La parábola como método resiliente en el acompañamiento de niñas/os víctimas del maltrato escolar en el barrio Caracolí una propuesta teológica y pedagógica desde la Parábola del Sembrador para fortalecer procesos resilientes desde la noviolencia

93 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

LA PARÁBOLA COMO MÉTODO RESILIENTE EN EL ACOMPAÑAMIENTO DE NIÑAS/OS VÍCTIMAS DEL MALTRATO ESCOLAR EN EL BARRIO CARACOLÍ

Una propuesta teológica y pedagógica desde la Parábola del Sembrador para fortalecer procesos resilientes desde la noviolencia

ARMIDA JANNETH ORDUÑA ARIAS

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE TEOLOGÍA

PROGRAMA DE LICENCIATURA EN TEOLOGÍA BOGOTÁ D.C, 2014

(2)

LA PARÁBOLA COMO MÉTODO RESILIENTE EN EL ACOMPAÑAMIENTO DE NIÑAS/OS VÍCTIMAS DEL MALTRATO ESCOLAR EN EL BARRIO

CARACOLÍ

Una propuesta teológica y pedagógica desde la Parábola del Sembrador para fortalecer procesos resilientes desde la noviolencia

ARMIDA JANNETH ORDUÑA ARIAS

Director

David Eduardo Lara Corredor

Trabajo de investigación como requisito para optar por el título de Licenciada en Teología

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE TEOLOGÍA

PROGRAMA DE LICENCIATURA EN TEOLOGÍA BOGOTÁ D.C, 2014

(3)

AGRADECIMIENTOS

Doy gracias a Dios Trino y a la Virgen María por ser los compañeros de camino que me han guiado y acompañado en los momentos alegres y difíciles a lo largo de mi carrera y por enseñarme a encontrarlos en cada acontecimiento humano como acción salvadora.

Agradezco a mis amigas y compañeros por su amistad valiosa y su gran calidad humana, actitudes que me ayudaron a valorar aún más los retos de la vida.

Agradezco a cada una de las profesoras y profesores que durante la carrera profesional han aportado sus saberes para mi formación.

A todas las personas que me apoyaron y colaboraron en este trabajo de grado en especial al profesor David Lara, director de esta investigación, por su orientación y motivación constante.

(4)

DEDICATORIA

A las niñas y niños del barrio Caracolí que han hecho posible que pueda encontrarme con el Dios de la Vida en los acontecimientos pequeños de la vida, a pesar de las adversidades.

A mi mamá Blanca Inés Arias, mis hermanas Yudy y Jacqueline; mis sobrinas Dayana y Sofía, mis sobrinos Santiago y Cristian por darme su apoyo incondicional, lleno de cariño y amor para lograr este gran proyecto en mi vida.

A mi papá Celedonio Orduña por su cariño y apoyo generoso para alcanzar este reto como profesional.

A Teresa Marcé, por su excelsa amistad, confianza, alegría, oración y consejos que me ha aportado para ver la revelación de Dios en mi vida y así fortalecerme como mujer y profesional.

(5)

Nota de aceptación ____________________________ ____________________________ ____________________________ ____________________________ ____________________________ ____________________________ __________________________ Firma del presidente del Jurado

_________________________ Firma del jurado

_________________________ Firma del jurado

La Universidad no se hace responsable por los conceptos emitidos por los alumnos en sus trabajos de síntesis; sólo velará por que no se publique nada contrario al dogma y la moral católica y por que las tesis no contengan ataques o polémicas puramente personales, antes bien, se vea en ellas el anhelo de buscar la verdad y la justicia (Reglamento General de la Pontificia Universidad Javeriana. Artículo 23 de la Resolución No. 13 del 06 de junio de 1964).

(6)

TABLA DE CONTENIDO A MANERA DE INTRODUCCIÓN 1. JUSTIFICACIÓN 2. ESTADODEARTE 3. OBJETIVOGENERAL 3.1. Objetivos específicos: 4. MARCOTEÓRICO 4.1. Marco categorial 4.2. Marco referencial 5. MÉTODODEINVESTIGACIÓN 6. ESTRUCTURADELTRABAJO

CAPÍTULO I

UNAMIRADAALAREALIDADDEVIOLENCIAQUEVIVELAPOBLACIÓN INFANTIL

1. CIUDADBOLÍVAR

1.1. Realidad económica, socio-política y educativa de la localidad 1.2. Barrio Caracolí

2. SITUACIONESDEVIOLENCIAYADVERSIDADENLAPOBLACIÓN INFANTIL

3. ¿CÓMOLAVIOLENCIAENLASNIÑASYNIÑOSINTERPELALA TEOLOGÍA?

CAPÍTULO II

LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR, FUNDAMENTO TEOLÓGICO Y RESILIENTE DE LA NOVIOLENCIA

1. ELEVANGELIODEMATEO

2. PARÁBOLASDELREINOENELEVANGELIODEMATEO 3. PARÁBOLADELSEMBRADORMT 13,1-9.

(7)

4. LAPARÁBOLACOMOMÉTODOPEDAGÓGICOQUEUTILIZÓJESÚS PARAILUMINARLAREALIDADDESUSOYENTES

4.1. Las parábolas método pedagógico de Jesús 4.2. El valor teológico de la parábola

5. ELVALORRESILIENTEDELAPARÁBOLA

5.1. ¿Qué se comprende por resiliencia en el contexto humano? 5.2. La resiliencia en las parábolas

CAPÍTULO III

EL ACOMPAÑAMIENTO ESCOLAR DESDE LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR, COMO RECURSO TEOLÓGICO PEDAGÓGICO

1. ELMÉTODOPARABÓLICOILUMINANDOLAREALIDADDELASNIÑASY NIÑOSVÍCTIMASDELAVIOLENCIAESCOLAR

1.1. La parábola del Sembrador como modelo resiliente

2. ¿QUÉSEDEBECOMPRENDERPORACOMPAÑAR?

2.1. La parábola como proceso de acompañamiento

3. ELEMENTOSPEDAGÓGICOSDEACOMPAÑAMIENTO,APARTIRDELA

PARÁBOLADELSEMBRADOR

3.1 Salir al encuentro

3.1.1. Espacios y vínculos de relación y comunicación 3.2. Escucha atenta

3.3. Contemplar y acoger la vida como crecimiento continuo 3.4. Tomar opciones en libertad

3.5. Asumir el compromiso de cambiar 3.6. Llamada a continuar en proceso

4. LAPARABOLAEXIGEREFLEXIONAR

CONCLUSIONES BIBLIOGRAFÍA INDICE

(8)

A MANERA DE INTRODUCCIÓN

En la mayoría del territorio colombiano se encuentra una diversidad de modalidades de la violencia, como el maltrato, el desplazamiento forzado, los grupos armados al margen de la ley, la delincuencia común, y las mal llamadas limpiezas sociales, entre otros, que vive el país y aquejan a muchas familias y a sus miembros; estas violencias afectan la integralidad de la persona, generando una desintegración en su ser. En la mayoría de los casos, dejan una huella que queda para toda la vida.

Dentro de la población afectada por la violencia, encontramos a niñas y niños que desde muy pequeños, se han enfrentado a situaciones inhumanas, como es la miseria, la marginalidad, el maltrato, el desplazamiento, abuso sexual, la discriminación, etc.; afectándoles integralmente, es decir, en los aspectos emocionales, psicosociales, espirituales, cognitivos y, lo más preocupante, dejándoles una perspectiva de vida imbuida en la violencia, el silencio, sin esperanza, sin luz, sin sentido, sin confianza; esto conlleva a que se manifieste un rompimiento de relaciones con los otros y con el Otro, con el trascendente.

En los niñas y niños, en la mayoría de los casos pobres, débiles, frágiles que por cosas de la vida les ha tocado recorrer este camino de la violencia, admirablemente, resurge dentro de ellas y ellos una fortaleza, una fuerza que les impulsa a seguir adelante y enfrentar la vida a pesar de las continuas dificultades que se encuentran; aunque esto es muy positivo en algunos momentos, este proceso lo realizan solos y sin un acompañamiento, muchas veces ni familiar, lo que conlleva a que, en ocasiones, eso que llevan dentro de sí, sin dialogarlo, sin confrontarlo se transforme en oscuridad, en silencio, en dureza, en individualidad, en rabia, sin libertad, es decir, evitando sentirse amadas/os, lo cual les puede encaminar a una praxis en su vida no valiosa para sí mismos y menos para la sociedad, cayendo nuevamente en el largo entramado de la acciones de violencia que asola nuestro país.

(9)

La investigadora ha tenido la experiencia de estar en barrios populares de algunas ciudades de Colombia donde pudo ver y palpar la dureza de vida que viven muchos infantes del país, igualmente, percibió en el ambiente escolar cómo, algunos niños y niñas que han crecido en ambientes violentos, conciben que utilizar la violencia y la agresividad es la mejor forma de relacionarse y conseguir lo que desean o quieren; otros actúan con pasividad; de igual manera se encuentra que otros hacen praxis la noviolencia. Estas características se hacen perceptibles especialmente en una escuela del barrio Caracolí, de la Localidad de Ciudad Bolívar, en Bogotá, con quienes ha compartido estos últimos años una experiencia de vida y, al mismo tiempo, ha podido apreciar y descubrir cómo actúa el Dios de la vida, su espíritu en estos pequeños que son sus predilectos, dándoles fortaleza para vivir, desde su sencillez, curiosidad y alegría, lo que, lastimosamente, muchas de ellas/os no lo saben o no se les ha ayudado a descubrir esa presencia tan maravillosa y sanadora en sus vidas.

Consiguientemente, es necesario que en estas experiencias de vida violenta existan y se promuevan acompañantes o guías para iniciar o fortalecer proceso resilientes de transformación, de un crecimiento integral y continuo que vayan guiando a la persona a su plena realización, especialmente en niñas y niños; igualmente es un reto mucho mayor cuando se acoge como misión desde una perspectiva cristiana que se fundamenta en el amor.

Es por ello, que se desea abordar en este proyecto una propuesta que presente métodos que favorezcan un proceso de acompañamiento desde un aporte teológico y bíblico, desde la pedagogía de Jesús, que posibilite a facilitadoras/es de las niñas y niños unos elementos más humanos y cristianos que tengan presente a la persona y que en su praxis pedagógica desde el amor, la libertad, la filiación, la verdad puedan favorecer los procesos de resiliencia que llevan estos en su ser y promuevan la noviolencia en los diferentes contextos que circundan.

(10)

Asimismo, es esencial saber que los evangelios aportan una riqueza pedagógica y teológica para la emancipación del ser humano, favoreciendo procesos de dignificación y noviolentos según las necesidades y los contextos de las personas; es necesario que un acompañante, facilitador o guía los conozca, los plantee, los reflexiones, los ore para poder contribuir al acompañamiento de niñas y niños y así lograr que éstos puedan ser protagonistas de sus decisiones.

1. JUSTIFICACIÓN

La situación de violencia en niñas y niños en Colombia es una realidad compleja, que se vive como el pan de cada día, y se presenta de diversas formas, según la Unicef “[…] Además del hogar, la violencia contra niños, niñas y adolescentes

también puede ocurrir en las escuelas, en las calles, en los orfelinatos, en los centros de atención infantil orfelinatos, centros penitenciarios, casas de acogida, etc.) en el lugar de trabajo, así como en cualquier otro lugar en el que ellos frecuenten o se encuentren”.1

Por lo tanto, toda clase de violencia afecta a la integralidad de los infantes y perjudica así su proceso de dignificación, además “[…] la violencia contra la niñez,

puede afectar la salud física y mental de los niños y niñas, perjudicar su habilidad para aprender y socializar, y en el futuro socavar su desarrollo como adultos funcionales. En los casos más graves, la violencia contra los niños conduce a la muerte”.2

Frente a esta realidad, las niñas y niños del barrio Caracolí (Ciudad Bolivar) no están ajenos, en su mayoría vienen de familias que han sido desplazadas por el conflicto armado; otros son de familias que tienen problemáticas diversas como es la drogadicción, el alcoholismo, delincuencia, etc; también, de familias disgregadas que basan su supervivencia en el rebusque diario. Toda esta problemática la

1

Acevedo, Loreta. Violencia contra la Niñez y la Mujer. República Dominicana: Unicef, http://www.unicef.org/republicadominicana/protection_10456.htm. Consultado el agosto12 de 2013.

2

(11)

reflejan en la relaciones con los otros, especialmente con sus compañeros de clase o de escuela, con una actitud nada favorable.

Frente a todo esto, se puede detectar que hay niñas y niños desprotegidos, solos, sin ser escuchados, y a veces sin esperanza de otra perspectiva de vida; es decir, continúan siendo víctimas cada día de la inconsciencia de los adultos que promueven la injusticia; pero estas pequeñas personas tienen una vitalidad dentro de sí que no les deja hundir y les impulsa a salir adelante a pesar de las dificultades que se les presente; es aquí donde son importantes el apoyo, el acompañamiento de personas que posibiliten este proceso resiliente, fomenten espacios noviolentos desde el amor cristiano y así “[…] impulsen acciones

tendientes a favorecer su inclusión social, que se aproveche su capacidad, vitalidad y energía para participar activamente en el presente y construir desde aquí su proyecto de vida”.3

Por tal razón, las personas que guían o actúan como facilitadores de acompañamientos en niñas y niños que han sufrido o promueven alguna clase de violencia necesitan un método pedagógico y teológico sencillo y práctico para poder acompañar, promover la vida y la noviolencia entre ellos y ellas, así como nos muestran los Evangelios que lo realizó Jesús desde lo cotidiano, lo sencillo y lo pequeño, con un método tan humilde, pero a la vez tan profundo, como son las parábolas.

El documento de Aparecida invita a promover una acción de acompañamiento a las victimas cuando dice:

“En los países azotados por la violencia, se requiere la acción pastoral para acompañar a las víctimas y brindarles acogida…”4. Porque “[…] de nuestra fe en

3

Rodríguez, María Stella. Resiliencia otra manera de ver la adversidad. Alternativa pedagógica para la atención de niños y niñas en situación de desplazamiento forzado. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana, 2004,163.

4

(12)

Cristo, brota también la solidaridad como actitud permanente de encuentro, hermandad y servicio, que ha de manifestarse en opciones y gestos visibles, principalmente en la defensa de la vida y de los derechos de los más vulnerables y excluidos, y en el permanente acompañamiento en sus esfuerzos por ser sujetos de cambio y transformación de su situación”.5

Por lo tanto, la pregunta que se responderá en este proyecto es la siguiente:

¿Cómo la parábola del Sembrador (Mt13, 1-9) propone un método teológico-pedagógico que favorece procesos de acompañamiento resilientes en niñas y niños en contextos de maltrato escolar?

2. ESTADO DE ARTE

En lo referentes a los temas que abarca este proyecto, he podido constatar que sobre la pedagogía de Jesús hay estudios que se basan en encontrar los puntos claves de ésta principalmente en los Evangelios, también en la perspectiva de Jesús como maestro e igualmente han presentado esta propuesta para una labor educativa teológica en centros educativos.

Sobre la resiliencia se ha trabajado mucho desde la psicología, pero igualmente se han realizado investigaciones desde la teología como aporte para la pastoral a nivel espiritual, social y de salud, para acompañamiento a mujeres en situación de adversidad y jóvenes; no he encontrado temas tratados sobre las actitudes resilientes de Jesús en el acompañamiento a niñas y niños en un contexto escolar.

Sobre el tema de niñas y niños víctimas de la violencia hay un largo proceso de investigación desde diferentes ámbitos: la sociología, la psicología, la teología, etc., los cuales se han planteado desde diferentes enfoques. Igualmente, respecto

Aparecida: Bogotá, CELAM, 2007 No. 414.

5

(13)

a este tema se pueden verificar datos actuales que ofrecen las entidades como la Unicef, Bienestar Familiar, Medicina legal, los cuales muestran cómo la violencia contra los infantes es un problema de cada día y nos presenta gran diversidad de violencia que afectan a estos pequeños ya que “[…] Independientemente de su

nombre, la violencia es un problema social, cultural y político, que obstaculiza el desarrollo con equidad al impedir el derecho que toda persona tiene a vivir en un entorno sin violencia”.6

En lo referente al tema de las parábolas del Reino en Mateo 13 hay un estudio de “Hermenéutica bíblica para niños”7

que pretende proponer estrategias

pedagógicas desde lo lúdico para que las niñas y niños encuentren el mensaje que Dios tiene en su vida a partir de las parábolas, en especial la de Mt13, 33 la parábola de la Levadura en la masa.

Por lo tanto, según lo expuesto anteriormente, se puede enfatizar que la propuesta del proyecto de investigación es factible y necesaria ya que hasta el momento no he encontrado una investigación que especifique los temas que se han propuesto en la pregunta para el acompañamiento de niñas-niños en un contexto de maltrato escolar desde la parábola del sembrador (Mt13, 1-9).

En lo referente al temas propuesto en la pregunta, lo que se realizará es acoger en profundidad lo ya expuesto e investigado y plantear la respuesta como una novedad de acompañamiento, no sólo pedagógico-educativo sino pedagógico- teológico para favorecer procesos de dignificación desde el método de las parábolas empleadas por Jesús como metodología de enseñanza.

6

Acevedo, Loreta, Violencia contra la Niñez y la Mujer.

7

Parada Lozano, Marco Yahir. Hermenéutica Bíblica Para Niños, Una Aproximación Desde La Narrativa Infantil Al Lenguaje Parabólico Mateo 13, 33. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana, Proyecto de monográfico, 2011.

(14)

Es por ello, que he podido escoger bibliografía base como “Jesús, el maestro.

Algunos aportes para una teología de la educación”8, que muestra características de la pedagogía de Jesús establecidas o encontradas en los Evangelios, enfatizándolas en ese contexto que vivió Jesús. En esta misma línea pedagógica la obra “El estilo pedagógico de Jesús Maestro”9

que describe las etapas del estilo de vida de Jesús como maestro y muestra sus enseñanzas, que son fundamento práctico para aprender y conocer por parte de los seguidores que quieran llegar a ser como él y así testimoniar lo aprendido, dignificando a las personas.

De igual manera, en esta investigación es importante saber que la experiencia de Dios invade toda la existencia humana y que las niñas/os están abiertos plenamente para recibirla en su vida, por ello el artículo “ La experiencia de Dios

en la Infancia”10 presenta cómo la experiencia de Dios está vinculada al contexto social y cómo ésta interviene en la formación del ser humano, especialmente en las niñas y niños que tienen la capacidad de captar fácilmente el verdadero rostro de Dios lo que lleva a que las personas puedan salir de sí mismas y encontrar en los otros ayuda para dignificarse a pesar de las dificultades que les rodean. El texto Los patitos feos la resiliencia: una infancia infeliz11 aporta que, a pesar de la adversidad violenta, el proceso de resiliencia permite al ser humano sobresalir, retomar el camino y seguir adelante generado vida en sí mismo y en su alrededor. Este tema se reforzará con el texto “Resiliencia otra manera de ver la

adversidad12, que plantea alternativas pedagógicas para la atención de niños, víctimas del desplazamiento forzado, fomentando espacios no violentos.

8

Peresson Tonell, Mario, SDB “Jesús, el maestro. Algunos aportes para una teología de la educación”. En Revista Medellín. La educación en perspectiva del tercer milenio. Vol. XXV/n100 (1999), 555-628.

9

Bravo. Arturo. El estilo pedagógico de Jesús Maestro. Bogotá, CELAM, San Pablo, 2006.

10 Franco, César Fernando C.R.S. “La experiencia de Dios en la infancia”. En Revista de

Estudiantes de Teología Reflexiones teológicas. N9. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana, Enero-Junio 2012, 57-72.

11

Cyrulnik, Boris. Los patitos feos. La resiliencia; una infancia infeliz no determina la vida. Barcelona: Gedisa, 2005.

12

(15)

El fundamento de esta propuesta es el método parabólico utilizado por Jesús. Para este tema encontramos una variedad de obras que exaltan la importancia de las parábolas en la predicación de Jesús como algo propio de su anuncio y cómo éstas son fuente pedagógica de enseñanza, por lo tanto se tendrán en cuenta textos que son fuente sobre este tema como son “Las parábolas del Reino”13 en donde se fundamenta la originalidad y la intención de las parábolas en su contexto histórico, es decir desde el pueblo palestinense. Sobre este asunto ayudará el texto “las parábolas de Jesús”14

Para abordar más específicamente la parábola del

sembrado, es orientador el texto “Las parábolas de Jesús. Salió el sembrador a

sembrar”15

, entre otros. Igualmente es importante contextualizar la parábola desde el evangelio de Mateo y para esto los aportes sistemáticos de Luz Ulrich, Josef Schmid, José Bover sobre Mateo, son fuentes principales.

Con respecto al tema de niñas y niños víctimas de la violencia, he podido fundamentarme en datos facilitados por entidades oficiales los últimos cinco años, como son Unicef, Bienestar Familiar, Medicina legal. Estas entidades presentan la realidad de violencia que año tras año viven en este caso las niñas y niños de Colombia y del mundo; allí se puede apreciar que este tema de violencia es algo que no acaba y que se presenta en la realidad de los infantes e igualmente presenta que muchos de estas niñas y niños se encuentran en riesgo de caer y ser actores de violencia por falta de un previó acompañamiento.

13

Dodd, Charles Harold. Las parábolas del Reino. Madrid, Cristiandad, 1974.

14

Jeremías. Joachim. Las Parábolas De Jesús. Estella, Verbo Divino, 1974.

15

Pronzato, Alessandro. Las parábolas de Jesús. Salió el sembrador a sembrar…I. Marcos y Mateo. Salamanca, Sígueme, 2000.

(16)

3. OBJETIVO GENERAL

Identificar en la Parábola del Sembrador (Mt 13, 1-9) un método teológico y pedagógico para generar actitudes resilientes que fortalezcan relaciones interpersonales y promuevan la noviolencia en contextos de maltrato escolar, en el barrio Caracolí, de la Localidad de Ciudad Bolívar, de Bogotá.

3.1. Objetivos específicos:

Describir los aspectos socio-políticos, familiares, económicos que viven las niñas y niños del barrio Caracolí para detectar aspectos de violencia que les afecta en su vida y que incide en la violencia escolar.

Fundamentar teológicamente, a partir de la Parábola del Sembrador (Mt13, 1-9), la realidad de misericordia y redención de los niños y niñas del Barrio Caracolí, a la manera de Jesús, para transformar esa realidad en contextos resilientes.

Proponer lineamientos teológicos, pedagógicos y resilientes desde la parábola del Sembrador para favorecer el acompañamiento a niñas y niños en situaciones de adversidad desde la noviolencia.

4. MARCO TEÓRICO

En la investigación, es importante tener presente los marcos en los que el investigador hace su pesquisa, es decir, las categorías a utilizar y sus acepciones y las fuentes básicas de investigación. Por ello es importante tener un marco categorial y un marco referencial.

(17)

4.1. Marco categorial

Pedagogía: La palabra etimológicamente proviene del griego παιδαγωγέω

(paidagogia); en el que παῖς (παιδός, paidos) significa " del niño" y άγωγέω (agogia) significa guía, dirigir, o conducir.16

La pedagogía surgió para dar orientación a las labores educativas y de formación, dándoles así una sistematización y unos principios educativos como son: métodos, prácticas, técnicas, aportes de pensamiento, etc. que fomentan procesos de formación de enseñanza-aprendizaje.17

Pedagogía de Jesús. Podemos descubrir que Jesús, quien así mismo se reconoce

y es reconocido como maestro, no hizo ningún tratado de pedagogía, pero hacía pedagogía y ello se constata en los evangelios cuando muestran que una gran multitud seguía a Jesús para escuchar sus enseñanzas, que son diferentes a la de los demás: “enseñaba con autoridad, no como los escribas” (Mc 1,21-22).

La pedagogía o la práctica de la enseñanza que implementaba Jesús está centrada en la dignidad humana, es decir, se fundamentada en la persona, en el amor, en la práctica de la libertad, la justicia y la noviolencia, por ello el horizonte y la “[…] intencionalidad del Proyecto educativo de Jesús era la instauración del

Reino de Dios, realidad última y sentido absoluto de toda su misión, la razón de su vivir y de la entrega de su vida, su pedagogía estaba centrada en la persona humana y orientada a su realización en plenitud”.18

Jesús establece una educación que acompaña procesos con el elemento más fundamental que es el amor, con lo que se puede establecer un proceso que lleva a un crecimiento, una transformación que invita a vivir y actuar diferente; aunque

16

Enciclopedia Universal Ilustrada. Europeo Americana. Tomo XLII, Madrid: Espasa-Calpe, S.A. 1989,1184.

17

Hevia Bernal, Daydi. Arte y pedagogía.

www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/williamsoler/arte_y_pedagogia.pdf Consultado 20 de Agosto 2013. 18

(18)

en momentos parezca que nada está pasando, todo el aprendizaje va tomando fuerza dentro de la persona para retoñar en cualquier momento; eso se da siempre y cuando se realice con amor, dará frutos.

Toda persona que desee o esté comprometida en ser facilitadora de procesos de acompañamiento necesita tener actitudes para saber caminar al lado de la persona que escucha, pregunta e, igualmente, se deja interpelar y es testigo de la acción de Dios en cada persona, en este caso de niñas y niños; es por ello que necesita conocer y vivir la pedagogía de Jesús.

Violencia: La raíz de la violencia se encuentra en una relación de poder

desnivelada, en donde se trata de adquirir la posición de mando, de poder, dejando al otro o a los otros en posición de inferioridad, lo que genera en una población competitividades, frustraciones, venganza, miedos, etc., que llevan a que se manifiesten mecanismos peligrosos, como es la interiorización de la violencia que lleva a que la persona se agreda a sí misma, o también puede haber una escala o cadena de violencia como lo expresa Mercedes Mas; la primera persona que se siente agredida agrede para defenderse, provocando un aumento de la intensidad de la agresión y de sentimientos de amenaza y miedo.

Se produce así un proceso de rebote en el que se intercambian los papeles (agresor-agredido) “[…] cuando la violencia se hace visible, no nace de la nada: se

ha superado ya una fase en la cual ya se había ejercido de manera invisible (violencia psicológica, verbal…)”.19 La segunda es “[…] cuando no podemos volcar a favor una relación de poder, a veces descargamos la rabia reprimida con otra persona, más débil, que quizás a su vez la descarga con otro, y así sucesivamente”.20

19

Mas, Mercedes. Educar en la noviolencia. Madrid: Pace e Dintorni, 14.

20

(19)

Noviolencia: Para muchos, la noviolencia es una manera de vivir y de relacionarse

con los demás y con todo el cosmos, que nos libera de los hábitos deshumanizantes que una sociedad violenta, individualista y competitiva “programa” en nuestro corazón y nuestra psique. 21

También puede conocerse como un proceso activo de conocimiento, estudio y análisis para intervenir en la trayectoria de un conflicto y llevarlo a un resultado pacífico, igualmente es “[…] la acción, el deber y el convencimiento por la justicia

dentro del respeto total de las personas y la vida de los adversarios, renunciando al uso de todo tipo de violencia para conseguir esos objetivos”.22

Parábolas: Las parábolas forman parte de los Evangelios sinópticos y son una

fuente importante de la predicación de Jesús las que reflejan el acontecer de la vida en su pueblo, por ello se hacen sencillas para su comprensión, es decir, que la proclamación de la parábola sale de la misma persona y su contexto ya sea familiar, social o cultural.

Por parábolas, entendemos que “[…] son comparaciones ampliadas tal como las

solemos utilizar nosotros ordinariamente, por ejemplo, […] cuando afirmamos: Esta habitación es un horno. Lo que pretendemos con esta afirmación es evidenciar dos cosas en lo referente a algún aspecto determinado”.23

Si se rastrea la raíces de la palabra, se podría decir, que “[…] la palabra hebrea

que designa a esta realidad de la parábola en sentido amplio, <maschal>, sirve también para denominar a una comparación sencilla, un símil, una palabra gráfica […]”24

. De la misma manera parábola para la “etimología griega (para-bailo)

21

Mulligan, José, S.J. La No-Violencia Activa y el Evangelio. Nicaragua: Adital noticias de América Latina y Caribe. Consultado 31 de Octubre 2013.

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=34780 .

22 López Martínez, Mario. “Noviolencia, política y ética”. En autores varios. El poder de la fragilidad. Experiencias en las sendas de la noviolencia. Bogotá: Aquí estoy País, 2003, 95-131, 107-109. 23

Kemmer, Alfons. Les hablaba en Parábolas. Santander, Sal Terrae, 1982.

24

(20)

significa poner junto a, poner en paralelo, parangonar, aproximar dos cosas, (es) […] captar el nexo entre las dos realidades «aproximadas»”.25

Resiliencia: El término resiliencia procede del latín (Kotliarenco, Cáceres y

Fontecilla, 1997), de la palabra resilio, que significa volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar. Los diccionarios (Kotlia renco et al, 1997) entiende por resiliencia la resistencia de un cuerpo a la rotura por golpe. La fragilidad de un cuerpo decrece al aumentar la resistencia. O, la capacidad de un material de recobrar su forma original después de someterse a una presión deformadora. Es claramente, un concepto de la física y de la ingeniería civil, que luego fue adaptado a las ciencias sociales.26

Es por ello que se encuentra “[…] tanto en lo cotidiano, como en situaciones de

extrema tensión, crisis o sufrimiento, las personas pueden generar sus propios recursos para adaptarse y emerger del conflicto con fortalezas insospechadas. Esta capacidad es lo que los teóricos denominan resiliencia”.27

Acompañamiento: Acompañar no es dirigir, sino caminar con el otro o la otra en su

propio camino, dejando a éste (a) la propia iniciativa y capacidad.

Acompañar supone entrar en la historia del otro u otra, historia que empezó antes y que tiene un pasado, un presente y un futuro más allá del acompañante. Acompañar quiere decir compartir el pan. Se trata evidentemente de una aventura común en la misma posada de la vida. Acompañar no es identificarse con el otro, sino caminar juntos y juntas asumiendo y haciendo consciente la individualidad y el camino que cada uno hace.28

25

Pronzato, Alessandro. Las parábolas de Jesús. Salió el sembrador a sembrar…I, 27. 26

Elisardo, Becoña. Resiliencia: Definición, Características y utilidad del concepto En Revista Asociación Española de Psicología Clínica y Psicopatología. Vol. 11, N. º 3, 2006, 125-146.

27

Rodríguez, María Stella, Resiliencia otra manera de ver la adversidad, 77.

28

Arnold, Simón. Refundación. Contribución a una teología de la Vida Religiosa de cara al tercer milenio. Bogotá, Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR), 2001, 19-28.

(21)

4.2. Marco referencial

Para la contextualización del barrio Caracolí en sus aspectos socio-políticos, económicos y culturales es importante los documentos Recorriendo Ciudad

Bolívar29 y 21 Monografías de las localidades30. Queda un diagnóstico general en

los aspectos físico y socioeconómico de la localidad de Ciudad Bolívar presentando la realidad en que se encuentra la población. Esta investigación ayuda a tener una comprensión profunda de la realidad histórica en que provienen y conviven los habitantes de esta zona en especial de las niñas y niños. Uno de los autores importantes para la investigación es Arturo Bravo con su libro “El estilo

pedagógico de Jesús maestro”31,

en donde presenta un estudio sobre Jesús maestro, desde los textos bíblicos, que permite conocer y comprender las actitudes y el método que él utilizaba para enseñar. Este estudio fundamenta la propuesta, ya que nos acerca a las fuentes de enseñanza que practicó Jesús y cómo éste sirve para llegar a otros con procesos de acompañamiento evangélico, es decir “[…] nos pone el arte de la enseñanza característico de Jesús al alcance

de todos los que nos vemos cotidianamente sumergidos en el mundo relacional a todos los niveles”.32

En esta perspectiva pedagógica, el artículo Jesús, El Maestro del sacerdote Mario Peresson 33 ayuda a fundamentar el tema, porque presenta las características del proyecto pedagógico de Jesús en su misión redentora, como fundamento para una teología de la educación. Él señala las palabras, las obras y la forma metodológica en la que Jesús fue proclamado su mensaje del Reino de Dios entre la humanidad. Esta publicación impulsa a que se tenga en cuenta en la propuesta para incorporar en la praxis pedagógica las actitudes de Jesús como educador que tiene a la persona como centro y que su práctica educativa sencilla, cotidiana,

29

Saldías, Carmenza. Recorriendo Ciudad Bolívar. Diagnóstico físico y socioeconómico de las localidades de Bogotá, Secretaría de Hacienda Departamento Administrativo de Planeación, 2004. 30

SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. 21 Monografías de las localidades. Bogotá, 2011.

31

Bravo, Arturo. El estilo pedagógico de Jesús maestro, 7.

32

Ibíd.

33

(22)

creativa, humana y liberadora fundamenta su pedagogía de amor.

Este proceso educativo que se fundamentan desde lo antropológico, lo teológico y lo pedagógico, en la investigación se hará desde el libro Educar para la solidaridad

y el compartir, 34 deMario Peresson, en donde despliega el sentido cristiano para educar, que parte desde una mirada a la realidad, que se fundamenta desde los criterios del Evangelio y lleva a actuar con testimonio cristiano, es decir, permeados de las actitudes y estilos de Jesús que nos ayudan a responder con amor a las necesidades reales y concretas de cada persona, resaltando los valores y las actitudes resilientes que los realiza como seres dignas y felices. También es importante destacar la investigación de Joachim Jeremías en su texto

Las parábolas de Jesús 35, porque muestra de las parábolas el punto culminante de lo que quieren decir cada una desde su contexto palestinense, lo cual hacen parte de un fragmento sólido de la tradición de Jesús y sus enseñanzas. Por lo tanto, sirve en la investigación como fundamento para presentar las parábolas como una novedad que Jesús utiliza con imágenes que están tomadas de su experiencia de vida y de su pueblo, y que se les reconoce una sencillez y claridad única, lo que permite que cualquier oyente (así sean niños/as) las puede entender y comprender posibilitando una respuesta inmediata.

De igual manera, el autor expone que las parábolas que proclama Jesús predican un humanismo ya que parten y son pronunciadas en una situación y contexto concretos. En estos puntos considero importante complementar esta investigación con los aportes que realiza Charles Harold Dodd en su libro Las parábolas del

Reino,36 en su primer capítulo donde estudia las parábolas en la situación concreta de la vida de Jesús, lo que demuestra que las parábolas pueden ser un instrumento fundamental de acompañamiento a niñas y niños desde sus propias situaciones y contextos.

34

Peresson Tonelli, Mario L. SDB. Educar para la solidaridad y el compartir. Bogotá: Salesianas, 2012.

35

Jeremías. Joachim. Las Parábolas De Jesús.

36

(23)

En lo específico de la parábola del sembrador es orientador el texto Las parábolas

de Jesús. Salió el sembrador a sembrar37 de Alessandro Pronzato, quien presenta en sus introducción y en el primer capítulo las variables, tanto positivas como negativas, que desde un estudio profundo se pueden realizar de las parábolas de Jesús para la evangelización, y ofrece unas claves de lectura que aportan una “serie de sorpresas” cuando ahondamos en ellas, por ello este punto es clave porque puede apoyar un proceso pedagógico de acompañamiento que es fundamental en la propuesta de investigación.

También explica la diferencia que tiene la alegoría y la parábola lo cual ayuda a percibir la intencionalidad verdadera de las parábolas que poseen una apertura de proceso y transformación para quienes las leen, las escuchan o las proclaman. Lo anterior se fundamenta en que hay que promover las características de las parábolas para que ayudan a que la persona se sienta provocada, implicada, estimulada, cuestionada y que le lleve a reflexionar, a tomar decisiones y actuar frente a la vida.

Además, presenta una explicación de las parábolas en Marcos, a lo que me referiré en lo relativo a la unidad que realiza de una imagen común que son el sembrador, la semilla que crece por sí misma y el grano de mostaza, ya que expresan el método de enseñanza que se fundamentan en una misma realidad: el Reino de Dios, pero que a la vez están vinculadas a un contexto de controversia de Jesús con su novedad contra la interpretación de la ley.

Para contextualizar la parábola del sembrador concretamente desde el evangelio de Mateo, los estudios sistemáticos de Luz Ulrich38, Josef Schmid39 y José Bover40 entre otros, exponen con claridad desde diferentes estudios los aspectos fundamentales que se deben tener presentes del evangelio de Mateo como son:

37

Pronzato, Alessandro. Las parábolas de Jesús. Salió el sembrador a sembrar…I.

38

Ulrich, Luz. El evangelio según san Mateo (Mt 1- 7) Vol. 1. Salamanca: Sígueme, 1993.

39

Schmid, Josef. El Evangelio Según San Mateo. Barcelona: Herder, 1967.

40

(24)

su autor, lugar, la intensión y fin al ser escrito, quienes fueros los primeros oyentes, etc., igualmente presentan cómo cada parte tiene una intención y un objetivo para los que lo escuchan o lo leen, por ello son fundamentales en la investigación, ya que podemos analizar el contexto general del evangelio y comprender los aportes pedagógicos y teológicos de la parábola del sembrador como enseñanza del proyecto de Jesús.

En referencia al tema de resiliencia la docente María Stella Rodríguez en su libro

Resiliencia: Otra manera de ver la adversidad41 presenta una propuesta que desde un aporte pedagógico analiza la capacidad de resiliencia que manifiestan los niños/as en situación de desplazamiento; este análisis muestra cómo, desde una lectura consciente de las parábolas, se pueden iniciar procesos de transformación de sentido en ellos/as mismos/as ya que dan nuevo significado a sus experiencias de vida y esto lleva a que estén vinculadas también las personas que les rodea. Esta investigación es importante en mi propuesta ya que fundamenta que las parábolas son un umbral de alternativa pedagógica y teológica que toca aspectos fundamentales de la persona y generan un proceso de acompañamiento resiliente en los niños y niñas víctimas de la violencia escolar y promueven a construir un contexto de noviolencia.

En lo referente al tema de la noviolencia el sacerdote José Mulligan en su artículo

La no.-violencia activa y el evangelio42 propone que esta es una estrategia pedagógica que se compromete en la construcción de espacios de paz, justicia y solidaridad, así como lo expresan los Evangelios que realizó Jesús en su contextos con sus enseñanzas y su testimonio de vida; en este propósito se desea que la investigación promueva métodos en los que se comprenda la noviolencia como opción de vida y praxis cotidiana.

41

Rodríguez, María Stella, Resiliencia otra manera de ver la adversidad.

42

(25)

5. MÉTODO DE INVESTIGACIÓN

El enfoque metodológico que se utilizará en el proyecto de investigación es el de

Revisión de vida ya que posibilita una metodología en proceso que concluye en

una praxis, es decir, que se vinculan cada uno de sus pasos: Ver, Juzgar y Actuar. igualmente ayuda a conservar una reflexión teológica, la cual según el Obispo Octavio Ruiz “[…] trata de interpretar el dato revelado, desde una interpretación

concreta e histórica que responda a la realidad específica de la vida de la Iglesia y de la humanidad de cada época”43

, en este caso nos lleva a enlazarlo especialmente con la pedagogía de Jesús que se fundamenta en el amor y que no está aislada de los contextos existenciales de las personas, sino que se encuentra penetrada de su realidad histórica y la ilumina.

Este método, en relación con la constitución Gaudium et Spes44, expresa de una

forma consciente y profunda la situación del ser humano en sus diferentes realidades históricas y cómo éste presente va dando respuesta a las preguntas que surgen sobre la trascendencia, por ello, surgen grupos que fomentan un proceso de reflexión que conlleva a un compromiso de acción solidaria y de liberación integral para los pueblos latinoamericanos para alcanzar este propósito

y leer los signos de los tiempos se implementó el método ver- Juzgar y actuar.45

Por lo tanto, afirma Octavio Ruiz que éste “[…] viene a ser un nuevo método

desde el que se piensa toda la teología. Lo nuevo reside en el hecho de que se inicia con la concientización de la propia situación, para plantar sus raíces en una praxis histórica de liberación y conducir a un compromiso concreto”.46

43

Ruiz Arena, Octavio. Reflexiones sobre el método teológico, ante el surgimiento de la teología india. Inculturación, 2002. http://www.inculturacion.net/fr/auteurs-invites/file/225-ruiz-arenas-reflexiones-metodo-teologico-teologia-india?start=180 . Consultado 22 de Octubre 2013.

44 CONCILIO VATICANO II, Constitución Pastoral Gaudium et Spes. No. 4-10.

45

Ruiz Arena, Octavio.

46

(26)

Se puede apreciar que este método lleva a promover la revisión de vida47, es decir, lleva a que las personas, comunidades o poblaciones descubran el sentido profundo de la vida y sus capacidades, habilidades, actitudes para ser agentes de transformación en su propia historia, en la de otros y en el mundo.

Según Raúl Biord, este método tiene su éxito por ser inductivo, ya que parte de la situación, por ello:

- El Ver “[…] propone analizar un hecho de vida con el fin de descubrir

actitudes y modos de pensar y valoraciones y comportamientos. Se busca las causas y se analiza las consecuencias que pueden tener en las personas, en las comunidades y en las organizaciones sociales. El acento se pone en la persona, no en las ideas ni en las cosas […]”48 en la investigación este paso permite dar una mirada a la realidad y al contexto de las niñas/os del barrio Caracolí de la localidad de Ciudad Bolívar y analizar las problemática de violencia que los circunda, y como ésta se fomenta en las relaciones del contexto escolar.

- El Juzgar “[…] es el momento central de la revisión de vida. Se propone

tomar posición frente al hecho analizado, explicitar el sentido con referencia a la fe”.49

Para ello, “[…] se buscan hechos similares en la vida de Jesús, en

el evangelio o en la Biblia”50 y se inicia un proceso de discernimiento; en la investigación este paso se fundamentará desde una postura teológico - pedagógica desde la parábola del Sembrador para generar procesos de

47

El método ver-juzgar-actuar se remonta al método de revisión de vida, surgido en el seno de las propuestas pastorales de la Juventud Obrera Católica (JOC) que animaba el P. Joseph Cardijn en la década de los treinta del siglo XX. Posteriormente la revisión de vida fue asumida por la Acción Católica, organización laical que se sumó a los movimientos de renovación en la Iglesia. Se trataba de una metodología para la acción transformadora de los cristianos en sus ambientes y para superar el divorcio fe-vida. Vale a decir de una propuesta de espiritualidad como corazón de la pastoral. Bior, Raúl. Ponderación teológica del método Ver- Juzgar y Actuar.

http://www.communityofsttherese.org/resources/verjuzgaractuar.pdf, Consultado el 22 Octubre de 2013. 48 Ibíd. 49 Ibíd. 50 Ibíd.

(27)

acompañamiento resilientes desde la noviolencia como la realizó Jesús desde su praxis pedagógica.

- El Actuar “[…] se propone determinar aquellas actitudes que las personas

deben cambiar en sus vidas, los criterios de juicio que deben ser transformados, los hábitos que son cuestionados por la Palabra de Dios y las acciones que se van a desarrollar”.51

Por lo tanto, en la investigación después de analizar los procesos que ayudan a que las niñas/os salgan de las situaciones de violencia escolar desde la pedagogía que plantea Jesús, se propondrán elementos pedagógicos y teológicos para un acompañamiento transformador que favorezca los procesos resilientes desde la pedagogía del amor.

6. ESTRUCTURA DEL TRABAJO

La propuesta de investigación está estructurada en tres capítulo, los cuales van vinculados y orientados a responder la pregunta planteada. El capítulo I realiza una contextualización de las zona y de las realidades que viven las niñas y niños del Barrio Caracolí en los diferentes aspectos socio-político, económicos, familiares, e igualmente se detectará las problemáticas de violencia que inciden en ellos y que repercute en el contexto escolar.

El capítulo II se adentra en la profundización de la Parábola del sembrador, en primera instancia contextualizándola en el Evangelio de Mateo, después destacarla como método pedagógico y resiliente que utilizó Jesús para iluminar la realidad y finalmente descubrir los elementos teológico- pedagógicos que sirven para acompañar procesos resilientes en niñas/os y fomentar la noviolencia.

El tercer capítulo plantea unos elementos teológicos, pedagógicos y resilientes desde la parábola del Sembrador, para acompañar a niñas y niños en situación de adversidad.

51

(28)

Capítulo I

UNA MIRADA A LA REALIDAD DE VIOLENCIA QUE VIVE LA POBLACIÓN INFANTIL

“[…] la falta de valores éticos dentro de una sociedad que hace metástasis en las familias, en la convivencia de los barrios, pueblos y ciudades, nos hablan de nuestra limitación, de nuestra debilidad y de nuestra incapacidad para poder transformar esta lista innumerable de realidades destructoras”.52

En este capítulo, teniendo presente el método de revisión de vida, se procederá a ver la realidad de los niños y niñas del Barrio Caracolí. Se pretende con ello aproximarse a la realidad, desde donde se captará la acción salvífica de Dios, para así indicar cuáles son los signos de los tiempos que acontecen en las familias del Barrio Caracolí. En particular se observarán las situaciones de adversidad que afrontan la niñez en Ciudad Bolívar, parar desarrollar el primer objetivo específico de esta investigación, donde se hará una breve descripción de esta localidad y del barrio Caracolí, contextualizando la realidad social, política, económica, familiar y educativa que viven las niñas y niños de esta zona; igualmente, se analizará las situaciones o realidades de violencia que subyacen en la población infantil y cómo ésta se refleja en los centros educativos de ese contexto particular.

Según el método de revisión de vida, en la fase del ver se analizan los hechos de vida que manifiesta una persona o comunidad con la finalidad de descubrir actitudes y acciones que éstos expresan; de la misma manera se buscan las causas y se analizan las consecuencias que esto tiene para su vida y contexto.

52

Bergoglio, Jorge Mario. Card, Miércoles de ceniza. Buenos Aires, 13 de febrero de 2013,

http://www.es.catholic.net/celebraciones/120/3048/articulo.php?id=57491 . Consultado Octubre 28 de 2013.

(29)

1. CIUDAD BOLÍVAR

Para hablar de la situación que viven las niñas y niños del barrio Caracolí, es necesario saber que ellas/os son una parte pequeña de la realidad que refleja o vive la niñez colombiana que reside en sectores populares de grandes ciudades del país, como es el caso de la localidad de Ciudad Bolívar, en la ciudad de Bogotá D.C.

Haciendo una breve reseña historia, se encuentra que antes de la conquista, los terrenos que son hoy la localidad de Ciudad Bolívar, gozaban de una flora y fauna inmensamente ricas, que se conocían como “Selvas de Usme”, allí habitaban varias tribus indígenas que tuvieron que defenderlas de las invasiones de otras tribus y de los conquistadores. Pero desde 1750, por la conquista de los españoles, estos territorios indígenas pasaron a pertenecer, abusivamente y desconociendo los derechos de los indígenas, a los españoles, los cuales fueron poco a poco parcelándola. Siglos después, con el proceso de urbanización que sufrió Bogotá, en 1950 fueron apareciendo los barrios, y, después de algún tiempo, estos barrios se poblaron por personas que huían de la violencia del Tolima, Boyacá y Cundinamarca. Así, en menos de veinte años, se había generado en la localidad, hoy conocida como Ciudad Bolivar, una cantidad considerable de asentamientos marginales, que albergaban refugiados provenientes de otras regiones del país como de la misma ciudad.53

Para una mejor comprensión geográfica de la Localidad de Ciudad Bolívar, en la ciudad de Bogotá, se puede observar la figura 1.

53

(30)

Figura 1.

Ubicación de Ciudad Bolívar en Bogotá54

Precisando más la información sobre la Localidad de Ciudad Bolivar, en 1983, con un acuerdo jurídico denominado el Plan Ciudad Bolívar, se establecieron sus límites, pero después de esto fue mayor su expansión a las zonas altas de las montañas, generando en menos de 20 años una concentración de poblaciones marginadas.55

Actualmente, la localidad diecinueve de Ciudad Bolívar se encuentra ubicada en el suroccidente de Bogotá; es la tercera localidad más extensa después de las localidades de Sumapaz y Usme; sus límites son: al norte con la localidad de Bosa, con la Avenida Ferrocarril del Sur de por medio; al oriente con las localidades Tunjuelito y Usme, con el Río Tunjuelo de por medio; al sur con la localidad de Usme, con el Río Chisacá de por medio; y al occidente con el municipio de Soacha.56

54

SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. UPZ Ismael Perdomo. Acuerdos para construir ciudad. Bogotá: Cartillas Pedagógicas del POT, 2007,7.

55

SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. 21 Monografías de las localidades, 3.

56

Ibíd, 4-8.

(31)

La superficie total de Ciudad Bolívar es de 13.000,3 hectáreas (ha), de estas 3.329,8 ha corresponden a suelo urbano, otras 152,1 ha conforman suelo de expansión urbana y las restantes 9.608,4 ha constituyen suelo rural. Ciudad Bolívar ocupa el tercer lugar entre las localidades con mayor superficie dentro del Distrito Capital, luego de Sumapaz y Usme.57

1.1. Realidad económica, socio-política y educativa de la localidad

Ciudad Bolívar tiene una gran zona de área rural, que la conforman nueve veredas, y la zona urbana abarca, más o menos, 326 barrios, distribuidos en tres sectores según su asentamiento y origen, como son: sector A, están en lugares que fueron de explotación de materiales, sector B se encuentran en lugares que anteriormente era canteras, y sector C son los que se establecieron en terrenos baldíos y que hoy día tiene una mejor infraestructura y servicios.58

Según el estudio que realizó la Alcaldía Mayor de Bogotá, en el 2011 ciudad Bolívar se compone de 8 UPZ (Unidad de Planeamiento Zonal)59, clasificadas de la siguiente manera:

57

Ibíd.

58

SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. Conociendo la localidad de Ciudad Bolívar. Diagnóstico físico y socioeconómico. Bogotá, D.C, 2009,12.

59

Las UPZ tiene como propósito definir y precisar el planeamiento del suelo urbano, respondiendo a la dinámica productiva de la ciudad y a su inserción en el contexto regional, involucrando a los actores sociales en la definición de los aspectos de ordenamiento y control normativo a escala zonal. Ibíd, 8.

(32)

UPZ BARRIO CATEGORIZACIÓN ESPECIFICACIÓN

1

63.El mochuelo 5 Desarrollo

Son sectores poco desarrollados, con grandes predios desocupados.

2

64.Monte Blanco 8

Predominantemente Dotacional

Son grandes áreas destinadas a la producción de equipamientos urbanos y metropolitanos que, por su magnitud dentro de la estructura urbana, se deben manejar bajo condiciones especiales.

3

65.Arborizadora

36

Residencial Consolidado Son sectores consolidados de estratos medios de uso predominantemente residencial, donde se presenta actualmente un cambio de usos y un aumento no planificado en la ocupación territorial.

4 66. San Francisco 21 Residencial de Urbanización Incompleta

Son sectores periféricos no consolidados, en estratos 1 y 2, de uso residencial predominante con deficiencias en su infraestructura, accesibilidad, equipamientos y espacio público.

5 67.Lucero 77 6 68.El tesoro 60 7 69.Ismael Perdomo 91 entre ellos Caracolí 8 70. Jerusalén 15

Cuadro 1. UPZ. Elaborado por Janneth Orduña

Los barrios de la localidad 19, especialmente las UPZ 65-70, experimentan las dificultades comunes de todos los barrios que se encuentran en la periferia de cualquier ciudad del país, como son: trabajo informal, desempleo, inseguridad, hacinamiento de personas, pandillas, violencia, drogadicción, hurto, falta de instituciones educativas, inasistencia escolar, desintegración familiar, degradación ambiental, pobreza, etc.60 En lo referente a la pobreza, los resultados de la encuesta de calidad de vida que realizó la Alcaldía Mayor de Bogotá en la localidad de Ciudad Bolívar en el 2007, registraron que el 4,3% de la población se encuentra en miseria por NBI y el 17,4% se encuentra en pobreza por NBI.61

60

SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. Conociendo la localidad de Ciudad Bolívar, 76.

61

Para la medición del indicador de necesidades básicas insatisfechas (NBI), la metodología contempla cinco componentes que son: 1. Personas en viviendas inadecuadas, 2. Personas en viviendas con servicios inadecuados, 3. Personas en hogares con hacinamiento crítico, 4. Personas en hogares con asistencia escolar y 5. Personas en hogares con alta dependencia económica. Para la interpretación del resultado del indicador, se tiene que al presentarse carencia de uno o más de estos componentes, el hogar es catalogado como pobre por no tener satisfechas

(33)

Por lo tanto, estos datos de pobreza en ésta localidad se reafirman en el estudio que realizó la Secretaria Distrital de Planeación en lo referente a la totalidad de la población de Bogotá, la cual la clasificó según el estrato62 socioeconómico en el 2009 con el 58,4% en el estrato bajo-bajo, el 37,7% en el bajo, el 2,6% en el medio-bajo y el 1,3% clasificado sin estrato. A esta realidad hay que sumarle la cantidad de familias que son y que llegan cada día por el desplazamiento forzado que provoca la violencia que vive nuestro país; en Ciudad Bolívar se encuentra la mayor concentración de desplazados de Bogotá, que equivale al 25,6%.63

En lo referente a la atención educativa encontramos 66 colegios oficiales y 106 no oficiales, 1 universidad y 1 instituto de educación no formal64 que no alcanzan para atender la cantidad de población que se encuentra en esta zona; de igual manera hay una tasa alta de deserción escolar por la falta de concientización de algunos padres de familia de la importancia del estudio para sus hijos, otros porque son obligados o se ven en la necesidad de trabajar para ayudar a la situación económica de las familias65 y otros porque no le ven nada lucrativo al estudio; por ello hay un bajo nivel educativo.

sus necesidades básicas y la privación de dos o más de estos componentes determina el estado de miseria. Ibíd, 76.

62

La estratificación socioeconómica es una herramienta metodologías diseñadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) que permite clasificar en un área determinada, las viviendas y su entorno en distintos estratos o grupos de estratos según sus características, la cual se basa en que la calidad de vida de las personas que conforman los hogares se define por la calidad de la vivienda donde habitan. SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. 21 Monografías de las localidades, 117- 120.

63

Giraldo, Fabio (Coord). Localidad 19-Ciudad Bolívar. Bogotá: Programa de las Naciones Unidas para el asentamiento humano- un hábitat, 2008,33.

64

SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. Conociendo la localidad de Ciudad Bolívar. Diagnóstico físico y socioeconómico. Ibíd, 28-30.

65 “[…] estos tipos de trabajo, implicando mayores riesgos para la salud en cuanto a la posibilidad

de adquirir enfermedades ocupacionales, se incrementa el riesgo de sufrir accidentes que les pueden generar secuelas importantes y limitar su desempeño en las diferentes áreas como el estudio, la recreación y las relaciones interpersonales. En estas peores formas de trabajo se identifican las siguientes: reciclaje, ayudante en construcción, cuidado de otras personas menores, venta ambulante, servicio doméstico y mendicidad, la construcción se encuentra ubicada entre el riesgo 4 y 5, siendo el riesgo 5 el más alto y el reciclaje como riesgo 3, dentro la tabla de actividades del decreto 1607 del 2002. El otro 40.31% del grupo estudiado se dedica a confecciones, ayudantes en expendios de comidas, ayudantes en transporte público, venta de minutos en café Internet y auxiliares de bodega, entre otros”. HOSPITAL VISTA HERMOSA. Análisis de Situación en Salud Localidad de Ciudad Bolívar, Bogotá 2010. 97-98.

(34)

La localidad presenta un índice de analfabetismo de 8%, que resulta relativamente alto si se le compara con el promedio para Bogotá, que es de 5%. Ciudad Bolívar, durante años, el 5% ha cursado sólo preescolar, el 47% sólo primaria, el 36% ha llegado a secundaria ubica en el segundo lugar entre las veinte localidades de la ciudad en materia de analfabetismo. Según la Alcaldía local se estima que, de los habitantes mayores de cinco, el 3% logró educarse en la universidad y el 9% no tiene ninguna formación educativa.66

1.2. Barrio Caracolí

En la actualidad, la localidad de Ciudad Bolívar, se compone de 8 UPZ que están compuestos de 326 barrios67 aproximadamente, de los cuales 165 se encuentran legalizados; el barrio Caracolí se encuentra ubicado en la UPZ 69 Ismael Perdomo, y hoy día aparece en las estadísticas de legalización de la secretaria de Planeación con una población estimada de 12.658.68

La zona Ismael Perdomo está ubicada al extremo noroccidental de la localidad 19, limitando al Norte con la Autopista Sur, al Oriente con la Avenida Villavicencio, al Sur con la Avenida Jorge Gaitán Cortés, desarrollos de Jerusalén, y al Occidente, con el Municipio de Soacha. Cuenta con 1305 familias, las cuales se acentúan en los siguientes barrios: Caracolí con 285 familias, Sierra Morena 236, Santa Viviana 119, Perdomo Alto 95 y Tres Reyes 69. 69

Es una de las zonas donde se encuentra y existe un gran ingreso de población en situación de desplazamiento forzado, por ello presentan altos índices de pobreza

66

Saldías, Carmenza, Recorriendo Ciudad Bolívar, 52.

67

SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. Conociendo la localidad de Ciudad Bolívar, 12.

68

Secretaría Distrital De Planeación. Barrios Legalizados,

http://www.sdp.gov.co/portal/page/portal/PortalSDP/OrdenamientoTerritorial/LegalizacionBarrios/Le galizaci%F3n%20de%20Barrios/Barrios%20Legalizados/QueEs/LEGALIZADOS%20LOCALIDAD% 20No%2019%20CIUDAD%20BOLIVAR.XLS_0.pdf. Consultado 22 de Octubre 2013.

69

Cfr. SECRETARIA DISTRITAL DE INTEGRACIÓN SOCIAL. Lectura de realidades y necesidades territorio PAS Perdomo, Arborizadora, San Francisco, 12 y 49

http://www.integracionsocial.gov.co/anexos/documentos/gsi/Lectura%20de%20realidades%20ciu% 20T3%20PAS.pdf. Consultado el 15 de agosto 2013.

(35)

en donde está la mayor estratificación de 0 y 1, igualmente presenta un alto nivel de inseguridad, delincuencia social y violencia familiar.70

En los aspectos de organización familiar se encuentra que en la mayoría de los casos es la mujer la que asume el cuidado de sus hijos en cuanto a su educación, formación, sostenibilidad económica y apoyo afectivo, pero, con la responsabilidad y el deseo de trabajar y cubrir las necesidades del hogar, en muchas ocasiones se descuida la atención a los niños-niñas o se dejan al cuidado de otros.71

El barrio Caracolí se encuentra en la parte alta de la UPZ 69; zona que se diferencia de las otras porque hay mayor inestabilidad social y condiciones económicas precarias; el sector se encuentra en una ladera Montañosa donde se destacan zonas de emergencia y riesgos naturales por deslizamiento de tierras; hay vivienda de interés social, de autoconstrucción, casalotes, ranchos en los barrios más altos; muchos de estos predios no tienen escrituras ya que son invasión; el transporte es escaso, el comercio es informal y en algunos sectores los servicios públicos son ilegales; a nivel social se encuentran grupos de delincuencia organizada.72

El barrio no es ajeno a esta realidad. Es uno de los sectores donde más “[…] han

llegado a restablecer su vida miles de familias víctimas del conflicto y decenas de desmovilizados de grupos armados ilegales”73 asimismo las familias mantienen unas situaciones de pobreza y en donde se permea una situación de “[…]

violencia familiar hasta la violencia política y delincuencial. Se trata de una comunidad con el tejido social fragmentado y el miedo metido en sus casas”.74

70

HOSPITAL VISTA HERMOSA. Análisis de Situación en Salud, 214-229.

71

Cfr. SECRETARIA DISTRITAL DE INTEGRACIÓN SOCIAL. Lectura de realidades y necesidades territorio, 34.

72

Cfr. Ibíd, 20.

73

PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO. Historias para contar Caracolí, por la integración. Bogotá. http://www.pnud.org.co/sitio.shtml?x=58062#.UpS63Vt7AvA . Consultada el 16 de Noviembre de 2013.

74

(36)

Para una mejor comprensión geográfica de la UPZ 69, en la localidad de Ciudad Bolívar, se puede observar la figura 2

Figura 2.

Ubicación UPZ 69 en la localidad de Ciudad Bolívar75

2. SITUACIONES DE VIOLENCIA Y ADVERSIDAD EN LA POBLACIÓN INFANTIL

En la localidad diecinueve se encuentran diferentes tipos de familias y muchas de ellas desestructuradas, como son: una familia formada por una cabeza, como la madre en la mayoría de los casos; familias extensas y compuestas en las que se encuentran niños y niñas con padrastros o madrastras, otros viven con sus abuelos, con tíos u otras personas que son sus cuidadores.76

En estos contextos familiares se observa que la mayoría de las madre y padres o cuidadores se ven en la necesidad de trabajar largas jornadas todos los días para lograr el sustento diario; esta situación es una causa que no facilita la educación de los hijos, ya que la ausencia de los cuidadores, hace que se desatienda la tarea de formación que les corresponde.

75

SECRETARÍA DISTRITAL DE PLANEACIÓN. UPZ Ismael Perdomo, 30.

76

Cfr. HOSPITAL VISTA HERMOSA. Análisis de Situación en Salud, 194. UPZ ISMAEL

(37)

En algunos casos, las consecuencia de esta realidad es un alto porcentaje de niñas y niños que viven abandonados, descuidados y maltratados; de igual manera viven en contextos en donde no hay diálogos, ni comunicaciones positivas, lo que dificulta mantener buenas relaciones entre los mismos integrantes del grupo familiar, prevaleciendo así las agresiones físicas y verbales violentas; también la población infantil está expuesta, por el ambiente que le rodea y al no encontrar sentido a su vida, al consumo de sustancias psicoactivas y vinculado a todos estos escenarios, la escasas expresiones de cariño y amor que reciben de sus familiares, lo que es vital para la vida. Esta realidad es mucho más fuerte cuando las niñas y niños vienen de familias desplazadas, ya que son más vulnerables por las situaciones tan difíciles que han vivido, generando que estos

“[…] enfrenten problemas específicos como necesidades básicas insatisfechas, inadecuadas relaciones entre pares debido a las diferencias culturales, fragmentación familiar, ruptura de redes sociales […]”.77

Esta realidad, que vive de una forma u otra la población infantil en sus familias, se ve reflejada en la convivencia en los centros educativos, lugar donde se encuentra una diversidad de niñas y niños con historias personales, familiares y sociales diferentes, que van expresando y socializando con los otros con una gran variedad de comportamientos.

En esta socialización, se van manifestando comportamientos que promueven unas relaciones que van expresando en las clases, en el juegos y en el intercambio de actividades con los otros; se perciben también relaciones positivas que suscitan el compartir, la solidaridad, amistad, unión, trabajo en equipo, etc., aunque también, fácilmente, surge la agresividad, la violencia entre ellos, en donde se encuentran situaciones de discriminación y burla por las expresiones culturales de los niños, su lenguaje, formas de vestir y presentación personal, su procedencia étnica, por sus formas de ser, etc., provocando así conductas y ambientes de agresión física y verbal, como son: actitudes de indiferencia, de rechazo, exclusión, humillación,

77

Figure

Actualización...

Related subjects :