LOS ERRORES DE UN REY

Texto completo

(1)

LOS ERRORES DE UN REY

Marcos 6:14-29

INTRODUCCION

Hermanos y amigos presentes, y que nos escuchan por los diferentes medios de comunicación, queremos comenzar este estudio haciéndole una pregunta, ¿Cómo maneja usted los pecados que comete?, ¿Cómo responde usted a los sentimientos de culpa que le manifiesta su conciencia cuando usted actúa mal?

En esta porción del Evangelio de Marcos nos encontramos con el caso de un hombre llamado Herodes, que no supo manejar bien la voz de su conciencia, ni la problemática de los pecados que había cometido en su vida. Este hombre tuvo muchas oportunidades de arreglar su cuenta con Dios, pero no las aprovecho, antes bien rehusó seguir las recomendaciones de un hombre piadoso que Dios puso en su camino, quien deseaba ayudarlo en su vida espiritual.

En el día de hoy queremos estudiar el caso de Herodes, porque a nuestro alrededor podríamos tener muchas personas cometiendo los mismos errores que él cometió.

I. TRATAR DE IGNORAR A JESUCRISTO II. TRATAR DE ACALLAR LA CONCIENCIA

III. TRATAR DE AGRADAR A LA GENTE MAS QUE A DIOS

I. TRATAR DE IGNORAR A JESUCRISTO

A. NO SE INTERESO EN CONOCER A JESUS, Marcos 6: 14a, “14Oyó el rey Herodes la fama de Jesús, porque su nombre se había hecho notorio…”

1. Herodes tuvo el privilegio que muchas personas no tuvieron:

a. Escucho la predicación de Juan el Bautista, quien anuncio al pueblo de Israel la llegada del Mesías, e invitaba la gente a prepararse espiritualmente para su llegada, bautizándose como forma de mostrar arrepentimiento de pecado.

b. Vio el cumplimiento de esa profecía, oyó que Jesús predicaba sobre la justicia de Dios y del reino de los cielos, oyó que Jesús hacia grandes milagros evidenciando ser el Mesías de Dios, que Juan el Bautista había anunciado.

c. Se encontró frente a frente con Jesús, en el proceso del juicio previo a la crucifixión. Lucas 23:8-11

(2)

2. Sin embargo, Herodes no se interesó en conocer mejor a Jesús y el contenido de su mensaje, al contrario, dice el texto que lo menosprecio.

Amigo escuche bien. El primer paso para la salvación eterna de su alma es precisamente escuchar a Jesucristo, Jn. 5:24, Romanos 10:13-14.

B. CONFUNDIO A JESUS, Marcos 6: 14b-16 “…y dijo: Juan el Bautista ha resucitado de los muertos, y por eso actúan en él estos poderes. 15Otros decían: Es Elías. Y otros decían: Es un profeta, o alguno de los profetas. 16Al oír esto Herodes, dijo: Este es Juan, el que yo decapité, que ha resucitado de los muertos

1. Herodes no podía escapar al sentido de culpa de su conciencia, especialmente cuando aparecía una persona justa en el escenario. Herodes influenciado por su conciencia pensó que Jesús era Juan el Bautista que había reencarnado.

2. Cuando oyó que Jesús predicaba de la justicia divina, del amor y del reino de los cielos quedo impactado. Había conocido a un hombre predicando ese tema, y ese hombre fue Juan el Bautista.

3. Por eso Herodes llego a la conclusión de que Jesús era Juan el Bautista que había resucitado de los muertos.

Amigos la mayor desagracia que puede sucederle a una persona en esta vida, es confundir a Jesucristo con otra persona, Hechos 4:11-12

II. TRATAR DE ACALLAR LA CONCIENCIA

A. OCULTANDO LOS PECADOS, Marcos 6: 17-18, “17Porque el mismo Herodes había enviado y prendido a Juan, y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, mujer de Felipe su hermano; pues la había tomado por mujer.

18Porque Juan decía a Herodes: No te es lícito tener la mujer de tu hermano”

1. En los días de Juan el Bautista, Herodes estaba cometiendo dos pecados visibles, dejo a su legítima esposa y tomo por mujer a la esposa de su hermano Felipe.

a. Juan el Bautista predicaba contra esa clase de inmoralidad, y como forma de acallar su pecado, Herodes tomo la decisión de ponerlo en la cárcel b. Juan sabía de la crueldad de Herodes, sin embargo, fue honesto con la

Palabra de Dios y fiel a su llamamiento, Juan osadamente manifestó a Herodes: “No te es lícito tenerla”.

(3)

2. Juan el Bautista fue encarcelado, pero la Palabra de Dios siguió adelante. Los hombres no pueden detener la Palabra de Dios. Cuando el mundo aprisiona a un siervo de Dios, Dios levanta otro.

El predicador de la palabra de Dios tiene que ser fiel en predicar contra el pecado, aunque ello ofenda a la gente, Efesios 5:11, 2 Tim. 4:1-2

3. El pecado puede ser ocultado de los hombres, pero nunca de Dios, Hebreos 4:13. Herodes en alguna medida era consciente de su pecado, pero eso no es suficiente, cuando una persona siente convicción de su pecado, debe arrepentirse, confesar su pecado a Dios pidiéndole perdón, y debe abandonar el pecado, Proverbios 28:13

B. REPRIMIENDO EL SENTIMIENTO DE CULPA. Marcos 6: 19-20, 19Pero Herodías le acechaba, y deseaba matarle, y no podía; 20porque Herodes temía a Juan, sabiendo que era varón justo y santo, y le guardaba a salvo; y oyéndole, se quedaba muy perplejo, pero le escuchaba de buena gana”

1. Herodes tenía sentimientos de culpa en su conciencia por los pecados que cometía, pero manejaba incorrectamente su culpabilidad.

a. Herodes sentía culpabilidad por el pecado de adulterio en que vivía.

b. Herodes sentía culpabilidad por mantener en prisión a Juan el Bautista a quien consideraba un hombre justo y santo.

c. Pero en lugar de obedecer la voz de su conciencia y apartarse del pecado, hacia algo bueno para buscarle una compensación a su conciencia, cuidaba y guardaba a salvo a Juan el bautista de las garras de la reina Herodías, quien deseaba matarlo porque no soportaba que Juan predicara contra el adulterio.

2. No es suficiente sentir culpa por el pecado, y buscar solución distinta a lo que Dios dice, es necesario experimentar un real arrepentimiento, y ejercitar coraje para dejar el pecado y volverse a Dios, Isaías. 55:7.

3. Son muchas las personas en este mundo, que tratan de compensar su conciencia culpable, haciendo obras de caridad, no cometas ese error.

(4)

III. TRATAR DE AGRADAR A LA GENTE MAS QUE A DIOS

A. BUSCANDO APROBACION DE LA GENTE POR METODOS MUNDANOS.

Marcos 6: 21, “21Pero venido un día oportuno, en que Herodes, en la fiesta de su cumpleaños, daba una cena a sus príncipes y tribunos y a los principales de Galilea”

1. Herodes tenía cargos de conciencia por organizar fiestas con un espíritu bebedor, seductor y lujurioso.

2. Seguía la costumbre de los reyes de la época de propiciar la diversión de sus colaboradores, con fiestas licenciosas, mucha bebida, danzas eróticas y pasionales.

3. Con frecuencia la gente usa las fiestas con el fin de hallar aprobación social entre sus amigos, familiares, empleados, clientes y relacionados.

a. Con frecuencia la gente busca en fiestas la aprobación social mediante un comportamiento temerario, desde el exceso de bebida, movimientos corporales en la danza, y otras actuaciones.

b. Veamos la advertencia de Dios sobre este comportamiento, Lc. 21:34.

B. NO CONTROLANDO LOS DESEOS CARNALES, Marcos 6: 22-23, “22entrando la hija de Herodías, danzó, y agradó a Herodes y a los que estaban con él a la mesa; y el rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras, y yo te lo daré. 23Y le juró: Todo lo que me pidas te daré, hasta la mitad de mi reino”

1. Cuando Herodes había tomado suficiente vino, cayo prisionero por los deseos pasionales hacia su sobrina, tanto que le ofreció lo que ella pidiera, hasta la mitad del reino. Uno de los peligros de este tipo de fiestas, es que mucha gente da riendas sueltas a las pasiones.

2. Herodes vivía una vida de promiscuidad y carnalidad, había seducido a la esposa de su hermano, ahora está tratando de seducir a su sobrina.

Su carnalidad se ve en el hecho de permitir que un miembro de la familia como era su sobrina danzara tan sugestivamente ante la audiencia. Esas danzas las hacían prostitutas profesionales, no los miembros de la familia.

(5)

3. Cuando la gente participa de fiestas sociales, de bebidas alcohólicas y de danzas eróticas, crea las condiciones para que ocurran cosas que bajo sano juicio no ocurrirían, y hacen cosas que en sano juicio no harían.

4. Veamos la exhortación de Dios en ese sentido, 1 Pedro 4:3-5

C. DANDO OPORTUNIDAD AL PECADO, Marcos 6: 24-25, “24Saliendo ella, dijo a su madre: ¿Qué pediré? Y ella le dijo: La cabeza de Juan el Bautista.

25Entonces ella entró prontamente al rey, y pidió diciendo: Quiero que ahora mismo me des en un plato la cabeza de Juan el Bautista.

1. La actuación de la sobrina fue la de un carácter mundano, débil e inmadura, esto se ve en varios puntos:

a. Ella también buscaba aprobación social, su vestimenta debía ser la que correspondía a las mujeres prostitutas, liberales y desvergonzadas, que exponía ciertas partes del cuerpo, con el propósito de atraer la atención y despertar los deseos pasionales de los hombres.

b. El baile de la sobrina era algo inusual puesto que ella era de la familia real.

El hecho de danzar tan sugestivamente es un triste cuadro de su carácter impío y mundano, 1Ti. 2:9.

2. En su inmadurez y debilidad de carácter la muchacha no sabía que pedir a Herodes, cuando este le ofreció darle lo que quisiera hasta la mitad del reino, por lo cual acudió a su madre.

3. La madre se aprovechó de la debilidad de carácter de la hija, y la uso como instrumento para tomar venganza contra Juan el Bautista, porque Juan predicaba contra el pecado que ella estaba cometiendo.

a. Un padre de familia tiene que cuidar el hogar de ambientes que propicien los conflictos, y las ocasiones para el pecado.

D. HACIENDO LO QUE AGRADA A LA GENTE EN LUGAR DE HACER LO QUE AGRADA A DIOS, Marcos 6:26-29, “26Y el rey se entristeció mucho, pero a causa del juramento, y de los que estaban con él a la mesa, “26… pero a causa del juramento, y de los que estaban con él a la mesa, no quiso desecharla. 27Y en seguida el rey, enviando a uno de la guardia, mandó que fuese traída la cabeza de Juan. 28El guarda fue, le decapitó en la cárcel, y trajo su cabeza en un plato y la dio a la muchacha, y la muchacha la dio a su madre. 29Cuando oyeron esto sus discípulos, vinieron y tomaron su cuerpo, y lo pusieron en un sepulcro”

(6)

1. Herodes hizo una promesa necia, ahora estaba ante la disyuntiva de guardar un juramento malvado, o quebrantar el mandato de Dios de “no matarás”

2. Herodes sabía lo que debía hacer, pero en su orgullo y temor a la gente, accedió a decapitar a Juan el Bautista cometiendo un terrible pecado.

3. El orgullo le impedía confesar su error, temía ser avergonzado por la sobrina y su madre en presencia de los huéspedes, esto se ve en la frase “A causa de los que estaban con él a La mesa, no quiso desecharla”

4. Herodes era presa del temor, a pesar de todo su poder y riqueza temía. El hombre sin Cristo tiene muchos temores, la causa básica del temor es la inseguridad. El hombre sin Cristo no tiene nada para ayudarle en las crisis de la vida, aquellas crisis que están fuera del control de los hombres.

5. Existen crisis en las que el hombre sencillamente no puede hacer nada, como la muerte, los accidentes, las enfermedades, el rechazo del cónyuge, la anormalidad física, la bancarrota, los fenómenos naturales, etc. muchas personas no admiten la inseguridad y el temor, pero existe en todas las personas que viven sin Dios, Mateo 10:28.

CONCLUSION

Hermanos y amigos, esta porción que hemos estudiado nos ha mostrado que las religiones de los hombres son inadecuadas, solamente la relación personal con Jesucristo es suficiente y suple las necesidades del alma humana. Herodes fue inconsistente, amando al mundo y sus cosas más que a Dios y su justicia

Amigo que me escucha, Herodes murió sin Dios, porque escuchó a dos de los mayores exponentes de la justicia divina, a Juan el Bautista y a Cristo mismo, sin embargo, reconociendo que había cometido pecado, se rehusó al arrepentimiento y a buscar el perdón de Dios.

Evite usted cometer los mismos errores, no haga un manejo inadecuado de los pecados que usted ha cometido, tratando de acallar su conciencia ocultando los pecados, ni compensando su conciencia con buenas obras, haga lo correcto, haga lo que Dios dice, pida perdón a Dios por sus pecados, en base a la obra de Cristo en la cruz, pídale a Jesucristo que venga a su corazón y se constituya en el salvador de su alma y señor de su vida, y apártese del pecado para vivir una vida agradable a Dios.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :