Presentar trabajos

12 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Manual de estilo para la

presentación de trabajos

académicos

(2)
(3)

Presentación

Retomando todo lo que se ha presentado hasta ahora, la

Alfabetización

informacional

hace referencia a las competencias, conocimientos y actitudes necesarias para acceder, usar y comunicar la información. A su vez, hemos destacado que dicha alfabetización supone alcanzar un conjunto de competencias entre las que cabe señalar (American Library Association, 2000):

a) Ser capaces de determinar la naturaleza y el nivel necesario de información

b) Localizar y acceder a la información requerida de forma eficiente. c) Evaluar la información y sus fuentes de forma crítica.

d) Utilizar de forma eficiente la información.

e) Acceder y utilizar la información de forma ética y legal.

En esta unidad nos centraremos en la utilización y comunicación eficiente de la información, repasando la adquisición y estructuración de conocimientos para cada una de las competencias trabajadas anteriormente. Así, esta última unidad didáctica supondrá refrescar/repasar todo lo trabajado a lo largo del seminario y permitirá, a su vez, ser una herramienta de auto-evaluación de los conocimientos ya adquiridos.

Para todo ello, no se pretende, con este tema, presentar un manual de estilo rígido e inalterable, sino más bien unas pautas genéricas de elaboración de trabajos académicos, partiendo de la heterogeneidad de éstos.

Cabe tener muy en cuenta que se deberá realizar una adaptación de las indicaciones que se dan en este tema a las características intrínsecas del trabajo académico que se deba realizar, a los contenidos que se desarrollen en él, así como a las directrices del profesorado que realice la demanda.

(4)

Objetivos

a) Elaborar correctamente un trabajo académico con los aspectos formales fundamentales: estructura de los contenidos, formato del documento, correcta referenciación, etc.

b) Presentar trabajos académicos utilizando las herramientas más adecuadas en función de los objetivos, la demanda del profesorado, el público al que se dirija, etc.

Índice de contenidos

1.- Aspectos formales

2.- Organización del documento

A. La portada

B. El índice

C. La introducción

D. El desarrollo

E. La conclusión

F. Las referencias

G. Los anexos

3. Recomendaciones previas a la entrega del trabajo académico (Check-list)

Contenidos

1.- Aspectos formales

(5)

juicios negativos que pueden perjudicar la calificación posterior que se realice. Por esta razón, se deberá tener especial cuidado de los aspectos formales en cualquier modalidad de trabajo académico, evitando transmitir una imagen de dejadez o despreocupación a través de aspectos tan determinantes como son la ortografía, la gramática o la simple estética del material que presentamos. Debemos esforzarnos por dar una imagen de seriedad y claridad de los contenidos que desarrollamos a través de los aspectos formales del trabajo.

Actividad 1

Sobre el documento de cualquier trabajo académico que ya hayas elaborado anteriormente, probar diferentes fuentes de texto y tamaño hasta dar con 3 fuentes (distintas a las que se señalan en esta unidad didáctica) y proponerlas al profesor como fuentes adecuadas para utilizar en un trabajo académico. En entornos académicos se suele sugerir el empleo de la fuentes: Times; Times New Roman, Arial. Suelen utilizarse con un tamaño de entre 11 o 12 puntos a 1,5 espacios con párrafos justificados. Si tenemos un documento muy largo para dar un formato homogéneo a todo el texto podemos hacer lo siguiente: 1) seleccionamos todo el texto bien mediante la función “Control + E” del teclado o yendo a la pestaña de “Edición” del procesador de textos; 2) con el texto seleccionado vamos sobre el tipo de fuente y el tamaño de la misma y elegimos el que nos interese; 3) abrimos la pestaña formato, accedemos a la sección párrafo y seleccionamos “Alineación justificada” e “Interlineado” de 1,5 líneas.

Cualquier trabajo académico, exceptuando los casos en los que se haya indicado lo contrario expresamente, debe presentarse mecanografiado en papel o en formato electrónico.

La encuadernación de trabajos con un volumen inferior a 50 páginas debe realizarse, preferentemente, mediante grapas. En el caso de trabajos que superen las 50 páginas, éstos deberán presentarse encuadernados con espiral. Se recomienda evitar las carpetas o fundas de plástico para su entrega al profesorado. Se debe evitar entregar hojas sueltas o sujetas con sistemas “poco seguros” como clips o pinzas, puesto que ello puede suponer que se extravíe alguna página.

El formato del texto debe ser con un interlineado de espacio y medio y justificado. Se deben utilizar las fuentes y tipos de letra adecuadas, puesto que no todas las fuentes de las que se dispone en el procesador de textos sirven para la redacción de un trabajo académico. Se recomienda la utilización de Times, Times New Roman o Garamond, por ejemplo.

A su vez, el tamaño de los caracteres (es decir, de la fuente), no debe sobrepasar el 14 en la redacción. Para el título de la portada, sin embargo, se recomienda utilizar hasta el tamaño 24.

(6)

Las hojas deben dejar un espacio de márgenes suficientemente amplio (superior, inferior y a ambos lados), para así permitir la adecuada encuadernación del escrito y la anotación de comentarios por parte del profesorado a la hora de corregir el texto. Se sugiere utilizar 3 cm de margen superior, 2 cm de inferior, 3,5 cm de margen izquierdo y 2,5 cm de margen derecho.

Por otro lado, se debe recordar que la introducción de tablas, gráficas o imágenes, siempre debe ir acompañada de la fuente responsable de su autoría. En el caso de ser un elemento gráfico elaborado por nosotros mismos, señalaremos “Fuente: elaboración propia”.

Un recurso del que se dispone a la hora de hacer explicaciones, precisiones o ampliaciones del texto, pero que a su vez no queremos que trunquen el discurso que estamos elaborando, son las notas a pie de página. Sin embargo, debemos tener muy en cuenta que una nota a pie de página nunca es una referencia de un documento, sino que es una explicación (que puede incluir una referencia o varias) acerca de un concepto determinado que aparece en el texto.

Captura de pantalla I: Imagen de cómo insertar una nota a pie de página con Microsoft Word 2007

Todas las páginas del documento a entregar deberán ir numeradas, preferentemente en la parte inferior y con el número centrado, salvo la portada (que contabilizará en la numeración pero no aparecerá visible el dígito).

Finalmente, se debe recordar al alumnado que la universidad exige una excelente calidad del lenguaje escrito, por lo que cualquier escrito deberá estar redactado de forma clara, con un estilo sencillo y eficaz, y sin faltas ortográficas. Por tanto, es responsabilidad de los estudiantes revisar de forma detallada su uso de la lengua escrita, de la gramática, la ortografía y la puntuación, puesto que un trabajo puede ser rechazado si se considera que un/a alumno/a pierde su credibilidad por la baja calidad escrita del trabajo que presenta. Por todo ello, es recomendable el uso del corrector ortográfico del procesador de textos siempre que se redacte un escrito.

2.- Organización del documento

(7)

idea de que un documento siempre se compone de siete partes muy diferenciadas1:

A. La portada B. El índice

C. La introducción D. El desarrollo E. La conclusión F. Las referencias G. Los anexos

Actividad 2

Presentar un trabajo académico solicitado por el profesor/a de cualquier asignatura de este curso y, a partir de ello:

a) Dividir el texto en los apartados y sub-apartados necesarios

b) Aplicar los márgenes aconsejados en esta unidad didáctica, así como los tipos de fuente, tamaño, alineación del texto, etc.

c) A su vez, introducir, como mínimo, 2 notas a pie de página.

A. La portada

Todos los trabajos deben incluir una portada que incorporará la siguiente información: título del trabajo, nombre del estudiante, estudios que se están cursando, materia y curso, nombre del profesor y fecha de entrega del trabajo.

1

(8)

Captura de pantalla II: Imagen de ejemplo de portada de trabajo académico

B. El índice

Si el trabajo tiene una extensión inferior a cinco páginas podemos obviar la inclusión de un índice; aún así, recomendaríamos dicho apartado en el trabajo. En el índice se referirán los diferentes apartados y sub-apartados del trabajo (debe ser lo más detallado posible), y se incluirá la paginación del trabajo. Se debe tener en cuenta que la numeración de los apartados del documento debe favorecer la visualización y comprensión de su estructura.

Un trabajo extenso se suele dividir en capítulos distintos que mantienen una unidad temática y que, a su vez, pueden incluir diferentes apartados y sub-apartados. Cuando un capítulo se divide en apartados, deben hacerse, como mínimo, dos divisiones (al igual que en el caso de los sub-apartados).

(9)

Captura de pantalla III: Imagen de apartados y sub-apartados del índice

C. La introducción

En ella se suele colocar la información que consideramos necesaria para que el lector obtenga una clara idea del tema de nuestro trabajo (antecedentes, contexto, consideraciones generales…). Realmente, se trata de una presentación del tema y del plan de trabajo que vamos a seguir. Se debe conseguir transmitir la impresión de que el trabajo va a ser interesante a la hora de leerlo porque está bien organizado y es rico en ideas y datos. Sin embargo, se debe tener muy en cuenta que la introducción nunca debe ser un anticipo de la conclusión: debemos reservar el balance para el final y evitar utilizar frases como “nuestra intención es demostrar que…”, o “la solución que proponemos para este problema es que…”

D. El desarrollo

Se trata del cuerpo del trabajo. Sea cual sea el tema elegido, se debe seguir con exactitud el plan que se ha anunciado en el apartado introductorio. Por ello, es aconsejable elaborar o terminar de redactar la introducción una vez que hemos finalizado el desarrollo del trabajo.

Este apartado puede estar constituido por uno o más capítulos (o sub-apartados) de acuerdo con la extensión y profundidad de nuestro escrito.

Del desarrollo se valorarán, fundamentalmente, dos aspectos: el interés del contenido y la correcta organización de las ideas.

E. La conclusión

(10)

frecuentemente, se presenta un resumen en el que se repite todo lo ya planteado en el “Desarrollo”. Sin embargo, debemos ser conscientes de que el apartado de las conclusiones es una réplica a la introducción: al igual que ésta, se caracteriza por su relación de exterioridad respecto al tema desarrollado y se debe presentar más como un balance del trabajo que como un resumen, puesto que de este apartado se valorará que tenga un contenido propio y no consista en una mera repetición de ideas ya expresadas.

Por tanto, la verdadera función de las conclusiones es la de presentar los resultados del escrito; éstos pueden ser:

- Las consecuencias que se desprenden del trabajo realizado.

- La solución al problema o la posición final frente a la hipótesis de la cual partía la investigación.

- Las repercusiones que tendrá el trabajo. - Las reflexiones finales del autor del trabajo…

F. Las referencias

En este apartado se deben introducir todas las fuentes de información citadas en el texto y que nos han servido para elaborar el trabajo académico.

Debemos tener en cuenta que existen diferentes formatos a la hora de realizar las referencias (formato de la American Psychological Association, formato Chicago, formato de la Modern Language Association, etc.). Debemos adoptar alguno de dichos formatos y aplicarlo al listado de referencias que se elabore en el trabajo.

Como ya se ha visto en una unidad didáctica anterior, podemos ayudarnos de un gestor de referencias bibliográficas (EndNote, RefWorks, BIBOPIA, BibMe…) para elaborar este apartado. En caso contrario, deberemos tener en cuenta que se tienen que hacer constar todas las referencias citadas en el trabajo y que el apartado de referencias tiene que estar ordenado alfabéticamente por el apellido del primer autor.

G. Los anexos

Se trata de toda la colección de materiales adicionales que, según nuestro criterio, pueden ampliar el contenido del trabajo. Por ello, se debe tener en cuenta que estos materiales no son elementos fundamentales, sino más bien de apoyo al trabajo. Ejemplos: el modelo de una encuesta utilizada, la transcripción de una entrevista, los datos estadísticos obtenidos, etc.

(11)

3. Recomendaciones previas a la entrega del trabajo académico (Check-list)

De cara a la entrega de cualquier trabajo, recomendamos que se lleve a cabo una revisión de todo lo realizado a través de los siguientes pasos; de esta manera, estaremos realizando lo que se ha llamado comúnmente una “lista de chequeo” que nos ayudará a verificar nuestro trabajo y a corregir posibles errores u omisiones a tiempo. Así, antes de dar nuestro trabajo por definitivo, debemos:

1. Revisar la portada del trabajo (que contenga todos los datos necesarios) 2. Revisar la ortografía con un corrector automático (del propio procesador

de textos)

3. Observar si todo el trabajo tiene el mismo tipo de letra y si se mantiene el tamaño de ésta, el formato justificado y los márgenes en todas las hojas. 4. Asegurarnos de que las páginas están numeradas correctamente

5. Verificar que la introducción expresa con claridad el tema desarrollado y el plan de trabajo seguido

6. Asegurarnos de que la introducción produce una sensación inicial positiva sobre el resto del trabajo

7. Asegurarnos de que el contenido de cada apartado y sub-apartado es coherente con el título y el subtítulo correspondiente

8. Verificar que la conclusión tiene un contenido propio y no se limita a resumir el trabajo

9. Asegurarnos de que hemos mencionado la procedencia de todas las citas y de las fuentes de consulta, y de que en el apartado de referencias aparecen en orden alfabético

(12)

Recursos Complementarios y referencias

Facultat de Ciències de l’Educació de la Universitat de Lleida (2008). Guia de presentación de treballs. Recuperado el 12/09/2012 de

http://www.fce.udl.cat/Recursos/guies/guiatreballs.pdf

Facultat de Filosofia i Lletres de la Universitat de les Illes Balears (2007). Orientacions metodològiques per a la presentació de treballs acadèmics.

Recuperado el 12/09/2012 de

http://ocihe.uib.es/digitalAssets/106/106696_3.pdf

American Psychological Association (2006). Manual de estilo de publicaciones de la American Psychological Association. México: Editorial El Manual Moderno.

Acosta, D.A. (2006). Manual para la elaboración y presentación de trabajos académicos escritos. Recuperado el 12/09/2012 de

http://www.scribd.com/doc/38879/Manual-para-la-elaboracion-y-presentacion-de-trabajos-academicos-escritos

Facultad de Humanidades de Albacete (2012). Libro de Estilo.

Recuperado el 12/09/2012 de

http://www.uclm.es/AB/Humanidades/pdfs/Librode_estilo.pdf

Jiménez, F.J. (2004). Recomendaciones para la estructuración y presentación de un trabajo académico. Recuperado el 12/09/2012 de

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...