EL PILAR DE LA ALABANZA Y LA ADORACIÓN

Texto completo

(1)

EL PILAR DE LA ALABANZA Y LA

ADORACIÓN

Por Wimel Da Silva

Uno de los cuatro pilares de la FIMLBN

RESUMEN DE LAS PALABRAS DEL APOSTOL YLIDIO DA SILVA EN VIDEO

DIRIGIDO A LA FLBN...

El apóstol Ylidio Da Silva nos enseño sobre CUATRO PILARES FUNDAMENTALES de la FIMLBN.

1. ALABANZA Y ADORACIÓN

2. EVANGELISMO Y DISCIPULADO RELACIONAL 3. AUTONOMÍA

4. COMPAÑERISMO

Veamos un pequeño resumen de las palabras del apóstol Ylidio Da Silva con respecto a:

ALABANZA Y ADORACIÓN

Dios nos ha permitido ser unos de los pioneros en la renovación de la alabanza y adoración en Barquisimeto y luego en extendernos por Venezuela innovando con la forma de la alabanza y la adoración.

Fuimos cuestionados por hacerlo.

LA ADORACION DEBE SER GENUINA

(2)

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. ( S.Juan 4 : 23-24 RVR1960)

ADVERTENCIAS Y RECOMENDACIONES

. No debemos caer en la rutina.

. No es sólo buena música.

. Canciones Cristocentricas, bibliocentricas. . Exaltar a nuestro Señor Jesucristo.

. Verdaderos adoradores.

. Multiplicación de músicos, cantantes de Venezuela para el mundo. . No mercadear el evangelio.

FIN DEL RESUMEN...

UN POCO DE HISTORIA LBN

Siempre mis padres tuvieron la inquietud de fundar una iglesia en el centro de la ciudad de Barquisimeto.

Después de pasar por diferentes dificultades, experiencias y transiciones, nacimos el 28/07/1985.

Así fue como se inició este hermoso proyecto el cual hoy tiene por nombre LAS BUENAS

NUEVAS, llevando como lema FAMILIAS FELICES, donde ya se han multiplicado muchas iglesias por diferentes regiones de Venezuela y incluyendo proyectos fundacionales en otras naciones. Desde nuestro inicio, mi padre nos enfatizó sobre la importancia de la Verdadera Adoración en nuestras vidas.

Consideremos algunos puntos sobre este tema.

¿Que es alabanza?

Algunas de las definiciones para alabanza en el diccionario son: “encomendar, ensalzar, aplaudir, expresar aprobación, admiración, glorificar”.

La alabanza es enfocarse en quien es Dios, su carácter y las maravillas que hace por y para sus hijos.

(3)

Alabar es cambiar nuestra atención egocéntrica, (de si mismos) y enfocarnos solamente en Dios.

Es recordar quien es Él y lo que Él ha hecho en vez de enfocarnos en nuestra vida y circunstancias.

La alabanza a Dios, se expresa.

Hay personas que solo meditan en Dios y piensan que al meditar en que tan grande es Dios están alabando, pero meditación no es alabar.

Para que sus pensamientos sean considerados alabanza se deben poner en acción y ser expresado. La Biblia nos enseña que debemos declarar alabanzas a Dios.

Que el mundo entero bendiga a nuestro Dios y cante sus alabanzas a viva voz. ( Salmos 66 : 8 NTV)

El triple proceso de la alabanza de David

1. La alabanza comienza en la voluntad (v.1).«Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca».

Su actitud refleja una determinación de regocijarse pese a la situación. 2. La alabanza afecta a la emoción (v. 2). «En Jehová se gloriará mi alma».

Ahora, David alaba al Señor no solamente porque es lo correcto, sino también porque le gusta. 3. La alabanza se extiende a otros (vv. 2–3).

«Lo oirán los mansos y se alegrarán. Engrandeced a Jehová conmigo, y exaltemos a una su nombre».

¿Que es la Adoración?

El significado de la palabra griega en el Nuevo Testamento traducida más a menudo como "adoración" es (proskuneo) que significa "postrarse delante" o "arrodillarse delante."

La palabra adoración (worship en inglés) se deriva de una palabra del inglés antiguo (worthship) que significa "reconocer el valor o dignidad de" y "reaccionar de manera apropiada ante tal dignidad".

Adorar es primero que nada una actitud del corazón. Es la ocupación reverente del corazón humano hacia su Creador.

Lo más importante es que adoremos a Dios en espíritu (en nuestros corazones) y en verdad (en nuestras mentes).

La adoración es una actitud del espíritu. Debido a que es una acción interna e individual, los cristianos adoramos constantemente, los siete días de la semana, los doce meses del año. En todo tiempo.

(4)

La naturaleza de la adoración cristiana es de adentro hacia afuera, y tiene dos cualidades igualmente importantes.

Debemos adorar "en espíritu y en verdad" (Juan 4:23-24).

1. Adorar en espíritu no tiene nada que ver con nuestra postura física.

Tiene que ver con lo más hondo de nuestro ser y requiere varias cosas:

I Debemos nacer de nuevo.

Sin el Espíritu Santo habitando dentro de nosotros, no podemos responder a Dios en adoración, porque no lo conocemos.

"Nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios" (1 Corintios 2:11).

El Espíritu Santo dentro de nosotros es quien vigoriza la adoración, porque en esencia está glorificándose a Sí mismo, y toda verdadera adoración glorifica a Dios.

II Adorar en el espíritu requiere de una mente centrada en Dios y renovada

por la verdad.

Pablo nos exhorta a:

Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo. No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta. ( Romanos 12 : 1-2 NTV

III Sólo podemos adorar en el espíritu si tenemos un corazón puro, abierto

y arrepentido.

Cuando el corazón del Rey David estaba lleno de culpa por su pecado con Betsabé (2 Samuel 11), se dio cuenta de que no podía adorar.

Sentía que Dios estaba lejos de él, y "gemía todo el día" sintiendo que la mano de Dios se agravaba sobre él (Salmo 32:3, 4).

Pero cuando confesó su pecado, la comunión con Dios fue restaurada y le brotaban la adoración y la alabanza. Comprendió que "los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; el corazón contrito y humillado" (Salmo 51:17).

(5)

2. La segunda cualidad de la adoración verdadera es que es hecha "en

verdad."

Toda adoración es una respuesta a la verdad, ¿y qué mejor medidor de la verdad que la Palabra de Dios?

Jesús le dijo a Su Padre: "Tu palabra es verdad" (Juan 17:17).

El Salmo 119 dice: "Tu ley es verdad" (v. 142) y "Tu palabra es verdad" (v. 160).

Para adorar verdaderamente a Dios, debemos comprender quién es Dios y lo que ha hecho, y el único sitio donde esto se ha revelado enteramente es en la Biblia.

Adorar es expresar reverencia, rendir homenaje.

La adoración es la forma más elevada de alabanza.

La Adoración es la respuesta personal y corporal a Dios, tanto por lo que Él hace como por lo que Él representa y es expresada por medio de las cosas que hacemos, decimos y de la manera en que vivimos.

Adoración es un verbo que requiere acción. La adoración es algo que Ud. hace con todo su corazón y no algo que ve hacer a otros como un espectador.

La adoración es nuestra respuesta a Dios de algo que Él comenzó y no de algo que se inicia en nosotros.

Dios se revela y nosotros respondemos.

Dios nos ama y nosotros le expresamos nuestro amor por medio de la adoración. Dios hace algo asombroso y nosotros le expresamos “Señor tu eres asombroso”. Dios nos bendice y nosotros le bendecimos y exaltamos.

Dios nos guía y nosotros le seguimos.

Dios nos llama y nosotros contestamos a su llamado.

La adoración es también:

• Una conversación con Dios que debería ser continua en la vida de cada creyente. • La adoración es de Dios, para Dios y dirigida a Él.

• Adoración es dar a Dios todo, incluyendo nuestras vidas y todo nuestro ser con una actitud de sumisión y conocimiento de su supremacía.

• Adoración es magnificar a Dios con nuestro espíritu, alma y cuerpo. • Adoración es amor extravagante expresado y en extrema obediencia.

(6)

¿Cuál es mi papel?

Ésta es la palabra del Señor, que vino a Jeremías:

«Baja ahora mismo a la casa del alfarero, y allí te comunicaré mi mensaje.» Entonces bajé a la casa del alfarero, y lo encontré trabajando en el torno. 4 Pero la vasija que estaba

modelando se le deshizo en las manos; así que volvió a hacer otra vasija, hasta que le pareció que le había quedado bien. (Jeremías 18:1-2).

Solo debemos ser barro en sus manos. Seamos “Adoradores de Barro”

El culto y la adoración tiene como centro a Jesucristo: (No se trata de mí sino de El que vive en mí).

Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.

Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. ( Apocalipsis 5 : 11-14 RVR1960)

Jesucristo es el dador de sueños, de vida, de dones y talentos, El es el protagonista nuestras vidas y nuestros cultos.

En toda actividad debe ser El nuestro centro y punta de lanza. No permitas que nada le robe su lugar y posición.

Vamos a levantarlo en alto, muy en alto, con alabanza, adoración y gloria, con ofrendas agradables a EL.

Vivamos acorde al carácter de Jesús, buscando su rostro cada día y creciendo y desarrollando conforme a su voluntad.

Porque de Él, por El y para El son todas las cosas. A Él sea la gloria para siempre. Amén. (Romanos 11:36)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :