Sugata Mitra presenta una propuesta innovadora donde cuestiona la necesidad de los profesores, ya que plantea que los mediadores y sus salas SOLOS

12 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

1

(2)

Sugata Mitra presenta una propuesta innovadora donde cuestiona la necesidad de los profesores, ya que plantea que los mediadores y sus salas “SOLOS” son capaces de desarrollar objetivos educativos. ¿Por qué son necesarios los profesores entonces? Porque son los profesionales encargados de mediar el conocimiento de los estudiantes. Los niños

aprenderán cuando les llame la atención, planteaba el autor, pero el problema se presenta cuando solo una cosa les llama la atención o el objetivo de su interés es negativo, ahí el mediador, que debe ser un profesional de la educación, es quien sabe cómo lograr ese cambio y direccionar su actuar para que el estudiante logre conocimientos significativos en todas las áreas, a través de lo que hemos visto, con el planteamiento del objetivo, la evaluación y lo que veremos a continuación, la construcción de estrategias.

(3)

Partamos entonces contestando nuestras primeras 2 preguntas, revisando qué es una estrategia de enseñanza y de qué se compone.

(4)

Partamos aclarando qué es lo que entendemos por estrategia. Según la RAE, se definen como

arte, traza para dirigir un asunto o proceso regulable, conjunto de reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento. (Real Academia Española, edición 22, http://lema.rae.es/

drae/?val=estrategia)

(5)

Si lo traducimos al ámbito educativo, podemos decir que son un conjunto de herramientas y elementos, tales como el espacio, tiempo y materiales, que se planifican con el objetivo de generar conocimientos, habilidades y competencias. Aquí podemos dividirla en dos ramas: por una parte, en estrategias de aprendizaje, refiriéndose principalmente al estudiante, con respecto a los mecanismos que ellos utilizan para adquirir y construir su aprendizaje, y por otro lado, las estrategias de enseñanza, haciendo alusión al profesor y cómo él planifica los recursos para generar el aprendizaje en los estudiantes.

(6)

Con el fin de no confundirnos, acordemos entonces que las estrategias de enseñanza las definiremos como la estrategia que utiliza el profesor para generar aprendizajes en el estudiante dentro del espacio educativo, en la cual nos centraremos.

(7)

Ahora veamos de qué se compone la estrategia de enseñanza. Existen diferentes tipos de estrategias que responden a distintos objetivos, algunas más directas que otras. Sin embargo, deben estar compuesta por una descripción, tiempo promedio que tomará, espacio dónde se pensó para ser desarrollada y a quién va dirigida.

Recordemos agregar la evaluación, que debe ser fundamental en todo el proceso, ya que nos basaremos en ella para la construcción y modificación o ajuste de las estrategias de acuerdo a los resultados que tengamos.

(8)

Por ejemplo, si queremos diseñar una estrategia educativa para un grupo de adultos de la tercera edad (65-75) para que logren bailar un tango correctamente bajo estándares internacionales, con una evaluación en donde deberán bailar un tango establecido desde un comienzo, debemos definir dónde sucederán nuestras estrategias, el lugar físico, como sala de baile del edificio de Don Pedro, sala de la Parroquia San Pedro y la Tangueria. Por otro lado, qué acción realizarán los

educando dentro de estos espacios (tipo de estrategia) como por ejemplo, bailarán siguiendo a los profesores, bailarán siguiendo un patrón en el piso, mirarán un video, visitarán una práctica de un grupo profesional. Después debemos incluir el rango de tiempo que tenemos predestinado para el logro de nuestro objetivo, y finalmente, recordar quién es nuestro público objetivo (del cual se definirá el objetivo).

(9)

¿Podemos observar la flexibilidad que tiene la estrategia?

Este punto es fundamental, ya que nos permite ir adaptando la estrategia de acuerdo a las distintas realidades y necesidades de nuestros participantes. Por ejemplo, si algún adulto de la tercera edad no puede seguir los pasos de un instructor, debido a que la coordinación o el ritmo ya no se lo permite, al contar con los pasos demarcados en el suelo puede tomarse más tiempo para alcanzar el mismo aprendizaje, por lo que esa actividad responderá de mejor manera a su ritmo

de aprendizaje. Este es una de las características principales de las estrategias, que gracias a

que establece un rango de acción, nos permite flexibilizar y responder a las necesidades de varias realidades bajo un mismo objetivo como meta a lograr. Así, cada estrategia deberá incluir a quién va a dirigida, por ejemplo, existen profesores que eligen dividir al grupo de estudiantes de acuerdo a los intereses de los estudiantes lo que determinara cómo planificaremos la estrategia.

http://www.chilenaennuevayork.com/2013/01/buenos-aires-argentina.html

http://accesdomestic.blogspot.com/2010/05/sexualidad-afectividad-y-diversidad-la.html

(10)

Otro aspecto importante que podemos apreciar con este ejemplo es que la habilidad y el contenido se complementan para alcanzar el objetivo final o competencia. Por mucha técnica que sepan en teoría los estudiantes del curso de tango, en la práctica si el objetivo es que bailen, necesitamos enseñar la teoría o contenido y la habilidad. Ambas van de la mano y a pesar que se orientan desde perspectivas distintas, se complementan. Es más, un contenido por si solo no nos sirve, sobre todo en esta era donde la información la tenemos al alcance de todos a una búsqueda en internet de distancia. Si queremos que nos reciten las reglas del tango de memoria, no varía mucho que lo lean de internet. Ahora, si aplicamos esa teoría, que es lo que necesitamos ya que es fundamental para la construcción de nuestro objetivo final, debemos incluir y construir ambas, repasando el contenido a través de la habilidad y la aplicación directa.

(11)

Pero, ¿cómo diferenciamos cuál es una habilidad y cuál es un contenido? Debemos definir qué tipo de aprendizaje queremos desarrollar primero, y luego, definir si queremos que sea especifico o general. Por ejemplo, si queremos que el estudiante nos de una respuesta fija, sería un contenido específico, (el cielo es de color azul); ahora si queremos generar habilidades, deberíamos enfocarnos en un diseño que les permita a los estudiantes desarrollar de manera más amplia el conocimiento (aplicar, identificar y discutir); por ejemplo, si queremos que los estudiantes sean capaces de identificar los colores en la naturaleza, requiere de diversos contenidos aplicados.

(12)

Ahora, que ya hemos contestado las primeras dos preguntas detengámonos un momento para realizar la actividad nª 2.

Aquí les pediremos que ejerciten lo que acabamos de ver, pero, de manera práctica.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :