Itinerario del viaje. EEUU y Canadá, 23 Días A tu aire en coche La Gran Ruta Americana

11  Download (0)

Full text

(1)

EEUU y Canadá: La Gran Ruta Americana

EEUU y Canadá, 23 Días · A tu aire en coche

La Gran Ruta Americana

Este viaje de algo más de tres semanas te llevará por carretera de la costa este a la costa oeste americana. Comienza tu aventura en Nueva York, la ciudad global por excelencia que te apasionará. Continúa hasta

Washington DC, la capital de Estados Unidos, y visita el National Mall. De ahí, pon rumbo a la región de los Grandes Lagos y visita las cataratas del Niágara, Detroit y Chicago. Ponemos rumbo al oeste y atravesamos los ríos Mississippi y Missouri hasta llegar al Monte Rushmore, la montaña que tiene esculpida los retratos de cuatro presidentes americanos.

Conoceremos lugares famosos durante el Salvaje Oeste como Deadwood o Cody. Nos adentraremos en parques nacionales como el de Yellowstone y el Gran Canyon. Visitaremos Las Vegas, la ciudad del juego, y

conduciremos a través del desierto hasta California para maravillarnos con sus costas y las ciudades de Los Ángeles y San Francisco.

Fechas de salida_ Salidas desde Enero 2022 hasta Diciembre 2022 Desde_ Madrid, Barcelona

NATURALEZA AVENTURA VIAJES DE NOVIOS URBANITA

Itinerario del viaje

DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN - NUEVA YORK

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Nueva York. Llegada y recogida del coche de alquiler. Después conduciremos hasta el hotel. Aprovecha para disfrutar de la vibrante noche de la ciudad. Te recomendamos una cena y una copa en algún lugar del Soho o Tribeca. Alojamiento en Nueva York.

(2)

DÍA 2 · NUEVA YORK

Día libre para visitar la ciudad de Nueva York. La ciudad de Nueva York está dividida en cinco partes: Manhattan es la zona más turística, y luego se encuentran Brooklyn, Bronx, Queens y Staten Island. Los colonos compraron Manhattan a los indios nativos por el equivalente a 24 dólares. Desde entonces, la ciudad se ha ido extendiendo, convirtiéndose en una referencia comercial a nivel mundial y un centro financiero global. Nueva York es una de las ciudades más apasionantes del mundo. La inmigración la ha convertido en una auténtica ciudad global donde se mezclan cientos de nacionalidades y se hablan más de 800 idiomas. Además, el índice de criminalidad bajó sustancialmente en bajo el alcalde Rudolph Giuliani y Manhattan es hoy un día una zona más que segura para el turismo. Para el turista, las oportunidades son interminables, pero sí hay unas cuantas visitas típicas e imprescindibles que todo visitante debería llevarse de recuerdo. El Empire Estate Building y su mirador al que puedes acceder para observar una vista

panorámica de toda la ciudad. El Central Park es el pulmón de la ciudad y un parque donde desconectar del bullicio.

Times Square es una zona comercial y de entretenimiento que se ha convertido en un icono de la ciudad con su publicidad luminosa. La Quinta Avenida está considerada como una de las calles más famosas y caras del mundo por su opulencia y sus tiendas de lujo. Wall Street con sus rascacielos en el corazón de las finanzas en la ciudad merecen la pena. Un paseo por el puente de Brooklyn y la High Line, y una visita a la Estatua de la Libertad son algo que no te puedes perder. En cuanto a museos, el MOMA, el Guggenheim y el Metropolitan son fundamentales. Si te gusta el baloncesto, intenta conseguir entrada para un partido de los New York Knicks. Si prefieres un musical, acércate a Broadway. La oferta en Nueva York es interminable. Elige lo que más te apetezca de acuerdo con tus gustos.

Alojamiento en Nueva York.

DÍA 3 · NUEVA YORK - FILADELFIA - WASHINGTON DC

Filadelfia es una ciudad de enorme trascendencia para el pueblo estadounidense. Fue la antigua capital de Estados Unidos y su rol en la democracia fue clave cuando el país daba sus primeros pasos. Su centro histórico aún se encuentra en buen estado y merece la pena verlo. Visita imprescindible es el Parque Histórico Nacional de la

Independencia (Nota. Este enclave permanece abierto todos los días de 11.30h a 21.00h, precio entre 22 y 30 dólares.

No incluido). Allí se puede ver el 'Independence Hall', la simbólica 'Liberty Bell', el Primer y Segundo Banco de los Estados Unidos y el museo de Benjamin Franklin. En la misma parte antigua de la ciudad, puedes acercarte a algún restaurante local. Si lo prefieres, puedes probar el típico 'cheesestake', un bocadillo con tiras de carne y queso fundido. Uno de los mejores lugares para probarlo es Jim's, un lugar auténtico americano. Quizás tengas que hacer algo de cola, pero la experiencia merecerá la pena. Ponemos rumbo a Washington DC. Alojamiento en Washington DC.

DÍA 4 · WASHINGTON DC

Prepárate para pasar un día entero en la capital de Estados Unidos. Es altamente recomendable ir al National Mall, un parque donde se encuentran el Capitolio, el Washington Monument y el Memorial a Lincoln. El Washington Monument es el edificio más alto de la zona y uno de los más emblemáticos de la ciudad. Si no te dan miedo las alturas, un ascensor te puede llevar hasta arriba para que observes una magnífica vista de la capital. El Capitolio (abierto todos los días de 8.30h a 16.30h, entrada gratis) alberga al Congreso y al Senado. Por otro lado, el Memorial a Lincoln marca el fin (o el principio) del National Mall. Allí fue donde Martin Luther king Jr dio su famoso discurso "I have a dream". A lo largo del National Mall, se encuentran varios memoriales (a la guerra de Corea, a los veteranos de Vietnam y a la Segunda Guerra Mundial), así como famosos museos. Como solo tienes un día para Washington DC, tendrás que elegir bien qué museos te interesan más. Hay una gran cantidad de oferta cultural y entre los museos más destacados se encuentran el del Holocausto, el de Historia Natural, Historia Americana, etc. En el camino también está el castillo Smithsonian, un edificio icónico de color rojo. Justo al lado del National Mall puedes

encontrar la Casa Blanca, lugar donde reside el Presidente de los Estados Unidos. (Nota. Hay tours gratuitos entre las 7.30h y las 11.30h. Si quieres visitar la Casa Blanca, asegúrate de reservar el tour con bastante antelación. No incluido). Por la tarde, puedes coger el coche y hacer una pequeña escapada a Georgetown, que está apenas a unos kilómetros. Te encontrarás las increíbles calles de tiendas Wisconsin y Georgetown's, además de un montón de calles empedradas con historia y la prestigiosa Universidad de Georgetown. En U Street, puedes cenar y tomarte una copa mientras disfrutas de diferentes tipos de música en alguno de los múltiples pubs. Allí fue donde Duke Ellington y Ella Fitzgerald se dieron a conocer en el mundo del jazz. Alojamiento en Washington DC.

(3)

DÍA 5 · WASHINGTON DC - GETTYSBURG - CATARATAS DEL NIÁGARA

Hoy es una ruta realmente larga y conviene levantarse pronto. Salida hacia Gettysburg. Este pequeño pueblo de apenas 8.000 habitantes es muy conocido por una de las batallas que marcó el devenir de la guerra. Fue la batalla con mayor número de bajas y victoria trascendental para el Ejército de la Unión. Ningún tour de la Guerra Civil estaría completo sin un viaje a Gettysburg, donde podrá explorar por su cuenta o subirse a uno de los muchos autobuses turísticos. Una visita gratuita y obligada es sumergirse en el Parque Militar Nacional, un enclave que consigue golpear conciencias. Little Round top es otra de las grades recomendaciones, un alto con majestuosas vistas de la ciudad desde donde es posible hacerse una idea perfecta del campo de batalla. Una vez finalizada la visita, dirígete hacia Buffalo y cruza la frontera canadiense hasta las cataratas del Niágara. Alojamiento en la zona de las Cataratas del Niágara.

DÍA 6 · NIÁGARA - GRANDES LAGOS - DETROIT

Por la mañana, podrás visitar las Cataratas del Niágara. Prepara tu cámara de fotos porque es un espectáculo inigualable. Las Cataratas del Niágara, que se encuentran en la frontera de Canadá y Estados Unidos, son un grupo de cascadas que forman un espectáculo natural de agua. Las vistas son mejores desde el lado canadiense y por eso es el preferido por los turistas. Si quieres ver las cataratas desde los rápidos que se encuentran bajo ellas, hay tours organizados en barcos por algo menos de 20 dólares. Por la tarde, regresamos a Estados Unidos. Estamos inmersos en territorio de los Grandes Lagos, una confluencia de cinco lagos y que ofrece gran variedad de playas, ciudades turísticas y paisajes maravillosos. La zona está rodeada por grandes ciudades como Toronto, Detroit o Chicago.

Nuestro destino en el día de hoy es Detroit, 'la ciudad del motor'. Detroit fue una importante ciudad industrial gracias a la relevancia de la industria del automóvil. Grandes compañías como General Motors, Ford y Chrysler prosperaron allí.

Con la llegada de la sociedad post-industrial, la economía pasó de la producción de bienes a la realización de servicios. La revolución tecnológica abrió paso a una nueva economía basada en la información y el conocimiento.

Ciudades tradicionalmente industriales como Detroit no supieron adaptarse a los nuevos tiempos, entrando en decadencia y sufriendo altos niveles de desempleo, pobreza y crimen. Atrás quedaron los buenos tiempos donde la industria automovilística era próspera y el sello discográfico Motown puso la ciudad en el panorama musical americano. Detroit perdió dos terceras partes de su población. En la actualidad, hay más de 80.000 edificios abandonados que atraen la atención de los turistas. Los edificios más fotografiados son Michigan Central Station y Packard Auto Plant. Hay dos cosas que no puedes perderte en Detroit: el Detroit Institute of Arts (entrada 8 dólares, consultar horarios por anticipado) y su obra maestra 'Detroit Industry' de Diego Rivera; y pasear o ir en bicicleta por la orilla del río con el 'skyline' de Detroit de fondo. Para comer, te aconsejamos el Eastern Market, lleno de tiendas de productos locales y cafeterías. Alojamiento en Detroit.

DÍA 7 · DETROIT - CHICAGO

Conduce hacia el Lago Michigan y Chicago. Te quedará algo de tiempo para empezar a conocer Chicago. Chicago tiene museos de alta calidad, así como innumerables cafés, restaurantes, bares, club nocturnos donde disfrutar del jazz y del blues. No puedes irte de Chicago sin probar una de sus legendarias pizzas gruesas. Y si dispones de tiempo, visita el legendario bar de Al Capone, el "Green Mill", ideal para escuchar jazz y tomar una copa. Alojamiento en Chicago.

(4)

DÍA 8 · CHICAGO

El centro de la ciudad es el barrio de The Loop. Aquí se encuentra el Parque Millenium Park, con sus opulentas y gigantescas esculturas. No te olvides de sacarte una foto junto al Cloud Gate o la Crown Fountain. ¡Y prepárate para seguir haciendo fotos! Chicago es de esas ciudades que te mantienen con la boca abierta vayas donde vayas. Pocas sensaciones pueden ser más placenteras que escuchar música al aire libre bajo la estructura del Jay Pritzker Pavillion. Además, en The Loop encontrarás una gran oferta cultural y algunos de los rascacielos más famosos de la ciudad. Desde aquí se accede también al Navy Pier, una maravillosa forma de comenzar el día. Abre a las 10 de la mañana y nos presenta una de las mejores vistas del lago Michigan y algunos de los mejores planes de la ciudad si vamos con niños. La Noria y el museo infantil son siempre una apuesta segura. Desde aquí, tendrás acceso a alguna de las embarcaciones que ofrecen un agradable tour por el lago Michigan. (Nota. Excursión no incluida). Para ver la ciudad desde otra perspectiva, nada mejor que subir hasta lo más alto, concretamente hasta coronar la Willis Tower (antiguamente conocida como Sears Tower), a más de 400 metros de altura. Podrás apreciar la modernidad de una de las urbes más interesantes de los Estados Unidos. Desde aquí divisarás la Michigan Avenue, la "Milla de Oro" de Chicago. Cuando bajes puedes acercarte hasta aquí. Te estarán esperando las tiendas más exclusivas, una oferta gastronómica amplísima y el ambiente más selecto. Este barrio también es el lugar ideal para contemplar la arquitectura de la ciudad. No hace falta ser un erudito en la materia para disfrutar recorriendo la South Michigan Avenue o la State Street. Al sur de The Loop, los amantes del arte tienen una cita con los mejores museos de la ciudad. Nuestros preferidos son The Art Institute of Chicago -donde el tiempo parece detenerse entre sus valiosas obras de arte- y el Museo de Ciencias Naturales, donde podrás conocer a T-Rex Sue. ¡No te olvides de preguntar por él! (Nota. Para entrar en los museos y ahorrarte las colas en las principales atracciones de la ciudad, muchos viajeros optan por comprar la CityPass. Echa cuentas para ver si te compensa, pero piensa que te hará ganar mucho tiempo al evitarte horas de espera que podrás invertir en visitar más rincones de la ciudad). Para acabar el día, nada mejor que deambular por el Lincoln Park, al norte de la ciudad. Sus mayores atracciones son el Zoo y el estanque Caldwell Lily Pool. Por la noche, disfruta del ambiente en los afamados clubes de jazz de la ciudad. Alojamiento en Chicago.

DÍA 9 · CHICAGO - DUBUQUE/RÍO MISSISSIPI - IOWA FALLS - SIOUX CITY

Ante nosotros tenemos la jornada más larga de este viaje. Conduce a través del estado de Iowa y observa las típicas granjas, campos de maíz y tierras de cultivo hasta llegar a Dubuque, junto al Río Mississippi. Además de las

maravillosas vistas en esta ciudad, puedes visitar el Mississippi River Museum & Aquarium, que repasa la historia y destaca la importancia del río además de contar con varios acuarios representativos de la vida salvaje del río. La segunda parada que te recomendamos es en Iowa Falls, donde destaca su Metropolitan Opera House, construida en 1899 y dedicada a obras de teatro, de ópera y, más tarde, de películas de cine. Continúa tu viaje hasta llegar a la ciudad de Sioux City, a orillas del río Missouri, habitada en el pasado por indios Yankton Sioux. Hay unas fantásticas vistas del río desde el Sargeant Floyd Monument, levantado en honor a Charles Floyd, el único hombre que murió en la expedición cartográfica de Louis y Clark por el oeste americano y que fue enterrado en Sioux City. Alojamiento en Sioux City.

DÍA 10 · SIOUX CITY - BADLANDS - MONTE RUSHMORE - DEADWOOD

Hoy tenemos por delante otra ruta larga. Salimos hacia el Parque Nacional de Bandlands, llamado así por los nativos americanos debido a sus extrañas formas. El parque parece formado por olas secas cubiertas de tonos muy

llamativos. Lo ideal es coger la Highway 240 Badlands Loop Road que pasa por el norte del parque. Esta es la carretera más popular para turistas y ofrece un paisaje impresionante. Alternativamente, podemos coger la Highway 44 para una vista escénica del parque por su parte sur. Ponemos rumbo a Black Hills, donde se encuentra el Monte Rushmore. El Monte Rushmore es uno de los monumentos más emblemáticos de Estados Unidos por sus esculturas en un lado de la montaña. Las esculturas retratan las caras de cuatro presidentes americanos. Al final de nuestro viaje de hoy llegaremos a Deadwood. Deadwood ya no es la ciudad sin ley llena de buscadores de oro y forajidos del siglo XIX. Los tiroteos del pasado aún son representados por actores y la historia sangrienta de este sitio puede verse en el Adams Museum (consultar horarios con antelación, entrada gratuita). Los seguidores de la serie de "TV

Deadwood" pueden acercarse al cementerio de Mount Moriah para ver las tumbas de los famosos personajes de aquella época, Calamity Jane y Wild Bill Hickok, enterrados el uno al lado del otro. Un plato típico de la zona es el Chislic, cubos de carne con guarnición. Alojamiento en Deadwood.

(5)

DÍA 11 · DEADWOOD - BIGHORN MOUNTAINS - CODY

Nos adentramos en el estado de Wyoming para observar las montañas de Bighorn. La zona ofrece gran cantidad de vida salvaje, bosques de conífera, lagos, senderos para mochileros y áreas de recreo para las familias. Uno de los ultramaratones más importantes del país tiene lugar aquí. Los indios Sioux, Crow y Cheyenne consideraban sagradas estas montañas. Tras superar las montañas de Bighorn, ponemos rumbo a Cody. Esta ciudad representa la esencia del salvaje Oeste. Su nombre se debe, de hecho, a su fundador William Buffalo Bill Cody, el famoso showman que organizaba espectáculos ambulantes con números de temática del lejano oeste. Un lugar que hay que visitar en Cody es el Buffalo Bill Center of the West (consultar horarios por adelantado, entradas a 19 dólares) que aglutina varios museos sobre el Western. Muestra materiales y artefactos pertenecientes a los espectáculos de Buffalo Bill. Antes de irte, tienes que probar la típica comida vaquera en The Cody cattle company. Cody nos servirá como punto de partida para visitar Yellowstone. Alojamiento en Cody.

DÍA 12 · CODY - YELLOWSTONE

Salida hacia Yellowstone. Es importante que te hagas rápido a la idea de que es un parque natural muy grande.

¡Imagínate! El parque abarca más de 8.000 kilómetros cuadrados. (Nota. Entre mayo y octubre, se puede circular libremente con el coche por el interior. El resto del año no es posible). Lo que verás aquí es la mayor concentración de géiseres del mundo y una fauna y una flora riquísimas. Te cruzarás con bosques gigantescos, con manadas de bisontes, con osos, lobos, alces, pumas, wapitis, linces… y así un larguísimo elenco de animales en libertad. Es muy frecuente ver ejemplares sueltos de bisontes cruzando la carretera, así que ve con cuidado, sé respetuoso, no tengas prisa y piensa que ellos estaban primero aquí, así que paciencia y a disfrutar del momento. Alojamiento en

Yellowstone.

DÍA 13 · YELLOWSTONE - GRAND TETON - SALT LAKE CITY

Hoy tenemos otra ruta larga. Tras dejar atrás Yellowstone, ponemos rumbo hacia el Parque Nacional Gran Teton a orillas del Snake River y disfrutaremos de un paisaje excepcional. Continuaremos el camino hacia Salt Lake City. En cuanto pongas un pie en Salt Lake City, comprobarás que es pura armonía. Es una ciudad deliciosa, respetuosa y muy agradable. Puedes comenzar visitando Temple Square, el centro de la ciudad. Es la Plaza del Templo porque alberga uno de los templos mormones más importantes de la capital del Estado de Utah. Pero ofrece muchas más opciones.

También puedes visitar el Teatro Broadway Off, un lugar donde se pueden ver alguna de las funciones más

interesantes del país. Si viajas con niños, hoy es su día. Las visitas al Zoológico, el Planetario Clark o el Museo de los niños les encantarán. El Museo de Bellas Artes también es una opción atractiva, aunque para original puede ser visitar el Centro Family Search, un lugar en el que buscar tus raíces y construir tu árbol genealógico. Lo que oyes, ¡puedes encontrar a tus antepasados desde un edificio de Utah! Después de esta experiencia, seguro que necesitas un paseo.

Te proponemos los jardines Gilgal - con sus esculturas al aire libre-, los jardines Red Butte y el Parque Liberty, que alberga un aviario muy singular. Si el calor aprieta, puedes llevar bañador y toalla y acercarte al Gran Lago Salado, donde nadarás sin mucho esfuerzo gracias a la salinidad del agua y donde incluso podrás salir a navegar desde su puerto deportivo. Otra zona interesante de la ciudad es la zona Olímpica, que albergó los Juegos Olímpicos de Invierno en 2002. Aunque si eres amante de los deportes, sabrás que Utah es una potencia en los deportes top americanos. Los Utah Jazz de baloncesto, los Utah Grizzlies de hockey y los Salt Lake Bees de béisbol son sus equipos. Cualquier partido es un espectáculo y si tu paso por la ciudad coincide con uno de ellos seguro que disfrutas no sólo del encuentro sino de todo el ambiente que lo rodea. Para acabar la noche no hay mejor lugar en la ciudad que el City Center. Buen ambiente, bares y restaurantes donde cerrar el día. Si te decides por esta opción, busca el City Creek Center y sigue a la multitud. ¡Prepara la cámara de fotos! Alojamiento en Salt Lake City.

(6)

DÍA 14 · SALT LAKE CITY - PARQUE NACIONAL CAÑÓN BRYCE

Ponemos rumbo hacia el Cañón Bryce. ¡Las chimeneas de las hadas te esperan! Los hoodoos son rocas que, a causa de la erosión, han ido adoptando una forma única. Además, su colorido es espectacular, como pintado a conciencia por un artista que sólo busca el deleite del espectador. ¡Es alucinante! Una vez pasado el Centro de Visitantes tienes varias opciones: puedes recorrer alguno de los senderos marcados y señalados, que suelen ser paseos de dos horas sumando la ida y la vuelta. Uno de los más famosos es el Navajo Loop Trail, parte de Sunset Point y se dirige hacia el este. Puedes también visitar alguno de los 14 miradores que hay en el parque para contemplar y fotografiar los hoodoos. Otros de los lugares especiales dentro de Bryce Canyon son el Natural Bridge, el Anfiteatro Bryce y Thor Hammer, el martillo de Thor. Lo identificarás muy rápido en cuanto lo veas. Y no te olvides de disfrutar también del atardecer desde alguno de los miradores porque es un espectáculo inolvidable. La luz de los últimos rayos de sol iluminando las chimeneas de las hadas provoca efectos visuales indescriptibles. No te preocupes por acabar tarde porque hoy harás noche aquí, muy cerca del cañón, en Bryce. De esta forma, podrás levantarte pronto y ver salir el sol desde el mirador que prefieras. Todo lo que has vivido estos días son experiencias únicas que contrastan

notablemente con tu próximo destino: Las Vegas. Alojamiento en el Parque Nacional del cañon Bryce.

DÍA 15 · PARQUE NACIONAL CAÑÓN BRYCE - LAGO POWELL - GRAN CAÑÓN - FLAGSTAFF

Ponemos rumbo a Page. Page es una ciudad que se utiliza como campamento base para visitar los cañones de alrededor. Como curiosidad, puedes acercarte al Lago Powell, el lago artificial que baña el pueblo y que ayuda a generar la electricidad que se consume en la zona. El Gran Cañón, una de las principales maravillas naturales del mundo, te espera. Tras atravesar con tu coche la entrada este te sentirás en comunión con la naturaleza. Es todo tan imponente que a momentos incluso abruma. La definición de "cañón" pasa por la erosión de un río sobre un terreno a lo largo de milenios. Aquí esa definición se queda corta. El río Colorado ha hecho una auténtica obra de arte

modelando el terreno como un alfarero que crea su obra para el disfrute del público. Llegarás al Gran Canyon Village.

(Nota. Entrada no incluida. Te recomendamos que eches cálculos por si te compensa comprar el pase anual para todos los Parques Nacionales, no porque vayas a volver, sino porque posiblemente si visitas 3 ya te sale rentable). A partir de aquí, sólo tienes que dejarte llevar de mirador en mirador. De hecho, puedes dejar aparcado el coche en el Centro de Visitantes y dejarte llevar, literalmente, en uno de los autobuses gratuitos que recorren los lugares más interesantes de la zona. Eso a tu gusto. No gozarás de la libertad que te aporta ir en tu propio vehículo, pero podrás descansar y evitar perderte ningún rincón especial, ya que hay espacios que sólo están abiertos a estos buses. Tienes varias rutas distintas, así que no te olvides de elegir la que más te seduzca. Sin embargo, esta no es la única manera de visitar el Gran Cañón. Cada vez más son los que se decantan por realizar un tour en helicóptero para ver este milagro de la naturaleza en todo su esplendor. Evidentemente, a la mínima oportunidad que se te presente

aprovéchala y te llevarás un recuerdo imborrable. Otra de las opciones es hacer trekking por alguno de los senderos que están señalizados para ello. Eso sí, infórmate bien del tiempo medio de recorrido porque suelen ser trayectos para realizar en más de 1 día. Para ir concluyendo la jornada, nada mejor que ver atardecer mirando al oeste y disfrutando de una auténtica fiesta visual. Piensa que estás viviendo momentos únicos y que, si las nubes te lo permiten, podrás contemplar uno de los mejores atardeceres del mundo. La ciudad de Flagstaff tiene un pequeño centro histórico y la ciudad en sí aún mantiene recuerdos de su pasado como estación ferroviaria. En la actualidad, es un destino para viajeros que quieren acercarse al Gran Cañón o al Bosque Nacional de Tonto. Para cenar, dirígete a Brix Restaurant, un restaurante donde sirven comida de temporada. Alojamiento en Flagstaff.

(7)

DÍA 16 · FLAGSTAFF - SELIGMAN - LAS VEGAS

Tras una pequeña parada en Seligman, una pequeña población típica de la antigua "Ruta 66", conduciremos a Las Vegas, la capital mundial del entretenimiento. A tu llegada, puedes empezar por recorrer la calle principal, el Strip. Te cruzarás con centenares de despedidas de soltero que intentar emular a los protagonistas de “Resacón en Las Vegas”

y decenas de personas repartiendo flyers. Tómatelo con calma porque aquí las distancias son muy largas y tardarás algún tiempo en recorrer lo que tenías señalado en el mapa. Un mapa en el que cabe el mundo entero, puesto que pasear por esta calle te llevará hasta la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad, los canales de Venecia y las pirámides de Egipto. Puedes entrar en todos los hoteles que quieras. Todos los grandes valen la pena, así que dedícales el tiempo que necesites porque son auténticas obras de arte. Antes de volver al hotel, puedes contemplar también el espectáculo acuático del casino Bellagio. Litros y litros de agua bailando al son de la música con un juego de luces y colores que te dejarán sin palabras. El del Bellagio no es el único show gratuito. Alguno de los grandes hoteles también tiene el suyo. Una vez en tu hotel, puedes probar tu suerte en el casino o en las tragaperras. Ya habrás comprobado que aquí casi todo es gratis, pero que al final acabas gastando incluso más de lo que habías previsto. Es normal, no te preocupes. Es difícil luchar contra una ciudad que está pensada por y para el dinero. Hay centros comerciales y tiendas temáticas en las que es gratis entrar, pero que te atrapan y te atraen para que consumas y hagas trabajar a tus tarjetas de crédito. Además, pasarás tantas horas en lugares cerrados con iluminación que imita la luz del día que verás cómo aquí el tiempo pasa mucho más rápido. Es posible que mires el reloj y hayan pasado dos horas más de lo que pensabas. Tranquilo, también es normal. Antes de comer puedes sacarte la foto tradicional con el cartel a la entrada de la ciudad. Es una foto típica, pero te encantará enseñarla cuando vuelvas a casa. El atardecer lo puedes pasar subido a la gran noria de Las Vegas. Es gigante y te permitirá ver la ciudad desde lo más alto. Aunque no seas un apasionado de este tipo de atracciones, te lo recomendamos. Si te gusta la adrenalina, no dudes en pasarte por la montaña rusa del Hotel New York. Cuando empiece a caer la noche acércate a Fremont.

Salpicada de algún casino decadente, guarda esa atmósfera auténtica que te conquistará. Como ya sabrás con anterioridad en qué día vas a estar en Las Vegas, te recomendamos consulta los espectáculos previstos ese día en la ciudad. Grandes compañías como el "Circo del Sol" y estrellas mundiales de la música pasan algunas temporadas trabajando aquí. Si lo miras con tiempo, puedes conseguir rebajas importantes en el precio de las entradas. Los que busquen darse el “sí, quiero” están de enhorabuena. Casarte vestido de Marilyn o de Elvis no tiene hora. Lo puedes hacer cuando quieras, aunque, nunca se sabe si por desgracia o por fortuna, no tiene validez oficial. Alojamiento en Las Vegas.

DÍA 17 · LAS VEGAS - DESIERTO DE MOJAVE - LOS ÁNGELES

Prepárate para un viaje bastante largo (unos 400 kilómetros). Este itinerario ha sido testigo de la filmación de varias películas como la primera parte de "Star Wars", "Arma letal" o "Kill Bill volumen 2". La ciudad de Las Vegas se encuentra localizada en el Desierto de Mojave, así que para salir de ella hay que cruzar este desierto por una autopista de larguísimas rectas. ¡Es toda una experiencia! Conduciremos hacia el norte del desierto para entrar en Death Valley, un valle desértico conocido por ser uno de los lugares más calurosos del mundo. En el camino, dejaremos atrás pequeñas localidades como la de Baker, Yermo y Barstow, y algunos pueblos fantasma que antiguamente se dedicaban a la minería. Prácticamente no existe rastro de la "Ruta 66" durante todo este trayecto.

Tan sólo en la población de Oro Grande, tierra de antiguas minas de oro, y en Victorville quedan algún legado de la ruta histórica. En la ciudad puedes visitar el California Route 66 Museum (abierto de 10.00h a 16.00h, excepto martes y miércoles) dedicado a la popular ruta. Salimos de Victorville para poner rumbo a Los Ángeles. Alojamiento en Los Ángeles.

(8)

DÍA 18 · LOS ÁNGELES

Los Ángeles es la ciudad más grande de California y una de las metrópolis más importantes de América. Incluye la capital de la provincia, así como la ciudad de Long Beach, Santa Mónica, West Hollywood, Beverly Hills y Malibu. Todo te resultará familiar y empezarás a asimilar que has llegado a una ciudad que conoces por las películas. El edificio del ayuntamiento, por ejemplo, es uno de los lugares más famosos de todo Los Ángeles por haber sido la sede -entre otros- del “Daily Planet”, el periódico donde trabajaba Superman. Muy cerca de aquí se encuentran la catedral y el Walt Disney Concert Hall, un edificio espectacular. A tan solo 5 minutos de aquí, encontrarás dos de los barrios más emblemáticos de Los Ángeles: Chinatown y Little Tokyo. Te permitirán pasar de Estados Unidos a China y a Japón en un abrir y cerrar de ojos. Recorre a pie el paseo de la fama y busca la estrella en honor a tu actriz o actor favorito, pero mantén los ojos bien abiertos porque tienes muchas probabilidades de cruzártelo en carne y hueso a lo largo del día. Desde aquí, puedes desplazarte hasta Beverly Hills. Aunque antes de llegar al barrio más lujoso de la ciudad puedes parar en Sunset Strip a hacer algunas compras porque te viene de camino. Si eres fan de “Pretty Woman”, muy cerca de aquí, en el 9500 de Wilshire Blvd, se encuentra el hotel donde compartieron habitación Julia Roberts y Richard Gere. Alojamiento en Los Ángeles.

DÍA 19 · LOS ÁNGELES - MALIBÚ - SANTA BÁRBARA - PISMO BEACH

Hoy pasaremos por Malibú, donde residen muchos famosos americanos y se encuentran magníficas playas.

Ponemos rumbo a Santa Bárbara, conocida como la "Riviera de California" por sus bellísimas playas y sus aguas resguardadas que ofrecen un ambiente ideal para nadar, andar en bote o tomar sol. Disfruta del encantador ambiente de la ciudad mientras te diriges al Palacio de Justicia. Es una visita muy interesante tanto por su arquitectura como por las vistas que ofrece de la ciudad. A la hora de comer, el mejor lugar para degustar un marisco excepcional, fresco y a buen precio es el muelle de Stearns. Salida hacia Pismo Beach, que tiene unas playas fantásticas y es un lugar ideal para ver la migración de aves. Aprovecha para descansar y disfrutar del paisaje. Alojamiento en Pismo Beach.

DÍA 20 · PISMO BEACH - CARMEL - MONTEREY - SAN FRANCISCO

Conducimos hasta Carmel, un pequeño pueblo costero conocido por sus playas, naturaleza y la Misión de San Carlos Borromeo de Carmelo, una parroquia católica del siglo XVIII. Salida hacia la hermosa y pintoresca Monterey. A tu llegada, dirígete a Cannery Row, en el centro de la ciudad, donde podrás comer algo y pasear por la principal calle comercial de Monterey. Salida hacia San Francisco, capital cultural del oeste americano que tiene las bahías más bellas del mundo. Puedes empezar yendo al centro financiero y fotografiando el edificio de la Pirámide

Transamericana desde todos sus ángulos. Desde allí, puedes ir caminando hacia el puerto y comenzar la visita a los

‘piers’. Hay 40 y el más interesante es el 39, donde se ha instalado una colonia de leones marinos que toman el sol ajenos a que centenares de turistas esperan cualquier cambio de postura para disparar sus cámaras. Desde los embarcaderos salen barcos hacia Alcatraz, una de las excursiones más famosas de la ciudad. Tanto si te embarcas como sino, alrededor del ‘pier’ 39 está uno de los barrios más animados de la ciudad: el Fisherman’s Wharf. Es el antiguo barrio de pescadores que se ha reconvertido y ahora es un reclamo para lugareños y turistas que buscan buen ambiente y diversión. Puedes comer por aquí y dedicar la tarde a 3 barrios: el barrio hippie de Haight-Ashbur, el de Castro y el de Misión. Los tres son muy diferentes entre sí, pero cada uno te enamorará. Para acabar bien el día puedes ver cómo se hace el cambio de agujas de los tranvías en las paradas de Hyde o de Powell y puedes bajar con el coche por Lombard Street, una de las calles más empinadas del mundo. Sortearás ferraris, mansiones y famosos, así que conduce con calma y ¡cuidado con el vértigo! Durante todo el día disfrutarás de fabulosas estampas, excelentes restaurantes y un ambiente chic y genuino que han convertido a la ciudad en uno de los enclaves más fascinantes del planeta. Alojamiento en San Francisco.

(9)

DÍA 21 · SAN FRANCISCO - SAUSALITO - SONOMA - NAPA - SAN FRANCISCO

Hoy seguiremos explorando los encantos de San Francisco. Lo debiste echar en falta ayer y aquí lo tienes: el puente de Golden Gate. Se puede cruzar a pie, en bicicleta o en coche. Nosotros te sugerimos que lo hagas con tu vehículo porque así podrás desplazarte hacia lo que hay más allá del puente. El puente lo habrás visto en el cine decenas de veces, pero aún así te seguirá impresionando. Como información, mide 1.970 metros de longitud colgante, cuenta con tres carriles para cada sentido y dispone de dos pilones de 227 metros de altura. Es la única manera de salir de San Francisco por el norte, donde se encuentra nuestra siguiente parada. Sausalito es una ciudad pequeña, pero encantadora y su reclamo son las más de 400 casas flotantes con las que cuenta. Las vistas desde aquí son increíbles, así que deja el coche aparcado y pasea tanto como quieras. Un poco más al norte de Sausalito se encuentra el Point Reyes National Seashore, que ofrece un espectáculo único, el avistamiento de las ballenas que migran hacia Alaska, la mayor colonia de focas de toda la costa californiana y la presencia de elefantes marinos, uno de los animales más difíciles de ver en libertad. Si eres amante del buen vino y el turismo enológico, te

recomendamos seguir en Ruta. A una hora al norte de Sausalito -101 y 121- se encuentran Sonoma y Napa, con kilómetros y kilómetros de viñedos californianos esperando ansiosos vuestra visita. Hay bodegas que organizan catas y recorridos por sus instalaciones. Te recomendamos que escojas la que quieras antes de ir porque posiblemente tengas que reservar plaza con antelación. De vuelta a San Francisco, puedes bordear la ciudad y regresar por las universidades de Berkeley y de Oakland. Berkeley es la cuna de los hippies, de las camisetas con mensaje y de los fumadores de marihuana que llevan abogando por el amor libre desde los años 60. Hay lugares donde practicar yoga por la voluntad, mercados ecológicos... La visita a la universidad es obligada, igual que en Oakland, a tan solo 10 minutos por la Martin Luther King Junior Avenue. Oakland más que hippie, podría calificarse como "hipster". Es una ciudad moderna y muy divertida. El hecho de contar con unos alquileres mucho más bajos que los de San Francisco ha favorecido que alguno de los mejores cocineros se hayan trasladado hasta aquí. Por tanto, si hay un lugar para comer bien ese es Oakland. La primera parada puede ser Jack London Square. Aquí te darás cuenta de que ese ambiente canalla y bohemio de la ciudad se refleja a la perfección aquí. Mirando al mar, a la bahía de San Francisco, disfrutarás de una buena copa de vino californiano, en auge en la última década. Puedes acabar tu visita recorriendo la vieja Oakland, la de herencia victoriana, la del ambiente más relajado y abierto, donde verás a los vecinos del barrio compartiendo mesa y mantel en cenas vecinales o librerías sin ánimo de lucro. Dependiendo del embrujo que haya provocado en ti Oakland, tendrás tiempo de ver atardecer en el faro de Point Bonita, dentro del Parque Marin Headlands. Si llegas a tiempo y te animas, piensa que tendrás la oportunidad de volver a cruzar el Golden Gate de nuevo. Otra opción es subir a las montañas Twin Peaks, contemplar unas vistas únicas de la ciudad y bajar a cenar a San Francisco. Alojamiento en San Francisco.

DÍA 22 · SAN FRANCISCO - CIUDAD DE ORIGEN

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Noche a bordo.

DÍA 23 · CIUDAD DE ORIGEN

Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Tu viaje incluye

Tu viaje incluye

Vuelo de ida y vuelta.

Estancia en el hotel seleccionado en Nueva York.

Régimen seleccionado en Nueva York.

Estancia en el hotel seleccionado en Washington DC.

Régimen seleccionado en Washington DC.

Estancia en el hotel seleccionado en Cataratas Del Niágara.

Régimen seleccionado en Cataratas Del Niágara.

Estancia en el hotel seleccionado en Detroit - Mi.

Régimen seleccionado en Detroit - Mi.

Estancia en el hotel seleccionado en Chicago.

Régimen seleccionado en Chicago.

(10)

Estancia en el hotel seleccionado en Sioux City - Ia.

Régimen seleccionado en Sioux City - Ia.

Estancia en el hotel seleccionado en Deadwood - Sd.

Régimen seleccionado en Deadwood - Sd.

Estancia en el hotel seleccionado en Cody - Wy.

Régimen seleccionado en Cody - Wy.

Estancia en el hotel seleccionado en Yellowstone - Wy.

Régimen seleccionado en Yellowstone - Wy.

Estancia en el hotel seleccionado en Salt Lake City - Ut.

Régimen seleccionado en Salt Lake City - Ut.

Estancia en el hotel seleccionado en Parque Nacional del Cañón Bryce.

Régimen seleccionado en Parque Nacional del Cañón Bryce.

Estancia en el hotel seleccionado en Flagstaff - Az.

Régimen seleccionado en Flagstaff - Az.

Estancia en el hotel seleccionado en Las Vegas.

Régimen seleccionado en Las Vegas.

Estancia en el hotel seleccionado en Los Ángeles.

Régimen seleccionado en Los Ángeles.

Estancia en el hotel seleccionado en Pismo Beach - Ca.

Régimen seleccionado en Pismo Beach - Ca.

Estancia en el hotel seleccionado en San Francisco.

Régimen seleccionado en San Francisco.

Coche de alquiler.

Seguro de viaje.

Importe del suplemento por recogida y devolución del vehículo en diferente oficina.

- Las propinas en Estados Unidos (EE.UU.) son una práctica habitual.

- Generalmente en Estados Unidos (EE.UU.) la acomodación en habitaciones triples es en dos camas dobles o una cama doble y una individual y la acomodación en cuádruple es en dos camas dobles.

- Conducir por EEUU: 1.Adelantar por la derecha no sólo es legal sino que lo hace todo el mundo y, cuanto antes dejen de intimidarte las vías de más de cinco carriles por sentido de la marcha, mejor. 2.Es legal (y obligatorio) girar a la derecha con el semáforo en rojo cuando haya una señal que lo indique. 3.con respecto al aparcamiento, asegúrate de a qué horas se puede y no se puede dejar el coche allí, no aparques nunca delante de una boca de incendios (aunque no haya ninguna señal que lo prohíba expresamente). Si hay marcas pintadas en el suelo para delimitar las plazas de aparcamiento, deja el coche justo en medio de ellas, por enorme que te parezca el hueco. Sé especialmente

cuidadoso en el centro de las grandes ciudades y no te pases ni un minuto de la hora que pone en tu parquímetro (fíjate antes de pagar porque hay días de las semanas u horas en las que no es necesario poner dinero). 4.Cuidado con los peajes. Pueden indicarse con las palabras toll o turnpike y suelen no estar bloqueados con una barrera, con lo cual es posible acabar saltándoselos sin darse mucha cuenta y recibir la multa unas semanas más tarde. No

conduzcas en los carriles indicados como solo para “Fastrak” y lleva dinero en efectivo porque algunos peajes sólo se pueden pagar de esta forma. 5.A no ser que quieras una multa y una conversación incómoda con un oficial de la Highway Patrol, es mejor que no circules a más de 5 ó 10 millas por encima del máximo de velocidad permitido para la vía. Si a pesar de todo la Policía acaba parándote, mantén las manos en el volante y a la vista en todo momento y ni se te ocurra hacerte el graciosillo. 6.Te aconsejamos contratar servicios de asistencia en carretera y un GPS.

- Consultar la documentación necesaria para entrar al país.

Notas importantes

Tu viaje no incluye

Resort fee Nueva York.

Autorización Electrónica (ESTA/ETA) para entrar en Estados Unidos (EE.UU.).

Autorización Electrónica (ESTA/ETA) para entrar en Canadá.

Resort fee Las Vegas.

Posible pago de peajes.

(11)

- Es obligatorio llevar pasaporte para la visita al Cementerio de Arlington.

- Las propinas en Canadá son una práctica habitual.

- Generalmente en Canadá la acomodación en habitaciones triples es en dos camas dobles o una cama doble y una individual y la acomodación en cuádruple es en dos camas dobles.

- Casi todos los Parques Nacionales tienen un centro de información para visitantes con guardabosques muy amigables y amables, siempre dispuestos a hacer todo lo posible para que los turistas disfruten de la visita. La mayoría de los parques tienen rutas, trechos para recorrer a pie, estacionamientos, baños, quioscos, restaurantes, recorridos guiados, recorridos en mula o a caballo y disertaciones educacionales. El Servicio de Parques Nacionales mantiene una importante página de web que ofrece muy buena información sobre sus parques: www.nps.gov. Es recomendable comprar el "Pase Anual" - Coste $80 - a partir de la visita a dos o más parques nacionales (la entrada a un parque nacional con coche suele costar unos 35$). Este pase es válido durante un año desde de la fecha de compra. En los parques que cobran una tarifa por vehículo, cubre al dueño del pase y a los pasajeros que lo acompañan en un vehículo privado. En los parques que cobran tarifas por persona, cubre al dueño del pase y a tres pasajeros más (niños menores de 16 años tienen entrada gratuita). Para más información sobre los Pases para Parques Nacionales, visita www.nps.gov/fees_passes.htm. Este pase puede adquirirse en la misma entrada de un montón de parques naturales americanos, concretamente https://store.usgs.gov/s3fs-public/PassIssuanceList.pdf o podéis comprarlo online a través de https://store.usgs.gov/pass. Dentro del recorrido típico de la costa oeste, hay varios parques míticos, que todos queremos visitar, y que no están incluidos en este pase, tales como Antelope Canyon y Monument Valley para los que la entrada se paga aparte.

- Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

- La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

- Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

- Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.

- Debes informar a la recogida del vehículo que vas a cruzar la frontera. A veces es necesaria una autorización para circular por determinados países o zonas/estados (como es el caso de EEUU y Canadá). Según las condiciones recogidas en el contrato de alquiler y la compañía contratada, puede llevar un suplemento a pagar en la oficina de destino.

Figure

Updating...

References