en los planes de Comunidades Autónomas y de actuación de ámbito local para el desempeño de las mismas actividades, así como los disponibles por otras entidades públicas y privadas.

d) Sistema de información toxicológica.

En el plan estatal se establecerá la organización y los procedimientos que permitan facilitar información, lo más inmediatamente posible, acerca de las características toxicológicas y otros parámetros indicativos de la peligrosidad de las sustancias involucradas en accidentes, y que pueda servir para orien-tar las actuaciones de los servicios de intervención en las situaciones de emergencia que puedan presentarse.

Formarán parte de dicho sistema de información el Instituto Nacional de Toxi-cología, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo y la Direc-ción General de Salud Pública, en coordinaDirec-ción con la DirecDirec-ción General de Protección Civil. Podrán formar parte asimismo del mencionado sistema de información, en las condiciones que se determinen en el plan estatal, todas aquellas entidades, públicas y privadas, que, en virtud de las actividades que desempeñan, puedan proporcionar datos útiles a los fines anteriormente se-ñalados.

e) Base de datos sobre flujos de los transportes terrestres de mercancí-as peligrosmercancí-as. Mapa Nacional de Flujos.

(49)

intracomuni-TRANSPORTE DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

tarios, al objeto de obtener y actualizar el Mapa Nacional de Flujos de los Transportes de Mercancías Peligrosas.

El Mapa Nacional de Flujos y sus sucesivas revisiones y actualizaciones, será puesto a disposición de los órganos de dirección de los planes de las Comu-nidades Autónomas.

f) Base de datos sobre emergencias producidas por accidentes en los transportes terrestres de mercancías peligrosas.

La Dirección General de Protección Civil, establecerá una base de datos so-bre las emergencias producidas por accidentes en los transportes de mercan-cías peligrosas, por carretera y ferrocarril, que permita la elaboración de las estadísticas nacionales sobre este tipo de emergencia.

Dichas estadísticas se elaborarán anualmente y se pondrán a disposición de los órganos de dirección de los planes de Comunidades Autónomas.

g) Base de datos sobre medios y recursos movilizables.

La Dirección General de Protección Civil establecerá una base de datos sobre medios y recursos estatales, disponibles para su actuación en casos de emergencia por accidente en los transportes, por carretera o ferrocarril, de mercancías peligrosas, así como cerca de los que integren los planes de co-ordinación y apoyo previstos en el apartado III, 3, c) de la presente Directriz Básica.

Los códigos y términos a utilizar en esta catalogación serán los acordados por la Comisión Nacional de Protección Civil.

De esta base de datos, la parte relativa a especificaciones sobre cantidades y ubicación de medios y recursos de las Fuerzas Armadas, será elaborada y permanecerá bajo la custodia del Ministerio de Defensa, siendo puesta a dis-posición del Comité Estatal de Coordinación en aquellas situaciones de emergencia que lo requieran.

4.2.5 Elaboración de las estadísticas de las emergencias por accidentes en el transporte de mercancías peligrosas

La estadística de las emergencias producidas por accidentes en los transpor-tes de mercancías peligrosas tendrá por objeto el registro y análisis de los datos más relevantes relativos a dichas emergencias y fundamentalmente la localización del suceso, las características de las mercancías peligrosas invo-lucradas, el tipo de accidente a efectos de protección civil, la clasificación de la situación de emergencia y las consecuencias para la población, los bienes y el medio ambiente; con la finalidad de establecer pautas para el perfeccio-namiento en la organización y operatividad de los planes de protección civil y fundamentar actividades y medidas de carácter preventivo, por los organis-mos y entidades en cada caso competentes.

(50)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

para el ámbito territorial de cada Comunidad Autónoma, por el órgano que a estos efectos sea designado en el plan de Protección Civil de la Comunidad Autónoma correspondiente.

La Dirección General de Protección Civil elaborará las estadísticas de las emergencias producidas por accidentes en los transportes de mercancías peligrosas en el ámbito nacional. En el caso de accidentes por carretera di-chas estadísticas se efectuarán en coordinación con la Dirección General de Tráfico.

Los órganos que hayan sido designados en los planes de las Comunidades Autónomas habrán de comunicar anualmente a las respectivas Delegaciones del Gobierno los datos correspondientes a cada una de las emergencias pro-ducidas por los accidentes ocurridos en su territorio, utilizando el boletín esta-dístico cuyo formato se incluye en el anexo II de esta Directriz Básica. Las Delegaciones del Gobierno darán traslado de estos datos a la Dirección Ge-neral de Protección Civil y a la Dirección GeGe-neral de Tráfico.

La información presentada a las estadísticas elaborando por la Dirección Ge-neral de Protección Civil es la siguiente.

- Fecha del suceso. - Comunidad Autónoma. - Provincia.

- Carretera.

- Punto kilométrico.

- Nº ONU del producto transportado. - Nombre del producto.

(51)
(52)

TRANSPORTE DEMERCANCÍASPELIGROSAS

C

ENTRO

E

SPAÑOL DE

R

ESPUESTA

ANTE

E

MERGENCIAS DURANTE EL

T

RANSPORTE

Con el objetivo de contar común mayor apoyo técnico en la gestión de estas emergencias., el 24 de julio de 1997 se suscribe un acuerdo marco de colabo-ración entre la Dirección General de Protección Civil - Ministerio del Interior - y la federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE), para constituir el Centro Español de la Respuesta ante Emergencias durante el Transporte de productos químicos peligrosos (CERET).

Esta iniciativa queda enmarcada, por una parte, dentro del programa volunta-rio de la industria Química denominado Compromiso de Progreso, cuyo obje-tivo fundamental es el de desarrollar acciones dirigidas a mejorar la gestión de las actividades de las empresas relacionadas con la seguridad y la protec-ción de la salud y del medio ambiente y, por otra, dentro de lo dispuesto en el Plan Estatal de Protección Civil ante este tipo de riesgo especialmente en lo referido a sistemas de apoyo técnico.

5.1.

O

BJETIVOS

El CERET, físicamente ubicado en el Centro Nacional de Coordinación Ope-rativa de la Dirección General de Protección Civil, es atendido por personal especializado del propio Centro durante las 24 horas del día y todos los días del año.

Tiene como objetivos fundamentales suministrar información y prestar asis-tencia especializada a las Autoridades territoriales Competentes sobre la ges-tión de emergencias producidas durante el transporte terrestre, en territorio nacional, en las que estén involucrados productos químicos peligrosos, con independencia del país de origen o destino de la mercancía y una vez cono-cidas las características del producto implicado. En virtud de este acuerdo, las empresas que participan en el mismo ponen a disposición de dichas autori-dades, a través del CERET, información puntual sobre el producto, asesora-miento técnico en el lugar del accidente y, en su caso, apoyo con equipamien-to material específico.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...