Las condiciones laborales de los intérpretes: de Núremberg a la actualidad

92 

Texto completo

(1)

Máster Universitario en Interpretación de Conferencias Trabajo Final de Máster

Las condiciones laborales de los intérpretes: de Núremberg a la

actualidad

Curso 2017-2018

(2)

1

Agradecimientos

Quisiera agradecer a la Dra. Elena Aguirre por guiarme y apoyarme en todo el proceso de realización de este trabajo. Asimismo, agradezco a todos los docentes del máster por su fantástica labor.

Agradezco también al Dr. Jesús Baigorri-Jalón por su atención y ayuda, que ha impulsado la creación de este TFM.

Gracias al grupo 2017-2018 por haber creado un equipo tan especial; y por este viaje breve, pero intenso. A mis padres, Sarah, Phoebe, mis abuelos Shirley y John, y toda mi familia por darme raíces y alas; y gracias a mis amigos por su paciencia y sus ánimos incondicionales.

(3)

2

Contenido

Agradecimientos ... 1

1. Finalidad y motivos ... 3

2. Estado de la cuestión ... 4

2.1. Inicio de la interpretación simultánea: Núremberg ... 7

2.1.1. Características de Núremberg ... 7

2.1.2. Condiciones laborales en Núremberg ... 8

2.2. Interpretación en la ONU ... 10

2.2.1. Características de la ONU ... 10

2.2.2. Condiciones laborales en la ONU ... 11

2.3. Interpretación en la UE ... 15

2.3.1. Características de la UE ... 15

2.3.2. Condiciones laborales en la UE ... 16

3. Marco teórico: “Agreements Sector” de AIIC ... 18

3.1. Características de AIIC ... 18

3.2. AIIC: Los acuerdos ... 20

4. Metodología ... 20

5. Análisis ... 21

6. Conclusiones... 41

Referencias ... 47

7. Anexos ... 51

7.2. AIIC-United Nations Agreement (2012-2017) ... 51

7.3. AIIC-EU Convention ... 76

Tabla de figuras

Figura 1 Ámbito de aplicación de los acuerdos ... 22

Figura 2 Cláusulas de confiencialidad ... 24

Figura 3 Remuneración ... 26

Figura 4 Remuneración para principiantes ... 29

Figura 5 Pagos por viajes o desplazamientos ... 30

Figura 6 Domicilio profesional ... 35

Figura 7 Condiciones laborales... 36

(4)

3

1. Finalidad y motivos

Las condiciones laborales de los intérpretes de conferencias son esenciales para garantizar que puedan realizar su trabajo correctamente. El mundo globalizado, unido a las nuevas características de las relaciones internacionales, y la evolución tecnológica (Baigorri, 2004) han hecho que la interpretación tenga un rol esencial en la comunicación entre personas de culturas e idiomas distintos. En la comunidad internacional, la interpretación se considera un medio de comunicación indispensable y, además, se encuentra en todo tipo de situaciones comunicativas (AIIC, 2014).

Pajarín (2017) apunta a una ausencia de estudios de investigación desde una perspectiva histórica en el contexto de la UE y otras instituciones. A pesar de la importancia del rol histórico que ha tenido la interpretación, los estudios realizados hasta la fecha, según Baigorri-Jalón (2015), están fragmentados, es decir, abarcan períodos y espacios concretos, no son transversales.

Por lo tanto, ante esta carencia de estudios históricos cohesionados, este trabajo pretende responder a tal necesidad recopilando la evolución de las condiciones laborales de intérpretes en la ONU y la UE, desde sus inicios en Núremberg hasta la actualidad. Ambas organizaciones pertenecen al sector conocido como el “Agreements sector”, que mantiene acuerdos (convenios laborales) con AIIC para establecer los estándares de calidad.

Así pues, el presente trabajo comienza con una perspectiva histórica de las condiciones laborales en Núremberg, considerada la cuna de la interpretación simultánea, y posteriormente en la ONU y en la UE, desde la perspectiva de sus condiciones laborales. Finalmente, se analizan los acuerdos de AIIC con las organizaciones para observar las condiciones laborales actuales, las diferencias y similitudes entre ambas organizaciones,

(5)

4

así como las referencias a la interpretación remota, que, según una gran cantidad de autores, será el futuro de la profesión (AIIC, 2004; Baigorri-Jalón, 2015; Diriker, 2015; Rudvin, 2015; Seeber, 2015; Donovan, 2017). Este TFM tiene dos objetivos principales: por un lado, recoger la evolución histórica de las condiciones laborales para intérpretes en la ONU y la UE y, por otro lado, como se ha dicho, evaluar cómo puede afectar a estas condiciones la interpretación remota.

Tal y como señala Drechsel (2013), la historia está a punto de repetirse: el Parlamento Europeo y la Comisión Europea ya han realizado pruebas y encargos con interpretación remota, y en el mercado privado se utilizan recursos como Skype, o videoconferencias. Este cambio afectará a la interpretación y tendrá grandes repercusiones en las condiciones laborales (Donovan, 2017). Este cambio se ha comparado con el paso de la interpretación consecutiva a la interpretación simultánea, por lo cual tomamos este momento histórico como punto de arranque.

2. Estado de la cuestión

Desde que la interpretación arrancó como disciplina tras los juicios de Núremberg (Baigorri, 2004), las conferencias se han hecho cada vez más especializadas. La interpretación simultánea se creó en el Palacio de Justicia de Núremberg a base de ensayo y error, y desde entonces ha contribuido a mejorar la comunicación y, por extensión, el entendimiento entre las naciones (AIIC, 2014). Los intérpretes han estado «estrechamente interconectado con los procesos socioculturales e históricos» (Pajarín, 2017, p. 262). Así pues, la tecnología ha cambiado la interpretación de conferencias (Gentile, 2017).

Hoy en día la interpretación de conferencias se considera una profesión, y no simplemente una actividad, ya que cumple los criterios que cita Rudvin (2015, p. 433-434), que son los factores externos: distinción, exclusividad, capacidad de resolución de problemas, identidad de grupo e identidad exclusiva, jurisdicción e impacto positivo en

(6)

5

la sociedad. Así como los factores internos: motivación, formación, normas y guías, acreditación y legitimización, credenciales y estándares. Pajarín (2017) señala que, en el ámbito de las organizaciones internacionales, no se satisfacen totalmente estos parámetros. Sin embargo, añade que es precisamente en estas organizaciones donde se ha profesionalizado progresivamente la labor del intérprete, con la contribución de los agentes con implicación directa, las políticas lingüísticas, y AIIC.

En la actualidad se observa un declive general de las condiciones laborales de los intérpretes (Attenelle, 2014), que son esenciales para asegurar esta calidad. Diriker (2015) apunta también a una desregulación del mercado que podría afectar incluso a las organizaciones internacionales con acuerdos con AIIC. Por estos motivos, es importante revisar las condiciones actuales, ya que, en el futuro cercano, la interpretación remota podría poner en peligro los estándares de calidad (Donovan, 2017).

Mackintosh (2002) señala que las condiciones laborales y el bienestar de los intérpretes están directamente relacionados. Algunos factores que provocan más estrés a los intérpretes en la actualidad son: discursos leídos o con velocidades excesivas para interpretar, una cuestión que se ha abordado muchas veces, (Donovan, 2017), pero persiste; la tendencia a utilizar las conferencias para tomar decisiones formales, más que para negociar, como eran anteriormente, privando al intérprete de una cantidad de información relevante (ibid.), el aumento del uso del inglés, solo o como retour (Diriker, 2015, p.182), los acentos de los oradores, o la falta de tiempo para documentarse; así como la calidad pobre de las cabinas (Mackintosh, 2002). Marzocchi (2017) suscribe estos factores, y añade que las organizaciones utilizan cada vez más sistemas automatizados para crear equipos, reduciendo a los intérpretes a una combinación lingüística, sin tener en cuenta otras aptitudes. Según este mismo autor, las expectativas que rodean a la profesión comenzaron con los mitos que se fundaron en las primeras

(7)

6

generaciones de intérpretes. Gentile (2017, p.43) también señala que persiste la creencia que un intérprete nace, no se hace.

Por esto, este fragmento de la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias (AIIC, 1999), sigue siendo de actualidad:

There is a pressing need to maintain quality and standards in the profession of conference interpreting, to motivate newcomers to do so and show them how, and generally to recognise that the profession’s reputation for quality and integrity rests on the sum of our individual efforts to secure it.

Es decir, tal y como indica Keil (2014), podría ser un buen momento para observar con distancia el panorama laboral, para dar el siguiente paso hacia la interpretación remota, cuya presencia, según Baigorri-Jalón (2015), es cada vez mayor.

Según AIIC, la asociación internacional de intérpretes con mayor influencia a nivel internacional, las condiciones laborales forman parte de la ética profesional, tal y como señalan en su Guía práctica para el intérprete (AIIC, 1999), donde subrayan la importancia de esforzarse por salvaguardar unas condiciones correctas para asegurar la calidad de interpretación. AIIC (2004) apunta a que este desarrollo tecnológico no debe reducir la calidad de la interpretación ni empeorar las condiciones laborales de los intérpretes. Sin embargo, el uso de la interpretación remota es controvertido, ya que hay autores que señalan el aumento de estrés y pérdida de calidad (Donovan, 2017). Mientras que otros autores (Drechsel, 2013; Seeber, 2015), comparan este cambio inminente con el paso de la interpretación consecutiva a la simultánea, que se recopila a continuación.

Seeber (2015, p. 76) señala que, si se desglosa el trabajo de miembros de AIIC como autónomos en organizaciones internacionales, el 34 % del trabajo se corresponde a la

(8)

7

ONU (inclusive todas las oficinas y agencias del mundo), mientras que el 35 % de trabajo lo proporciona la UE. Es decir, estas organizaciones combinadas emplean a más de la mitad de los intérpretes autónomos de AIIC, sin contar a los que no son miembros de la asociación y también trabajan para las organizaciones. Estos sectores son los más regulados del mundo de los autónomos, y, por este motivo, han sido los seleccionados para analizar en este trabajo.

A continuación, se realiza un recorrido histórico de la interpretación en organizaciones internacionales (ONU y UE), para observar la evolución de las condiciones laborales y, así, poder analizar las condiciones actuales.

2.1. Inicio de la interpretación simultánea: Núremberg 2.1.1. Características de Núremberg

En esta sección se resume el contenido que relata Baigorri (2015) sobre los juicios de Nuremberg y la evolución de la interpretación consecutiva, para dar paso a la simultánea.

Si bien la interpretación ha existido desde la prehistoria, la interpretación simultánea arrancó como disciplina tras la Segunda Guerra Mundial. El período de entreguerras se conoce como la era dorada de la interpretación consecutiva, pero resultaban reuniones demasiado largas. Para ahorrar tiempo, Edward Filene impulsó varios sistemas tecnológicos para la interpretación simultánea junto con Gordon Finlay. Los experimentos comenzaron en 1926 en la Liga de las Naciones, aunque fue en 1928 cuando la Organización Internacional del Trabajo entrenó a 6 candidatos para su conferencia general que tuvo lugar ese mismo año. Este evento fue tanto una señal de la nueva era tecnológica, como de la mayor democracia que significaba dar voz a cada representante de los sindicatos en su lengua materna (antes solamente podían acudir a las reuniones los representantes que entendiesen inglés o francés, las lenguas oficiales de entonces).

(9)

8

La interpretación simultánea se utilizó por primera vez en el sector judicial en los juicios de Núremberg, donde se juzgaron a los principales criminales de guerra nazis1.

AIIC (2014b) destaca que estos intérpretes fueron pioneros y que el sistema que se utilizó en esa época es el mismo que se utiliza en la actualidad, aunque se ha perfeccionado.

Gaiba (1998) señala que no se confiaba plenamente en los intérpretes ni en el sistema tecnológico, que todavía estaba en fase de pruebas al comienzo de los juicios, por lo cual se grabaron todas las audiencias para comprobar posibles errores en el futuro. Tanto juristas como intérpretes actuales destacan el rol crucial que tuvieron estos intérpretes pioneros en el proceso judicial de Núremberg (Keil, 2014).

2.1.2. Condiciones laborales en Núremberg

Los juicios de Núremberg fueron un punto de inflexión para la interpretación que sentaron las bases del trabajo actual de la interpretación simultánea, que se creó precisamente para permitir que los juicios se celebrasen en distintos idiomas al mismo tiempo (AIIC, 2014). Allí surgió la ética de la profesión, que no difiere tanto del código ético de AIIC en la actualidad, así como los estándares de calidad. Aunque no existía ningún “código”, eran los mismos que establece AIIC hoy en día y giraban en torno a los

ejes de «independencia y precisión» (Reyes, 2014).

En cuanto a las cabinas, no eran cubículos como los que hoy en día se conocen, sino que se trataba de un cristal delante del intérprete que no insonorizaba al intérprete (Baigorri, 2004). Vander Elst, (2002), que fue intérprete en los juicios, recuerda que las

1

Resulta interesante que en la actualidad apenas se emplea la interpretación simultánea en juicios (Gaiba, 1998:

(10)

9

cabinas eran «primitivas»: no aisladas y estrechas, por lo cual no se podía salir, excepto en las pausas. Esta misma autora señala que el sistema fallaba continuamente.

En cuanto al equipo tecnológico, como se ha señalado, estaba todavía en fase de pruebas. El micrófono era compartido y los auriculares, de mala calidad (Vander Elst, 2002; Drechsel, 2013).

Uno de los testimonios de estos intérpretes fue de Siegfried Ramler, recogido en una entrevista con Philip Sands (2014). Ramler explica que fue un niño deportado a Inglaterra durante la segunda guerra mundial, que posteriormente trabajó como lingüista para las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos y quiso participar como intérprete en los juicios. Unos días después, interpretó a Hans Frank sin haber recibido ningún tipo de formación. Ramler destaca la dificultad por el vocabulario y la necesidad de precisión que había.

Otro testimonio de Léon Dostert indica que organizaba juicios de prueba para examinar a los candidatos y entrenarlos (Gaiba, 1998). Mientras que Vander Elst (2002) apunta a que ella tuvo que hacer una prueba de interpretación consecutiva en la Universidad de Ginebra, que aprobó. Señala que su formación fue un día en las cabinas de los juicios. Drechsel (2013) señala que no existía formación para los intérpretes.

La organización de equipos, según Vander Elst (2002), era la siguiente:

We worked two days in a row and had the third day off. One team was on for 1 1/2 hours in the morning and again for 1 1/2 hours in the afternoon. While a second team took over for the other half of the morning and afternoon, we would sit in a nearby room which was equipped with ear-phones and where we could follow the proceedings in the Court.

Los intérpretes generalmente llegaban a la profesión por casualidad, aunque ya comenzaron las conversaciones sobre formar a futuros intérpretes y la necesidad de

(11)

10

organizar a los profesionales (Baigorri, 2004). La remuneración no estaba regulada, ya que, como apunta Baigorri (2014), había intérpretes con más fama que cobraban salarios más altos, o dependía del país de origen del intérprete.

2.2. Interpretación en la ONU 2.2.1. Características de la ONU

En 1946 tuvo lugar la primera Asamblea General de la ONU. Allí, el delegado de Ucrania mencionó el éxito de la interpretación simultánea en Núremberg, y destacó que, con este sistema, los Estados podían elegir a sus mejores representantes para la ONU, y no a los que mejor hablasen idiomas (Gaiba, 1998). Por eso se eligió a Léon Dostert, que fue el encargado de organizar la interpretación en los juicios, para organizar la interpretación en la ONU (Baigorri, 2015; Gaiba, 1998). Así pues, Baigorri-Jalón (2016, p. 169) apunta que la ONU fue «un banco de pruebas» para que la interpretación simultánea se convirtiese en una modalidad permanente. Una vez se instaló el sistema en la sede de Nueva York, Dostert negoció un contrato para 20 intérpretes y cuatro funcionarios, entre los que se encontraba él mismo. Invitó a algunos intérpretes de Núremberg y realizó el mismo proceso de formación (Gaiba, 1998). Varios intérpretes de Núremberg accedieron a ir a Nueva York, ya que el groso de trabajo en Núremberg se estaba terminando (en los últimos procesos se hablaba solamente inglés y alemán) y veían una salida profesional a largo plazo en la ONU. Los intérpretes con lengua A alemán se quedaron, ya que su idioma no era uno de los oficiales de la ONU (Gaiba, 1998).

Por falta de confianza en la simultánea, durante el primer año de sesiones de la ONU se utilizaba tanto consecutiva como simultánea (Gaiba, 1998). Como afirma Baigorri-Jalón (2016), algunos relacionaban la interpretación simultánea con una pérdida de calidad. Además, los grandes intérpretes de consecutiva se oponían a la simultánea, principalmente por el aislamiento de las cabinas y la similitud con las máquinas

(12)

(Baigorri-11

Jalón, 2016, p. 176), aunque pronto se demostró que esta oposición estaba poco fundamentada (Gaiba, 1998), y, finalmente, fueron los Estados Miembros los que tomaron la decisión de mantener la simultánea, aunque éstos se basaron más en cuestiones presupuestarias que en la calidad de la interpretación (Baigorri-Jalón, 2016). En cuanto a los intérpretes, se trataba en gran medida de una cuestión de ego, ya que a los intérpretes de consecutiva les gustaba la reputación de seres “maravillosos” que se habían creado (Baigorri, 2004, p. 10). Sea como fuere, el paso de la consecutiva a la simultánea fue un cambio decisivo tanto para el perfil profesional de los intérpretes como para sus condiciones laborales (Baigorri-Jalón, 2016).

Los fundamentos jurídicos del multilingüismo se redactaron en la Carta fundacional de las Naciones Unidas (Baigorri, 2004), donde se establecieron cinco lenguas como oficiales, que fueron el español, chino, inglés, ruso, y francés, y como consecuencia se necesitó un servicio permanente de traducción e interpretación (Baigorri, 2016) ya que el multilingüismo «tiene un gran valor para el trabajo de la Organización, porque es precisamente lo que permite la comunicación clara y concisa en los asuntos de importancia mundial» (ONU, s.f.), además de favorecer la tolerancia y aumentar la implicación de los Estados Miembros (ONU, 2015). Las regulaciones que se establecieron en 1946 siguen vigentes hoy en día (excepto algunos cambios como la introducción del árabe en 1973) (Baigorri, 2004).

2.2.2. Condiciones laborales en la ONU

La interpretación consecutiva y simultánea se siguieron utilizando en la ONU, a veces incluso en las mismas reuniones, por ejemplo, en el Consejo de Seguridad (Baigorri, 2004). Las cabinas evolucionaron desde Núremberg, y en la primera reunión de la Asamblea General, tal y como documenta Seeber (2015), ya eran estructuras que estaban insonorizadas.

(13)

12

A continuación, se proporciona un resumen de Baigorri (2004) acerca de la interpretación en la ONU, recopilando las referencias a condiciones laborales.

Al llegar a la ONU, Dostert impuso que los intérpretes solamente trabajasen hacia su lengua materna, aunque hubo algunas excepciones, como el caso del chino y el ruso, que se mantienen en la actualidad. Las condiciones laborales no estaban reguladas. Al comienzo, dependiendo de la reunión, se seleccionaba a los intérpretes más especializados. Estas decisiones las tomaba el Jefe de Sección. No había equipos de emergencia, así que, si una reunión se alargaba, los intérpretes se veían obligados a trabajar más horas. Sí que se cubrían los gastos en caso de viaje, y, además, según testigos de la época, se les pagaba generosamente por los viajes (el salario ya era mejor que el salario promedio de profesiones similares). Se añadía a esto 30 días de vacaciones y un viaje de vuelta a su país natal cada dos años. La imagen dada por la prensa de la época sobre los intérpretes era maravillosa, que eran genios capaces de hacer magia. Esto se debe en parte a la falta de conocimiento del público general e incluso de los propios intérpretes, que desconocían la profesión antes de comenzar a ejercerla, entre otros aspectos. El proceso de selección se realizaba como se describe a continuación: a los intérpretes tras una entrevista que apenas duraba unos minutos, y se rechazaba al 98 % de candidatos bajo la impresión que interpretar era un don. Muchos intérpretes pasaron a otros trabajos dentro de la ONU posteriormente a trabajar en cabina, ya que interpretar no era su vocación y no estaban formados en ello.

Los primeros intérpretes de la ONU consideraban que sus condiciones laborales eran duras (equipo técnico rudimentario, muchas horas en cabina, no había equipos de emergencias) y que no había quejas (habían vivido una guerra y veían esperanza en la ONU). Sin embargo, la generación 15 años más adelante no había tenido estas experiencias. Éstos sí que eligieron la profesión por vocación, a diferencia de sus

(14)

13

predecesores, y tenían formación sólida en idiomas y algunos tenían formación en interpretación. Fueron los que llegaron a la ONU entre finales de los años 60 y principios de los 70. Sus condiciones laborales eran muy similares a las de la generación previa. Sin embargo, los recién llegados consideraron que eran insuficientes, cosa que fomentó la “huelga” de 1974, que se describirá a continuación.

Entre los cambios entre la primera y la segunda generación encontramos que, cuando llegaron los segundos, la simultánea casi había sustituido totalmente a la consecutiva. Esto acarreó que la presencia del intérprete se hizo menos visible y, añadido a las jornadas largas sin tiempo de descanso y un descenso de sus condiciones laborales, el progreso hacia conferencias más técnicas, entre otras razones, hizo que los intérpretes necesitasen menos formación en historia o geografía, y más formación técnica. Esto era debido al poco tiempo de preparación, ya que muchos discursos dejaban de ser de índole político y pasaban a ser especializados.

A esto añadimos los estudios médicos que se realizaron a intérpretes, por sus niveles de estrés principalmente, que llevaron a revisar las condiciones laborales. Este estudio se publicó en 1957 y conllevó los siguientes cambios: se modificaron las cabinas para que absorbiesen mejor el sonido y se pintaron de colores relajantes; se mejoró la iluminación y la tecnología para mejorar el confort; se recomendó que no trabajasen en turnos tan largos. Sin embargo, no se solucionaron los problemas de jornadas largas en períodos de mucho trabajo. Por eso no sorprende que en 1969 volvieron los estudios médicos. Tras estos estudios, que fueron similares a los anteriores, se recomendó dar días libres a los intérpretes para que preparasen los próximos temas, y se recalcó que, si los intérpretes estaban tan cansados, se reduciría la calidad.

En 1974 tuvo lugar la “huelga” que consolidó la interpretación como profesión. Los intérpretes reivindicaban el uso de equipos de emergencia. En esta época ya existía AIIC,

(15)

14

que luchaba por las condiciones laborales, aunque lo hacía más en el sector privado porque se consideraba que los trabajadores de organizaciones estaban mejor protegidos. La huelga consistió en que 45 de los 74 intérpretes dijeron estar enfermos, y se paralizó la jornada. La huelga pretendía asegurar mejores condiciones laborales, no mejores salarios.

Finalmente, la ONU estableció que no se superarían las 7 reuniones a la semana como máximo, de 3 horas de duración cada una. AIIC las incluyó en sus acuerdos con organizaciones internacionales y para los intérpretes autónomos en general.

Más adelante, tras la Guerra Fría, la mayor parte de la interpretación siguió siendo simultánea (la consecutiva se reserva para algunas reuniones del Secretario General, cenas, o misiones). Se mantenía la norma de interpretar hacia la lengua materna, excepto los chinos y árabes, igual que antaño. La función del intérprete era menos similar a la de un mediador que antes, puesto que, en el mundo unipolar, se expandió un modelo de pensamiento considerablemente unificado. Existía una norma sobre no leer documentos en voz alta a los cuales los intérpretes no hubieran tenido acceso, una norma que se incumplía. De igual forma que las respuestas de los miembros muchas veces estaban preparadas de antemano y también se leían, aunque no se daba a los intérpretes. Incluso en el Consejo de Seguridad los intérpretes no trabajaban en condiciones ideales y no se cumplían los estándares AIIC. A esto cabe añadir la crisis económica que azotó a la ONU y que acarreó la reducción de plantillas.

Según Baigorri (2004), en 2004 persisten algunos de los problemas mencionados anteriormente. El autor añade que, a veces, las condiciones auditivas no son óptimas (material antiguo, uso inapropiado del material técnico); entre otras dificultades, como acentos marcados de hablantes, el léxico, la sintaxis, etc. Los intérpretes apuntan que la calidad de los discursos ha bajado considerablemente. No siempre hay documentación

(16)

15

disponible. El mayor problema para los intérpretes es la velocidad a la que hablan los oradores, por lo cual, cada vez cuesta más mantener el ritmo. Además, no existe forma de avisar al orador para que reduzca la velocidad, y los escuchantes no colaboran. No hay debate, las decisiones se han tomado previamente y el intérprete no lo sabe. Ahora los intérpretes trabajan en horarios más o menos fijos, incluso tienen que estar de guardia cada siete semanas durante el fin de semana, para lo cual no reciben ninguna compensación, excepto si se produce una reunión en dicho período. En este caso, se les concede un día más de vacaciones por cada día de reunión. Esto contribuye a que los intérpretes aprovechen más sus ratos de no trabajar en cabina para salir a descansar, ya que tampoco pueden ayudar por el ritmo demasiado elevado. A pesar de todo esto, siguen siendo la envidia de muchos otros trabajadores de otros sectores. Aunque los horarios se respetan, muchos todavía no entienden la carga cognitiva que hace que un intérprete no pueda tener los horarios de otros trabajadores.

En 2011, Baigorri-Jalón y Travieso-Rodríguez (2017) apuntan dificultades similares a las mencionadas en 2004. Aunque las lenguas oficiales se han mantenido desde los años 70, sí que ha habido cambios en la dinámica de la interpretación. Por ejemplo, la cantidad de participantes ha ascendido exponencialmente en las últimas décadas, debido al aumento de Estados Miembros, pero también a la participación de actores externos, como las ONG. Los autores destacan, además, las nuevas tecnologías y su impacto en la interpretación, que ha tenido tanto efectos positivos (mayor posibilidad de documentación), como negativos (cambios en la percepción del usuario). Aunque el aspecto que más afecta a los intérpretes es el aumento de la velocidad de los discursos (Baigorri-Jalón y Travieso-Rodríguez, 2017).

2.3. Interpretación en la UE 2.3.1. Características de la UE

(17)

16

La Unión Europea es el caso de institución multilingüe más extremo (Donovan, 2017), ya que incluye todas las lenguas nacionales de cada uno de sus Estados Miembros como lenguas oficiales, actualmente 24: «alemán, búlgaro, checo, croata, danés, eslovaco, esloveno, español, estonio, finés, francés, griego, húngaro, inglés, irlandés, italiano, letón, lituano, maltés, neerlandés, polaco, portugués, rumano y sueco» (Unión Europea, s.f. b). Esto, unido a las lenguas regionales que también se usan en algunas reuniones, hace que la UE sea el mayor empleador de intérpretes del mundo (Seeber, 2017).

Como señala Pajarín (2017), en la UE ha habido interpretación desde sus inicios y, al igual que ocurrió en la ONU, los intérpretes no poseían formación como tal, sino que llegaron por casualidad a la profesión. Por ejemplo, en el caso de la primera cabina española, los intérpretes «procedían de campos tan diversos como la filología, la biología o la geografía e historia y tuvieron conocimiento de la existencia del stage gracias a sus propias relaciones sociales» (Pajarín, 2017, p. 244). A diferencia de la ONU, en la Comisión Europea sí hubo un stage, es decir, un proceso de formación como intérprete, claramente marcado, de 6 meses de duración y con pruebas eliminatorias (ibid.). Tras la formación, los intérpretes firmaban un contrato de dos años con la UE, tras los cuales podían presentarse al test de acreditación para trabajar como autónomosu opositar para convertirse en funcionarios.

2.3.2. Condiciones laborales en la UE

Los servicios de interpretación de la UE (Comisión, Parlamento, y Tribunal de Justicia) necesitan interpretación para 325.000 jornadas de intérpretes cada año, para los cuales emplean a 1.000 intérpretes funcionarios que cubren la mitad de estas jornadas, y a intérpretes autónomos que cubren la otra mitad (Seeber, 2017). Los intérpretes autónomos trabajan junto con los funcionarios, aunque no tienen el requisito de nacionalidad europea (UE, s.f.). La Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el

(18)

17

Tribunal de Justicia de la Unión Europea tienen servicios de interpretación distintos, pero «la contratación de funcionarios intérpretes y la selección de intérpretes freelance (denominados auxiliares intérpretes de conferencias a.i.c) la llevan a cabo conjuntamente» (UE, s.f. a).

Pajarín (2017) recoge, mediante entrevistas a intérpretes de la primera cabina española, la descripción de las condiciones laborales de la época, que se describen a continuación. Todas las intérpretes entrevistadas están de acuerdo con que ha habido una evolución desde su entrada a las instituciones hasta la actualidad, así como coinciden en la afirmación que, en los primeros años, ser intérprete era señal de glamur y estatus, ya que los delegados españoles carecían de conocimientos de idiomas, por lo cual las intérpretes tenían un rol más visible y útil, al ser su única opción para seguir las reuniones. Asimismo, estas intérpretes consideran que tuvieron un rol activo en la integración de España en la UE, a diferencia de la visión generalizada del intérprete pasivo.

En cuanto a su formación, las intérpretes entrevistadas afirman que procedían de campos diversos, al igual que los primeros intérpretes de la ONU (supra), según Pajarín (2017, p. 261), «de estudios superiores diferentes a la traducción e interpretación, con buen conocimiento de lenguas y su acceso a la interpretación institucional se produjo de forma casual por medio del stage», la formación que ofrecía la UE. Al igual que en las Naciones unidas (supra), añaden que todavía existía la creencia de que los intérpretes nacen, no se hacen, con el que las entrevistadas no coinciden.

Puesto que todas las entrevistadas pertenecen a la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias, coinciden también en los principios éticos fundamentales que expone y defiende AIIC, así como coindicen ampliamente (50 %) en que las condiciones laborales en la primera etapa en que trabajaron eran «muy buenas». Cabe destacar que el 25 % afirma que eran «excelentes» (p. 255).

(19)

18

Pajarín (2017, p. 250) recoge que «no obstante, (…) ahora «se tiende más a utilizar dos o tres idiomas y a prescindir de la interpretación» (I3), al tiempo que la saturación del mercado (según sus testimonios) hace que los intérpretes ya no sean tan valorados ni considerados como realmente necesarios».

3. Marco teórico: “Agreements Sector” de AIIC 3.1. Características de AIIC

En los años 50, como explica Thiery (2009), ante la creciente demanda de intérpretes tanto por organizaciones internacionales como por el mercado privado, se comenzó a ver una necesidad de organizar la nueva profesión. Este mismo autor detalla que fueron Constantin Andronkof, André Kaminker, y Hans Jacob (jefes de interpretación en la OEEC, el Consejo de Europa, y la UNESCO, respectivamente), quienes decidieron agrupar a los intérpretes en una asociación internacional. Esta asociación, conocida universalmente por sus siglas, AIIC, fue fundada en 1953, y tenía como objetivo sentar las bases de esta nueva profesión; principalmente, sus bases fueron conseguir la misma remuneración por el mismo trabajo de los intérpretes (funcionarios y autónomos), así como conseguir que la competencia en el mercado se basase en la calidad, y no en el precio. En otras palabras, AIIC englobaba el concepto de asociación, y el de sindicato (Thiery, 2009), y dota a la profesión de prestigio y alcance mundial (Marzocchi, 2017).

Nadie puede negar el rol histórico que tiene y ha tenido la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias (AIIC), siendo la única asociación global de intérpretes de conferencias, con más de 3.000 miembros (AIIC, s.f. b) en 90 países (Diriker, 2015). Sus funciones son: defender a los intérpretes, acreditar sus estándares y promover códigos de profesionalismo (Reyes, 2014). AIIC es el principal interlocutor de los intérpretes de conferencias tanto para el sector privado, como para las organizaciones internacionales (Boéri, 2015).

(20)

19

Diriker (2015) resume las claves del éxito de AIIC en tres, que se describen a continuación. La primera es su establecimiento temprano, apenas ocho años tras los juicios de Nuremberg, que le ha permitido controlar las prácticas y los estándares, así como evaluar las condiciones laborales, desde el principio de la interpretación simultánea. La segunda es el rol que ha tenido como asociación y como sindicato, ya que los acuerdos que se analizan en este trabajo armonizaron salarios y condiciones laborales de intérpretes, miembros de AIIC o no, en diferentes organizaciones internacionales, conocidos como el “sector de los acuerdos” (Agreements Sector). Finalmente, el rol de

AIIC como órgano prácticamente acreditador de intérpretes. La membresía no es automática, sino que debe ser respaldada por compañeros miembros de la Asociación. Esta insistencia de AIIC por controlar la calidad ha generado una conciencia de calidad entre profesionales. Entre las condiciones laborales que ha regulado AIIC, cabe destacar su colaboración con ISO para la calidad de las cabinas (Seeber, 2015), una condición que ha mejorado drásticamente desde las condiciones que se describen sobre las cabinas en Núremberg (supra 2.1.2). Las normas ISO para cabinas se pueden consultar en la página web de AIIC, y han sido actualizadas recientemente2.

El alto porcentaje de intérpretes que trabajan en organizaciones internacionales que son miembros de AIIC podría reflejar, según Pajarín (2017, p.241), «la necesidad de defensa de sus condiciones laborales», así como «un alto grado de concienciación sobre la importancia del reconocimiento» de la interpretación de conferencias.

Para establecer estos estándares de calidad, AIIC ha utilizado varios instrumentos, que en sector público de las organizaciones internacionales se conocen como “the Collective Agreements” (AIIC, s.f. a). Estos acuerdos tenían (y tienen) como objetivo elevar las

2Las normas se pueden consultar en la siguiente página web:

(21)

20

condiciones de trabajo de los intérpretes autónomos que trabajan para las principales organizaciones internacionales: la ONU y sus agencias, la UE, y las organizaciones coordinadas (Agencia Espacial Europea, Consejo de Europa, OTAN y UEO, la Organización Mundial de Aduanas y las Federaciones Mundiales de Sindicatos (GUF, por sus siglas en inglés) (Diriker, 2015).

Para garantizarles que fueran las mismas que para los intérpretes que trabajan como funcionarios de estas organizaciones, por ejemplo, en términos de remuneración o de seguro médico (Baigorri-Jalón, 2000). Estos acuerdos se firmaron desde 1969 y se renegocian las condiciones cada 5 años (Boéri, 2015), y se consideran uno de los mayores logros de AIIC (Thiery, 2009).

A pesar de los problemas legales que tuvo AIIC con la Comisión Federal de Comercio estadounidense, los contratos vinculantes con el sector público no fueron alterados, aunque los demás contratos vinculantes se tuvieron que convertir en recomendaciones (Boéri, 2015).

3.2. AIIC: Los acuerdos

Los acuerdos que se analizan en este trabajo son: el acuerdo de AIIC y la ONU (AIIC-United Nations Agreement (2012-2017)) y la convención entre AIIC y la UE (AIIC-EU Convention), que están disponibles en la página web de AIIC, en la sección de Collective agreements3.

4. Metodología

Como se ha explicado en la introducción, en este trabajo se comparan los acuerdos que mantiene AIIC con las principales organizaciones internacionales, la ONU y la UE, para

(22)

21

observar cómo se reflejan las condiciones laborales de los intérpretes autónomos que trabajan para cada organización.

La metodología utilizada está inspirada en la que utiliza Mayoral Asensio (2007) para comparar contratos en español e inglés. Para comparar los acuerdos, se utilizan tablas de dos columnas donde se recogen los apartados de cada acuerdo que abarcan las mismas condiciones laborales. El orden de aparición es, para la columna derecha (AIIC-Unión Europea), el mismo que el que se sigue en el acuerdo original, excepto algunas cláusulas concretas que se han separado para analizarlas individualmente. Sin embargo, en la columna izquierda (AIIC-ONU), se recogen cláusulas y apartados de cláusulas que no siguen necesariamente el mismo orden que el acuerdo original, sino que se han reordenado para unir las cláusulas que hacen referencia al mismo tema, sin importar su orden en el texto original, sino en relación con el documento de la columna derecha (AIIC-UE).

Para agilizar la comparación, se utiliza el símbolo “(…)” para expresar que las partes

del texto que se unen en esta tabla no se encuentran juntas en el texto original.

Existen siete tablas comparativas y una tabla resumen. Cada tabla agrupa un tema (ámbito de aplicación, remuneración, etc.). Los elementos comparados en cada una de las siete tablas son: estructura de la cláusula, léxico empleado, y contenido de la cláusula. El análisis se encuentra a continuación de cada tabla.

5. Análisis

En la siguiente tabla se analizan los primeros fragmentos de cada acuerdo, cuyo análisis se encuentra posteriormente.

(23)

22 Figura 1 Ámbito de aplicación de los acuerdos. Elaboración propia.

AIIC-EU Convention. Published: 9 years ago. Last updated: 2 years ago.

AIIC-United Nations Agreement (2012-2017). Published: 1 year ago. Last updated: 1 year ago.

Agreement on working conditions and the pecunary regime for auxiliary conference interpreters recruited by the Institutions of the European Union Having regard to the negotiating briefs given by auxiliary conference interpreters (ACIs) approved by the institutions and by the associations recognised as representative of the conference interpreting profession within the meaning of the CEI;

(…)

Whereas ACIs have been serving the institutions since 1952;

(…)

Have agreed as follows:

Article 1 - Scope of the Agreement This Agreement shall apply to ACIs, wherever they are assigned, recruited by the European Parliament or the

Commission or the Court of Justice, on their own account or on behalf of the other institutions and bodies of the European Union and for the agencies governed by Community law established by the Treaties or secondary legislation (hereinafter referred to as “the

institutions”).

Agreement between the United Nations Common System/Chief Executives Board for Coordination and the Association Internationale des Interprètes de

Conférence, regulating the Conditions of Employment

1. (…) to the approval of AIIC and of the Organizations, the conditions of employment of short-term conference interpreters shall be governed by the provisions set out below. [1]

I. Scope and implementation Scope

2. This Agreement shall be applicable to the servicing of conferences and meetings organized by the parties to the Agreement, by any mode of interpretation and on a worldwide basis, pursuant to their mandated activities.

(…)

For the purposes of this Agreement, “short-term conference interpreters” also refers to “temporary” and

“freelance” interpreters, terms used by some organizations in accordance with their Staff Regulations and Rules.

En la tabla superior se observa la primera parte de los acuerdos, donde se detallan las partes y el ámbito de aplicación. En cuanto a la estructura, observamos que ambas columnas tienen similitudes a grandes rasgos, ya que en ambos textos encontramos una introducción, en la que se describen las partes (AIIC y las organizaciones), la fecha de publicación y revisión, y el ámbito de aplicación. La principal diferencia que se observa

(24)

23

a nivel estructural es el uso de apartados numerados en la columna izquierda (AIIC-ONU), donde vemos que “Scope and implementation” es el primer apartado principal,

que engloba varias cláusulas (“scope”, “duration”, etc.). Sin embargo, en la derecha (AIIC-UE), el artículo 1, “Scope of the Agreement”, forma parte de la introducción y está separado del “Title I”, bajo el cual se encuentran “conditions of recruitment”, “confidentiality”, etcétera. Puesto que esta estructura no es equivalente, el contenido de

estas cláusulas se ha reordenado en columnas separadas, que se encuentran a continuación.

En cuanto al léxico, la primera diferencia que observamos es que el acuerdo con la UE se conoce como “Convention”, mientras que el acuerdo con la ONU se conoce como “Agreement”. Según recoge Eur-lex, en la UE, el término “convention” (convenio) tiene un peso mayor que “agreement” (acuerdo), que se emplea más para acuerdos comerciales.

En Eur-lex se precisa que, “los acuerdos internacionales deben aplicarse obligatoriamente en toda la UE” y tienen más valor que los actos unilaterales (EUR-Lex, s.f.). Sin embargo, la ONU define “convention” como “formal agreement between States.” (UNICEF, s.f.).

Puesto que AIIC no es un Estado, esta diferencia terminológica podría explicar por qué cada organización emplea un término distinto para nombrar sendos acuerdos con AIIC. En la página web de AIIC ambos acuerdos se encuentran bajo “Collective Agreements”4,

sin mención a esta diferencia, utilizando “agreement” como genérico.

Otra diferencia terminológica la encontramos en el primer párrafo, donde vemos que el acuerdo AIIC-UE es un “agreement on working conditions and pecunary regime of ACIs”, mientras que en AIIC-ONU se tratará “the conditions of employment of short-term conference interpreters”. Esta diferencia parece carecer de importancia, puesto que

(25)

24

en el análisis de la macroestructura encontramos las mismas condiciones, aunque estén redactadas en cláusulas distintas.

En cuanto a los intérpretes, se observa que cada organización nombra a los

intérpretes autónomos de forma distinta. En la UE se conocen como ACIs (“auxiliary conference interpreters”), y en la ONU encontramos varias nomenclaturas (“short-term conference interpreters”, “temporary” y “freelance”), aunque se indica que todos estos

términos hacen referencia al mismo colectivo, es decir, intérpretes que trabajan como autónomos para las organizaciones.

Desde el punto de vista del contenido, en este apartado, los acuerdos son idénticos: ambos son acuerdos entre AIIC y una organización internacional, y sus

órganos/agencias, para la contratación y condiciones laborales de intérpretes que trabajan temporalmente para las organizaciones.

En la tabla siguiente encontramos las cláusulas de confidencialidad, e interpretación consecutiva en el caso de la UE.

Figura 2 Cláusulas de confidencialidad. Elaboración propia.

AIIC-EU Convention AIIC-United Nations Agreement (2012-2017)

Article 2a - Confidentiality clause

ACIs shall be bound by the strictest secrecy, which shall be observed towards all persons and with regard to all

information disclosed in the course of the practice of the profession at any

gathering not open to the public. Article 3 - Consecutive interpretation

Since consecutive interpreting is an essential skill for a conference

interpreter, all ACIs shall be required to

Privileges, immunities and responsibilities

10. When working for Organizations of the United Nations Common System, short-term conference interpreters:[3]

(a) By virtue of their contract, shall have the status of officials, (…) and therefore enjoy the privileges and immunities, and have the responsibilities, pertaining to that status;

(26)

25 undertake this form of interpreting at

meetings of the institutions. This

requirement shall not apply where a duly proven physical disability exists.

(b) Shall be bound by the strictest confidentiality and secrecy, which must be observed towards all persons with regard to information gathered in the course of professional practice.

En la tabla superior observamos, en la columna derecha (AIIC-UE), que la cláusula de confidencialidad ocupa una posición privilegiada, al ser la segunda cláusula del acuerdo y tener una cláusula dedicada exclusivamente al secreto profesional. A continuación, encontramos una cláusula acerca de la modalidad de interpretación consecutiva. Sin embargo, en la estructura del acuerdo AIIC-ONU observamos que la confidencialidad se recoge en una cláusula mayor, que trata también los privilegios, además de las obligaciones, de los intérpretes.

El léxico utilizado (“confidentiality”, “secrecy”, “strictest”) es idéntico y se utiliza en

la mayoría de los códigos éticos de intérpretes (Mikkelson, 2000).

En cuanto al contenido, como se ha indicado, es idéntico en cuanto a la confidencialidad. Sin embargo, encontramos una diferencia que se detalla a continuación: en el acuerdo AIIC-UE, se dice que no se puede revelar información “not open to the public”, mientras que en el acuerdo AIIC-ONU se indica que todo el trabajo es

confidencial.

El acuerdo AIIC-UE hace referencia específica a la modalidad de consecutiva, que se utiliza, aunque no frecuentemente (Diriker, 2015), en las instituciones europeas. El acuerdo AIIC-ONU no hace ninguna referencia a esta modalidad. En cuanto al acuerdo AIIC-ONU, se explica que los intérpretes autónomos tienen las mismas condiciones laborales que los “officials” (funcionarios), uno de los objetivos de AIIC (supra). En el

(27)

26

A continuación, encontramos las cláusulas que estipulan la remuneración de los intérpretes autónomos en las organizaciones. Para realizar un análisis más exhaustivo, se han separado las cláusulas pertenecientes al sueldo y a los pagos por viajes.

Figura 3 Remuneración. Elaboración propia.

AIIC-EU Convention AIIC-United Nations Agreement (2012-2017)

Title II: Emoluments

Article 6 - Daily remuneration The daily fee for experienced ACIs shall be linked to the remuneration of an official employed in Brussels in grade AD12, step 5 . It shall be one twentieth of the basic monthly salary of an official in that grade, multiplied by a factor of 0.9392638.

(…)

Article 8 - Tax

Under Council Regulation (EEC, Euratom, ECSC) No 260/68, fees paid to ACIs shall be subject to Community tax and, within the scope of Article 13 of the Protocol on Privileges and Immunities, exempt from national tax.

Article 9 - Daily subsistence allowance

ACIs on assignments outside their local area, i.e. over 60 km from their professional domicile, shall receive an allowance equal to the daily subsistence allowance of officials of the institutions by which they are recruited. ACIs may, on presentation of a hotel bill, have hotel expenses reimbursed up to the ceiling laid down for such officials.

Where appropriate, ACIs shall receive a supplementary daily subsistence

allowance. (…)

Title IV: Methods of payment Article 17 - Use of the euro

Payments to or on behalf of ACIs shall be made in euro by bank transfer. Should

(5) Payment of indemnity

Only a firm offer that is accepted by the interpreter shall give rise to the payment of indemnities as provided for in

paragraph 12 (Cancellation or termination of appointment). (…)

III. Remuneration policy

13. The remuneration of short-term conference interpreters employed by Organizations party to the Agreement is specified in Annex A hereto.

14. Appointments shall be formalized by the issuance of a contract by

Organizations. The contract shall indicate the specific period of

engagement and the number of days to be paid, as well as the applicable

remuneration rate.

15. Subject to the provisions of this Agreement, specifically paragraph 32 (Workload), one daily rate shall be payable to the interpreter for each

contract day, a day being defined as a 24-hour period from midnight to midnight or part thereof (including public holidays within the period of contract).

(28)

27 payment in euro create difficulties in a particular country, the Commission shall endeavour to resolve them as soon as possible; in the meantime it shall use the currency normally used in its financial dealings with that country.

18. The salary rates set out in Annex A are net of both income tax and staff assessment.[7]

Daily remuneration rate

19.A short-term conference interpreter employed by an Organization for fewer than 60 days from the first day of her/his appointment shall be employed on the basis of a daily appointment and the daily rate conditions.

Monthly remuneration rate

20. The following provisions shall apply with respect to monthly rates:

(a) A short-term conference interpreter employed by an Organization for a continuous period of 60 days or more shall be employed from the first day on the basis of a monthly appointment and the monthly rate conditions;

(b) When a period of employment at daily rates is extended in such a way that the extension, together with the original duration of the contract, exceeds 60 days, the provisions governing monthly

appointments shall apply from the 61st day;

(c) For short-term conference interpreters employed on monthly appointments, leave shall accrue at the rate specified in the Staff Regulations and Rules of the employing Organization and pro rata for each part of a month. The Organization may indicate the periods falling within the employment period when the accrued leave must be taken, provided that the short-term conference interpreter is given at least 15 days’ notice;

(d) At the end of an appointment, the unused leave days shall be paid in accordance with the Staff Regulations and Rules of the employing Organization.

(29)

28

V. Social security Social security

28. The remuneration rates for short-term conference interpreters set out in

Annex A are net of tax and include a social security element of nine per cent. At the written request of the short-term conference interpreter and subject to the Organization’s rules, a percentage of the short-term conference interpreter’s emoluments may be withheld by the employing Organization and paid in the name of the short-term conference interpreter into an applicable scheme such as the Caisse de Pensions des Interprètes et Traducteurs de Conférence or the Caisse de Prévoyance des

Interprètes de Conférence.

Loss of earnings, sickness and accident insurance, and sick leave

(…)

En la tabla superior se recogen las cláusulas relativas al sueldo de los intérpretes. Lo primero que observamos en cuanto a la estructura es que el acuerdo AIIC-ONU (derecha) contiene cláusulas más extensas que el acuerdo AIIC-UE.

El léxico utilizado en estas cláusulas es muy similar (“daily remuneration rate”), aunque el contenido varía, como se analiza a continuación.

En la UE se establece que estos intérpretes cobran el mismo salario (por día) que un intérprete funcionario de las instituciones, y se expresa la fórmula para calcular la cantidad. En cambio, el sistema en la ONU parece ser más complejo. En primer lugar, los intérpretes pueden cobrar por día o por mes, dependiendo de los días que trabajen. Se incluyen los festivos, algo que no se especifica en el acuerdo AIIC-UE, así como las cifras que se indican en el Anexo A, relativo a los sueldos de intérpretes AIIC-ONU, están libres

(30)

29

de impuestos, mientras que en el acuerdo AIIC-UE se indica el impuesto al que está sometido el sueldo de los intérpretes. Además, en el acuerdo AIIC-ONU vemos una cláusula relativa a las bajas por enfermedad, un aspecto que tampoco recoge el acuerdo AIIC-UE. En cambio, la UE tiene una cláusula dedicada a la moneda de pago que se utilizará (el euro), mientras que esto no se observa en el acuerdo AIIC-ONU, ya que los pagos tienen un anexo (anexo A) donde está desglosada la información, que es más compleja, probablemente debido a la mayor cantidad de estados miembros que tiene la ONU que utilizan monedas distintas. En el anexo A se indica que, generalmente, la se remunerará a los intérpretes en dólares estadounidenses.

En la tabla subsiguiente se observa una cláusula relativa a la remuneración de intérpretes principiantes.

Figura 4 Remuneración para principiantes. Elaboración propia.

AIIC-EU Convention AIIC-United Nations Agreement (2012-2017)

The daily fee for beginner ACIs shall be 72% of the fee paid to an experienced ACI.

IX. Beginners

24. Beginners, as defined in Annex B, shall be paid 66.67 per cent, or two thirds, of the daily rate otherwise applicable to the location concerned. En esta tabla se refleja un aspecto que contienen ambos acuerdos, que es la remuneración que recibe un intérprete principiante. En cuanto a la estructura, en el acuerdo AIIC-UE (derecha) forma parte de las cláusulas de la tabla anterior. Sin embargo, en el acuerdo AIIC-ONU (izquierda) observamos que tiene una cláusula exclusiva. El léxico de estas cláusulas es muy similar (“beginner” en ambos acuerdos, “fee”/”daily rate”). Sin embargo, de nuevo encontramos diferencias en el contenido. La UE remunera

a un principiante con un 72 % del salario de un intérprete autónomo con experiencia. En cambio, en la ONU estos intérpretes reciben el 66,67 % (2/3), es decir, una cantidad inferior a la de la UE.

(31)

30 Figura 5 Pagos por viajes o desplazamientos. Elaboración propia.

AIIC-EU Convention AIIC-United Nations Agreement (2012-2017)

Article 7 - Flat-rate travel allowance

The flat-rate travel allowance shall be half the amount of the daily fee.

The terms and conditions under which this allowance is granted can be found in the implementing rules.

Article 7a - Flat-rate compensatory allowance

The flat-rate compensatory allowance shall be half the amount of the daily fee. This allowance shall be payable for long-distance trips or itinerant missions. (…)

Article 9 - Daily subsistence allowance

ACIs on assignments outside their local area, i.e. over 60 km from their professional domicile, shall receive an allowance equal to the daily subsistence allowance of officials of the institutions by which they are recruited. ACIs may, on presentation of a hotel bill, have hotel expenses reimbursed up to the ceiling laid down for such officials.

Where appropriate, ACIs shall receive a supplementary daily subsistence allowance.

Article 10 - Reimbursement of travel expenses

ACIs living outside the local area shall organise their travel with due regard to the best cost/efficiency ratio. Travel expenses shall be reimbursed upon presentation of the required supporting documents. If

Remuneration during travel

21. The following provisions shall apply with respect to remuneration during travel:

(a) The travel rules applicable to the regular staff of an employing

Organization shall be applicable to the travel of short-term conference

interpreters;

(b) When a short-term conference interpreter is required to travel to a duty station away from her/his professional domicile, s/he shall be equally entitled to the applicable subsistence allowance in accordance with the policy and practice for regular staff of the employing Organization.

(c) For the purposes of this Agreement, authorized travel time of short-term conference interpreters is work time for all purposes, as for regular staff. The travel dates shall be specified in the contract whenever possible. Accordingly, except where it is agreed in advance that any necessary travel can reasonably be accomplished during the period of assignment, a short-term conference interpreter recruited from outside the duty station shall be paid one half of the relevant rate in Annex A in respect of the calendar day preceding the beginning of her/his assignment and one half-day's salary in respect of the calendar day following the end of her/his assignment. For any full calendar day of travel time, including authorized stopovers and rest periods, as detailed in paragraph 26 below, the short-term conference interpreter shall receive a full day’s salary.

(32)

31 travel expenses are paid in advance, payment shall be in the currency in which the ticket was purchased.

Article 11 - Days not worked

Where the period (which may be up to three days) between two assignments is too short to allow ACIs to return to their professional domicile, they shall be paid two thirds of the fee provided for in Article 6 for each day not worked, plus the daily subsistence allowance provided for in Article 9.

Provided that the amounts laid down in the preceding paragraph do not exceed the cost of travel and the corresponding allowances, the same arrangement may apply where ACIs prefer to remain at the place of assignment.

ACIs wishing to have this Article applied must so inform the recruiting department(s) before the period during which they are not working begins. Article 12 - Long-distance and tiring missions

Compensation is provided for particular missions. Further details can be found in the Rules for implementing certain provisions of the Agreement (Modalités d'application de certaines dispositions de la Convention).

(…)

[IMPLEMENTING RULES]

Article 7 - Flat-rate travel allowance

A flat-rate travel allowance is due when ACIs whose professional domicile is outside their place of assignment must travel on the eve of the first day of their assignment or are unable to return to their

IV. Travel conditions General

22. Except as may be otherwise provided in this Agreement, the travel rules

applicable to the regular staff of the employing Organization while on official travel shall be applicable to the travel of short-term conference interpreters. In cases of non-local recruitment, travel shall be provided for the short-term conference interpreter to proceed from her/his professional domicile (or from another place within the same cost) to her/his place of work and return. This provision shall not preclude any arrangement whereby costs may be shared between the employing Organization and a previous or

subsequent employer in instances when the periods of employment are

consecutive. The Organizations shall make every effort to ensure uniformity of practice in respect of travel rules.

23. No travel shall take place without a travel authorization, including prior medical and security clearances where applicable. The hiring Organization shall not be held liable in the event that a short-term conference interpreter does not provide appropriate medical

certification prior to her/his engagement. Failure to do so shall result in the

withdrawal of the offer or termination of appointment without compensation. The employing Organization shall inform the short-term conference interpreter of these requirements at the time of the proposal of work.

24. When an Organization offers the short-term conference interpreter a contract, it shall inform her/him of the travel arrangements it intends to

make. This information can be provided via the offer of appointment or other official written communication, such as e-mail notification. If the short-term

(33)

32 professional domicile before midnight on the final day of the assignment.

However, this allowance shall not be due if the ACI receives, for the same day, a daily fee (Article 6 of the Agreement) from the Community budget.

If ACIs have two consecutive contracts with two different institutions at two different locations, they will be granted the same treatment as if the change of location took place within the same institution.

Article 9 - Daily subsistence allowance

The 60 km distance (local area) is calculated on the basis of the official railway figures for the most direct route. The supplementary daily subsistence allowance equal to the daily subsistence allowance is due when the ACI cannot leave the place of assignment on the final day of the assignment.

If the ACI cannot obtain prepaid tickets from the accredited agency, the daily subsistence allowance shall be paid in advance if the ACI so requests.

If the ACI is sick at the place of assignment, the daily subsistence allowance shall still be paid and accommodation costs reimbursed.

The institutions shall reimburse the purchase of a hotel loyalty card as it is paid off.

Article 10 - Reimbursement of travel expenses

a) For the purposes of applying Article 10 of the Agreement, ACIs may choose the means of transport for the outward and return journey between their professional domicile and the place of assignment. The right to air travel is guaranteed for all journeys of over 300 km. The ACI

conference interpreter accepts the contract, s/he shall also accept whatever travel arrangements are made, unless her/his professional obligations prior to or subsequent to her/his contract are such as to render impractical, in the opinion of the Organization, participation in such arrangements.

25. Applicable DSA shall be payable to the short-term conference interpreter during the length of the assignment while on travel status, including any

travel days in addition to the normal length of the assignment which s/he is required to spend away from her/his professional domicile by reason of the travel arrangements authorized by the employing Organization.

Stopovers and rest periods during air travel

26. In scheduling the departure of an interpreter for a meeting, the employing Organization shall ensure that when travel takes place by air, or mostly by air, the departure takes place sufficiently early that (in the case of a journey with no intermediate stop-overs):

1. If the scheduled travel time for the journey is between six and ten hours, the interpreter is not required to commence duty within 12 hours after arriving at the duty station;

2. If the scheduled travel time is more than ten hours, the interpreter is not required to commence duty within 24 hours of arriving at the destination;

3. Minor variations from these minima arising from scheduled flight

timetables (for example, infrequency of flights) shall be acceptable within reason, subject to agreement before the journey begins;

4. Subject to paragraphs 21, 22 and 24 above, the interpreter shall be entitled to utilize these rest periods

(34)

33 determines the route and time of the journeys for the performance of contracts concluded with one or more institutions, the reimbursement of travel expenses and payment of any allowances due being limited, except in cases of force majeure, to the most direct route and the means of transport offering the best cost/efficiency ratio.

b) If the ACI can obtain prepaid tickets from the accredited agency (hereinafter referred to as “the agency”), no advance on travel expenses will be paid. In such a case, the fee (100%) and daily subsistence allowance(s) are paid within five working days of the final day of the contract. In all other cases, travel expenses may be reimbursed in advance at the ACI's request (in accordance with Article 10 of the Agreement).

c) The use of the agency is optional. d) If special arrangements are made for officials and other staff for meetings away from the institutions' usual places of employment, the same arrangements apply to ACI staff in the same team whose professional domicile is in one of these places of employment. They will be informed of the specific arrangements as soon as possible and at all events in good time.

1. Procedure for reimbursement on presentation of supporting documents demonstrating travel costs incurred

either at the destination or in the form of stopovers en route.

Daily subsistence allowance

27. A short-term conference interpreter engaged to serve in a duty station away from her/his professional domicile shall be entitled to receive the applicable DSA in accordance with the DSA rates

established by the International Civil Service Commission (ICSC) and in accordance with the travel advances policy of the employing

Organization. The conditions for the payment of the allowance shall be those applicable to the regular staff of the Organization, including in respect of adjusted rates (e.g., when

accommodation, transportation and/or meals are provided) and supporting documentation requirements, as well as, where necessary, recourse procedures.

En la tabla superior se recogen las cláusulas sobre viajes y remuneración durante el viaje para los intérpretes autónomos. En primer lugar, cabe destacar el hecho que en el acuerdo AIIC-UE, las cláusulas relativas a los viajes están situadas antes que las condiciones laborales. En ambos casos las cláusulas ocupan una proporción amplia de la

(35)

34

longitud del texto, ya que, además, se encuentra información en los anexos sobre los viajes.

El léxico utilizado en estas cláusulas es extremadamente similar (“officials” para los

funcionarios de ambas organizaciones, “daily subsistence allowance”, “travel expenses”, “stopovers”, etc.). Aunque en el acuerdo AIIC-UE se alude a “travel allowance”, mientras

que en el acuerdo AIIC-ONU se observa “remuneration”, un palabra que se relaciona más con un trabajo y salario que “allowance”, que, de hecho, en el diccionario Merriam Webster no aparece relacionada con el ámbito laboral, sino que se parece más a un “reembolso”5.

En cuanto al contenido de las cláusulas, en ambas se reitera que las condiciones de viajes para los intérpretes autónomos serán las mismas que para los funcionarios de las organizaciones. Además, se ha acordado en ambos casos que los intérpretes recibirán la mitad del salario en caso de tener que realizar viajes largos. Sin embargo, en la UE se establecen parámetros fijos (una distancia mínima de 60km para que el intérprete reciba ciertas prestaciones, como dietas), mientras que en la ONU no se ha establecido esta distancia mínima. Otra diferencia que podemos observar es que los intérpretes de la ONU reciben el equivalente a un día completo de sueldo si el viaje que deben realizar es mayor a seis horas, mientras que en la UE se indica que se recibirá 2/3 del sueldo, pero se añade un día de reposo si el viaje es de más de cuatro horas en avión o se viaja al otro hemisferio. Cabe destacar, dentro del acuerdo AIIC-UE, que se marcan diferencias entre los órganos de las instituciones. En el acuerdo AIIC-ONU no se diferencia entre órganos.

En la tabla siguiente se pueden observar las cláusulas de domicilio profesional.

Figure

Actualización...

Referencias

  1. : https://aiic.net/page/8159/new-iso-standards-relating-to-conference-interpreting/lang/1
  2. https://aiic.net/page/8159/new-iso-standards-relating-to-conference-interpreting/lang/1
  3. https://aiic.net/agreements.
  4. https://www.merriam-webster.com/dictionary/allowance
  5. https://aiic.net/about
  6. https://aiic.net/page/628/practical-guide-for-professional-conference-interpreter/lang/1
  7. http://aiic.net/p/1412
  8. https://aiic.net/page/3540/aiic-eu-convention/lang/1
  9. https://aiic.net/page/3540/aiic-eu-convention/lang/1
  10. https://uk-ireland.aiic.net/node/14526
  11. http://aiic.net/p/6724
  12. https://aiic.net/page/6394/aiic-united-nations-agreement-2012-2017/lang/1
  13. https://aiic.net/page/6394/aiic-united-nations-agreement-2012-2017/lang/1
  14. https://aiic.net/page/6724
  15. https://aiic.net/page/6975/interpreting-markets-brussels/lang/1
  16. http://aiic.net/p/6624
  17. https://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN-ES/TXT/?uri=LEGISSUM:ai0035&from=EN
  18. https://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN-ES/TXT/?uri=LEGISSUM:ai0035&from=EN
  19. http://aiic.net/p/8538
  20. https://aiic.net/page/6981/nuremberg-revisited-lessons-for-the-interpreting-profe/lang/1
  21. https://aiic.net/page/6981/nuremberg-revisited-lessons-for-the-interpreting-profe/lang/1
  22. http://aiic.net/p/660
  23. http://www.lextra.uji.es/papers/2007/mayoral07.pdf
  24. http://aiic.net/p/1173
  25. http://www.un.org/es/charter-united-nations/index.html
  26. http://www.un.org/es/sg/multilingualism/index.shtml
  27. http://www.un.org/es/sections/about-un/official-languages/
  28. http://www.un.org/es/sections/about-un/official-languages/
  29. http://aiic.net/p/3590
  30. https://www.lawgazette.co.uk/analysis/comment-and-opinion/interpreting-on-trial/5043812.article
Descargar ahora (92 página)
Related subjects :