Itinerario del viaje. Centroeuropa, 18 Días A tu aire en coche La Gran Ruta Centroeuropea

12  Download (0)

Full text

(1)

Centroeuropa: La Gran Ruta Centroeuropea

Centroeuropa, 18 Días · A tu aire en coche

La Gran Ruta Centroeuropea

La “Gran Ruta Centroeuropea” te permitirá visitar Alemania, República Checa, Polonia y Austria; cuatro países diferentes localizados en el corazón de Europa que te ayudarán a entender mejor la historia de este fascinante continente. Un viaje que recomendamos realizar al menos una vez en la vida. Durante casi tres semanas, recorrerás el centro de Europa disfrutando de paisajes épicos, ciudades asombrosas, un valioso patrimonio histórico y cultural y una gastronomía sorprendente y deliciosa. La Ruta comienza y finaliza en Alemania, donde conocerás algunas de las antiguas ciudades de Alemania del Este y podrás brindar con un jarra de cerveza. Te adentrarás en la República Checa para visitar sus famosos balnearios, la cosmopolita e imperial ciudad de Praga y la romántica región de Bohemia. Pasarás también un par de días en Polonia para ver Breslavia y la hermosa región de Los Sudetes, todo un espectáculo para los sentidos. Tu viaje te llevará además a Austria para sumergirte en la ciudad de Salzburgo y visitar, entre otras cosas, la antigua casa del célebre compositor Mozart, los bellos enclaves que sirvieron de inspiración a la famosa película de “Sonrisas y lágrimas” y los elegantes palacios reales. Al volante irás descubriendo lugares únicos como el Memorium Nürnberger Prozesse, la bella localidad de Karlovy Vary, el Parque Natural de la Suiza sajona y todo un catálogo de increíbles castillos rodeados de historia y leyendas como el de Loket, en la República Checa; el de Ksiaz, en Polonia; o el de Neuschwanstein, en Alemania. Éste último serviría de inspiración al mismísimo Wat Disney para dar vida al espectacular castillo de la Bella Durmiente. Esta Ruta en coche te permitirá además conocer atractivos enclaves naturales como región de los lagos de Salzkammergut; disfrutar de atractivos paseos, rutas de senderismo y travesías en barca; vivir experiencias culturales que te permitirán conocer algunas joyas del patrimonio barroco checo, grandes obras de arte y excelentes museos... Y éste es sólo el principio del viaje.

¡Descubre en un solo viaje todos los secretos de la gran Europa!

Fechas de salida_ Salidas desde Septiembre 2021 hasta Agosto 2022 Desde_ Madrid, Valencia, Bilbao, Barcelona

Itinerario del viaje

(2)

DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN - MÚNICH - RATISBONA (ALEMANIA)

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Múnich. Llegada y recogida del coche de alquiler. Comienza tu viaje por la ciudad de Ratisbona (Regensburg, en alemán). Es una de las ciudades que menos daños sufrió durante la II Guerra Mundial y su grado de conservación es excelente. Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, la ciudad cumple con dos características básicas: una arquitectura de premio y un casco antiguo con mucha vida y muchas cosas que ver. Como dato, tiene alrededor de 1.500 edificios catalogados como bienes protegidos. En este caso, para acceder hasta esta zona más nuclear te recomendamos que cruces el puente de piedra. Es una auténtica obra de ingeniería, sobre todo teniendo en cuenta que la fecha de construcción se remonta a la Edad Media.

En verano, es un ir y venir de gente con bolsas o en bicicleta. Sabrás que estás llegando al final del puente cuando encima tengas un reloj y por debajo el Danubio. De fondo, verás la catedral de San Pedro, todo un símbolo para los ciudadanos de Regensburg. Es el mayor exponente de la variante francesa del gótico que hay en toda la zona de Baviera. Otro de los símbolos de la ciudad es el magnífico palacio Schloss Thurn und Taxis. Fue la residencia de la familia que puso en marcha el negocio del servicio postal y les funcionó bien, porque les permitió levantar un edificio difícilmente costeable a día de hoy. También es muy interesante la visita al Arco de la Porta Praetoria. Es curioso porque esta construcción romana no se conserva entera sino que se ha integrado en una edificación moderna, de tal forma que ambas conviven en armonía. Hoy, ninguna podría vivir sin la otra. A los pies del Danubio te espera el Herzogspark. Son unos jardines majestuosos por los que es una delicia pasear. Disfrutarás de su herencia medieval y de la variedad cromática y olfativa que inunda las cerca de dos hectáreas de plantas y flores. Y para aromas los que te recordarán que a la hora de comer debes degustar el manjar típico de esta ciudad: el Wels. Es un siluro, con una sabrosa carne cocinada al estilo tradicional bávaro. Durante el día, y dependiendo de sus horarios de apertura, puedes reservarte un tiempo para visitar algunos de sus mercados como el del pescado y el mercado del carbón. Puedes acercarte también al antiguo Museo del carbón y al almacén de la sal. Por último, te recomendamos ver cómo el sol se va escondiendo tras la Torre Dorada. El paseo por las dos orillas del Danubio es un plan magnífico para acabar el día y cenar antes de regresar al hotel. Alojamiento en Ratisbona (Regensburg).

DÍA 2 · RATISBONA - NÚREMBERG (ALEMANIA)

Conduce durante 200 kilómetros hasta llegar a la histórica Núremberg, una hermosa ciudad bávara localizada a orillas del río Pegnitz y lugar de nacimiento del pintor Albrecht Dürer. La segunda ciudad en importancia de Baviera es bulliciosa y animada. De importante pasado histórico - durante siglos fue la capital del Sacro Imperio Romano Germánico y residencia preferida de los reyes alemanes. Entre sus calles y plazas descubrirás la hermosa fuente Ehekarussell Brunnen, un curioso monumento situado en Hauptmarkt. Se trata de una pila de agua con 40 esculturas representando la filosofía, las artes, la Iglesia... Además del histórico castillo, las murallas y el casco antiguo

medieval - con una de las zonas peatonales más grandes de Europa - podréis recorrer infinidad de pasadizos subterráneos donde antiguamente se guardaba la cerveza. Es muy típica de Núremberg la cerveza negra. También hay que ver el Museo Nacional Alemán, que es el museo de historia más grande del país. Al margen del presente, Núremberg tiene mucha historia. Aquí se celebró el juicio contra 24 líderes nazis y el Memorium Nürnberger Prozesse nos recuerda qué errores no debe volver a cometer la humanidad en el futuro. Se puede visitar todo el año. Desde la plaza Hauptmarkt, puedes caminar por cualquiera de las calles que llevan al castillo para hacer alguna compra. Hay tanto tiendas de souvenirs como joyas y antigüedades. También en la zona del casco antiguo puedes tomar una copa por la noche. Bares populares como el Katz o el Celona no te decepcionarán. Alojamiento en Núremberg.

(3)

DÍA 3 · NUREMBERG (ALEMANIA) - BOSQUE SLAVKOY - CASTILLO DE LOKET - KARLOVY VARY (REPÚBLICA CHECA) Hoy visitarás la República Checa. Saldrás de Baviera por la vecina Bohemia para adentrarte en el Bosque Slavkoy.

Este parque natural protegido cuenta con bosques, lagos y balnearios. Continúa tu camino hasta llegar al Castillo de Loket. Construido en el siglo XIII, es una fortaleza medieval en gran estado de conservación. Cheb es una ciudad medieval con una preciosa plaza principal. La última parada es en el balneario más famoso de todos: Karlovy Vary.

Conocido por sus aguas sulfurosas, los hermosos paisajes que lo rodean y sus edificios de diferentes estilos, desde rococó a art nouveau. En una cacería en 1370, el emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico Carlos IV pasó por esta zona y descubrió unas fuentes de aguas termales. Por ello mandó construir en medio del bosque un balneario al que pronto empezaron a llamar con su nombre, Karlovy Vary - Termas de Carlos. Karlovy Vary es la segunda localidad más visitada en la República Checa después de Praga. De estilo imperial, esta población se despliega en mitad de preciosos jardines de estilo victoriano y manantiales cuyas aguas alcanzan los 72ºC. Entre sus majestuosos edificios destaca el Grandhotel Pupp, el teatro, los Baños Imperiales y la iglesia de Santa María Magdalena. Para disfrutar de una magnífica vista sobre el complejo balneario, coge un teleférico que te llevará al mirador de Diana. Pero si hay algo que distingue a Karlovy Vary de otros balnearios es su ambiente en el que los miles de turistas se acercan a las distintas columnatas para llenar sus jarras de agua medicinal. Las termas de esta ciudad están recomendadas para tratar problemas digestivos y de estrés. Por sus aguas han pasado personalidades como Chopin, Strauss, Goethe, Kafka, Freud, entre otros. Dicen que sus fuentes medicinales, masajes y baños relajantes son una auténtica medicina para el cuerpo y el alma. ¿Te apetece probarlos? Alojamiento en Karlovy Vary.

DÍA 4 · KARLOVY VARY (REPÚBLICA CHECA) - PARQUE NATURAL DE LA SUIZA SAJONA - DRESDEN (ALEMANIA) Hoy volverás a entrar en Alemania en un viaje de cerca de 200 kilómetros. De camino a Dresden no te pierdas el Parque Natural de la Suiza sajona. Prepárate para explorar uno de los destinos eco-turísticos más sorprendentes de Alemania donde podrás desconectar de la rutina y sentir que “conectas” con la más pura naturaleza gracias a infinitas panorámicas de postal y a formaciones exóticas de rocas areniscas que yerguen en medio del paisaje.

Sorpréndete con el “Bastei”, una formación rocosa a 200 metros de altura sobre el río Elba conectada a través de un puente a tierra firme. Es uno de los símbolos de la Suiza Sajona. Muy cerca de aquí hay un mirador con unas vistas únicas de la Suiza Sajona, el Río Elba y del “Puente del Bastión”. Como comprobarás aquí, la “Suiza Sajona” es un santuario de los amantes de la escalada y del senderismo. Continúa hasta Dresden, una de las ciudades más hermosas de Europa Central conocida con el sobrenombre de “la Florencia del Elba”. Como gran parte del territorio alemán, Dresden fue bombardeada durante la Guerra Mundial, aunque las fuerzas aliadas se ensañaron

particularmente con esta ciudad. En dos días redujeron a escombros decenas de edificios que se han vuelto a reconstruir, aunque otros muchos desaparecieron para siempre. Para que te sitúes, la ciudad se divide en dos -la parte nueva (Neustadt) y el casco antiguo (Altstadt) y la división la marca el río Elba. En la parte histórica se

concentra la mayor parte de las cosas que ver en la ciudad, motivo por el que te aconsejamos que empieces a visitar el centro de la ciudad y dejes para otro día el barrio moderno. Empezamos descubriendo la restaurada iglesia de Nuestra Señora (en alemán, Fraunkirche). Es increíble, tanto desde el punto de vista arquitectónico como por la historia que guarda entre sus muros. Durante la II Guerra Mundial, fue reducida a escombros y reconstruida tal y como era. Es espectacular su cúpula y su centro de interpretación. También es muy recomendable dar un paseo por la plaza Neumarkt donde, si las condiciones meteorológicas lo permiten, se instalan terrazas donde tomarse un café

revitalizante antes de proseguir hasta la siguiente parada. El río Elba ofrece infinidad de oportunidades para el visitante. Desde un paseo por el Parque del Elba a una visita a la Brühlsche Terrasse, un emplazamiento ideal para fotografiar el skyline de la ciudad. Para los aficionados a la cultura y los museos, aconsejamos visitar la

Residenzschloss, un edificio que alberga el Museo de Arte, pero que antaño fue un palacio sin rival en Dresden. Para recorrer sus exposiciones y sus colecciones hace falta un día entero, así que tú decides si te sumerges en su interior o si lo dejas para otra jornada. Aprovecha la visita a la ciudad para visitar la famosa Ópera de Dresden, el palacio imperial “Zwinger” y contemplar el mosaico “El Desfile de los Príncipes”, 100 metros de mural hecho a base de azulejos. Construido para conmemorar el 800 Aniversario de la dinastía Wettin, es el mosaico más grande del mundo y una de las atracciones de la ciudad. Alojamiento en Dresden.

(4)

DÍA 5 · DRESDEN (ALEMANIA) - BRESLAVIA (POLONIA) (VISITA OPCIONAL A SWIDNICA)

Hoy te adentrarás en Polonia en un viaje de 270 kilómetros. Concretamente te dirigirás a Breslavia, una bella ciudad llena de historia y capital europea de la cultura 2016, donde más de 100 puentes y pasarelas atraviesan el río Odra y sus ramificaciones. Prepárate para recorrer tus primeros kilómetros en Polonia... ¡Otro país, otra atmósfera! Recuerda que esta ciudad polaca se encuentra a unas 3 horas de viaje al no haber autopista y estar la carretera bastante concurrida. Esta localidad se asienta sobre 12 islas. Agua y puentes le han valido el apodo de la “Venecia de Polonia”.

La arquitectura contiene vestigios de la cultura checa, polaca, austriaca, húngara y alemana. Imprescindible es la Plaza del Mercado, de estilo gótico, escoltada por casas de colores, y por el Ayuntamiento, del siglo XIII, uno de los más grandes de Europa, auténtica perla de la arquitectura profana de Silesia con sus pináculos y su reloj

astronómico. Tampoco te pierdas la Catedral de San Juan Bautista que, tras la Segunda Guerra Mundial fue reconstruida y solo conserva su pórtico medieval original, y la Universidad, por la que pasaron numerosos premios Nobel. Desde aquí hasta Swidnica, a una hora de camino, donde visitar la Iglesia de Paz, construida en madera, y el Castillo de Ksiaz, a 15 minutos, de extraordinaria belleza, tanto el edificio como los alrededores, en los que se

levantan bosques frondosos rastreados durante décadas en busca de un convoy nazi repleto de oro. El Castillo abre al público todos los días de la semana y el horario varía en función del día, pero en la franja de 10 a 15h está siempre abierto. Es posible visitarlo completo o sólo por zonas (el precio normal para todas las áreas es de 8,5 euros). En este Castillo, convertido en cuartel general por los nazis, hay un misterioso complejo subterráneo conocido como ‘Riese’

(gigante), compuesto por una brutal red de túneles, a 50 metros de profundidad y de enormes dimensiones. Los subterráneos se puede visitar sólo con guía (en polaco). (Nota. Las entradas se puede reservar online o comprar en la taquilla a la hora determinada siempre que haya plazas disponibles. Las terrazas y el jardín del príncipe se puede visitar sólo de abril a septiembre. Hay también visitas nocturnas, anunciándose las fechas disponibles a finales de cada mes. Podrás estacionar el vehículo en un parking a 900 metros del castillo. El parking es de pago (unos 2€). De abril a octubre, es parking funciona 24h, en invierno está disponible hasta una hora después de la última entrada al castillo. Puedes acceder al parking y el castillo se accede por carretera nº 35). Retoma el camino de vuelta a Breslavia, a una hora, donde te proponemos la divertida tarea de localizar a los más de 200 enanos o krasnales, figuras de metal repartidas por la ciudad. Dice la leyenda que si ves más de siete tendrás buena suerte, así que, por si acaso, busca las estatuillas de estos simpáticos seres. ¿Alguna recomendación gastronómica? Puedes optar por una gradable cena en algún restaurante típico. Quizá sea en momento de probar las afamadas patatas con requesón y costillas asadas. Y para culminar este día memorable, ¿qué te parece dar un tranquilo paseo nocturno por el encantador casco antiguo de la ciudad? Alojamiento en Breslavia.

DÍA 6 · BRESLAVIA - REGIÓN DE LOS SUDETES (PARQUE NACIONAL KARKONOSZE - JELENIA GÓRA) (POLONIA) Seguimos descubriendo al volante los encantos polacos. Hoy conducirás durante algo más de 200 kilómetros. Tras tu estancia en la ciudad de Breslavia, podrás coger aire fresco en el Parque Nacional Karkonosze, a orillas de la ciudad de Jelenia Góra. Ubicado entre Polonia y la República Checa, este parque se encuentra en las montañas Karkonosze, también llamadas “Montañas Gigantes”. Este parque, que recibe un millón y medio de visitantes cada año, ofrece magníficas rutas de senderismo y ciclismo. Para llegar allí, dirígete a Karpacz. Aparcar el coche cuesta unos dos euros. Desde allí podrás hacer una ruta de una hora y media hasta lo alto de la montaña. También puedes coger un teleférico para subir hasta arriba. Por su naturaleza embellecida por bosques, cataratas y lagos, este parque fue declarado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. Además, la fauna que alberga este parque también es extensa y valiosa. Hay más de 100 tipos de aves además de otros animales. La gran atracción del parque es la presencia de muflones, una especie de carnero salvaje. Tras la visita, puedes poner rumbo a Jelenia Góra donde pasarás el resto del día. Esta ciudad fundada en el siglo XX mantiene algunos edificios de gran importancia arquitectónica que, con el paso del tiempo, han sobrevivido incluso a la Segunda Guerra Mundial. Disfruta de un agradable paseo mientras descubres las históricas galerías y el ayuntamiento en la plaza Mayor y una gran cantidad de edificios barrocos que se levantan a lo largo del casco histórico. En el antiguo distrito de Cieplice encontrarás varios spas de gran reputación cuya tradición se remonta al siglo XVIII. Puedes pasear tranquilamente por este barrio y disfrutar de sus pequeños parques antes de volver al centro para cenar y terminar la noche. Si no probaste aún los

“pieroguis”, deberías acudir a algún restaurante local y darte un buen homenaje antes de abandonar Polonia.

Alojamiento en Jelenia Góra.

(5)

DÍA 7 · REGIÓN DE LOS SUDETES (JELENIA GÓRA) (POLONIA) - LIBEREC - CESKY RAJ - KUTNA HORA (REPÚBLICA CHECA)

Volverás a adentrarte en la República Checa en el día de hoy. Tu primera parada del día es en Liberec, dominada en lo alto de la montaña por la torre Jested, usada para transmitir televisión. Los turistas pueden llegar a la cima, donde se encuentra la torre, en teleférico y disfrutar de las vistas. En la ciudad, puedes acercarte al ayuntamiento de estilo neorenacentista. De camino a Kutna Hora, te recomendamos hacer una parada en el sublime Cesky Raj, o "paraíso bohemio", una zona natural protegida repleta de bosques, con extraordinarias formaciones rocosas. Aquí también encontrarás el castillo de Trosky. Te sorprenderá comprobar cómo este lugar icónico del paraíso bohemio está construido sobre una colina volcánica. Además de estar protegido por una empinada pendiente, una muralla se erige a su alrededor. En los extremos del castillo hay dos torres en las que hay un mirador. Puedes visitar el castillo y contemplar desde sus almenas maravillosas vistas de la región. Continúa tu viaje hacia Kutná Hora. Catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Kutná Hora es un pequeño pueblo fundado en la Edad Media que se enriqueció rápidamente gracias a sus minas de plata. En el pasado, su importancia fue comparable a la de Praga. El centro de Kutná Hora, con sus estrechas calles, sus históricos edificios y sus iglesias, es una de las principales atracciones. Pasea por el casco antiguo y maravíllate con su arquitectura. El símbolo de Kutná Hora es la catedral de Santa Bárbara, uno de los templos góticos más importantes en Centroeuropa. Te asombrarás con sus frescos y sus vidrieras. Sube al segundo piso para disfrutar de una fantástica vista de la catedral. Además, no te pierdas el sorprendente osario de Sedlec, una pequeña capilla adornada con esqueletos humanos, que encontrarás en la otra parte de la ciudad. Su historia se remonta al siglo XIII cuando el abad del monasterio de Sedlec fue enviado a Jerusalén y trajo de vuelta una pequeña cantidad de tierra para esparcirla en el cementerio de la abadía. Este evento alcanzó semejante fama que miles de personas quisieron enterrar a sus seres queridos allí. En el siglo XV se construyó una iglesia en el centro del cementerio y su capilla fue decorada con los esqueletos de las tumbas desenterradas. Si tienes tiempo también puedes visitar el museo de la plata (abierto de 10.00h a 18.00h).

Alojamiento en Kutná Hora.

DÍA 8 · KUTNA HORA - PRAGA (REPÚBLICA CHECA)

Te espera media hora de camino antes de llegar a tu siguiente destino. Salida del vuelo con destino a República Checa. Llegada, recogida del vehículo de alquiler y salida hacia la ciudad de Praga, la capital de Bohemia y una de las ciudades más bonitas de Europa, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad. La ciudad alcanzó un gran nivel de desarrollo en el siglo XIV durante el reinado de Carlos IV. Praga creció económicamente en los siglos posteriores y durante la dominación austrohúngara. Tras la Segunda Guerra Mundial, pasó a formar parte del bloque comunista. En 1968 aconteció la conocida como “Primavera de Praga”, un movimiento para reformar el inmovilismo soviético que fue reprimido con dureza. Dividida en dos por el río Moldava, Praga te enamorará por sus calles, plazas y palacios.

Puedes "perderte" por su espectacular casco histórico, compuesto por los barrios Hradčany, Malá Strana, Staré Město y Nové Město, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1992. El castillo de Praga (Pražský hrad) y el Puente de Carlos (Karlův most) son sus principales atractivos. El castillo de Praga domina la ciudad desde lo alto.

Construido en el siglo IX, el complejo incluye la catedral de Praga, el convento y la basílica de San Jorge, y el Palacio Real. El Puente de Carlos es el único puente de piedra, cuya construcción fue ordenada por Carlos IV, y fue durante mucho tiempo la única unión de las dos partes de la ciudad separadas por el río. Flanqueado por sus 30 estatuas que representan santos, este puente tiene 500 metros de largo y 10 metros de ancho. Otros enclaves que merecen una pausada visita son la catedral de San Vito (Katedrála Svatého Víta), el monasterio de Strahov (Strahovský klášter), la iglesia de Nuestra Señora de Týn (Kostel Matky Boží před Týnem) y la Casa Danzante (Tančící dům). Tampoco te pierdas la Torre de la Pólvora, la plaza de Wenceslao y el reloj astronómico, que luce sobre la fachada del antiguo Ayuntamiento. Si te apetece disfrutar de la noche de Praga, te recomendamos los variados locales situados en las calles Dlouhá, Michalská y Melantrichova, así como los localizados en los alrededores del puente de Carlos y de la plaza de Wenceslao. Alojamiento en Praga.

(6)

DÍA 9 · PRAGA (OPCIONAL: RUTA DE KAFKA Y/O RUTA BARROCA) (REPÚBLICA CHECA)

Para el día de hoy te proponemos dos opciones: la “Ruta de Kafka” o la “Ruta Barroca”. Si optas por la primera, podrás recorrer los lugares que marcaron la vida de Franz Kafka, uno de los más célebres escritores checos, autor de grandes libros como “El proceso”. Un buen punto de partida es el barrio judío (Josefov) donde nació y vivió Kafka. En frente de su casa natal, ubicada en Maislova, se puede admirar un busto del escritor. Junto a la sinagoga española se encuentra el monumento a Kafka, una estatua de bronce que representa al escritor sentado sobre los hombros de un personaje sin cabeza y sin brazos. En la plaza de la Ciudad Vieja, en el interior del palacio Kinsky, Kafka cursó sus estudios secundarios. También puedes acercarte a la sede de la compañía de seguros de accidentes laborales en Na Poii, donde Kafka trabajó durante 14 años. Su trabajo eminentemente burocrático le sirvió como fuente de inspiración para sus libros. La satirización de la burocracia es una constante en su obra literaria. Visita el callejón del Oro (Zlatá ulička), situado en el barrio del Castillo de Praga junto a la muralla. Flanqueada por una docena casitas de colores de estilo manierista, en esta famosa callejuela vivió el célebre escritor Franz Kafka, en concreto en el número 22, durante 1916 y 1917. En la actualidad alberga una tienda de souvenirs y productos típicos de Praga, y muy cerca se encuentra una librería con obras e ilustraciones del autor checo. Por último, también puedes visitar el Museo de Kafka, en Malá Strana, y su tumba en el cementerio de Olsany, en Zizkov. Por su parte, la “Ruta Barroca” incluye la visita a los principales edificios de Praga que fueron construidos bajo el estilo barroco. La Praga barroca cuenta con los

siguientes lugares en la Ciudad Vieja: la iglesia de San Nicolás; y el Klementinum, cuyo salón barroco en la biblioteca es fascinante. También puedes ver la Praga barroca en Mala Strana: la Catedral de San Nicolás, uno de los

monumentos más importantes de la arquitectura barroca checa; la exposición “Barroco en Chequia” de la Galería Nacional de Praga; la torre principal de entrada al Castillo de Praga; y el Jardín Vrtbovská zahrada, uno de los jardines barrocos más bonitos. Por último, en el barrio de Nové Mĕsto puedes visitar el Palacio Kounický palác. Alojamiento en Praga.

DÍA 10 · PRAGA (OPCIONAL: RUTA DE LOS CASTILLOS: KRIVOKLAT, KARLSTEJN Y KONOPISTE) (REPÚBLICA CHECA)

Hoy puedes continuar explorando la ciudad de Praga y visitar todo aquello que no hayas podido ver en los dos días anteriores. Puedes montarte en el tranvía histórico número 91 y atravesar el casco antiguo para luego subir hasta el Castillo. También puedes navegar por el río Moldava en barco fluvial, que ofrece unas vistas magníficas de la ciudad.

Si viajas con niños, puedes ir al Zoo, al Museo de las Marionetas, al Museo de Lego, o al Museo de los Juguetes en el Castillo de Praga. Alternativamente, te proponemos una pequeña Ruta a castillos que se encuentran cerca de la capital de la República Checa. Se trata de los castillos de Krivoklat, Karlstejn y Konopiste. En medio de una zona natural se encuentra el castillo de Krivoklat. Se trata de una residencia real que atrajo a multitud de monarcas checos.

Los bosques y la fauna que lo rodean hacen del castillo un lugar ideal para descansar del ruido de la ciudad. Podrás visitar el interior del castillo y el patio. (Nota. Se recomienda consultar horarios. Entrada 15 euros aproximadamente).

Continúa tu viaje hasta el castillo de Karlstejn. Este castillo gótico, que guardaba los tesoros reales y joyas, es uno de los más visitados de la República Checa. Para llegar al castillo, tendrás que recorrer el primero el pueblo de Karlstejn hasta llegar a la fortaleza. Visita su capilla y sus torres y disfruta de las magníficas vistas. (Nota. Se recomienda consultar horarios. El precio de la entrada varía según las áreas que se visite). Luego es recomendable la parada en el castillo de Konopiste. (Nota. El castillo permanece abierto de abril a noviembre, todos los días excepto los martes, consultar horarios con antelación. Entrada no incluida). Fue la residencia de Francisco Fernando, el príncipe heredero de Austria asesinado en Sarajevo. Su muerte fue el detonante de la Primera Guerra Mundial. La bala que le quitó la vida se encuentra en el museo del propio castillo. Además podrás ver colecciones de armas y cornamentas así como los cuartos residenciales y los jardines. Parte de la película “El ilusionista” fue filmada aquí. Regreso y alojamiento en Praga.

(7)

DÍA 11 · PRAGA - CERVENA LHOTA - ČESKÉ BUDĚJOVICE - ČESKÝ KRUMLOV (REPÚBLICA CHECA)

Algo más de 200 kilómetros te esperan al volante. Después del desayuno, tomarás dirección a Český Krumlov. Una parada obligada en el camino es Červená Lhota. Como si saliera de un cuento de hadas, un pequeño castillo rojo posa en una roca en medio de un lago rodeado de bosques. El reflejo del castillo en el agua es fantástico. Este lugar es visitado por miles de turistas cada año. (Nota. Entrada 4 euros, abierto entre abril y octubre. de 9.30h a 17.00h). De origen medieval, el castillo fue reconstruido en el siglo XVI y su color exterior pasó del blanco al rojo actual. En su interior, destaca el comedor y la capilla, y podrás observar el mobiliario de siglos pasados. Fuera del recinto hay un jardín por el que merece la pena pasear. De vuelta a la carretera, puedes poner rumbo a České Budějovice. Esta población de unos 100.000 habitantes es la sede de la cerveza Budweiser Budvar. La ciudad, de origen medieval, cuenta con un casco histórico en gran estado de conservación que incluye edificios medievales, renacentistas y barrocos. Quédate en el centro para contemplar las principales atracciones del lugar. Puedes empezar con la Torre Negra (Černá věž), de más de 70 metros de altura, que es el icono de la ciudad. Visita la plaza del Rey Přemysl Otakar II y acércate a la fuente barroca de Sansón. Por último, en la plaza Piaristické (Piaristické náměstí) puedes ver el antiguo monasterio y el antiguo almacén de sal. Continúa tu viaje hasta Český Krumlov. Esta localidad checa es famosa por su espectacular centro histórico, catalogado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1992.

Aprovecha para pasear durante la noche por el precioso casco antiguo de esta ciudad. En la calle Latrán encontrarás gran cantidad de bares y restaurantes donde terminar la noche. Alojamiento en Český Krumlov.

DÍA 12 · ČESKÝ KRUMLOV (REPÚBLICA CHECA)

Esta romántica ciudad de raíces medievales ofrece atractivos como el castillo-fortaleza de Krumlov, que alberga un museo, el foso de los osos, un teatro barroco, y multitud de edificios góticos y renacentistas. Con sus estrechas y laberínticas calles, Český Krumlov es una ciudad con un encanto que te sentirás transportado a un siglo pasado. Te recomendamos que vayas a la Oficina de Turismo, en la plaza del Ayuntamiento, y te hagas con la tarjeta “Cesky Krumlov card” para ahorrar en las diferentes visitas a las atracciones turísticas. Cuesta unos 10 euros al cambio. La propia plaza del Ayuntamiento es una de las visitas destacadas. Flanqueada por edificios renacentistas de diferentes colores, se erige en su centro una estatua conmemorativa al fin de la peste. Desde aquí, puedes dirigirte hacia el puente de madera desde donde hay unas magníficas vistas al castillo. Pon rumbo al castillo, sin duda lo joya de la ciudad. Allí podrás ver una colección de objetos históricos, los jardines y las estancias de los Rosenberg y los Schwarzenberg, familias aristocráticas que vivieron en el castillo. También allí se encuentra un foso donde residen varios osos que son la atracción de miles de turistas. Pero lo mejor es subir a lo alto de la torre desde donde podrás gozar de panorámicas de 360 grados de la ciudad. Una visita obligada es ir a uno de los pocos teatros barrocos que aún se conservan. Este teatro solo se usa tres veces al año cuando se lleva a cabo una ópera barroca. Si quieres una cena con vistas al río, puedes ir a “Casa de las dos Marías”, cerca del puente de madera. Prueba la especialidad local, el festín bohemio, que mezcla carne, patatas y otros alimentos. Alojamiento en Český Krumlov.

(8)

DÍA 13 · ČESKÝ KRUMLOV (REPÚBLICA CHECA) - REGIÓN DE LOS LAGOS DE SALZKAMMERGUT - SALZBURGO (AUSTRIA)

Pon rumbo a Austria en un viaje de 200 kilómetros. De camino a Salzburgo, te recomendamos hacer una parada en la región de los lagos de Salzkammergut, una zona que conjuga la belleza natural con la más refinada arquitectura. Se puede disfrutar de un agradable recorrido en barco hasta llegar al pueblo de St.Wolfgang. La famosa Villa Imperial de Bad Ischl fue residencia de verano del emperador Francisco José I y la emperatriz Sisi. St. Gilgen, Strobl y St.

Wolfgang rodean al lago Wolfgangsee y son los puntos de partida para infinitas excursiones por las montañas y Hallstatt, en un conjunto realmente espectacular. Pronto descubrirás por qué Hallstatt ha sido designada como la

“población más bella a orillas de un lago”. Los más activos están de enhorabuena, desde estos enclaves se inician interesantes excursiones por las montañas. (Nota. El paisaje cultural de Hallstatt-Dachstein-Salzkammergut ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO). Tras esta agradable parada, puedes ponerte de nuevo en Ruta. Dirígete a la ciudad de Mozart, cuyo topónimo procede de la sal, condimento que dio nombre también al río (Salzach) por el que era transportada en el pasado. Hoy podemos dedicar el día a conocer la ciudad que vio nacer a Mozart en 1756. Esta bella ciudad rodeada de montañas, cuenta con un casco antiguo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tiene atractivos como los magníficos Jardines del Palacio de Mirabell, unos jardines barrocos en el centro de la ciudad que fueron plató de la película “Sonrisas y Lágrimas”. Desde allí hay unas magníficas vistas al antiguo castillo Hohensalzburg. Para acceder a Hohensalzburg, puedes coger el funicular Festungsbahn y visitar la increíble fortaleza que domina el centro de Salzburgo y desde donde se puede ver la ciudad desde lo alto. También puedes visitar la casa natal del compositor Mozart que actualmente alberga un museo. El museo es uno de los más visitados de Austria y es un lugar de peregrinación para los aficionados a la música clásica.

En el museo encontrarás instrumentos históricos, como el violín infantil y el clavicordio de Mozart. Si no has visto la película “Amadeus”, sobre la vida de Mozart, no dudes en verla antes de visitar el museo. Otras atracciones incluyen el Puente de los Candados y la magnífica catedral barroca, que merecen una visita. Y no olvides probar los dulces Mozartkugel, de fino praliné y mazapán. ¡Son una auténtica delicia! Alojamiento en Salzburgo.

DÍA 14 · SALZBURGO (OPCIONAL: RUTA DE LA PELÍCULA "SONRISAS Y LÁGRIMAS") (AUSTRIA)

Para el día de hoy te proponemos la visita de algunos lugares donde se rodó la película “Sonrisas y lágrimas”. En la película hay un famoso baile en los Jardines del Palacio de Mirabell, justo alrededor de la fuente de Pegaso. Si quieres ver la fachada de la casa de la familia Trapp y el lago, tendrás que ir hasta el Palacio Leopoldskron, a pocos minutos del casco antiguo. La Abadía de Nonnberg, cerca de la fortaleza, fue el lugar donde se encontraba la la novicia Maria von Kutschera. Es el convento más antiguo del mundo germanohablante. Al norte de la ciudad, el Palacio de Hellbrunn, construido en el siglo XVII, acogió parte del rodaje de la película. Por la tarde, puedes dedicarte a pasear por el casco antiguo y hacer compras especialmente en las famosas calles de Linzergasse y Getreidegasse.

Son calles peatonales llenas de tiendas y restaurantes donde podrás relajarte, disfrutar de unas horas de compras y una cena perfecta. Alojamiento en Salzburgo.

DÍA 15 · SALZBURGO (AUSTRIA) - PRIEN AM CHIEMSEE (LAGO CHIEM - ISLA DE HERRENCHIEMSEE) - MÚNICH (ALEMANIA)

Hoy volverás a Alemania, el país desde el que empezaste esta apasionante Ruta en coche que te permitirá conocer alguno de los enclaves más atractivos del Viejo Continente europeo. Unos 150 kilómetros te separan de Múnich. De camino a esta ciudad alemana, puedes hacer una parada en Prien am Chiemsee. Es la puerta de entrada al Lago Chiem (Chiemsee) y a la isla de Herrenchiemsee, dos de los grandes tesoros de la región. Aparca cerca del puerto y coge un ferry. (Nota. Desde el puerto, sale un ferry que te llevará hasta la isla de Herrenchiemsee. Trayecto en ferry no incluido. Recuerda que no es posible embarcar el coche en el ferry). Herrenchiemsee alberga un palacio

fascinante. Se le conoce como el pequeño Versalles, aunque cuenta con algunos detalles que lo hacen único. En primer lugar, el entorno. Se encuentra ubicado en una isla, rodeado por el lago. El palacio inconcluso fue mandado construir por el emblemático rey Ludwig II de Bavieraque, más conocido como el “rey loco”. Gracias a su gusto por los lujos soberbios podemos disfrutar hoy de este diamante bávaro. Aunque no es la única isla visitable en el lago.

Hasta Frauenchiemsee también se puede llegar en barco y aunque, de menor tamaño que la anterior, alberga una abadía benedictina e incluso una fábrica de cerveza. En cuanto al lago en sí, vale la pena contemplarlo desde

cualquier punto. Gstadt o el mismo Prien son dos buenos lugares. Cada isla, incluyendo el trayecto en ferry, te llevará unas dos horas. Desde Prien hasta Munich hay unos 100 kilómetros. Llegada y alojamiento en Múnich.

(9)

DÍA 16 · MÚNICH (ALEMANIA)

No se puede empezar el recorrido desde otro lugar que no sea la Plaza de María. La Marienplatz concentra tres monumentos que ver: los edificios conocidos como Neues Rathaus y el Altes Rathaus y, como no, la Columna de María. A continuación, y para tener una idea general de la ciudad, no hay mejor ubicación que la torre de la Iglesia de San Pedro. Desde aquí, obtendrás una panorámica sin igual de Múnich y, si el día está despejado, te llevarás fotos increíbles. Si te gusta el arte religioso, nuestras propuestas pasan por visitar la Catedral, la Iglesia de San Cayetano y la Iglesia de San Miguel. Si eres de los que no pueden visitar una ciudad sin degustar ampliamente su gastronomía, en Múnich podrás probar una gran variedad de weisswürste (salchichas blancas cocidas con un poco de mostaza al estilo bávaro) y de cervezas. Esta ciudad es una de las capitales cerveceras del mundo y una de sus fiestas más populares es la Oktoberfest, cuya atracción principal es esta bebida. En Múnich hay locales con aforo para más de 5.000 personas y los hay mucho más pequeños. Tú eliges el tipo de animación que quieres para acompañar tu refrigerio. Si eres más de pasear y disfrutar de los mejores jardines de la ciudad, no te pierdas el Englischer Garten o el Olympiapark o Parque Olímpico de Múnich. Es un jardín espectacular, mastodóntico y cuidado con el mayor de los mimos. Muy cerca de este parque cruza el río Eisbach. Acércate hasta el puente y abre bien los ojos. Sí, sí. Lo que ves es real. ¡Hay gente haciendo surf! Y es que Múnich tiene una vertiente aventurera muy divertida. ¿Qué otro destino te permite hacer surf en el corazón de la ciudad? Pero no guardes la cámara de fotos porque si eres amante de los coches y la velocidad has viajado al lugar adecuado. Dirígete al “BMW Welt” y adéntrate en la historia de la

prestigiosa marca alemana de automóviles. Está justo pegado a la fábrica, así que los tendrás más a tu alcance que nunca. En cambio, si los coches no son lo tuyo y esperabas la llegada a Múnich para visitar museos, apúntate estos nombres: Deutsches Museum, cualquiera de sus Pinacotecas y la Gliptoteca. Para cenar y salir por la noche, puedes acercarte a la zona de Munchener Freiheit, en Schwabing, donde encontrarás numerosos restaurantes, pubs y discotecas. Alojamiento en Múnich.

DÍA 17 · MÚNICH - CASTILLO DE NEUSCHWANSTEIN - MÚNICH (ALEMANIA)

Hoy te proponemos que compagines la visita urbana a esta interesante ciudad alemana con una excursión de cuento.

Tras cerca de dos horas de conducción llegarás a Neuschwanstein, conocido por su espectacular castillo. Hoy es el día de visitar uno de los castillos más populares y románticos de Baviera, el que inspiró a Walt Disney para recrear el elegante castillo de la “Bella Durmiente”, uno de los cuentos de hadas más conocidos por todos. Se encuentra en Neuschwanstein, a tan sólo unos 10 minutos de Füssen por la Parkstrasse. También se le conoce como el castillo del

“Rey Loco”, Luis II de Baviera, ya que él lo mandó construir en el siglo XIX porque quería que este edificio mágico se convirtiera en su lugar de retiro. Visitar esta fortaleza te llevará a un mundo de imaginación y ensueño, ya que su ubicación y estética así lo transmiten. El castillo se alza sobre un risco rodeado de árboles como si de un minarete en medio de la naturaleza se tratara. ¡Y qué naturaleza! Ni más ni menos que al lado de los Alpes tiroleses. El interior no se queda atrás. Consta de 200 habitaciones, entre las que se encuentra la Sala del Trono o la Sala de los Cantores, la más grande de todas, e incluso ¡el primer teléfono móvil de la historia! Uno de sus principales reclamos son las pinturas en las que se inspiró Wagner para hacer sus conocidas óperas. Piérdete por este castillo y te sentirás como un protagonista de un cuento de hadas. (Nota. Entrada no incluida. Está prohibido subir en coche, así que piensa que lo tendrás que dejar en el aparcamiento que han habilitado. Para llegar al castillo, tienes tres opciones: subir en un carruaje de caballos, coger el autobús, o subir caminando durante unos 45 minutos. Eso sí, no te olvides de comprar las entradas antes de empezar a andar, porque si no no podrás entrar. Por cuestiones de seguridad sólo se puede ver a través de visitas guiadas). Antes de llegar, vale la pena que pares en el puente de María, un puente metálico que conecta dos montañas y desde donde fotografiar las mejores vistas del Neuschwanstein y de sus lagos. (Nota. ¿Más planes? Puedes subir a la montaña vecina del castillo, conocida como Tegelberg, en teleférico para disfrutar la vista desde arriba o subir a la montaña Buchenberg para bajarla en trineo. En la zona, también es posible disfrutar de un paseo en trineo tirado por caballos. Actividades no incluidas). Regreso a Múnich. Alojamiento en Múnich.

DÍA 18 · MÚNICH - CIUDAD DE ORIGEN

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Tu viaje incluye

Tu viaje incluye

(10)

Tu viaje incluye

Vuelo de ida y vuelta.

Estancia en el hotel seleccionado en Ratisbona.

Régimen seleccionado en Ratisbona.

Estancia en el hotel seleccionado en Nuremberg.

Régimen seleccionado en Nuremberg.

Estancia en el hotel seleccionado en Karlovy Vary.

Régimen seleccionado en Karlovy Vary.

Estancia en el hotel seleccionado en Dresden.

Régimen seleccionado en Dresden.

Estancia en el hotel seleccionado en Breslavia.

Régimen seleccionado en Breslavia.

Estancia en el hotel seleccionado en Jelenia Gora.

Régimen seleccionado en Jelenia Gora.

Estancia en el hotel seleccionado en Kutná Hora.

Régimen seleccionado en Kutná Hora.

Estancia en el hotel seleccionado en Praga.

Régimen seleccionado en Praga.

Estancia en el hotel seleccionado en Český Krumlov.

Régimen seleccionado en Český Krumlov.

Estancia en el hotel seleccionado en Salzburgo.

Régimen seleccionado en Salzburgo.

Estancia en el hotel seleccionado en Múnich.

Régimen seleccionado en Múnich.

Coche de alquiler.

Seguro de viaje.

Destinos visitados

Tu viaje no incluye

Tasas de alojamiento en Praga pago directo en establecimiento.

Tasas de alojamiento en Austria pago directo en establecimiento.

Tasas de alojamiento en Múnich pago directo en establecimiento.

Posible pago de peajes.

(11)

Múnich Ratisbona Nuremberg

Karlovy Vary Dresden Breslavia

Jelenia Gora Kutná Hora Praga

Holašovice Český Krumlov Salzburgo

- Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.

- Conducir por Polonia: 1. Para circular por Polonia debes saber que es obligatorio llevar encendidas las luces del vehículo en cualquier momento del día. Y cuidado en las ciudades, donde el tranvía sigue siendo un medio de

transporte público muy utilizado, que siempre tiene preferencia. 2. El estado de las carreteras está mejorando mucho en los últimos años. 3. Conducir en estado de embriaguez en Polonia está severamente castigado. La cantidad de alcohol permitida en la sangre del conductor es de 0,2 mg/l. 4. Si tienes previsto visitar el Parque Nacional de los Tatras u otra zona montañosa en invierno, asegúrate de contar con los neumáticos adecuados. 5. Pasos fronterizos de carretera entre Polonia y Eslovaquia se encuentran en: Chochołów, Chyżne, Jurgów, Łysa Polana. 6. Límite de velocidad en carretera: 6.1. Zonas urbanizadas hasta 50 km/h (60km/h después de las 23:00). 6.2. Fuera de población hasta 90 km/h. 6.3. Casco urbano hasta 20 km/h. 6.4. Carretera rápida de doble calzada hasta 110 km/h.

6.5. Carretera rápida de calzada única hasta 100 km/h. 6.6. Carretera de doble calzada con al menos dos carriles en cada dirección hasta 100 km/h. 6.7. Autopista hasta 130 km/h. 7. Los conductores de autocaravanas deben

registrarse en el sistema electrónico de cobro por uso de las carreteras (ViaToll). 8. Aparcar en el centro de Cracovia.

El casco antiguo de Cracovia está cerrado al tráfico (excepto taxis, policía y ambulancias, y reparto a ciertas horas del

Notas importantes

(12)

día). Hay muy pocos aparcamientos subterráneos. La zona de aparcamiento regulado está señalizada con una 'P', poniendo debajo las horas de pago obligatorio.

- Conducir en la República Checa. Es obligatorio para los vehículos viajar durante todo el año, tanto de día como de noche, con los faros encendidos, incluso en el día más luminoso. El cinturón es obligatorio para todos los pasajeros y los niños deben tener al menos 12 años para poder viajar en el asiento delantero. Límites de velocidad en carretera. 1 Centros urbanos hasta 50 km/h. 2 Carreteras hasta 90 km/h. 3 Autovías hasta 110 km/h. 4 Autopistas hasta 130 km/h. En la República Checa es obligatorio a partir del 1 de noviembre y hasta 31 de marzo que el coche lleve los neumáticos de invierno, aunque la ley permite los neumáticos de verano si hace buen tiempo. Para ahorrarte problemas mejor llevar puestos los de invierno, ya que el tiempo puede cambiar con mucha rapidez Asegúrate de llevar en el coche un triángulo rojo de advertencia y un chaleco reflectante amarillo para usar en caso de avería o accidente. Consumo de alcohol. La tolerancia con el alcohol al volante en la República Checa es cero y, por tanto, la tasa máxima de alcohol permitida es 0,0 g/l. Existen severas sanciones al respecto. Aparcamiento. En Praga existen zonas para aparcar con parquímetros. La línea verde permite estacionar hasta un máximo de 6 horas, y la línea naranja hasta un máximo de 2 horas. Se aparca exclusivamente en la parte derecha de la calle, con excepción de las calles de un solo sentido.

- Conducir en Austria: Es muy cómodo y seguro gracias a su excelente red de carreteras, todas en muy buen estado.

Pero debes saber que para rodar por autopistas y autovías es imprescindible comprar una viñeta, que es el sistema de pago, y que hay que colocar visiblemente en el parabrisas delantero. Los coches de alquiler suelen tenerla incluida.

- Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

- La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

- Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

- Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.

- Debes informar a la recogida del vehículo que vas a cruzar la frontera. A veces es necesaria una autorización para circular por determinados países o zonas/estados (como es el caso de EEUU y Canadá). Según las condiciones recogidas en el contrato de alquiler y la compañía contratada, puede llevar un suplemento a pagar en la oficina de destino.

Figure

Updating...

References