El Enemigo de La Puerta de Al l - Silverwriter

Texto completo

(1)

El enemigo de la puerta de al lado 

The Enemy Next Door 

de Silverwriter01 

Traducido por: Julieta “Meltryth” (2015)   

Descargo: Todos los personajes son míos y sólo míos. Si se ven como alguien que conocen        o creen que conocen es pura coincidencia. Esta historia contiene algo de violencia, lenguaje        soez y contenido sexual. Si no te gusta alguno de estos, por favor intente llamar de nuevo.   

Sinopsis: Nadie dijo que iba a ser fácil enamorarse de la chica de al lado.   

Gracias a Michele por tratar de hacer frente al original, a Rosa por la edición de la versión        revisada, y Christoffer por ser mi animadora.    ¿Preguntas? ¿Comentarios? ¿Comentarios groseros? silverwriter01@yahoo.com       

Descargo de traducción: A veces es bueno encontrar historias como estas que no están traducidas          porque nadie conoce a los autores. Bueno, “el que no arriesga, no gana” dicen. La historia es de        Silverwriter01, mi traducción. Es un enredo de personajes, uno de los primeros decentes que leo y yo, como        he escrito les digo que cuesta muchísimo sostener a semejante cantidad de estos, pero lo hace bien.   

Como siempre, no se cobra absolutamente nada por la historia (sino dejaría de ser un hobbie), así que ni        siquiera la tomen cuando hay un cartelito de espera o boludeces como esas. Me buscan en       XWPColección  o en Scribd. ¡Disfruten como yo lo hice! Julieta “Meltryth”. 

 

   

Casi desearía que no hubiera una temporada de vacaciones. Sí, lo dije. ¿Quieres saber por        qué? Debido a que es la víspera de Navidad, no puedo estar con mi familia, y la mujer que        amo me odia. 

 

Permítanme empezar de nuevo. ¿Conoces las historias de cómo un chico se enamora de la        chica de al lado? Bueno esta es una de esas historias, excepto que no soy un chico. Así que        soy una chica que se enamoró de la chica de al lado. Hay giros a esta historia como en todas        las historias. Una torcedura es que hasta hace unos años, yo la odiaba. Ella era mi enemiga        jurada de la infancia. Otra vuelta de tuerca es que me acosté con dos de tres de sus        hermanas. Si piensas que es malo, ¿qué dirías si te dijera que ella durmió con uno de mis        hermanos y mis dos hermanas? 

 

Ahora mismo estoy sentada en mi cama escribiendo esta historia en mi notebook, en mi        autoimpuesto exilio. He atrincherado la puerta de mi habitación y me niego a salir ya que todo       

(2)

lo que parece que hago es arruinarlo todo. Tengo una especie de deseo que un ángel venga        y diga "Te han dado un gran regalo: La oportunidad de ver cómo sería el mundo sería como        sin ti", así que podía ver si mi vida vale la pena. 

 

Tal vez entonces me daría cuenta de que realmente no he hecho un desastre y todo va a        estar bien. Esto es la Navidad. La temporada de esperanza perpetua. Aunque mi esperanza        es una tontería. 

 

¿Así que por dónde empezar mi relato? Supongo que deberías ponerte cómodo. Con la        imagen de una pequeña ciudad con una población de tres mil, escondida justo entre dos        montañas. North Valley sobrevive fuera de los ricos que viven en las montañas, pequeños        grupos de turistas y empresas madereras. Es una pequeña y pintoresca ciudad que ha sido        el hogar de mi familia durante varias generaciones. 

 

Debo explicarte mi familia, pero te lo advierto, es bastante complicado. Los nombres de mis        padres son Jacob y Margaret. Tengo cinco hermanos , lo que hace un total de tres niños y      1        tres niñas. Los ordenaré para no confundir. La más vieja de nosotros es mi media hermana        Lily. El siguiente es mi medio hermano Jacob Junior, que todo el mundo llama JJ. Hay una        diferencia de cinco meses entre Lily y JJ. 

 

La historia de mis padres es como algo salido de una novela de Arlequín. Mis padres estaban        casados con otras personas. El primer marido de mi mamá se fue y le pidió el divorcio poco        después del nacimiento de Lily. La madre de JJ murió en el parto. La madre de JJ y mi madre        eran buenas amigas así que cuando ella murió, mamá sintió que era su responsabilidad de        ayudar a papá con JJ. Algunas personas pensaron que mamá estaba tratando de reemplazar        a la madre biológica de JJ y su lugar en el corazón de papá. Otros pensaban que era una        santa por asumir a otro hijo que no era suyo. Mamá dijo que no quería ocupar el lugar de la        madre de JJ. Ella sólo quería honrar la memoria de su amiga. 

 

Cada vez que papá nos cuenta la historia, habla del gran lío que era. Cómo él no sabía si        estar eternamente agradecido con mamá por el cuidado de su hijo o enojado porque ella        estaba haciendo todas las cosas que su difunta esposa debería haber tenido la oportunidad        de hacer. Pasó principalmente la mayor parte de su tiempo trabajando hasta que salió de su        aturdimiento. Él cambió cuando supo que JJ estaba hablando y él ni siquiera sabía cuándo        había ocurrido. 

 

Papá escuchó a JJ llamar ‘Mamá’ a mamá y eso es lo que cambió. En lugar de enojarse de        que su hijo estaba llamando otra mujer 'Mamá', se dio cuenta de que mamá se había        convertido en la madre de su hijo con el tiempo. Que había sido más padre que él. Así que        papá cambió sus modos. Mamá dice que nunca había visto a un padre tan amoroso después        con JJ y Lily. 

(3)

 

En el transcurso de dos años, mis padres salieron en citas y luego se casaron. Mamá se        enorgullecía de ser una mujer independiente, sobre todo después de que ella fue        abandonada por su primer marido, por lo que tomó a papá un tiempo para convencerla de        que se casara con él. La propuesta de matrimonio que aceptó fue algo como esto: "Oye,        ¿qué te parece si ambos tratamos ser independientes entre sí, ¿eh?" 

 

Muy bien, así que de nuevo a los niños. Poco después que Lily cumplió tres años, Daniel        nació y un año después, mi hermano Alex vino a este mundo. Dos años después de que        Alex, llegué yo. Aquí está mi introducción. Soy Jessica Knight, pero llámame Jess. Un año        después de mi nacimiento, mi hermana menor Taylor llegó. 

 

Voy a hacer una breve descripción de mi familia y yo iré directo de nuevo a la historia. Del        lado de mi papá, la familia en general tiene cabello castaño rebelde oscuro, ojos oscuros, y        son del tipo fornido. 

 

Del lado de mi mamá, la familia tiene las miradas más ligeras con el cabello rubio, ojos        azules, y complexión delgada. 

 

Lily es la viva imagen de mamá cuando era más joven y JJ es un calco real del árbol Knight.        Daniel es una mezcla de los dos con pelo castaño y ojos color avellana muy ligeros. Mi        hermano Alex es un gran rubio vanidoso y guapo, de ojos azules. Después de que papá y JJ,        yo no soy muy alta y tengo el pelo castaño oscuro y ojos marrones. Taylor es otra mezcla.        Ella tiene el pelo rubio y ojos marrones. 

 

Así que de vuelta a la historia. Cuando tenía once años una nueva familia se mudó al lado.        Realmente no nos gustó tener vecinos ya nos gustaba jugar libremente en el vacío patio de al        lado. Tengo que decir que mis hermanos y yo éramos niños malos. Podríamos decir        correctamente que éramos de terror. Nadie quería entrar en una pelea con uno de nosotros,        porque sabían si luchaban con un Knight, se peleaban con todo el clan. 

 

Fue entonces cuando ella se mudó al lado, Kristina Morison. Kris se mudó con sus padres y        sus tres hermanas. Claire, la mayor, era la misma edad que JJ. Luego vino Jennifer, que era        un año mayor que yo, y Kris es mi edad. La más joven fue nombrada Lavender, aunque ella        utiliza Ender y ella tiene la edad de mi hermana menor. 

 

Kris y yo teníamos once años cuando nos conocimos. Alex, Taylor y yo estábamos sentados        en la casa del árbol que papá nos había construido cuando se detuvieron en el coche.        Teníamos la esperanza de conseguir un vistazo a nuestros nuevos enemigos. 

 

Taylor exclamó: "¡Mira! Ya están aquí".   

(4)

Alex, que tenía los prismáticos, dijo: "Así que vamos a ver quién nos enfrentamos. Hay una        mamá y un papá. Hay un par de chicas y se ven como unas verdaderas nerd. También hay        un niño pequeño. Apuesto a que es un mocoso". 

 

Tomé los prismáticos de él y miré por mí misma. Más tarde me enteraría de que todas las        hermanas Morison tenían diferentes tonos de ojos verdes y cabello castaño. 

 

Claire, la mayor, tenía el pelo castaño rojizo ondulado mezclado con hebras doradas y        brillantes y penetrantes ojos verdes. El cabello de Jennifer tenía más rojo en ella que marrón        o amarillo y sus ojos verdes eran suaves y luminosos. El cabello castaño de Ender era el más        oscuro de sus hermanas. Taba que el sol golpeara directamente sobre este para ver apenas        un destello de color rojo o amarillo. Sus ojos verdes eran oscuros y se hacían más oscuros        cuando se enfadaba. 

 

En el momento en que puse los ojos sobre Kris través de esos binoculares supe en ese        mismo momento yo había nacido para hacer de su vida un infierno. Tenía una mirada        estirada y ella también llevaba rosa. La marimacho en mí odiaba el rosa. 

 

En algún lugar de la parte de atrás de mi mente, que estaba en la cúspide de la pubertad, me        di cuenta de que Kris era linda. Su cabello castaño tiene la mezcla perfecta de rojo, marrón y        oro mezclado a la perfección. Sus ojos pasaban en varios tonos de verde. Pueden ir desde lo        más oscuro como Ender a tan suaves como los de Jennifer. 

 

Pensándolo ahora, linda no describe Kris. Jennifer podría considerarse la linda. Claire, la        impresionante. Ender, la guapa. Kris sólo podría llamarse hermosa. 

 

Recuerdo estar gruñendo después de mirarla, "Ella no va a durar ni medio año".   

Taylor arrebató los prismáticos lejos de mí y tuvo su turno. Los miramos de cerca para ver        qué habitaciones tomaban. Kris y Ender compartían una habitación que estaba justo al otro        lado de la habitación que Taylor y yo compartiamos. Podíamos ver en las habitaciones de las        demás si dejabamos las persianas arriba. 

 

Esa noche en la cena, papá mencionó a los nuevos vecinos. Mamá nos dio un vistazo para        que nos comportáramos. Realmente ella sólo tenía que preocuparse por mí y Taylor ya que        Alex perdió interés cuando vio que no había chicos mayores para hostigar. 

 

Justo después de la cena, papá nos hizo marchar para reunirnos con los Morrisons. Resulta        ser que mi papá y Jim Morrison eran viejos amigos cuando eran niños y ahora Jim había        decidido regresar a North Valley con su familia. 

 

Cada familia se alineó como soldados en los lados opuestos de un campo de batalla. Papá y        Jim se turnaron para introducir a todo el mundo y la mayoría de mi familia se sorprendió al       

(5)

descubrir que Lavender no era un niño. Una vez que ella levantó la cara para que        pudiéramos ver debajo de la gorra de béisbol, podríamos decir que era una niña. 

 

Nuestros padres trataron de empujarnos a darnos la mano y hablar. Claire simplemente        bostezó y nos ignoró. Kris levantó la nariz ante nosotros y yo habría jurado que le dijo a una        de sus hermanas, "Obviamente están celosos de mi nariz. Cualquier persona lo estaría".   

Jennifer me sorprendió agitando cada una de sus manos. Ella parecía un poco nerd con        gafas pero era sorprendentemente confiada para alguien tan joven. 

 

Ender fue directo a mi hermana de nueve años de edad, y la miró como si estuviera mirando        a un error. Ella frunció el ceño, "Eres demasiado femenina". 

 

María Morison jadeó ante su hija menor, "Lavender".   

Yo podría haber golpeado a cualquiera por molestar a mi hermana, pero ella era más        pequeña que yo. Eso no habría sido justo. Es posible que hayamos sido el terror en la        infancia, pero tratábamos de ser justos. 

 

Taylor, que ninguno la empujaba del todo, se burló: "Bueno, yo pensé que eras un niño,        Lavender". 

 

Lo siguiente que supimos fue que Taylor y Ender estaban rodando en el suelo, golpeándose        una a otra con toda su joven fuerza. Nunca vi a Ender abordar a mi hermana, pero ella dice        que este día lo hizo. Taylor, por supuesto, jura que ella lanzó el primer puñetazo. Ender y        Taylor se ponen de acuerdo en muy pocas cosas. 

 

Por supuesto que los niños no iban a detenerlos. Papá y Jim saltaron cuando se dieron        cuenta de eso y retiraron a los más jóvenes aparte. Ellas estaban pateando y gritando para        volver a la garganta una de la otra. Después de enviar los niños más pequeños al interior,        papá miró a Jim y le preguntó: "¿Quieres algo de beber?" 

 

Jim miró por encima de nosotros, los niños, que estaban mirando a los demás y dijo con una        sonrisa en su voz: "¡Por supuesto, señor! ¡Una noche de bien para espíritus de una forma u        otra, señor!" 

 

Desde esa noche, los Morrisons eran enemigos acérrimos de los Knight. Sin embargo, debo        aclarar diciendo que sólo las chicas en mi familia tenían un problema con las Morrisons.        Taylor y Ender eran enemigas naturales. Yo ya había declarado mi odio por Kris. Lily, que        había proclamado ser demasiado vieja para peleas infantiles, tomó una aversión inmediata a        la hija mayor de los Morrison, Claire. 

(6)

Mis hermanas y Jennifer se mantuvieron neutrales, aunque corteses con el enemigo. Por        mucho que quería odiar a todos los Morrisons, no pude. Jim y Mary eran grandes amigos de        mis padres y yo sólo podía disgustarme por estos por la creación de nuestros enemigos. La        batalla entre Ender y Taylor me pareció divertida, y la batalla de Claire y Lily me pareció        interesante. 

 

Me pasó a gustar Ender, aunque nunca le dije una palabra a Taylor, y Claire estaba limpia.        Ella también era muy bonita para mi joven mente lesbiana. 

 

Sólo odiaba a Kris y yo la odiaba con todos mis sentidos. Los seis sentidos, vista, oído,        gusto, olfato, tacto y el ser. Todos ellos fueron a odiar a Kris. Yo solía ir a dormir soñando con        formas de hacer su vida miserable. 

 

En el momento en que empecé a odiar a Kris estaba en la escuela al día siguiente. Ella        estaba inscrita en mi clase y se colocó en el asiento vacío a mi lado. Creo que se puede decir        que yo empecé, pero culpo todo a lo engreída que estaba cuando ella entró. Así que cuando        ella caminaba hacia mí, yo saqué mi pie. Tropezó, pero no cayó. La mirada que me dio        podría haber pelado la pintura y ahí es cuando empezó oficialmente nuestra guerra. 

 

La guerra comenzó bastante inocentemente, pero pronto progresó. Durante los momentos        breves de artes y descansos con artesanias, Kris y yo nos vimos obligadas a compartir una        botella de pegamento y un par de tijeras. Ella tomó las tijeras primero y tomó su valioso        tiempo en cortar cosas. Ella comenzó pegando mientras yo corté mis cosas. Ella entonces        me dio la botella de pegamento con una dulce sonrisa malvada. Cuando traté de apretar la        botella, no salió nada. Le di una mirada, "Has utilizado todo el pegamento a propósito".   

Ella simplemente me sacó la lengua y tuve que luchar para no tirar la botella hacia ella. Eso        fue sólo el comienzo. 

 

Cuando tenía diez años, sólo tenía dos amigos con los que me juntaba con la escuela. Uno        de ellos era un chico llamado Jason y el otro una niña llamada Kayla. Yo no era muy popular        en ese entonces y los otros niños tendían a evitarme. Venía de ser una especie de terror        supongo. Así que yo sólo tenía dos amigos y estaba muy apegado a ellos. El momento en        que Kris entró en nuestra escuela todo el mundo fue impresionado por ella, especialmente        las niñas. Cuando salimos al recreo de ese día, Jason y yo fuimos a pasar el rato bajo uno de        los árboles que habíamos reclamado como propio. Le pregunté, mirando alrededor, "¿Dónde        está Kayla? ¿Ella fue a detención o algo así?" 

 

Miramos a nuestro alrededor y finalmente vimos a Kayla. Estaba de pie, con el grupo que        estaba acurrucado alrededor de Kris. Todos estaban muriendo para llegar a conocerla mejor        ya que al parecer ella era cool. 

(7)

Me enfurecí tanto que creo que veía negro. No creo que esté exagerando, ya que Jason juró        después que mis ojos se abrieron de marrón a negro. A día de hoy la gente dice que mis ojos        se oscurecen cuando estoy enojada. 

 

Todo lo que podía pensar era que le había robado a mi mejor amiga y es entonces fue        cuando supe lo mucho que odiaba a Kris Morrison. Jason entonces tuvo una idea. ¿Él tuvo        una idea? Una idea horrible. Me susurró al oído y me sonrió. 

 

Debo mencionar que había llovido el día anterior por lo que el suelo estaba todavía húmedo        con charcos de barro y resbaladizo. Siguiendo las instrucciones de Jason, yo recogí un poco        de barro y se los arrojé a ellos. Golpeó a Kris justo en la nueva blusa blanca que llevaba. Sus        ojos fueron directamente a una sombra de color verde oscuro y creo que ella vio negro        también. 

 

Se dirigió directo hacia mí y me golpeó un centro respetable con la derecha. Salté de vuelta        hasta mis pies y la abordé directo a un charco de barro. Estábamos cubiertas de pies a        cabeza y retorciéndonos hasta que los maestros nos separaron. 

 

Llegué a conseguir unas nalgadas y ella fue enviada a casa porque ella dijo que no había        forma que ella pudiera ser nalgueada. Después de que fui castigada, también fui enviada a        casa porque no tenía ropa limpia. Una vez en casa mi mamá me lo enseñó nuevamente, pero        no me importaba. Todo lo que tenía que hacer era recordar la mirada de asombro en la cara        de Kris cuando me arrojé el barro con ella y todo mi dolor se iba. 

 

Mientras Ender, Taylor, Kris y yo estábamos siendo de terror, nuestros hermanos mayores        eran cada vez más populares. JJ se estaba volviendo un buen jugador de fútbol y se convirtió        en el capitán del equipo en su último año. Daniel comenzó a salir con un montón de chicas.        Fue su juvenil buena apariencia y encanto. Lily era una atleta femenina popular. Cuando era        un joven, ya era capitán de las chicas del equipo de baloncesto y el próximo año también se        convirtió en capitán de las chicas del equipo de softball. 

 

Claire, que llegó justo a tiempo para las pruebas, se convirtió en una animadora. Ella fue        lucía como una muy buena animadora si yo, o mis hermanos, o cualquier hombre se lo        preguntabas en un radio de ochenta kilómetros. Ella se convirtió en capitán del equipo en su        último año. 

 

Una cosa que debes saber acerca de nuestra escuela secundaria es que las porristas son        reconocidas por su aversión a las mujeres atletas y las mujeres atletas tienen un sentimiento        similar por ellas. No era un secreto que el capitán del equipo de fútbol de las chicas y el        capitán del equipo de porristas prestaban juramento como enemigos mortales en el momento        que se convirtieron en capitanes. Lily y Claire fueron muy adecuados para el trabajo porque        ya se odiaban mutuamente. 

(8)

He oído rumores de que ellas tenían discusiones fuertes sucediendo por todas partes. Las        discusiones sólo cesaban si una estaba ausente. Aunque nunca llegaron a las manos, tenían        un montón de trucos. Los trucos se detuvieron en uno de los archivos. Eso fue hasta que Kris        y yo llegamos a la escuela secundaria. El pegamento fue colocado en el palo y el polvo de        picazón de Lily puso como loca a Claire. 

 

Después de que Kris y yo nos metimos en problemas por pelear en la escuela, hicimos un        pacto tácito: No nos meteríamos más en peleas físicas en la escuela. Nos limitamos a        altercados verbales con algunos empujones duros cuando nos bajábamos del autobús.        Nuestros padres empezaron a esperar en la parada de autobús sólo para que pudieran        atraparnos. 

 

Una vez recuerdo a nuestros padres que nos esperaban. Nuestros padres no eran los que        más nos mantenían separados. Papá le había estado diciendo a Jim una broma: "Entonces        el sacerdote dijo: ‘Usted ha obviamente nunca ha estado hasta el cuello con las monjas'".   

Pronto ambos hombres sostenía sus estómagos, porque se estaban riendo demasiado.        Mientras tanto, Kris y yo estábamos luchando en el suelo. No puedo recordar lo que había        hecho que enloqueciera a Kris, pero una vez fuera del autobús, ella se dio la vuelta y me        golpeó con un derechazo cruzado. Tomó a nuestros padres un minuto para darse cuenta de        que debían separarnos. 

 

Déjame que avance rápido de unos años. Feudo de nuestras familias no terminó. En todo        caso, se puso peor. Claire tuvo citas con JJ durante unos dos meses y rompieron mal. JJ        había engañado a Claire y Claire lo había engañado. 

 

Después de Claire; Lily y JJ se graduaron, fueron por sus propios caminos. JJ se unió al        ejército y más tarde volvió a la universidad para convertirse en un ingeniero civil. Lily, nuestro        orgullo y alegría, fue aceptada en la Universidad de Yale con una beca de béisbol y fue a        estudiar medicina. Claire fue a la Estatal para estudiar arte. 

 

Una vez que mis hermanos se habían ido, por fin tenía mi propia habitación. Me mudé a la        buhardilla, donde había estado Lily. Kris tuvo su propia habitación también, la que era la        antigua habitación de Claire. Me sorprendí al descubrir que podía ver directamente en su        dormitorio. Incluso podía ver en la habitación de Jennifer si me inclinaba a mí misma a la        perfección. Por el ángulo, inclinando el telescopio. 

 

Probablemente debería hablar del telescopio. Yo no empecé como una fisgona y el        telescopio no era mío, para empezar. Era de Lily y ella empezó. Recuerdo que entré en su        cuarto varias veces para encontrar el telescopio sin apuntar al cielo. 

 

Así que para cuando Kris y yo entramos en la escuela secundaria como estudiantes de        segundo año, Alex era un senior y Jennifer era una junior. Daniel iba a un colegio comunitario       

(9)

algunos condados más y vivía en el garaje porque quería un lugar para llamar propio, pero        también sin pagar alquiler. Taylor, Ender, Kris y yo nos manteníamos al día con el odio de        Claire y Lily en ausencia. Se podría pensar que habría desaparecido, pero no. Nuestros        padres nos habían dado tiempo hasta de hacernos amigas. 

 

Nuestra escuela parecía ser separada en tres grupos. Eras de los Knight’s, los Morrison’s, o        no importabas de cualquier manera. En mi año, mi grupo era deficiente ya que Kris era más        popular. En el año de Taylor y de Ender, Taylor era más popular y voy a explicar por qué en        algún momento. 

 

Si no has adivinado, Kris se convirtió en una animadora y yo jugaba en el equipo de softball.        Yo no era bueno en baloncesto, ya que no tenía la altura de Lily. Alex jugó lacrosse y        Jennifer, la hermana neutral, seguía siendo una nerd, pero ella era una linda nerd. 

 

Nunca he odiado a Jennifer y a mí incluso me gustaba. Ella era un ratón de biblioteca y yo        también me quedaba a diario durante la escuela secundaria, pero no le decía a nadie ya que        habría arruinado mi imagen de chica dura. 

 

Recuerdo el día en que empecé a pensar de Jennifer como amiga. Yo todavía era una        estudiante de segundo año y tuve detención el sábado por hacer una broma al equipo de        animadoras. ¿Sabes lo que es la imaginación? Es la clave de mi lado oscuro y siniestro que        hace que mis bromas ingeniosas. La broma que me metió en problemas fue por poner tinte        en las duchas del vestuario de las chicas. ¿Por qué?, te preguntarás ¿No afectaría eso al        equipo de softball cuando fueran a ducharse? 

 

La respuesta es no. La práctica de las animadoras terminaba antes de la práctica de softball,        sobre todo para el bienestar de todas, y se metían en el vestuario primero. Puse el colorante        mientras mi equipo estaba practicando y luego salí. Le dije al resto de mis compañeras de        equipo y vimos como el otro equipo se fue a los vestidores. Esperamos alrededor de la        entrada con cámaras hasta que oímos el primer grito. Corrimos adentro para encontrar seis        porristas en varios estados de vestimentas cubiertas en rojo o azul. Nos reímos tanto que        empezamos a llorar, y tomamos foto tras foto. 

 

Nunca olvidaré a Kris cubierta de tinte azul. Todavía tengo una foto de ella con ese aspecto.        Ella estaba asaltando el soporte de la cámara mía, luciendo muy azul y enojada. Tenía una        toalla sucia, teñida de azul envuelta alrededor de ella que se salió cuando me golpeó con su        derechazo cruzado mortal. Yo podría haber tenido un grave dolor, pero nunca olvidaré esos        pechos teñidos de azul. Mi equipo y yo corrimos a vivir y a luchar otro día, ya que        comenzaron a golpearnos. Por mucho que el equipo quería, yo no dejaría que ellas        publicaran las imágenes alrededor de la escuela. Algunos no fueron censuradas y pese a        todo, yo no soy cruel. 

(10)

Me dieron detención y me enviaron a la biblioteca para sacar el polvo y poner a un lado los        libros. No fue un problema para mí. Me gustaban libros y Jennifer estaba allí. Ella tenía una        estrecha amistad con la bibliotecaria y como la señora de la biblioteca quería ir a la boda de        su sobrina, ella se fue, dejando a Jennifer a cargo de mí. 

 

La encontré detrás del escritorio del bibliotecario con sus pies apoyados leyendo un libro.        Cuando me vio, cerró cuidadosamente el libro y me miró. Tenía curiosidad por ver lo que iba        a hacer ya que había pintado su hermana azul. 

 

Ella dijo, con la curiosidad tiñendo su voz, "Pensé que Kris te dejó una marca azul en la cara        cuando ella le golpeó y no me refiero a ese moretón azul". 

 

Me toqué suavemente mi ojo morado, "Ella lo hizo. Todavía tiene una cruz a mitad de la        derecha". 

 

"¿Así que ella todavía tiene azul en sí misma?" Le pregunté con una sonrisa maliciosa.   

Jennifer me sorprendió riendo: "Sí, en algunas zonas. Frotarse alcohol la ha mejorado y ella        ha intentado todo para conseguir el resto fuera en vano". 

 

Me sentí con un poco remordimiento por Kris o tal vez era efecto de Jennifer en mí. Suspiré,        "No has oído esto de mí, pero frotar un cubo de hielo hará que se salga. Se necesita agua        muy fría por lo que el hielo funciona mejor". 

 

Ella me dio una mirada de incredulidad, "El agua lo fijó. ¿Cómo podía eso quitárselo?"   

"El agua caliente lo fija. Las porristas siempre utilizan el agua caliente antes de llegar allí, así        que sabía que iba a funcionar. Realmente el agua fría lo quita".    "Eso es ingenioso", Jennifer se rió.    Traté de no sonrojarme ante el cumplido.   

Jennifer asintió hacia un carrito de los libros: "Vamos a dejar de lado aquellos y yo te dejaré ir        diciendo que hiciste tus seis horas". 

 

Lo hice, al final nos quedamos esas seis horas. Pasamos todo el tiempo hablando como        viejas amigas. Eso fue lo que pasó después de eso. Odiaba a Kris, pero yo era amiga de        Jennifer. Kris no estaba contenta, pero nuestros padres estaban encantados. 

 

Kris lo tomó a pesar. Ella comenzó a salir con mi hermano Alex, que se jactaba de que su        popularidad aún más. Él era extremadamente guapo con músculos cincelados. Realmente        creo que era por razones que no eran evidentes a mi mente adolescente. Por suerte duraron       

(11)

dos meses antes de que mutuamente se separaran. No me gustaron los rumores sobre Alex        tomando la virginidad de Kris en el asiento trasero de su Jeep. Esto hizo que mi hermano        suene como una bola de sordidez y Kris como una puta. Puede que no me haya gustado        Kris, pero no me gustaría que ella fuera insultada por el estilo. 

 

Ender y Taylor entraron en la escuela secundaria el próximo año. En mi tercer año de        secundaria me convertí en capitán del equipo de softball. Estábamos haciendo audiciones a        principios del semestre y yo estaba con el entrenador, revisando a todas las chicas que        querían estar en el equipo. Una pequeña ciudad vive de deportes. 

 

Entrenador Campbell suspiró, "¿Quién sigue?"   

Habíamos estado tratando de encontrar un lanzador decente para sustituir a la que se había        graduado. Miré hacia abajo en el papel y di un grito ahogado. Yo estaba masticando un chicle        en el momento, así que me empecé a ahogar. El entrenador tuvo que golpearme en la        espalda antes de que yo lo tosiera para arriba. 

 

"¿Estás bien?"   

"Ender Morrison es el próximo", le dije con mi voz ronca ahora. Saludé a Ender por encima.        Ella había crecido más alta que yo con el paso de los años. Su cabello castaño oscuro se        cortaba a la altura de sus hombros y sus ojos verdes se centraron cansinamente en mí. Ella        tenía la forma de un buen lanzador. 

 

Preguntó el entrenador, "¿Qué clase de nombre es Ender?"   

Me reí, "El nombre que nos salva de ser golpeadas como hizo con mi hermana pequeña hizo        después de que ella la llamó Lavender". 

 

Ender se rió mientras el entrenador se encogió de hombros. Con el tiempo había aprendido a        mantenerme al margen de las guerras de bromas. Ella ordenó a Ender comenzar a lanzar a        la chica para hacer la prueba en una segunda posición de receptor. Yo era el otro catcher y        estaría empezando la mayoría de los juegos. 

 

Ender era buena, muy buena. El entrenador y yo lo sabíamos y la queríamos en el equipo.   

El entrenador Campbell dijo, "Me gustaría a Ender para ser nuestro nuevo lanzador. Ella        tiene esas cosas. Así que necesito saber ahora, chicas, ¿vamos a tener un Knight y un        Morrison en el mismo equipo sin que haya ningún problema?" 

 

Ender y yo nos miramos una a la otra. En esa mirada reconocimos que nos gustaba la        hermana de una y la otra y estabamos perfectamente de acuerdo con eso. 

(12)

Le pregunté: "¿Estás bien con la cosa de animadoras?"   

Me refería al equipo haciendo bromas a las porristas. Ella movió una ceja hacia mí: "¿Lo        estás tú?"    "¿Discúlpame?"    Ender pareció sorprendida, "Tu hermana probó para el equipo ayer. Ella entró".    Mi visión comenzó a oscurecerse, "Ella no lo haría".   

Ender no había mentido. Mi hermana se había convertido en una animadora. Todo el infierno        se desató cuando llegamos a casa. 

 

Yo le había ofrecido a Ender un viaje a casa de mano del Jeep que había sido de JJ y luego        de Alex. A pesar de que era un Jeep usado, todavía había estado muy contenta de tenerlo.        Yo no sabía que iba a conseguirlo para mi cumpleaños ya que pensé que Alex lo llevaría a la        universidad. Alex, por cierto, se había metido en la Estatal y estaba especializándose en        Psicología Criminal, con la esperanza de convertirse en un detective más tarde en la vida.        Así que en mi cumpleaños, mi padre me tendió sus dos puños cerrados y dijo: "¡Feliz        cumpleaños! Uno de ellos es tu regalo de cumpleaños. Escoge". 

 

Pensé que sólo iba a ser en efectivo, que estaba bien con mi yo adolescente. Así que de        buena gana, hice la elección como bromeé, "¿Ese es mi regalo? ¡Llegó sin cintas! ¡Llegó sin        las etiquetas! ¡Llegó sin paquetes de cajas o bolsas!" 

 

Resultó ser un par de llaves del coche y creo que chillé. Cuando tienes dieciséis años, un        coche es un coche. De todos modos, de vuelta a la historia. 

 

Cuando llegamos a casa, Kris y Taylor estaban de pie junto al nuevo Civic de Kris. Su familia        no era rica, pero estaba en mejor situación que la mía. 

 

Ender y yo nos miramos la una a la otra y reconocimos que las reglas habían cambiado.        Serían deportistas contra porristas de ahora en adelante. Ender sonrió, "Vamos a tener que        ser más listas que el demonio con nuestra inteligencia superior". 

 

La sonrisa de Kris se desvaneció cuando vio a Ender conmigo. Ella preguntó: "¿Qué estás        haciendo con ella?" 

 

Me regodeaba, "Dile hola a mi nuevo lanzador. Ella está en el equipo de softball".   

(13)

Como las hermanas Morrison se miraron, me dirigí a mi hermana, que me estaba dando una        mirada como si me atrevía a decir algo. Yo no dije nada, le grité: "¿Eres una animadora?        ¿Estás jodidamente demente?" 

 

Kris se detuvo mirando a su hermana para empezar conmigo: "Despídete, Jess­a­lot . Ella es      2       una mujer adulta, por no hablar de que ella es bastante buena en esto. Ahora, Ender, ¿en        qué diablos estás pensando? ¿Quieres ser alguna tortillera del softball?"    Jess­a­lot era un apodo que tenía en la escuela por Lancelot.    "¿Qué hay de malo con las porristas?" Taylor exigió.   

Mis ojos se le salían de mi cabeza, "¿Qué hay de malo? ¿Qué hay de malo? Darás cabriolas        alrededor en faldas cortas y quedarás como una estúpida. Eso es lo que está mal. Agitando        esas malditas cosas fibrosas alrededor y abriendo tus piernas. Ahora voy a tener que        mantener un ojo en ti para quitar las malditas sanguijuelas fuera de ti. Además voy a gastarte        bromas a tu derecha e izquierda". 

 

Ender se rió, "¿Crees que podríamos pintar de su azul su culo como lo hiciste con mi        hermana?" 

 

Me reuní con ella en la risa, mientras Kris y Taylor nos miraban a nosotras. Le dije: "No.        Nunca repitas una broma sin importar lo clásico que sea. Vamos a discutir las nuevas".   

Los ojos de Kris se volvieron tan agudos como los de Claire y Taylor parecían a punto de        golpearnos. La hermana mayor dijo entre dientes, "No te preocupes por ellas. Son como        cualquier otro deportista, sin sentido de que tienen tetas y desearían tener una polla". 

 

Yo estaba empezando a ver negro, pero por suerte para todos nosotros, Jennifer llegó en su        Civic. Ella salió de su coche y se apoyó en la puerta: "¿Qué está pasando aquí?" 

 

Jennifer notó que Ender se puso del lado mío y Taylor estaba del lado de Kris. Ella esbozó        una sonrisa, "Felicidades por entrar en el equipo, Ender, y lo mismo va para ti en la plantilla,        Taylor". 

 

"Kris, Jess, compórtense", Jennifer añadió en un tono firme.   

"Es gracioso. Todo el mundo, menos mi propia hermana está feliz por mí. Ella prefiere aliarse        con la chica que me odia más. Es curioso cómo esto funciona". 

 

(14)

Entorné los ojos, "Ni siquiera empieces con esa mierda enemigo. Estás con Kris, la escoria        Barbie de cabeza roja que me odia". 

 

Jennifer suspiro con mi inmadurez, pero no pude evitarlo. Los viejos hábitos son difíciles de        romper. 

 

Taylor dijo, con las lágrimas formándose en sus ojos marrones, "Pero no estás feliz por mí.        Estás avergonzada de mí". 

 

Con eso dicho, las lágrimas se liberaron y se escapó. Tanto Kris como Jennifer estaban        mirándome. Ender me miró sorprendida al principio y luego casi me atrapó en su mirada.        Supongo que fue porque pensaba que era la única que debía molestar a Taylor. 

 

Hice una mueca cuando vi la mirada de Jennifer: "Está bien, está bien. Me voy. Malditos ojos        verdes Morrison". 

 

"Bien, ahora vamos a tratar de hacer frente a nuestra propia familia", dijo Jennifer, mirando a        sus hermanas. 

 

Encontré a Taylor en nuestra casa de árbol abandonada. Yo sabía que ella estaría allí y llevé        un termo con chocolate caliente conmigo. Estaba sentada en la esquina con las rodillas        recogidas contra el pecho, "Vete". 

 

"Te he traído un poco de chocolate caliente. No hace demasiado calor. Con chocolate extra.        Agitado, no revuelto. Justo de la forma en que te gusta". 

 

Suspiré y me fui a sentarme frente a ella, "¿Por qué estás tan molesto por esto, Taylor?        Sabías cómo me sentía sobre las porristas y sabías que no me iba a gustar". 

 

"Sí, lo sabía".   

"¿Entonces por qué estás actuando de esta manera? No te importó lo que pensaba antes,        así que ¿por qué ahora? Siempre has hecho tus propias cosas sin importar lo que dijera.        Entonces, ¿cuál es el problema?" 

 

Ella se encogió de hombros, lo que me irritó aún más. La agarré por los hombros y la sacudí        hasta que estuvo mirándome con los ojos enrojecidos. Deseaba desesperadamente a Lily o a        Jennifer porque sabían mejor que yo sobre las emociones femeninas. Quiero decir, Lily era        atlética, pero ella era más femenina que yo. 

 

Me quejé mientras le di un abrazo. Yo no entiendo a las mujeres a pesar de que yo soy una        de ellas. Para mi sorpresa, Taylor me devolvió el abrazo. Yo dije, tratando de confortarla, "No       

(15)

entiendo y estoy segura de que estaré bien, pero sí sé que estoy feliz por ti. Si esto es lo que        quieres, estoy feliz por ti. Sin embargo, todavía voy a hacer de tu vida un infierno". 

 

"Lo haces de todos modos", Taylor resopló.   

"Bueno, tú y Kris estarán en la planificación de todo tipo de bromas de Ender y mías, y mis        otras chicas". 

 

Cuando nombré a Ender se puso tensa. Le pregunté: "¿Qué? Odias Ender y ahora tienes        otra excusa para la odiaba más. ¿Qué hay de malo con ella estando en el equipo? Ella es        muy buena por cierto. Al igual que la forma en que probablemente tú das una patada culo        haciendo vítores o lo que sea lo que las chicas hacen". 

 

Ella pareció relajarse, pero sólo un poco. La aparté, "Maldita sea, Taylor. ¿Cuál es tu        problema? ¿Qué pasa con Ender?"    Taylor miró al suelo, "Me siento estúpida. Yo estuve celosa de ella por un minuto".    Yo estaba confundida. ¿Taylor estaba celosa de Ender?   

"¿Por qué? Ella sólo va a jugar a la pelota conmigo y tal vez vamos a ser amigas. Yo ya soy        amiga de Jennifer. ¿Estás celosa de ella?" 

 

Taylor negó con la cabeza, "Creo que tuve un pequeño momento de hermana. Tal vez algún        tipo de síndrome premenstrual. No sé." 

 

Premenstrual era algo que yo entendía, "Está bien. Eres mi hermana, ella no. Los Knight        permanecen juntos". 

 

"Juntos", Ella prometió mientras alcanzaba el chocolate caliente.   

No pude entender por qué Taylor estaba celosa de Ender durante largo tiempo y luego me di        cuenta de que, poco a poco, me puse celosa de Kris como avanzaba el año. Taylor podría        alardear de lo cool que Kris era, lo que iba a hacer como capitán, y cómo se le ocurrían los        mejores vitores. Ella la adoraba y miraba a Kris. Estaba celosa de eso. Mirando hacia atrás,        Taylor siempre se veía tensa y enojada cuando revoloteaba alrededor de Ender. Supongo        que era una cosa de hermanas. 

 

El mayor evento de mi tercer año era que yo estaba desarrollando un enamoramiento por        Jennifer. Sólo me di cuenta un día que me había enamorado de ella y me enteré de que tenía        sentimientos por mí también el que quizás fue el día más vergonzoso de mi vida. 

(16)

Antes de que saliera fuera de la escuela secundaria con vergüenza e ira, las animadoras y        jugadoras de softbol habían ido todas a la guerra de bromas. Mi equipo estaba muy        emocionado porque habíamos ganado el torneo regional y Ender había sido nominada como        mejor lanzador novata del estado. La moral estaba alta y teníamos que hacer algo extremo.   

Yo no creo que la broma fue dura, pero el pelotón pareció exagerado. Hicimos un pequeño        folleto con imágenes dibujadas a mano de porristas pareciendo tontas o haciendo cosas        estúpidas. Nuestro campocorto era una buena artista. 

 

No fue tan malo, te lo juro. Una imagen era de una animadora vestida con un traje de porrista        vieja. Ya sabes, del tipo cuando las faldas eran hasta los tobillos. Otra era la cabeza de una        animadora con el cuerpo de un chico musculoso sosteniendo pompones. Sólo había tres que        estaban mal y eran su capitán, Kris, y las fotos de Taylor. Kris y Taylor estaban mal sólo        porque Ender y yo no podíamos argumentar en contra de ellas o se vería desleal al equipo.   

El boceto de Taylor tenía la cabeza colocada en el cuerpo de un bebé. El bebé llevaba un        uniforme de mini­porrista mientras que chupaba un chupete. Kris estaba un poco peor.        Llevaba la falda y una muy pequeña parte superior del bikini atada alrededor de su cuello.        Ella sostenía dos pelotas de béisbol donde sus pechos debían estar y empujando hacia fuera        para que todos lo vieran. Hey, ella estaba en topless cuando vi el dibujo la primera vez, pero        hice que nuestra artista dibujara un bikini en ella. 

 

La imagen de su capitán era semi­mala, tengo que admitir. Ella se inclinaba sobre sus        rodillas en su atuendo. Estaba arrodillada ante un caballero armado que tenía un bate de        béisbol como una espada. No había duda de que ella se inclinaba porque era sometida.   

Así que mi equipo y yo imprimimos los panfletos y los dejamos fuera por toda la escuela. El        equipo sabía quién lo había hecho y sabíamos que la devolución sería el infierno. Era un        riesgo que tomamos y nos reímos de las porristas todo el día. Taylor y Kris estaban furiosas        con Ender y conmigo. Taylor realmente me gritó con todos sus pulmones y luego se negó a        hablar conmigo durante una semana. 

 

La venganza llegó una semana más tarde, un viernes. Durante el almuerzo, el capitán del        equipo anunció que iba a ser una reunión voluntaria en el gimnasio durante el almuerzo e        invitó a todos los estudiantes a asistir. No sé cómo se le permitió utilizar el intercomunicador        o cómo ella consiguió una reunión aprobada, pero ella lo hizo pasar. 

 

Yo estaba de pie junto a una pared, fuera de las gradas con Jennifer y Ender a cada lado. Mi        equipo se extendió cerca de nosotras. Ender preguntó cómo luciríamos con el grupo de        porristas en el medio del gimnasio, "¿Deberíamos estar preocupadas?" 

 

En cuanto a los micrófonos, el proyector y la gran pantalla que se dispuso, le contesté: "Sí".   

(17)

La capitán del equipo, Kimberly, tomó un micrófono: "Gracias por venir hoy. Como ustedes        saben, al equipo de softball de las chicas le ha ido bien este año y creo que no les hemos        prestado suficiente atención. ¡Vamos a darles una mano!" 

 

Las tribunas aplaudieron y gritaron. Mi equipo hizo un gesto a pesar de que sabíamos que        algo malo iba a suceder. 

 

Kimberly esperó hasta que los estudiantes se tranquilizaran, "Saben que yo creo que no        conocemos al equipo de softbol bien. Estoy avergonzada, así que estamos aquí para        conocerlas un poco mejor. ¡Luces!" 

 

La mitad de las luces del gimnasio se apagaron y la proyección puso en marcha, "Aquí está        Rachel Green y ella juega en tercera base. Creo que es genial que ella perdió todo ese peso,        pero tenía esas mejillas lindas". 

 

Una foto de Rachel llegó cuando era más joven y mucho más gorda. Obviamente, era una        foto del anuario y no se veía bien. La mayor parte de la multitud estalló en carcajadas. Con lo        que mi equipo fue uno por uno humilladas por las fotos. 

 

Ender y yo fuimos las últimas. La pantalla cambió y había una foto de cuatro años de edad de        Ender desnuda como un arrendajo a excepción de una capa púrpura, "Esta es nuestra        fabulosa lanzador Lavender Morrison. ¿No es linda?" 

 

Ender se puso roja de ira y vergüenza como las gradas tronaron con la risa. Todo el mundo        estaba mirándonos. Incluso Jennifer parecía molesta. Esa fue una foto privada de familia y no        había una forma de que las porristas la podrían haber conseguido. Pude ver a Kris y Taylor        riendo, pero parecían un poco pálidas. Yo estaba al lado. 

 

Las luces volvieron a encenderse y el proyector se detuvo. Yo estaba confundida porque        había estado repasando a través de mi memoria las fotos embarazosas Taylor pudo haber        conseguido una de mí. Sin embargo, parecía que no tenían una imagen de mí.    Jennifer puso una mano en mi brazo, "Vas a estar bien, sea lo que sea".    Ender, que todavía estaba roja, asintió con la cabeza.   

"Por último, pero no menos importante, tenemos a nuestra amada capitán de softball, Jessica        Knight. Me temo que no tenemos una foto de Jess­a­lot, pero sí tenemos algo igual de        bueno. 

 

Observé, llena de horror como ella se acercó a Taylor, que le entregó un cuaderno azul con        espiral. Ese era mi cuaderno, mi diario. Aquel en el que no se guardaba nada, ni siquiera mi        amor por las mujeres del que yo no había dicho nada a nadie. 

(18)

 

Jennifer y Ender vieron cómo pasé de claro a gris y a verde. O eso es lo que me dijeron        después. Todo lo que podía pensar era en que mi vida había terminado. 

 

Kimberly se aclaró la garganta, "Parece que a nuestra Jessica le gusta escribir poesía.        Habíamos pensado que compartiríamos un pedacito interesante que muestra un poco de la        vida de Jessica o falta de ella, tal vez".    Leyó:    Las alas de mi corazón ya no vuelan libre desde que te vi.    Hasta la primera vez que realmente te vi.    Te miro al amanecer, al mediodía, al atardecer, a medianoche.    Te he visto dormir.    Te he oído reír.    Te he visto sonreír.    Has capturado mi corazón sin siquiera saberlo.    ¿Creo ella me notó hoy?    ¿Creo que va a notar que tiene mi corazón?    ¿Vas a notar que mi corazón ya no vuela libre?    ¿Vas a notar que está en tus ojos lo que me mantiene clavada en el suelo?    No me importa que la gente diga que es un error,    Incorrecto de mí amar a una mujer.    Incorrecto de mí amar tanto.    Todo lo que quiero es que venga a mí.    Y te quiero.    Puedo amar con todo mi corazón. 

(19)

 

Es sólo que ya no vuela libre,   

Porque eres la que me ha capturado.   

No había ni un sonido cuando ella dejó de leer. Nadie dijo una palabra. No sé si se        sorprendieron de mí, que asumieron que era una broma estúpida que escribiera o que yo        escribiera sobre una mujer. Yo lo había escrito sin importar lo que pensaran otras personas,        pero no me había dado cuenta de que iba a ser expulsada del clóset delante de toda la        escuela. Mi visión era casi negra y yo sabía que cada glóbulo rojo de repuesto se había        agrupado a mi cara. Me imagino que mi cara era de un rojo brillante. No podía mirar a        Jennifer, para quién era el poema, o a Ender. No podía mirar a mi propia hermana por miedo        de que podría matarla por la ira colmada dentro de mí. 

 

Entonces escuché a alguien gritar, "¡Hey Jess es una tortillera! ¡Ella es uno de esos        maricones!" 

 

Otro gritó: "¡Por supuesto estúpido! ¡Ella está en el equipo de softball!"   

Otros comenzaron a gritar. Quizás eran insultos o estímulos, no estoy segura. Yo no me        acuerdo. Empecé a avanzar hacia las porristas antes de darme cuenta de lo que estaba        haciendo. Todo el mundo quedó en silencio mientras enfurecida fui hasta Kimberly. Ella        parecía asustada por primera vez y dio un paso atrás cuando me acerqué hacia ella. Tomé        mi cuaderno y el micrófono con las manos. 

 

Yo dije en voz alta y clara en el micrófono: "Sí, soy lesbiana. O tortillera, o bollo, queer, rara,        lesbo, o lo que te sientas cómodo diciendo. Fue un placer hablar con ustedes". 

 

Dejé caer el micrófono y empecé a alejarme. Me detuve a mirar a mi hermana, que estaba de        pie junto a Kris. Ambos parecían avergonzadas y un poco temerosas. 

 

"Me da vergüenza llamarte hermana", murmuré hacia Taylor antes de salir del gimnasio de        un tirón. 

 

Seguí caminando hasta que estaba fuera en el estacionamiento y luego me eché a correr a        mi Jeep. Yo estaba tan conmocionada que no podía poner la llave en la cerradura. Me        temblaban las manos y mis ojos estaban borrosos de lágrimas. 

 

Tiré como una mano cálida cubrió la mía y tomó las llaves. Jennifer dijo, en voz baja,        "Permíteme". 

 

Ella abrió la puerta para mí mientras yo estaba allí tratando de no llorar. Ella me ayudó y dio        la vuelta para entrar en el asiento del pasajero. Ella me dio las llaves una vez dentro y las       

(20)

tomé con una mano temblorosa. Tomando una respiración profunda, encendí el Jeep. Tenía        que salir de allí y a ella no parecía importarle salir. 

 

Yo no quería estar cerca de alguien, especialmente de la chica que me había enamorado.        Sin embargo, encendí el Jeep y salí del estacionamiento. Avergonzada, traicionada,        humillada, enojada, y con odio. Ninguna de estas palabras podría describir bien lo que estaba        sintiendo, pero era lo más cerca que podía llegar. 

 

Conduje automáticamente y Jennifer estaba tranquila. Conduje durante más de treinta        minutos a un lago privado que era propiedad de uno de los amigos de mi padre. Estacioné a        su lado y miré hacia el agua. Yo cerré los ojos y apoyé mi cabeza contra el volante. La vida        parecía muy sombría en ese punto. 

 

"Me gustó el poema, Jess".   

Me sacudí, sobresaltada. Se me había olvidado que estaba allí. No podía mirarla a los ojos        porque tenía miedo de lo que podría ver. Malditos ojos Morrison. 

 

Ella dijo, con dulzura, "Lamento que se utilizó para hacerte daño, porque era un muy buen        poema. Tienes talento". 

 

"Se trataba de una mujer", me las arreglé para ahogar.   

"No importa. Creo que por eso me gustó igual. Está bien ser gay. Eso no debería haber        ocurrido sin embargo. Todo el mundo no debería salir fuera así y que no tenía derecho de        salir por ti. Se supone que es tu elección". 

 

Yo no podía dejar de reír débilmente. Ella estaba hablando en serio y amablemente, y yo sólo        me reí. Ella me dio una mirada de incredulidad.    "Jennifer, que es un poco tarde, pero yo soy gay".    Ella respondió con facilidad, "Eso está bien. Yo soy gay también".   

Mi cabeza daba vueltas como me las arreglé para mirarla a los ojos por primera vez. Ella        estaba hablando en serio. Me imaginaba que hice mi mejor imitación de un pez durante        varios minutos antes de que yo dije, "Cool".    No podía creer que acababa de decir 'cool'. Yo era un idiota.    "Sí, bueno", dijo Jennifer con un asomo de una sonrisa.    Luego preguntó: "¿Tus padres estar bien con eso?" 

(21)

 

"Yo creo que sí. Lily también es gay, ¿lo sabías?"   

"¿En serio?" Ella preguntó, sorprendida.   

Asentí con la cabeza, "Ella salió el año pasado. Supongo que fue algo acerca de la        universidad que lo hizo. Ellos hicieron un poco ruido, pero sólo por unos minutos. Ellos        dijeron que estaban de acuerdo con eso. Creo que van a estar de acuerdo con que yo sea        gay, pero nunca se sabe cómo reaccionarán a tener dos hijas queer. Creo que mamá ya ha        adivinado, sin embargo". 

 

"Yo le he dicho a mi mamá y mi papá", Jennifer confesó: "Creo que son simplemente felices        de que no tienen que preocuparse por mí quedando embarazada como se preocupaban con        Claire". 

 

Me reí, "Eso es una ventaja. Sabes que toda la escuela lo sabe ahora. En una hora o algo así        todo el pueblo lo sabrá. No me importa que lo sepa. Yo sólo..." Hice una pausa y terminé en        voz baja, "Me gustaría que no hubiera sido así. Me siento violada". 

 

Jennifer tomó mi mano entre las suyas y frotó el pulgar sobre la palma de mi mano. Ella dijo,        casi con timidez, "¿Puedo hacerte una pregunta?" 

 

"Acabas de hacerla", le dije tratando de ser gracioso, pero sintiéndome repentinamente        mareada.    "¿Puedo hacerte dos preguntas?"    "Sí, pero yo podría no contestar", le dije, de repente muy nerviosa.    "¿Sobre quién era la mujer que estabas escribiendo?"   

El silencio llenó el Jeep. Empezó a tirar de su mano, "Lo siento. No fue correcto de mi parte        preguntar". 

 

Yo no sabía qué hacer. Si ella me rechazaba, sería un terrible final para un día terrible. Sin        embargo, en algún lugar en el fondo de mi corazón tuve fe. La fe es creer cuando el sentido        común te dice que no lo hagas.    Agarré su mano con más fuerza y le susurré: "Eras tú. Yo estaba escribiendo acerca de ti".    Sus ojos verdes se encontraron con los míos, "¿En serio?"    Asentí con la cabeza, incapaz de hablar. 

(22)

 

"Te pongo al día". Ella susurró mientras se inclinaba para besarme.   

El tiempo se detuvo o quizás pasó volando. Segundos, días, meses. Todos parecían pasar        en ese instante. Fue sólo un corto y dulce beso pero fue mi primero y fue increíble. 

 

Nos sonreímos como terminó. Terminamos hablando durante horas, compartiendo besos y        tomadas de la mano todo el tiempo. Hablamos de cuando nos dimos cuenta que éramos gay.   

Jennifer dijo, "me di cuenta el verano pasado. Fue cuando fui a la Convención de Verano de        Ciencias Políticas. Compartí una habitación con esta chica y ella era inteligente, divertida y        linda. Estábamos cerca y luego llegamos a estar muy cerca. Terminamos las cosas después        de eso. Yo no sé por qué. Prefiero culpar al Congreso. Lo único que supe es que las chicas        eran para mí después de eso". 

 

Jennifer se sonrojaba ahora y aunque yo estaba celosa de la chica sin nombre, yo no podía        dejar de tomarle el pelo, "Así que cuando usted dice estuviste muy cerca, ¿qué tan cerca?"   

Jennifer golpeó mi brazo y sonrió, "No tienes que saber todos los detalles todavía. Estoy        segura de que es material para otro día". 

 

Yo estaba muy emocionada de que ella pensaba que estaríamos saliendo, "¿Así que quiere        decir eso? ¿Me refiero... somos? Me gustas Jennifer", terminé sin convicción. 

 

"También me gustas, Jess. No me importa lo que la gente piense en la ciudad o en la        escuela. Si estás tratando de preguntarme sobre una cita, entonces la respuesta es sí".   

Yo quedé petrificada, "¿Lo harías?" Ella asintió con una sonrisa y pregunté: "¿Quieres salir        conmigo, Jen?" 

 

Ella dijo que sí y de repente mi terrible día se convirtió en un gran día. La besé porque podía.        Con planes para salir con ella la noche del viernes después de mi partido, nos dirigimos de        nuevo a la escuela secundaria para que pudiera recoger su coche. 

 

Jennifer murmuró sombríamente mientras nos dirigíamos hacia atrás, "Voy a patear el culo        de Kris".    "¿Por mí o por Ender?" Le pregunté, divertida de que alguien estaba pegando por mí.    Ella sonrió, "Ambas tal vez".   

Jennifer dijo entonces seria, "¿Qué vas a hacer con Taylor? Vi que le dijiste algo a ella y sus        ojos estaban tan oscuros cuando salió del gimnasio". 

(23)

 

Yo no quería pensar en Taylor. Ella me había traicionado.   

Me encogí de hombros, "Yo le dije que estaba avergonzada de llamarla hermana. Kris utilizó        una imagen de Ender. Todo el mundo tiene fotos divertidas, pero Taylor robó mi diario. Ella        me sacó del armario delante de toda la escuela. Yo no estaba ocultándolo necesariamente        pero... me traicionó. Incluso si ella no supiera lo que había en mi diario, no tenía derecho a        tomarlo, leerlo, o dárselos a ellas. No sé cuándo seré capaz de perdonarla". 

 

Jennifer no dijo nada, pero me acarició el brazo mientras nos dirigimos. La dejé cerca de su        coche, la escuela vacía hace rato. Ella escribió su número de casa en mi mano, aunque        ambas sabíamos que yo lo conocía. Sonreí, "0­800­AZOTAME. Yo sé tu número". 

 

Ella me dio un codazo y luego me dio un beso antes de salir del vehículo. Volví a casa        preguntándome qué decir cuando llegara allí. 

 

Mamá, papá y Taylor estaban esperando en la sala de estar cuando llegué a casa. Me apoyé        en el marco de la puerta, ignorando las miradas desesperadas de Taylor pidiendo perdón,        "¿Así que entiendo que han oído lo que pasó?" 

 

Mamá asintió, lanzando una mirada a Taylor: "Sí. Sé que las chicas han tenido sus        diferencias, pero incluso tu hermana está de acuerdo en que fueron demasiado lejos esta        vez. Taylor no tenía derecho a llevarse tu diario". 

 

"Bueno, ella lo hizo y eso terminó. Supongo que ya debes saber que soy gay".   

Pude haber parecido cool y tranquila para ellos cuando dije eso, pero en realidad estaba        temerosa en mi mente. Yo no sé lo que habría hecho si no hubieran aceptado mi confesión.        Por suerte, yo no tuve que averiguarlo. 

 

Mamá dijo, su voz amable: "Cariño, eso no significa nada para nosotros. Nosotros aún te        amamos". 

 

Papá asintió y siguió leyendo su periódico. Él se ocupó de cosas mejores por sólo asintiendo        y distrayéndose mientras mamá se encargaba de ello. 

 

"Te amo tanto también. Voy a subir ahora", le dije, con el alivio llenando cada uno de mis        huesos. Me volví para irme, pero me detuve, "creo que deberías saber que estoy saliendo        con Jennifer después del partido del viernes". 

 

Mamá agitó su mano con desdén, "Eso está bien, cariño. Ve a divertirte con tus amigas".   

(24)

Le di una sonrisa raída, "No, mamá. Quiero decir que estoy realmente saliendo con Jennifer        el viernes por la noche". 

 

La noticia fue tan sorprendente que papá dejó el periódico. Taylor dejó escapar un grito        ahogado, pero yo la estaba ignorando. Mamá abrió la boca y luego la cerró de nuevo, "Eso        está bien, querida. Ten un buen rato". 

 

Subí las escaleras hasta el ático. Cerré la puerta detrás de mí y cerré con llave cuando oí que        alguien me seguía por las escaleras. Sabía que era Taylor y yo no quería hablar con ella.        Llamó a la puerta. La ignoré y me puse mis auriculares para bloquearla. Después de un        tiempo me imagino que ella se fue. Tomé mi diario y miré sobre este, al ver lo que habían        hecho. 

 

Ellas habían marcado las páginas con marcadores de colores. Escribieron comentarios        desagradables, rodeando las partes. En la página que contenía el poema se leía, los        comentarios que habían escrito como 'Tortillera' y 'Apesta'. 

 

Mi diario había sido profanado y lo lancé a través del cuarto. Mi mente daba vueltas desde el        giro de ir de un día horrible a un gran día. 

 

Después de un tiempo me quité los auriculares y abrí mi ventana. Me incliné hacia fuera y        pude oír los gritos. Volví la cabeza para mirar a la casa de los Morrison y parecía que las tres        hermanas estaban en eso. Me preguntaba quién iba a ganar. 

 

Al día siguiente entré en la escuela de la mano de Jennifer para consternación las porristas.        Especialmente de Kris, ya que al parecer Jennifer le había dicho toda su familia acerca de        salir conmigo, pero se había ‘olvidado’ de mencionarlo a Kris. 

 

La gente habló de mí todo el día. Me sorprendí al encontrar que no me importaba tanto como        pensé que lo haría. Entrenador Campbell no siempre hablaba de lo que pasó en el gimnasio,        pero ella no me aplaudió en la espalda cuando me vio. 

 

Llamé a una reunión con mi equipo después de que la práctica había terminado para discutir        lo que había sucedido. Empecé, "Ellas se coló a un nuevo nivel bajo ayer. Realmente bajo.        Pero, ¿qué podemos esperar? Son las porristas. Sin embargo, no estamos hundiéndonos a        su nivel. Ustedes quieren venganza por lo sucedido el viernes, entonces lo hacemos en        nuestro propio tiempo. Me niego a reconocer que dieron un buen golpe contra este equipo.        Fue personal, como dijeron. Cuando retiremos la lana en sus ojos, y créanme que lo        haremos, va a ser muy divertido. ¿Ahora quién tiene alguna idea?" 

 

Después de hablar, nos dimos cuenta de lo que debíamos hacer. Durante el próximo partido        de fútbol, nos sentamos justo enfrente de porristas y soplamos bolitas de papel en ellas. Era       

(25)

infantil, pero muy divertido. Tiré uno directo entre los ojos de Kris y Ender metió al menos una        docena en Taylor. 

 

Ender alzó la paja y falso sopló el final de la misma como si fuera una pistola humeante. Me        reí, "Te sacaré tu ojo hacia fuera, chica". 

 

Mi primera cita con Jennifer sucedió ese viernes. Fue como la mayoría de las veces, nos        pasamos el rato, pero nos tomamos de las manos y nos besábamos cada diez minutos como        nueva pareja que éramos. No había mucho que hacer en nuestra pequeña ciudad, pero nos        divertimos. Estaba tan nerviosa, pero pronto me relajé. Como primeras citas se fueron, fueron        muy buenas. 

 

De camino a casa, Jennifer me dio un codazo en las costillas. Como yo estaba conduciendo,        que pedí, con buen humor, "Detente". 

 

"Oblígame", Ella ordenó como ella me empujó de nuevo. Tiré, tratando de evitar su dedo        haciéndome cosquillas, "Te voy a agarrar por este te lo juro". 

 

Como jugamos luchado en el coche, no me había dado cuenta de que estaba empezando a        desviarme del camino. Ni me había dado cuenta que había un policía detrás de mí. Eso fue        hasta que las luces azules y rojas se encendieron. 

 

"Mierda", maldije cuando empecé a tirar más. Jennifer se calló y miró su cinturón de        seguridad. Me di cuenta de que se sentía mal y yo no quería que nuestra primera cita        terminara de esta manera. Bromeé, "¿Una de nosotras va a la cárcel? Bueno, eso no voy a        ser yo". 

 

Jennifer me tomó en serio, "No vamos a la cárcel, Jess, ni vamos a conseguir una multa.        Probablemente nos pondrán una advertencia". 

 

Tomé su mano y le dije: "Oye, oye. Deja de preocuparte. Yo las he conseguido antes. No es        tanto". 

 

El oficial de policía salió de su coche y se acercó a la ventana, que bajé. Le dije, tratando de        ser respetuosa, "Hola, señor". 

 

"¿Quieres una multa, sabelotodo?" La oficial ladró. Me di cuenta demasiado tarde de que el        agente de policía era una mujer que al parecer no le gustaba ser llamada ‘señor’.    "Lo siento mucho", rápidamente pedí disculpas, "Estaba oscuro y yo..."    "Licencia y registro", Ella ordenó.   

(26)

Yo se los entregué y ella los miró por un momento. Ella brilló su linterna en mi cara, "¿Has        estado bebiendo?"    "No, señora".    "Entonces, ¿por qué estás virando como un borracho?"   

"Esa es mi culpa, señora", dijo Jennifer, inclinándose. La mujer policía brilló su luz a la cara        de Jennifer y le dijo: "¿En serio?"    Jennifer asintió, "Sí, señora. Yo le hacía cosquillas y yo no paré cuando ella me lo pidió".    La oficial dio a Jennifer una mirada fría, "Voy a correr su licencia".   

Tan pronto como la mujer se había ido, Jennifer y yo nos miramos la una a la otra. Me reí,        "Bueno, yo desde luego no voy a olvidar esta cita. Creo que ella nos puede matar". 

 

"Yo también lo creo", dijo Jennifer, mirando por el espejo retrovisor en las luces de la policía.   

Para mi sorpresa eterna, no me pusieron una multa esa noche. La oficial regresó, me entregó        mi licencia, y nos enseñó a conducir con seguridad. Creo que era de la familia y sabía que        estábamos en una cita. Jennifer y yo todavía nos burlamos entre sí a través de la noche.   

Mi vida siguió siendo buena por el resto del año. Yo aprobé todas mis clases y Jennifer y yo        estábamos en segunda base, mirando para robar el home. La temporada de fútbol y la de        softball terminó y nuestro equipo y el otro equipo se dispersó. Cada lado dio bromas a        medias después de lo ocurrido en el gimnasio. Pusimos una cabra en el vestuario con ellas y        tiñeron nuestros uniformes blancos de rosa. 

 

Hubo un inconveniente al final de la escuela y fue que Jennifer se iría. Ella era la mejor        estudiante de su clase y había sido aceptada en Harvard. Mi novia se iba a estudiar leyes y        Jennifer quería dedicarse a la política. Me burlé de ella diciendo que era demasiado buena        para ser una político, pero yo la esperaba para ser nada menos que una senadora. 

 

Jennifer y yo sabíamos que nuestra relación estaba llegando a su fin. Más tarde las dos        estuvimos de acuerdo que era más como una amistad con beneficios. Me gustaba Jennifer,        la encontraba atractiva, e incluso la quería en algún nivel, pero yo no estaba enamorada de        ella. Creo que si hubiera habido otra lesbiana en el área que a una de nosotras nos hubiera        gustado realmente, probablemente habríamos roto antes. Más tarde en la vida me daría        cuenta que en mi relación con Jennifer me consentía. Nunca he tenido una buena ruptura        después de eso. 

Figure

Actualización...

Referencias

  1. XWPColección
  2.  Scribd
Related subjects :