NORMA TÈCNICA PARA EL MANEJO DE RESIDUOS SÒLIDOS HOSPITALARIOS

93 

Texto completo

(1)

N

N

O

O

R

R

M

M

A

A

T

T

È

È

C

C

N

N

I

I

C

C

A

A

P

P

A

A

R

R

A

A

E

E

L

L

M

M

A

A

N

N

E

E

J

J

O

O

D

D

E

E

R

R

E

E

S

S

I

I

D

D

U

U

O

O

S

S

S

S

Ò

Ò

L

L

I

I

D

D

O

O

S

S

H

H

O

O

S

S

P

P

I

I

T

T

A

A

L

L

A

A

R

R

I

I

O

O

S

S

NT-MINSA/DGSP V.0.1

2

2

0

0

0

0

4

4

(2)

Este trabajo se realizó con la participación de: Ing. Gerardo Arias Carrizales (Consultor) Ing. Jorge Albinagorta Jaramillo (DIGESA) Dr. Juan Antonio lmeida Alcántara (DGSP) Dr. Marco Antonio Carlos Rodríguez (Consultor) Lic. Teresa Castilla Vicente (PVIGIA-MINSA) Ing. Rodolfo Castromonte Luna (DIGESA) Dr. Jaime Chang Neyra (USAID) Ing.Gladys Diaz Aquino (Consultor) Ing. Marìa Julia Esteban Valerio (DIGESA) Dra. Silvia Mendocilla Garcìa (DIGESA) Dr. Martín Yagui Moscoso (PVIGIA-MINSA)

Esta publicación fue realizada con el apoyo técnico y

financiero del Proyecto Vigía “Enfrentando a las amenazas de las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes” (Convenio de donación entre el Ministerio de Salud de Perú y la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos, USAID).

P R OY E C T O M IN S A / U S A I D

Ministerio de Salud. Avenida Salaverry – Cuadra 8 s/n – Jesús María

Lima, Perú. Cualquier correspondencia dirigirla al Proyecto Vigía (MINSA-USAID) Camilo Carrillo #402 – Jesús María Lima, Perú. Teléfonos: 3303643 3323482 http://www.minsa.gob.pe/pvigia

ISBN N°:

Depósito Legal N°

Razón Social: Ministerio de Salud

El documento es de uso y reproducción libre, total o parcialmente, siempre y cuando se cite la procedencia del mismo y no se utilice con fines comerciales.

(3)

NORMA TÈCNICA PARA EL MANEJO DE

RESIDUOS SÒLIDOS HOSPITALARIOS

NT-MINSA/DGSP V.0.1

MINISTERIO DE SALUD

ALTA DIRECCIÓN

Doctora Pilar Mazzetti Soler

Ministra de Salud

Dr. Ysmael Núñez Sáenz

Vice Ministro de Salud

DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD DE LAS PERSONAS Dra. Nora Reyes Puma

Directora General

DIRECCIÒN EJECUTIVA DE SERVICIOS DE SALUD Dra. María Angélica Valcárcel Saldaña

Directora Ejecutiva

DIRECCIÒN DE SERVICIOS ESPECIALIZADOS DE SALUD Dr. Jorge Cordero Valera

Director

DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD AMBIENTAL Ing. Luis Leonidas Chávez País

Director General

DIRECCIÒN EJECUTIVA DE SANEAMIENTO BÀSICO Eco. Cèsar Augusto Bedòn Rocha

Director Ejecutivo

PROYECTO VIGÍA

Dra. Luz Esther Vásquez Vásquez

(4)

AGRADECIMIENTOS

El Ministerio de Salud, expresa su agradecimiento a la USAID y al Proyecto “Enfrentando a las amenazas de las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes” - VIGÍA (Ministerio de Salud del Perú – Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID), por el apoyo técnico y financiero para el desarrollo de la presente obra.

Al equipo de profesionales conformado por la Ingeniera Gladis Díaz Aquino, Ing. Gerardo Arias Carrizales, Dr. Marco Antonio Carlos Rodríguez y la Ing. Melba Camino Cabrejo por sus aportes técnicos para el desarrollo del Manual. A los diferentes profesionales de hospitales del Sector Salud y a otras instituciones que brindaron sus aportes técnicos y sugerencias al presente documento de trabajo.

Entre ellos:

‰ Instituto Especializado Materno Perinatal ‰ Instituto Especializado de Salud del Niño

‰ Instituto Especializado de Ciencias Neurològicas ‰ Instituto Especializado de Rehabilitaciòn

‰ Hospital Nacional Guillermo Almenara I.

‰ Hospital Nacional Docente Madre Niño San Bartolomè ‰ Hospital de Huacho

‰ Hospital Nacional Cayetano Heredia ‰ Hospital Chancay

‰ Hospital Barranca ‰ Hospital Huaral

‰ Hospital Nacional A. Loayza ‰ Hospital Nacional Hipòlito Unànue ‰ Hospital Nacional Dos de Mayo ‰ Hospital Nacional Sergio Bernales ‰ Hospital Marìa Auxiliadora

‰ Hospital Regional de Trujillo ‰ Hospital San Josè del Callao ‰ Hospital Emergencias Pediàtricas ‰ Hospital Felix Mayorca Soto ‰ Hospital Santa Rosa

‰ Centro Mèdico Naval ‰ CARE Perù

(5)

NORMA TÈCNICA DE MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS HOSPITALARIOS NT-MINSA/DGSP V.0.1

NORMAS BÁSICAS PARA EL MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS HOSPITALARIOS

CAPITULO I. GENERALIDADES

1.1 Antecedentes 1.2 Aspectos Legales 1.3 Marco Teórico

1.4 Objetivo del Sistema de Gestión del Manejo de Residuos Sólidos 1.5 Definición de Residuos Sólidos Hospitalarios

1.6 Clasificación de los Residuos Sólidos Hospitalarios

CAPITULO II. CICLO DEL MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS

2.1 Diagnóstico

2.2 Etapas del Manejo de Residuos Sólidos Hospitalarios 2.2.1 Acondicionamiento

2.2.2 Segregación y almacenamiento primario 2.2.3 Almacenamiento intermedio

2.2.4 Transporte interno 2.2.5 Almacenamiento final 2.2.6 Tratamiento de los residuos 2.2.7 Recolección Externa 2.2.8 Disposición final

CAPITULO III. TECNOLOGIAS DE TRATAMIENTO DE RESIDUOS SÓLIDOS HOSPITALARIOS

3.1 Esterilización por Autoclave

3.2 Relleno Sanitario – Enterramiento Controlado 3.3 Incineración

(6)

CAPITULO IV. DE LAS TECNICAS Y PROCEDIMIENTOS EN SERVICIOS ASISTENCIALES

CAPITULO V. DE LAS TECNICAS Y PROCEDIMIENTOS EN SERVICIOS DE APOYO AL DIAGNOSTICO

CAPITULO VI. DE LAS TECNICAS Y PROCEDIMIENTOS EN SERVICIOS GENERALES Y ADMINISTRATIVOS

GLOSARIO DE TERMINOS

ANEXOS

ANEXO No 1. Lista de verificación para el manejo de residuos sólidos.

ANEXO No 2 Especificaciones Técnicas: Recipientes para residuos comunes, Biocontaminados y Especiales

ANEXO No 3. Especificaciones Técnicas: Bolsas para revestimiento

ANEXO No 4. Especificaciones Técnicas: Almacenamiento Intermedio y Final ANEXO No 5. Especificaciones Técnicas: Coches de Transporte

ANEXO No 6. Especificaciones Técnicas: Equipo de protección personal ANEXO No 7. Instrucciones de Limpieza y Desinfección

Relación de figuras

FIGURA No 1. Ciclo del manejo de residuos sólidos hospitalarios FIGURA No 2. Triturador de residuos sólidos

FIGURA No 3. Diagrama de Enterramiento Controlado

FIGURA No 4. Modelo de Incinerador de doble cámara convencional. FIGURA No 5. Desinfección por microondas para el tratamiento de residuos

sólidos hospitalarios

Relación de cuadros.

CUADRO No 1. Ventajas y desventajas de las tecnologías de tratamiento más usadas

(7)

NORMAS BÁSICAS PARA EL MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS HOSPITALARIOS

DE LA GESTIÓN

• Todo establecimiento de salud, debe implementar un Sistema de Gestión para el Manejo de Residuos Sólidos Hospitalarios, orientado no solo a controlar los riesgos sino a lograr la minimización de los residuos sólidos desde el punto de origen.

• La Dirección del establecimiento de salud tiene la responsabilidad de la implementación del Sistema de Gestión para el Manejo de Residuos Sólidos, quien podrá a su vez asignar al (los) coordinador(es) del Sistema. • La documentación correspondiente al Sistema de Gestión para el Manejo

de Residuos Sólidos Hospitalarios debe ser difundida a toda la comunidad hospitalaria.

DEL ACONDICIONAMIENTO

• Todos los ambientes del establecimiento de salud, deben contar con los materiales e insumos necesarios para descartar los residuos sólidos de acuerdo a la actividad que en ellos se realizan.

DE LA SEGREGACIÓN

• Todo el personal debe participar de manera activa y consciente en colocar los residuos en el recipiente correspondiente.

• Todo residuo punzocortante debe ser depositado en un recipiente rígido.

DEL ALMACENAMIENTO INTERMEDIO

• Los establecimientos de salud que por su complejidad y magnitud, generen durante la jornada grandes cantidades de residuos sólidos deben contar con un almacenamiento intermedio que concentre temporalmente los residuos de los servicios cercanos.

(8)

DEL TRANSPORTE INTERNO

• Determinar horarios y rutas para el transporte de los residuos en sus envases y recipientes debidamente cerrados, considerando horas o rutas en donde hay menor presencia de pacientes y visitas.

DEL ALMACENAMIENTO FINAL

• Todo establecimiento de salud, debe contar con una instalación adecuada para centralizar los residuos provenientes de todos los servicios y áreas del establecimiento de salud, que permita almacenar los residuos sin causar daños al medioambiente y al personal que allí labora.

• Los lugares destinados al almacenamiento final de residuos sólidos hospitalarios quedarán aislados de salas de hospitalización, cirugía, laboratorio, toma de muestra, banco de sangre, preparación de alimentos y en general lugares que requieran completa asepsia, minimizando de esta manera una posible contaminación cruzada con microorganismos patógenos.

TRATAMIENTO

• Todo establecimiento de salud, debe implementar un método de tratamiento de sus residuos sólidos acorde con su magnitud, nivel de complejidad, ubicación geográfica, recursos disponibles y viabilidad técnica.

• Para cualquier método de tratamiento empleado debe realizarse una verificación periódica de los parámetros críticos (temperatura, humedad, volumen de tratamiento, tiempo, etc.).

RECOLECCIÓN EXTERNA Y DISPOSICIÒN FINAL

• El establecimiento de salud, debe asegurarse que la empresa prestadora de servicios de manejo de residuos sólidos hospitalarios, debe contar con la autorización emitida por el Municipio y ser depositada en rellenos sanitarios registrados en la DIGESA, además de contar con la autorización para la disposición final de residuos sólidos hospitalarios.

(9)

CAPITULO I. GENERALIDADES

En este manual se describen los procesos, procedimientos, y actividades de la gestión integral de los residuos sólidos hospitalarios, para su manejo técnico y el cumplimiento de lo establecido en la normatividad vigente.

El propósito de este Manual es dar a conocer a los responsables de la administración de los establecimientos de salud, encargados del manejo de los residuos y al personal del establecimiento de salud, los criterios técnicos organizativos y operativos para realizar un manejo correcto de los residuos sólidos hospitalarios, acorde con la normativa vigente, el nivel de complejidad del establecimiento de salud y el entorno geográfico.

1.1 Antecedentes

El Manejo de los Residuos Sólidos Hospitalarios (MRSH) en nuestro país es uno de los aspectos de la gestión hospitalaria, que recién a partir de los últimos años ha concitado el interés de las instituciones públicas y privadas, impulsado por el desarrollo de la seguridad y salud en el trabajo hospitalario, la protección al medioambiente y la calidad en los servicios de salud.

En 1987, la Empresa Servicios Municipales de Limpieza de Lima (ESMLL), realizó un estudio sobre los residuos sólidos hospitalarios en Lima Metropolitana que incluyó 35 establecimientos de salud, en el cual se determinó que la cantidad de residuos producidos por hospital varía según tamaño y complejidad del mismo. Para hospitales con más de 1,000 camas la generación oscila entre 4.1 y 8.7 lts/cama/día; en hospitales de menos de 300

(10)

camas oscila entre 0.5 y 1.8 lts/cama/día y en clínicas particulares de 100 camas oscila entre 3,4 y 9 lts/cama/día.

El estudio concluyó que "el manejo de los residuos sólidos hospitalarios es una preocupación para los administradores de dichos establecimientos, pero lo cierto es que su manejo es tan precario, que las consecuencias resultantes pueden ser imprevisibles". (1)

En un estudio realizado en 1991 por P. Tello, se evidenció que el 85.5% de los centros hospitalarios, tenían servicio de limpieza propio, tanto los públicos como los privados con un personal sin capacitación, por lo que esta actividad se estaría realizando en forma improvisada en todas sus etapas, además de insuficiente material y equipos de protección personal. (2)

En 1992, E. Bellido realizó el "Diagnóstico Situacional del Saneamiento Ambiental en dos centros Hospitalarios" en Lima Metropolitana, este estudio se realizó en el Hospital Arzobispo Loayza de Lima y en el Hospital Daniel Alcides Carrión del Callao. Se determinó la generación unitaria para cada hospital, en promedio en el Hospital Loayza fue de 1.55 Kg/cama/día y en el Hospital D.A. Carrión de 1.97 Kg/cama/día; y en cuanto a la generación promedio diaria según clasificación fue la siguiente: contaminados (57%), comunes (42%) y especiales (1%) en ambos nosocomios. En este estudio se llegó a la conclusión que el 50% de los residuos generados son contaminados con materiales o secreciones generados durante el proceso de atención médica a los pacientes, pero al ser manejados inadecuadamente son mezclados con el resto de los residuos, ocasionando que el total de éstos se contaminen. (3)

(11)

Manejo de los Residuos Sólidos de Hospitales Administrados por el Ministerio de Salud”. Para este trabajo se realizaron encuestas y la caracterización de los residuos en 06 hospitales de distintas ciudades del interior del país. Este estudio permitió demostrar el estado precario del Saneamiento Ambiental en los seis centros hospitalarios en su componente de residuos sólidos. (4).

También dentro del Programa de Fortalecimiento de los Servicios de Salud, el MINSA, en 1998 elaboró un documento técnico sobre “Tecnologías de Tratamiento de Residuos Sólidos de Establecimientos de Salud”. Este documento identifica las 04 tecnologías de tratamiento de residuos sólidos hospitalarios más empleadas en el ámbito mundial que son incineración, esterilización a vapor (autoclave), desinfección por microondas y tratamiento químico. (5)

1.2 Aspectos Legales

• Decreto Supremo N° 006-STN 09.01.64 Reglamento para la Disposición de Basuras mediante el empleo del método de Relleno Sanitario

• Convenio de Basilea 22.3.1989 anexo I, II, III artículo 3 y 4 Definiciones Nacionales y Responsabilidades de las partes

• Decreto Legislativo 613 08-09- 1990 Código del Medio ambiente – Salubridad Publica capitulo 17,18 artículo 100

• Decreto Supremo N° 005-90-SA 27.10.90 Reglamento General de Hospitales del Sector Salud.

• Resolución Directoral N° 107-93 DGMID-DG 10.12.93 Normas y Procedimientos para la Baja y Eliminación de Medicamentos de la Dirección General de Medicamentos , Insumos y Drogas .

(12)

• Resolución Presidencial N ° 009 – 95 IPEN /ANM 19.07.95 Norma del IPEN- Manejo Seguro de los Deshechos Radiactivos

• Ley 27314 21.07.2000 Residuos Sólidos Disposiciones Generales para el Manejo capitulo I Residuo Sólido Competencia del Sector Salud capitulo II artículo 7, Autoridades Municipales capitulo III, Manejo de Residuos Sólidos Titulo III.

• Ordenanza Municipal N° 295 noviembre 2000 Sistema Metropolitano de Gestión de Residuos Sólidos

• Decreto de Alcaldía N° 147 Municipalidad Metropolitana de Lima Sistema metropolitano de Gestión de Residuos Sólidos .

• Decreto de Alcaldía N° 093 28.02.2003 Modifican reglamento de la Ordenanza N° 295 MML “Sistema Metropolitano Gestión de Residuos Sólidos”

1.3 Marco Teórico

Los residuos sólidos que se generan en los establecimientos de salud, producto de las actividades asistenciales constituyen un peligro de daño para la salud de las personas si en circunstancias no deseadas, la carga microbiana que contienen los residuos biocontaminados ingresa al organismo humano ó en el caso de los residuos especiales cuando ingresan mediante vía respiratoria, digestiva o dérmica.

Los residuos sólidos hospitalarios incluyen un componente importante de residuos comunes y una pequeña proporción de residuos peligrosos (biocontaminados y especiales). La naturaleza del peligro de estos residuos sólidos, está determinada por las características de los mismos que se podrían

(13)

residuos con agentes químicos tóxicos, agentes genotóxicos, o farmacológicos, (3) residuos radiactivos y (4) residuos punzo cortantes.

Todos los individuos en un establecimiento de salud, están potencialmente expuestos en grado variable a los residuos peligrosos, cuyo riesgo varía según la permanencia en el establecimiento de salud, la característica de su labor y su participación en el manejo de residuos.

La exposición a los residuos peligrosos involucran, en primer término, al personal que maneja dichos residuos sólidos tanto dentro como fuera de los establecimientos de salud, personal que de no contar con suficiente capacitación y entrenamiento o de carecer de facilidades e instalaciones apropiadas para el manejo y tratamiento de los residuos, así como de herramientas de trabajo y de elementos de protección personal adecuados, puede verse expuesto al contacto con gérmenes patógenos.

El personal asistencial de los establecimientos de salud (médicos, enfermeras, técnicos, auxiliares, etc.) también están en riesgo de sufrir algún daño potencial como consecuencia de la exposición o contacto a residuos peligrosos, destacándose los residuos punzo cortantes como los principalmente implicados en los “accidentes en trabajadores de salud”, aunque la gran mayoría de accidentes por pinchazos con material punzo cortante ocurre durante la realización de algún procedimiento asistencial y antes de ser desechado, donde el “material médico implicado” aún no es considerado un residuo.(6)

Los residuos biocontaminados pueden contener una gran variedad y cantidad de microorganismos patógenos.

(14)

Diversos estudios han evaluado cualitativamente y cuantitativamente el contenido microbiológico de los residuos sólidos hospitalarios y residuos domiciliarios (domésticos). Los residuos domiciliarios contienen en promedio más microorganismos con potencial patógeno para humanos, que los residuos sólidos hospitalarios. Investigaciones conducidas alrededor del mundo, han demostrado que los residuos domésticos contiene, en promedio 100 veces más microorganismos con potencial patogénico para humanos que los residuos sólidos hospitalarios. (7)

Por otro lado para valorar el peligro se debe considerar además la supervivencia de los microorganismos patogénicos en el medioambiente, que es limitada a excepción de alguno de ellos. Cada microorganismo tiene una tasa de mortalidad específica según su resistencia a las condiciones del medio ambiente tales como la temperatura, la humedad, la disponibilidad de materia orgánica, las radiaciones de rayos ultravioleta (8).

El rol de vectores tales como los insectos también debe ser considerado en la evaluación de la supervivencia y expansión de los microorganismos patogénicos en el medioambiente. Esto resulta de interés en el manejo de residuos tanto interno como externo de los establecimientos de salud.

No se ha encontrado evidencia epidemiológica que la disposición de residuos sólidos hospitalarios sean causa de enfermedad en la comunidad. Además, no se ha encontrado, que la exposición ocupacional de los trabajadores que manipulan residuos hospitalarios y municipales, conduzcan a un incremento del riesgo de adquirir infección por patógenos sanguíneos. (7)

(15)

Los únicos residuos de los establecimientos de salud que han sido asociados con la transmisión de enfermedades infecciosas, son los residuos punzo cortantes contaminados. Datos disponibles bien documentados muestran que las lesiones por pinchazos reportados con más frecuencia afectan al personal de enfermería, laboratorio, médicos, personal de mantenimiento, personal de limpieza y otros trabajadores sanitarios. Algunas de estas lesiones exponen a los trabajadores a patógenos contenidos en la sangre que pueden transmitir infecciones. Los patógenos más importantes entre estos son los virus de la hepatitis B (VHB), virus de la hepatitis C (VHC), virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Las infecciones producidas por cada uno de estos patógenos pueden poner en peligro la vida, pero son prevenibles. (6)

1.4 Objetivo del Sistema de Gestión de los Residuos Sólidos Objetivo General

La implementación de un Sistema de Gestión de Residuos Sólidos en los establecimientos de salud, tiene como objetivo contribuir en el control de los riesgos de daño a la salud en las personas expuestas en los establecimientos de salud, así como los impactos en la salud pública y el medio ambiente.

Objetivos específicos

1. Establecer e implementar los procedimientos básicos en cada una de las etapas del manejo de los residuos sólidos hospitalarios.

2. Facilitar el proceso de control y evaluación del manejo de residuos sólidos hospitalarios.

(16)

3. Mejorar las condiciones de seguridad del personal asistencial y de limpieza expuestos a los residuos sólidos desde la generación hasta la disposición final.

4. Evaluar los criterios técnicos para la toma de decisión del tipo de tratamiento a adoptar (autoclave, incineración, microondas, enterramiento controlado u otras).

5. Contribuir con las acciones, que el establecimiento de salud debe realizar para el control de los daños al medioambiente.

1.5 Definición de Residuos Sólidos Hospitalarios

Los Residuos Sólidos Hospitalarios son aquellos desechos generados en los procesos y en las actividades de atención e investigación médica en los establecimientos como hospitales, clínicas, postas, laboratorios y otros. (9, Ley 27314)

1.6 Clasificación de Residuos Sólidos Hospitalarios

La clasificación de los residuos sólidos generados en los establecimientos de salud, se basa principalmente en su naturaleza y en sus riesgos asociados, así como en los criterios establecidos por el Ministerio de Salud.

Cualquier material del establecimiento de salud tiene que considerarse residuo desde el momento en que se rechaza, porque su utilidad o su manejo clínico se consideran acabados y sólo entonces puede empezar a hablarse de residuo que tiene un riesgo asociado.

(17)

Los residuos sólidos hospitalarios se clasifican en tres categorías: (10)

Clase A: Residuo Biocontaminado, Clase B: Residuo Especial y Clase C: Residuo Común.

Clase A: Residuo Biocontaminado − Tipo A.1: Atención al Paciente

Residuos sólidos contaminados con secreciones, excreciones y demás líquidos orgánicos provenientes de la atención de pacientes, incluye restos de alimentos.

− Tipo A.2: Material Biológico

Cultivos, inóculos, mezcla de microorganismos y medio de cultivo inoculado proveniente del laboratorio clínico o de investigación, vacuna vencida o inutilizada, filtro de gases aspiradores de áreas contaminadas por agentes infecciosos y cualquier residuo contaminado por estos materiales.

− Tipo A.3: Bolsas conteniendo sangre humana y hemoderivados.

Constituye este grupo las bolsas conteniendo sangre humana de pacientes, bolsas de sangre vacías; bolsas de sangre con plazo de utilización vencida o serología vencida; (muestras de sangre para análisis; suero, plasma y; otros subproductos). Bolsas conteniendo cualquier otro hemoderivado.

− Tipo A.4: Residuos Quirúrgicos y Anátomo Patológicos

Compuesto por tejidos, órganos, piezas anatómicas, y residuos sólidos contaminados con sangre y otros líquidos orgánicos resultantes de cirugía.

− Tipo A.5: Punzo cortantes

Compuestos por elementos punzo cortantes que estuvieron en contacto con agentes infecciosos, incluyen agujas hipodérmicas, pipetas, bisturís, placas

(18)

de cultivo, agujas de sutura, catéteres con aguja, pipetas rotas y otros objetos de vidrio y corto punzantes desechados.

− Tipo A.6: Animales contaminados

Se incluyen aquí los cadáveres o partes de animales inoculados, expuesto a microorganismos patógenos, así como sus lechos o material utilizado, provenientes de los laboratorios de investigación médica o veterinaria.

Clase B: Residuos Especiales

− Tipo B.1: Residuos Químicos Peligrosos

Recipientes o materiales contaminados por sustancias o productos químicos con características tóxicas, corrosivas, inflamables, explosivos, reactivas, genotóxicos o mutagénicos, tales como quimioterapéuticos; productos químicos no utilizados; plaguicidas fuera de especificación; solventes; ácido crómico (usado en limpieza de vidrios de laboratorio); mercurio de termómetros; soluciones para revelado de radiografías; aceites lubricantes usados, etc.

− Tipo B.2: Residuos Farmacéuticos

Compuesto por medicamentos vencidos; contaminados, desactualizados; no utilizados, etc.

− Tipo B.3: Residuos radioactivos

Compuesto por materiales radioactivos o contaminados con radionúclidos con baja actividad, provenientes de laboratorios de investigación química y biología; de laboratorios de análisis clínicos y servicios de medicina nuclear.

(19)

contaminados por líquidos radioactivos (jeringas, papel absorbente, frascos líquidos derramados, orina, heces, etc.)

Clase C: Residuo común

Compuesto por todos los residuos que no se encuentren en ninguna de las categorías anteriores y que, por su semejanza con los residuos domésticos, pueden ser considerados como tales. En esta categoría se incluyen, por ejemplo, residuos generados en administración, proveniente de la limpieza de jardines y patios, cocina, entre otros, caracterizado por papeles, cartones, cajas, plásticos, restos de preparación de alimentos, etc.

(20)

CAPITULO II. CICLO DEL MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS

El manejo técnico de los residuos sólidos hospitalarios comprende una serie de procesos, los cuales para una mejor comprensión han sido agrupados en etapas, las cuales siguen un orden lógico iniciándose desde la preparación de los servicios y áreas del establecimiento de salud con lo necesario para el manejo del residuo, hasta el almacenamiento final y la recolección externa, que significa la evacuación de los residuos al exterior.

El riesgo asociado a los diferentes tipos de residuos condiciona las prácticas operativas internas y externas que se deberán realizar en cada una de las etapas del manejo de los residuos.

Para diseñar un sistema de gestión de residuos sólidos hospitalarios en un establecimiento de salud, es necesario realizar un diagnóstico inicial que permita conocer los aspectos técnicos y administrativos del manejo de los residuos, la cantidad que se genera en todo el establecimiento y por cada servicio, así como la composición de cada uno de ellos.

2.1 Diagnóstico (10)

El Diagnóstico de los residuos sólidos hospitalarios forma parte de la planificación de todo establecimiento de salud para implementar o mejorar el manejo de los residuos sólidos en todas sus etapas.

El diagnóstico es un proceso de recolección, análisis y sistematización de la información acerca de la cantidad, características, composición y tipo de residuos generados en los servicios, y de las condiciones técnico operativas del

(21)

El procedimiento a realizar para ejecutar el diagnóstico comprende:

- Identificar las fuentes principales de generación y las clases de residuos (biocontaminados, especiales y comunes) que generan cada una de ellas. - Determinar en promedio la cantidad de residuo generado en los diferentes

servicios, mediante muestreos.

- Analizar cualitativamente la composición (materia orgánica, telas, plásticos, vidrios, metal, etc.) y las características físico químicas (humedad, combustibilidad, etc.) de los residuos.

- Obtener información de los aspectos administrativos y operativos del manejo de los residuos sólidos en el establecimiento de salud.

Las herramientas y métodos a emplear para elaborar el Diagnóstico serán: encuestas, inspecciones y observaciones planeadas, toma de muestras y la revisión de archivos, entre las principales.

La información básica a obtener será la siguiente: Acerca del Manejo:

- Gestión del manejo de los residuos

- Recursos asignados (instalaciones, insumos, otros) - Responsables

- Normas aplicables - Control de las actividades Acerca de la Caracterización:

- Cantidad de residuos generados por tipo de servicios y clase de residuos. - Características físico químicas de los residuos.

(22)

Es necesario considerar que la cantidad y clase de residuos generados está en relación directa con el tamaño del establecimiento de salud y su nivel de complejidad. El riesgo y la naturaleza de los residuos generados presentan diferencias apreciables entre los diferentes servicios.

Es importante considerar el apoyo técnico de las Direcciones de Saneamiento Ambiental de las Direcciones de Salud correspondientes para labores de asesoramiento y capacitación.

2.2 Etapas del Manejo de los Residuos Sólidos

El manejo apropiado de los residuos sólidos hospitalarios sigue un flujo de operaciones que tiene como punto de inicio el acondicionamiento de los diferentes servicios con los insumos y equipos necesarios, seguido de la segregación, que es una etapa fundamental porque requiere del compromiso y participación activa de todo el personal del establecimiento de salud (10,11).

El transporte interno, el almacenamiento y el tratamiento son operaciones que ejecuta generalmente el personal de limpieza, para lo cual se requiere de la logística adecuada y de personal debidamente entrenado.

Las etapas establecidas en el manejo de los residuos sólidos, son las siguientes:

1. Acondicionamiento

2. Segregación y Almacenamiento Primario 3. Almacenamiento Intermedio

4. Transporte Interno 5. Almacenamiento Final

(23)

6. Tratamiento

7. Recolección Externa 8. Disposición final

(24)

FIGURA No 1

CICLO DEL MANEJO DE RESIDUOS SOLIDOS

Acondicionamiento Segregación Transporte Interno Almacenamiento Intermedio Transporte Interno Tratamiento Recolección y transporte externa Cuenta el esta-blecimiento con almacenam intermedio Almacenamiento final Sí No

R. Biocontaminado R. Especial R. Común

Cuenta el establecim. con sist de tratamiento para este tipo de residuo

R. Citostático R. Químico R. Radiactivo

Sí No

(25)

2.1.1 Acondicionamiento

El acondicionamiento es la preparación de los servicios y áreas hospitalarias con los materiales e insumos necesarios para descartar los residuos de acuerdo a los criterios técnicos establecidos en este Manual.

Para esta etapa se debe considerar la información del diagnóstico de los residuos sólidos, teniendo en cuenta principalmente el volumen de producción y clase de residuos que genera cada servicio del establecimiento de salud.

Requerimientos

1. Listado de recipientes y bolsas por servicios. 2. Recipientes con tapa para residuos sólidos.

3. Bolsas de polietileno de alta densidad de color rojo, negro y amarillo.

4. Recipientes rígidos e impermeables para descartar material punzo cortante, debidamente rotulados.

Estos materiales deben cumplir con las especificaciones técnicas de este Manual. Ver Anexos No 2 y No 3.

Procedimiento

1. Seleccionar los tipos de recipientes y determinar la cantidad a utilizar en cada servicio, considerando capacidad, forma y material de fabricación. 2. Determinar la cantidad, color y capacidad de las bolsas (que debe ser al

menos 20% mayor de la capacidad del recipiente) a utilizar según la clase de residuos. Se emplearán: bolsas rojas (residuos biocontaminados), bolsas negras (residuos comunes) y bolsas amarillas (residuos especiales).

3. El personal encargado de la limpieza colocará los recipientes con sus respectivas bolsas en los diferentes servicios y áreas hospitalarias, de acuerdo a los requerimientos identificados en el punto anterior.

(26)

4. Colocar la bolsa en el interior del recipiente doblándola hacia fuera, recubriendo los bordes del contenedor.

5. Ubicar los recipientes lo más cerca posible a la fuente de generación.

6. Para descartar residuos punzocortantes se colocarán recipientes rígidos especiales para este tipo de residuos.

7. Ubicar el recipiente para el residuo punzo cortante de tal manera que no se caiga ni voltee.

8. Verificar el cumplimiento del acondicionamiento de acuerdo a la clase de residuo y volumen que genera el servicio. Es importante verificar la eliminación de los residuos con la bolsa correspondiente.

2.1.2 Segregación y Almacenamiento Primario

La segregación es uno de los procedimientos fundamentales de la adecuada gestión de residuos y consiste en la separación en el punto de generación, de los residuos sólidos ubicándolos de acuerdo a su tipo en el recipiente (almacenamiento primario) correspondiente. La eficacia de este procedimiento minimizará los riesgos a la salud del personal del hospital y al deterioro ambiental, así como facilitará los procedimientos de transporte, reciclaje y tratamiento. Es importante señalar que la participación activa de todo el personal de salud permitirá una buena segregación del residuo.

Requerimientos

1. Servicios debidamente acondicionados para descartar los residuos sólidos. 2. Personal capacitado.

(27)

Foto 1

Foto 2 Foto 3.

Fotos 1, 2 y 3. Recipientes acondicionados para el almacenamiento primario.

Procedimiento

1. Identificar y clasificar el residuo para eliminarlo en el recipiente respectivo. 2. Desechar los residuos con un mínimo de manipulación, sobre todo para

aquellos residuos biocontaminados y especiales.

3. Al segregar los residuos cualquiera sea el tipo verificar que no se exceda de las dos terceras partes de la capacidad del recipiente.

4. En el caso de jeringas descartar de acuerdo al tipo de recipiente rígido: 4.1. Si el recipiente tiene dispositivo para separar aguja de la jeringa,

(28)

4.2. Si el recipiente no cuenta con dispositivo de separación de aguja, eliminar el conjunto (aguja-jeringa) completo.

Si la jeringa contiene residuos de medicamentos citotóxicos se depositará en el recipiente rígido junto con la aguja.

En caso de que las jeringas o material punzocortante, se encuentren contaminados con residuos radioactivos, se colocarán en recipientes rígidos, los cuales deben estar rotulados con el símbolo de peligro radioactivo.

5. No separar la aguja de la jeringa con la mano a fin de evitar accidentes. 6. Nunca reencapsular la aguja.

7. Si se cuenta con un Destructor de Agujas, utilícelo inmediatamente después de usar la aguja y descarte la jeringa u otro artículo usado en el recipiente destinado para residuos biocontaminados.

8. Para otro tipo de residuos punzocortantes (vidrios rotos) no contemplados en el tipo A.5 se deberá colocar en envases o cajas rìgidas sellando adecuadamente para evitar cortes u otras lesiones. Serán eliminados siguiendo el manejo de residuo biocontaminado y deben ser rotuladas indicando el material que contiene.

9. Los medicamentos generados como residuos sólidos en hospitales deberán de preferencia incinerarse, en caso contrario se introducirán directamente en recipientes rígidos exclusivos, cuyo tamaño estará en función del volumen de generación. Los medicamentos citotóxicos deberán necesariamente incinerarse.

(29)

podrán ser manipulados por el personal del establecimiento de salud, siendo competencia exclusiva de su manipulación del personal del IPEN. 11. Los residuos procedentes de fuentes radioactivas no encapsuladas, tales

como: agujas, algodón, vasos descartables, viales, papel, que hayan tenido contacto con algún radioisótopo líquido, se almacenarán temporalmente en un recipiente especial plomado, herméticamente cerrado, de acuerdo a lo establecido por el IPEN.

Fotos 4 y 5. Recipientes para almacenamiento primario para residuos biocontaminados acondicionados con bolsa de color rojo.

(30)

Foto 6. Recipientes rígidos para descartar material punzocortante. 12. En caso de los residuos generados en el área de microbiología y específicamente con los cultivos procesados, estos residuos deberán ser previamente autoclavados.

13. Los recipientes deberán ser lavados. 2.1.3 Almacenamiento Intermedio

Es el lugar ó ambiente en donde se acopian temporalmente los residuos generados por las diferentes fuentes de los servicios cercanos. Este almacenamiento se implementará de acuerdo al volumen de residuos generados en el establecimiento de salud. En el caso de volúmenes menores a 130 litros se podrá prescindir de este almacenamiento.

Requerimientos

1. Ambiente apropiado de acuerdo a las especificaciones técnicas del presente manual. Ver Anexo 4.

2. Ambiente debidamente acondicionado, con buena ventilación e iluminaciòn (recipientes, bolsas, estantes, etc.).

(31)

Procedimiento

1. Depositar los residuos embolsados provenientes de los diferentes servicios, en los recipientes acondicionados, según la clase de residuo. (todos los residuos sólidos deberán eliminarse en sus respectivas bolsas).

2. No comprimir las bolsas con los residuos a fin de evitar que se rompan y se generen derrames.

3. Mantener los recipientes debidamente tapados.

4. Mantener la puerta del almacenamiento intermedio siempre cerrada con la señalización correspondiente

5. Una vez llenos los recipientes no deben permanecer en este ambiente por más de 12 horas.

6. Verificar que los residuos del almacén intermedio hayan sido retirados de acuerdo al cronograma establecido.

7. Mantener el área de almacenamiento limpia y desinfectada para evitar la contaminación y proliferación de microorganismos patógenos y vectores.

(32)

Foto 8. Almacenamiento Intermedio acondicionado para la clasificación de los residuos (R. biocontaminados, R. comunes y material reciclable)

2.1.4 Transporte Interno

Consiste en trasladar los residuos del lugar de generación al almacenamiento intermedio o final, según sea el caso, considerando la frecuencia de recojo de los residuos establecidos para cada servicio.

Requerimientos

1. Coches de transporte ó recipientes con ruedas, de uso exclusivo y de acuerdo a especificaciones técnicas. Ver Anexo No 5.

2. Ruta de transporte establecida de acuerdo a:

• Las rutas serán definidas de manera tal que, en un menor recorrido posible se transporte los residuos de un almacenamiento a otro.

(33)

pacientes y en caso contrario asegurar que los recipientes de los residuos sólidos estén cerrados.

• En ningún caso usar ductos.

3. Horarios de transporte establecidos, en función de aquellas horas de menor afluencia de personas, asimismo en horas en las cuales no se transporten alimentos.

Foto 9. Foto 10.

Foto 11.

Fotos 9, 10 y 11. Transporte Interno de los residuos sólidos hospitalarios

Procedimiento

(34)

realizará el recojo de residuos dentro de los ambientes de acuerdo a la frecuencia del servicio o cuando el recipiente esté lleno hasta las 2/3 partes de su capacidad, en caso del almacenamiento primario y cuando esté totalmente lleno en el caso del almacenamiento intermedio.

2. Para el recojo de los residuos se debe cerrar la bolsa torciendo la abertura y amarrándola, no se debe vaciar los residuos de una bolsa a otra.

3. Al cerrar la bolsa se deberá eliminar el exceso de aire, teniendo cuidado de no inhalarlo o exponerse a ese flujo de aire.

4. Para el traslado de los recipientes rígidos de material punzocortante, asegurarse de cerrarlos y sellarlos correctamente.

5. Transportar los recipientes de residuos utilizando transporte de ruedas (coches u otros) con los recipientes cerrados. No se debe compactar los residuos en los recipientes.

6. Las bolsas se deben sujetar por la parte superior y mantener alejadas del cuerpo durante su traslado, evitando arrastrarlas por el suelo.

7. Los residuos de alimentos se trasladan directamente al almacenamiento final según las rutas y el horario establecidos.

8. En caso de contar con ascensores, el uso de estos será exclusivo durante el traslado de los residuos de acuerdo al horario establecido (preferiblemente en horas de menor afluencia de personas) y se procederá a su limpieza y desinfección inmediata para su normal funcionamiento.

9. El personal de limpieza debe asegurar que el recipiente se encuentre limpio luego del traslado y acondicionado con la bolsa respectiva para su uso

(35)

posterior.

2.1.5 Almacenamiento Final

En la etapa de almacenamiento final los residuos sólidos hospitalarios provenientes del almacenamiento secundario ó de la fuente de generación según sea el caso, son depositados temporalmente para su tratamiento y disposición final en el relleno sanitario.

Requerimientos

1. Ambiente de uso exclusivo y debidamente señalizado de acuerdo a las especificaciones técnicas del presente manual. Ver Anexo 4.

2. Ambiente debidamente acondicionado: pisos limpios y desinfectados. En el caso de establecimientos de salud que generen menos de 130 litros por día, se dispondrán de recipientes.

3. El personal de limpieza que ejecuta el almacenamiento debe contar con ropa de trabajo y equipo de protección personal. Ver Anexo 6.

Procedimiento

1. Almacenar los residuos sólidos de acuerdo a su clasificación en el espacio dispuesto y acondicionado para cada clase (biocontaminados, común y especial). En caso de que el establecimiento de salud, genere menos de 130 litros por día, las bolsas que contienen los residuos se depositarán en los recipientes respectivos.

2. Colocar los residuos punzocortantes en una zona debidamente identificada con un rótulo que indique "Residuos Punzocortantes" y con el símbolo internacional de Bioseguridad.

(36)

3. Apilar los residuos biocontaminados sin compactar.

4. Colocar los residuos de alimentos, en los recipientes respectivos, para evitar derrames.

5. Los residuos sólidos se almacenarán en este ambiente por un período de tiempo no mayor de 24 horas.

6. Limpiar y desinfectar el ambiente luego de la evacuación de los residuos para su tratamiento o disposición final. Ver Anexo 7.

Foto 12. Almacenamiento Final y clasificación de los residuos

2.1.6 Tratamiento de los Residuos

El tratamiento de los residuos sólidos hospitalarios consiste en transformar las características físicas, químicas y biológicas de un residuo peligroso en un residuo no peligroso o bien menos peligroso a efectos de hacer más seguras las condiciones de almacenamiento, transporte o disposición final.

(37)

El método de tratamiento a aplicar será sin perjuicio a la población hospitalaria y al medio ambiente.

Los métodos de tratamiento recomendados son: - Enterramiento Controlado

- Esterilización por Autoclave - Incineración

- Desinfección por Microondas

Requerimientos Generales

- En caso del uso de equipos deben estar en buen estado y con capacidad suficiente para tratar los residuos generados en el establecimiento de salud.

- Ambiente cerrado con sistema de ventilación (natural ó mecanizada) para el caso de esterilización por autoclave o desinfección por microondas e incineración.

- Personal entrenado y con el equipo de protección personal respectivo (ver Anexo 6).

- Contar con el Programa de Adecuación al Medio Ambiente (PAMA).

Procedimientos Generales

- Para cada método de tratamiento contemplar los procedimientos establecidos por el proveedor del equipo (autoclave, horno microondas, incinerador). Para el caso de Enterramiento controlado, cumplir con las

(38)

disposiciones emitidas por el MINSA y/o el Municipio correspondiente y el Ministerio de Transporte, Comunicaciones, Vivienda y Construcción.

- El procedimiento escrito, del método de tratamiento empleado por el establecimiento de salud debe ubicarse en un lugar visible para el personal que ejecuta el tratamiento de los residuos.

- El transporte de las bolsas de los residuos del almacenamiento final al área de tratamiento se debe realizar con coches de transporte a fin de evitar el contacto de las bolsas con el cuerpo así como arrastrarlas por el piso.

- Verificar que los parámetros de tratamiento (temperatura, humedad, volumen de llenado, tiempo de tratamiento) para cualquier método empleado alcancen los niveles respectivos indicados por el proveedor del sistema de tratamiento y acordes con la legislación vigente.

- Cualquier método de tratamiento de los residuos sólidos biocontaminados será objeto de constante monitoreo y supervisión por el responsable designado por el establecimiento de salud para garantizar la inocuidad de los residuos post-tratamiento.

2.1.7 Recolección Externa

La recolección externa implica el recojo por parte de la empresa prestadora de servicios de residuos sólidos (EPS-RS), registrada por DIGESA y autorizada por el Municipio correspondiente, desde el hospital hasta su disposición final (rellenos sanitarios autorizados).

Requerimientos

(39)

- Balanzas

- Registros de cantidad de residuos recolectados

- Personal entrenado con equipos de protección personal respectivo (ver Anexo 6).

Procedimiento

1. Pesar los residuos evitando derrames y contaminación en el establecimiento de salud, así como el contacto de las bolsas con el cuerpo del operario. Es recomendable llevar registro del peso de residuo sólido generado.

2. Trasladar las bolsas de residuos a las unidades de transporte utilizando equipos de protección personal y a través de rutas establecidas.

3. Para realizar la recolección y transporte de las bolsas de residuos hacia el camión recolector, emplear técnicas ergonómicas de levantamiento y movilización de cargas.

4. Verificar el traslado al relleno sanitario, al menos una vez al mes.

5. Verificar que el camión recolector de residuo sólido hospitalario cumpla con las normas sanitarias vigentes.

2.1.8 Disposición final

La disposición final de los residuos sólidos hospitalarios generados deberán ser llevados a rellenos sanitarios autorizados por la autoridad competente de acuerdo a las normas legales vigentes.

(40)

CAPITULO III. TECNOLOGÍAS DE TRATAMIENTO DE RESIDUOS SÓLIDOS HOSPITALARIOS

Criterios para la selección del tipo de Tratamiento (12,13)

Para la selección del tipo de tratamiento más adecuado de los residuos sólidos, es conveniente evaluar varios factores:

- impacto ambiental; - costos de instalación;

- costos operativos y de mantenimiento;

- número de horas diarias de utilización del sistema (en función de la cantidad de residuos sólidos que serán tratados);

- factores de seguridad del personal

- requerimientos normativos y los permisos exigidos para la opción viable. - Existencia de soporte tècnico, para su mantenimiento y la capacitaciòn

correpondiente.

Al seleccionar una opción de manejo de desechos, se debe considerar, además de la conveniencia económica, los siguientes aspectos:

- condiciones específicas locales, que puedan causar suspensiones accidentales de operación o bajo rendimiento de la misma;

- condiciones futuras y cambios potenciales, tales como los relacionados con regulaciones y estándares;

- actitudes contrarias y la eventual oposición pública a una o más opciones de tratamiento o eliminación.

Los equipos para aplicación de la tecnología de tratamiento de los residuos sólidos deben estar debidamente autorizados para su funcionamiento.

(41)

3.1 Esterilización por Autoclaves Descripción del Funcionamiento

En el proceso se utiliza vapor saturado a presión en una cámara, conocida como autoclave, dentro de la cual se someten los residuos sólidos a altas temperaturas con la finalidad de destruir los agentes patógenos que están presentes en los residuos.

En este tipo de tratamiento la temperatura y el tiempo son los parámetros fundamentales para la eficacia del tratamiento. Las temperaturas de operación deben estar entre 135 a 137°C, por un tiempo de 30 minutos como mínimo.

Especificaciones técnicas del equipo

El equipo consiste en una cámara hermética, de acero inoxidable, dentro de la cual se colocarán los desechos, esta cámara puede resistir altas presiones y vacíos. En esta cámara se colocan los residuos a ser esterilizados; en primer lugar se produce vacío para extraer el aire de la cámara, luego se inyecta vapor de agua en el interior, a fin de evitar la formación de burbujas de aire donde la temperatura no alcanza los valores adecuados; nuevamente se realiza un segundo vacío extrayendo el contenido de aire y vapor de la cámara. Se prevé que en este momento la cámara no tendrá bolsas de aire, inmediatamente después se inyecta vapor. Cuenta con un sistema de control del incremento de la temperatura hasta 137°C, momento en el cual comienza a contar el tiempo de tratamiento de 30 minutos.

Aspectos técnico-operativos

Para la utilización de autoclaves se requiere que el establecimiento de salud, cuente con red de vapor suministrado por calderas.

(42)

Con esta aplicación al no reducirse ni destruirse la masa, es necesario utilizar un tratamiento posterior que haga irreconocible los residuos que salen de la autoclave (aplicable a jeringas, agujas e hipodérmicas), a fin de evitar su reuso ilegal propiciado por la segregación informal existente en algunos lugares del país que no cuentan con relleno sanitario.

Es decir, además se requiere de un equipo triturador y compactador del residuo sólido.

Los residuos biocontaminados de baja densidad, tales como materiales plásticos, son más adecuados para la esterilización a vapor. Los residuos de alta densidad, tales como partes grandes de cuerpos y cantidades grandes de material animal o de fluidos, dificultan la penetración del vapor y requieren un tiempo más largo de esterilización. (12)

En el caso de envases de plástico (por ejemplo, polietileno), que sí resisten al calor pero impiden la penetración del vapor, es necesario destapar previamente los mismos para que el proceso de esterilización sea efectivo. (12)

El volumen del desecho es un factor importante en la esterilización mediante el vapor. Considerando que puede resultar difícil lograr la temperatura de esterilización con cargas grandes, puede ser más efectivo tratar una cantidad grande de desechos en dos cargas pequeñas, en lugar de una sola.

(43)

Fig. 2 y 3. Esterilización por autoclaves

Fig. 4 y 5. Triturador de residuos sólidos

3.2 Relleno Sanitario - Enterramiento Controlado Descripción del Funcionamiento (5)

El relleno sanitario - enterramiento controlado, es una técnica para la disposición de los residuos sólidos hospitalario en el suelo, sin causar perjuicio al medio ambiente y sin causar molestia o peligro para la salud y seguridad pública, método este que utiliza principios de Ingeniería para confinar los residuos en la menor área posible, reduciendo su volumen al mínimo practicable y para cubrir los residuos así depositados con una capa de tierra con la frecuencia necesaria, por lo menos al fin de cada jornada.

Es una técnica manual que requiere de: la impermeabilización de la base, cerco perimétrico, señalización y letreros de información.

(44)

Aspectos técnico-operativos

El enterramiento controlado debe contemplar las medidas técnico-sanitarias de construcción y mantenimiento de los rellenos sanitarios.

Se debe identificar y definir una zona aislada para el enterramiento controlado en áreas donde no haya tránsito de personas, animales o vehículos, alejados, de características impermeables, habilitando celdas de confinación de residuos y efectuando el enterramiento a cierta profundidad.

La administración del establecimiento de salud, debe asegurarse que la EPS-RS encargada de la disposición final en el enterramiento controlado, cuente con la autorización de funcionamiento y registros otorgadas por la DIGESA y los municipios correspondientes.

Fig. 6. Diagrama de Enterramiento Controlado

Fuente: Tecnologías de Tratamiento de Residuos Sólidos de Establecimientos de Salud. MINSA. 1998.

3.3 Incineración

Descripción del Funcionamiento (5, 14, 15)

(45)

eliminación de los agentes patógenos y consigue una reducción física significativa de los residuos, tanto en peso como en volumen.

Este método se utiliza para tratar los residuos Clase A y Clase B (a excepción de los residuos radiactivos), permitiendo reducir el volumen a un 90%, dejándolos irreconocibles e inertes. Los incineradores deben contar con doble cámara: primaria, que alcanza temperaturas entre 600 y 850 0C; y con cámara secundaria con temperaturas superiores a los 1 200 0C; además de contar con filtro y lavador de gases.

Especificaciones técnicas del equipo

Los incineradores pirolíticos cuentan con una cámara primaria de acero, con resistencia a las temperaturas altas; esta cámara se encuentra revestida con

materiales refractarios, cuya finalidad es la de retener el calor producido por los

quemadores. Los quemadores, consisten en una boquillas donde se pulveriza el combustible en una mezcla con aire a presión, el cual se encenderá mediante una chispa producida por un sistema eléctrico parte del equipo.

La cámara secundaria, de menor tamaño que la primera, consiste también en una estructura de acero, la cual se encuentra revestida de material refractario que soporta mayores temperaturas. En la cámara secundaria los gases producto de la combustión de los desechos sólidos son incinerados mediante un quemador adicional. Las temperaturas que se deben alcanzar son superiores a los 1200 °C.

Aspectos tecnico-operativos

La incineración de residuos biocontaminados requiere de temperaturas y tiempos de exposición mínimos para asegurar la destrucción de todos los

(46)

microorganismos presentes. Temperaturas del orden de los 1200 °C en la cámara de combustión secundaria, con tiempos de residencia del orden de 01 segundo, permitirán obtener una adecuada incineración de los elementos tóxicos generados en la cámara primaria. (5)

La composición de los residuos y la tasa de alimentación al incinerador, son aspectos fundamentales para una correcta operación y una adecuada protección del incinerador. La regulación del contenido de humedad y de la proporción de plástico resulta necesaria para evitar variaciones excesivas de la temperatura que pudieran derivar en un tratamiento inadecuado o en daños al equipo.

El operador del equipo de incineración pirolítica debe contar con la certificación correspondiente que acredite su capacidad técnica en el manejo operativo del equipo.

Fig 7. Modelo de Incinerador de doble cámara convencional. Fuente: Tecnologías de Tratamiento de Residuos Sólidos de Establecimientos de Salud.

MINSA. 1998.

3.4 Desinfección por Microondas (5) Descripción del Funcionamiento

(47)

Proceso por el cual se aplica una radiación electromagnética de corta longitud de onda a una frecuencia característica. La energía irradiada a dicha frecuencia afecta exclusivamente a las moléculas de agua que contiene la materia orgánica, provocando cambio en sus niveles de energía manifestados a través de oscilaciones a alta frecuencia, las moléculas de agua al chocar entre sí friccionan y producen calor elevando la temperatura del agua contenida en la materia, causando la desinfección de los desechos.

La aplicación de esta tecnología implica una trituración y desmenuzamiento previo de los residuos biocontaminados, a fin de mejorar la eficiencia del tratamiento; a continuación, al material granulado se le inyecta vapor de agua y es transportado automáticamente hacia la cámara de tratamiento, donde cada partícula es expuesta a una serie de generadores de microondas convencionales que producen el efecto mencionado anteriormente.

El producto final tratado está preparado para ser depositado en el relleno sanitario. El volumen de los residuos se reduce en un 60%.

Especificaciones técnicas del equipo

El equipo está conformado por: el sistema de carga automático, la unidad de trituración, los generadores de microondas y el transportador tipo gusano. El sistema de carga automático levanta los residuos sólidos hasta una cámara en la parte superior del equipo, donde los desechos son triturados previamente al proceso de manera de tener una masa homogénea de residuos.

Debido al principio de funcionamiento del microondas explicado anteriormente, luego de la trituración se inyecta vapor de agua al desecho con la finalidad de elevar la humedad de los mismos de 50% a 60% hasta 90% aproximadamente.

(48)

Logrado esto los desechos son transportados mediante un tornillo sin fin hasta los generadores de microondas; éstos se irradiarán con ondas de alta frecuencia durante 30 minutos. Las temperaturas de operación son de 95°C.

Aspectos tecnico-operativos

Este método de tratamiento reduce los volúmenes de los residuos biocontaminados mediante un triturador a un 60%. Hay ausencia de emisiones peligrosas, sin embargo, podrían liberarse de la cámara de tratamiento de materiales volátiles durante la operación. Hay ausencia de vertidos líquidos y el producto final es irreconocible. En general, el impacto ambiental que ofrece este tratamiento es relativamente bajo.

Sin embargo, posee complejidad operativa, requiere de un triturador y de una batería de generadores de microondas, de un elevador, de un transportador sin fin y de altas demandas de energía eléctrica (60 Kw para un tratamiento de 100 Kg/hora).

Los parámetros que se deben tener en cuenta para este tipo de tratamiento son la temperatura presión y tiempo, a fin de garantizar la esterilización completa de los residuos biocontaminados. Parámetros que se fijarán en función a las características operativas y a los tipos de patógenos que se desea eliminar. Este método requiere de una alta inversión económica, tanto para la instalación, costos operativos y de mantenimiento. Lo cual hace poco factible su implementación en los establecimientos de salud del país.

(49)

Fig. 8. Desinfección por microondas para el tratamiento de residuos sólidos hospitalarios

Fuente: Tecnologías de Tratamiento de Residuos Sólidos de Establecimientos de Salud. MINSA. 1998.

(50)

CUADRO No 1

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LAS TECNOLOGIAS DE TRATAMIENTO MAS USADAS

TECNOLOGÍAS DE TRATAMIENTO MAS USADAS

Incineración Autoclave Microondas Enterramiento Controlado Relleno Sanitario –

Ventajas

- Reduce el volumen en un 90% - Eliminación total de patógenos

si se opera adecuadamente - Alto grado de efectividad - Destruye cualquier material que

contiene carbón orgánico. - Aplicable a cualquier tipo de

residuo.

- Los restos son irreconocibles y definitivamente no reciclables - Permite el tratamiento de

residuos anatómicos y patológicos

- Alto grado de efectividad - No emisiones gaseosas

peligrosas

- Fácil operación, no hay riesgo - Efluentes estériles

- Reduce el volumen en 60% - No emisiones gaseosas

peligrosas

- Bajo riesgo de operación - No tiene efluentes - Alto grado de efectividad - Contaminación mínima

- No genera contaminación al medio ambiente.

- Bajo costo

Desventajas

- Alto costo en combustible - Riesgo en la operación - Costo de mantenimiento

elevado.

- Conlleva el riesgo de posibles emisiones y sustancias tóxicas en la atmósfera.

- Necesita un tratamiento posterior para hacer irreconocibles los residuos. - Requiere de línea a vapor. - No reduce el volumen de los

desechos tratados

- Puede producir malos olores y genera aerosoles

- Es necesario emplear bolsas y recipientes especiales para este tipo de tratamiento

- Alto costo de inversión. - Alto costo de mantenimiento. - Requiere personal entrenado

para su operación. - No todos los parásitos y

bacterias esporuladas son destruidos.

- No es apropiado para tratar 800 y 1000 kg de desechos

- Existen pocos rellenos en las diferentes ciudades del país.

(51)

CAPITULO IV. DE LAS TECNICAS Y PROCEDIMIENTOS EN SERVICIOS ASISTENCIALES

4.1 Servicio de Medicina (Hospitalización) Proceso / Procedimiento

Evaluación clínica, procedimientos invasivos: cateterismo vesical, acceso vía respiratoria, accesos vasculares venosos y arteriales, administración de medicamentos, punción lumbar, toracocentesis, paracentesis, etc.

Tipos de residuos generados

• Biocontaminado: guantes, bajalenguas, mascarillas descartables, sondas de aspiración, alitas, agujas hipodérmicas, equipo de venoclisis, jeringas, gasas, torundas de algodón, catéteres endovenosos, ampollas de vidrio rotas, sonda foley, sonda nasogástrica, sonda rectal y esparadrapo.

• Común: Papel, mascaras de nebulización, bolsas de polietileno, frascos de suero, llaves de doble y triple vía, papel toalla, bolsas.

• Especiales: en caso de tratamiento oncológico: jeringas, vías, gasas contaminadas con citostáticos, etc.

Manejo de residuos

Se deberá disponer de un número suficiente de recipientes con sus respectivas bolsas para el acondicionamiento de los residuos según su clasificación. Se debe acondicionar con recipientes en las habitaciones de los pacientes y en los baños.

Los residuos punzocortantes deberán ser descartados en recipientes rígidos en el lugar de generación. Las bolsas se cerrarán torciendo su abertura y

(52)

amarrándola. Al cerrar la bolsa se debe eliminar el exceso de aire, teniendo cuidado de no exponerse a ese flujo. Después de cerrado la bolsa debe ser inmediatamente retirada de la fuente generadora y llevada al almacenamiento intermedio o final, según sea el caso.

Los recipientes de estos servicios deberán ser lavados y desinfectados cuando se requiera o por lo menos una vez por semana.

4.2 Servicio: Centro Quirúrgico Proceso / Procedimiento

Preoperatorio inmediato, transoperatorio (acto quirúrgico) y post operatorio inmediato.

Tipos de residuos generados

• Biocontaminado: hojas de bisturís, agujas hipodérmicas, catéteres endovenosos, punzones, equipos de venoclisis, gasas, guantes, ampollas de vidrio rotas, catéter peridural, campos quirúrgicos descartables, piezas anatómicas, paquetes globulares vacíos, equipos de transfusión, etc.

• Común: papel crepado, bolsas de polietileno, cajas de cartón.

Manejo de residuos

Siendo el Centro quirúrgico un área crítica, se deberá enfatizar las rutas para el transporte de residuos, ropa sucia y material estéril, la cual deberá estar graficada en un lugar visible y difundirse a todo el personal del área.

Para la generación y segregación de residuos, se deberá disponer de un número suficiente de recipientes rígidos para segregar correctamente el

(53)

material punzocortante generado en el pre operatorio y transoperatorio. Los residuos constituidos por gasas, apósitos contaminados con sangre y fluidos corporales, deberán ser segregados en recipientes con bolsas rojas, según la clasificación de colores y en el mismo lugar de generación. Los residuos compuestos por tejidos, órganos, fetos, piezas anatómicas deberán ser embolsados.

El personal de limpieza que se encarga de la manipulación de residuo en centro quirúrgico, en lo posible deberá ser exclusivo del servicio.

Los recipientes y bolsas deberán cumplir con las características establecidas en este manual (ver anexos 2 y 3), los recipientes que se ubican dentro de sala de operaciones deberán ser evacuados, lavados y desinfectados entre cada intervención quirúrgica.

4.3 Servicio: Emergencias Médicas y Unidades de Cuidados Intensivos Proceso / Procedimiento

Evaluación clínica, procedimientos invasivos: cateterismo vesical, acceso vía respiratoria, accesos vasculares venosos y arteriales, administración de medicamentos, punción lumbar, toracocentesis, paracentesis, etc.

Tipos de Residuos Generados

• Biocontaminado: guantes, bajalenguas, mascarillas descartables, sondas de aspiración, alitas, agujas hipodérmicas, equipo de venoclisis, jeringas, gasas, torundas de algodón, catéteres endovenosos, ampollas de vidrio rotas, llaves de doble y triple vía, sonda foley, sonda nasogástrica, sonda rectal, esparadrapo, mascaras de nebulizaciòn, etc.

(54)

• Común, papel toalla, papel, bolsas de polietileno, frascos de suero.

Manejo de residuos

Se deberá disponer de un número suficiente de recipientes y bolsas para el acondicionamiento de los residuos según su clasificación. Los residuos punzocortantes deberán ser segregados en el mismo lugar de generación. Las bolsas se cerrarán torciendo su abertura y amarrándola. Al cerrar la bolsa se debe eliminar el exceso de aire, teniendo cuidado de no exponerse a ese flujo. Después de cerrada la bolsa debe ser inmediatamente retirada de la fuente generadora y llevada al almacenamiento intermedio o final, según sea el caso.

Servicio: Unidad de Quemados Proceso / Procedimiento

Evaluación clínica, curación de heridas, administración de medicamentos,

Tipos de residuos generados

• Biocontaminado: vendas, gasas, apósitos, algodón, agujas, bisturís, frascos de sueros, equipo de venoclisis, agujas jeringas, pañales descartables, bajalenguas.

• Común: papeles.

Manejo de residuos:

Todo residuo sólido deberá ser clasificado, almacenado y acondicionado en la fuente de generación. Se deberá disponer de un número suficiente de

(55)

recipientes y bolsas para el acondicionamiento de los residuos según su clasificación. Las vendas contaminadas con secreciones corporales de los pacientes quemados deberán segregarse en recipientes para residuos biocontaminados

Los residuos punzocortantes deberán ser segregados en el mismo lugar de generación.

4.4 Servicio: Consultorio Externo – Especialidades Medico-Quirúrgicas Proceso / Procedimiento

Recepción y atención del paciente, evaluación médica, procedimientos especiales, curaciones, indicaciones y tratamiento.

Tipos de residuos generados

• Biocontaminados: gasas, algodón, bisturís, agujas, apósitos con sangre. • Comunes: papel toalla, dispositivos de yeso.

Manejo de residuos

En los consultorios externos de las especialidades médicas y quirúrgicas se deberá disponer de recipientes para segregar residuos biocontaminados y comunes, se deberá segregar adecuadamente de acuerdo a la clasificación. El tamaño de los recipientes para segregar residuos biocontaminado estará en función al volumen determinado en el diagnóstico, siendo recomendable que sea de 20 o 30Lts. En servicios de consulta externa donde no se generen residuos infecciosos como terapia física, del lenguaje, fisioterapia, psiquiatría,

(56)

psicología, promoción y prevención, nutrición, se acondicionará con recipientes paras residuos comunes.

Los residuos punzocortantes deberán ser tratados en el mismo lugar de generación de acuerdo a lo establecido.

4.5 Servicio: Central de Esterilización Proceso / Procedimiento

Area de preparación de gasas, limpieza, desinfección, esterilización de equipos y materiales.

Tipos de residuos generados

• Biocontaminado: papeles, guantes, bolsas de polietileno, galoneras enzimáticas, frascos rotos, mascarilla.

• Común: papeles, frascos rajados.

• Especial: bolsas de polietileno conteniendo óxido de etileno.

Manejo de residuos

Todo residuo sólido deberá ser clasificado, almacenado y acondicionado en la fuente de generación. El personal de los establecimientos asistenciales deberá ser capacitado para identificar y segregar adecuadamente los residuos sólidos de acuerdo a la clasificación del presente manual. Se deberá disponer de un número suficiente de recipientes y bolsas para el acondicionamiento de los residuos según su clasificación.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :