Cuando yo no estaba, mamá me contó que...

Texto completo

(1)

Cuando yo no estaba, mamá

me contó que...

(2)

CUANDO YO NO ESTABA, MAMÁ ME

CONTÓ QUE…

Conchi Juan Orts

(3)

Cuando yo no estaba, mamá me contó que...

© Conchi Juan Orts ISBN: 978-84-9948-322-1 Depósito legal: A-1129-2010

Edita: Editorial Club Universitario Telf.: 96 567 61 33 C/ Decano, n.º 4 – 03690 San Vicente (Alicante) www.ecu.fm

e-mail: ecu@ecu.fm Printed in Spain

Imprime: Imprenta Gamma Telf.: 965 67 19 87 C/ Cottolengo, n.º 25 – 03690 San Vicente (Alicante) www.gamma.fm

gamma@gamma.fm

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún proced- imiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, gra- bación magnética o cualquier almacenamiento de información o sistema de reproducción, sin permiso previo y por escrito de los titulares del Copyright.

(4)

Para todos los niños del mundo que, como mi hija, esperan.

Ella ya está aquí.

Fomentando la adopción más niños y niñas del mundo dejarían de estar solos.

Todos, de alguna forma, debemos ayudar a que tengan una familia.

Ellos se lo merecen.

(5)

AGRADECIMIENTOS

Cuando escribí este pequeño recuerdo la intención era regalárselo a mi hija cuando fuera mayor. Creía que lo leerían ella y mi familia, pero una vez terminado gracias a mi familia y amigos, que ellos saben quiénes son, he podido compartir mi experiencia con muchas más familias.

Pero con quien estoy agradecida de verdad es con mi hija, porque sin ella esto nunca hubiera surgido y la experiencia de ser madre adoptiva es algo que de verdad debemos contar y compartir.

(6)
(7)

9

LAURA. EL COMIENZO

Cuando yo no estaba, mamá me contó que:

Hace muchos años, cuando mamá era pequeña y quería ser mayor, soñaba con tener muchos hijos, tantos como para poder hacer un equipo de fútbol. Quería una casa muy grande con una cocina llena de niños comiendo juntos, riendo y siendo felices, la ilusión de mamá era tener niños, que crecieran sanos y que fueran felices.

Pero ese sueño no se cumplió, la realidad fue mejor que su sueño.

Tuvo tres hijos, primero nació David, que es mi hermano mayor, luego nació Carlos y por fin, después de varios años, nací yo. David y Carlos nacieron de la barriga de mamá, y yo nací de su corazón. Los emba- razos de mis hermanos fueron de nueve meses y el embarazo mío duró casi tres años. Dice que el parto de David fue muy largo, casi siete horas; la bajaron a la sala de partos a las 14 h del día 21 de enero de 1991 y mi hermano hasta las 20.15 h no vino al mundo, así que mientras pasaba sus dolores de parto, pasaron

(8)

10

Conchi Juan Orts

diez parturientas delante de ella para tener a sus hijos.

Escuchó los gritos y los llantos de diez partos, lo pasó muy mal, hasta que el llanto que escuchó fue el de mi hermano David. Dicen que era monísimo, que tenía los ojos negros y muy grandes. Nada más salir de la barriga se lo pusieron a papá en sus brazos, a papá le cambió la cara, tener a un recién nacido en brazos es algo maravilloso y ella vio en ese momento a las per- sonas que más quería en el mundo juntos, esa imagen nunca la olvidará. Mi hermano David fue el primer nieto para las dos familias, así que mi hermano fue el rey de todas las casas. El parto de mi hermano Car- los también duró casi siete horas, pero esas siete ho- ras, estuvo paseando con papá en el coche casi todo el tiempo. Primero fueron a casa de mis yayos para dejar a mi hermano mayor, luego fueron al hospital, allí les dijeron que Carlos aún no iba a nacer, así que otra vez a casa de mis yayos y nada más llegar, otra vez al hospital, porque Carlos ya quería nacer, así que cuando volvieron al hospital Carlos salió muy deprisa, tan deprisa que papá se mareó y tuvieron que cogerlo para que no se cayera. Solo le dio tiempo para decir muy contento con cara congestionada: “Nena, es un hermanito para David”, después de esa frase lo echa- ron fuera de la sala de partos, donde estaba su gran amigo y casi hermano esperándole. Su amigo se había perdido el primer parto y le juró a papá que a este no fallaría, así que a las 6.15 h de la madrugada, su

(9)

11 Cuando yo no estaba, mamá me contó que...

gran amigo estaba fuera para recogerlo antes de que cayera. Luego, más tranquilo, cuando miró a Carlos más detenidamente, dijo: “Parece una tortuga ninja”, dicen que tenía cara de estar enfadado, pero mamá dice que era el bebé más lindo.

Mi hermano David

Mi hermano Carlos

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :