• No se han encontrado resultados

Sobre la competitividad del S.A.LA.E.:

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2022

Share "Sobre la competitividad del S.A.LA.E.:"

Copied!
10
0
0

Texto completo

(1)

CUARTA PARTE: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

4.1. A MODO DE RESUMEN Y CONCLUSIONES Sobre la evolución histórica del S.A.I.A.E.

1) El cultivo del algodón data en España de la época musul- mana (siglo IX). El desarrollo del S.A.I.A.E. se ha visto influen- ciado por diferentes factores que han condicionado de una mane- ra u otra su funcionamiento. Estos factores son, es estos momentos y por orden de importancia, los siguientes:

a) El lugar de España en el contexto internacional.

b) La integración de nuestro país en la Unión Europea.

c) La coyuntura socio-económica y política del Estado.

d) Las políticas económicas y comerciales adoptadas, tanto la interior como la exterior, en el seno de la Unión Europea.

e) La acción de los diferentes agentes económicos en relación con estas políticas.

f) Los precios de los factores de producción.

g) Los precios percibidos por los agricultores por los produc- tos concurrentes.

h) La evolución de los salarios y del coste de la vida.

Sobre el nivel de producción de semillas seleccionadas:

2) La semilla empleada por el agricultor español es alrededor de un 50% R-1, y otra 50% de la categoría R-2. EI 75% de la semi- lla R-1 es de producción norteamericana.

(2)

3) En el subsistema de producción de semillas coexisten cinco subsistemas horizontales del "amorct" al "aval"; éstos son:

a) Investigación sobre nuevas variedades, y divulgación de las mismas.

b) Producción de semillas para siembra.

c) Importación y distribución de semillas R-1.

d) Producción de semilla R-2, por empresas cuya principal actividad es la desmotación de algodón.

e) Distribución de semillas a los agricultores.

4) La investigación y obtención de variedades por parte de la administración pública española, que podría contribuir a mitigar esta dependencia exterior no ha gozado de suficiente respaldo normativo para su desarrollo. Lo que ha traído consigo que estas variedades no hayan sido adoptadas masivamente por los agricul- tores y prosiga nuestra dependencia exterior en este subsistema.

5) Existen importantes barreras de acceso a la producción y la distribución de semillas R-1, lo cual entraña una gran dependencia del material vegetal norteamericano.

6) La actividad de producción de semilla del algodonero es rentable, a la vista de los márgenes y costes que poseen. Sin embargo, es necesario tener en cuenta los stocks invendidos de un año al otro, que son difíciles de evaluar pero que en todo caso entrañan un coste adicional para las empresas productoras.

7) Los precios abonados por el agricultor por la semilla de siembra del algodón en España son de los más altos del mundo.

Sobre el cultivo del algodón

8) El cultivo del algodón en España, se localiza en las regiones más cálidas de España: Andalucía (más del 90% de la superficie), Extremadura, Comunidad Valenciana y Murcia. Todas estas regio- nes (salvo la valenciana) son para la U.E. zonas desfavorecidas (del Objetivo n° 1) para aplicación de los Fondos Estructurales.

9) El cultivo tiene una gran importancia en los regadíos andalu- ces. El algodonero representó el 18% de las 450.000 ha. regadas del Valle del Guadalquivir durante el quinquenio 86/90. Como media en el trienio 1990-92 supuso un porcentaje del 5,2% de la produc-

(3)

ción final agrícola andaluza, y de los mayores V.A.B. que genera un solo cultivo agrícola, lo que para la región es muy importante.

10) Los rendimientos en algodón bruto por hectárea han aumentado desde la campaña 1960/61 hasta ahora, como conse- cuencia del progreso tecnológico. Aunque estos rendimientos varían de una forma importante debido a la inestabilidad climá- tica, España es el tercer-cuarto país del mundo en rendimientos más altos de entre los países productores con cierta relevancia.

11) Siguiendo el criterio OTEX de la U.E., las explotaciones algodoneras forman parte de la agricultura general en Andalucía y Extremadura, y tan sólo un 15% de las explotaciones en la zona levantina (Murcia y Alicante) tienen como OTEX dominante la horticultura.

12) Alrededor de un 75% de los productores españoles de algodón cultivan cada año menos de 5 ha. Pero la superficie culti- vada más importante es la comprendida en el estrato de 5 a 25 ha., que representa el 40% del área de siembra de algodón.

13) De la clasificación de cultivos anuales de regadío competi- tivos con el algodón y por estratos de superficie de explotación, en las principales provincias algodoneras de Andalucía, se extrae la siguiente conclusión: las explotaciones menores de 5 ha siembran preferentemente maíz y algodón, mientras que el trigo, el girasol y la remolacha ganan en importancia conforme la superficie media de las explotaciones aumenta.

14) Las explotaciones algodoneras se clasifican en subsistemas verticales de la siguiente forma:

a) Explotaciones artesanales, que tienen relaciones persona- les al "amont" y al "aval", y están representadas por las explotaciones menores de 5 ha.

b) Explotaciones semiindustriales, que poseen relaciones de mercado con el "amont" y el "aval". Bajo este epígrafe se agrupan las explotaciones de 5 a 25 ha., que no participan en una estructura cooperativa.

c) Explotaciones industriales, que ostentan relaciones contrac- tuales de fidelidad o una integración vertical con el "amont"

y el "aval". Son aquéllas cuyo tamaño supera las 25 Has.

15) E1 agricultor algodonero español posee como caracte- rísticas más importantes su edad avanzada y su baja formación

(4)

profesional agraria, aunque sí tiene un conocimiento importan- te del cultivo del algodón, obtenido por muchos años de prácti- ca y en parte, a través de asesoramiento técnico.

16) La mitad de los agricultores pertenecen a una entidad asocia- tiva agraria, la mayor parte de estas asociaciones tienen como funcióñ comprar al "amont" al nivel de producción. Sólamente cinco coope- rativas, las cuales reúnen el 14'3% de la producción total, cumplen funciones al "aval" de la producción algodonera, Ilegando hasta la comercialización de los productos finales del desmotado del algodón.

17) Para los cinco años transcurridos de 1986 a 1990, el algo- dón ha sido el tercer cultivo en rentabilidad media de los cinco grandes cultivos extensivos del regadío extensivo andaluz: trigo, girasol, remolacha, maíz y algodón.

18) El algodón, de los cultivos analizados, es el que tiene más riesgo y necesidades de capital circulante.

19) La remuneración media percibida por el agricultor para el período estudiado de 19886/87-1990/91 es del 18'9% en la explota- ción semi-industrial, y del 9'2% en la explotación industrial.

20) La competitividad de la producción de algodón en España es la más débil de todos los países productores comparados. Los cos- tes de los inputs en España son por el contrario los más elevados.

Sobre la cosecha de algodón:

21) Se ha realizado un gran esfuerzo en su mecanización de la recolección, alcanzándose en Andalucía una tasa superior al 95%

de cosecha mecanizada en las últimas campañas.

22) El S.A.LA.E., al nivel del subsistema de recolección, se caracteriza por:

a) Toda la recolección manual es efectúada en explotaciones que cuentan con menos de 5 ha., y principalmente se hace en Levante y Extremadura.

b) La gran importancia del grupo de cosechadoras pertene- cientes a las explotaciones de tipo semi-industrial, que recolectan más de la mitad dé la cosecha de algodón.

c) Las cosechadoras propiedad de las grandes explotaciones no llegan a recoger la quinta parte del algodón que es producido en ellas.

(5)

d) Las máquinas que pertenecen a las empresas desmotadoras cosechan el 15% de la producción total y trabajan, princi- palmente, en las grandes explotaciones.

23) Las subvenciones a la compra de máquinas cosechadoras han sido un punto clave para alcanzar las cuotas actuales de meca- nización de la cosecha. Estas subvenciones han permitido que la recolección mecanizada tenga un margen de rentabilidad atractivo para los inversores, aunque quizás se haya sobredimensionado actualmente el parque de estas maquinarias. Lo que puede estar gravando las cuentas de explotación de algunos propietarios e industrias desmotadoras.

24) El precio pagado por el agricultor no propietario por la rea- lización de la recolección mecanizada es función del número de cosechadoras disponibles dividido por la superficie a cosechar. A pesar del crecimiento del parque de maquinaria no se crean en este proceso las condiciones de competencia perfecta a la hora de fija- ción del precio a abonar por la recolección mecánica.

25) El período de recolección comienza generalmente el 25 de Septiembre y dura, en un año de cosecha media, en torno a los trein- ta días efectivos, en razón de la capacidad del parque de cosechado- ras. La climatología otoñal es un elemento importante a la hora de poder dar por concluida la recolección.

Sobre la industria de desmotación

26) Todas las empresas son clasificadas en el subsistema indus- trial. De las veinticinco empresas existentes sólo cuatro tienen otra actividad como principal. Existe, pues, una gran especialización de las industrias en la actividad de desmotación.

27) Las grandes empresas de desmotación compran una parte importante del total (un 40%) de sus compras en almace- nes exteriores a sus factorías.

28) La capacidad de desmotación está en la actualidad sobredimensionada en relación a la oferta de algodón bruto, lo que trae consigo una gran concurrencia entre ellas a la hora de contratar materia prima y una caída en la rentabilidad de las fábricas desmotadoras.

(6)

29) Las empresas desmotadoras se han clasificado en el trabajo según su relación con el capital. Las habría de cuatro clases: las coo- perativas (con una cuota de130% de la cosecha), las empresas fami- liares-comerciales (37'75%), empresas capitalistas (20'37%) y una empresa pública (11'63%), aunque esta última ha sido privatizada posteriormente a la clasificación realizada en este estudio.

30) El precio percibido por el agricultor por su algodón bruto depende de:

a) La norma comunitaria de campaña, que consiste en la apli- cación de una reducción del 1% del precio objetivo al pre- cio mínimo para cada 15.000 tm que se sobrepasan las 752.000 fijadas como Cantidad Máxima Garantizada (cam- paña 1990/91). No obstante, la reducción del precio mínimo anual para cada campaña no podrá ser superior al 15%.

En la campaña 1.992/93 la C.M.G. ha pasado a ser de 701.000, equivalente en calidad y calidad a la anterior.

b) La calidad del algodón bruto, lo que acarrea penalizaciones y bonificaciones en el mismo en función de las diferentes variables que determinan la calidad del algodón.

c) Las empresas de desmotación, que siguen el juego de la libre competencia, pudiendo en ocasiones primar la mer- cancía a fin de asegurarse una cuota de producción, ya que, en numerosas campañas, es escasa para su capacidad de desmotación, individualmente y en el conjunto de todas ellas.

d) Los pluses de las empresas de desmotación, que deben obligatoriamente pagar una prima de transporte al agri- cultor, por llevar su algodón a la factoría o centro de recepción, y que es abonada en función de la distancia.

31) La comercialización de la fibra a las hilaturas se efectúa por comisionistas en origen, y por agentes comerciantes multi- nacionales, que son los que dominan el mercado de la fibra.

32) El destino principal de la semilla de algodón no reem- pleada en siembra es la alimentación de ganado bovino. Los

tipos de compradores de grano son: ,

a) Grandes almacenistas que actúan entre empresas de des- motación y ganaderos. Pertenecen al subsistema indus- trial y representan el 75% del total comercializado.

(7)

b) Grandes cooperativas de bovino lechero que pertenecen al subsistema industrial. Representan el 20%.

c) Pequeños ganaderos en origen. Pertenecen al subsistema artesanal y adquieren el 5% del total comercializado.

33) El beneficio medio calculado de las empresas de des- motación para la campaña 1990/91 fue del 7'6% sobre volu- men de negocios.

Sobre la competitividad del S.A.LA.E.:

34) A la vista de los datos del C.C.I.A., y de los datos españoles, España es, de entre los países productores, el país menos competiti- vo en costes de producción exceptuando Sudáfrica. Si se otorga un índice 100 para los costes de España, todos los países comparados excepto el país sudafricano quedan por debajo del 65%, y la mayor parte se hallarían por debajo del 50%

Sobre la intluencia de la Administración española y comunitaria:

35) La Administración juega un papel fundamental de regula- ción del sistema por la investigación pública, y la aplicación de la política agraria seguida por el S.A.I.A.E.

36) La I+D pública se efectúa principalmente por la Dirección General de Investigación Agraria de la Junta de Andalucía sobre aspectos agronómicos y socioeconómicos. En cuanto a la divulga- ción y difusión tecnológica se desarrolla tanto desde el sector público (Extensión Agraria) como por el sector privado.

37) La P.A.C. es el marco de regulación principal de la oferta algodonera española. Actualmente el sistema penaliza fuertemen- te las sobreproducciones, y trae consigo fuertes oscilaciones del precio de un año al otro. Además, España se halla a merced de las decisiones de producción de los productores griegos quienes, con su incremento de producción tras la adhesión de nuestro país, están provocando una importante reducción de precios por las penalizaciones aplicadas.

(8)

38) El cultivo en España sería imposible sin las ayudas comu- nitarias, puesto que la parte pagada por las industrias desmotado- ras equivalente al precio internacional, sólo cubrió una tercera para de los costes de producción de algodón bruto en la campaña 1990/91.

39) La producción norteamericana de algodón está también fuertemente subvencionada. Por ello ha sido posible que las ayu- das para el cultivo no sean de momento reducidas en el seno del GATT, ante los intereses norteamericanos en mantener las ayudas a sus agricultores. Por otro lado, dada la importancia del algodón para numerosos países en vías de desarrollo, entre ellos los que pertenecen a la Convención de Lomé, es bastante improbable que se asista a un aumento de la C.M.G., como demandan las Organizaciones (Españolas) Productoras de Algodón.

Ahora la lucha en la U.E. parece centrarse en diferenciar la cuota asignada a España de la correspondiente a Grecia o, al menos, que en este país se realice un mejor control de su cantidad producida.

41) El futuro del cultivo en España queda, pues, condicionado por la regulación de la P.A.C. sobre los cultivos competitivos con el algodón, y la establecida (o por establecer) sobre él mismo. En los cinco primeros años que siguen en cuanto a la cantidad máxi- ma garantizada, y el régimen de ayudas (hasta la campaña 1995/96), y desde la campaña 1999/2000 en el marco de la renova- ción de los acuerdos del GATT.

En definitiva, se ha intentado dar respuesta las nueve hipótesis planteadas en la introducción de este trabajo y a las que, sinteti- zando se podría responder de la siguiente manera:

Hipótesis 1: En el cultivo del algodón es posible aún alcanzar una mejora de los rendimientos (mediante la mejora vegetal así como la productividad de otros factores de producción, entre ellos el agua de riego y una mejora de la fertilización). En esto puede desempeñar una función importante el fomento de la I+D y la trans- ferencia de tecnología, tanto del sector público (hasta ahora el fun- damental), como la del sector privado.

Hipótesis 2: Con ello se podrá conseguir una reducción de los costes de producción y asegurar así una mayor rentabilidad al cul- tivo.

(9)

Hipótesis 3: Es necesario mantener la producción de algodón, (cultivo y primera transformación), por su importancia social y económica, dado que las zonas en que se ubica son de las más pobres de Grecia y España (más del 95% en comarcas dentro del objetivo n° 1), y en donde hay pocas alternativas para reemplazar- lo (p. ej. en las Marismas por la salinidad de sus suelos). Los ingre- sos en el S.A.I.A.E. se elevaron a 35.000 millones.

Hipótesis 4: La aplicación de la normativa de la PAC, aplicán- dole tasa de corresponsabilidad por sobrepasar la cantidad máxi- ma garantizada atribuída a España y Grecia, y a causa del incre- mento de ésta ha gravitado sobre la rentabilidad del algodón nacional en los últimos años, amenazando su supervivencia por la disminución de los precios percibidos por los agricultores.

Recientemente (en 1995) se ha separado la cantidad máxima garantizada a España de la que se le asigna a Grecia.

Hipótesis 5: Continuaremos hasta el año 2000 con precios bajos al algodón en los mercados mundiales, lo que exige a la U.E.

mantener su política de ayuda a la producción para compensar los precios internos de la fibra (ya no del algodón bruto) respecto a las cotizaciones vigentes en el mercado internacional a fin de asegurar esta producción, incluso por razones estratégicas sólo produce un 23% de su consumo.

Hipótesis 6: Continúa existiendo en el entorno internacional una actuación oligopolística de grandes multinacionales, fijadoras de los precios y de las estrategias y condiciones de los mercados internacionales de la fibra de algodón.

Hipótesis 7: No puede considerarse óptima la labor desarrolla- da por la investigación, la experimentación, la transferencia de tec- nología y la divulgación de nuestro país puesta al servicio del S.A.I.A.E., y tanto la del sector público como desde el sector pri- vado. Lo anterior atañe más a la cantidad de los recursos asigna- dos que a la calidad de los mismos.

Hipótesis 8: Como ya se ha dicho, para que el S.A.I.A.E. pueda mantenerse y reproducirse, será necesario incrementar su compe- titividad y posiblemente durante largo tiempo, continuar con la ayuda compensatoria a la producción interna frente a unos costes de producción en otros países que son inferiores. Como queda dicho, una mejora del sistema de I+D.

(10)

Hipótesis 9: Se han descrito las diferentes ópticas y estra- tegias de los agentes intervinientes en los varios subsistemas que pueden distinguirse en el S.A.I.A.E. Su mejor articulación y vertebración podrá lograrse posiblemente a través de la constitución de una interprofesional que pueda desempeñar un rol protagonista en la mejora y promoción del algodón nacional tanto técnica como mercantilmente ante la U.E. Un buen futuro para él sin duda es también positivo para la eco- nomía de una gran cantidad de comarcas deprimidas del Sur de España.

4.2. RECOMENDACIONES

1) Conviene continuar la I+D desarrollada por la Administración, pero es necesario una modernización de los ser- vicios de divulgación para que los resultados lleguen más rápida- mente a los agricultores. Es de vital importancia el manteni- miento de la Red Andaluza de Experimentación Agraria y las ATRIAS del algodón, y procurar recuperar la labor de la divul- gación que muchas agencias de extensión agraria venían efec- tuando.

2) Para que la investigación pública en materia de variedades sea efectiva es necesario poner en marcha un mecanismo que per- mita a la Administración ofrecer sus nuevas variedades a las empresas de semillas en exclusividad. Si no, las compañías priva- das continuarán manifestando poco interés en desarrollarlas y comercializarlas.

3) En España, en materia de semillas de siembra, es aún posible reducir los costes de producción, para ofrecer a los agri- cultores un producto de calidad al menos igual al ofertado a los productores americanos.

4) Sería necesario que las cooperativas de agricultores reali- zasen directamente importaciones, para que los precios de las semillas de importación pueden reducirse.

5) Los desmotadores y la Administración deberían fomentar el empleo de variedades de alta calidad y rendimiento en fibra, por medio de primas a los agricultores. Con ello se seguiría mante-

Referencias

Documento similar

If certification of devices under the MDR has not been finalised before expiry of the Directive’s certificate, and where the device does not present an unacceptable risk to health

Where possible, the EU IG and more specifically the data fields and associated business rules present in Chapter 2 –Data elements for the electronic submission of information

The 'On-boarding of users to Substance, Product, Organisation and Referentials (SPOR) data services' document must be considered the reference guidance, as this document includes the

In medicinal products containing more than one manufactured item (e.g., contraceptive having different strengths and fixed dose combination as part of the same medicinal

Products Management Services (PMS) - Implementation of International Organization for Standardization (ISO) standards for the identification of medicinal products (IDMP) in

Products Management Services (PMS) - Implementation of International Organization for Standardization (ISO) standards for the identification of medicinal products (IDMP) in

This section provides guidance with examples on encoding medicinal product packaging information, together with the relationship between Pack Size, Package Item (container)

Package Item (Container) Type : Vial (100000073563) Quantity Operator: equal to (100000000049) Package Item (Container) Quantity : 1 Material : Glass type I (200000003204)