• No se han encontrado resultados

Los puntos de partida son importantes

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2022

Share "Los puntos de partida son importantes"

Copied!
7
0
0

Texto completo

(1)

Conclusiones principales

Tras la crisis financiera mundial, los tipos de interés y la inflación se situaban en niveles reducidos y tendían a la baja, amén de que la liquidez era abundante. Hoy en día, los tipos de interés y la inflación tienden al alza y la liquidez está menguando. Los puntos de partida son importantes para los mercados.

Invertir en las mejores empresas de todo el mundo con poder de fijación de precios y márgenes estables, en lugar de apostar simplemente por un factor (una región o un estilo), podría ayudar a maximizar las rentabilidades para los inversores en los próximos años.

Muchas compañías ensombrecidas por las firmas tecnológicas de megacapitalización parecen posicionadas para beneficiarse de las futuras tendencias, como el aumento del gasto de capital, la descarbonización y la localización de la producción.

En mi experiencia, solo existen unos cuantos principios del mercado que resisten el paso del tiempo. Uno de ellos estriba en que los puntos de partida son importantes. Este principio se revela especialmente pertinente en la actualidad. Creo que todos estamos de acuerdo en que, si utilizamos el día de hoy como punto de partida, la inversión en los diez próximos años probablemente será muy diferente de la inversión en los diez últimos años. La trayectoria de los tipos de interés y la inflación, la probabilidad de que los bancos centrales aporten liquidez adicional o las valoraciones de la renta variable o los márgenes de beneficios constituyen todos ellos factores muy diferentes a los que prevalecían al principio del mercado alcista que presenciamos tras la crisis financiera mundial (gráfico 1).

Hoy como punto de partida

Analicemos primero las inyecciones de liquidez de los bancos centrales. En la actualidad, los bancos centrales de todo el mundo están lidiando con unas elevadas tasas de inflación a raíz de la pandemia, y muchos no solo se muestran reticentes a recurrir a su antiguo arsenal, sino que tampoco pueden hacerlo, dados sus abultados balances.

Fuente: Haver, Banco Central Europeo (BCE), Junta de Gobernadores de la Reserva Federal (Fed), Banco de Japón (BoJ). Datos mensuales a 31 de enero de 1980 para la Fed y el BoJ, los datos del BCE no están disponibles hasta el 31 de diciembre de 1999. Todas las series finalizan

Gráfico 1: Los bancos centrales están pagando el precio de una liquidez sin precedentes: Inflación

EE. UU. Zona euro Japón

Liquidez de los bancos centrales

0 2 4 6 8 10

2020 2010

2000 1990

Activos (en billones de USD) 1980

Japón:

5,7 USD Zona euro: 9,5 USD

EE. UU.:

8,9 USD

IPC subyacente (interanual)

Variación %

-4 0 4 8 12 16

2020 2015

2010 2005

2000 1995

1990 1985

1980 1975

1970

Mayor inflación en 40 años

Autor

Nicholas J. Paul, CFA

Gestor de carteras institucionales

(2)

Dicho de otro modo, la política monetaria de corte acomodaticio del último decenio podría seguir siendo una cosa del pasado. Los inversores ya no pueden contar con el «dinero gratis» que empuje las valoraciones de la renta variable al alza o que impulse el crecimiento de los beneficios a través de recompras de acciones u otras formas de ingeniería financiera. Además, las valoraciones y los márgenes de beneficios, sobre todo en Estados Unidos, se mantienen en niveles máximos pese a la reciente corrección del mercado y la perspectiva de unos mayores costes de la mano de obra y de los materiales y una ralentización del crecimiento mundial (gráfico 2).

Fuente: FactSet Market Aggregates. Datos mensuales del 31 de mayo de 2002 al 31 de mayo de 2022. Las series reflejan los ratios de precio/beneficio (PER) previstos (a doce meses vista) basados en las estimaciones medias del intermediario bursátil. «EE. UU.» = S&P 500 «MSCI EAFE» = Desarrollados internacionales «Europa» = MSCI Europe.

«Japón» = MSCI Japan. «ME» = MSCI Emerging. «Crecimiento gran cap. EE. UU.» = Russell 1000 Growth.

Gráfico 2: Las valoraciones estadounidenses se mantienen elevadas en comparación con los mercados internacionales desarrollados y emergentes

+/- 1 desv. típ. Actual Media

Los márgenes de beneficios en Estados Unidos se sitúan en máximos históricos

Margen neto

Fuente: FactSet Market Aggregates. Datos mensuales del 31 de diciembre de 2001 al 31 de mayo de 2022 para el índice S&P 500 y sus índices sectoriales. El margen neto utiliza los datos históricos publicados por las empresas.

Margen neto del S&P 500

5 7 9 11 13 15 17 19 21 23 25

EE. UU. MD intern. Europa Japón ME Crecimiento gran cap. EE. UU.

PER previsto

!"#$%&'()*%+!&+(,*$-&+(.//$&/*+&01(,"2+345(6*+*(*0("7(89(,*5(:;;:(+"(89(,*5(:;::1(!&$<&0(*$&(7"$(7"$=*$6(>2&?+@+=&4A&@B"2+30C(D$<%&@+"@&*$2<2/0(>EFGC($*+<"0(H*0&6("2(B&*2(H$"-&$(&0+<B*+&01(IJ!K(L(!ME(N;;1(I,!OP(G.)GK(L(Q&A&4"D&6(P2+R41(IG#$"D&K(L(,!OP(G#$"D&1(IS*D*2K(L(,!OP(S*D*21(IG,K(L(,!OP(GB&$/<2/1(IJ!(T*$/&(U$"=+3K(L(V#00&44(9;;;(U$"=+3

4 6 8 10 12 14

2022 2020

2018 2014

2012 2010

2008 2006

2004

2002 2016

Como cabía esperar, muchos inversores atraviesan dificultades a la hora de asignar su capital en este entorno.

Inevitablemente, surgen dudas acerca de los viejos y rancios debates: acciones estadounidenses o internacionales, estilo crecimiento o valor, títulos cíclicos o no cíclicos, etc. Toda tentativa de abordar estas disyuntivas suele traducirse en apuestas factoriales indeseadas, ya que en muchos casos los inversores solamente extrapolan el pasado reciente y esperan los mismos resultados en el futuro. Por desgracia, las apuestas en factores concretos pueden dejar de funcionar en cualquier momento (por ejemplo, cuando el mercado da marcha atrás), de modo que los inversores se encuentran dos pasos por detrás del «mercado», con apenas oportunidades para acortar distancias. El entorno actual, caracterizado por el giro radical de la política monetaria en vista de la mayor inflación y unas elevadas valoraciones y unos márgenes en niveles máximos, no solo plantea un dilema para los inversores en relación con la asignación de activos, sino que además ha sentado las bases para un entorno de menores rentabilidades para la renta variable de cara al futuro. Reitero: los puntos de partida son importantes.

(3)

Y lo son porque, en un mundo de menores rentabilidades, los debates históricos mencionados con anterioridad resultan ahora irrelevantes. La importancia de la beta (sus decisiones de asignación) ha menguado y, a nuestro parecer, la importancia del alpha (a saber, la capacidad para identificar satisfactoriamente las empresas con poder de fijación de precios capaces de aumentar los precios de sus acciones a través de una combinación de crecimiento de los beneficios, valoraciones estables o al alza y dividendos y que ofrecen a los inversores la oportunidad de maximizar las rentabilidades a largo plazo) es ahora más valiosa.

Hallar rentabilidades en un entorno de bajas rentabilidades

Con todo eso como telón de fondo, centrémonos ahora en el actual debate que contrapone la renta variable

estadounidense y la renta variable internacional. Después de más de diez años de rentabilidad inferior de las acciones internacionales, resulta lógico plantearse la siguiente pregunta: «¿Por qué molestarse en invertir en renta variable internacional?». Pues bien, en vista del punto de partida actual, quizás los inversores deberían preguntarse: «¿Dónde puedo hallar las mejores empresas dotadas de poder de fijación de precios y con potencial de revalorización gracias a una combinación de crecimiento de los beneficios y dividendos y valoraciones estables o en mejoría?». Habida cuenta del contexto actual, sería ingenuo pensar que todas esas empresas están domiciliadas en una única región, y realizar una apuesta que ponga el foco en un «factor» regional no sería muy sensato. En mi opinión, un enfoque más lógico consistiría en buscar negocios de calidad en todo el mundo, es decir, efectuar una asignación tanto a renta variable estadounidense como a renta variable internacional. Desde una perspectiva histórica, como el gráfico 4 muestra, la mayor parte de las acciones más rentables a escala mundial pertenecen a empresas cotizadas fuera de Estados Unidos.

Fuente: FactSet, Portfolio Analysis.

N.º de las 100 empresas más rentables

Gráfico 3: La mayoría de las 100 empresas más rentables han sido históricamente compañías no estadounidenses

EE. UU. No EE. UU.

MSCI ACWI

N.º de las 100 acciones más rentables cada año por región

0 20 40 60 80 100

'21 '20 '19 '18 '17 '16 '15 '14 '13 '12 '11 '10 '09 '08 '07 '06 '05 '04 '03

Menos respaldo de la expansión de múltiplos

Si examinamos los diez últimos años, las empresas estadounidenses han superado a sus homólogas internacionales en dos de los catalizadores de la apreciación de los precios: beneficios y valoración. Ahora bien, como hemos mencionado con anterioridad, extrapolar el pasado al futuro no tiene mucho sentido. En su lugar, deberíamos reflexionar sobre la posible evolución de las valoraciones y los beneficios en el próximo decenio. Comencemos por las valoraciones. Los bancos centrales han puesto fin a la era del dinero gratis, y las subidas previstas en los tipos de interés probablemente catapultarán los múltiplos de la renta variable hasta niveles cercanos a sus medias a largo plazo (reversión a la media). En este entorno, cabe prever una escasa (o nula) apreciación de los precios a partir de la expansión de los múltiplos y, en algunos casos, donde los múltiplos se mantienen en cotas elevadas en comparación con las medias a largo plazo, como las acciones de crecimiento estadounidenses, es incluso posible que asistamos a un nuevo descenso de los múltiplos. Por tanto, la futura apreciación de los precios seguramente se derivará de una

(4)

Mayor dependencia de los beneficios y dividendos

En cuanto a los beneficios, el último decenio resultó con creces favorable para la renta variable estadounidense.

En efecto, fue la tormenta perfecta de liquidez masiva, baja inflación y reducidos tipos de interés, a lo que se sumó la revolución digital, lo que benefició desproporcionadamente a los valores tecnológicos de larga duración. Más recientemente, la pandemia y los consiguientes confinamientos aceleraron los ingresos y los beneficios de las compañías tecnológicas, ubicadas principalmente en Estados Unidos. No obstante, el entorno actual es bastante diferente y las futuras tendencias podrían beneficiar a una gama más amplia de empresas.

Las futuras tendencias probablemente favorecerán a un abanico más extenso de compañías

De cara al futuro, creemos que las futuras tendencias beneficiarán a buen seguro a un conjunto más vasto de sectores y no solo a las compañías tecnológicas, las mayores beneficiarias del último decenio. Y más importante aún, muchas de las empresas de esos otros sectores están domiciliadas fuera de Estados Unidos. Entre las futuras tendencias podrían incluirse un mayor gasto de capital (capex), la descarbonización y la localización de la producción, por nombrar solo unas cuantas.

Gasto de capital en activos fijos

En los 10 o 12 últimos años, el gasto de capital (en porcentaje de ventas) ha disminuido de forma significativa y, debido a los reducidos niveles de inversión, la antigüedad los activos fijos actuales supera en cinco años la de los activos fijos durante las décadas de 1970 y 1980, lo que aumenta la necesidad de un gasto futuro (gráfico 4). Después de la crisis financiera mundial, las compañías han tenido un acceso «gratuito» al capital gracias a los programas de expansión cuantitativa acometidos por los bancos centrales. En relación con la asignación del capital, las empresas tenían dos opciones: reinvertirlo en sus propios negocios o destinarlo a prácticas de ingeniería financiera, como la recompra de acciones. Dados los reducidos niveles de crecimiento e inflación, la reinversión en los propios negocios no resultaba atractiva, por lo que muchas empresas se decantaron por la segunda opción. Las compañías que sí optaron por el gasto invirtieron en tecnología, en lugar de en segmentos más tradicionales, y esto catapultó los gastos operativos, redujo los costes en otros ámbitos, especialmente en energía y mano de obra, además de contrarrestar cualquier impacto en los márgenes. Hoy en día, los costes de mano de obra, materiales y energía tienden al alza. Por consiguiente, para compensarlos, las empresas podrían tratar de reducir sus gastos operativos mediante la inversión en activos fijos más eficientes y automatizados.

Fuente: Haver Analytics, Oficina de Análisis Económico de EE. UU., Goldman Sachs Global Investment Research.

Datos anuales a 31/12/2020.

Gráfico 4: Los activos más antiguos indican la necesidad de aumentar el gasto de capital

18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28

2020 2010

2000 1990

1980 1970

1960 1950

1940 1930

Antigüedad media: Activos fijos privados (años)

(5)

Lograr los objetivos de descarbonización y cero emisiones netas

En todo el mundo, cada vez más empresas, comunidades y naciones de todo el mundo se esfuerzan por conseguir las cero emisiones netas, en cumplimiento con el Acuerdo de París. Según algunas estimaciones, para lograr la neutralidad de carbono en la economía mundial antes de 2050, el gasto anual en activos físicos tendría que aumentar en 3,5 billones de USD (gráfico 5)1. Pongamos ese aumento en contexto: esa cifra equivale a la mitad de los beneficios corporativos mundiales y a un cuarto de los ingresos fiscales en 20201. Si bien el gasto en descarbonización podría no alcanzar ese nivel, el gasto derivado del crecimiento de los ingresos y de la población y de la adopción de políticas de descarbonización podría traducirse en un incremento de 1 billón de USD al año.

Si se desean conseguir los objetivos de cero emisiones netas, el dinero invertido en reducir el riesgo climático en la próxima década cobra vital importancia. Sin embargo, cabe destacar que este tipo de gasto probablemente diferirá de un país o sector a otro, lo que refuerza la necesidad de obtener exposición no estadounidense. Existen riesgos asociados con la transición (como la volatilidad del suministro energético), aunque también existen oportunidades para los gestores activos, ya que la descarbonización crea mercados para productos y servicios de bajas emisiones y potencia el gasto en infraestructura en los ámbitos de energía, agua y transporte. La forma en la que ese gasto se financiará es un interrogante crucial. Los estudios sectoriales indican que un tercio del aumento del gasto de capital en descarbonización procederá de las compañías cotizadas existentes, en función de su balance y capacidad de reinversión no utilizada1. Además, el mercado seguramente recompensará a las empresas que invierten en descarbonización o que están expuestas a las inversiones de los clientes, sobre todo en sectores donde se precisa de un gasto de capital «verde» para aliviar los cuellos de botella en las cadenas de suministro y atenuar los riesgos de ejecución.

Fuente: Goldman Sachs, Global Equity Strategy, «2022 Outlook: Getting Real», Goldman Sachs Global Investment Research.

Gráfico 5: Gasto anual previsto que se necesita para alcanzar los objetivos de cero emisiones netas antes de 2050

Generación de electricidad Redes eléctricas Almacenamiento energético (baterías)

Puntos de recarga de VE y vehículos de pila de combustible (FCEV) Biorefinerías

Industria (incl. tecnologías CCUS) Plantas de hidrógeno Renovación/modernización de edificios

Tecnologías DACCS como % del PIB mundial (eje dcho.)

0,0%

0,5%

1,0%

1,5%

2,0%

2,5%

0 500 1.000 1.500 2.000 2.500 3.000

2021 2024 2047 2030 2033 2036 2039 2042 2045 2048

Gastos para localizar la producción

La pandemia y la guerra en Ucrania, entre otros factores geopolíticos, han puesto en evidencia las desventajas de los sistemas de existencias «justo a tiempo» y las cadenas de suministro de todo el planeta. Muchas compañías están empezando a repatriar la producción en un esfuerzo por mejorar la resiliencia de sus cadenas de suministro.

No obstante, este proceso de localización llevará su tiempo. Además, esta tendencia no gira en torno a la temática de Estados Unidos frente al resto del mundo, sino que guarda más relación con compañías específicas en todo el mundo. A nuestro parecer, las empresas que facilitan el cambio y gestionan satisfactoriamente la transición saldrán victoriosas, sea cual sea su domicilio.

(6)

Conclusión

Hoy en día, el punto de partida para los mercados es inmensamente diferente al de hace diez años. El entorno impulsado por la beta en el que los inversores solo tenían que escoger el estilo, la región, el país o el factor adecuado parece cosa del pasado. En la actualidad, los tipos de interés y la inflación tienden al alza, las valoraciones siguen siendo caras según parámetros históricos y, en algunos mercados, los márgenes se mantienen en niveles elevados.

En nuestra opinión, el alpha resulta importante en este entorno, y no la beta. Invertir en las mejores empresas de todo el mundo (estadounidenses y no estadounidenses), en lugar de simplemente apostar por una región, un estilo o un factor, podría ayudar a maximizar las rentabilidades para los inversores en los próximos años. Y esto se debe principalmente a que las compañías que se vieron ensombrecidas por las firmas tecnológicas hace diez años parecen posicionadas para beneficiarse de las futuras tendencias, como el aumento del gasto de capital, la descarbonización y la localización de la producción, entre otras.

(7)

A no ser que se indique lo contrario, los logotipos y los nombres de productos y servicios son marcas comerciales de MFS® y sus fi liales, y pueden estar registrados en determinados países.

Distribuido por: EE. UU. - MFS Institutional Advisors, Inc. («MFSI»), MFS Investment Management y MFS Fund Distributors, Inc.; América Latina - MFS International Ltd.; Canadá - MFS Investment Management Canada Limited. Ninguna comisión de valores o autoridad reguladora similar en Canadá ha revisado este comunicado. Nota para los lectores del Reino Unido y Suiza: Publicado en el Reino Unido y Suiza por MFS International (U.K.) Limited («MIL UK»), sociedad de responsabilidad limitada inscrita en Inglaterra y Gales con el número 03062718, cuyo negocio de inversión está autorizado y supervisado en el Reino Unido por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA). MIL UK, fi lial indirecta de MFS®, tiene su domicilio social en One Carter Lane, Londres, EC4V 5ER. Nota para los lectores europeos (con la excepción del Reino Unido y Suiza): Publicado en Europa por MFS Investment Management (Lux) S.à r.l. (MFS Lux), sociedad autorizada en virtud de la legislación luxemburguesa como sociedad gestora de fondos domiciliados en Luxemburgo. La sociedad ofrece productos y servicios de inversión a inversores institucionales y tiene su domicilio social como sociedad limitada en 4 Rue Albert Borschette, Luxemburgo L-1246. Tel.: 352 2826 12800. Este material no debe ser transmitido o distribuido a personas que no sean inversores profesionales (según lo autoricen las normativas locales) y no debe considerarse fi able ni distribuirse a personas cuando dicha consideración o distribución contravengan la normativa local Singapur – MFS International Singapore Pte. Ltd. (CRN 201228809M); Australia/Nueva Zelanda - MFS International Australia Pty Ltd («MFS Australia») (ABN 68 607 579 537) posee una licencia de servicios fi nancieros de Australia (número 485343). MFS Australia está regulada por la Comisión de Valores e Inversiones de Australia; Hong Kong - MFS International (Hong Kong) Limited («MIL HK»), una sociedad de responsabilidad limitada autorizada y regulada por la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong (la «SFC»). MIL HK está autorizada para realizar operaciones con valores y actividades reguladas de gestión de activos y puede ofrecer determinados servicios de inversión a «inversores profesionales», según se defi nen en la Ordenanza de Valores y Futuros («SFO»). Para inversores profesionales en China - MFS Financial Management Consulting (Shanghai) Co., Ltd. 2801-12, 28th Floor, 100 Century Avenue, Shanghai World Financial Center, Shanghai Pilot Free Trade Zone, 200120, China, una sociedad de responsabilidad limitada china registrada para ofrecer servicios de asesoramiento de gestión fi nanciera. Japón - MFS Investment Management K.K. está registrada como Operador de Negocios de Instrumentos Financieros ante el Kanto Local Finance Bureau (FIBO) con el n.º 312, miembro de la Investment Trust Association y de la Investment Advisers Association, Japón. Dado que las comisiones a cargo de los inversores varían en función de circunstancias tales como los productos, los servicios, el periodo de inversión y las condiciones del mercado, el importe total y los métodos de cálculo no pueden revelarse por adelantado. Todas las inversiones implican riesgos, incluidas las fl uctuaciones del mercado, y los inversores pueden perder el capital invertido. Los inversores deben obtener y leer cuidadosamente el folleto y/o el documento establecido en el artículo 37-3 de la Ley de Instrumentos Financieros y Bolsas de Valores antes de realizar cualquier inversión.

Notas

1 Goldman Sachs, Global Equity Strategy, «2022 Outlook: Getting Real», Goldman Sachs Global Investment Research.

Las opiniones expresadas pertenecen al interlocutor y pueden variar en cualquier momento. Dichas opiniones se ofrecen exclusivamente a título informativo y no deberán considerarse una recomendación para comprar ningún título ni una incitación o asesoramiento de inversión del Asesor. Las previsiones no están garantizadas. Las rentabilidades pasadas no garantizan los resultados futuros.

«Standard & Poor's®» y «S&P®» son marcas registradas de Standard & Poor's Financial Services LLC («S&P») y Dow Jones es una marca registrada de Dow Jones Trademark Holdings LLC («Dow Jones»);

S&P Dow Jones Indices LLC cuenta con la debida licencia para la utilización de estas marcas registradas, y MFS dispone de la adecuada sublicencia para determinados fines. El índice S&P 500® es un producto de S&P Dow Jones Indices LLC, y MFS cuenta con la debida licencia para su utilización. Ni S&P Dow Jones Indices LLC, ni Dow Jones, ni S&P ni sus respectivas entidades afiliadas patrocinan, avalan, venden o promocionan los productos de MFS. S&P Dow Jones Indices LLC, Dow Jones, S&P y sus respectivas entidades afiliadas tampoco ofrecen garantía alguna respecto de la conveniencia de invertir en tales productos.

Fuente de los datos de índices: MSCI. MSCI no ofrece garantía o declaración alguna, ni expresa ni implícita, y no asumirá responsabilidad alguna en relación con cualesquiera datos de MSCI incluidos en el presente documento. Los datos de MSCI no pueden redistribuirse ni emplearse como base para otros índices, ni para ningún valor o producto financiero. MSCI no ha aprobado, revisado ni elaborado el presente informe.

Frank Russell Company («Russell») es la fuente y propietaria de los datos de los índices Russell contenidos o reflejados en este material, así como de las marcas registradas, las marcas de servicio y los derechos de autor relacionados con los índices Russell. Russell® es una marca registrada de Frank Russell Company. Ni Russell ni sus licenciantes aceptan responsabilidad alguna por errores u omisiones en los índices Russell y/o las calificaciones o los datos subyacentes de Russell, y nadie puede basarse ni en los índices Russell ni en las calificaciones y/o los datos subyacentes de Russell que se recogen en esta comunicación. No se permite ninguna otra distribución de datos de Russell sin el consentimiento expreso por escrito de Russell. Russell no promueve, patrocina o avala el contenido de esta comunicación.

Referencias

Documento similar

• Comentario en línea: La respuesta del alumno aparece en el comentario para facilitar nuestras anotaciones sobre su propio texto.. Configurar detalle sobre

BUBER'NEUaiAMN, Margarete ¡ Von Potsáam ndch Moskau. SMíionen eines Irftveges. Stuttgart, 1957; Deutsche Verlags-Anstalt, 480 págs... DAHM: Deutsches Reckt. Die geschichüichen

Sin embargo, esta interpretación ecomorfológica cuenta con una evidencia en contra, ya que en venta Micena está presente una especie de Praeovibos que exhibe también una gran

Gastos derivados de la recaudación de los derechos económicos de la entidad local o de sus organis- mos autónomos cuando aquélla se efectúe por otras enti- dades locales o

Sabemos que, normalmente, las ​cookies deben ser almacenadas y enviadas de vuelta al servidor sin modificar; sin embargo existe la posibilidad de que un atacante

¿Cómo se traduce la incorporación de ésta en la idea de museo?; ¿Es útil un museo si no puede concebirse como un proyecto cultural colectivo?; ¿Cómo puede ayudar el procomún

Volviendo a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia, conviene recor- dar que, con el tiempo, este órgano se vio en la necesidad de determinar si los actos de los Estados

Un examen detenido del artículo 149, i, que enumera las compe- tencias exclusivas del Estado, nos enseña la diversa terminología que se emplea para referirse a aquellos supuestos en