3.- Indica con tus propias palabras que te habla Dios a través de este pasaje.

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

mmayordomía@cfa.org.py

Página | 65 Cuestionario Previo.-

Lección 8.-

Siembra y Cosecha, Ley infalible.-

1.- Define la Palabra “Sementera”

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ 2.- Transcribe íntegramente 2ª Corintios 9: 6 al 11.-

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ 3.- Indica con tus propias palabras que te habla Dios a través de este pasaje.

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

(2)

mmayordomía@cfa.org.py

Página | 66

Lección 8.-

Siembra y Cosecha, Ley infalible.-

Objetivos

- Conocer el Principio de Siembra y Cosecha. - Conocer la relación que tiene con las Ofrendas. - Conocer la definición de Sementera.

- Revisar nuestra realidad financiera, considerando estos puntos. - Tomar las decisiones que Dios nos indique.

Introducción

A lo largo de las lecciones que hemos desarrollado, hemos visto a la luz de la Palabra de Dios, los Principios infalibles que nuestro amado Padre Celestial ha establecido para que su creación funcione en armonía y bajo SU bendición.

Algunos hijos de Dios, mencionan que ellos diezman fielmente, y que pasan bien el mes, no les falta nada, sin embargo, no tienen el crecimiento, ni la abundancia que la Palabra de Dios menciona. Al consultarles si están ofrendando, la respuesta en general es que no lo están haciendo, de que solamente diezman.

Otros dicen que oran mucho pidiendo a Dios que los prospere, que dedican mucho tiempo a esto y que no ven resultados. Al ser consultados a cerca de la ofrenda, encontramos dos respuestas más comunes, la primera es que no están ofrendando y la segunda es que si están ofrendando pero la motivación con la que ofrendan es con fines personales, lo hacen buscando la prosperidad. La Palabra de Dios dice en Juan 12:24 “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.”, este pasaje nos habla de la importancia de que al ofrendar, no busquemos un beneficio, lo que sembramos debe “morir” y no hacerlo con fines egoístas, nos dice también que “si no muere, queda solo”, y Dios no bendice la siembra. La Palabra de Dios dice en 1ª de Corintios 13:3 “Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.” Nuestro propósito, la actitud de nuestro corazón al ofrendar debe ser el amor y desde el amor, el amor a Dios y a lo que Dios ama, las almas, ganarlas y cuidarlas.

Vamos a estudiar a continuación una de las leyes que nuestro amado Dios establece, y que se aplica a varias áreas de nuestra vida, entre ellas el área financiera. Ese será nuestro enfoque.

Siembra y Cosecha, Ley infalible.

Dice la Palabra de Dios en 2ª de Corintios 9:6-11 “Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito: Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre. Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.”

(3)

mmayordomía@cfa.org.py

Página | 67 1.- Primero debo sembrar.

Hay muchos hijos de Dios que piensan que el diezmo es su siembra, y como ya lo vimos esto no es así. El diezmo es de Dios, esas semillas son de Dios, si hay una cosecha es de Dios. Cuando con temor en mi corazón entrego en el alfolí los diezmos, Dios bendice el 90 % que queda conmigo y ahora tengo semillas bendecidas, eso quiere decir, con el potencial de producir buenas y abundantes cosechas, pero debo sembrarlas, si me las guardo, o las consumo, no habrá Siembra, y por tanto tampoco cosecha.

2.- ¿La Cosecha está asociada a la Semilla?

Dice la Palabra de Dios en Génesis 1:11-12: “Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así. Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.”

Si, está asociada la cosecha que se obtiene a la semilla que se sembró. La Palabra dice que la semilla va a producir “según su género”, esto quiere decir, que si siembro semillas de manzanas, obtendré manzanas.

Una de las situaciones que confunden a los hijos de Dios, es que siembran tiempo, siembran sirviendo con sus talentos, siembran abriendo sus casas para el servicio, sin embargo dejan las finanzas “fuera del Reino”, y sin sembrar semillas financieras, esperan cosechas financieras. Dios quiere nuestro corazón, no el dinero; Dios quiere que todos sus hijos seamos libres en todo y que podamos ofrendar a Dios y dar a otros con liberalidad.

Este principio, de Siembra y Cosecha, se aplica a diferentes áreas como ya lo mencionamos, si quiero que la gente me tenga paciencia, debo sembrar semillas siendo paciente, si deseo buenas relaciones, debo sembrar semillas tratando bien a la gente, si quiero que mis hijos me dediquen tiempo, debo sembrar tiempo de calidad con ellos y para ingresar en el ciclo de prosperidad financiera, las semillas deben ser financieras, sin descuidar la actitud y motivación de nuestro corazón.

3.- El Tamaño de la siembra determina el tamaño de la cosecha.

Dice la Palabra de Dios en 2ª Corintios 9:6: “Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.”

Lo venimos mencionando varias veces, no debemos acercarnos a Dios por las bendiciones, debemos acercarnos a Él por amor y sembrar en sus negocios como consecuencia de que amamos lo que Él ama. Muchos quieren usar a Dios como una financiera donde invierten y lo hacen sólo porque desean ganar dinero, y esta motivación no es agradable a Dios y por tanto, no reciben su bendición.

Dice la Palabra de Dios en Lucas 6:38 “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.”

El Ofrendar es parte del dar, y la medida que utilizamos a la hora de dar condiciona la medida de lo que vamos a recibir.

(4)

mmayordomía@cfa.org.py

Página | 68 También dice la Palabra de Dios en Marcos 4:20 “Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.”

Y en Mateo 13:23 “Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.” Si bien estos pasajes se refieren al corazón del hombre, establece principios de siembra y cosecha, y Dios nos dice que el tamaño de la cosecha, cuando la siembra se realiza en buena tierra, es mayor a la siembra, y que a mayor siembra tendremos mayor cosecha.

Dice la Palabra de Dios en 2ª Corintios 9:7 “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

4.- La Ofrenda es personal.

Este pasaje vuelve a mencionar el carácter personal de nuestro amado Dios y el trato y relacionamiento que Él desea tener con cada uno de nosotros. Nadie puede sembrar por mí, lo debo hacer personalmente. “Cada uno de…”

5.- ¿Cuánto debo Ofrendar?

La palabra de Dios nos dice cuanto es el diezmo, el 10 % de todo cuanto Dios nos prospera, sin embargo al hablar de la ofrenda, menciona “como propuso en su corazón”, esto quiere decir, que Dios nos da la libertad de escoger cuanto voy a sembrar. A lo largo de la Biblia, Dios dejó registrado en varios pasajes que el mira eso, nuestro corazón, mira ¿cuánto del Reino está en nuestro corazón?, ¿Cuánto amamos lo que el ama?, Debemos cambiar nuestra actitud hacia la ofrenda y no dejarla para decidir cuando venimos a la Iglesia, debemos orar y permitirle a Dios que nos guíe en cuanto al monto a ofrendar.

Dice la palabra en 1ra. de Crónicas 29:9 “Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron a Jehová voluntariamente.”

6.- ¿Debo Ofrendar por necesidad?

No, no lo debo hacer por necesidad, pues mi motivación sería incorrecta, estaría buscando sacar un beneficio personal como propósito; Dios quiere que la motivación sea contribuir a la expansión y fortalecimiento de su Reino y las consecuencias (añadiduras) vendrán si lo hago con esa intención en mi corazón.

7.- ¿Con que estado de ánimo debo ofrendar?

Dios desea que lo hagamos con alegría, que no sea con tristeza, ya que “Él ama al dador alegre”… 1ra. de Crónicas 29:9 “Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente;…”

8.- ¿Para que Dios nos quiere prosperar?

Dice la Palabra de Dios en 2ª Corintios 9:8 “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;”

(5)

mmayordomía@cfa.org.py

Página | 69 Dios quiere bendecirnos con el propósito que seamos de bendición. Aquí se reafirma esto, vemos que Dios nos quiere bendecir “para toda buena obra”. En todo tiempo la bendición que trae prosperidad financiera está asociada a los propósitos de Dios, que no tienen relación con nuestros deseos egoístas de enriquecimiento sino con el ser bendecidos para bendecir a los demás.

También vemos en el V.8 que nuestro Dios es quien tiene el poder para hacer que abunde toda gracia en nuestra vida, y esta gracia es la que abre puertas para ser receptores de las bendiciones de Dios, lo cual está sujeto a que nuestras intenciones sean agradables a Dios.

Y a continuación Dios nos da la promesa: “teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente,”, que tremenda promesa, teniendo siempre, en todas las cosas, todo lo suficiente; cuando estamos comprometidos de corazón con nuestro amado Dios y Sus propósitos, Dios nos promete que vamos a tener todo lo suficiente, para toda buena obra.

Dice la Palabra de Dios en 2ª Corintios 9:9 “como está escrito: Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre.”

Aquí vemos nuevamente asociado el bendecir a los demás dentro de los planes de Dios. En otro capítulo veremos a fondo lo que Dios nos dice a cerca del dar.

Dice la Palabra de Dios en 2ª Corintios 9:10 “Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia,”

Este versículo nos habla de varios puntos a resaltar: 9.- ¿Dios da Semillas a todos?

- “y el que da semilla al que siembra”…

Es importante comprender que Dios nos da semillas, no dinero o cosas, todas son semillas, con el potencial de dar frutos si se siembran.

Cuando sembramos, la tendencia natural al pensar en la cosecha que obtendremos, es enfocarnos en los frutos, y los frutos son para comerlos; y esto no está mal, lo que debemos visualizar es que junto con los frutos, viene la semilla, la semilla para volver a sembrar… Dios nos provee de una parte para consumir, para disfrutar y de otra parte que debemos volver a sembrar, las semillas para la nueva siembra, que traerá la siguiente Cosecha.

También, que Dios da semillas a todos, aquellos que las siembran obtendrán cosechas… quiere decir que si me como las semillas, y no siembro nada, la provisión disminuye y puede desaparecer…

10.- ¿Debo sembrar con el objetivo de enriquecerme?

Dice la Palabra de Dios en Juan 12:24 “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.”

(6)

mmayordomía@cfa.org.py

Página | 70 Debemos sembrar con el propósito correcto, que el Reino de Dios se establezca y que podamos llegar a las almas y rescatarlas del mundo. No debo sembrar con propósitos egoístas, para enriquecerme. La consecuencia de una siembra con el objetivo correcto es que vamos a cosechar con abundancia. Dios mira nuestro corazón.

11.- ¿Siempre que siembro, voy a cosechar?

Dice la Palabra de Dios en Levítico 26:14-16 “Pero si no me oyereis, ni hiciereis todos estos mis mandamientos, y si desdeñareis mis decretos, y vuestra alma menospreciare mis estatutos, no ejecutando todos mis mandamientos, e invalidando mi pacto, yo también haré con vosotros esto: enviaré sobre vosotros terror, extenuación y calentura, que consuman los ojos y atormenten el alma; y sembraréis en vano vuestra semilla, porque vuestros enemigos la comerán.”

Dice la Palabra de Dios en Deuteronomio 28:38-40 “Sacarás mucha semilla al campo, y recogerás poco, porque la langosta lo consumirá. Plantarás viñas y labrarás, pero no beberás vino, ni recogerás uvas, porque el gusano se las comerá. Tendrás olivos en todo tu territorio, mas no te ungirás con el aceite, porque tu aceituna se caerá.” La cosecha está sujeta a la bendición de Dios. Si a Dios no le agrada nuestro comportamiento, si hay desobediencia, el no bendice nuestra siembra y como consecuencia nuestra cosecha se verá afectada. El enemigo nos hace creer que podemos burlar a Dios y conseguir buenas cosechas independientes de ÉL. Esto no es así. Dios está en Control; ÉL Gobierna.

12.- Tierra Fértil, clave para buenas cosechas.

2ª Corintios 9:10… “proveerá y multiplicará vuestra sementera”…. Definición de Sementera:

1. Acción y efecto de sembrar. 2. Tierra sembrada.

3. Cosa sembrada.

Dios promete, no sólo aumentar la cosecha, sino también, aumentar las posibilidades de sembrar; promete proveernos de la Tierra para sembrar (oportunidades) y va a multiplicar las opciones donde sembrar, lo cual trae consigo que las cosechas serán mayores.

Dice la Palabra de Dios en Marcos 4:20 “Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.”

Y en Mateo 13:23 “Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.” Es clave que la siembra se realice en “buena tierra”. El Reino de Dios es “la buena tierra”. La Iglesia donde nos congregamos es buena tierra; Los proyectos que nuestra Iglesia lleva adelante, para cumplir con los mandatos de nuestro amado Dios, relacionados con la expansión y establecimiento de Su Reino aquí en la tierra, son tierra fértil. En los dos pasajes anteriores, vemos que lo que sembramos fuera de la buena tierra, no prospera, no da frutos.

Mientras más siembro, más cosecho y puedo por tanto sembrar más y así el ciclo de prosperidad se repite, con el objetivo de ser de bendición.

(7)

mmayordomía@cfa.org.py

Página | 71 13.- Enriquecidos para que Dios sea Glorificado.

Dice la Palabra de Dios en 2ª Corintios 9:11 “para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.” Dios anhela que tengamos “vida y vida en abundancia”, para que podamos ser libres en cumplir Sus propósitos en nuestra vida, con el objetivo que la gente le conozca y glorifique a Dios, entendiendo que es Dios quien nos bendice.

Conclusión.

Dios estableció la siembra y la cosecha como un principio espiritual y natural y el entender cómo funciona es clave para que podamos siempre agradar a Dios. Entre el momento de la Siembra y la cosecha, intervienen varios factores, que harán que nuestra cosecha sea mayor o menor. Estos factores, la lluvia en su tiempo, la temperatura y otros son gobernados por Dios, Él tiene el control de cada cosecha.

- El diezmo no es ofrenda.

- Debo ofrendar del 90 % que Dios me entrega para administrar. - Debo hacerlo con la actitud correcta, con alegría.

- Debo hacerlo con la motivación correcta, el amor y no mi necesidad o el deseo de enriquecerme.

- La ofrenda es personal. - Debo sembrar en tierra fértil.

- y todo lo debo hacer para la Gloria de Dios.

- Dios nos promete, una cosecha mayor a la siembra y aumentar nuestras posibilidades de sembrar.

- Dios no necesita ni quiere nuestro dinero, Dios quiere nuestro corazón.

Dios me hablo en esta Lección…

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

Decisiones tomadas en esta Lección.

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

(8)

mmayordomía@cfa.org.py

Página | 72 Tarea de Aplicación Personal.-

Lección 8.-

Siembra y Cosecha, Ley infalible.-

1.- ¿Si no Diezmo, mi Ofrenda es agradable a Dios? ¿Por qué?

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ 2.- ¿Qué busca Dios con la ofrenda, mi dinero o mi corazón?

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ 3.- ¿Para qué Dios quiere prosperarnos?

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ 4.- ¿Qué se entiende por tierra Fértil para la Siembra?

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ 5.- ¿Cómo aplicas a tu vida lo aprendido en esta lección?

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :