Roj: STS 327/ ECLI:ES:TS:2020:327

Texto completo

(1)

Roj: STS 327/2020 - ECLI:ES:TS:2020:327

Id Cendoj:28079140012020100043

Órgano:Tribunal Supremo. Sala de lo Social Sede:Madrid

Sección:1

Fecha:29/01/2020 Nº de Recurso:3598/2017 Nº de Resolución:83/2020

Procedimiento:Recurso de casación para la unificación de doctrina Ponente:ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER

Tipo de Resolución:Sentencia

Resoluciones del caso:STSJ GAL 4859/2017, STS 327/2020

UNIFICACIÓN DOCTRINA núm.: 3598/2017 Ponente: Excmo. Sr. D. Ángel Blasco Pellicer

Letrado de la Administración de Justicia: Ilmo. Sr. D. Santiago Rivera Jiménez TRIBUNAL SUPREMO

Sala de lo Social

Sentencia núm. 83/2020 Excmos. Sres. y Excmas. Sras.

Dª. María Luisa Segoviano Astaburuaga Dª. Rosa María Virolés Piñol

D. Ángel Blasco Pellicer D. Sebastián Moralo Gallego Dª. María Luz García Paredes En Madrid, a 29 de enero de 2020.

Esta Sala ha visto el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por D. Mario , representado por el procurador D. José Antonio Castro Bugallo, bajo la dirección letrada de D. Matías Movilla García, contra la sentencia dictada el 7 de julio de 2017 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de La Coruña, en el recurso de suplicación núm. 606/2017, que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 2 de Santiago de Compostela, de fecha 20 de octubre de 2016, recaída en autos núm. 74/2013, seguidos a instancia de D. Mario , frente a Radio Televisión de Galicia, SA, sobre derecho y cantidad.

Ha comparecido en concepto de parte recurrida la Corporación de Radio Televisión de Galicia, SA, representado por el procurador D. Argimiro Vázquez Guillén y bajo la dirección letrada de Dª. Antía Celeiro Muñoz.

Ha sido ponente el Excmo. Sr. D. Ángel Blasco Pellicer.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 20 de octubre de 2016 el Juzgado de lo Social nº 2 de Santiago de Compostela dictó sentencia, en la que se declararon probados los siguientes hechos:

(2)

"PRIMERO.- D. Mario presentó el 11 de marzo de 2011 ante el Decanato de esta ciudad una demanda sobre reconocimiento de derecho y cantidad, que fue turnada al Juzgado de lo Social nº 3 de esta localidad dando lugar a autos nº 331/2011, y en la que, tras hacer las alegaciones de hecho y de derecho que tuvo por oportunas, terminaba solicitando el reconocimiento del derecho a percibir el complemento de nivel por las funciones de superior categoría que viene desarrollando y la condena de la demandada a abonar por dicho concepto 4.036,21 euros por el periodo de 1 de enero de 2009 a 31 de enero de 2011, así como las que se continúen devengando por dicho concepto desde el 1 de febrero de 2011 (doc. nº 2.1 del actor).

SEGUNDO.- En fecha 12/09/2011 recayó sentencia en los anteriores autos cuyos hechos probados fueron los siguientes (doc. nº 3.1 del actor):

PRIMERO: El actor, D. Mario , viene prestando servicios para la empresa Radio Televisión de Galicia S.A. como trabajador fijo con una antigüedad desde el 15 de abril de 1985, con la categoría de Locutor Radio (nivel 2) y un salario prorrata mensual de 3.356,31 euros al mes.

El salario base percibido por el demandante en el año 2009 fue de 1.700,66 euros, en el año 2010 1.705,80 euros hasta el mes de junio de 2010 y a partir del mes de junio de 2010 1.620,51 euros.

SEGUNDO: El actor en el desarrollo de sus funciones realiza tareas de redacción, lectura, guionización, busca de fuentes informativas, contextualización, improvisación en directo, retransmisión, preparación de entrevistas y participa puntualmente en los informativos a requerimiento de los distintos responsables.

Dirige un programa, el cual locuta, redacta al completo el guión del programa, incluyendo noticias, respecto de las que busca fuentes informativas y las contrasta, ilustra el mismo, incluso con música y voces de otros compañeros locutores, dirigiendo la tarea de los técnicos que participan en ilustrar el programa.

Según certificado de 5 de mayo de 1998 del director del Departamento de RRHH de la empresa demandada, el actor desarrolla funciones periodísticas en el Servicio de Programas e informativos de la RTG SA.

TERCERO: Al trabajador le es de aplicación el convenio colectivo de la Compañía de Radio-Televisión de Galicia y de sus sociedades, en el que se reconoce como dos categorías diferenciadas la de redactor (nivel económico 1) y la de locutor radio (nivel 2). En dicho convenio no se delimitan las funciones de una y otra.

CUARTO: En la convocatoria de oposiciones en la empresa demandada, que tuvo lugar en el año 1992, publicada en el DOG de 7 de enero de 1992, se definía la categoría de redactor de la siguiente forma: "Ten completo dominio oral e escrito do idioma galego e elabora a información para TVG SA, para RTG SA ou para as publicacións e traballos propios da CRTVG, ou para programas nas fases de preparación, busca e redacción. E responsable das fontes de información e mála da avaliación e orientación dos contados. Propón a ilustración e a montaxe das súas informacións ou guións. 0 redactor pode asumi-la dirección do equipo técnico necesario para a recollida e elaboración da información". Se exigía como nivel de formación licenciado en ciencias de la información, rama periodismo.

La categoría de locutor de radio se definía de la siguiente forma: "ten dominio oral e escrito do idioma galego, calidade de voz, perfecta dicción e sentido expresivo. Comunica oralmente mediante a lectura dun texto. Ores contados informativos e literarios e pode, se e o caso, presentar emisión en espacios radiofónicos, reportaxes e transmisións. Elabora os documentos necesarios para desenvolve-lo seu traballo". Se exige como nivel de formación bachillerato superior y experiencia acreditada de dos años en puesto similar.

QUINTO: En la Resolución de 25 de enero de 2011, publicada en DOG de 2 de febrero de 2011, por la que se convoca un proceso extraordinario de consolidación de empleo para la provisión de vacantes por personal laboral fijo, no se definen las categorías, Si bien en el anexo IV se exige como requisitos para la categoría de redactor son titulado superior en ciencias de la información, rama periodismo o en periodismo y para la de locutor de radio son titulado superior en ciencias de la información, rama periodismo o en periodismo o tenor el bachillerato más dos años de experiencia en la misma categoría o categoría similar. Se consideran en dicha resolución las categorías de redactor y locutor de radio como similares.

SEXTO: El trabajador de la empresa demandada, D. Santos , con categoría de auxiliar de redacción, cobra un complemento retributivo al nivel económico 1 por acuerdo alcanzado con la empresa demandada. Realiza funciones tales como redactar la noticia, buscar fuentes y contrastarlas, no tiene la licenciatura en ciencias de la información o periodismo.

SÉPTIMO: Por laudo de 31 de marzo de 2011 se acuerda en relación con el proceso electoral seguido en la empresa Radio Televisión de Galicia SA que en la mesa de Técnicos y administrativos deben estar incluidos los locutores de radio.

(3)

OCTAVO: El demandante no está en posesión del título de licenciado en ciencias de la información, ni en periodismo.

NOVENO: El 10 de marzo de 2011 se celebra el preceptivo acto de conciliación ante el SMAC en virtud de papeleta presentada el 25 de febrero de 2011 con el resultado de finalizada sin avenencia.

TERCERO.- El tenor literal del fallo fue el que sigue (dco. nº 3.1 del actor):

Que debo estimar y ESTIMO la demanda formulada por D. Mario contra Compañía de Radio Televisión de Galicia y su sociedad Radio Televisión de Galicia S.A. y en consecuencia se acuerda:

Reconocer el derecho del actor a percibir de la demandada las diferencias salariales por la realización de tareas propias de la categoría de redactor (nivel 1), superior a la categoría que tiene reconocida de locutor de radio (nivel 2) desde el 1 de enero de 2009 hasta el 31 de mayo de 2011 y en consecuencia condenar a la demandada a que abone al actor por dicho concepto 4.526,81 euros por el periodo indicado.

CUARTO.- Interpuesto recurso de suplicación contra la anterior sentencia por el TSJG se dictó sentencia de fecha 11/06/2014 desestimando el recurso de suplicación confirmando la sentencia de instancia (doc. nº 3.2 del actor y doc. nº 2 de la demandada).

QUINTO.- La misma devino firme (doc. nº 3.3 del actor).

SEXTO.- El actor era el director y presentador del programa "Ríos y Montes" y lo siguió siendo desde el 01/06/2011 hasta el 02/09/2013, fecha en que fue suprimido (doc. nº 4.1 del actor).

SÉPTIMO.- El actor en el desarrollo de sus funciones desde el año 2009 y en concreto desde el 01/06/2011 hasta el 02/09/2013 realizaba tareas de director y presentador del programa, no solo dirigiendo y locutando el mismo sino que también llevaba a cabo la redacción, lectura, guionización del programa, incluidas las noticias, búsqueda de fuentes informativas, contextualización e ilustración del programa, improvisación en directo, retransmisión y preparación de entrevistas, contando incluso con música y voces de otros compañeros locutores, dirigiendo la tarea de los técnicos que participan en ilustrar el programa (declaración testifical y doc.

nº 4.2 del actor).

OCTAVO.- Es de aplicación el convenio colectivo de la Compañía de Radio-Televisión de Galicia y de sus sociedades (hecho no controvertido).

NOVENO.- En el convenio de aplicación se reconoce como dos categorías diferenciadas la de redactor (nivel económico 1) y la de locutor radio (nivel 2).

DÉCIMO.- En la convocatoria de oposiciones en la empresa demandada, que tuvo lugar en al año 1992, publicada en el DOG de 7 de enero de 1992, se definía la categoría de redactor de la siguiente forma: "Ten completo dominio oral e escrito do idioma galego e elabora a información para TVG SA, para RTG SA ou para as publicacións e traballos propios da CRTVG, ou para programas nas fases de preparación, busca e redacción. É responsable das fontes de información e mála da avaliación e orientación dos contados. Propón a ilustración e a montaxe das súas informacións ou guións. O redactor pode asumi-la dirección do equipo técnico necesario para a recollida e elaboración da información". Se exigía como nivel de formación licenciado en ciencias de la información, rama periodismo (doc. nº 1 de la demandada).

UNDÉCIMO.- La categoría de locutor de radio se definía de la siguiente forma: "Ten dominio oral e escrito do idioma galego, calidade de voz, perfecta dicción e sentido expresivo. Comunica oralmente mediante a lectura dun texto. Crea contados informativos e literarios e pode, se é o caso, presentar emisión en espacios radiofónicos, reportaxes e transmisións. Elabora os documentos necesarios para desenvolve-lo seu traballo". Se exige como nivel de formación bachillerato superior y experiencia acreditada de dos años en puesto similar (doc. nº 1 de la demandada).

DUODÉCIMO.- En la Resolución de 25 de enero de 2011, publicada en DOG de 2 de febrero de 2011, por la que se convoca un proceso extraordinario de consolidación de empleo para la provisión de vacantes por personal laboral fijo, no se definen las categorías, si bien en el anexo IV se exige como requisitos para la categoría de redactor ser titulado superior en ciencias de la información, rama periodismo o en periodismo y para la de locutor de radio ser titulado superior en ciencias de la información, rama periodismo o en periodismo o tener el bachillerato más dos años de experiencia en la misma categoría o categoría similar. Se consideran en dicha resolución las categorías de redactor y locutor de radio como similares (doc. nº 1 de la demandada).

DECIMOTERCERO.- El demandante no está en posesión del título de licenciado en ciencias de la información, ni en periodismo (declaración testifical).

(4)

DECIMOCUARTO.- El actor como locutor de radio desde el 01/06/2011 al 02/09/2013 percibía un salario base de 1.620,51 euros.

DECIMOQUINTO.- El día 11/01/2013 se celebró el preceptivo acto de conciliación previa ante el SMAC, en virtud de papeleta presentada el día 26/12/2012, el cual terminó con el resultado de sin avenencia (vid certificación del acta de conciliación que obra unida a la demanda)".

En dicha sentencia aparece la siguiente parte dispositiva:

"Que estimando la demanda interpuesta a instancia de D. Mario asistido del Letrado D. Matías Movilla García contra la empresa Compañía de Radio Televisión de Galicia y su sociedad Radio Televisión de Galicia S.A., asistida de la Letrada Sra. Celeiro Muñoz, sobre reconocimiento de derecho y reclamación de cantidad debo condenar y condeno a la demandada a reconocer el derecho del actor a percibir de la demandada las diferencias salariales por la realización de tareas propias de la categoría de redactor (nivel 1) , superior a la categoría que tiene reconocida de locutor de radio (nivel 2) desde el 1 de junio de 2011 hasta el 2 de septiembre de 2013 y en consecuencia condenar a la demandada a que abone al actor por dicho concepto 4.956,31 euros por el período indicado".

SEGUNDO.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por la Corporación de Radio Televisión de Galicia SA ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, la cual dictó sentencia en fecha 7 de julio de 2017, en la que consta el siguiente fallo:

"Estimamos el recurso de suplicación formulado por la Letrada de la CORPORACIÓN RADIO TELEVISIÓN DE GALICIA S.A., contra la sentencia de fecha veinte de octubre de 2016, dictada por el Juzgado de lo Social Dos de Santiago de Compostela , en el 74/13 seguido a instancia de D. Mario , sobre reconocimiento de derecho y reclamación de cantidad, revocamos la expresada resolución, absolviendo a la demandada de la petición deducida en el escrito rector".

TERCERO.- Por la representación de D. Mario se formalizó el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, alegando la contradicción existente entre la sentencia recurrida y la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, en fecha 11 de junio de 2014, recurso nº 3672/2012.

CUARTO.- Por providencia de esta Sala se procedió a admitir a trámite el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, y por diligencia de ordenación se dio traslado del mismo a la parte recurrida para que formalizara su impugnación en el plazo de quince días.

Por la letrada Dª. Antía Celeiro Muñoz, en representación de la parte recurrida, Corporación de Radio Televisión de Galicia, SA, se presentó escrito de impugnación, y por el Ministerio Fiscal se emitió informe en el sentido de considerar que procede la estimación del recurso.

QUINTO.- Instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día 29 de enero de 2020, fecha en que tuvo lugar.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- 1.- La cuestión que ha de resolverse en el presente recurso de casación unificadora consiste en determinar si, para el ejercicio de la actividad de redactor en la televisión pública de Galicia, la exigencia de este ente público de que el trabajador cuente con una titulación específica ha de ser entendida o no como una titulación académica exigida por norma de origen estatal y preceptiva.

2.- La representación del actor Sr. Mario recurre en casación para la unificación de la doctrina la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 7 de julio de 2017, rec. 606/2017. En la misma, consta que el actor venía prestando servicios para Radio Televisión de Galicia, realizando las funciones propias de redactor nivel 1, que se correspondían con una categoría superior a la que tenía reconocida, de locutor de radio nivel 2, circunstancia esta no controvertida y que resultó probada, reclamando por ello las diferencias salariales correspondientes al periodo entre el 1 de junio de 2011 al 2 de septiembre de 2013, en cuantía que asciende a 4.956,31 euros.

La sentencia de instancia estimó la demanda, pero la de suplicación ahora recurrida, estimó el recurso de la empresa y revocó dicha resolución de instancia al considerar que para tener derecho a las retribuciones superiores no basta con el desempeño de las mismas, sino que además es preciso que el trabajador se halle en posesión del título legal que habilita para su realización, que es el título de Licenciado en Ciencias de la Información, rama Periodismo, cosa que no sucede en este caso, siguiendo de esta forma el criterio sentado por la Sala en asuntos anteriores.

(5)

SEGUNDO.- 1.- Para viabilizar su recurso, el trabajador aporta de contraste la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 11 de junio de 2014 (R. 3672/2012), que examinó la misma pretensión, llegando a una solución distinta. En ese caso, el trabajador prestaba servicios para la misma entidad demandada Compañía de Radio Televisión de Galicia y también realizaba las funciones de propias de la categoría de redactor -Nivel 1- de superior categoría a la que tenía reconocida como locutor de radio - Nivel 2-, constando que el actor no tenía, tampoco, el título académico necesario para ejercer las funciones de redactor, en concreto la titulación de Periodismo y que en el convenio colectivo no existe definición alguna de las categorías profesionales, a pesar de tener un convenio colectivo propio. La Sala en este caso confirma el fallo estimatorio de la instancia, confirma la concesión de las diferencias salariales por trabajos de superior categoría y señala que la exigencia de estar en posesión del título de licenciado en Ciencias de la Información no viene impuesta por un título habilitante de origen estatal.

2.- A juicio de la Sala, concurre la contradicción exigida por el artículo 219 LRJS porque en ambos casos los actores ostentan la misma categoría locutor de radio nivel 2, y realizan funciones superiores de redactor nivel 1, sin contar ninguno de los dos con la titulación de Licenciado en Ciencias de la Información, rama periodismo, constando igualmente que, en ambos casos, mediante Resolución de 25 de enero de 2011 la entidad demandada considera que las dos categorías son similares, indicando en el anexo IV que para la categoría de redactor se requiere la titulación superior en Ciencias de la Información (rama periodismo) o Periodismo y para la de locutor de radio la misma titulación o tener el bachillerato más dos años de experiencia en la misma o similar categoría. A pesar de ello, las sentencias comparadas han resuelto de forma diametralmente opuesta, pues mientras la sentencia recurrida ha negado al actor el derecho a percibir las diferencias salariales por trabajos de superior categoría, la referencial ha reconocido ese mismo derecho.

TERCERO.- 1.- Denuncia el recurrente infracción del artículo 39 ET en relación con el artículo 14 CE y diversas sentencias de la Sala que cita, centrándose en reclamar su derecho a retribución por haber realizado funciones de categoría superior, sin que a ello sea obstáculo el no estar en posesión de la titulación requerida, puesto que no existe norma estatal que exija titulación concreta para el desarrollo de las funciones propias de redactor.

2.- El artículo 39.3 ET establece que el trabajador tendrá derecho a la retribución correspondiente a las funciones que efectivamente realice, salvo que sean de un nivel inferior, en cuyo caso, tendrá derecho a las retribuciones de origen. Por tanto, la regla general es que, cuando el trabajador realice funciones superiores a aquellas en las que está clasificado debe percibir las retribuciones correspondientes a las que efectivamente realice; por tanto, para percibir diferencias salariales se requiere que sean distintas las funciones desempeñadas y las de origen. La única razón por la que se podrían denegar las diferencias salariales estribaría en que quien las pretenda no hubiera podido realizar la prestación laboral correspondiente a las funciones superiores por carecer de titulación legalmente exigida. La titulación legalmente exigida resulta ser, por tanto, un impedimento de orden público que imposibilita la realización de funciones sin poseerla y, consecuentemente, el percibo de la oportuna retribución.

Ahora bien, cuando no estamos en presencia de titulación legalmente exigible, sino que la exigencia es meramente convencional o deriva de exigencias unilateralmente impuestas por el empresario, las diferencias salariales sí resultan procedentes. Así se ha pronunciado la Sala en diversas sentencias, tanto cuando la exigencia de titulación es convencional (entre otras muchas, SSTS 18 septiembre 2004, Rcud. 2615/2003, y 10 febrero 2016, Rcud 1846/2014) o cuando deriva de imposiciones empresariales ( STS 17 julio 2018, Rcud.

2672/2017).

En definitiva, tal como ya establecimos en la STS de 3 de noviembre de 2005, Rcud 1516/2003 (en doctrina reiterada por otras posteriores: SSTS de 29 de abril de 2014, Rcud. 1471/2013 y de 9 de marzo de 2016, Rcud.

3193/2014, entre otras) la doctrina sobre realización de funciones superiores sin tener la titulación para ello y el derecho a percibir diferencias por realización de las mismas puede resumirse del siguiente modo: "1) la regla general estatutaria contenida en el artículo 39.3 del ET preceptúa que la atribución a un trabajador de funciones superiores a las propias de la categoría profesional que tiene reconocida, le da derecho a la retribución correspondiente a las funciones que efectivamente realice; 2) La razón por la que se puede denegar estas diferencias retributivas se fundamenta en el hecho de que el trabajador carece de la titularidad para desempeñarlas de conformidad con la legislación estatal imperativa que pudiera ser aplicable; y, 3) a diferencia de lo que ocurre con los títulos habilitantes de origen estatal y preceptivo, las meras exigencias de Convenio no impiden la percepción de los salarios correspondientes a las funciones efectivamente desarrolladas, pues no es un fin público el que requiere tal titulación sino el designio de mantener el nivel cultural y técnico que resulte más adecuado".

3.- La aplicación de la expuesta doctrina lleva a la conclusión de que la doctrina correcta se encuentra en la sentencia de contraste; en efecto, la sentencia recurrida denegó la reclamación de diferencias salariales por

(6)

no estaba en posesión del título específico que habilitaba o capacitaba para su realización. Sin embargo, tal como consta en los hechos probados, la exigencia de titulación venía impuesta, exclusivamente por sendas resoluciones de la propia Radio Televisión de Galicia en dos supuestos: uno referido a la convocatoria de oposiciones y otro a un proceso de consolidación de empleo.

No estamos, por tanto, en presencia de una exigencia legal de orden público respecto de la necesaria titulación para la realización de las funciones propias de reportero, por lo que no constando esta exigencia, rige el criterio reiterado de que las meras exigencias de Convenio o de la propia empresa, que se manifiestan en sus propia decisiones, no impiden la percepción de los salarios correspondientes a las funciones efectivamente desarrolladas, pues no es un fin público el que requiere tal titulación sino el designio de mantener el nivel técnico que a la empleadora le resulte más adecuado, ello sin perjuicio de considerar que fue el propio empresario quien encargó al actor la realización de las funciones que ahora sirven de base para reclamar las diferencias a las que tiene derecho.

Para tener derecho a retribuciones superiores es necesario no sólo que el ejercicio de dichas funciones de categoría superior exceda de modo evidente a las que son atribuidas a su categoría profesional, sino que es preciso que entren en pleno en las asignadas en la categoría superior y es necesaria, además, la perfecta acreditación de que efectivamente se están desempeñando fundamentalmente estas funciones y no parte de las mismas ( STS de 18 de septiembre de 2004, Rcud. 2615/2003), exigencias que han quedado sobradamente acreditadas en este caso.

Tal como dijimos en un supuesto muy similar al que aquí examinamos ( STS de 17 de julio de 2018, Rcud. 2672/2017) "en el supuesto litigioso la exigencia de titulación superior para el desempeño de la categoría profesional de productor en RTVG no tiene su origen en una norma con rango de ley, y ni siquiera en una disposición convencional colectiva, sino en la voluntad unilateral de la empresa, explicitada en las convocatorias para la provisión de plazas fijas, de constreñir el acceso a la referida categoría - que no la realización de las funciones propias de la misma - a quienes ostenten una concreta titulación, exigencia que no puede excluir la aplicación de lo dispuesto en el artículo 39.4 ET que positiviza el principio de adecuación entre la función desempeñada y las retribuciones que corresponden a tales trabajos, así como en el propio art. 44.1.5 del convenio colectivo de empresa a tenor del cual el trabajador tiene derecho a la retribución correspondiente a las funciones que efectivamente realiza, sin establecer salvedad alguna en razón del nivel educativo".

CUARTO.- De conformidad con lo informado por el Ministerio Fiscal, Debe casarse y anularse la sentencia recurrida y resolverse el debate planteado en suplicación con pronunciamientos ajustados a la unidad de doctrina aquí establecida, lo que supone haya de desestimarse el recurso de tal clase formalizado por RTVG contra la sentencia de instancia, la cual ha de ser confirmada en lo que respecta a la pretensión principal deducida por el demandante, sin que proceda la imposición de costas.

F A L L O

Por todo lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad que le confiere la Constitución, esta Sala ha decidido :

1.- Estimar el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por D. Mario , representado por el procurador D. José Antonio Castro Bugallo, bajo la dirección letrada de D. Matías Movilla García.

2.- Casar y anular la sentencia dictada el 7 de julio de 2017 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de La Coruña, en el recurso de suplicación núm. 606/2017.

3.- Resolver el debate en suplicación, desestimando el de tal clase y declarar la firmeza de la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 2 de Santiago de Compostela, de fecha 20 de octubre de 2016, recaída en autos núm.

74/2013, seguidos a instancia de D. Mario , frente a Radio Televisión de Galicia, SA, sobre derecho y cantidad.

4.- No efectuar declaración alguna sobre imposición de costas.

Notifíquese esta resolución a las partes e insértese en la colección legislativa.

Así se acuerda y firma.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :