Estudio de los extranjerismos en el habla de Granada según el corpus PRESEEA

20 

Texto completo

(1)

(Universidad de Granada)

ESTUDIO DE LOS EXTRANJERISMOS EN EL HABLA

DE GRANADA SEGÚN EL CORPUS PRESEEA1

Fecha de recepción: 16.03.2018 Fecha de aceptación: 21.05.2018

Resumen: Este estudio analiza los  extranjerismos presentes en  el  corpus de  español hablado de Granada (PRESEEA Granada). Parte para ello de las entrevistas realizadas entre los años 2004-2009. Tras un análisis cuantitativo y cualitativo con el que se establecen los porcentajes de aparición de extranjerismos en la conversación espontánea según la edad, el sexo y el nivel educativo de los hablantes, se corrobora el empleo frecuente de anglicismos entre los hablantes granadinos como muestra de la mayor atracción cultural del inglés.

Palabras clave: corpus PRESEEA Granada, español coloquial, extranjerismos, anglicismos

Title: Study of Foreign Words in the Speech of Granada According to PRESEEA Corpus

Abstract: Th is study analyzes foreign words in  the  corpus of  spoken Spanish of  Granada (PRESEEA Granada). Th is corpus is based on the interviews conducted between the years 2004-2009. A  quantitative and qualitative analysis of  occurrence of  foreign words in  spontaneous conversation is established according to  age, sex and educational level. Th e  analysis shows the  frequent employment of  anglicisms among speakers as a  result of  the  cultural infl uence of English language.

Key words: PRESEEA Granada corpus, conversational speech, foreign words, anglicisms

1 Este estudio se ha realizado en el marco del Proyecto ECOPASOS-Granada (Estudio complementario de los patrones sociolingüísticos del español de Granada), financiado por el Ministerio de Ciencia e Inno-vación (Ref. FFI2015-68171-C5-2-P) e integrado en el proyecto PRESEEA (Proyecto para el Estudio Socio-lingüístico del Español de España y América).

(2)

INTRODUCCIÓN

Objetivos y metodología

Este estudio tiene como propósito analizar los extranjerismos presentes en la conver-sación espontánea registrada en el corpus de español hablado de Granada (PRESEEA Granada), integrante en el proyecto PRESEEA, Proyecto para el Estudio Sociolingüís-tico del Español de España y América (http://preseea.linguas.net). Para ello se ha par-tido de las entrevistas realizadas con sus correspondientes grabaciones y transcripciones. Las  entrevistas están clasifi cadas de  acuerdo con  diferentes niveles educativos de los informantes. En cada uno de los niveles se ha respetado la paridad hombre/mujer (cf. Moya Corral 2007, cuadro 1). Nuestro estudio mantiene las franjas de edad estableci-das en los estudios previos del corpus PRESEEA para que los datos que ofrecemos sean comparables con otros estudios.

Cuadro 1 Distribución de hablantes del corpus PRESEEA Granaa. Fuente: Moya Corral 2007

Edad/ Informantes (nº)

Nivel de estudios Educación

primaria

Educación secundaria

Estudios universitarios

Hombre Mujer Hombre Mujer Hombre Mujer

Entre 19 y 34 años (18) 3 3 3 3 3 3

Entre 35 y 54 años (18) 3 3 3 3 3 3

55 años o mayores (18) 3 3 3 3 3 3

En este trabajo hemos rastreado los términos procedentes de otras lenguas en los cin-cuenta y cuatro documentos que componen el corpus y hemos extraído esos extranje-rismos para un posterior análisis. Estos se han volcado a una base de datos en Access con la inclusión de la cita y del contexto amplio donde ha aparecido, junto con las varia-bles: sexo, edad y nivel educativo. Por último, se ha añadido también un campo de anota-ciones sobre el que se han resaltado algunos aspectos útiles –sobre pronunciación, com-binatoria sintáctica, consideraciones semánticas– para el siguiente análisis.

Mediante este análisis se ha realizado un acercamiento cuantitativo y cualitativo con  el  que se establecen los  porcentajes de  aparición de  extranjerismos según nive-les educativos –nivenive-les primario/medio/universitario– y el grado de uso de estos entre los hablantes granadinos.

Para poder comparar mejor las tendencias generales en el habla de Granada, se ha recu-rrido también a los testimonios de extranjerismos recogidos en otras ciudades que forman parte del proyecto PRESEEA, así como a los corpus CORDECREA anotados y al  COR-PES de la Real Academia Española para verifi car el uso de estos términos en el español general y comprobar la amplitud de su uso (en CREA, por ejemplo, se recoge el corpus ACUAH: Análisis de la conversación de la Universidad de Alcalá de Henares, Madrid).

(3)

Cuadro 2 Muestra de la base de datos empleada para la elaboración del estudio

Id Término H/M Edad Nivel Combinatoria Comentario

42 aerobic M 34 med GR24 hago aerobic / hago step / hago spinning // lo típico/ me meto todos los diíllas una horilla anglicismo. Hacer aerobic (no practicar)

19 average H 41 bajo GR43 Tratan de fútbol. lo que pasa es que luego/ pue<(:)>s gana un Barcelona y llevaba el gol average ya está pronunciación

88 Beatles H 54 alto GR15

yo/ iba a entrar en la universidad/// la época hippy /// la época de los <nombre propio> Beatles /// la época del descubrimiento del ADN

41 boom M 34 med GR24

ya/ creo que no está ni de moda esa calle (…) cuando salía/ me acuerdo que era <nombre propio> Pedro Antonio de Alarcón </nombre propio> aquello era<(:)> el boom//

sintaxis

71 boom H 46 alto GR07

[en una casa anterior] allí estuvimos viviendo hasta que<(:)> vino/ el boom de irse a la <nombre propio> Redonda

47 bouquet M 38 med GR28

no me puse velo// y llevaba un<(:)> <silencio/> las fl ores que llevaba era un<(:)> un bouquet // de<(:)>/ de rosas<(:)>/ fresia<(:)>s ¿y qué más llevaba?/ azahar

innecesario: un ramo; galicismo.

51 Brain® M 42 med GR29 cómo se nos olvidan las cosas// me veo comprándome el Brain </extranjero>// ese Juego de mesa

9 bungalow M 28 bajo GR40 tú te hospedas en sus bungalows

4 caipiriña H 24 bajo GR37 que quieres una caipiriña te bebes una caipiriña

3 camping H 24 bajo GR37

si el camping es cuatro partes pues una parte estaba ocupa<[da]> por nosotros// allí en el camping de al la<[d]>o //

pronunciación

94 camping H 24 bajo GR37

si el camping es cuatro partes pues una parte estaba ocupa<[da]> por nosotros// allí en el camping de al la<[d]>o //

pronunciación

95 camping H 24 bajo GR37

si el camping es cuatro partes pues una parte estaba ocupa<[da]> por nosotros// allí en el camping de al la<[d]>o //

pronunciación

11 camping M 29 bajo GR42 irnos de camping </extranjero>// pues sí/ porque nos gusta mucho la naturaleza sintaxis

25 camping M 37 bajo GR47 me llevó también a un camping <silencio/> otros diez días

20 camping H 44 bajo GR44

los he manda<[d]>o/ s<[e]> han i<[d]>o con<(:)> mi cuña<[da]> y mi cuña<[d]>o una semanica ahí a<(:)> a un camping de Carchuna

sintaxis

79 cassette M 47 alto GR10

había una chimenea (…) / la he puesto también nueva/ con un cassette </extranjero>/ cerrada<(:)>/ pa<[ra]> que no salga humo fuera

acepción2: ámbito

65 catering M 23 alto GR04 luego te ponen unas mesas muy grandes/ que es el catering pronunciación

67 catering M 23 alto GR04

fíjate pusieron unos chupitos pequeñitos que era la primera vez porque ya han cambia<[d]>o el catering después de dos años el mismo catering

61 cómic M 23 alto GR04

¿Y qué<(:)> programas ves? (…) la historia de un una comunida<[d]>/ (...) me recuerda bastante a lo que era un cómi<[c]>/ que se llamaba Rue del percebe

pl. cómics. En CREA desde 1977 y documentado especialmente desde 1995. pronunc. [cómi]

59 croissants M 23 alto GR04

¿Cómo describirías un desayuno típico? (…) Desayuno típico/ no sé en los restaurantes pues yo qué sé te suelen poner continental con zumito de naranja/ tostadillas/ croissants <observación complementaria = cruasan>/

pronunciación y especialmente el plural

93 curator M 23 alto GR04

también hay una<(:)> <vacilación> un puesto que se llama <término> curator </término>/ que<(:)> es investigar pues tú acompañas a una obra de arte pue<(:)>s/ en el traslado de un museo a otro/

(4)

Consideraciones y estudios previos: estado de la cuestión

La adopción de términos procedentes de otros idiomas es un procedimiento de enri-quecimiento léxico que se ha realizado en todas las épocas. Es, de hecho, un testimonio del contacto entre lenguas.

De acuerdo con el momento histórico, la infl uencia de unas lenguas u otras sobre la  lengua española ha podido ser mayor. La  irrupción de  nuevas formas, la  sustitu-ción de voces patrimoniales en desuso y el préstamo de otras extranjeras forman parte de nuestra historia de la lengua: galicismos como pantalón, equipaje, garaje restau-rante fueron en su día voces nuevas que desplazaron otras existentes y acabaron gene-ralizándose; lo mismo ocurrió con anglicismos como football > futbol/fútbol, preferido al calco balompié, y otros términos hoy perfectamente integrados en nuestro vocabulario cuyo uso los ha hecho frecuentes y comunes entre los hablantes hasta el punto de perder en muchos casos la conciencia etimológica de su procedencia y sentirlas ya como pro-pias de nuestra lengua.

Considerando estos precedentes y la evolución de las lenguas, más la difusa fron-tera entre préstamo/extranjerismo con los diferentes grados de asimilación que se pue-den producir en su adaptación ortográfi ca, fonética y morfológica al sistema lingüístico de la lengua receptora –la española en este caso–, en nuestro estudio consideraremos como extranjerismo aquellas voces recientemente incorporadas al uso cotidiano que, por un lado, bien proceden etimológicamente de otras lenguas y en su forma aún con-servan la estructura morfológica de la lengua de origen (préstamos puros: windsurfi ng, zapping) o la pronunciación aproximada de esta (Play®, step, show), bien se encuentran aún en proceso de adaptación y presentan alternancias tanto en su ortografía /morfolo-gía como en su pronunciación (como es el caso de voces con plurales alternantes entre los recursos morfológicos de la lengua originaria y la española, del tipo pub/pubs/pubes, vater/váteres, curriculum/curricula/curriculums, o híbridos como top manta).

(5)

las entrevistas: el extranjerismo recogido en el habla en 2004 ha podido adaptarse o pasar a ser de uso frecuente en los diez años que han transcurrido, pero el análisis debe reco-ger la conciencia lingüística del momento en que se usó.

En cuanto a los trabajos anteriores realizados sobre el corpus PRESEEA Granada (cf. Moya Corral 2007, 2008, 2009), las investigaciones previas se han enfocado funda-mentalmente en cuestiones fonéticas y morfológicas –como la variación de /d/ inter-vocálica, la  desaparición o  permanencia de  la  -s implosiva, el  estudio de  los  sufi jos diminutivos–, aunque también sintácticas –expresión del  sujeto pronominal, cons-trucciones truncadas y anacolúticas, locuciones adverbiales, marcadores discursivos, etc.2–. Con este trabajo esperamos hacer una aportación al estudio del léxico y, más concretamente, al de los extranjerismos en PRESEEA Granada, que no han sido aún analizados.

Otros acercamientos léxicos sí se han producido, sin embargo, en el análisis de otros corpus orales, como en el de Gómez Molina (2001, 2005, 2007), sobre el español hablado de Valencia o en los derivados de los estudios sobre léxico disponible y español coloquial. Aunque con otra fi nalidad y metodología, los estudios de disponibilidad léxica, que analizan la selección espontánea por parte de un hablante de voces que están integra-das en su lexicón mental, ofrecen la posibilidad de analizar dialectalismos, usos jer-gales o deslizamientos metafóricos, pero aún no han sido sufi cientemente explotados con estos fi nes. El estudio de los extranjerismos ha sido tratado, en cambio, con fre-cuencia al analizar el léxico disponible de diversas regiones hispanohablantes, como, por ejemplo, en los trabajos de Ayora Esteban (2007) sobre la disponibilidad léxica en Ceuta, el de Carrera de la Red y Bradley (2004) sobre los extranjerismos registrados en el cor-pus de léxico disponible de Cantabria, o en el más reciente de Cruz Alonso (2016) sobre el léxico disponible de Castilla y León3.

Todos estos estudios señalados vienen a mostrar que la permeabilidad de los extran-jerismos en el habla coloquial no es sorprendente. Como señala Gómez Capuz, “el len-guaje coloquial manifi esta una fuerte creatividad morfológica y léxica, a la vez que es relativamente permeable a la infl uencia de otras lenguas y variedades manifestadas por medio de préstamos” (2000: 160). Pero, además, esta presencia de préstamos en el habla es muy signifi cativa, porque, en el largo proceso de aparición de los extranjerismos, el regis-tro coloquial sería el último en recibirlos: “el regisel regis-tro coloquial sería el último peldaño en el proceso de transmisión de un préstamo”, como dice Gómez Molina (2005: 159); las voces procedentes de otras lenguas irrumpirían en la nuestra, primero en los lengua-jes técnicos, para pasar luego a los medios de comunicación –prensa, televisión, radio– y de allí al registro coloquial:

2 Las referencias concretas a estos estudios pueden encontrarse en la página electrónica del equipo de investigación de Granada (http://preseea.linguas.net/Equipos/Granada.aspx).

(6)

Por esto mismo, la presencia de un préstamo cultural en la conversación coloquial es un claro índice de su madurez, importancia y necesidad en la lengua española, es decir, de su éxito y efi cacia como recurso neológico […]; la mayor familiaridad de los hablan-tes con cierto tipo de tecnolectos (informática, electrónica, economía, etc.) y la presencia abundante de estos términos –denominados tecnicismos– en los medios de comunicación facilita su inserción en el discurso cotidiano y espontáneo. (Gómez Capuz 2000: 149-153)

Esta presencia en los medios de comunicación será, como veremos, una de las causas de la divulgación y adopción entre los hablantes de esos extranjerismos, aunque las cau-sas que determinan su uso pueden ser muy variadas (y no citamos aquí más que algunas de ellas): la aparición de productos nuevos –especialmente objetos tecnológicos o resul-tado de avances científi cos–, a los que nos referimos con el nombre dado por la marca o productor extranjero (un walkman, un blu-ray, un DVD); la imitación por el presti-gio, especialmente en determinadas áreas –tecnología, cosmética, deportes–; la desapa-rición de voces que no se sienten próximas en el relevo generacional (como la voz fi am-brera) y, además, la economía lingüística: mejor referirse a algo con una sola palabra –táper– que con dos –recipiente hermético–. No obstante, es común que en el registro coloquial se tienda a ampliar el signifi cado de esas voces, que pueden perder su signifi -cado detallado hasta llegar a un “proceso de generalización semántica” (151), como ocu-rre con las voces estrés, líder y otras que apuntaremos en el estudio, usadas de forma más genérica o con un sentido más laxo en la oralidad.

Como ya señalábamos, no nos adentraremos en la polémica de la necesidad/innece-sariedad del empleo de ese préstamo, que puede desplazar a otra palabra de la lengua y suponer un empobrecimiento relativo del español (aunque relativo, porque pierde el uso de una palabra que ya existía y adquiere otra que no tenía).

ANÁLISIS

Análisis cualitativo

En este epígrafe señalaremos cuáles son los extranjerismos que aparecen en las entrevis-tas realizadas y los analizaremos.

¿Cuáles son esos términos? En nuestro rastreo de extranjerismos en el corpus PRESEEA Granada hemos localizado 47 términos distintos. Hay que matizar, no obstante, que varios de ellos se repiten desde dos a siete veces, ya sea en el decurso oral de un mismo hablante como en los de varios de ellos (así, con más de cuatro ocurrencias encontramos camping, hobby/hobbies, Play®/Play Station®, pub/pubs zapping; con tres, parkinghándicap).

(7)

bouquet, bungalow, camping, caipiriña, cassette, catering, cómic, croissants, curator, curri-culum, dance, doctor honoris causa, fl ash, gaudeamus, gays, gin tonic, hándicap, hip hop, hippy/jipi, hobby/hobbies, light, minicars, packs, pádel, paparazzi, parking/parkings, PC (personal computer), pick-up, pizza, pladur, posters, pub/pubs, sandwiches, show, souvenirs, spinning, step, top manta, trekking, váters, voley, whisky, windsurfi ng, zapping.

Los nombres propios o marcas registradas son: Beatles, Roquefort, Brain®, Game Boy®, House® (de la serie televisiva Dr House), Jeep®, Land Rover®, National Geographic, play/ Play®/Play Station®, Seven Up®. De estos términos se han considerado únicamente las for-mas lexicalizadas (como un jeep, un landrover, la play…), es decir, las que se han conver-tido en un sustantivo común, de acuerdo con lo que es común a otros estudios:

(1) visité una parte del  desierto […] entonces y  yo puedo decir que fui / con  mi máquina de fotografía colgá al hombro / y sentado en un jeep en un landrover que íbamos en landrover [GRAN-H33-14].

Como se puede observar, la mayor parte son lexías simples, salvo unas pocas com-puestas o bien complejas (gin tonic, top manta, personal computer, doctor honoris causa). En lo referido a su procedencia son, en su mayor parte, anglicismos –como ya ocurría en el español coloquial de Valencia estudiado por Gómez Molina (2001)–. Véanse, no obstante, estudios como el de Oury (2017) para ver las vicisitudes de determinadas eti-mologías y el estudio de Medina López (1998) sobre los anglicismos en el español actual. Se da también algún latinismo (gaudeamus), lusismo (caipiriña), galicismo (croissants, souvenir) e italianismo (paparazzi), pero todos los demás son anglicismos.

Las frases, que podrían entenderse como un cambio de código dentro de un determi-nado contexto conversacional, son las siguientes:

(2) I go to the dentist: he visto al profesor ¿sí? / yo he conseguío decirle que voy al den-tista –I go to the dentist– y ya está [GRAN-H22-26].

(3) Je t´aime/ I love you: como resulta que no tengo novia inglesa que me diga / tos esos pequeños secretillos / en la intimidad ¿no? me diga no je t´aime no bueno en inglés I love you / pues tengo que buscarme una máquina [GRAN-H32-09].

Recordemos que estos términos corresponden a entrevistas realizadas entre los años 2004-2009, cuando muchos aún no estaban tan documentados y su carácter neológico era mayor. Como ya señalamos en el apartado anterior, no nos detendremos en cuestiones teóricas de cuándo se considera extranjerismo y cuándo ha dejado de serlo. Esto supondría con-siderar distintas variables de adaptación y podría llevar a veces a ciertas incongruencias. Es lo que ocurre, por ejemplo, con casos como los de pizza/pizzero, ambos documentados en el corpus PRESEEA Granada. Según la RAE, el DRAE (22ª ed.) y el DLE (23ª ed.), pizza es un extranjerismo pleno que coincide con la forma y pronunciación italiana y debe ir en cursiva, pero su derivado pizzero –que conserva la pronunciación italiana pero ha adap-tado su morfología a la de nuestra lengua– no se consideraría ya extranjerismo.

(8)

de la -s en posición fi nal de palabra y relajación en la pronunciación de consonantes fi na-les (fl ash [fl á], váters [báters], camping [kámping/kámpin], apertura de vocales y alarga-miento de la vocal tónica: average [aberá:h]. Se mantiene la aspiración en hándicap, hip hop, hippyhobby, lo cual es lo habitual también en el resto de la Península. La pronun-ciación de las siglas, como PC, se hace deletreando como en inglés [peθé/pesé], pero no así con las marcas registradas (Play Station®, Game Boy®), que siguen la fonética inglesa, probablemente por el infl ujo de la radio y televisión. En las entrevistas de PRESEEA Gra-nada se han transcrito estos extranjerismos con la forma propuesta por el DRAE y el DLE o por otros diccionarios como el Clave o el DEA.

De las palabras citadas anteriormente, seleccionamos a continuación algunos présta-mos representativos que mantienen la grafía de la lengua originaria, los contextualiza-mos con la cita correspondiente del corpus PRESEEA Granada de donde están extraí-dos y comentamos su asentamiento cronológico basándonos en diccionarios y corpus:

Cuadro 3 Muestra de los extranjerismos recogidos en PRESEEA Granada con su cita contextual

Término H/M Edad Nivel Combinatoria

aerobic, step, spinning

M 34 Medio

GR24

la bicicleta // me gusta mucho practicar al aire libre // me gusta // la natación y ya / en el gimnasio / hago aerobic / hago step / hago spinning // lo típico / me meto todos los diíllas una horilla

average H 44 Bajo GR44

[fútbol] […] No lo ha perdío… Han quedado empataos a puntos… Lo que pasa es que el otro, / pues gana un Barcelona y llevaba el gol average… ya está… pero que no, no lo ha perdío [el partido]: terminaron empataos a puntos. Pero si hubiera sido más listo y hubiera marcao más goles, hubiera quedado por ensima, más puntos

boom H 46 Alto

GR07

[en una casa anterior] allí estuvimos viviendo hasta que vino / el boom de irse a la Redonda

boom M 34 Medio

GR24

Ya / creo que no está ni de moda esa calle […] cuando salía / me acuerdo que era Pedro Antonio de Alarcón / aquello era el boom //

bouquet M 38 Medio GR28

no me puse velo // y llevaba un las fl ores que llevaba era un un bouquet // de / de rosas / fresias ¿y qué más llevaba? / azahar

bungalow M 28 Bajo

GR40 tú te hospedas en sus bungalows

cassette M 47 Alto GR10

había una chimenea […] / la he puesto también nueva / con un cassette / cerrada / pa que no salga humo fuera

curator M 23 Alto GR04

(9)

Término H/M Edad Nivel Combinatoria

dance M 22 Alto

GR06 Ponen // música / dance y / también está / me gusta más

packs M 28 Bajo GR40

Entonces / ellos lo que te ofrecen // hay varios packs / dijéramos

pick-up H 62 Bajo GR50

en la casa de // de / de su ti / de su abuela/ hacíamos unos bailes // le le regalaron a su tío // un / un pick-up un tocadiscos que era lo que se llevaba antes / y hacíamos pues // las fi estas esas que se hacían

pósters H 25 Alto GR03

mi cuarto no es excesivamente grande […] donde está la puerta pues hay co / también como unas estanterías // y están llenas de libros // tengo algunos pósters

trekking H 21 Medio GR19

me encontré con uno que va con ellos pero pa hacer un trekking

zapping H 49 Alto GR08

mi mujer me regaña a mí cuando hago zapping porque dice que cómo puedo ver una película cuando lleva ya más de la mitad

Encontramos en PRESEEA Granada términos como aerobic (del ingl. aerobics), que se encuentra ya en el diccionario académico desde 1992 y en CREA desde 1985, con ejem-plos de España y Argentina (1990). Aeróbic (con tilde) se documenta en CREA desde 1990, aunque solo con ejemplos de España. Sería ya, pues, un extranjerismo asentado. Spin-ning, en cambio, no se encuentra aún en el diccionario académico, y apenas se documenta en cinco ocasiones en CREA para designar la clase de gimnasia con bicicleta estática. Average,del inglés “promedio”, término usado en el deporte, se pronuncia a la fran-cesa: [aberásh], con ch suave(Clave). Pero es un término antiguo: en CORDE se docu-menta ya desde los años 1940-1960, “gol average”.

(10)

14  ocurrencias de la voz, de fuentes españolas, dominicanas, chilenas y mexicanas, pero varias de ellas son las mismas que en CREA y otras dos son parte del título de una obra en inglés. El DRAE (22ª ed.) y DLE (23ª ed.) recoge esta acepción poco clara: “curador, ra: 4. m. y f. Persona que cura algo; como lienzos, pescados, carnes, etc.”.

Por último, zapping, frecuente en el corpus PRESEEA Granada con cuatro docu-mentaciones, está recogido en CREA desde 1990 (un ejemplo) y 1991 (otro ejemplo), pero desde 1992 es frecuente. Los diccionarios académicos, sin embargo, no lo incluyen, pero sí zapeo, la voz a la que se ha adaptado.

La comparación con otros corpus pertenecientes a PRESEEA, mediante la búsqueda en línea en las muestras de los corpus orales de Madrid, Alcalá de Henares, Valencia, Caracas, La Habana, Lima y Montevideo nos muestra que extranjerismos que aparecen en PRESEEA Granada también son usuales en otras regiones peninsulares e hispanoa-mericanas. Así, pub/pubs (e incluso discopubs) aparece registrado en el habla de Madrid, Alcalá, Valencia, Montevideo y  Santiago de  Chile; hobby/hobbies fi gura en  Alcalá, Caracas y Montevideo; boom, catering, pubs, fl ash/fl ases, camping, parking se recogen en Valencia; etc.

Temáticamente, los extranjerismos localizados en PRESEEA se refi eren en su mayor parte a ámbitos del ocio, deporte y alimentación. Estos ámbitos se deben a la respuesta libre a preguntas realizadas en torno a las actividades que realizan los entrevistados o al desarrollo de cuestiones relacionadas con recuerdos de su infancia, juventud o desa-rrollo de su vida cotidiana. Así, en las entrevistas se les preguntó a los entrevistados que recordaran aspectos de su infancia, de su boda o de otro acontecimiento vital signifi ca-tivo –servicio militar– y que contaran libremente cuáles eran sus afi ciones o sus experien-cias en otros lugares. Dependiendo de cada experiencia vital, pueden aparecer términos de otros ámbitos, como gaudeamusdoctor honoris causa, latinismos, por ejemplo, que responden al ámbito académico donde trabajaban algunos de los entrevistados.

Análisis cuantitativo

Para realizar el análisis cuantitativo de los extranjerismos hemos establecido dos acer-camientos: el primero de ellos analiza los extranjerismos partiendo de aquellos infor-mantes que los usan; el segundo acercamiento analiza los extranjerismos en el contexto más amplio del total de informantes, entre los que hay quienes emplean extranjerismos y los que no usan ninguno.

Este doble enfoque nos permitirá contrastar si los resultados obtenidos en uno y otro acercamiento y si los factores resultantes signifi cativos para explicar la variabilidad son representativos sociolingüísticamente.

Primer acercamiento: análisis de los extranjerismos partiendo de aquellos

informantes que mencionan extranjerismos

(11)

En ese 65 % es preciso matizar que el grado de empleo de extranjerismos también varía. De los 35 informantes, 12 mencionaron solamente un extranjerismo en su conversación; 19 introdujeron entre dos y cuatro; 4 usaron más de cinco –generalmente, siete extranje-rismos– y solo 1 informante mencionó más de 11 en su conversación –lo que podríamos considerar un hablante idiosincrásico y poco representativo del común de hablantes–. Puntualicemos que no todos los extranjerismos recogidos tienen que ser voces distin-tas: un extranjerismo puede haberse mencionado más de una vez a lo largo de la conver-sación, dando lugar a varias ocurrencias, pero este uso reiterativo también es relevante, así que lo hemos recogido y computado como una ocurrencia más. Podemos ver la dis-tribución de extranjerismos/hablante de forma más clara en la siguiente tabla:

Cuadro 4 Ocurrencias de extranjerismos en la conversación espontánea de los informantes

Nº de extranjerismos Nº de informantes Porcentaje

Solo 1 extranjerismo 12 34,3 %

De 2 a 4 19 54,3 %

De 5 a 10 4 11,4 %

Más de 11 1 2,8 %

Partiendo de nuestra base de datos, cuantitativamente es posible extraer las siguien-tes informaciones de las gráfi cas relativas a los extranjerismos del corpus PRESEEA Gra-nada entre aquellos hablantes que los usan:

Hombres

Mujeres

Gráfico 1 Distribución de los usos de extranjerismos en el corpus PRESEEA de Granada según el sexo.

(12)

en los hombres: concretamente, de los 97 extranjerismos que aparecen en el corpus PRE-SEEA Granada, 59 ocurrencias las dijeron las granadinas (61 %) y 38 los granadinos (39 %). En  cuanto al  número de  extranjerismos registrados en  las  conversaciones según los  parámetros de  edad, sexo y  nivel de  estudios (cf.  cuadros 4 y  5), de  acuerdo con las cifras, se usan más extranjerismos en las edades más bajas que en las edades superiores –entre 19-34 años se registran 46 extranjerismos, entre 35-54 años se regis-tran 37 y entre los de 55 o mayores, solo 14–.

Cuadro 5 Uso de extranjerismos según nivel de estudios (en número)

Edad (nº de informantes)

Uso de extranjerismos según nivel de estudios (en nº)

Nivel bajo Nivel medio Nivel alto

Hombre Mujer Hombre Mujer Hombre Mujer

Entre 19 y 34 años (18) 9 10 2 8 1 16

Entre 35 y 54 años (18) 5 6 2 7 10 7

Mayores de 55 años (18) 7 1 0 1 2 3

TOTAL 21 17 4 16 13 26

Veamos estos datos por separado de forma gráfi ca:

0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50

19-34 años 35-54 años 55-80 años

Mujeres

Hombres

Gráfico 2 Distribución de empleo de extranjerismos según la edad y el sexo.

Es destacable el hecho de que las mujeres jóvenes, entre 19-34 años, con formación secundaria o superior, usan muchos más extranjerismos que los hombres, pero en nive-les más bajos ese uso parece similar en un sexo y en otro.

(13)

trekking, pádel, hobbies, camping (en cuatro ocasiones), cómic, pizza, pub/pubs (en seis ocasiones), dance, Play®/Play Station®, pósters, zapping, etc.

En cuanto a los extranjerismos usados por personas con edades comprendidas entre 35-54 años, hay una diversidad temática mayor: siguen apareciendo los términos de ocio, como pub/pubs (en seis ocasiones), hip hop, top manta, zapping, y voces más generacio-nales –como Beatles, hippy/jipi– o relacionadas con juegos –Game Boy®, Play®–, más otros como cassette (de chimenea), pladur, bouquet (de fl ores), curriculum, parkings, PC, hándicap.

Entre los términos usados por los de 55 años o mayores fi guran marcas como Jeep® y Land Rover® (ambas por el mismo informante), minicarspick-up, pero términos como hobby (con cuatro ocurrencias) y Play® cruzan el ámbito generacional y vuelven a apa-recer por alusión a los nietos:

I: […] un niño cuando / a las tres de la tarde ya haya comido y todo en su casa / ¿qué hace? Pues mira: tele y calle, tele y calle / mira que si la Play / que si la bici que si esto que si lo otro [GRAN-M33-16].

En cuanto al empleo de extranjerismos según niveles educativos de aquellos que men-cionan uno o más en la conversación, la distribución sería la siguiente (cf. gráfi co 3 y cua-dro 5, supra): aparecen 39 ocurrencias en los hablantes con nivel educativo superior (de las cuales, 26 ocurrencias las realizan mujeres frente a las 13 de los hombres); 20 ocu-rrencias de extranjerismos entre los hablantes de nivel medio (16 de mujeres, 4 de hom-bres) y 38 ocurrencias de extranjerismos entre los hablantes de nivel educativo bajo (17 de mujeres y 21 de hombres).

0 5 10 15 20 25 30

Nivel bajo Nivel medio Nivel alto

Hombres

Mujeres

(14)

Estos serían los datos obtenidos tras valorar cuantitativamente los extranjerismos recogidos en la muestra de informantes.

Segundo acercamiento: análisis de los extranjerismos partiendo de la muestra

total de informantes

Como hemos señalado, de las entrevistas realizadas a 54 informantes, 35 presentan algún extranjerismo, mientras que otras 19 no presentan ninguno. Esto supone que un 35 % de los entrevistados no usaron extranjerismos, frente al 65 % que sí lo hicie-ron. Si antes nos centramos en la estadística básica de ese 65 %, ahora corroboraremos mediante la estadística inferencial si los factores determinados son signifi cativos socio-lingüísticamente.

Para poder comprobar el uso de extranjerismos en la muestra total mediante la apli-cación de programas estadísticos, hemos asignado el valor 1 a los informantes que dicen uno o ningún extranjerismo y el valor 2 a los que dicen tres o más extranjerismos. Redis-tribuimos asimismo las franjas de edad (20-34 como los menores, 35-54 los de mediana edad y 55 o más los mayores), y aplicamos la prueba χ² para confi rmar o desechar la hipó-tesis de la correlación entre mujeres y mayor número de extranjerismos y los grupos de edad. Los datos obtenidos son:

Cuadro 6 Tabla de contingencia de extranjerismos con respecto al sexo

Sexo

Total

Hombre Mujer

Extranjerismos

1,00 Recuento 17 13 30

% dentro de sexo 63,0 % 48,1 % 55,6 %

2,00 Recuento 10 14 24

% dentro de sexo 37,0 % 51,9 % 44,4 %

Total Recuento 27 27 54

% dentro de sexo 100,0 % 100,0 % 100,0 %

Chi-cuadrado de Pearson 0,206

Cuadro 7 Tabla de contingencia de extranjerismos en relación con los niveles de estudio Nivel

Total

Bajo Medio Alto

Extranjerismos

1,00 Recuento 7 14 9 30

% dentro de nivel 38,9 % 77,8 % 50,0 % 55,6 %

2,00 recuento 11 4 9 24

% dentro de nivel 61,1 % 22,2 % 50,0 % 44,4 %

Total recuento 18 18 18 54

% dentro de nivel 100,0 % 100,0 % 100,0 % 100,0 %

(15)

Universitario Secundaria Primaria

Nivel

Etranjerismos_reco

Re

cu

en

to

12,5

10,0

7,5

5,0

2,5

0,0

1,00 2,00

Gráfico 4 Distribución de los extranjerismos según el nivel de instrucción de los hablantes.

Cuadro 8 Tabla de contingencia de extranjerismos en relación con la edad

Edad

Total 19-34

años

35-54

años > 55 años

Extranjerismos

1,00 Recuento 11 6 13 30

% dentro de edad 61,1 % 33,3 % 72,2 % 55,6 %

2,00 Recuento 7 12 5 24

% dentro de edad 38,9 % 66,7 % 27,8 % 44,4 %

Total Recuento 18 18 18 54

% dentro de edad 100,0 % 100,0 % 100,0 % 100,0 %

Chi-cuadrado de Pearson 0,054

Universitario Secundaria Primaria Edad

Etranjerismos_reco

Re

cu

en

to

12,5

10,0

7,5

5,0

2,5

0,0

1,00 2,00

(16)

De acuerdo con estos datos, podemos señalar que, en este segundo acercamiento cuantitativo en el que todos los informantes están incluidos, tanto los que dicen extran-jerismos como los que no, son signifi cativos estos aspectos:

– Por una parte, con χ² 0,050, la variable “nivel educativo” es signifi cativa: son las per-sonas con menos formación –con estudios primarios o sin estudios– las que más extranjerismos emplean.

– Por otra parte, en lo que se refi ere a la variable edad, se comprueba que serían las per-sonas de la franja media (entre 35-54 años) los que más extranjerismos pronuncian (curva de 12 frente a 5 y 7).

– El parámetro sexo, contrariamente a lo señalado en el estudio cuantitativo basado en los datos de solo aquellos que usan extranjerismos, no resulta aquí signifi cativo. Esta aparente falta de correspondencia entre los datos expuestos primero y los obteni-dos más adelante es fácil de explicar. Debe observarse que la media de extranjerismos es de 1,78 y la desviación típica es de 2,29. Esto quiere decir que los datos muestran una dis-persión excesiva, por lo que hay algunos hablantes que distorsionan los resultados pre-sentados primeramente. Concretamente, hay una informante que menciona 12 extranje-rismos en su discurso y tres informantes que usan 7. Debe tenerse en cuenta que, de esos cuatro informantes, tres son mujeres y los cuatro pertenecen al primer grupo de edad. Esto sesga el porcentaje de extranjerismos hacia las mujeres y los jóvenes, cuando en rea-lidad no parece ser estadísticamente signifi cativo, como se demuestra más tarde.

CONCLUSIONES

El estudio realizado ha analizado cualitativa y cuantitavamente los extranjerismos registra-dos en el corpus PRESEEA Granada. Hemos señalado, por un lado, cuáles son esos extran-jerismos y hemos visto que, en su mayor parte, son términos procedentes del inglés. Esto ha demostrado una similitud con los corpus PRESEEA de otras regiones, hasta el punto de ver términos comunes. Esto viene a signifi car la fuerte presencia de ciertos anglicismos en el ámbito hispánico y la mayor antigüedad de ellos, lo que corrobora la fuerte atracción que supone esta lengua para los hablantes, hasta el punto de llegar a la oralidad.

En este sentido, lo registrado en el corpus PRESEEA Granada viene a confi rmar desde el punto de vista lexicológico las tendencias en el español peninsular en lo referido a cues-tiones morfológicas y fonéticas de los extranjerismos: absorción de estos con la pronun-ciación y morfología de la lengua originaria, fuerte asentamiento mediante un uso fre-cuente y tendencia lenta a la adaptación, como se ve en los plurales con -s de campings, parkings, pósters, aunque la gramática intente promover la regularidad a plurales en -es para asimilarlos a otros existentes en la lengua4.

(17)

El análisis cuantitativo, por otro lado, nos ha permitido tener en cuenta lo siguiente desde el punto de vista sociolingüístico: si la estadística simple apuntaba una mayor presencia de extranjerismos entre los hablantes más jóvenes, en mayor medida muje-res, el análisis estadístico inferencial mostraría, en cambio, que es el nivel educativo el que determina la variación en el número de extranjerismos y que serían las personas con menos formación, en la franja de entre 35-54, años las que más emplean.

Explicar la mayor presencia de anglicismos en el habla de Granada parece apuntar a una mayor exposición a los medios de comunicación (recordemos que bastantes térmi-nos son voces relativas al ocio y a marcas comerciales) o a la preferencia por voces extran-jeras ante modas (un estudio diacrónico podría mostrar si decae el uso de anglicismos concretos como los que aquí hemos registrado); en algunos casos quizá sean empleos debi-dos al desconocimiento de voces patrimoniales equiparables del idioma propio.

Recordemos también que el empleo de extranjerismos tiene un carácter idiosincrá-sico, estilístico, podríamos decir, por el cual algunas personas los usan más que sus con-ciudadanos, y determinadas personas parecen más proclives a usar extranjerismos por estar expuestas a ellos de forma continua –como ocurre con los estudiantes o trabajado-res del ámbito de la informática, periodismo o telecomunicaciones, por ejemplo–.

En todo caso, la inclusión de un número reducido de extranjerismos (entre dos y cua-tro de media) en una conversación de unas 7.000-8.000 palabras no hace temer, por ahora, un uso abusivo de extranjerismos en la lengua española.

BIBLIOGRAFÍA

Alba, Orlando (1999) “Densidad de  anglicismos en  el  léxico disponible de  la  Repú-blica Dominicana”. En: José Antonio Samper y Magnolia Troya (eds.) Actas del XI Congreso Internacional de la ALFAL. Las Palmas de Gran Canaria, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. 2: 853-865.

--- (2000) “Densidad de  anglicismos en  el  léxico disponible”. En: Nuevos aspectos del español en Santo Domingo. Santo Domingo, Brigham Young University: 73-98. Ayora Esteban, M. del Carmen (2007) Disponibilidad léxica en Ceuta: aspectos

socio-lingüísticos. Cádiz, Universidad de Cádiz.

Bartol Hernández, José Antonio (1998) “Anglicismos en el español de fi nales de siglo. Anglicismos en el léxico disponible de dos regiones hispanas”. En: Conrad Kent y María Dolores de la Calle (eds.) Visiones salmantinas (1898-1998). Salamanca, Uni-versidad de Salamanca: 97-124.

--- (2005) “Extranjerismos disponibles. Su integración y vitalidad en una comunidad de habla (provincia de Soria, España)”. Spanish in Context. 2 (2): 203-229.

(18)

Bellón Fernández, Juan José (2004-2005) “Anglicismos en  el  centro de  interés ‘la ropa’ del léxico disponible de la provincia de Córdoba”. Philologica

Canarien-sia. 10-11: 15-38.

--- (2007) “Anglicismos en el léxico disponible de la provincia de Córdoba”. En: Pablo Cano López (coord.) Actas del VI Congreso de Lingüística General. Madrid, Arco Libros. 2 (2): 2391-2408.

Benítez Pérez, Pedro (1993) “Anglicismos en  la  disponibilidad léxica de  Madrid”. Comunicación presentada en el X Congreso Internacional de ALFAL de Madrid (no publicada).

Briz Gómez, Antonio y Grupo Val.Es.Co. (2000) ¿Cómo se comenta un texto coloquial? Barcelona, Ariel.

Carrera de  la  Red, M. Fátima y  Bradley, Winifred, E. (2004) “Extranjerismos en el léxico disponible de Cantabria”. En: Milka Villayandre (ed.) Actas del V Con-greso de Lingüística General. Madrid, Arco Libros. 1: 535-545.

Castañer Martín, Rosa M. (2008) “Los  extranjerismos en  el  léxico disponible de los estudiantes aragoneses”. En: María Luisa Arnal (ed.) Estudios sobre disponi-bilidad léxica en los jóvenes aragoneses. Actas de las «Jornadas sobre disponidisponi-bilidad léxica en los jóvenes aragoneses». Zaragoza, Institución Fernando el Católico: 51-73. De Baere, Jozefi en (2012) Los extranjerismos en el español contemporáneo: una investi-gación sociolingüística del uso y la grafía de güisqui, poni, yóqueyjóquey. Memo-ria de máster, Gent, Universiteit Gent, Faculteit Letteren. https://lib.ugent.be/full-txt/RUG01/001/891/532/RUG01-001891532_2012_0001_AC.pdf [21.11.2017].

Gómez Capuz, Juan (2000) “La creación léxica (II). Neologismos formales y neologis-mos externos al sistema”. En: Antonio Briz Gómez y Grupo Val.Es.Co. ¿Cómo se comenta un texto coloquial? Barcelona, Ariel: 143-168.

Gómez Molina, José R., coord. (2001, 2005, 2007) El español hablado de Valencia: mate-riales para su estudio (PRESEEA). Nivel sociocultural alto, medio y bajo. Valencia, Universidad de Valencia, Facultad de Filología.

González Martínez, Adolfo y  Orellana Ramírez, Josefa (2006) “Anglicismos el léxico disponible de la provincia de Cádiz”. Boletín de Lingüística del Instituto de Filología. 25: 3-21.

López Chávez, Juan (1991) “Préstamos, extranjerismos y  anglicismos en  el  espa-ñol de México. Valores lexicométricos (planteamientos previos)”. En: El español de América. Actas del III Congreso del español de América. Valladolid, Junta de Cas-tilla y León, Consejería de Cultura y Turismo. 2: 779-780.

López Morales, Humberto (1999) “Anglicismos en el léxico disponible de Puerto Rico”. En: Luis A. Ortiz (ed.) El Caribe hispánico: perspectivas lingüísticas actuales. Homenaje a Manuel Álvarez Nazario. Madrid – Frankfurt, Iberoamericana – Vervuert: 147-170. Manjón-Cabeza, Antonio (2017) “Deber (de) + infi nitivo en el corpus PRESEEA de Gra-nada”. Lingüística en la Red. 15. http://www.linred.es/numero15_monografi co_Art3.html Medina López, Javier (1998) El anglicismo en el español actual. Madrid, Arco Libros. moya Corral, Juan Antonio, coord. (2007, 2008, 2009) El español hablado en Granada.

(19)

Oury, Stéphane (2017) “Angloamericano y galicismos en el español actual: una cuestión de huellas y préstamos”. ReCHERches. 18: 171-182.

Real Academia Española (2009) [NGLE] Nueva gramática de  la  lengua española. Madrid, Espasa Calpe.

Terrádez Gurrea, Marcial (2000) “Frecuencias léxicas y análisis estadístico”. En: Anto-nio Briz Gómez y Grupo Val.Es.Co. ¿Cómo se comenta un texto coloquial? Barce-lona, Ariel: 111-124.

Trudgill, Peter y Hernández Campoy, Juan Manuel (2007) Diccionario de sociolin-güística. Madrid, Gredos.

SITOGRAFÍA

Real Academia Española: Banco de datos [CORDE] Corpus diacrónico del español. www.rae.es [21.11.2017].

--- [CORPES] (2016) Corpus del Español del Siglo XXI. web.frl.es/CORPES/view/ini-cioExterno.view [21.11.2017].

--- [CREA] Corpus de referencia del español actual. http://www.rae.es [21.11.2017]. --- (2014) [DLE] Diccionario de la lengua española 23ª edición. www.dle.rae.es [21.11.2017]. --- [DRAE] Diccionario de la lengua española 22ª edición. www.rae.es/recursos/diccio-narios/diccionarios-anteriores-1726-2001/diccionario-de-la-lengua-espanola-2001 [21.11.2017].

(20)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...