CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

Download (0)

Full text

(1)

DE LA SEGUNDA COMISIÓN, EL QUE CONTIENE PUNTO DE ACUERDO: QUE EXHORTA A LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS Y DEL DISTRITO FEDERAL A REALIZAR LAS ACCIONES NECESARIAS PARA IMPLEMENTAR UN SISTEMA DE VERIFICACIÓN, VIGILANCIA Y DENUNCIA PERMANENTE, A FIN DE GARANTIZAR EL CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES Y REGLAMENTOS QUE PROHÍBEN LA VENTA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS A MENORES DE EDAD.

SEGUNDA COMISIÓN RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA NACIONAL Y EDUCACIÓN PÚBLICA DICTAMEN CON PUNTO DE ACUERDO QUE EXHORTA A LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS Y DEL DISTRITO FEDERAL A IMPLEMENTAR UN SISTEMA DE VERIFICACIÓN, VIGILANCIA Y DENUNCIA PERMANENTE PARA EL CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES Y REGLAMENTOS QUE PROHÍBEN LA VENTA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS A MENORES DE EDAD.

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXI Legislatura, fue turnada para su análisis y dictamen la proposición con punto de acuerdo que exhorta a los gobiernos de los estados y del Distrito Federal a aplicar y vigilar que se cumplan las leyes y reglamentos que prohíben la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad y a llevar a cabo políticas públicas eficaces para disminuir el consumo nocivo de alcohol.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los miembros de esta Segunda Comisión que abajo suscriben, someten a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES

1. Con fecha 20 de junio de 2012, la Dip. María Joann Novoa Mossberger, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, presentó ante el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la proposición de mérito.

2. En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha solicitud de Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y dictamen correspondiente a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que se emite en este acto el Dictamen correspondiente, de conformidad con las siguientes:

CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN I. La legisladora proponente del punto de acuerdo que se dictamina establece:

“La convivencia y el esparcimiento son aspectos fundamentales en el ser humano, ya que no solo representan bienestar físico, sino que abonan positivamente en nuestras relaciones sociales, siempre que se lleven a cabo con libertad, de forma sana y sin afectar los derechos de los demás. Incluir sustancias adictivas sin control crea conflictos en su goce, una de las cuales es el alcohol.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud 2011, el consumo nocivo de bebidas alcohólicas causa 2,5 millones de muertes cada año. 320 000 jóvenes de entre 15 y 29 años de edad mueren por causas relacionadas

(2)

con el consumo de alcohol y ocupa el tercer lugar entre los factores de riesgo de la carga mundial de morbilidad, además de estar relacionado con muchos problemas graves de índole social y del desarrollo.

Hoy en día nos encontramos ante el incremento de una nueva forma de expender bebidas embriagantes, como son las denominadas “micheladas”, “gomichelas”, entre otras, combinaciones que van desde el ron, vodka, tequila, hasta la mezcla de estos con bebidas energizantes o drogas, las cuales son ofrecidas en casas, puestos improvisados, tienditas o establecimientos que muchas veces no cuentan con los permisos correspondientes, vendiéndolas libremente a menores de edad, además de vender bebidas adulteradas sin control, las cuales son elaboradas con alcohol metílico o metanol, sustancias utilizadas no para el uso humano y que son extremadamente dañinas para la salud.

En las llamadas tardeadas, fiestas tanto públicas como privadas, o sitios públicos, el consumo de bebidas alcohólicas y enervantes está al alcance de los jóvenes entre 12 y 17 años de edad, siendo éstos donde se comienzan a aplicar las "novedades" adictivas, por lo cual la autoridad competente debería verificar de manera permanente además, la venta de bebidas adulteradas a este sector de la población, quienes por su corta edad no visualizan los enormes riesgos que corren al consumir estos productos ilegales.

De acuerdo al Consejo Nacional contra las Adicciones, “la edad de inicio del consumo de alcohol es un factor determinante para que se presente el consumo de cualquier otra droga. De acuerdo a la información de la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, al comenzar a beber alcohol antes de los 17 años, se tiene un riesgo casi 7 veces mayor de consumir cualquier otra droga. Comparativamente, en quienes comienzan a consumir alcohol después de los 18 años, este riesgo es solamente 2 veces mayor”.

La existencia de estos lugares, aumenta considerablemente el riesgo de que niñas, niños y adolescentes adquieran problemas graves de salud, afectando su entorno social y vulnerando su integridad física, moral e incluso su vida. En ellos, además del alcoholismo, se fomentan prácticas como la violencia y la compraventa de drogas.

Con el fin de evitar esta modalidad de comercio, nuestra legislación establece en la Ley General de Salud que: “Artículo 199.- Corresponde a los Gobiernos de las Entidades Federativas ejercer la verificación y control sanitario de los establecimientos que expendan o suministren al público alimentos y bebidas no alcohólicas y alcohólicas, en estado natural, mezclados, preparados, adicionados o acondicionados, para su consumo dentro o fuera del mismo establecimiento, basándose en las normas oficiales mexicanas que al efecto se emitan.”

El Código Penal Federal contempla sanciones a estas prácticas:

“Artículo 201.- Comete el delito de corrupción, quien obligue, induzca, facilite o procure a una o varias personas menores de 18 años de edad o una o varias personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o una o varias personas que no tienen capacidad para resistirlo a realizar cualquiera de los siguientes actos: a) Consumo habitual de bebidas alcohólicas;

b) Consumo de sustancias tóxicas o al consumo de alguno de los narcóticos a que se refiere el párrafo primero del artículo 193 de este Código o a la fármaco dependencia;

c) a f)

A quién cometa este delito se le impondrá: en el caso del inciso a) o b) pena de prisión de cinco a diez años y multa de quinientos a mil días…”

A nivel estatal se prevén diversas disposiciones, que a su vez establecen las competencias y atribuciones de ayuntamientos o delegaciones en la materia, regulando aspectos como la manipulación de botellas destapadas, preparación, porcentaje de alcohol (cerveza: de 3 a 8%), clasificando establecimientos de la siguiente forma:

(3)

· Destinados específicamente a la venta y consumo: cantinas, bares, cervecerías, salones familiares, centros nocturnos y cabarets.

· De forma accesoria: restaurantes, centros turísticos, centros sociales, discotecas, loncherías, coctelerías y fondas. · Donde se puede autorizar en forma eventual y transitoria: kermesses, ferias, espectáculos, bailes públicos, salones de banquetes y fiestas públicas.

· Comercialización sólo en envase cerrado: depósitos, expendios, tiendas de abarrotes, minisupers, supermercados, misceláneas y vinaterías.

En el Estado de Jalisco se encuentra regulada la venta a menores de edad a través de la Ley para Regular la Venta y el Consumo de Bebidas Alcohólicas, imponiendo multas de 17 a 170 días de salario mínimo, a quien carezca de avisos que prohíban el ingreso de menores; de 1440 a 2800, a quien permita la entrada y les venda o suministre estas bebidas; y de 140 a 1400, a quien abra algún establecimiento o utilice su domicilio, sin licencia o permiso respectivo.

En el Estado de Nuevo León, el Código Penal sanciona con prisión de 4 a 9 años y multa de 600 a 900 cuotas a quien suministre o propicie la ebriedad en personas que no han alcanzado la mayoría de edad.

Asimismo, en el Distrito Federal en su Código Penal establece sanciones de 7 a 12 años de prisión y multa de 1000 a 2000 días de salario mínimo, a quienes por cualquier medio realicen corrupción de este sector social, mientras su Ley de Establecimientos Mercantiles, prohíbe la venta al mismo.

En algunos Reglamentos de Bebidas Alcohólicas de los gobiernos locales, establecen tipos de licencia para estos negocios: de venta expedidas por el Gobierno del Estado, de funcionamiento emitida por la Presidencia Municipal, la sanitaria expedida por la Secretaría de Salud, así como de uso de suelo, sin embargo estos llamados “establecimientos” no cuenta con ninguno de ellos.

Además prohíben estrictamente la entrada a cantinas, bares, y centros nocturnos a menores de 18 años de edad, así como a discotecas en las que se les expenda algún licor; consideran que estos no podrán instalarse a menos de 500 metros de escuelas u otros sitios de reunión de niños y jóvenes. Los lugares que falten al reglamento, pueden recibir multa de 10 a 350 veces el salario mínimo o ser suspendida temporal o definitivamente su licencia, según la gravedad del hecho, pero la realidad es que lo anterior, no se cumple, ni se hace cumplir.

De acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, del Consejo Nacional contra las Adicciones, los mayores índices de consumo en personas de 12 a 17 años de edad, se ubican en los estados de Morelos (14.4%), Aguascalientes (14.7%), Hidalgo (15.6%) y Distrito Federal (16.4%). La misma investigación menciona que 15.8% de quienes bebieron alcohol antes de llegar a la mayoría de edad experimentó también con otras drogas. La organización Convivencia sin Violencia A. C., expone que 50% de los adolescentes en México, prueba este tipo de bebidas a los 12 años y a los 14 las ingiere por lo menos 3 veces al mes; uno de cada 6, es alcohólico; 10% de 12 a 17 años ha tenido problemas con la autoridad por conducir en mal estado y el 5% por iniciar peleas. Subrayan además que donde se involucró uno o más sujetos en estado de ebriedad, los accidentes son la primera causa de muerte en personas de entre 15 y 24 años; 15 mil jóvenes fallecen al año en estos o en actos violentos.

La Secretaría de Salud implementó desde 1986 los Consejos Estatales Contra las Adicciones; cuya función consiste en propiciar la participación de instituciones públicas y privadas, en el cumplimiento de los programas que haya al respecto, sin embargo, es necesario actuar de forma más enérgica sobre los establecimientos y puestos móviles. El Gobierno Federal puso en marcha la Estrategia Nacional para la Prevención y el Tratamiento de las Adicciones en 2007, en la que se crearon los “Centros Nueva Vida”, que constituyen la red de servicios preventivos, para

(4)

brindar información, orientación, consejería y tratamiento en entidades federativas para asistir a las personas adictas y familias que lo requieran.

El alcoholismo es un problema de salud pública que ha crecido en los últimos años de manera exponencial y que además de confrontar los valores familiares y la efectividad de la educación familiar, sacudiendo a las sociedades y a los gobiernos, se perfila como un reto de gran importancia por superar, sobre todo en cuanto a recursos e infraestructura de atención se refiere.

Si bien es cierto este problema ha sido atendido desde varias vertientes, no se le ha dado la prioridad que requiere, tanto para la reducción en el consumo, a través de acciones informativas de promoción de la salud y de prevención, como de aplicación de la ley.

Por lo expuesto anteriormente, someto a consideración del Honorable Congreso de la Unión, la siguiente proposición con

Punto de Acuerdo

Primero. La Comisión Permanente exhorta respetuosamente a los Gobiernos de los Estados y del Distrito Federal, a aplicar y vigilar que se cumplan las leyes y reglamentos que prohíben la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, verificando también de manera permanente la venta de bebidas adulteradas; así mismo, formular y llevar a cabo políticas públicas eficaces para disminuir el consumo nocivo de alcohol en particular en este sector de la población.

Segundo. La Comisión Permanente exhorta respetuosamente a los Gobiernos Estatales y del Distrito Federal a realizar las acciones necesarias para implementar un sistema de verificación, vigilancia y denuncia permanente en coordinación con la sociedad civil, a fin de detectar y sancionar como corresponda los lugares que vendan y permitan el consumo de alcohol a menores de edad.”

CONSIDERACIONES

I. Quienes signamos el presente dictamen creemos firmemente que el consumo de bebidas alcohólicas es un problema de salud pública, apenas por debajo del tabaco y con impacto negativo en todo el mundo. La preocupación de su elevado consumo va de la mano con las consecuencias sanitarias negativas relacionadas con sus propiedades tóxicas.

Es prioritario hacer un análisis completo y constante con el propósito de identificar y resolver de manera adecuada los factores que aportan al tema de las adicciones, primordialmente al de las sustancias como el alcohol.

Es sumamente necesario evaluar el impacto completo de dichas bebidas y aportar al tratamiento con los instrumentos y herramientas apropiadas que prohíban su distribución a menores o políticas públicas eficaces para disminuir su consumo.

Quienes integramos esta Segunda Comisión estamos de acuerdo en la necesidad que advierte la proponente de atender este grave problema mediante el uso de todos los instrumentos gubernamentales disponibles.

II. Como se ha dicho, el consumo del alcohol representa ya un grave problema de salud. Tan solo hay que señalar que su consumo ocupa ya el tercer lugar entre los factores de riesgo de la carga mundial de morbilidad; es para la OMS el primer factor de riesgo en el Pacífico Occidental y las Américas, y el segundo en Europa.

Su ingestión es determinante para algunos trastornos tan graves como la epilepsia, enfermedades cardiovasculares o diversos cánceres. Casi el 4% de todas las muertes en el mundo están relacionadas con el alcohol.

(5)

Por su parte la OMS señala en una nota del 2011 que el consumo de alcohol causa 2,5 millones de muertes cada año, además de causar daños como poner en peligro a terceros en accidentes de tránsito o actos de violencia. El estudio “Alcohol y violencia interpersonal”, publicado en 2006 demostró que a nivel internacional, el uso excesivo de alcohol causa el homicidio diario del 26% en hombres y 16% en mujeres.

La violencia o los maltratos relacionados con el alcohol incluyen violencia en la pareja, maltrato infantil, violencia juvenil, violencia sexual y maltrato y abuso de ancianos.

Incluso, en el caso específico de Latinoamérica, en 2007 el ensayo “Alcohol y Salud Pública en las Américas” señalaba ya que el 50.5% de las muertes por alcohol se debieron a lesiones intencionales y no intencionales.

En México, la Encuesta Nacional de Adicciones de 2008 realizada por la Secretaría de Salud también advierte que un alto consumo de drogas y alcohol no sólo se traduce en problemas de salud para el adicto, sino que además tiene una serie de repercusiones importantes en la sociedad, como el incremento en la violencia.

II. La edad y el sexo son otros factores relevantes en el impacto negativo por el abuso del alcohol, datos de la OMS describen que a nivel mundial, 320,000 jóvenes de entre 15-29 años mueren anualmente por la bebida, casi un 9% de todas las muertes en ese grupo de edad.

En cuanto a nuestro país, datos como el de la Organización para la Cooperación para el Desarrollo Económico en "Panorama de la Salud 2011" señalan que el consumo de alcohol entre los mexicanos aumentó de forma significativa hasta un 74% en los últimos 20 años

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones en México de 2008, el mayor consenso sobre el potencial adictivo de las drogas se observó en tercer lugar de importancia el alcohol, mayor incluso que para el tabaco. Los resultados que la Encuesta confirman que, en general, el inicio del consumo de tabaco y de alcohol es anterior al de los 18 años y éste a su vez incrementa la probabilidad de usar otras drogas. A esta edad se incrementa el riesgo de sufrir accidentes y enfermedades mortales, sin contar la pronta causa de deserción escolar y detonante para el consumo o la combinación de otras drogas.

La propia Encuesta establece que sus resultados confirman que un inicio del consumo de tabaco y de alcohol anterior de los 18 años incrementa la probabilidad de usar otras drogas. Por ejemplo, se observa que el 15.8% de quienes bebieron alcohol antes de llegar a la mayoría de edad experimentó también con otras drogas; mientras que esto ocurrió solamente en 4.7% de quienes empezaron a beber entre los 18 y 25 años y en 1.2% de quienes lo hicieron después de los 26 años.

Por ello, en los resultados de la Encuesta se establece que “reforzar las medidas que limitan el acceso a tabaco y alcohol para los menores de edad tiene un impacto importante en la reducción de la probabilidad de uso de otras drogas.”

Destaca además, que el abuso de las bebidas alcohólicas en los jóvenes ocurre con mayor frecuencia en fiestas, al igual que por curiosidad o cuando tratan de imitar a los adultos.

III. Por lo anterior en México se ha promovido diversas normas para detener el consumo excesivo de alcohol en toda la población y con mayor énfasis en los menores de edad. Nos compete ahora más que nunca, la responsabilidad de aplicar y vigilar de manera adecuada las políticas públicas para disminuir el consumo nocivo de alcohol.

Al inaugurar la XVII Semana Nacional de Información sobre Alcoholismo, el secretario de Salud anunció que se enviaron al Congreso de la Unión iniciativas de reforma a la Ley General de Salud, para elevar al delito de corrupción de menores de edad la venta de alcohol a niños y adolescentes, y para incrementar la edad de consumo

(6)

a los 20 años. Además anunció que en 2012 se realizarán diversas medidas para prevenir el consumo inmoderado de alcohol, a través de la Campaña Nacional de Información para una Nueva Vida, con apoyo del Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones.

A nivel local, en diversos municipios se ha puesto en marcha medidas para regular la comercialización de las bebidas alcohólicas y su disponibilidad para los menores de edad y aumentar la sensibilización y el apoyo con respecto a las políticas.

Así mismo, se ha desarrollado diversa normatividad para prevenir la compra de alcohol, supervisar los puntos de de venta y se han implementados campañas especiales para prevenir fiestas privadas en las que se procura alcohol para el consumo por parte de menores de edad.

IV. Por todo lo expuesto, quienes signamos el presente dictamen creemos necesario que los gobiernos de las entidades federativas apliquen y vigilen que se cumplan las leyes y reglamentos que prohíben la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad.

Dicho sistema de verificación proporcionará un tratamiento oportuno y asequible a las personas que padecen trastornos por abuso del alcohol y ayudará a poner en práctica nuevos programas de intervenciones para disminuir el consumo peligroso y nocivo de bebidas alcohólicas.

La finalidad sigue siendo la de ayudar a reducir la carga de morbilidad causada por el consumo nocivo de alcohol y con ello principalmente salvar vidas, prevenir traumas sociales y mejorar el bienestar de las personas.

En ese orden de ideas, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a esa Honorable Asamblea el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

Único. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a los gobiernos de los estados y del Distrito Federal a realizar las acciones necesarias para implementar un sistema de verificación, vigilancia y denuncia permanente, en coordinación con la sociedad civil, a fin de garantizar el cumplimiento de las leyes y reglamentos que prohíben la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, así como para detectar los establecimientos que vendan o permitan el consumo de alcohol a menores de edad y sancionar a los responsables.

Sala de Comisiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, a los 3 días del mes de julio de 2012. LA SEGUNDA COMISIÓN

Figure

Updating...

References

Related subjects :