LAUDO. México Distrito Federal a dos de marzo de dos mil diez

17  Descargar (0)

Texto completo

(1)

T E R C E R A S A L A EXP. NO. 3726/03 C. MORALES GONZÁLEZ ROSALÍA VS. BANCO NACIONAL DE CRÉDITO RURAL, S.N.C. PRESTACIONES DIVERSAS E J E C U T O R I A

LAUDO

México Distrito Federal a dos de marzo de dos mil diez. ---

VISTOS, para resolver los autos del juicio al rubro indicado, en cumplimiento de la ejecutoria DT.- 1401/2009, dictada por el DÉCIMO SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO, en sesión de fecha doce de febrero de dos mil diez, promovido por ROSALÍA MORALES GONZÁLEZ. ---

R E S U L T A N D O

1.- ROSALÍA MORALES GONZÁLEZ, promovió juicio de amparo directo número DT.- 1401/2009, contra acto de la Tercera Sala del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, consistente en laudo dictado con fecha uno de julio de dos mil nueve, en el juicio laboral número 3726/03, seguido por la quejosa, en contra del BANCO NACIONAL DE CRÉDITO RURAL, S.N.C., cuyos puntos resolutivos a la letra dicen: “PRIMERO.- La actora no acreditó la procedencia de su acción, el Banco demandado justificó sus defensas y excepciones en consecuencia. SEGUNDO.- Se absuelve al BANCO NACIONAL DE CREDITO RURAL, S.N.C., a pagar a la actora MORALES GONZÁLEZ ROSALÍA, los incrementos y diferencias reclamadas en los incisos A), B), C), D) y E), de su escrito inicial de demanda, así como el pago de las diferencias salariales reclamadas en el inciso F) y los intereses del inciso G), en términos de lo expuesto en el último considerando de este fallo. TERCERO.- NOTIFÍQUESE PERSONALMENTE A LAS PARTES LA PRESENTE RESOLUCIÓN y en su oportunidad archívese el expediente como asunto total y definitivamente concluido. ---

(2)

2.- Que la ejecutoria pronunciada en el juicio de amparo directo número DT.- 1401/2009, promovido por ROSALÍA MORALES GONZÁLEZ, sostiene en el único punto resolutivo lo siguiente: “ÚNICO.- La Justicia de la Unión AMPARA Y PROTEGE a ROSALÍA MORALES GONZÁLEZ, contra el acto de la Tercera Sala del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, que hizo consistir en el laudo emitido el uno de julio de dos mil nueve, en el Expediente Laboral 3726/03.” ---

C O N S I D E R A N D O

I.- Este H. Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje y la Tercera Sala, están obligados a cumplimentar las sentencias de amparo que se pronuncien con motivo de la impugnación Constitucional, de las resoluciones definitivas que se dicten en los juicios laborales Burocráticos y de su competencia, en términos de los artículos 103, fracción I, 107, fracciones III y V, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 79 y 80 de la Ley de Amparo. --- II.- En términos de la ejecutoria emitida por el DÉCIMO SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO, el considerando CUARTO, establece que el laudo de uno de julio de dos mil nueve, que pronunció esta Tercera Sala del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, fue dictado en contravención a lo dispuesto en los artículos 14 y 16 de la Constitución General de la República, toda vez que se omitió considerar que efectivamente la parte actora recibió el concepto de subsidio por alimentación y por tanto, le debió ser incluido en el pago de su pensión.- Así tenemos que, en los hechos el actor señaló que el BANCO NACIONAL DE CRÉDITO RURAL, S.N.C., la contrato el 3 de marzo de 1983, hasta el 15 de enero de 2003, fecha en la cual fue dada de baja, razón por la cual opto por ejercer su derecho a obtener su pensión vitalicia de retiro, la cual surtió efectos a partir del 16 de enero de 2003, encontrándose adscrita a la Subdirección Corporativa de Recursos Humanos con una categoría de Coordinador de Área.- 2.- En 1975 el Banco Nacional Agropecuario S.A., cambio su denominación a Banco Nacional de Crédito Rural, S.A. de C.V., y fusiona al Banco Nacional de Crédito Agrícola S.A. y al Banco Nacional de Crédito Ejidal S.A. de C.V., y dentro del Reglamento Interior de Trabajo emitido por la nueva institución en 1976, se reconocen los derechos de los trabajadores de las distintas instituciones y la obligatoriedad

(3)

del patrón sustituto de aplicar las mejores prestaciones laborales.- 3.- En el expediente R. S. 75/82 del Archivo del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, se localizan los antecedentes que conformaron el Banco Nacional de Crédito Rural, S.A. a partir de 1976, consistente en los Reglamentos Interiores de Trabajo del Banco Nacional de Crédito Ejidal S.A. de C.V., del Banco Nacional Agropecuario S.A. y del Banco Nacional de Crédito Agrícola S.A., así como el nuevo Reglamento Interior de Trabajo del Banco Nacional de Crédito Rural, S.A. del año 1976, en los que se representan los derechos adquiridos de las tres instituciones fusionadas.- 4.- Dentro del expediente R. S. 75/82, se encuentra registrado el listado de puestos en base al que se elabora el tabulador, por el Banco demandado, revisado y aceptado por el Sindicato mismo que se elaboro el 8 de abril de 1988, signado por las autoridades y sindicato, en el que se determinan las categorías que siguen vigentes hasta el momento.- 5.- A través del tiempo ha existido homologación de categorías, sin que estas se hayan registrado en el expediente R. S. 75/82.- 6.- La actora percibió de la demandada en forma permanente, mientras fue trabajadora en activo, las prestaciones de subsidio de los vales de alimentación, subsidio para alimentación, gratificación ordinaria y extraordinaria correspondiente a cuatro meses veinte días, compensación por antigüedad, prima de vacaciones y la compensación garantizada. Por lo que dichas prestaciones se deben incluir en el cálculo de la pensión de jubilación.- 7.- Al momento en que la actora fue contratada, el demandado tenía la obligación de crear un Fondo de Reserva para pensiones y jubilaciones, para cubrir las prestaciones demandadas.- 8.- En enero de 2004, la actora fue notificada de su baja, por lo cual ejerció su derecho de jubilación con efectos a partir del 16 de enero de 2003.- 9.- Con fecha 17 de febrero de 2003, la actora celebro Convenio de Jubilación con el Banco Nacional de Crédito Rural, S. N. C.- 10.- En la cláusula VII del Convenio, se establece que la hoy actora presto sus servicios a partir del 3 de marzo de 1983 en que ingreso al Banco Nacional de Crédito Rural, S.A., hasta el 15 de enero de 2003, como lo reconoce el demandado, autorizando su jubilación con efectos a partir del 16 de enero de 2003, teniendo como último sueldo tabular mensual $24,148.00.- 11.- El demandado al momento de realizar los cálculos del salario de la jubilación de la actora, omitió los conceptos establecidos en los artículos 52 y 53 de las Condiciones Generales de Trabajo vigentes.- 12.- El demandado omitió en el Convenio de Jubilación, tomar en

(4)

cuenta el siguiente nivel tabular que le correspondía a la actora y que era el de SUBDIRECTOR DE ÁREA.- 13.- Conforme a lo establecido en el Reglamento Interno de Trabajo del Banco Nacional de Crédito Ejidal S.A. de C.V., el demandado debió tomar en consideración el 3.33% en los 20 primeros años de servicio de la actora y el 4% en los restantes.- 14.- En el Convenio de Jubilación debió tomarse en cuentan el artículo 7 de la circular 1486 del Banco Nacional de Crédito Ejidal S.A. de C.V. y considerar el año de entrada como de salida en el momento de la jubilación.- 15.- En las comunicaciones de fecha 23 de marzo de 1999 y 16 de mayo de 1990, reconoce que no esta cumpliendo con las disposiciones establecidas en las Condiciones Generales de Trabajo.- 16.- Que existe un Fondo de Reserva para pensiones y jubilaciones, de la hoy actora, creado como obligación del demandado, a partir de su contratación para cubrir las prestaciones demandadas.- 17.- Al momento de obtener su jubilación conforme a las Condiciones Generales de Trabajo de Banrural vigentes, del Reglamento Interior de Trabajo de 1976 y el Reglamento Interior de Trabajo del Banco Nacional de Crédito Ejidal S.A. de C.V., le debe corresponder una liquidación de $160,906.49.- 19.- Que la actora tiene derecho al pago de la gratificación ordinaria y extraordinaria, consistente en 140 días en forma vitalicia a partir del año 2003 y que en el convenio celebrado el 17 de febrero de 2003 el demandado deberá cumplir.- 20.- En el artículo 80 de las Condiciones Generales de Trabajo vigentes se establece que “los trabajadores recibirán mensualmente por concepto de cooperación alimenticia el equivalente al 7% de su sueldo tabular mensual y de cualquier pago mensual fijo en efectivo que se haga por motivo de su trabajo”, por lo que dicha cooperación alimenticia se otorga a los trabajadores en activo y jubilados.- 21.- Que la Institución al tener conciencia de que el cálculo de la pensión de jubilación omitía determinados conceptos, los cuales le causan agravio a la actora, es procedente condenar al demandado al pago de los intereses sobre las diferencias generadas de las prestaciones reclamadas a partir del mes de junio de 2001.- Ofreció diversas pruebas para acreditar la procedencia de la acción e invocó los preceptos legales que estimó aplicables al presente asunto. Por último formuló sus puntos petitorios. Por su parte el demandado, opuso las siguientes excepciones y defensas: FALTA DE ACCIÓN Y DERECHO, procedente por que el Reglamento Interior de Trabajo que refiere la actora, no le es aplicable a su jubilación, en virtud de que dicho ordenamiento

(5)

reglamentario fue abrogado por las Condiciones Generales de Trabajo de la demandada, que entraron en vigor a partir del 29 de enero de 1987.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en virtud de que las Condiciones Generales de Trabajo de la demandada, no establecen que sea esta la forma para determinar el porcentaje de jubilación.- LIMITE, en todo caso debe cuidarse que el monto de la pensión, una vez aplicados los incrementos, no rebase la cantidad de $24,148.00, que es el importe del sueldo tabular que la actora percibía al momento de obtener su jubilación con la categoría de COORDINADOR DE ÁREA.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en contra de la pretensión de la aplicación del Reglamento Interior de Trabajo que la actora refiere, no le es aplicable a su jubilación.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en virtud de que en las Condiciones Generales de Trabajo de la demandada, no establece o se prevé que para el computo de la antigüedad para determinar el porcentaje de la jubilación en la forma y términos que pretende, y que la actora satisface los requisitos que para ello establezca la norma aplicable.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en virtud de que hasta la fecha en que la actora laboro para la demandada, esta jamás le entrego cantidad alguna por el concepto de Subsidio para Alimentación.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en virtud de que para el supuesto no consentido de que la actora acreditara haber recibido de la demandada una cantidad por tal concepto, la misma no constituye una prestación que se le haya pagado como contraprestación o a cambio de sus servicios, mas bien, constituye un Crédito Mercantil en Especie.- LIMITE, en todo caso debe cuidarse que el monto de la pensión, una vez aplicados los incrementos, no rebase la cantidad de $24,148.00, que es el importe del sueldo tabular que la actora percibía al momento de obtener su jubilación con la categoría de COORDINADOR DE ÁREA.- ACCESORIEDAD Y FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en virtud de que siendo improcedente la acción principal, y al ser de naturaleza accesoria, la misma es igualmente improcedente de conformidad con el principio general de derecho “lo accesorio sigue la suerte de lo principal”.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en virtud de que a partir del 16 de enero de 2003, ya no existe relación laboral entre la actora y la demandada, pues esta dejo de ser trabajadora en activo para formar parte del personal jubilado.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en virtud de que por las razones antes expuestas y que en obvio de repeticiones solicito se tengan como aquí transcritas.- PAGO Y FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en

(6)

virtud de que este concepto ya fue considerado al determinar los ingresos del último año de la actora y con base en ello cuantificar el monto de la pensión jubilatoria.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, la que es procedente por que hasta la fecha en la que la actora laboro para la demandada, tuvo la categoría de COORDINADOR DE ÁREA, como ella misma lo manifiesta y reconoce en su escrito inicial de demanda.- PRESCRIPCIÓN, en forma subsidiaria y sin que implique reconocimiento alguno, con fundamento en el artículo 516 de la Ley Federal del Trabajo, en virtud de que como la misma actora lo manifiesta en su escrito inicial de demanda, este concepto que reclama es a partir del 1 de junio de 2001, por lo tanto el termino de un año para el ejercicio de su acción empezó a correr a partir del 2 de junio de 2001 y concluyo el 1 de junio de 2002, por lo tanto, al haber ejercitado su acción hasta el 27 de junio de 2003, es inconcuso que intenta una acción prescrita.- FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO, en virtud de que para tener derecho al pago de esta reclamación, primeramente era necesario el reconocimiento de la categoría cuyo sueldo reclama, acción que la demandada jamás ejercito, por lo tanto, es improcedente la reclamación del pago de diferencias.- Contestó los hechos de la siguiente forma: 1.- Es cierto en cuanto a la fecha en que la actora empezó a laborar para la demandada, es falso y se niega que la categoría de COORDINADOR DE ÁREA deba ser reclamada nula.- 2.- Ni se afirma ni se niega, por no ser hecho propio.- 3.- Por cuanto a los Reglamentos que el actor refiere, ello es falso, y es falso y se niega que la demandada se haya constituido como patrón sustituto.- 4.- Es falso.- 5.- Es falso.- 6.- Es falso y se niega.- 7.- Es falso.- 8.- Es falso.- 9.- Es cierto en cuanto a la celebración del convenio para su jubilación, es falso y se niega que la demandada tuviera la obligación de considerar en dicho convenio el Reglamento Interior de Trabajo que la actora refiere.- 10.- Es cierto.- 11.- Es falso.- 12.- Es falso.- 13.- Es falso y se niega.- 14.- Es falso.- 15.- Es falso.- 16.- Es falso.- 17.- Es falso y se niega.- 18.- No se contesta porque no se formula.- 19.- Es falso y se niega.- 20.- Es falso.- Para justificar sus excepciones y defensas ofreció diversas pruebas e invocó los preceptos legales que estimó aplicables al caso.- Por último formuló sus puntos petitorios. --- III.- De esta manera se concedió el amparo y protección de la Justicia Federal demandado por el quejoso para el efecto de que la Sala responsable deje insubsistente el laudo de uno de julio de dos mil nueve y dicte otro en el que sin perjuicio de los

(7)

aspectos definidos y siguiendo los lineamientos de esta ejecutoria, determine que la actora tiene derecho a que se incluya en el calculo de su pensión el concepto denominado subsidio para alimentación, hecho que sea resuelva lo que proceda. --- IV.- En estricto apego al mandato constitucional anteriormente transcrito, en primer término se deja insubsistente el laudo impugnado y a continuación se emite un nuevo laudo siguiendo los lineamientos de la ejecutoria, partiendo sobre la base de que de la demanda y contestación a la misma la litis del presente asunto consiste en determinar y resolver, si la C. MORALES GONZÁLEZ ROSALÍA, tiene derecho para reclamar del BANCO NACIONAL DE CREDITO RURAL S.N.C., el cumplimiento del Reglamento Interior de Trabajo del Banco Nacional de Crédito Ejidal S.A. de C.V., vigentes conforme al Reglamento Interior de Trabajo de Banrural de 1976, el cumplimiento de las Condiciones Generales de Trabajo vigentes del demandado y las del Reglamento Interior de Trabajo de 1976, incremento Proporcional del Subsidio para alimentación, en el cálculo del salario de jubilación, el pago de las diferencias en la liquidación de finiquito, el pago de la gratificación ordinaria y extraordinaria correspondiente a cuatro meses veinte días, a partir del 16 de enero de 2003, hasta la finalización del presente juicio y posteriormente en forma vitalicia, las diferencias que resulten por no haber sido cubiertas de acuerdo a las funciones de GERENTE, el pago de intereses sobre todas las prestaciones solicitadas que se generen durante el juicio.- O bien, si como afirma el demandado que reclama prestaciones bajo un fundamento legal que no le era aplicable, aunado a que en su momento le fueron otorgadas las prestaciones legales a que tiene derecho.- Dada la forma como se encuentra planteada la litis, le corresponde a la parte actora soportar la carga de la prueba. -- V.- Dado lo anterior, de las constancias de autos, encontramos que, de las pruebas aportadas y aceptadas a las partes, en especial las ofrecidas por el Accionante, esta: 1.- Confesional a cargo del demandado, respecto de la cual como consta a fojas 486, se desistió a su entero perjuicio.- 2.- Confesionales, respecto de las cuales como consta a fojas 453, se desistió a su entero perjuicio.- 3.- A.- Original de los recibos de pago de 15 de junio de 2001 al 15 de enero de 2003, de fojas 47 a 68, cotejados con sus originales como consta a fojas 416 y con los cuales se acredita que su ultimo salario quincenal era de

(8)

$12,983.49.- B.- Convenio de Jubilación de 17 de febrero de 2003, a fojas 69, el cual se tuvo por presuntivamente cierto, como consta a fojas 430, y sin existir probanzas en contrario tendiente a desvirtuar su contenido, tiene valor probatorio para acreditar que mediante este se le otorgo a la actora el beneficio de la jubilación, reconociendo a la actora una antigüedad de 19 años 10 meses y 13 días, y un ultimo salario tabular de $24,148.00 mensuales, es así que le fue otorgado este beneficio en termino de las Condiciones Generales de Trabajo del demandado, fijando su pensión inicial en $27,553.25 mensuales con efectos a partir del 16 de enero de 2003.- C.- Finiquito de liquidación de 7 de febrero de 2003, a fojas 74, el cual hizo propio el demandado, por lo que tiene valor probatorio para acreditar que al obtener su jubilación, se le otorgo el pago de la liquidación correspondiente con un saldo a su favor por $71,873.61.- D.- Reglamento Interior de Trabajo, a fojas 80, el cual se tuvo por presuntivamente cierto, como consta a fojas 741, y sin existir probanzas en contrario tendiente a desvirtuar su contenido, tiene valor probatorio para acreditar el contenido de los preceptos legales invocados.- E.- Diario Oficial de la Federación de 7 de julio de 1975, a fojas 90, cotejado con su original como consta a fojas 489 y con el cual se acredita que mediante el cual se modifica y se crea el BANCO NACIONAL DE CRÉDITO RURAL S.N.C.- F.- Reglamento Interior del Trabajo del Banco Nacional de Crédito Ejidal, S.A. de C.V., el cual se tuvo por presuntivamente cierto, como consta a fojas 430, y sin existir probanzas en contrario tendiente a desvirtuar su contenido, tiene valor probatorio para acreditar el contenido de los preceptos legales invocados en el presente asunto.- G.- Condiciones Generales de Trabajo del BANCO NACIONAL DE CRÉDITO RURAL S.N.C., de fojas 103 a 120, el cual hizo propio el demandado, por lo que tiene valor probatorio para acreditar el contenido de los preceptos legales invocados en el presente asunto.- H.- Fotocopia de las obligaciones laborales del Boletín D-3, de fojas 121 a 126, respecto de la cual como consta a fojas 537, se desistió a su entero perjuicio.- I.- Comunicación sin número de 16 de mayo de 1990, a fojas 127, la cual se tuvo por presuntivamente cierta, como consta a fojas 530, y sin existir probanzas en contrario tendiente a desvirtuar su contenido, tiene valor probatorio para acreditar que mediante este se informo a todos los trabajadores que habían laborado para el demandado antes de la fusión de los Bancos que conservarían los derechos que tenían consignados.- J.- Comunicación de 23 de marzo de 1999, a fojas 129, la cual se tuvo por presuntivamente cierta,

(9)

como consta a fojas 530, y sin existir probanzas en contrario tendiente a desvirtuar su contenido, tiene valor probatorio para acreditar que el demandado reconoce que al momento de conceder el beneficio de la jubilación a los trabajadores, se debe aumentar un nivel del tabulador, es decir la diferencia existente entre el salario que percibía el trabajador y el inmediato superior, para lo cual se debe considerar tanto el nivel como el grado.- K.- Actas de reunión de 13 y 21 de diciembre de 2000, a fojas 131 y 132, las cuales se tuvieron por presuntivamente ciertas, como consta a fojas 530, y sin existir probanzas en contrario tendiente a desvirtuar su contenido, tienen valor probatorio para acreditar que el sindicato y el demandado negociaron el pago de las prestaciones reclamadas por los trabajadores y que les eran otorgadas de forma regular.- L.- Tabuladores vigentes de 2001, 2002 y 2003, de fojas 133 a 134, los cuales se tuvieron por presuntivamente ciertos, como consta a fojas 430, y sin existir probanzas en contrario tendiente a desvirtuar su contenido, tiene valor probatorio para acreditar que donde consta que el puesto que ostentaba la actora tenia asignado un sueldo base por $24,148.01 y una compensación garantizada de $1,010.08 y el siguiente nivel tenia asignado un salario de $30,132.35 y compensación por $1,263.65.- M.- Circular de 24 de julio de 1969, a fojas 136, la cual se tuvo por presuntivamente cierta, como consta a fojas 530, y sin existir probanzas en contrario tendiente a desvirtuar su contenido, tiene valor probatorio para acreditar que fue informada la aplicación del reglamento de trabajo de los empleados bancarios.- N.- Nombramiento otorgado a la actora, a fojas 137, el cual hizo propio el demandado, por lo que tiene valor probatorio para acreditar que a partir del 1º de febrero de 1998, fue promovida al puesto de Coordinador de Área.- O.- Original de los recibos de pago del 15 de junio de 2001 al 15 de enero de 2003, de fojas 138 a 142, cotejados con sus originales como consta a fojas 416 y con los cuales se acredita que le era cubierto de forma quincenal el pago de la compensación garantizada.- 4.- A.- Informe del BANCO NACIONAL DE CRÉDITO RURAL S.N.C., del estado que guarda el fondo de reserva del actor, desahogada a fojas 533, en el cual se informo que no se constituyo ningún fondo a favor de la actora.- B.- Informe del BANCO NACIONAL DE CRÉDITO RURAL S.N.C., el salario integrado de la categoría de Subdirector de Área, del año 2001, desahogada a fojas 534, en el cual se informo que no se encontraba consignado en los tabuladores el puesto que indica.- C.- Informe del BANCO NACIONAL DE CRÉDITO

(10)

RURAL S.N.C., del tabulador vigente en el año 2002 en la categoría de Subdirector de Área, desahogada a fojas 535, en el cual se informo que no se encontró antecedente de que el puesto indicado estuviera consignado en el siguiente nivel tabular.- D.- Informe de la Dirección General de Banca de Desarrollo de la SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO, desahogada a fojas 502, en el cual se reportaron como erróneas sus manifestaciones, toda vez que el banco dejo de tener tabuladores vigentes en junio de 2003.- 5.- Periciales, respecto de las cuales como consta a fojas 537, se desistió a su entero perjuicio.- 6.- Inspecciones, cuya deserción se decreto a fojas 369 de autos.- 7.- Testimonial, cuya deserción se decreto a fojas 466 de autos.- 8.- Testimonial, cuya deserción se decreto a fojas 476 de autos.- 9 y 10.- Instrumental de Actuaciones y Presuncional Legal y Humana, desahogadas por su propia y especial naturaleza a fojas 369 de autos, las cuales no le favorecen en virtud de que no acredita haber desempeñado funciones diversas a las de su nombramiento. Por su parte el demandado, ofreció las siguientes pruebas: 1.- Confesional a cargo de la actora, desahogada a fojas 410 y 411, la cual carece de valor probatorio, en atención a que el absolvente respondió en forma negativa a todas las posiciones que previamente calificadas de legales le fueron formuladas por el demandado.- 2.- Convenio jubilatorio, cedula de calculo de la pensión y recibo de finiquito presentados por la actora y valorados en el párrafo anterior.- 3.- Texto de los artículos 52, 53, 60, 61, 76 y 82 de las Condiciones Generales de Trabajo, los cuales al haber sido ofrecidos por la actora ya han sido valoradas en el párrafo que antecede.- 4.- Informe de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, Dirección General de Banca de Desarrollo, desahogado a fojas 446 de autos, y tiene valor probatorio para acreditar que: en enero de 2003, el puesto de Coordinador de Área, tenia asignado salario tabular por la cantidad de $24,148.00 mensuales y al siguiente nivel tabular le correspondía el salario tabular por la cantidad de $30,132.00.- 5.- Informe rendido por la Secretaría de la Función Pública a fojas 445, en el cual se señala que las funciones de la estructura de la demandada pasaron a formar parte de las atribuciones de la Secretaria de la Función Publica.- 6 y 7.- Instrumental Pública de Actuaciones y Presuncional en su doble aspecto, Legal y Humana, desahogadas por su propia y especial naturaleza, a fojas 369 de autos, las que le son favorables, dado que justifica haber cuantificado de forma

(11)

correcta el tiempo de servicios de la actora así como el porcentaje para el pago de su pensión.- --- IV.- De conformidad con lo antes expuesto y en estricto cumplimiento a la ejecutoria de cuenta, tenemos que la actora se encuentra reclamando del demandado el cumplimiento del Reglamento Interior de trabajo, en relación a aquellas prestaciones que una vez que se fusionaron tres bancos para conformar una nueva institución, se considero que prevalecerían los mejores derechos para los trabajadores y por tanto, demanda que al momento de calcular el monto de su jubilación, no se considero debidamente lo que establece el artículo 74 del Reglamento interior de trabajo del banco nacional de crédito ejidal y el artículo 52 de las Condiciones Generales de Trabajo, los cuales establecen los porcentajes a considerar para el calculo de su pensión, asimismo indica que no fueron calculados de forma correcta el tiempo de servicios que presto para el demandado, a lo cual el demandado indico que esto era incorrecto y que en todo momento le fueron otorgadas las prestaciones que conforme a derecho le correspondían, es así que en principio debemos señalar que de acuerdo con el convenio de jubilación exhibido por la actora y reconocido por el demandado la actora ingreso a prestar sus servicios para el demandado el 3 de marzo de 1983 y causo baja el 15 de enero de 2003, por tanto se le reconoció una antigüedad de 19 años 10 meses y 13 días, lo cual se encuentra debidamente justificado, y considerando lo que establecen los artículo 52 de las Condiciones Generales de Trabajo del demandado (fojas 100) y el 74 del Reglamento que invoca la actora (fojas 111 vuelta), el 4% y 3.3% respectivamente, que considera cada ordenamiento legal es aplicable para los trabajadores que tengan una antigüedad de 20 o mas años de servicios, y dado que la actora únicamente contaba con 19 años, es decir que no llegaba a los 20 requeridos, es evidente que no le era aplicable el porcentaje que demanda, siendo evidente que el demandado aplico el porcentaje que le correspondía conforme a los preceptos legales aplicables, no encontrándose ninguna violación a sus derechos o falta de aplicación de los mismos, por lo que se debe absolver al demandado de lo reclamado por la actora en los incisos A) y B) de su escrito inicial de demanda, siendo el caso que al no ser procedente el otorgamiento de un porcentaje mayor al demandado, el pago de incrementos proporcionales de las prestaciones que le fueron otorgadas también resulta improcedente, pues como consta a fojas 78, estas fueron

(12)

calculadas conforme al porcentaje respecto del tiempo de servicios prestados por la actora al demandado. --- Asimismo demanda el incremento proporcional del subsidio para alimentación en el cálculo del salario de jubilación de acuerdo con el artículo 37 fracción II, de las Condiciones Generales de Trabajo, al respecto es de señalar que la prestación determinada como subsidio para alimentación se compone del 25% en vales de despensa, tal como lo regula el artículo 76 de las Condiciones Generales de Trabajo, y considerando lo que establece el artículo 52 de las citadas condiciones de trabajo, para el calculo de la pensión se debe considera primeramente el promedio del sueldo recibido en el ultimo año, tomando en cuenta entre otros conceptos el de subsidio para alimentación, asimismo por su parte el citado artículo 37 fracción II, define como sueldo nominal y tabular el que entre otros conceptos contempla las cantidades que de forma ordinaria perciba el trabajador en razón de las funciones especificas que desarrolle, que aplicado al caso que se estudia, tenemos que el otorgamiento de vales de consumo para la despensa familiar que subsidia el demandado, tal como lo regula el artículo 76 del mismo ordenamiento y que como consta a fojas 75 a 79, formaba parte de los conceptos que el demandado otorgó al actor durante un año anterior ala fecha en que le fue otorgada la pensión, y toda vez que esta prestación como se ha dicho, constituye una ayuda subsidiaria a los trabajadores y que refleja un incremento en su salario, al tratarse de una cantidad monetaria entregada al trabajador en correspondencia al desempeño de su trabajo, debe entenderse que esta prestación integra la cuantía básica de la pensión jubilatoria, máxime que el actor se encuentra acreditando que percibió la misma durante el ultimo año laboral; en apoyo a lo anterior se invoca la siguiente tesis: ---

PENSIÓN JUBILATORIA LA INTEGRA LA CANTIDAD LIQUIDA VARIABLE SOLICITADA PRO LOS TRABAJADORES DEL BANCO NACIONAL Y DE LOS BANCOS REGIONALES DEL SISTEMA BANRURAL, RECIBIDA COMO SUBSIDIO PATRONAL DURANTE SU ULTIMO AÑO LABORAL EN CONCEPTO DE VALES DE CONSUMO PARA LA DESPENSA FAMILIAR. La jubilación contemplada en las Condiciones Generales de Trabajo del Sistema Banrural (compuesto por el Banco Nacional y los Bancos Regionales de Crédito Rural, S.N.C.) constituye una prestación de naturaleza extralegal y, por ello, las reglas para su otorgamiento y cuantificación son las establecidas, exclusivamente, en la referida norma especializada. En este sentido, el artículo 52 de la invocada norma señala cinco prestaciones como conceptos integradores de la cuantía básica de la pensión vitalicia de retiro de los trabajadores, entre ellas, el subsidio para alimentación, dentro del cual queda incluida la

(13)

prestación consistente en "vales de consumo para la despensa familiar" pactada en el diverso artículo 76 de la propia norma contractual, toda vez que el patrón absorbe el veinticinco por ciento del monto total solicitado por el trabajador, lo que representa una ayuda subsidiaria en la compra de artículos para la despensa familiar y refleja un incremento en el salario del trabajador. En consecuencia, al tratarse del pago de una cantidad monetaria o pecuniaria que es entregada al trabajador para la compra de los artículos mencionados, en correspondencia al desempeño de su trabajo, debe considerarse que dicha prestación integrará la cuantía básica de su pensión jubilatoria, siempre que acredite en el juicio que durante su último año laboral solicitó aquellos vales y que recibió como subsidio patronal el monto en cantidad líquida para que sea esa cantidad variable lo que se considere en la cuantía básica.- Contradicción de tesis 127/2002-SS. Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Sexto y Séptimo, ambos en Materia de Trabajo del Primer Circuito. 31 de enero de 2003. Cinco votos. Ponente: José Vicente Aguinaco Alemán. Secretaria: Estela Jasso Figueroa.- Tesis de jurisprudencia 9/2003. Aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del catorce de febrero de dos mil tres. ---

Es así que lo procedente es condenar al demandado a incluir dentro del cálculo de la pensión del actor el concepto de subsidio por alimentación que tal como lo regulan las Condiciones Generales de Trabajo del demandado, en su artículo 76, se establece que a los trabajadores se les otorgaría vales de consumo hasta por el 25% de su salario mensual nominal, en el entendido que la demandada, del total del monto de los vales otorgados absorbería el 25%, asimismo el trabajador pagaría el 75% restante, descontándosele en las dos quincenas posteriores; siendo el caso que como consta de los recibos de pago del trabajador que corren glosados de fojas 47 a 68, se advierte que efectivamente durante el ultimo año de servicios le era descontada al actor la cantidad de $1,451.25 quincenales por concepto de vales de despensa, debiéndose observar que si la prestación otorgada era sustentada en un 75% por el trabajador, misma que cubría en dos quincenas, resulta que el total solicitado por el actor, del tope máximo del 25% que regula el artículo 76, tenemos que únicamente solicito la cantidad de $3,870.40, de la cual el demandado únicamente absorbía el pago del 25% de este total, que resulta por la cantidad de $967.50, es así que considerando que efectivamente esta prestación le era concedida al actor efectuándole el descuento correspondiente de forma continua y permanente como se acredita con los talones de pago que aporto a este juicio, resulta procedente integrar a la cuantificación de la pensión inicial del actor, el pago de la cantidad de $967.50, que absorbía el demandado por este concepto y que no se advierte haya sido considerada al momento de cuantificar su pensión; es así que atendiendo al

(14)

calculo efectuado en la documental que obra a fojas 78, tal como se describe en el siguiente cuadro, se procede a incluir los conceptos de subsidio para alimentación: ---

CONCEPTOS SUELDO MENSUAL TOTALES

SUELDO $291,010.96

NIVEL SALARIAL $5,984.00 $71,808.00 7% COOP ALIM TOTAL SUELDOS $25,398.02

GRATIFICACIÓN ANUAL $148,908.98

PRIMA DE VACACIONES $17,549.98

SUBSIDIO POR ALIMENTACIÓN $967.50 $11,610.00 TOTAL DE PERCEPCIONES AL AÑO $566,295.95 PROMEDIO DE PERCEPCIONES AL MES $47,191.32

DETERMINACIÓN DE LA PENSIÓN AL 59.60%

PENSIÓN MENSUAL INICIAL CORRECTA $28,126.02

Es así que de acuerdo con el cálculo anterior la pensión original del actor, debió ser por la cantidad de $28,126.02, y no por $27,553.25, derivándose así la existencia de diferencias a su favor por $572.77, que se debe condenar al demandado a cubrir desde el 15 de enero de 2003, y hasta que se regularice su situación laboral, así como por los incrementos que se lleguen a suscitar en su pensión, siendo que del 15 de enero de 2003 al 15 de febrero de 2010, tenemos que han transcurrido 85 meses, por tanto se debe condenar al demandado a pagar al actor diferencias por $48,685.45, debiéndose abrir el incidente de liquidación correspondiente por las diferencias que se sigan generando hasta que se regularice su situación laboral. --- Y respecto del pago de la gratificación ordinaria y extraordinaria que demanda correspondiente a cuatro meses, veinte días, que demanda desde el 16 de enero de 2003 y que es regulada en el artículo 82 de las Condiciones Generales de Trabajo, es de señalar que si bien es cierto, el artículo 60 de dichas condiciones establece que los trabajadores jubilados tendrán derecho con las limitaciones que correspondan en su caso, a todas las prestaciones establecidas por la institución para los trabajadores en activo, también lo es que la prestación que demanda fue integrada al calculo de su pensión desde su inicio, tal como se advierte a fojas 78, bajo el concepto de gratificación anual, tal como lo establece el citado articulo, por tanto, se debe considerar que este pago al momento en que se otorgo el pago continuo de la pensión a la parte actora se entiendo cubierto, y de condenar a su pago de forma independiente se le estaría otorgando un pago doble por

(15)

este concepto, de tal suerte que se debe absolver al demandado de su pago, de acuerdo con lo antes descrito. --- En cuanto al pago del Fondo de reserva que reclama, es de señalar que como se advierte del oficio que obra a fojas 533, en este se informo que no se constituyo ningún fondo a favor de la actora, por tanto su petición al respecto resulta improcedente debiéndose absolver al demandado de su pago; asimismo en cuanto al pago de diferencias que demanda bajo el hecho de que realizó funciones de Gerente, diversas al del puesto que ostentaba y que le fue otorgado, es de señalar que tal como se advierte de autos, la actora ostento el puesto de COORDINADOR DE ÁREA, hasta la fecha en que causo baja, no encontrándose en autos, probanza alguna mediante la cual se acreditara que durante la prestación de sus servicios hubiese desempeñado funciones diversas a las que le fueron asignadas con su nombramiento, derivándose la improcedencia de la acción intentada, y por tanto, se debe absolver al demandado del pago de esta prestación. --- Por ultimo en cuanto al pago de los intereses por todas las prestaciones reclamadas, que demanda la actora es de señalar que la legislación laboral no contempla este pago, considerando que se esta cubriendo el pago que le corresponde como si no se hubiera suscitado la falta cometida por el demandado, y por tanto se ordena abrir el incidente de liquidación para que sean cubiertos conforme a derecho las prestaciones que le corresponden, mas no así el pago de intereses, lo cual resulta improcedente y carente de fundamento legal, por tanto se debe absolver al demandado del pago de estos, en apoyo a lo anterior se invoca la siguiente tesis: ---

SALARIOS CAÍDOS. ES IMPROCEDENTE EL PAGO DE INTERESES.- No existe fundamento alguno que apoye la pretensión de la actora de obtener intereses sobre salarios caídos y prestaciones que se le adeuden, ante la ruptura de la relación laboral, desde el momento del despido, ya que el artículo 48 de la Ley Federal del Trabajo establece en forma precisa que, en los casos de despido injustificado procede el pago de salarios vencidos desde la fecha del despido hasta que se cumplimente el laudo, los cuales al haberse ejercitado la acción de indemnización constitucional, adquieren el carácter de reparación del daño, conforme al criterio de la entonces Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero sin que proceda en forma alguna el pago de intereses.- SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 4876/2004. María Teresa Repetto Ortega. 24 de junio de 2004. Unanimidad de votos. Ponente: Carolina Pichardo Blake. Secretaria: Leticia Carolina

(16)

Sandoval Medina.- No. Registro: 180,065. Novena Época. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. XX, Noviembre de 2004. Tesis: I.6o.T.236 L. Página: 2023. ---

En merito de lo anterior, con fundamento en los artículos 124 fracción I, 124 “B”, fracción I, y 137 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado habiéndose cumplimentado lo ordenado por el DÉCIMO SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO en la ejecutoria de fecha doce de febrero de dos mil diez, en los autos del juicio de amparo DT.- 1401/2009, a verdad sabida y buena fe guardada, es de resolverse y se: ---

R E S U E L V E

PRIMERO.- Se deja insubsistente el laudo combatido de fecha uno de julio de dos mil nueve. --- SEGUNDO.- La actora acreditó parcialmente la procedencia de su acción y el Titular demandado justificó parcialmente sus defensas y excepciones, en consecuencia. --- TERCERO.- Se absuelve al BANCO NACIONAL DE CRÉDITO RURAL, S.N.C. de pagar a la actora ROSALÍA MORALES GONZÁLEZ, los incrementos y diferencias reclamadas en los incisos A), B), D) y E), de su escrito inicial de demanda, así como el pago de las diferencias salariales reclamadas en el inciso F) y los intereses del inciso G), en términos de lo expuesto en el último considerando de este fallo. --- CUARTO.- Se condena al DEMANDADO a incluir dentro del calculo de la pensión de la ACTORA, el concepto de subsidio por alimentación, resultando una pensión correcta por $28,126.02, asimismo se le condena al pago de diferencias por $48,685.45, debiéndose abrir el incidente de liquidación correspondiente por los que se sigan generando, en términos de lo expuesto en el último considerando de este fallo. --- QUINTO.- Gírese el ofició de estilo al DÉCIMO SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO, a fin de informarle el cumplimiento de su sentencia de Amparo DT.- 1401/2009. ---

(17)

SEXTO.- NOTIFÍQUESE PERSONALMENTE A LAS PARTES. CÚMPLASE.- y en su oportunidad archívese el expediente como asunto total y definitivamente concluido. ---

GSBM/PLEY

A S I, DEFINITIVAMENTE JUZGANDO LO RESOLVIERON Y FIRMARON LOS CC. MAGISTRADOS QUE INTEGRAN LA TERCERA SALA DEL TRIBUNAL FEDERAL DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE, POR UNANIMIDAD DE VOTOS EN EL PLENO CELEBRADO CON ESTA MISMA FECHA.- DOY FE. ---

Figure

Actualización...

Referencias