En hebreo, la expresión idiomática para el establecimiento de un pacto es cortar un pacto. Eso es porque un pacto se hace por medio del sacrificio.

Texto completo

(1)

“E En nt tr ra a e en n l la a c co ob be er rt tu ur ra a d de el l P P ac a ct to o d de e S Sa an ng gr re e”

“D D io i os s c cu um mp pl le e s su u P P ac a ct to o d de e S Sa an ng gr re e”

Ing. Rubén Darío Estrella Sánchez, MBA Evangelista y Maestro

Cavaliere dell’ordine al Merito della Repubblica Italiana Ingeniero de Sistemas, Administrador, Matemático, Teólogo y Maestro

ministerio@atalayadecristo.org / rubenestrella@atalayadecristo.org

¿Qué es un Pacto? Un pacto humano es por lo general un acuerdo entre dos partes, pero no es así en cuanto a los pactos divinos, porque Dios es el que toma la iniciativa, estipula las condiciones y hace una solemne promesa por la cual se ata voluntariamente en beneficio del hombre.

Pacto: Es una disposición soberana de Dios, por la cual El establece un convenio incondicional o declarativo con el hombre, obligándose a sí mismo, mediante la gracia, por la fórmula libre “Yo”, a conceder bendiciones definidas a aquellos con quienes ha pactado.

P

Paaccttoo:: CCoonnvveenniioo,, ttrraattaaddoo,, aaccuueerrddoo..

PPaaccttaarr:: HHaacceerr ppaaccttoo..

PPaaccttaannttee:: QQuuee ppaacctta.a.

En hebreo, la expresión idiomática para el establecimiento de un pacto es “cortar un pacto”. Eso es porque un pacto se hace por medio del sacrificio.

La costumbre de aquellas épocas (Jeremías 34:17-20). Las partes pactantes se ponían cada una al extremo de la res dividida y pasaban entre las piezas. Así expresaban que “si no cumplí mi parte del pacto, puedo ser cortado en pedazos como este sacrificio”.

Génesis 15:7-21: El cortar el animal sacrificado en mitades indicaba el fin de la vida presente, a fin de establecer una nueva unción o un nuevo pacto. La naturaleza sagrada de esta unión era atestiguada por el derramamiento de la sangre. Los participante del pacto pasaban entonces entre las mitades indicando que estaban irrevocablemente unidos por la sangre.

LLaa SSaannggrree

Es el medio de transporte del sistema circulatorio. Esta no solamente transporta oxígeno hacia los tejidos y bióxido de carbono hacia los pulmones desde los tejidos, sino también otros materiales, los cuales se distribuye por todo el cuerpo. Entre estos materiales se encuentran moléculas alimenticias solubles (glucosa, aminoácidos), desperdicios metabólicos, por ejemplo, urea, iones de varias sales y las hormonas.

La sangre distribuye también el calor en el cuerpo. Además de las funciones de transporte, la sangre desempeña un papel importante en el combate de los agentes de enfermedades infecciosas que pueden penetrar en el cuerpo.

- Los pactos empiezan con la declaración de Dios “Estableceré mi pacto” (Génesis 6:18, Exodo 6:4-5). En este sentido el pacto es unilateral y refleja el carácter incondicional de la elección. Dios promete ser siempre fiel a su pacto (Levítico 26:44,45; Deuteronomio 4:31).

- La esencia del pacto de Dios se capta en la promesa concisa: “Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo” (2 Corintios 6:16-18; Génesis 17:7; Exodo 6:7; Apocalipsis 21:2,3)

Aunque el pacto es unilateral es su establecimiento, es mutuo o bilateral en su realización, Esto acentúa la importancia de la santificación personal y la perseverancia. Dios ordena a su pueblo que guarde el pacto por amor y obediencia (Deuteronomio 7:9,12; 1 Reyes 8:23).

(2)

TeTennttaacciónn yy PPeeccaaddoo

Génesis 3:6 => 1 Juan 2:15 –16 => Mateo 4:1-10.

1. El deseo de la carne. (El árbol era bueno para comer). Pan sin Dios. Materialismo:

Significa ser dominado por las riquezas, los bienes materiales, y los placeres de este mundo.

2. El deseo de los ojos (Era agradable a los ojos). Prestigio sin Dios. Vanagloria:

Tratar de impresionar a la gente, lucirse, y usar talentos para traer gloria a uno mismo, en vez de buscar la gloria de Dios.

3. La vanagloria de la vida (El árbol ofrecía sabiduría). Poder sin Dios. Ser prepotente, mandón, mimado; siempre salir con lo nuestro; imponer nuestra voluntad sobre la voluntad de otros, aun con la violencia cuando nos convenga.

M

Maallddiicciioonneess yy JJuuiicciiooss

1. Dios maldijo a la serpiente. Sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Gén.3:14

2. Dios pronunció juicio sobre Eva. Con dolor darás a luz los hijos Gén.3:16 3. El Señor condenó a Adán a una vida de dolor. Con dolor comerás de ella todos

los días de tu vida. Gén.3:17

4. Dios maldijo la tierra. Espinos y cardos te producirá. Gén.3:18.

5. El Señor sentenció a Adán a una muerte con el transcurso del tiempo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. Gén.3:19

PPrroommeessaa ddee RReeddeenncciónn

Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar (Génesis 3:15).

D

Deessppuéss ddeell DDiilluuvviioo ssee eessttaabblleeccee eell nnuueevvoo oorrddeenn ddeell mmuunnddoo Génneessiiss 88::1155--99::1177

a) Para dar seguridad a los hombres prometió que las estaciones del año quedarán restablecidas para siempre.

b) Reiteró el mandamiento de que el hombre se multiplicara.

c) Confirmó el dominio sobre los animales dándoles permiso de comer su carne pero no su sangre.

d) Estableció la pena capital.

e) Hizo pacto con el hombre prometiendo que jamás volvería a destruir la tierra por medio de un diluvio.

El pacto con Noe es el primero que se encuentra en la Biblia. La relación de Dios con su pueblo mediante pactos llegó a ser un tema importantísimo. Dios estableció su pacto sucesivamente con Noé, Abraham, Israel (por medio de Moisés) y con David.

(3)

P Pa a ct c to os s B íb bl li ic co os s

1. Pacto Abrahámico.

2. Pacto Palestino – El Antiguo Pacto.

3. Pacto Davídico.

4. El Nuevo Pacto.

Siete grandes rasgos son determinantes en ellos:

1. Una nación perpetua.

2. Una tierra perpetua.

3. Un rey perpetuo.

4. Un trono perpetuo.

5. Un reino perpetuo.

6. Un corazón de carne 7. Bendiciones perdurables.

El E l P Pa ac ct to o A Ab br ra a h á mi m ic co o - - G én ne es si is s 1 15 5 y y 1 17 7

“Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán en ti todas las familias de la tierra”. Génesis 12:1-3

“Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia. Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia”. Génesis 15:5-6

La frase “y creyó a Jehová” significa literalmente en hebreo “se apoyó en Jehová”. Era más que aceptar intelectualmente la promesa; se refiere a confiar incondicionalmente en la persona de Dios y en su promesa.

Abraham se puso a sí mismo y su futuro en las manos de Dios.

“En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates; la tierra de los ceneos, los cenezeos, los cadmoneos, los heteos, los ferezeos, los refaítas, los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos”. Génesis 15:18- 21. Parte de la tierra de los descendientes de Sem y Cam. Génesis Cap. 10.

“He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes. Y no serás llamado más tu nombre Abram = Padre enaltecido, sino que será tu nombre Abraham = Padre de una multitud, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.” Génesis 17:4-5

“Dijo también Dios a Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Sarai, mas Sara = Princesa, será su nombre”. Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac = risa, y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él. Y en cuanto a Ismael, también te he oído; he aquí que le bendeciré, y le haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera; doce príncipes engendrará, y haré de él una gran nación. Mas yo estableceré mi pacto con Isaac, el que Sara te dará a luz por este tiempo el año que viene”. Génesis 17:15,19-21.

El E l P Pa ac ct to o P Pa al le es st ti in no o D De eu ut te er ro o no n o mi m io o 3 30 0 :1 : 1- -1 1 0 0

P

Prrootteecccciónn ddee llaass ppllagagaass

1. Escoger un cordero o un cabrito de un año, sin defecto. Exodo 12:3-5

2. Unirse entre familias pequeñas que no podían usar un cordero entero. Exodo 12:4 3. Guardar el cordero por cuatro días antes de matarlo. Exodo 12:6

4. El Jefe de la familia debía matar al cordero al anochecer del día catorce del mes. Exodo 12:6 5. Untar la sangre del cordero en el dintel y los postes de las puertas de la casa. Exodo 12:7 6. Asar el cordero esa noche y comerlo con hierbas amargas y pan sin levadura.

7. Comer la comida apresuradamente, con sus vestidos ceñidos bajo su cinturón, con las sandalias en sus pies y sus bordones en su mano. Exodo 12:11

Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto. Exodo 12:13

Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. Hechos 16:31

Si la sangre de un animal pudo proteger a una familia en ese entonces, ¿cuánto más puede el poder de la sangre de Cristo Protegernos ahora?

(4)

ElEl DDeecállooggoo.. EExxooddoo 2200::11--2266

1. La unicidad de Dios.

2. La espiritualidad de Dios.

3. La santidad de Dios.

4. La soberanía de Dios.

5. Respeto a los representantes de Dios.

6. La vida humana es sagrada.

7. La Familia es sagrada.

8. Respetar la propiedad de otros.

9. La justicia.

10. El control de los deseos.

Si S ie et te e a as sp pe e ct c to os s p pr ri in nc ci ip pa al le es s de d el l Pa P a ct c to o Pa P a le l es st ti in no o D De e ut u te er ro on no om mi io o 3 30 0: :1 1 -1 - 10 0

1. La nación sería arrancada de la tierra por su infidelidad.

2. Habría un arrepentimiento futuro de Israel.

3. Su Mesías regresaría.

4. Israel sería restaurado en la tierra.

5. Israel se convertiría como nación.

6. Los enemigos de Israel serían juzgados.

7. La nación recibiría la plena bendición.

A

As sp pe ec ct to os s p p ri r in nc ci ip p al a le es s d de el l P Pa ac ct to o D Da av íd di ic co o 2 2 Sa S a mu m ue el l 7 7 :1 : 12 2- -1 1 6 6

1. David había de tener un hijo, que lo sucedería a él y establecería su reino.

2. Este hijo construiría el templo en vez de David.

3. El trono de su reino sería establecido para siempre.

4. El trono no le sería quitado aunque sus pecados justificasen el castigo.

5. La casa, el trono y el reino de David serían establecidos para siempre.

E

El l Nu N ue e vo v o P Pa ac ct to o Je J er re em m ía í as s 3 31 1: :3 3 1- 1 -3 34 4

1. El Nuevo Pacto es un pacto incondicional de gracia, que descansa sobre el Yo de Dios. La frecuencia del uso de las palabras “haré”, tomé, daré, seré” nos hablan de que toda iniciativa es tomada por Dios.

2. Es llamado eterno en Jeremía 31:36; 32:39-40

3. Promete impartir una mente y un corazón renovados que podríamos llamar regeneración.

4. El perdón de pecado también está incluido en el pacto, “porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado” Jeremías 31:34

5. La morada del Espíritu Santo también está incluida Jeremías 31:33

6. El ministerio de enseñanza del Espíritu Santo será manifestado, y la voluntad de Dios será conocida por los corazones obedientes, Jeremías 31:34

7. La sangre del Señor Jesucristo es el fundamento d todas las bendiciones del Nuevo Pacto.

Zacarías 9:11.

En el antiguo pacto, Dios instruyó a su pueblo a ofrecer sacrificios. Estos animales sacrificados llevaban simbólicamente el castigo por el pecado que la gente merecía. Pero los sacrificios tenían que ofrecerse vez tras vez.

El antiguo pacto era la sombra (Hebreos 10:1). El nuevo pacto trajo la realidad. Cristo murió

“una vez para siempre”, expiando por nuestros pecados y trayéndonos de regreso a la comunión con Dios (Hebreos 10:10). La Justicia lo exigía; el amor lo ofreció.

(5)

Exodo 30:10 Y sobre sus cuernos hará Aarón expiación una vez en el año con la sangre del sacrificio por el pecado para expiación; una vez en el año hará expiación sobre él por vuestras generaciones; será muy santo a Jehová.

Levítico 17:11 Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.

Hebreos 9:7 pero en la segunda parte, sólo el sumo sacerdote una vez al año, no sin sangre, la cual ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo.

Hebreos 9:22 Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.

LLaa SSaannggrree ddee JJeesúss rreepprreesseennttaa ssuu VViiddaa

La sangre de Cristo fue vertida en siete diferentes ocasiones durante las horas que rodearon su crucifixión.

1. Su Sudor. “Y estando en agonía, oraba, más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra” Lucas 22:44

2. Su Rostro. “Di mis jejillas a los que mesaban la barba” Isaías 50:6

3. Su Cabeza. “Y pusieron sobre su cabeza una corona de espinas, y una caña en su mano derecha;

hincando la rodilla delante de él, le escarnecían: ¡Salve, Rey delos judíos! Y escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza” Mateo 27:29-30

4. Su Espalda. “Entonces Pilato les suelta a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado”. Mateo 27:26

5. Sus Manos. “Porque perros me han rodeado; me ha cercado cuadrilla de malignos; horadaron mis manos” Salmo 22:16

6. Sus Pies. “Horadaron mis pies” Salmo 22:16

7. Su Costado. “Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua” Juan 19:34

La relación de Dios al hombre es sostenida por un pacto de sangre.

Cuando le pedimos que nos lave y nos cubra con Su Sangre, experimentamos Su poder que da vida.

La gracia que Dios se derrama sobre nosotros debido a la sangre de Jesús.

Salmo 103 - El es quien perdona todas tus iniquidades. Salmo 103:3 - El que sana todas tus dolencias. 103:3

- El que rescata del hoyo tu vida. 103:4

- El que te corona de favores y misericordias. 103:4 - El que sacia de bien tu boca. 103:5

- De modo que te rejuvenezcas como el águila. 103:5

- Jehová es el que hace justicia y derecho a todos los que padecen violencia. 103:6 Isaías 53

Filipenses 2:5-8 Filipenses 2:9-11

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...