Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez

115  355  Descargar (1)

Texto completo

(1)Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas Facultad de Humanidades Departamento de Letras. TRABAJO DE DIPLOMA. Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez. Autor: Randy Cabriales Moreno Tutor: Dr. Miguel Rojas Gómez. Santa Clara. "Año 49 de la Revolución".

(2) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. RESUMEN Adolfo Sánchez Vázquez es uno de los pensadores y estetas vivos más importantes de la actualidad. Junto a su quehacer político y filosófico, dedica gran parte de su labor teórica al estudio de la Estética. Aunque de manera general su obra estética ha sido abordada por disímiles pensadores como Gabriel Vargas Lozano, Ramón Xirau, José María del Quinto, Jorge de la Fuente y Teresa del Conde, entre muchos otros, no se ha logrado sistematizar dichas ideas, por lo que el principal objetivo de la investigación consiste en demostrar el carácter de sistema que tienen las mismas con relación a esta ciencia. Con la investigación se establecieron regularidades que permiten confirmar que en su pensamiento se desarrolla una concepción de la Estética como ciencia autónoma, ejemplificadas a través de la delimitación de su objeto de estudio, de regularidades en la concepción de las categorías estéticas “tradicionales”, de una concepción del arte, así como de la recepción misma de la obra..

(3) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. ÍNDICE ÍNDICE. RESUMEN INTRODUCCIÓN .................................................................................................................. 1. CAPÍTULO 1.. EL CORPUS TEÓRICO Y LAS CATEGORÍAS ESTÉTICAS ................ 8. 1.1. LA ESTÉTICA EN EL CONTEXTO DE LA FILOSOFÍA DE LA PRAXIS ...... 8. 1.2. DIMENSIÓN DEL OBJETO DE ESTUDIO DE LA ESTÉTICA ...................... 22. 1.3. EL SISTEMA DE CATEGORÍAS ESTÉTICAS ................................................. 31. 1.3.1. LA BELLEZA .................................................................................................. 33. 1.3.2. LO FEO............................................................................................................. 35. 1.3.3. LO SUBLIME................................................................................................... 45. 1.3.4. LO TRÁGICO .................................................................................................. 50. 1.3.5. LO CÓMICO Y SUS MANIFESTACIONES.................................................. 53. 1.3.6. LO GROTESCO ............................................................................................... 58. CAPÍTULO 2.. 2.1. EL ARTE, SU POLIFUNCIONALIDAD Y LA RECEPCIÓN............... 63. EL ARTE Y SU POLIFUNCIONALIDAD ......................................................... 63.

(4) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 2.1.1. CONCEPCIÓN DE ARTE ........................................................................... 63. 2.1.2. LA POLIFUNCIONALIDAD Y SU ESPECIFICIDAD EN EL SISTEMA. DEL ARTE ................................................................................................................... 68. 2.2. EL SISTEMA POLIFUNCIONAL DEL ARTE .................................................. 73. 2.2.1. LA FUNCIÓN ESTÉTICA .......................................................................... 74. 2.2.2. LA FUNCIÓN COMUNICADORA ............................................................ 76. 2.2.3. LA FUNCIÓN CREADORA ....................................................................... 77. 2.2.4. LA FUNCIÓN IDEOLÓGICA ..................................................................... 79. 2.2.5. LA FUNCIÓN COGNOSCITIVA ............................................................... 83. 2.3. DE LA ESTÉTICA DE LA RECEPCIÓN A UNA ESTÉTICA DE LA. PARTICIPACIÓN ........................................................................................................ 89. 2.3.1. LA ESTÉTICA DE LA RECEPCIÓN ......................................................... 89. 2.3.2. LA ESTÉTICA DE LA PARTICIPACIÓN ................................................. 95. CONCLUSIONES .............................................................................................................. 101. BIBLIOGRAFÍA ................................................................................................................ 104.

(5) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 1. INTRODUCCIÓN Adolfo Sánchez Vázquez (A.S.V.) es uno de los pensadores vivos más importantes de América Latina y del mundo. Esta afirmación está ampliamente avalada por la calidad de sus obras, entre las que se pueden citar algunas imprescindibles para el pensamiento mundial, en materias tan variadas como filosofía, estética, ética, política, etc. Entre ellos encontramos libros del nivel de Las ideas estéticas de Marx (1965), Filosofía de la praxis (1967), la “importante” antología Estética y Marxismo (1970), Invitación a la estética (1992) y De la Estética de la Recepción a una estética de la participación (2005).. Adolfo Sánchez Vázquez nació en Algeciras, Cádiz, en el año 1915. Desde muy joven se vio en la necesidad de abandonar su España natal, al comienzo de la Guerra Civil Española, por lo que emigra a México, durante el mandato de Lázaro Cárdenas. Militante de numerosos partidos políticos a la salida de España, continuó desarrollando su actividad política una vez radicado en México. Allí continuó con los estudios iniciados en su juventud, razón esta que lo condujo a inclinarse por la filosofía, y a la profundización del marxismo especialmente.. Asentado en la comunidad intelectual mexicana, se ha mantenido enseñando en la UNAM por más de 40 años, a la vez que ha contribuido a formar generaciones de pensadores que algún día le sucederán. Ha recibido incontables títulos que avalan su calificativo de Profesor Titular y Doctor Honoris Causa.. Durante todo este tiempo, Adolfo Sánchez Vázquez ha desarrollado una vasta obra que ha comprendido temas como el marxismo, el pensamiento estético, humanismo, política, ética,.

(6) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 2. etc. Como teórico del marxismo, Sánchez Vázquez ha sido un renovador constante de tal pensamiento, y en ocasiones le ha valido disímiles críticas. Las causas fundamentales se pueden encontrar en la concepción de un marxismo no dogmático, a partir de sus interpretaciones de los clásicos y no de pensadores que hayan realizado sus propias lecturas. Su crítica ha estado siempre en contra de la versión que se ha hecho sobre algunos de los escritos de Marx y Engels. Siempre fue una corriente opuesta al dogmatismo marxista soviético, gracias a su visión desprejuiciada del fenómeno.. El pensamiento político de Sánchez Vázquez ha estado también cercano a la crítica, sobre todo al marxismo de Louis Althusser, muy de moda en México por los años setentas y principios de los ochentas, que traducía de una manera muy simplista la concepciones del dia-mat, así como su interpretación de una disparidad excesiva entre el Marx joven y el Marx más maduro. La obra de Sánchez Vázquez nos permite tener hoy una objetividad inusitada acerca de cómo se expandieron las ideas de corte soviético por el resto de América y la influencia que tales fenómenos trajeron como consecuencias.. La caída del llamado “socialismo real” fue un fenómeno que suscitó grandes debates en el pensamiento mundial. Adolfo Sánchez Vázquez, crítico fuerte de los modelos no democráticos del socialismo, no fue totalmente bien recibido en el pensamiento “izquierdista” mundial con sus ideas respecto al hecho. Aún así, no se puede negar la importante contribución que ha realizado a la concepción de un nuevo socialismo más justo y más equitativo..

(7) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 3. A la par de toda su producción política y filosófica, la estética ha tenido un papel muy importante en su pensamiento. Sus concepciones van contra toda estética dogmática e impuesta. Frente a una estética sustentada en el culto a la personalidad que dominó en Europa del Este, Sánchez Vázquez propone la creatividad y la diversidad de enfoques y formas de expresión muy diversas como maneras de estudiar y defender la misma de posiciones erradas. Resulta de capital importancia en esta concepción, el criterio de que (en polémica con Lukács) el realismo no era ni podía ser el único criterio para definir y valorar una obra de arte, ni para reconocer sus funciones primordiales, y la posición contraria al realismo ecuménico de Garaudy, así como a toda concepción realista cerrada y dogmática.. La primera propuesta de Sánchez Vázquez sobre esta ciencia es la consideración de una estética abierta frente a los postulados del “socialismo real”, no reducida al contenido artístico solamente, sino, además, al contenido de la relación peculiar entre el sujeto y el objeto, condicionada por la situación histórica. El inicio de estas ideas se puede localizar a partir de la publicación del libro Las ideas estéticas de Marx, en el que concibe una concepción estética diferente a partir de los Manuscritos económicos y filosóficos de 1844, de Carlos Marx. En este libro, se considera la creación artística como un tipo de praxis, la praxis creadora, lo que constituye, según sus ideas, el aporte fundamental de los escritos tempranos de Marx. Un valioso aporte del libro lo constituye la consideración de que existe un condicionamiento social de arte, y no está aislado como se pretendía ver. El otro gran aporte está dado por la relación que aprecia entre el arte y la ideología, relación esta que le permite afirmar que el arte no es nunca desideologizado, sino que lleva siempre una carga que le permite ser crítico con el sistema político en que se desarrolla..

(8) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 4. Es este tema, pues, el que se considera objeto de la presente investigación; o sea, dentro de la abundante producción de Sánchez Vázquez, el pensamiento estético será la base sobre la que se desarrollará la esta investigación.. Para ello, se ha partido de estudios anteriores que han servido como antecedentes a este trabajo. Se puede citar dos libros editados con motivo del 80 aniversario de vida del filósofo español por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM: uno de los libros, titulado Los trabajos y los días, cuyo editor es Federico Álvarez, recoge, sobre todo, semblanzas y entrevistas realizadas a Sánchez Vázquez; el otro, cuyo título es En torno a la obra de Adolfo Sánchez Vázquez, compilado por Gabriel Vargas Lozano, concentra numerosos ensayos hechos por diversos autores, procedentes de disímiles lugares, que han dedicado parte de su obra a la de este pensador.. En el segundo libro, en la sección dedicada a la obra estética de Sánchez Vázquez, aparecen trabajos de Justino Fernández, Ramón Xirau, Luis Cardoza y Aragón, Jorge de la Fuente, Teresa del Conde y José María del Quinto. Estos estudios versan principalmente sobre la obra de Sánchez Vázquez, desde Las ideas estéticas de Marx, Estética y marxismo, hasta Invitación a la estética; se puede ver también ideas surgidas a partir de algunos de sus libros, como la pequeña polémica suscitada entre los pensadores Luis Cardoza y Aragón, Ramón Xirau, y la posterior respuesta de Sánchez Vázquez; en “Estética y marxismo”, de Gerardo Mosquera, se puede conocer la relación de este pensador con Cuba, y sus ideas sobre la política cultural de los ochentas en la Isla, que suscitaron una discusión importante por su parecido con las posiciones del marxismo soviético del dia-mat. Sin embargo, lo principal de estos estudios, es que solo se limitan en mayor o en menor medida, a analizar.

(9) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 5. el contenido de los libros y su repercusión, así como la idea fundamental y sus principales aportes, pero sin examinar propiamente cuestiones que escapan a la obra misma, como puede ser algún estudio diacrónico, por ejemplo, del pensamiento de Sánchez Vázquez en materia estética. Están limitados también en cuanto que, al no abandonar la propuesta del libro, no revelan un sentido de sistema del pensamiento estético de Sánchez Vázquez.. Dentro de las obras más importantes de Sánchez Vázquez a nivel mundial, se puede citar algunas que dada su importancia, se constituyen en clásicos de la literatura de su tipo. Se puede comenzar, sin volver a mencionar los anteriores que ya se mencionaron, los siguientes: La Filosofía del Pragmatismo (1967), Rousseau en México (la filosofía de Rousseau y la ideología de la independencia) (1969), Ética (1969), La Estética del Marxismo (1970), Antología. Textos de Estética y Teoría del Arte (1972), Del Socialismo Científico al Socialismo Utópico (1975). Aunque no están citados todos sus libros publicados, los presentes tienen gran importancia y mantienen una vigencia extraordinaria, puesto que tratan temas aún no resueltos, como puede ser el problema actual del socialismo mundial. El texto sobre teoría estética tiene una gran significación pues expone rasgos de sus ideas, que resultan significativas en cuestiones artísticas.. Es necesario señalar, que esta investigación resulta novedosa en el sentido de que recogerá, en apretada síntesis, la teoría estética de Sánchez Vázquez a través de sus obras capitales en esta materia. Ciertamente, la teoría estética de Adolfo Sánchez Vázquez, como sistema coherente, no está recogida en un trabajo integrado, sino que aunque haya expuesto sus ideas claramente, es necesario analizarlas, de manera que evite la desactualización de temas importantes de su obra, así como la desaparición de los aportes que ha hecho a la teoría.

(10) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 6. estética. Por otra parte, resulta aportador el hecho mismo de sistematizar las concepciones que tiene Adolfo Sánchez Vázquez acerca del arte y sobre la polifuncionalidad que este posee, así como la interacción sociedad-arte y arte-sociedad.. Partiendo de la importancia y novedad de un tipo de investigación que mediante el análisis de las diferentes obras de Sánchez Vázquez en que este recoge sus ideas estéticas, se alcance una sistematización de sus principales concepciones respecto a esta ciencia, se proponen los siguientes objetivos:. •. Sistematizar las ideas de Adolfo Sánchez Vázquez en relación a la estética;. •. Explicar el corpus de las categorías estéticas “tradicionales” en el contexto de la teoría estética;. •. Fundamentar la existencia, en la teoría de Adolfo Sánchez Vázquez, de una concepción de arte, el problema de la polifuncionalidad y la recepción.. De esta manera el problema científico de esta investigación es: ¿En qué medida, en el pensamiento de A.S.V., existe la conformación de una estética como sistema? Siguiendo esta coordenada de trabajo se pretende validar la siguiente hipótesis: Adolfo Sánchez Vázquez, a lo largo de su obra estética, elabora una teoría que da cuenta de la existencia de un corpus teórico que contiene la dimensión del objeto de la estética, las llamadas categorías estéticas “tradicionales”, los problemas inherentes a la concepción de arte, a sus funciones (polifuncionalidad), así como a la recepción..

(11) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 7. Para ello se han utilizado recursos metodológicos como el método bibliográfico, el estudio de tipo histórico y lógico, la comparación; también los métodos analítico y sintético, han permitido analizar y definir los aportes más significativos de la teoría estética de Adolfo Sánchez Vázquez.. La investigación se conforma entonces de la siguiente manera: En el primer capítulo, se ha propuesto analizar el corpus teórico y las categorías estéticas “tradicionales”. Está dividido en tres epígrafes: el primero, ubica la estética en el contexto de la filosofía de la praxis; en el segundo, se aclara la dimensión del objeto de estudio de esta ciencia; y en el tercero, se analizan las categorías estéticas “tradicionales”, mediante subepígrafes independientes para cada categoría.. El segundo capítulo está dedicado a las cuestiones artísticas y a la recepción de la obra de arte. Está conformado por tres epígrafes también. El primero, que se subdivide a la vez en dos subepígrafes, tiene como objeto al arte y su polifuncionalidad. El primer subepígrafe se ocupa de sistematizar la definición de arte de Adolfo Sánchez Vázquez, y el segundo, a la polifuncionalidad y su especificidad en el sistema del arte. El otro epígrafe está dedicado propiamente al estudio de sus funciones relevantes según la obra de Sánchez Vázquez, entre ellas se encuentra la función estética, la comunicadora, la creadora, la ideológica y la cognoscitiva, entre otras. Por último, en un tercer epígrafe de este segundo capítulo, se valora el problema de la recepción de la obra de arte abordado muy claramente por el filósofo hispanomexicano en su libro De la Estética de la Recepción a una estética de la participación..

(12) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 8. CAPÍTULO 1. EL CORPUS TEÓRICO Y LAS CATEGORÍAS ESTÉTICAS. 1.1. LA ESTÉTICA EN EL CONTEXTO DE LA FILOSOFÍA DE LA PRAXIS. A partir del XX Congreso del PCUS celebrado en 1956 tiene lugar un debate en el pensamiento mundial que analiza, entre otras cosas, la significación y repercusión del socialismo soviético y el estalinismo, y sobre todo el significado que estos mantenían en la actualidad. El Congreso examinó los informes sobre la actividad de los órganos del partido, e hizo un profundo análisis y una síntesis de los últimos fenómenos en el mundo, y formuló, además, tesis nuevas sobre problemas esenciales de desarrollo internacional, que enriquecieron la teoría marxista-leninista. Estas tesis sobre problemas internacionales contemporáneos desarrollan, con sentido creador, el marxismo-leninismo, y da respuesta a problemas vitales que inquietan a las masas, por lo que abren ante los partidos comunistas nuevos caminos y medios de lucha por el mantenimiento y fortalecimiento de la paz, así como nuevas perspectivas de transformación revolucionaria del capitalismo en socialismo. Este Congreso amplía las posibilidades de agrupamiento de todas las fuerzas progresistas bajo la dirección de la clase obrera y de logro de la unidad de acción entre los partidos comunistas y socialistas que deseen realmente luchar contra la opresión imperialista; llegó a la conclusión de que en las condiciones internacionales contemporáneas se habían creado ya posibilidades reales para impedir las guerras de agresión; desarrolló el principio leninista de la coexistencia pacífica de países de diferentes sistemas sociales y reconoció que existían diversas maneras de llegar al socialismo por parte de los países que quisieran alcanzarlo, pero alertó que dicho paso no debía ser nuca un reformismo, sino, simplemente,.

(13) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 9. otra vía de llegar al objetivo similar. Dada la situación mundial de los años 60 era necesaria pues una delimitación de los seguidores “verdaderos” de Marx a través del análisis de la vinculación de la teoría y la práctica, que demostrara la continuidad histórica del marxismo. Como respuesta surge el grupo Praxis, en Yugoslavia, cuyas principales ideas consistían en mantener un esquema de pensamiento marxista puro, que utilizaba fundamentalmente los escritos tempranos de Marx como fuente primaria. Todos pretendían fundamentalmente aclarar la relación entre praxis y teoría, principalmente por nueva tendencia de darle connotaciones nuevas no satisfactorias a las obras de los clásicos.. Según A.S.V., los primeros seguidores de esta línea directa fueron Antonio Labriola, G. Luckács, K. Korsch, Antonio Gramsci, Karl Kosík, y por último, el grupo Praxis ya citado. Él mismo se considera como tal, y delimita visiblemente los pensadores que siguen la línea directa desde Marx, por lo que mantiene fundamentalmente a los antes referidos como verdaderos continuadores.. En el año 1967 publica su libro Filosofía de la praxis, a través del cual demuestra el papel fundamental de la praxis dentro de la filosofía marxista. Para lograrlo, dice que esta es una actividad específica del hombre social, transformadora, tanto de la naturaleza como del hombre mismo. Sin embargo, aclara que “la praxis es en verdad, actividad teóricopráctica”1, por lo que no toda actividad es praxis; para que lo sea es necesaria una unidad entre el pensamiento y la actividad realizada. Es decir, cualquier transformación realizada sobre un objeto es actividad transformadora, mas para que sea praxis propiamente, la misma tiene que tener un fin; debe existir previamente una idea de hasta dónde se quiere.

(14) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 10. llegar cuando se está transformando la materia. En otras palabras, se parte de una idea primaria del objeto al que se llegará, y se arriba así a uno real, a un resultado de ese proceso de pensamiento, ya que no a su materialización exacta dada la imposibilidad de lograrlo en la realidad.. Siguiendo esta idea, A.S.V. distingue distintos niveles de la praxis, de acuerdo al grado de penetración de la conciencia del sujeto activo en el proceso práctico y del grado de humanización de la materia transformada que queda expuesto en el producto de su actividad práctica. En este sentido tenemos: •. Praxis creadora y la reiterativa o imitativa. •. Praxis reflexiva y la espontánea. Sin embargo, estos niveles están interconectados y la presencia de uno no anula la relación con el otro. Reconoce también la importancia que este proceso tiene dentro de la actividad humana cuando dice que la creación es la más vital necesidad humana, porque justamente así el hombre se hace a sí mismo.. La actividad práctica creadora no puede entenderse como la plasmación real de lo que se pretende crear y que está predeterminado idealmente. No es “una serie continua de actos de conciencia que hayan de traducirse en otra serie –también continua- de actos materiales que se suceden en el proceso práctico en el mismo orden en que se dieron en la conciencia.”2. 1. Sánchez Vázquez, Adolfo: Filosofía de la praxis, Editorial Grijalbo, S.A. México, D.F., 1967, p.148. 2. . Ob. cit., p.203.

(15) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 11. Considera A.S.V. que la producción tanto ideal como material del objeto a crear no están separadas, sino que “ambas no son sino haz y el envés de un mismo paño, o dos caras del mismo proceso.”3. La razón por la que esto no se logra es porque, como él mismo dice “la materia no se deja transformar pasivamente.”4 Es necesario que se conozca, así como los medios y modos para transformarla y adaptarla a nuestros requerimientos. Sin embargo, aquí se introduce cierta carga de indeterminación a la hora de llevar a cabo la actividad transformadora, razón esta por la cual nunca el diseño ideal coincide con el real, de ahí que la obra tenga “un carácter único, imprevisible e irrepetible […]”5 llegado al término de su creación.. De acuerdo con esto, formula tres rasgos que definen la praxis creadora:. •. unidad indisoluble, en el proceso práctico, de lo interior y lo exterior, de lo subjetivo y lo objetivo;. •. indeterminación e imprevisibilidad de proceso y del resultado;. •. unicidad e irrepetibilidad del producto.. 3. . Ob. cit., p.204 . Ídem 5 . Ob. cit., p.205 4.

(16) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 12. A.S.V. define así su carácter unitario, de acuerdo con el cual solo abstractamente “podemos separar lo interior y lo exterior, lo subjetivo y lo objetivo, el contenido como hecho psíquico y la forma que se da a este contenido.”6. Todas estas características están presentes también en el arte, por lo que la tarea del artista tiene como fin formar en un sentido doble: formar un contenido mediante un proceso que llega a su fin transformando una materia. La forma que se plasma en la obra de arte no es la ideal, la previamente imaginada, no es solamente una repetición, sino que esta ha ido surgiendo en el proceso mismo, a partir de una forma que se va construyendo, “pero esta forma es tanto forma de un contenido, en cuanto a hecho psíquico, como de una materia.”7. Entonces, la creación artística tiene un comienzo y tiene también un fin. Al principio es una forma preliminar, vaga, y una materia que existe para ser transformada. Por eso, después del proceso de creación, podemos apreciar lo siguiente: a) una nueva forma lograda a partir de la materia original; b) con el contenido ya formado; c) la materia que se entrega ya formada.. Sin embargo, todo esto lo hallamos en el carácter único que tiene la obra de arte, puesto que una vez transformada la materia ha existido solamente un solo camino hasta la obra de arte, único. De esta forma la obra de arte se sitúa en un plano subjetivo. Es un objeto que existe independiente de las vivencias de creador y su objetivación se ha logrado mediante una suma de acciones encaminadas a la materialización de una serie de hechos psíquicos. “Es lo subjetivo objetivado, pero sin que el producto artístico sea una mera transposición de. 6. . Ob. cit. p.208.

(17) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 13. lo subjetivo ni pueda ser reducido a él.”8 De esta forma el objeto no es una transposición de la idea hacia la materialización de la misma; no existe así la vivencia previa al proceso práctico, sino la vivencia del propio proceso.. La creación artística no acepta la separación entre lo interior (esfera propiamente estética) y exterior (extraestético). Es un proceso incierto e imprevisible; se parte de un proyecto inicial pero solo se logra en el camino hacia él, por lo que el resultado es incierto e indeterminado; esta actividad tiene, entonces, algo de aventura.. En el terreno del arte nadie puede determinar, a priori, lo que será en el futuro la obra, Dice A.S.V. que “[…] la verdadera creación supone una elevación de la actividad de la conciencia, ya que su materialización exige la íntima relación de lo interior y lo exterior, de lo subjetivo y lo objetivo.”9 Para él, la Estética debe apoyarse en el concepto de trabajo,10 considerando esta relación (estética y trabajo) como el fundamento de toda relación estética. La Estética estudia pues al arte, no como obra misma, sino su concepto. La creación artística constituye en sí una forma de manifestarse la praxis, concebida como actividad creadora del hombre que lo eleva a un plano superior. Tenemos pues, que la creación artística produce arte; por tanto, (y es ahí donde juega su rol) la estética la podemos ver como la ciencia que estudia el concepto de ese arte producido bajo la noción de actividad praxiológica, la cual ha elaborado y desarrollado ampliamente A.S.V.. 7. . Ídem . Ob. cit., pp.208-209 9 . Ob. cit., p.210 10 . La actividad estética tiene una estructura determinada y la sustenta por analogía con la concepción del trabajo de Marx. Tiene cuatro elementos: 1, el sujeto; 2, el objeto; 3, la finalidad (relacionada con los medios empleados en la creación); 4, resultado (vinculado a la espiritualidad que puede desencadenarse) Cfr. 8.

(18) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 14. 1.2. Dimensión del objeto de estudio de la Estética. El surgimiento de la Estética como ciencia podemos situarlo a partir de la definición de Baumgarten11, en el siglo XVIII, que partía de la etimología griega de la palabra, dotada de un significado cercano al de teoría de la sensibilidad. Sin embargo, separa, de esta ciencia, lo bello como su objeto central. Aunque la etimología del término a primera vista parece transmitirnos dicho significado, Baumgarten lo aleja del mismo cuando plantea que la Estética es una ciencia cuyo basamento es el conocimiento y no las sensaciones.. “El nacimiento y consolidación de la estética como disciplina filosófica, sistemática y autónoma es inseparable del proceso de formación y afianzamiento de la modernidad. Aunque las reflexiones sobre lo bello y el arte se remontan a la antigüedad griega y salen al paso, una y otra vez, a lo largo de la historia de la filosofía, la estética se funda cuando el arte como actividad práctica humana y la belleza como valor se distinguen de otras actividades y otros valores. Y se funda asimismo, cuando el saber acerca de su objeto se autonomiza respecto de otros saberse. La autonomía en ambos sentidos, que Baumgarten atisba y perfila Kant, significa que el objeto de la estética el arte bello se libera de sus funciones tradicionales y se confía en la razón como la vía adecuada para conocerlo. Pero semejante liberación y confianza solo se dan en las condiciones históricas, sociales y culturales de la modernidad.”12. Novikova, L.I., Estética y técnica, La Habana, Editorial Arte y Literatura, 1986.; ver también de la misma autora“Génesis de la actividad estética” en Ovsianinkov: Estética Marxista-Leninista, pp. 73-81 11. . Cfr. Bayer, R.: Historia de la Estética. (tomada de la edición de 1965), La Habana, Instituto Cubano del Libro, [s.a], pp. 183-186. 12. Sánchez Vázquez, A.: “Modernidad, Vanguardia y Posmodernismo” en Adolfo Sánchez Vázquez: A tiempo y destiempo, Prólogo de Ramón Xirau, La Habana, Ciencias Sociales, 2004, p.190.

(19) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 15. A partir de aquí se ha visto bajo el prisma de A.S.V., lo que fue el objeto de estudio de la estética desde su surgimiento. Incluso cuando los primeros esbozos están en la antigüedad, no es hasta la modernidad que se puede situar la aparición de la misma, así como su objeto de estudio. No es sino hasta el momento en que Baumgarten la define como ciencia que estudia la teoría del conocimiento sensorial, que el objeto estaba centrado solamente en lo bello.. En el siglo XVIII es justamente cuando se reconoce la autonomía del arte. “En el año 1762 aparece la palabra “arte” en el Diccionario de la Academia Francesa con un significado diferente al de los oficios.”13 Y es justamente en el mismo siglo en que nace la Estética como ciencia autónoma. No obstante, a partir de este momento y con fortalecimiento de la posición central del mismo dentro de la Estética, surge la tendencia de convertir este en su objeto exclusivo, aun cuando pensadores anteriores se hayan ocupado de tratar el arte en lo que consideramos los primeros atisbos de preocupación por la estética. Sin embargo, uno de los principales aportes de tal enfoque es el haber concentrado su atención en el arte, aunque este solamente sea un comportamiento estético del hombre. Así pues, la apropiación estética del mundo se ve también en otras ramas como lo es en la contemplación de la naturaleza y en el comportamiento humano frente a objetos práctico utilitarios.. Inicialmente se pensó que la Estética era una ciencia enfocada hacia el arte. No obstante, ya que el arte es una forma determinada de apropiación del mundo, se destaca, dado el condicionamiento social del mismo, como fundamento explicativo en cada etapa del.

(20) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 16. desarrollo artístico. A su vez, es una manera de reproducir las estructuras sociales de las que forma parte, por lo que sus tendencias se pueden explicar en función de su posición ideológica y de clase. Por último, a partir de su determinación socio-objetiva donde lo material no es determinante, se crean las bases para formular y explicar sus funciones sociales. Entonces, la función de la Estética consistía en descubrir las relaciones que no eran captadas inmediatamente en la práctica artística individual, aun cuando tales leyes existieran. Esto no significa que trabaje a partir de especulaciones, sino, todo lo contrario, surge a partir de datos brindados por la misma práctica artística.. Es decir, aunque la Estética tenía en cuenta el arte a la hora de declarar su objeto, lo veía en relación con el medio en que se desarrollaba; o sea, que no lo analizaba como arte aislado, sino producido en una sociedad determinada. No lo tomaba como objeto exclusivo, sino que lo veía en toda su complejidad, a partir del momento en que era producido, desde las etapas más simples de desarrollo, hasta de sus dimensiones políticas y sociales que es capaz de producir.. Posteriormente, estéticas con un fuerte sentido objetivista en su concepción, cuyo nombre les ha sido dado por esta razón, tienen otros puntos de vista al respecto. Consideraban el sujeto como un factor totalmente pasivo. Existe un canon previo de belleza que no es más que la plasmación del ideal en lo terreno. Lo estético aquí estaría más o menos presente de acuerdo con la cercanía que tenga al ideal de belleza. Por su parte, y diferente a esta concepción, se pueden ver algunos planteamientos de la teoría marxista. Esta reconoce la no existencia de una esfera puramente estética. El momento 'puramente estético' se da a. 13. . _____: “Una vida en la UNAM” en Ob. cit., p.52.

(21) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 17. partir de la dialéctica materialista como una interacción del hombre con la realidad. En esta relación median factores psicológicos que determinan el proceso de comprensión de lo estéticamente válido, de ahí que lo estético siempre es un resultado contextual, es un momento de la práctica social.. Vista esta afirmación, podemos advertir las estrechas relaciones que con ella mantiene A.S.V. En primer lugar, considera que la Estética no debe ser ciencia del arte, sino que incluye en su estudio más de su medio, de la complejidad del arte mismo, y de otros saberes que también le incumben. “La definición de la estética como filosofía del arte, es, pues, doblemente limitada: no solo restringe el campo de lo estético a lo artístico, sino también el del arte a su lado estético”14 y de este modo quedan fuera los nexos con la filosofía, religión, moral, etc. Así, puesto que la esencia estética suele identificarse con lo bello, los productos artísticos de otras sociedades, difícilmente podrían llamar la atención de dicha filosofía del arte. Se trata, pues, de “una teoría estrecha ante la amplitud del universo estético […]”15. El objeto de la Estética durante la mayor parte del tiempo desde su surgimiento, ha sido, sin duda alguna, lo bello, e identificado, ciertamente, con lo estético. Bien difuminado en un concepto como categoría independiente, unida a otras como lo trágico, lo cómico, lo grotesco, etc.; o como lo bello específicamente, es decir, como la definición de un estado, una actitud, una cualidad, lo bello ha ocupado un lugar cimero, al punto de considerarse la Estética como ciencia de lo bello. A.S.V. distingue claramente este error, y trata de definir su posición frente al mismo. Demuestra que esta categoría no debe ser concebida como el.

(22) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 18. objeto fundamental de la Estética en cuanto a la concepción del objeto. “Cuando se concibe lo bello al modo idealista, obliga a cargar con el reino de las ideas en Platón, lo absoluto en Schelling, o la idea absoluta en Hegel; por tanto, la estética se convierte en un apéndice de la metafísica. Igualmente, cuando de lo bello se hace un producto de nuestra conciencia, en el sentido trascendental de Kant, la estética pasa a ser una rama de la filosofía idealista subjetiva […]”16 Queda claro entonces el papel que debe representar en la Estética lo bello para no chocar precisamente con lo antes citado.. Dado el carácter central de lo bello en la historia de la definición del objeto de la Estética, surge la preocupación acerca de qué lugar ocupan las demás categorías tales como lo feo, lo trágico o lo grotesco dentro de esta ciencia. A.S.V. identifica otras categorías, que no son bellas propiamente, y que también tienen valor. Distingue visiblemente la diferencia entre lo bello y lo estético, pues “[…] todo lo bello es estético, pero todo lo estético no es bello. La esfera de lo estético […] es más amplia que la de lo bello. Lo bello, pues, no puede ser lo fundamental de la Estética, ya que de esta manera quedarían fuera otras categorías que no son propiamente bellas, es decir 'lo estético no bello'.”17 Sin embargo, al conocerse esta particularidad, se ha caído en el otro extremo. Lo bello, entendido como categoría impuesta desde fuera, como la belleza clásica, intenta ser eliminado por la Vanguardia; se olvida, sin embargo, que durante mucho tiempo, gracias a la belleza, se ha logrado juzgar el arte, y declarar qué es y qué no es arte. Pero ambos extremos son erróneos. Si bien la Estética no es la ciencia cuyo objeto es lo bello solamente, tampoco se puede dejar este fuera cuando se. 14. . Ob. cit., p.53 . Ídem 16 . Sánchez Vázquez, A.: Invitación a la estética. Editorial Grijalbo, México, 1992, p. 49 17 . Ob. cit., p.50 15.

(23) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 19. concibe dentro de su objeto las demás categorías. Por eso, la única manera que tiene la Estética de incluir lo bello en su reflexión, e incluir además, otras categorías, es de la siguiente manera: “al desplazar de la belleza al arte el concepto central de su definición, la Estética se convierte entonces en la filosofía del arte.”18 Así la Estética no se concentra en lo bello solamente, ni en lo estético, sino “donde uno y otro se dan: en el arte.”19. Esto nos llevaría a pensar que se ha resuelto el problema del objeto de la Estética, mas solamente se ha avanzado un poco. La Estética no es la ciencia del arte, incluso cuando lo trate como tal. Por tanto, al centrar el estudio al arte solamente, se pierden los nexos con otras esferas como la moral, la religión, la filosofía, etc. Sánchez Vázquez piensa similar, cuando dice que como la esencia estética suele identificarse con lo bello, los productos artísticos de otras sociedades, difícilmente podrían llamar la atención de dicha filosofía del arte. Se trata, pues, de “una teoría estrecha ante la amplitud del universo estético […]”20. En el presente siglo se han elaborado diversas teorías bajo el nombre de ‘Ciencia del arte' y una cosa en común tienen todas: mantienen el arte como objeto fundamental de la estética. Antecedentes de tales ideas podemos encontrarlos a finales del siglo XIX, en pensadores como Conrad Fiedler; y a principios del XX, en otros como Emil Utitz y Max Dessoir; en un apretadísimo extracto, podemos advertir que todos tenían de similitud el haber considerado del arte como objeto de la estética, y como ente fuera de la misma; partían del criterio de que el objeto era el hecho estético, o sea, se ocupaban de la belleza, mientras existía otra ciencia que se encargaba del arte en relación a la creación artística,. 18. . Ídem. . Ídem.. 19.

(24) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 20. manifestaciones de lo nacional, etc. Dessoir, por ejemplo, pensaba que los problemas de la creación artística podían separarse de la Estética y elaborarse una ciencia aparte, una ciencia del arte.21. Lo básico de las concepciones actuales, es la distinción que hacen entre lo estético y los diversos valores que alcanza la obra de arte, incluido, lógicamente, su valor estético. Por esta razón pueden tener en cuenta el arte de una época determinada tomando sus valores no propiamente estéticos, sino de otra índole como religiosa, moral, nacional, etc. Dicha ciencia parece alejarse de las estéticas tradicionales que concebían al arte sujeto totalmente a la belleza, es decir al arte clásico. La Ciencia del arte, entonces, toma manifestaciones artísticas de otros pueblos y de otros tiempos, ignorados por dichas estéticas. Esta concepción, no obstante, mantiene casi la misma posición que las estéticas tradicionales. Aun cuando realza el arte de otros tiempos y otras culturas, basándose en sus valores no propiamente estéticos, conciben en definitiva lo estético como lo bello, y este concepto, a su vez, lo definen de manera clásica, incurriendo en el mismo error que critican. Pero su concepto de lo estético es inaplicable a las manifestaciones artísticas no clásicas. Más adelante, A.S.V. define su posición al decir que en la relación entre lo estético y lo extraestético, no acierta [la Ciencia del arte] a relacionarlos de manera convincente. “Estos teóricos no llegan a ver que, de la misma manera que no existe lo estético “químicamente puro” sino lo estético impuro, es decir, ligado indisolublemente a lo extraestético. 20. . Ob. cit., p.53 . Cfr. Bayer, R.: Ob. cit., pp. 423; 416-417; 412, 418. 21.

(25) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 21. incorporado a la obra de arte, tampoco existen en esta, plenamente puros, los valores nacionales, morales, religiosos o políticos […]”22. Partiendo de todo lo anterior, conozcamos la definición que nos da A.S.V. sobre lo que debe ser, a grandes rasgos, la Estética. Esta enunciación, aunque no la tomemos como un concepto lapidario, sobre todo por no pretender el autor declararlo como tal, es válida a la hora de precisar dicha definición. Sin embargo, es muy pertinente para nuestro análisis, ya que se mirará principalmente bajo el prisma sánchezvazquiano, puesto que sus posiciones posteriores estarán influenciadas por esta manera de pensar y de concebir, en definitiva, tanto la Estética como el arte. “En primer lugar, la Estética se caracteriza como comportamiento humano específico con la realidad. Dicho comportamiento presenta rasgos específicos que lo diferencian de otros comportamientos humanos. Existe, dentro de la Estética, un área especial del conocimiento –la teoría del arte- que no se justifica por la preeminencia […] de su objeto por su lado estético, […] ni tampoco por lo artístico escindido de lo estético […] sino que se ocupa de él en toda su complejidad anclada esta en un modo peculiar de interrelacionarse lo estético y lo extraestético. Se ocupa también de lo estético no artístico, objetos que si bien responden a una finalidad extraestética, tienen también su lado estético.”23. Después de las consideraciones anteriores, que analizan rápidamente la evolución que ha mantenido el objeto de estudio de la Estética, podemos concluir que Sánchez Vázquez,. 22. . Sánchez, Vázquez, A.: Invitación a la estética, ed. cit., p.55 . Ob. cit., p.57. 23.

(26) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 22. luego de repasar la historia de la misma, tiene una visión del objeto de estudio muy amplia, que resume la mayoría de los momentos tratados anteriormente.. Sánchez Vázquez comienza planteando que la Estética no es ni puede ser Ciencia del arte, puesto que son estéticas otras manifestaciones de la vida que están fuera del arte, de ahí que la Estética sea un comportamiento específico, que entre otros temas, se ocupa del arte. A.S.V. diferencia, asimismo, lo bello de otras categorías, por lo que, incluso dentro del arte mismo, el estudio no está circunscrito a lo bello, sino por el contrario, a las demás categorías, como lo trágico, lo cómico, lo feo, etc. Con esta posición, deja clara su idea del papel que tiene la denominada Ciencia del arte, que no logra realizar esta distinción entre lo bello y lo estético.. Con todo lo expuesto, se ha podido constatar la huella del pensamiento de Adolfo Sánchez Vázquez acerca del objeto de la Estética, así como la definición de la misma.. 1.2. DIMENSIÓN DEL OBJETO DE ESTUDIO DE LA ESTÉTICA. El surgimiento de la Estética como ciencia podemos situarlo a partir de la definición de Baumgarten24, en el siglo XVIII, que partía de la etimología griega de la palabra, dotada de un significado cercano al de teoría de la sensibilidad. Sin embargo, separa, de esta ciencia, lo bello como su objeto central. Aunque la etimología del término a primera vista parece transmitirnos dicho significado, Baumgarten lo aleja del mismo cuando plantea que la Estética es una ciencia cuyo basamento es el conocimiento y no las sensaciones.. 24. . Cfr. Bayer, R.: Historia de la Estética. (tomada de la edición de 1965), La Habana, Instituto Cubano del Libro, [s.a], pp. 183-186.

(27) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 23. “El nacimiento y consolidación de la estética como disciplina filosófica, sistemática y autónoma es inseparable del proceso de formación y afianzamiento de la modernidad. Aunque las reflexiones sobre lo bello y el arte se remontan a la antigüedad griega y salen al paso, una y otra vez, a lo largo de la historia de la filosofía, la estética se funda cuando el arte como actividad práctica humana y la belleza como valor se distinguen de otras actividades y otros valores. Y se funda asimismo, cuando el saber acerca de su objeto se autonomiza respecto de otros saberse. La autonomía en ambos sentidos, que Baumgarten atisba y perfila Kant, significa que el objeto de la estética –el arte bello- se libera de sus funciones tradicionales y se confía en la razón como la vía adecuada para conocerlo. Pero semejante liberación y confianza solo se dan en las condiciones históricas, sociales y culturales de la modernidad.”25. A partir de aquí se ha visto bajo el prisma de A.S.V., lo que fue el objeto de estudio de la estética desde su surgimiento. Incluso cuando los primeros esbozos están en la antigüedad, no es hasta la modernidad que se puede situar la aparición de la misma, así como su objeto de estudio. No es sino hasta el momento en que Baumgarten la define como ciencia que estudia la teoría del conocimiento sensorial, que el objeto estaba centrado solamente en lo bello.. En el siglo XVIII es justamente cuando se reconoce la autonomía del arte. “En el año 1762 aparece la palabra “arte” en el Diccionario de la Academia Francesa con un significado. 25. . Sánchez Vázquez, A.: “Modernidad, Vanguardia y Posmodernismo” en Adolfo Sánchez Vázquez: A tiempo y destiempo, Prólogo de Ramón Xirau, La Habana, Ciencias Sociales, 2004, p.190.

(28) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 24. diferente al de los oficios.”26 Y es justamente en el mismo siglo en que nace la Estética como ciencia autónoma. No obstante, a partir de este momento y con fortalecimiento de la posición central del mismo dentro de la Estética, surge la tendencia de convertir este en su objeto exclusivo, aun cuando pensadores anteriores se hayan ocupado de tratar el arte en lo que consideramos los primeros atisbos de preocupación por la estética. Sin embargo, uno de los principales aportes de tal enfoque es el haber concentrado su atención en el arte, aunque este solamente sea un comportamiento estético del hombre. Así pues, la apropiación estética del mundo se ve también en otras ramas como lo es en la contemplación de la naturaleza y en el comportamiento humano frente a objetos práctico utilitarios.. Inicialmente se pensó que la Estética era una ciencia enfocada hacia el arte. No obstante, ya que el arte es una forma determinada de apropiación del mundo, se destaca, dado el condicionamiento social del mismo, como fundamento explicativo en cada etapa del desarrollo artístico. A su vez, es una manera de reproducir las estructuras sociales de las que forma parte, por lo que sus tendencias se pueden explicar en función de su posición ideológica y de clase. Por último, a partir de su determinación socio-objetiva donde lo material no es determinante, se crean las bases para formular y explicar sus funciones sociales. Entonces, la función de la Estética consistía en descubrir las relaciones que no eran captadas inmediatamente en la práctica artística individual, aun cuando tales leyes existieran. Esto no significa que trabaje a partir de especulaciones, sino, todo lo contrario, surge a partir de datos brindados por la misma práctica artística.. 26. . _____: “Una vida en la UNAM” en Ob. cit., p.52.

(29) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 25. Es decir, aunque la Estética tenía en cuenta el arte a la hora de declarar su objeto, lo veía en relación con el medio en que se desarrollaba; o sea, que no lo analizaba como arte aislado, sino producido en una sociedad determinada. No lo tomaba como objeto exclusivo, sino que lo veía en toda su complejidad, a partir del momento en que era producido, desde las etapas más simples de desarrollo, hasta de sus dimensiones políticas y sociales que es capaz de producir.. Posteriormente, estéticas con un fuerte sentido objetivista en su concepción, cuyo nombre les ha sido dado por esta razón, tienen otros puntos de vista al respecto. Consideraban el sujeto como un factor totalmente pasivo. Existe un canon previo de belleza que no es más que la plasmación del ideal en lo terreno. Lo estético aquí estaría más o menos presente de acuerdo con la cercanía que tenga al ideal de belleza. Por su parte, y diferente a esta concepción, se pueden ver algunos planteamientos de la teoría marxista. Esta reconoce la no existencia de una esfera puramente estética. El momento 'puramente estético' se da a partir de la dialéctica materialista como una interacción del hombre con la realidad. En esta relación median factores psicológicos que determinan el proceso de comprensión de lo estéticamente válido, de ahí que lo estético siempre es un resultado contextual, es un momento de la práctica social.. Vista esta afirmación, podemos advertir las estrechas relaciones que con ella mantiene A.S.V. En primer lugar, considera que la Estética no debe ser ciencia del arte, sino que incluye en su estudio más de su medio, de la complejidad del arte mismo, y de otros saberes que también le incumben. “La definición de la estética como filosofía del arte, es, pues, doblemente limitada: no solo restringe el campo de lo estético a lo artístico, sino también el.

(30) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 26. del arte a su lado estético”27 y de este modo quedan fuera los nexos con la filosofía, religión, moral, etc. Así, puesto que la esencia estética suele identificarse con lo bello, los productos artísticos de otras sociedades, difícilmente podrían llamar la atención de dicha filosofía del arte. Se trata, pues, de “una teoría estrecha ante la amplitud del universo estético […]”28. El objeto de la Estética durante la mayor parte del tiempo desde su surgimiento, ha sido, sin duda alguna, lo bello, e identificado, ciertamente, con lo estético. Bien difuminado en un concepto como categoría independiente, unida a otras como lo trágico, lo cómico, lo grotesco, etc.; o como lo bello específicamente, es decir, como la definición de un estado, una actitud, una cualidad, lo bello ha ocupado un lugar cimero, al punto de considerarse la Estética como ciencia de lo bello. A.S.V. distingue claramente este error, y trata de definir su posición frente al mismo. Demuestra que esta categoría no debe ser concebida como el objeto fundamental de la Estética en cuanto a la concepción del objeto. “Cuando se concibe lo bello al modo idealista, obliga a cargar con el reino de las ideas en Platón, lo absoluto en Schelling, o la idea absoluta en Hegel; por tanto, la estética se convierte en un apéndice de la metafísica. Igualmente, cuando de lo bello se hace un producto de nuestra conciencia, en el sentido trascendental de Kant, la estética pasa a ser una rama de la filosofía idealista subjetiva […]”29 Queda claro entonces el papel que debe representar en la Estética lo bello para no chocar precisamente con lo antes citado.. 27. . Ob. cit., p.53 . Ídem 29 . Sánchez Vázquez, Adolfo: Invitación a la estética. Editorial Grijalbo, México, 1992, p. 49 28.

(31) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 27. Dado el carácter central de lo bello en la historia de la definición del objeto de la Estética, surge la preocupación acerca de qué lugar ocupan las demás categorías tales como lo feo, lo trágico o lo grotesco dentro de esta ciencia. A.S.V. identifica otras categorías, que no son bellas propiamente, y que también tienen valor. Distingue visiblemente la diferencia entre lo bello y lo estético, pues “[…] todo lo bello es estético, pero todo lo estético no es bello. La esfera de lo estético […] es más amplia que la de lo bello. Lo bello, pues, no puede ser lo fundamental de la Estética, ya que de esta manera quedarían fuera otras categorías que no son propiamente bellas, es decir 'lo estético no bello'.”30 Sin embargo, al conocerse esta particularidad, se ha caído en el otro extremo. Lo bello, entendido como categoría impuesta desde fuera, como la belleza clásica, intenta ser eliminado por la Vanguardia; se olvida, sin embargo, que durante mucho tiempo, gracias a la belleza, se ha logrado juzgar el arte, y declarar qué es y qué no es arte. Pero ambos extremos son erróneos. Si bien la Estética no es la ciencia cuyo objeto es lo bello solamente, tampoco se puede dejar este fuera cuando se concibe dentro de su objeto las demás categorías. Por eso, la única manera que tiene la Estética de incluir lo bello en su reflexión, e incluir además, otras categorías, es de la siguiente manera: “al desplazar de la belleza al arte el concepto central de su definición, la Estética se convierte entonces en la filosofía del arte.”31 Así la Estética no se concentra en lo bello solamente, ni en lo estético, sino “donde uno y otro se dan: en el arte.”32. Esto nos llevaría a pensar que se ha resuelto el problema del objeto de la Estética, mas solamente se ha avanzado un poco. La Estética no es la ciencia del arte, incluso cuando lo trate como tal. Por tanto, al centrar el estudio al arte solamente, se pierden los nexos con. 30. . Ob. cit., p.50 . Ídem.. 31.

(32) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 28. otras esferas como la moral, la religión, la filosofía, etc. Sánchez Vázquez piensa similar, cuando dice que como la esencia estética suele identificarse con lo bello, los productos artísticos de otras sociedades, difícilmente podrían llamar la atención de dicha filosofía del arte. Se trata, pues, de “una teoría estrecha ante la amplitud del universo estético […]”33. En el presente siglo se han elaborado diversas teorías bajo el nombre de ‘Ciencia del arte' y una cosa en común tienen todas: mantienen el arte como objeto fundamental de la estética. Antecedentes de tales ideas podemos encontrarlos a finales del siglo XIX, en pensadores como Conrad Fiedler; y a principios del XX, en otros como Emil Utitz y Max Dessoir; en un apretadísimo extracto, podemos advertir que todos tenían de similitud el haber considerado del arte como objeto de la estética, y como ente fuera de la misma; partían del criterio de que el objeto era el hecho estético, o sea, se ocupaban de la belleza, mientras existía otra ciencia que se encargaba del arte en relación a la creación artística, manifestaciones de lo nacional, etc. Dessoir, por ejemplo, pensaba que los problemas de la creación artística podían separarse de la Estética y elaborarse una ciencia aparte, una ciencia del arte.34. Lo básico de las concepciones actuales, es la distinción que hacen entre lo estético y los diversos valores que alcanza la obra de arte, incluido, lógicamente, su valor estético. Por esta razón pueden tener en cuenta el arte de una época determinada tomando sus valores no propiamente estéticos, sino de otra índole como religiosa, moral, nacional, etc. Dicha ciencia parece alejarse de las estéticas tradicionales que concebían al arte sujeto totalmente. 32. . Ídem. . Ob. cit., p.53. 33.

(33) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 29. a la belleza, es decir al arte clásico. La Ciencia del arte, entonces, toma manifestaciones artísticas de otros pueblos y de otros tiempos, ignorados por dichas estéticas. Esta concepción, no obstante, mantiene casi la misma posición que las estéticas tradicionales. Aun cuando realza el arte de otros tiempos y otras culturas, basándose en sus valores no propiamente estéticos, conciben en definitiva lo estético como lo bello, y este concepto, a su vez, lo definen de manera clásica, incurriendo en el mismo error que critican. Pero su concepto de lo estético es inaplicable a las manifestaciones artísticas no clásicas. Más adelante, A.S.V. define su posición al decir que en la relación entre lo estético y lo extraestético, no acierta [la Ciencia del arte] a relacionarlos de manera convincente. “Estos teóricos no llegan a ver que, de la misma manera que no existe lo estético “químicamente puro” sino lo estético impuro, es decir, ligado indisolublemente a lo extraestético incorporado a la obra de arte, tampoco existen en esta, plenamente puros, los valores nacionales, morales, religiosos o políticos […]”35. Partiendo de todo lo anterior, conozcamos la definición que nos da A.S.V. sobre lo que debe ser, a grandes rasgos, la Estética. Esta enunciación, aunque no la tomemos como un concepto lapidario, sobre todo por no pretender el autor declararlo como tal, es válida a la hora de precisar dicha definición. Sin embargo, es muy pertinente para nuestro análisis, ya que se mirará principalmente bajo el prisma sánchezvazquiano, puesto que sus posiciones posteriores estarán influenciadas por esta manera de pensar y de concebir, en definitiva, tanto la Estética como el arte. “En primer lugar, la Estética se caracteriza como comportamiento humano específico con la realidad. Dicho comportamiento presenta rasgos. 34. . Cfr. Bayer, Raymond. Ob. cit., pp. 423; 416-417; 412, 418 . Sánchez, Vázquez, A.: Invitación a la estética, ed. cit., p.55. 35.

(34) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 30. específicos que lo diferencian de otros comportamientos humanos. Existe, dentro de la Estética, un área especial del conocimiento –la teoría del arte- que no se justifica por la preeminencia […] de su objeto por su lado estético, […] ni tampoco por lo artístico escindido de lo estético […] sino que se ocupa de él en toda su complejidad anclada esta en un modo peculiar de interrelacionarse lo estético y lo extraestético. Se ocupa también de lo estético no artístico, objetos que si bien responden a una finalidad extraestética, tienen también su lado estético.”36. Después de las consideraciones anteriores, que analizan rápidamente la evolución que ha mantenido el objeto de estudio de la Estética, podemos concluir que Sánchez Vázquez, luego de repasar la historia de la misma, tiene una visión del objeto de estudio muy amplia, que resume la mayoría de los momentos tratados anteriormente.. Sánchez Vázquez comienza planteando que la Estética no es ni puede ser Ciencia del arte, puesto que son estéticas otras manifestaciones de la vida que están fuera del arte, de ahí que la Estética sea un comportamiento específico, que entre otros temas, se ocupa del arte. A.S.V. diferencia, asimismo, lo bello de otras categorías, por lo que, incluso dentro del arte mismo, el estudio no está circunscrito a lo bello, sino por el contrario, a las demás categorías, como lo trágico, lo cómico, lo feo, etc. Con esta posición, deja clara su idea del papel que tiene la denominada Ciencia del arte, que no logra realizar esta distinción entre lo bello y lo estético.. 36. . Ob. cit., p.57.

(35) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 31. Con todo lo expuesto, se ha podido constatar la huella del pensamiento de Adolfo Sánchez Vázquez acerca del objeto de la Estética, así como la definición de la misma.. 1.3. EL SISTEMA DE CATEGORÍAS ESTÉTICAS. El concepto de categoría proviene del idioma griego, en el que significaba “acusación”. Posteriormente comenzó a significar enunciación o declaración. Según Aristóteles, son los conceptos más generales acerca de un grupo o fenómeno, así como sus vínculos y relaciones internas. Hegel las define como abreviaturas de la realidad. Para Marx, expresan en forma concreta abstracciones de la realidad, o sea, son resúmenes que condensan la realidad misma, es decir, los fenómenos de la realidad; son, en fin, consideradas como una totalidad concreta de la misma.. La categoría estética más general es la de lo estético, que contiene una cierta realidad específica que permite captar lo que hay de común entre todas las categorías. Las categorías no pueden ser separadas de la historia de la realidad, de la que son expresión teórica. Hegel fue el primero en elaborar una historia de las categorías estéticas como sistema, ya que mucho antes, pensadores como Aristóteles habían hablado de algunas categorías, así como también Lessing nos ofrece también concepciones al respecto. Descubre, por ejemplo, lo sublime, categoría en la que la idea no encuentra la expresión, en contraposición con lo bello, que sí la encuentra, etc.. Una de las primeras categorías tratadas en la Historia es la de lo bello, que proviene desde los filósofos griegos. Anteriores a Sócrates y Platón, encontramos a pensadores como Pitágoras, que asociaba lo bello con la armonía, con un orden determinado, y pensaba,.

(36) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 32. asimismo, que era una manifestación del cosmos. Sócrates asociaba lo bello con lo útil y consideraba la utilidad como la manifestación de la belleza. Platón, por su parte, desprecia “lo cómico como indigno de él”37; es decir, no la incluye como categoría, y no aprecia, asimismo, lo trágico. Es en Aristóteles donde se extiende el concepto, e incluye a lo cómico y a lo trágico. Mucho más adelante en el tiempo, aparecen pensadores como Schlegel que se ocupa de la ironía, y a mediados del siglo XIX Rosenkranz se ocupa en cierta medida, de la categoría de lo feo.. Sobre lo estético, como una de las categorías fundamentales, se ocupa Sócrates, el cual lo asocia con lo útil; así piensa cuando dice que “el cesto de basura es, en consecuencia, bello y no lo es, en cambio, un ornamento inútil.”38 Opuesto a esta concepción es la de Kant, quien plantea que lo bello y lo útil son completamente opuestos.. Por último, “lo estético es útil en cuanto que, en la relación sujeto-objeto correspondiente, satisface necesidades profundamente humanas. […] En este sentido, el arte no solo no es inútil, sino útil para elevar y enriquecer al ser humano.”39 En fin, que lo estético es la cualidad que ostenta el objeto de poseer un significado propio. “Se trata, pues, de un objeto concreto-sensible, singular, que se vuelve significativo en la percepción (estética) adecuada.”40. Finalmente, la categoría medular de la estética Sánchez Vázquez es la de praxis artística, diferente de cualquier práctica, por la intención de objetivación que tiene el hombre a la. 37. . Ob. cit., p.147 . Sócrates citado por A.S.V., puesto que este no dejó obra escrita, en Invitación a la estética, ed. cit., p.148 39 Ob. cit., p.150 38.

(37) Trabajo de Diploma “Teoría Estética de Adolfo Sánchez Vázquez “. 33. hora de su realización; la diferencia está en que no es primaria la necesidad utilitaria de esta práctica.. 1.3.1. LA BELLEZA. La belleza se da por la relación en la que el sujeto está presente y el objeto exhibe su presencia. Por tanto, no es belleza para el espectador ideal, sino para uno concreto, que se “mueve en el marco estético (ideológico y práctico) de nuestro tiempo. Aun cuando los objetos se hayan producido en épocas anteriores, se mantiene una relación viva. Tales objetos se consideran bellos en el marco de nuestro tiempo, con los valores que asumimos en la actualidad, independientemente de lo que registra la experiencia histórica.”41 De ahí que los espectadores antes no consideraban bellos a estos objetos, por lo que no tenían el mismo sentido que ahora tienen.. Existen objetos a los que le atribuimos esa cualidad, rasgo, carácter, que es la belleza. Así no se confunde, en primer lugar, con otras categorías estéticas. Se puede atribuir belleza también a otras esferas como la naturaleza, la industria, la artesanía. Cabe hablar de belleza cuando tales realidades adquieren una dimensión estética. A.S.V. llega a dos conclusiones al hablar de esto: la primera es que podemos atribuir belleza a algunos objetos y a otros no; y la segunda, que es necesario, junto con las demás categorías, atribuir una que diferencie a unos artistas (en el caso del arte) de otros y esta es, en definitiva, la belleza.. 40. . Ídem . Ob. cit., p.170. 41.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...