Reconstrucción histórica e interpretación de los procesos de transformación en el uso y manejo del paisaje en la cuenca alta del Río Teusacá. Bogotá, Cundinamarca últimos cuarenta años (1970-presente)

81 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

RECONSTRUCCIÓN HISTÓRICA E INTERPRETACIÓN DE LOS PROCESOS RECONSTRUCCIÓN HISTÓRICA E INTERPRETACIÓN DE LOS PROCESOS RECONSTRUCCIÓN HISTÓRICA E INTERPRETACIÓN DE LOS PROCESOS RECONSTRUCCIÓN HISTÓRICA E INTERPRETACIÓN DE LOS PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN EN EL USO Y MANEJO DEL PAISAJE EN LA CUENCA DE TRANSFORMACIÓN EN EL USO Y MANEJO DEL PAISAJE EN LA CUENCA DE TRANSFORMACIÓN EN EL USO Y MANEJO DEL PAISAJE EN LA CUENCA DE TRANSFORMACIÓN EN EL USO Y MANEJO DEL PAISAJE EN LA CUENCA

ALTA DEL RÍO TEUSACÁ ALTA DEL RÍO TEUSACÁALTA DEL RÍO TEUSACÁ

ALTA DEL RÍO TEUSACÁ....BOGOTÁ, CUNDINAMARCABOGOTÁ, CUNDINAMARCABOGOTÁ, CUNDINAMARCA BOGOTÁ, CUNDINAMARCA

ÚLTIMOS CUARENTA ÚLTIMOS CUARENTA ÚLTIMOS CUARENTA

ÚLTIMOS CUARENTA AÑOSAÑOSAÑOSAÑOS (1970 (1970 (1970 –––– presente(1970 presentepresentepresente))))

LILIANA CARRERO NIÑO LILIANA CARRERO NIÑO LILIANA CARRERO NIÑO LILIANA CARRERO NIÑO

Trabajo de grado presen Trabajo de grado presen Trabajo de grado presen

Trabajo de grado presentado como requisitotado como requisitotado como requisito tado como requisito parcial para optar al título de Ecóloga parcial para optar al título de Ecólogaparcial para optar al título de Ecóloga parcial para optar al título de Ecóloga

Directora Directora Directora Directora

Brigitte Luis Guillermo Baptiste Brigitte Luis Guillermo Baptiste Brigitte Luis Guillermo Baptiste Brigitte Luis Guillermo Baptiste

Co Co Co

Co----directordirectordirectordirector

Daniel Castillo Brieva Daniel Castillo BrievaDaniel Castillo Brieva Daniel Castillo Brieva

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

FACULTAD DE ESTUDIOS AMBIENTALES Y RURALES FACULTAD DE ESTUDIOS AMBIENTALES Y RURALES FACULTAD DE ESTUDIOS AMBIENTALES Y RURALES FACULTAD DE ESTUDIOS AMBIENTALES Y RURALES

CARRERA DE ECOLOGÍA CARRERA DE ECOLOGÍA CARRERA DE ECOLOGÍA CARRERA DE ECOLOGÍA BOGOTÁ BOGOTÁBOGOTÁ BOGOTÁ D.C.D.C.D.C. D.C. 2012 2012 2012 2012

(2)

AGRADECIMIENTOS

AGRADECIMIENTOS

AGRADECIMIENTOS

AGRADECIMIENTOS

Este trabajo llegó a culminar su desarrollo gracias al apoyo, consejo y críticas de muchas personas que a mí alrededor me acompañaron en este proceso:

A mi abuelita y a mi madre que siempre han estado presentes con su gran apoyo, concejo y chistes y la compañía moral que siempre me daban ante cualquier percance o angustia. A ellas muchas gracias por permanecer firmes y con la convicción que de un día se lograrían conseguir este gran mérito profesional.

A mi directora Brigitte Baptiste, que a pesar de sus infinitas ocupaciones estuvo dispuesta en todo momento a acompañarme, darme sus consejos y aclarar los momentos de duda. Además por su paciencia y calidez con la que siempre me hacia sus recomendaciones. A Daniel Castillo, que desde el inicio de mi propuesta me ha acompañado con su conocimiento y sencillez, de quien aprendí muchas cosas, siempre atento a brindarme su ayuda.

Por su puesto, una agradecimiento inmenso a la profesora Ángela Amarillo, que me apoyó siempre y en todo momento.

Y a todos los que de una u otra forma han hecho parte de este proceso, que fue arduo y unas veces desgastante, pero con la satisfacción de haber aprendido experiencias que han hecho crecer mi formación profesional y personal.

(3)

TABLA DE CONT

TABLA DE CONT

TABLA DE CONT

TABLA DE CONTENIDO

ENIDO

ENIDO

ENIDO

RESUMEN ... 4

1. INTRODUCCIÓN ... 5

1.1 . OBJETIVOS ... 6

2. MARCO DE REFERENCIA ... 7

2.1. REFERENTE GEOGRÁFICO: CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁ ... 7

2.2. MARCO CONCEPTUAL ... 8

2.2.1. Historia Ambiental... 8

2.2.2. Transformación del paisaje ... 9

2.2.3. Sistemas socio-ecológicos (SSE) ... 10

2.2.4. Conflictos socio ecológicos ... 11

3. METODOLOGÍA ... 12

3.1. PROCESO DE INVESTIGACIÓN ... 12

3.1.1. Recopilación de Información bibliográfica ... 14

3.1.2. Análisis de datos ... 15

4. RESULTADOS Y DISCUSIÓN ... 16

4.1. HISTORIA DE LA CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁ Y SU PAISAJE . 16 4.1.1. Un paso atrás en la historia de la cuenca del Teusacá ... 16

4.1.2. Transformación y estado del SSE de la cuenca alta del río Teusacá 24 Primer período (década de 1970) ... 25

Segundo período (décadas de 1980 - 1990) ... 30

Tercer período (Siglo xxi) ... 40

4.2. FACTORES DE CAMBIO DE LAS DINÁMICAS DE TRANSFORMACIÓN DEL PAISAJE ... 53

4.3. ANÁLISIS DE CONFLICTOS EN LA CUENCA ALTA DEL RIO TEUSACÁ 65 4.3.1. Conflictos por la normatividad... 65

4.3.2. Conflicto por el manejo suelo ... 66

4.3.3. Conflictos de uso del recurso hídrico ... 68

4.3.4. Conflicto por la titularidad predial ... 69

5. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES ... 71

LITERATURA CITADA ... 73

(4)

RESUMEN

RESUMEN

RESUMEN

RESUMEN

Este trabajo tuvo por objetivo realizar la reconstrucción histórica de los procesos de transformación en el uso y manejo del paisaje en la cuenca alta del río Teusacá desde la década de 1970, identificar y analizar los principales factores en términos socioeconómicos, ecológicos e institucionales que dan cuenta a los momentos de cambio y los conflictos socioecológicos más relevantes que enfrenta el territorio del Teusacá. Esta reconstrucción histórica se desarrolló bajo diferentes temáticas, consideradas relevantes para el entendimiento de las dinámicas de la transformación del uso y manejo del paisaje de la cuenca: utilización de recursos naturales y uso del suelo, evolución de la normatividad, dinámicas de crecimiento urbano y coberturas del paisaje los cuales fueron interpretados bajo la óptica de los sistemas socio ecológicos (SSE), que facilitaron la integración de los elementos sociales, ecológicos, institucionales e históricos del estudio. Es claro que uno de los resultados más contundentes de este análisis histórico que ha influido sobre la transformación en el uso y manejo del paisaje, es la declaración de la Reserva Forestal Protectora de los Cerros Orientales1 que ha restringido las actividades

tradicionales campesinas de este territorio, traducido en la actualidad en un conflicto de uso del suelo entre la población local e instituciones competentes. Sin embargo, se considera como un factor relevante del cambio, la presión de la ciudad de Bogotá motivada por la condición de interfase entre lo rural y urbano de la cuenca alta del río Teusacá.

1 Resolución 76 de 1977 por el INDERENA.

(5)

1.

1.

1.

1.

IIIINTRODUCCIÓN

NTRODUCCIÓN

NTRODUCCIÓN

NTRODUCCIÓN

Los Cerros Orientales se extienden de norte a sur desde La Caro hasta la vía a Villavicencio. Su red hidrográfica, perteneciente a la cuenca del río Bogotá, comprende las subcuencas de los ríos Juan Amarillo, San Francisco y San Cristóbal en el flanco oriental y la subcuenca del río Teusacá en el flanco occidental. Este territorio en su conjunto constituye una Reserva Forestal Protectora, declarada en la Resolución 076 de 1977 por el INDERENA, de una extensión de 14.000 hectáreas desde el extremo sur hasta el extremo norte de la ciudad de Bogotá (POT de Bogotá, 2000).

La cuenca alta del Río Teusacá representa el mayor enclave natural próximo al Distrito Capital, donde se originan y desarrollan los principales procesos ecológicos que generan bienes y servicios para la ciudad de Bogotá. Estos bienes y servicios son: la regulación hídrica del acuífero de la Sabana de Bogotá, la regulación climática, la descontaminación atmosférica del sector oriental de la capital, la protección de los suelos y el abastecimiento de agua para las comunidades que circundan la Reserva. Además se tiene en cuenta el alto valor escénico, paisajístico, histórico y cultural que poseen los cerros orientales de Bogotá que brindan escenarios de descanso, recreación y por su puesto de conservación de la biodiversidad presente en estos ecosistema andinos, principalmente de páramo y bosque altoandino (POT 2000; CAR 2006; MMAVD 2005 - Molina et al., 1997 en Aguilar 2007).

Aunque existen normas que regulan el manejo de los Cerros Orientales como la declaración de Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de Bogotá definido por el INDERENA en la Resolución No. 76 DE 1977, entre otras disposiciones legales, es clara la inconformidad de la población frente a la utilización del suelo en este territorio, además de la desarticulación institucional que genera vacios en la información y desconfianza hacia ellas, De igual manera la falta de socialización en su momento, de las normas establecidas por el gobierno nacional y distrital, dejaron al territorio a la deriva de cualquier decisión fuera de las condiciones de un área de conservación.

Este estudio, pretende describir los eventos históricos en la transformación del uso y manejo del paisaje en la cuenca alta del Río Teusacá, a través de una óptica de los Sistemas Socio Ecológicos (SSE), que facilita entender la interrelación entre los elementos ecológicos, sociales e instituciones que se conjugan en este escenario rural-urbano.

Los resultados se presentan en tres tópicos diferenciados por los temas objetivos. El primero con una descripción histórica de los eventos más destacados por cada período, iniciando con un recuento de un contexto previo que abarca las primeras décadas del siglo XX hasta 1960, para luego dar paso a los tres períodos analíticos desde 1970 hasta la fecha. Cada período se desarrolla en diferentes componentes, incluyendo la información sobre el uso del suelo, los términos normativos, una breve descripción de las coberturas de paisaje y una síntesis de los principales eventos transcurridos durante cada período.

(6)

El segundo presenta el análisis de los factores de cambio, descritos por los tres períodos diferenciados de la narración histórica y el tercero tipifica los conflictos socio ecológicos de la cuenca alta del Teusacá identificados a partir de la lectura histórica del territorio. Para finalizar, se presentan las conclusiones y recomendaciones del estudio.

1.1 1.11.1

1.1. . O. . OOBJETIVOSOBJETIVOSBJETIVOSBJETIVOS

Objet ObjetObjet

Objetivo generalivo generalivo generalivo general

Reconocer las dinámicas históricas de uso del paisaje de la cuenca alta del río Teusacá, e identificar los principales factores que explican los procesos de cambio presentes en la cuenca desde 1970.

Objetivos específicos Objetivos específicosObjetivos específicos Objetivos específicos

• Describir el proceso histórico del uso del paisaje en la CART2 e identificar los cambios más significativos durante el período de análisis.

• Caracterizar los factores socio-económicos, ecológicos e institucionales más significativos que explican los momentos de cambio de la cuenca del Teusacá

• Analizar los conflictos del uso y manejo del paisaje a partir de los diferentes actores que existen en la CART.

(7)

2.

2.

2.

2.

M

MARCO DE REFERENCIA

M

M

ARCO DE REFERENCIA

ARCO DE REFERENCIA

ARCO DE REFERENCIA

2.1. 2.1.2.1.

2.1.REFERENTE GEOGRÁFICO: CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁREFERENTE GEOGRÁFICO: CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁ REFERENTE GEOGRÁFICO: CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁREFERENTE GEOGRÁFICO: CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁ

La cuenca del río Teusacá se localiza al oriente de Bogotá, en la parte central oriental de la Reserva Forestal Protectora de los Cerros Orientales, hasta el nororiente en su desembocadura en el río Bogotá, recorriendo en sentido suroriente-nororiente los municipios de: Bogotá (parte alta), la Calera (parte media) finalizando en Guasca y Tocancipá (parte baja). El río Teusacá nace en la cota 3.500 m.s.n.m con el nombre de Q. el Verjón, en el Alto de los Tunjos, en la laguna del Verjón, al sur oriente de los cerros de Monserrate y Guadalupe, su área total es de 36.424 has. y recorre aproximadamente 75 Km hasta su desembocadura, a una altitud aproximada de 2.540 m.s.n.m, en el río Bogotá perteneciendo a la cuenca del río Magdalena (Inpro, 2000 en Aguilar, 2007).

La CART está conformada por las veredas Verjón Alto y Bajo (pertenecientes a Bogotá), que ocupan 3.309 ha de la cuenca del Teusacá (9.2% de la totalidad de la cuenca). Sus límites son: al norte con La Calera, al oriente con el municipio de Choachí, al sur con Ubaque, al occidente con la ciudad de Bogotá (Figura 1).Los ecosistemas característicos de esta región son de alta montaña, principalmente alto andino, subpáramo y páramo con 86% área montañosa y 14% zona plana.

Figura 1 Figura 1Figura 1

Figura 1. Mapa del área de estudio, Cuenca Alta del Río Teusacá, Cundinamar. Mapa del área de estudio, Cuenca Alta del Río Teusacá, Cundinamar. Mapa del área de estudio, Cuenca Alta del Río Teusacá, Cundinamar. Mapa del área de estudio, Cuenca Alta del Río Teusacá, Cundinamarca. Fuente Mesa de ca. Fuente Mesa de ca. Fuente Mesa de ca. Fuente Mesa de Planificación Regional (2005) & Ramírez (2004)

Planificación Regional (2005) & Ramírez (2004) Planificación Regional (2005) & Ramírez (2004) Planificación Regional (2005) & Ramírez (2004)

Entresus recursos hídricos más importantes están: Q. El Verjón, El León, Q. Santos, entre otras y afluente principal del río Bogotá(DAMA, 2003). De igual manera, este territorio de la CART presenta una oferta natural y paisajística de gran magnitud, con un valor

(8)

manifiesto en la prestación de bienes y servicios ecosistémicos y ambientales principalmente en la producción de agua (CORPOGUAVIO 2007).

La administración ambiental de la cuenca está a cargo de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR. La parte alta de la cuenca (veredas los Verjones), están en jurisdicción de la Secretaría de Ambiente de Bogotá (Anterior DAMA) y en toda el área tiene jurisdicción el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial (EPAM-CAR 1998 en Ramírez 2004).

2.2. 2.2.2.2.

2.2.MARCO CONCEPTUALMARCO CONCEPTUAL MARCO CONCEPTUALMARCO CONCEPTUAL 2.2.1.

2.2.1.2.2.1.

2.2.1. HHHHISTORIA ISTORIA ISTORIA ISTORIA AAAAMBIENTALMBIENTALMBIENTALMBIENTAL

La historia ambiental es definida por Crumley (1994), como una disciplina, referente al estudio de los cambios dinámicos a partir de una perspectiva antropológica. Apropiada para estudiar las complejas y encadenadas alteraciones que ha sufrido la relación ser humano – naturaleza en el tiempo, puesto que los cambios en su forma de vida (particularmente el crecimiento demográfico o la percepción del entorno), son el resultado de las modificaciones en el medio ambiente.

De acuerdo a Lunt et al (2005), los ecosistemas son influenciados histórica y espacialmente expuestos a las diferentes acciones humanas, y donde se reconoce que los eventos históricos ocurridos juegan un papel importante en la ecología, entendiendo como los cambios en condiciones abióticas o composición de las especies sucedidas en el pasado, pueden tener efectos grandes e irreversibles en la estructura y dinámica de los ecosistemas del presente.

La integración de información histórica dentro de estudios ecológicos, puede ser útil para probar hipótesis de efectos de cambio en los procesos ocurridos sobre el paisaje, además de permitir reforzar investigaciones futuras, de restauración y acciones de conservación (Lunt et al 2005 y Etter el al 2007).

Worster, citado por Flórez (2000), afirma que el propósito de la historia ambiental consiste en: “profundizar nuestro entendimiento de cómo los humanos han sido afectados por su ambiente natural a través del tiempo, y a la vez, como ellos han afectado ese ambiente y con qué resultados”. Este concepto implica lidiar con la naturaleza, economía, política y cultura. Es así, como la historia ambiental profundizaría en las relaciones entre lo temporal y lo espacial con un énfasis, en el papel de los seres humanos en dicha relación teniendo en cuenta lo interpretativo y lo cambiante a través del tiempo (Flórez, 2000).

El mismo autor, referencia a Worster, quien explica que la historia ambiental presenta tres niveles en los cuales desarrolla su interpretación: i) la naturaleza en sí misma; ii) la interacción entre lo socioeconómico y naturaleza (utilización de los recursos naturales,

(9)

instituciones y decisiones de manejo) y iii) las estructuras significativas entre el hombre y la naturaleza (percepciones, mitos, leyendas).

Para Leal, así como argumentaFlórez, la historia ambiental se fundamente en la relación de los seres humanos con la naturaleza, sin embargo, para completar esta relación, la historia ambiental recoge tres temas, que de igual manera, complementan los niveles anteriormente enunciados, i) como las sociedades han transformado la naturaleza; ii) la manera en que la naturaleza ha afectado el desarrollo social y iii) reflexión de cómo es concebido el mundo natural por los seres humanos.

2.2.2. 2.2.2.2.2.2.

2.2.2. TTTTRANSFORMACIÓN DEL PARANSFORMACIÓN DEL PAISAJERANSFORMACIÓN DEL PARANSFORMACIÓN DEL PAISAJEISAJEISAJE

La transformación del paisaje como proceso relevante en el entendimiento de las dinámicas históricas en un entorno, es considerado por Foley et al (2005), como el resultante de la interacción antrópica sobre los ecosistemas, en gran medida por prácticas agropecuarias, que cambian las coberturas naturales por coberturas artificiales. Aunque estas prácticas de uso de la tierra varían significativamente de acuerdo a su intensidad y consecuencias a través del mundo, los resultados son generalmente los mismos, adquisición de recursos naturales para las necesidades inmediatas de los humanos a expensas de la degradación ambiental. Esta degradación interviene en los cambios extensivos sobre los diferentes ecosistemas (Vitousek et al 1997; Foley et al 2005).

Estos procesos de transformación del paisaje producen la reducción y fragmentación de los ecosistemas naturales y por ende la pérdida de la funcionalidad ecosistémica (De Groot 1998). En los Andes Colombianos, estos procesos de transformación del paisaje se han presentado en mayor medida, desde los últimos 500 años, transformación relacionada con la densidad de la población rural evidente en estas zonas. Estudios de Etter & Villa (2000) enuncian que las montañas de los Andes han sido históricamente sujetas a grandes impactos desde su intensa y permanente ocupación. Otros estudios históricos de Etter et al (2007), señalan que las variaciones regionales en los impactos ecosistémicos en diferentes períodos históricos los ecosistemas Andinos y de bosque seco tropical han sido los más afectados.

Los bosques andinos de montaña (subandino, altoandino y páramo) evidencian con frecuencia quemas por acción del hombre para implementación de actividades productivas agropecuarias, las cuales han cambiado de manera significativa las coberturas vegetales, incluso en algunos lugares de estos ecosistemas esta situación ha derivado en la desaparición de frailejonales y al reemplazo de las especies de pastos nativos por pastos introducidos(EPAM, 1998). Considerandolo anteriormente expuesto, se destaca la importancia ecológica de los ecosistemas de alta montaña, los cuales representan áreas fundamentales para la regulación de los ciclos hidrológicos y lugares de nacimientos de quebradas y ríos, fuentes importantes de abastecimiento de agua para la población que habita en estas zonas (Castaño & Franco 2003).

(10)

2.2.3. 2.2.3.2.2.3.

2.2.3. SSSSISTEMAS SOCIOISTEMAS SOCIOISTEMAS SOCIOISTEMAS SOCIO----ECOLÓGICOS ECOLÓGICOS ECOLÓGICOS ECOLÓGICOS (SSE)(SSE)(SSE)(SSE)

Estos sistemas involucran la interacción entre hombre – naturaleza y el hombre en la naturaleza. De acuerdo a Berkes et al (2003), estos sistemas están relacionados principalmente, con la gobernabilidad, derechos de propiedad y acceso a los recursos, son sistemas que poseen diferentes conocimientos que incluyen las dinámicas de uso de los recursos, así como visiones éticas y morales respecto a las interrelaciones de hombre – naturaleza. La denominación de sistema socio.ecológico de acuerdo al autor, se desprende de la interacción de estas características.

Constanza, et al (2000), Berkes et al (2003) y Walker et al (2006), argumentan que los distintos manejos y usos de los recursos en estos sistemas pueden impulsar la generación de actividades alternativas de uso y de estilos de vida de la población. Janssen (2003) expone que los componentes sociales de este sistema, individuos e instituciones, presentan interrelaciones entre sí con el medio natural. Los individuos cambian sus relaciones con otros individuos, sus estrategias y las reglas existentes, de tal manera que tanto los actos individuales y reglas institucionales interactúan y coevolucionan en ocasiones de manera impredecible.

Esta perspectiva de los SSE, argumentada por Janssen, permite entender la forma de como los individuos son definidos por el entorno biofísico, las reglas institucionales y la misma comunidad en donde interactúan

Es importante para la definición de los límites de la unidad de análisis, el concepto de escala. Para este caso es aplicable la definición de la Resilience Alliance (2010), en la cual la escala se refiere a cualquier dimensión medida, que se determina desde lo local, paisaje, subcontinental, subregional, sobre un periodo de tiempo especificado. Sin embargo, se enfatiza que el objetivo de este análisisno consiste en la valoración de la resiliencia del sistema, no obstante esta definición de escala permite entender claramente los límites del objeto de análisis, entendiendo que son fácilmente traslapables unas con otras.

Ahora, el manejo de los recursos naturales es evaluado a partir de la perspectiva sistémica, que incluye factores ecológicos y sociales, espacios múltiples, escalas temporales y espaciales. Para este caso de estudio en donde se contempla un estudio histórico focalizado en la transformación del uso y manejo del paisaje, la definición de factores de cambio es fundamental para entender los conductores de los procesos que intervienen en estas dinámicas históricas y en la expresión de los diferentes eventos. De acuerdo a los estudios de Viera (2005), los factores de cambio son un elemento condicionante que contribuye a llegar a un resultado. Así mismo, dentro de estos factores se puede encontrar otros elementos que de igual manera intervienen en los procesos de transformación.

(11)

2.2.4. 2.2.4.2.2.4.

2.2.4. CCCCONFLICTOS SOCIO ECOLONFLICTOS SOCIO ECOLÓGICOSONFLICTOS SOCIO ECOLONFLICTOS SOCIO ECOLÓGICOSÓGICOSÓGICOS

El conflicto según Zapata (2007), se define como una “situación de tensión en la que dos o más personas o grupos, dependen o necesitan el uno del otro, divergen en opiniones, intereses, intenciones, planos de acción, etc. Que son importantes para la cooperación o convivencia y sobre los cuales se debe tomar una decisión“(Pag 4).

Los conflictos tienen una dimensión social, ya que ocurren en diferentes niveles de la sociedad, presentan múltiples causas y son experimentados en todos los niveles de las actividades humanas. La caracterización y definición de estos representa una tarea compleja en donde se presentan diferentes tipos de actores que participan dentro de ellos a través de tiempo; además de ser resultado de varias causas o elementos repetitivos que los originan (Zapata 2007).

Es por tanto, que dependiendo del tema y de los actores involucrados, los conflictos toman distintos matices. Para el propósito de este estudio, se tomarán como eje analítico los conflictos de tipo socioambiental, que explícitamente para este caso, son llamadosen adelante conflictos socioecológicos, bajo la consideración de la CART como un sistema socio- ecológico.

Zapata toma el concepto de la GTZ que define los conflictos socioambientales como “la disputa de intereses contrapuestos o aparentemente excluyentes acerca del uso, aprovechamiento o conservación de un recurso natural” (2007:5). Así mismo, Torres (2005) agrega que estos conflictos se pueden resumir en procesos interactivos entre actores sociales movilizados por el interés compartido por los recursos naturales, susceptibles a modificar sus dinámicas.

Un aspecto en el que las intervenciones metodológicas de la descripción de conflictos muestran variaciones, es en lo referente a la temporalidad de los mismos, tanto en lo relacionado a los diferentes formas de expresión de los comportamientos de las partes y actores, así como de la temporalidad en la dinámica del conflicto. Al respecto un estudio de Dumas (2005 en Torres, 2005), enfatiza en la pertinencia de que “el tiempo de los conflictos se debe ver en una línea de tiempo, puesto que hay causas estructurales que no se pueden cambiar con las metodologías”. (2005:52).

(12)

3.

3.

3.

3.

METODOLOGÍA

METODOLOGÍA

METODOLOGÍA

METODOLOGÍA

El siguiente documento abarca la descripción de los procesos históricos de la transformación del uso y manejo del paisaje y la discusión de los factores de cambio y de los conflictos socioecológicos bajo el marco conceptual explicado en el capítulo anterior. De esta manera estos conceptos son el eje fundamental para el entendimiento de las dinámicas históricas evidenciadas en la cuenca alta del río Teusacá además de elementos complementarios que de igual manera se desarrollan para el territorio de los Cerros Orientales.

3.1. 3.1.3.1.

3.1.PROCESO DE INVESTIGACIÓNPROCESO DE INVESTIGACIÓN PROCESO DE INVESTIGACIÓNPROCESO DE INVESTIGACIÓN

Los objetivos propuestos para este estudio, abarcan diferentes temáticas que tienen desarrollo distintos a partir de una metodología concreta para cada uno de ellos. La Tabla 1 explica los diferentes abordajes para alcanzar el objetivo general.

Se menciona por objetivo cada una de las variables de análisis que son los criterios de búsqueda de la información así como los mismos elementos de discusión tanto para la descripción histórica como para los demás objetivos de la propuesta. De igual manera se enuncian las diferentes fuentes que apoyan la búsqueda de la información, que incluyen en su mayoría fuentes secundarias de estudios académicos y técnicos sobre la región de estudio y fuentes primarias de obtención de información. Seguidamente, se menciona el método aplicado por cada objetivo, tanto para la recopilación y análisis de la información. Así mismo se incluyen los resultados esperados desarrollados en el documento por capítulos respectivos según el tema objetivo.

El ejercicio de investigación se desarrolló en dos fases, una de recopilación de información secundaria y de fuentes primarias y otra de análisis.

(13)

Tabla 1. Objetivos de investigación, variables de análisis, fuentes de información y metodologías Tabla 1. Objetivos de investigación, variables de análisis, fuentes de información y metodologías Tabla 1. Objetivos de investigación, variables de análisis, fuentes de información y metodologías Tabla 1. Objetivos de investigación, variables de análisis, fuentes de información y metodologías

OBJETIVO GENERAL OBJETIVO GENERALOBJETIVO GENERAL

OBJETIVO GENERAL:::: Reconocer las dinámicas históricas de uso del paisaje de la cuenca alta del río Teusacá, e identificar los principales factores que explican los procesos de cambio presentes en la cuenca.

O O O

OBJETIVOS ESPECÍFICOSBJETIVOS ESPECÍFICOSBJETIVOS ESPECÍFICOSBJETIVOS ESPECÍFICOS VVVVARIABLES DE ANÁLISISARIABLES DE ANÁLISISARIABLES DE ANÁLISISARIABLES DE ANÁLISIS FFFFUENTESUENTESUENTESUENTES MMMMÉTODOÉTODOÉTODOÉTODO RRRRESULTADOSESULTADOSESULTADOSESULTADOS

Describir el proceso

histórico del uso del paisaje en la CART e identificar los cambios más significativos

durante el período de

análisis.

•Uso del suelo y transformación

del paisaje (incluye coberturas paisaje).

•Tecnologías utilizadas.

•Recursos naturales - Agua

•Normatividad. •Generación de conflictos Documentos técnicos y académicos. Fuentes primarias (Entrevistas para validar información). Observación de campo. R e c o p ila c ió n y a n á lis is d e in fo rm a c ió n s e c u n d a ri a y p ri m a ri a . T ri a n g u la c ió n e n tr e a u to re s

Observación en campo, para la descripción general de coberturas del paisaje

Entrevistas de validación de información (Ob 3).

Descripción de la historia del proceso de transformación de la cuenca y descripción general de coberturas del paisaje.

Caracterizar los factores socio-económicos, ecológicos e institucionales

más significativos que

explican los momentos de cambio.

•Estado de los recursos naturales

•Expansión urbana

•Demografía.

•Tipos de producción: mercado y

diversidad de productos - cultivos

•Instituciones (Normatividad)

Observación de campo. Metodología de la RA (2010), Matrices de identificación de factores de cambio.

Matriz de identificación de factores y cambios más relevantes.

Analizar los conflictos del uso y manejo del paisaje partir de los diferentes actores que existen en la CART

•Problemas ambientales.

•Intereses y posición de actores.

•Prácticas culturales.

•Estado o fase del conflicto.-

(Historia del conflicto)

•Acuerdos existentes, aplicación u

oposición entre actores.

Metodología de caracterización de conflictos según GTZ (2007): Considerando los criterios de

• Tipo de conflicto

• Descripción

• Actores que intervienen

Entrevista de validación con tres actores claves.

Caracterización y análisis de los conflictos

(14)

3.1.1. 3.1.1.3.1.1.

3.1.1. RRRRECOPILACIÓN DE ECOPILACIÓN DE ECOPILACIÓN DE ECOPILACIÓN DE IIIINFORMACIÓN BIBLIOGRÁNFORMACIÓN BIBLIOGRÁNFORMACIÓN BIBLIOGRÁNFORMACIÓN BIBLIOGRÁFICAFICAFICAFICA

Se realizó una revisión de toda la información disponible de las fuentes necesarias, como estudios académicos, documentos técnicos, revisión de entrevistas realizadas por otros autores. De acuerdo a las variables de análisis identificadas por cada objetivo (tabla 1). Como base primordial de este trabajo se tienen en cuenta los trabajos de Ramírez (2004; 2009), Contreras (2004), Lozano (2007), Meza (2008) y otros documentos académicos que trabajaron temas de transformación del paisaje en la cuenca alta del río Teusacá. Como fase de campo se realizaron tres recorridos para reconocimiento de la zona, así como para distinguir las coberturas de paisaje presentes en diferentes recorridos. Dos de ellas se realizaron en recorridos desde la vereda el Verjón Alto, atravesando el territorio hasta el Verjón Bajo. La última salida de campo se realizó en una caminata desde el eje vial principal de la vereda del Verjón Bajo, desde el punto del Km 17 hasta la vereda del Verjón Alto (Entrada Parque Matarredonda).

La metodología básica para el desarrollo de este ejercicio, se basó en el marco lógico de la Resilience Allience (2010), el cual facilitó la descomposición de las partes del sistema socioecológico y permitió analizar de manera integral los principales cambios que se presentan en el desarrollo histórico, así como la identificación de los factores de cambio. De esta manera se dio respuesta a los objetivos 1 y 2, presentados en la tabla 1.Esta herramienta, sin la intensión de una revisión profunda de los conceptos que este documento expone, fue un insumo importante para la sistematización de la información y facilitó el entendimiento de los componentes históricos en cada una de las dimensiones que se quería analizar (socioeconómico, ecológico e institucional).

Tanto la identificación de factores de cambio y conflictos socioecológicos, fueron el resultado de la extracción analítica de la descripción histórica y comparación entre los diferentes actores. El objetivo 3, según se comentó en la Tabla 1, se desarrolló bajo la lógica de conflictos socioambientales trabajado por la GTZ (2007), muy útil para desarrollar los elementos de análisis: el tipo de conflicto, descripción y actores participantes.

Para la validación de los conflictos, se realizaron tres entrevistas semi-estructuradas (Anexo 1) dirigidas a actores claves, quienes por su conocimiento de la región en calidad a su permanencia en el territorio, identificados por diferentes pobladores de la zona como conocedores del territorio así como su carácter de líderes comunitarios y de fácil acceso, estos actores se consideraron claves para la verificación y profundización en la caracterización de los conflictos socioecológicos. Estas entrevistas, a su vez, representaron un insumo de complementación en la descripción histórica resultante del primer objetivo.

(15)

3.1.2. 3.1.2.3.1.2.

3.1.2. AAAANÁLISIS DE DATOSNÁLISIS DE DATOSNÁLISIS DE DATOSNÁLISIS DE DATOS

La sistematización de los datos, (Anexo 2) se realizó a través de matrices en donde se incluían las variables de análisis para cada objetivo y se cruzaban en un eje temporal, que permitió entender los sucesos relevantes para cada etapa, así como permitir la periodización de la descripción histórica. A partir de la información obtenida se realizó la triangulación de las distintas variables para validar la información de acuerdo a los estudios de los distintos autores.

El cruce de matrices de análisis partir de las diferentes categorías de análisis, bajo el eje transversal del tiempo, facilitó la interpretación de los eventos y permitió la periodización y tendencias de los mismos. Por otro lado, permitió la comparación de los sucesos de acuerdo a las diferentes temáticas analizadas, y facilitó la triangulación de autores para validar estos estados continuos de cambio.

Considerando la relevancia de la historia ambiental como instrumento para entender las dinámicas de cambio en la transformación del uso y manejo del paisaje de la cuenca alta del río Teusacá, y el análisis de los procesos de cambio como un sistema socio-ecológico, es posible identificar los diferentes problemas y conflictos socio – ambientales que actualmente y durante su historia, ha enfrentado la población que habita esta área.

Teniendo en cuenta, que el objetivo primario de este análisis consiste en entender las dinámicas que propician el cambio en el uso y manejo del paisaje en la cuenca alta del Teusacá, no se contempla la realización de un análisis de coberturas de paisaje a profundidad, en cuento a su estructura y métrica, correspondientes al análisis de ecología del paisaje. No obstante, se recalca en la pertinencia de explicar cómo las coberturas del paisaje dan cuenta de la transformación en la cuenca, como la prueba de estas alteraciones que durante la historia se han presentado en este territorio.

(16)

4.

4.

4.

4.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Los resultados de la descripción histórica están desarrollados en un primer contexto de los eventos históricos más relevantes sucedidos en la cuenca durante la primera mitad del siglo XX, para luego explicar los tres períodos del análisis, iniciando desde la década de 1970 como el primer período analítico.

Cada período se desarrolla en diferentes componentes, incluyendo la información sobre el uso del suelo, los términos normativos, una breve descripción de las coberturas de paisaje y una síntesis de los principales eventos transcurridos durante cada período.

4.1. 4.1.4.1.

4.1.HISTORIA DE LA CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁ Y SU PAISAJHISTORIA DE LA CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁ Y SU PAISAJEHISTORIA DE LA CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁ Y SU PAISAJHISTORIA DE LA CUENCA ALTA DEL RÍO TEUSACÁ Y SU PAISAJEE E

Teniendo en cuenta el propósito de este trabajo y los alcances del mismo, se toma como punto de partida para el análisis histórico, la declaratoria de Reserva Forestal Protectora de los Cerros Orientales de 1977, considerado por varios autores y actores locales, como el elemento clave que propicia el escenario de divergencia entre el interés de la conservación y las prácticas tradicionales de una población rural. A partir de este momento, los diferentes grupos de interés de la cuenca juegan diferentes posiciones, interactúan entre sí y apropian el territorio con un imaginario propio. De esta manera, el período de análisis se desarrolla a partir de la década de 1970 hasta la fecha.

No obstante, a continuación se realiza un recuento general de los “hitos” históricos más relevantes de la cuenca del Teusacá articulados dentro del contexto regional de los Cerros Orientales de Bogotá que permiten entender los procesos de cambio y las posibles tendencias de su transformación así como el engranaje a los acontecimientos que dan paso a la transformación del uso y manejo del paisaje en la cuenca.

4.1.1. 4.1.1.4.1.1.

4.1.1. UUUUN PASO ATRÁS EN LA HN PASO ATRÁS EN LA HISTORIA DE LA CUENCAN PASO ATRÁS EN LA HN PASO ATRÁS EN LA HISTORIA DE LA CUENCAISTORIA DE LA CUENCA DEL ISTORIA DE LA CUENCADEL DEL DEL TTTTEUSACÁEUSACÁEUSACÁEUSACÁ

La historia de la cuenca alta del río Teusacá está encadenada a una serie de eventos que desde la ocupación indígena han transformado el paisaje de la cuenca, inmersos dentro de la dinámica misma de los Cerros Orientales de Bogotá. Meza (2008), explica de manera sencilla, como el territorio de la cuenca del Teusacá ha sido un escenario de paso histórico desde el altiplano cundiboyacense hacia los Llanos orientales. Asimismo agrega, que “la población campesina que hoy la habita es el resultado de dinámicas de movilidad inscritas en el marco de relaciones entre una urbe que creció recostada sobre los cerros Orientales, pero persiguiendo los caminos del occidente con rumbo al valle del río Magdalena” (Meza, 2008:440).

Para entender cómo la condición de Reserva forestal protectora a la cual pertenecen los territorios de los Verjones en la cuenca del Teusacá, ha derivado en posiciones contrarias

(17)

entre la institucionalidad y la sociedad civil durante el período de análisis, es necesario resaltar brevemente elementos históricos de ocupación territorial, del uso del suelo y explotación de recursos naturales de la cuenca.

Los cerros orientales como despens Los cerros orientales como despensLos cerros orientales como despens

Los cerros orientales como despensa. Primeros cincuenta años del siglo XXa. Primeros cincuenta años del siglo XXa. Primeros cincuenta años del siglo XXa. Primeros cincuenta años del siglo XX

Camargo (2001) recuenta que desde finales del siglo XIX3 a partir del crecimiento

demográfico enSantafé,la ocupación territorial en la metrópoli se intensifica motivando la continua demanda de arenas, arcillas, piedras calizas y madera para la construcción de viviendas y sustento en la ciudad,materiales provenientes de los bosques de los cerros orientales y de la cuenca alta del Teusacá.

Es desde entonces, y hasta mediados del siglo XX, que la hacienda familiar en el territorio urbano de los cerros orientales inicia los procesos de fragmentación y loteo a causa de la repartición de tierras en herencia (Meza, 2005)4. Previamente, los dueños de estas haciendas promovieron la extracción de leña y utilización del carbón para el consumo doméstico, que impulsó la migración de población proveniente de territorios vecinos en respuesta a la oferta laboral asociada al abastecimiento de la metrópoli de Santafé (Meza, 2008). Las familias que ocuparon el Verjón Alto5 continuaron con la extracción de los

recursos forestales de los bosques nativos para suplir sus necesidades domésticas y realización de actividades agropecuarias de tipo extensivo (Ramírez, 2004).

Considerando el aumento en la ocupación territorial en la cuenca y la migración poblacional relacionada a una oportunidad económica, la cuenca es poblada por una mezcla de mestizos campesinos pobres, asociadas a las dinámicas citadinas (Meza, 2008). Además, la adecuación del camino real que conducía al municipio de Choachí, facilita las oportunidades de intercambioeconómico con los pobladores urbanos de la ciudad y viceversa (Teusacá, 1997).

Para las primeras décadas del siglo XX, Camargo (2001) argumenta que los cerros orientales aparecen completamente deforestados con la evidencia de grandes canteras en el territorio reflejo de la demanda de materiales de construcción para los procesos de ocupación de Santafé, así como de la población que se asienta en los territorios de los cerros y del Teusacá. En los territorios de la cuenca alta del Teusacá, se registraba poca actividad agropecuaria, a excepción de algunas fincas de gran extensión que tenían actividades productivas agrícolas y pecuarias de tipo extensivo, como es el caso de la

3Época de la República definida entre 1819 – 1899.

4 De acuerdo al autor, este fenómeno de loteo en las grandes haciendas, pudo causarse por: i) el declive del

potencial agropecuario o, ii) por la demanda de tierras para habitar. De acuerdo a Mesa &Mira(2005) los propietarios de estas tierras, las familias Samper, Morris Gutt, Nates y Fajardo dueños ausentistas y poseedores de una extensión de territorio que cubría Monserrate y la cuenca del río Teusacá, cedieron los territorios en pago por servicios, o vendiendo el terreno a sus trabajadores.

5 Las entrevistas realizadas por Ramírez (2004) y Meza (2008), mencionan que las familias que obtuvieron

estos terrenos fueron Bravo, Fonseca, Rico y Garzón, considerados los primeros habitantes rurales de los Verjones en la cuenca alta del Teusacá.

(18)

hacienda Quebradahonda6, que en 1906 es construida y se mantiene en el común de la población como un referente importante de grandes hacendados en el Teusacá, que luego fue fragmentada para la construcción de residencias(Teusacá, 1997; Ramírez, 2004). En la década de 1920, la ocupación territorial de los Verjones empieza a crecer y el camino real que conducía al municipio de Choachí se adecua para facilitar el acceso tanto del comercio como de la población que empieza a poblar la cuenca. Se reporta para esta época, la presencia de cuatro familias en la cuenca alta del Teusacá, Copete, Bravo, Novoa y Garay (Teusacá, 1997), quienes continúan el modelo productivo propio de la cultura cundiboyacense.

El mismo autor menciona que para la mitad de los años treinta, se comienza la producción ilegal de aguardiente criollo (chirrinchi)7, la cual demandaba una gran cantidad de leña para su producción en los denominados “cafuches” (Ramírez, 2004). Esta práctica de producción de aguardiente tradicional, significó para la época el surgimiento del contrabando por las restricciones existentes sobre el mercado del aguardiente. La historia de Bogotá, reconoce al personaje “Papá Fidel”, como uno de los grandes “capos” en el contrabando de aguardiente en Bogotá, Igualmente, habitantes del Teusacá reconocen a Papá Fidel como un personaje hito en la historia de la región8.

Durante la primera mitad del siglo veinte, la tala de los bosques en los Cerros Orientales llegó al máximo y la madera explotada de los bosques de la cuenca del Teusacá era el insumo para el carbón de consumo local y de Bogotá9 y para la construcción de viviendas

en el desarrollo urbano principalmente de población de bajos recursos (Oikos Alea, 1998)10.

Estudios de Van der Hammen (1998) y CIFA (1999), reportan que para finales de los años treintala extensión de la ganadería y deforestación en laderas de los cerros era evidente. Para entonces, la implementación de especies foráneas como pinos y eucaliptos, la expansión urbana, el avance de industrias contaminantes, la utilización de agroquímicos y pesticidaspara mejorar la producción agrícola tomaban protagonismo en la cuenca del

6El propietario era Abel Flórez, terreno que posteriormente conformó el espacio residencial de APROVERJON:

Asociación de Propietarios del Verjón, luego de la fragmentación predial de esta hacienda. Lugar reconocido por la presencia de animales llamados “guaches” o cusumbos Nasuella olivácea, mamífero propio de los bosques alto andinos (Ramírez, 2004).

7 La producción ilegal del chirrinchi se asocia a la expedición de la Ley 83 de 1925, que estipula en su Artículo

11, la monopolización del aguardiente al estado y se fija el cobro de un impuesto por el mismo. El Artículo dice: “Autorízase a los Departamentos para monopolizar la producción del alcohol impotable. Estos productos no podrán tener un precio mayor de treinta centavos ($0,30) por litro”. (Disponible en: http://biblioteca-juridica-meaviso.blogspot.com/2007/12/ley-83-del-ao-1925.html).

8 De acuerdo a las entrevistas de Ramírez (2004), la población del Verjón Alto y Bajo, identificaban a Papá

Fidel como uno de los mayores contrabandistas de chirrinchi, y muchos de sus habitantes trabajaban para él. Sin embargo, en el reconocimiento local, y mencionado por este autor, es Víctor Sabogal, otro de los cafuches que incluso, producía y comercializaba mayor aguardiente que Papá Fidel.

9El estudio de GEA – IDEADE (1992), soporta esta afirmación, explicando que en las primeras aerofotografías

de los cerros orientales y el corredor del Teusacá correspondientes a 1938-1940, se apreciaba una degradación en la cobertura estado de la cobertura vegetal mucho más degradado que en las imágenes de 1987. (GEA-IDEADE, 1992)

(19)

Teusacá y los cerros orientalesconsideradas actividades generadoras de cambio en las prácticas tradicionales campesinas de sus habitantes.Para finales de esta década en 1938, la adecuación de la infraestructura vial para acceder hacia otros centros poblados desde Bogotá, mejora con la construcción de la vía desde Bogotá hacia la Calera (Oikos Alea, 1998).

Entre los años 1940 y 1950 se intensificó la extracción de leña de los bosques nativos en el borde que rodean el casco urbano de Bogotá. Como en décadas anteriores, su explotación para construcción de viviendas y actividades domésticas eran los principales usos. Luego de la década de los cuarenta, además de la explotación maderera, también son utilizados para la obtención de carbón vegetal y taninos.

Considerando los sucesos de esta época en el ámbito nacional,el proceso de urbanización toma fuerza, gracias a que a finales de los cuarentalas políticas económicas del país se concentraron sobre metas de desarrollo industrial, que sugieren la concentración de mano de obra en las ciudades. Entre los años de 1940 y 1950 se generó un proceso de modernización industrialque se reflejó en el crecimiento manufacturero en un 7,5% anual, superando el crecimiento del PIB nacional (Garay, 2004).

Sin embargo, siguiendo a Camargo (2001),estas circunstancias económica incentivaron el abandono del agro y el crecimiento del proletariado urbanodando origen a una sociedad urbanizada, dividida y empobrecida, trayendo consigo un desequilibrio socioeconómico tanto a nivel nacional como en la ciudad de Bogotá.

Esta situación repercute en lo local, a partir de la continua utilización de los suelos de los Cerros Orientales, en su conjunto, como asiento para actividades urbanas y como permanente suministro de materiales para la construcción (CADSA, 1997; Meza, 2008). Para la segunda mitad del siglo, disminuye la explotación directa de los bosques naturales y toma protagonismo el proceso de expansión urbana de población proveniente de Bogotá que genera cambios en el paisaje y uso del suelo de los territorios vecinos en las áreas de borde entre lo rural y urbano. Aunque este proceso, en cierta manera, ha contribuido a la regeneración natural de bosques nativos en algunas zonas de los cerros, la suburbanización ha tenido una fuerte expresión dentro del territorio en las décadas siguientes (Oikos Alea 1998).

En contraposición, a las dinámicas históricas que ocurrían en los cerros orientales, durante la década de 1950 la extracción de leña en la cuenca alta del Teusacá se consideraba económicamente más rentable, representando un objeto de intercambio, así como la panela. El transporte de esta leña sigue utilizando caminos de herradura, siendo el “Tren de la Calera” la modalidad de transporte aún vigente desde la época de la colonia11.

11Desde la época de la colonia, la totalidad de los productos forestales demandados para la construcción de

las viviendas en la creciente Santafé, provenían de los Cerros Orientales y de los bosques de la cuenca del Teusacá (Sopó, Guasca y la Calera). Para su comercialización se dió origen al "Tren de la Calera" que facilitó

(20)

De igual manera, se continúa con la producción ilegal de aguardiente o chirrinche en los dos verjones, presente desde la década de 1930, y que generaba grandes rentas a los comerciantes y productores de este licor en la zona, los cafuches12 (Contreras 2004;

Ramírez 2004)13.

Recordando los procesos de fragmentación predial a los que grandes haciendas y fincas de los cerros orientales se habían enfrentado desde los inicios del siglo XX, es durante la década de los cincuenta que la parcelización de tierras y comercialización de las mismas, cobran vigencia en la cuenca del Teusacá, dando así una continuidad a la parcelación de tierras para promover la economía inmobiliaria en la cuenca, siendo un procesoimpulsado por el Banco Agrario y el Banco Ganadero (CADSA, 1997).

Por otro lado, la decadencia en la explotación de los bosques en los Cerros Orientales, se debe en parte al inicio de la implementación de la electrificación, la difusión del gas y el cocinol14 en la ciudad y en otras zonas aledañas al casco urbano disminuyendo la

deforestación de estos bosques. Como se mencionó anteriormente y según afirma Camargo (2001), es clara la evidencia de la regeneración espontánea de los bosques nativos de encenillo (Weinmannia tomentosa) y otras especies nativas, gracias a la disminución de la explotación forestal.

Reforestación y cambio en las actividades tradicionales Reforestación y cambio en las actividades tradicionalesReforestación y cambio en las actividades tradicionales Reforestación y cambio en las actividades tradicionales

En la transición de los años cincuenta y sesenta, según reporta Camargo (2001) y Contreras (2004), las autoridades ambientales de la época empiezan a desarrollar proyectos de restauración del ecosistema boscoso de los cerros en la década de los sesenta, con la plantación de especies foráneas como el pino (Pinus patula), eucaliptos,(Eucalyptus globulus) cipreses (Cupressus spp.) y acacias (Acacia spp.), bajo el supuesto de proteger las cuencas y devolver la cobertura vegetal a las áreas taladas y deterioradas desde la época de la colonia.De igual forma, esta iniciativa cumplía un segundo propósito el cual estaba encaminado a promover las plantaciones forestales para la producción de pulpa para papel y madera (DAMA &Bachaqueros, 2000; Camargo, 2001).

el transporte de estos materiales. Este, funcionaba con un gran número de mulas y bueyes amarrados que acarreaban día y noche estos materiales sobre la cuchilla de los cerros hasta los barrios de Egipto en donde realizaban su comercialización (Camargo, 2001).

12 Se disponía una botella para la casa y las demás se vendían, "de un barril salían unas 30 botellas y era una

buena entrada que se vendía en Bogotá" según entrevistas de Ramírez (2004); pero era una actividad ilegal, según a lo explicado con anterioridad, por las restricciones que esta actividad presentaba y los impuestos declarados para la producción de aguardiente impuestas por el Estado (Ley 83 de 1925). Para los años cuarenta, Bavaria determinó el cobro de impuestos a los productores de Chicha por medio de la Ley 34 de 1948 (Ramírez 2004), lo que definió en segunda ocasión, la ilegalidad de esta actividad.

13Según entrevistas realizadas por Contreras (2004) y Ramírez (2004). a los pobladores de los verjones. 14 Gasolina para uso doméstico.

(21)

Aparte de las actividades productivas tradicionales de la población campesina del Teusacá, la creciente demanda de materiales de construcción para abastecer las dinámicas urbanísticas de la ciudad de Bogotá, dispusieron a la población para realizar actividades de extracción minera15. Ramírez (2004), argumenta que para 1960 ya se

registraban canteras sobre la vía del Km 17 en el Verjón Alto y la parcelación de tierras en el territorio, disminuye la actividad agrícola. Sin embargo, la ganadería pasa a convertirse en una actividad económica de mayor importancia en la cuenca (Contreras, 2004).

La práctica de utilización de abonos químicos y pesticidas para optimizar la producción agrícola, es evidente en la CART hacia finales de la década de los sesenta (Ramírez, 2004). Este paso de las técnicas tradicionales campesinas a la emergente política agrícola de la “Revolución Verde”16, es lo que se identifica como uno de los factores que ha deteriorado la condición tanto de los ecosistemas (no solo en la cuenca sino en la región de los cerros en su conjunto), como de la cultura campesina tradicional17.

Al igual que la utilización de agroquímicos en el territorio de los verjones, el proceso de urbanización en la cuenca alta del Teusacá se hace visible desde 1960. La cuenca comienza a ser habitada por población que proviene de Bogotá quienes compran grandes fincas en el Verjón Bajo, con el resultante en el incremento del fenómeno de urbanización, según argumenta Camargo (2001), Contreras (2004) y Ramírez (2004). Por supuesto, su llegada al territorio habitado por costumbres campesinas, se concibe como un choque cultural en el cual se destacan nuevas actitudes y roles a partir de la cohabitación de culturas urbanas y rurales.

La institucionalidad: Normas formales del uso del suelo La institucionalidad: Normas formales del uso del sueloLa institucionalidad: Normas formales del uso del suelo La institucionalidad: Normas formales del uso del suelo

La cuenca alta del río Teusacá, así como los cerros orientales, ha sido objeto de regulaciones normativas desde mediados del siglo XX, siendo estas leyes las primeras pautas de control y regulación del uso y manejo del suelo en el territorio del Teusacá, decretadas por instancias nacionales que influyen en lo local.

En primera medida, Ramírez (2004) reconoce la entrada en escena de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, constituida en el Acuerdo 105 de 1955 del Distrito Especial de Bogotá, que delimita su área de influencia en la ciudad18. La subsecuente

15 Conformación de canteras para explotación de arenas y arcillas, principalmente.

16 La Revolución Verde emergente en la década de los sesenta, se basaba principalmente en la utilización de

fertilizantes y plaguicidas para mejorar la producción agrícola y la promoción de la investigación genética en pro de producir variedades de cereales que tuvieran mayor productividad por unidad de superficie, bajo el supuesto de producir mayor cantidad de comida como estrategia de seguridad alimentaria para enfrentar la condición de “hambre” que a nivel mundial era evidente. Este hecho se considera como uno de las iniciativas que en a mediados del siglo XX, ha generado los mayores efectos de deterioro ambiental y ecológico en los ecosistemas (IDEA, 1997).

17Entrevista a Aguirre, Jaime. Bogotá. Noviembre 2, 2011. Fundador de la Granja Agroecológica UTOPIA del

Verjón Bajo.

18 Ver Acuerdo 105 de 1955, artículo 18 del Capítulo III: Cauciones. Acuerdo que fue derogado años después

(22)

adjudicación de predios ubicados sobre los cerros orientales dispuestos bajo la tenencia de propiedad de la EAAB, incluyendo algunas hectáreas de la cuenca alta del río Teusacá, define un primer acercamiento en la regulación institucional sobre los suelos de los cerros orientales19.

Para finales de la década de los cincuenta, la Ley 2ª de 1959, expedida por el Congreso de Colombia, declara varias áreas de conservaciónbajoel carácter de “Zonas Forestales Protectoras” y “Bosques de Interés General”. Estas áreas representan una superficie de aproximadamente 58 millones de hectáreas en todo el país (Maldonado, 2005). Además declara como Zonas de Reserva Forestal, “los terrenos baldíos ubicados en las hoyas hidrográficas que sirvan o puedan servir de abastecimiento de aguas para consumo interno, producción de energía eléctrica y para irrigación, y cuyas pendientes sean superiores al 40%, a menos que, en desarrollo de lo que se dispone en el artículo siguiente, el Ministerio de Agricultura las sustraiga de las reservas” (Artículo 2 de la misma ley), entre otras disposiciones.

Bajo una plataforma legal, como la recién Ley 2, se fijan condiciones de uso en donde son prohibidas todo tipo de actividad de explotación o en su defecto, reglamentada por licencia del Ministerio de Agricultura y cualquier material extraído de los mismos será decomisado20.

En continuidad con el marco normativo ambiental en Colombia, para la década de los sesenta, se expide la Ley 3 de 1961 donde el Congreso Nacional de Colombia decreta la creación de la Corporación Autónoma Regional CAR que tendrá jurisprudencia en la Sabana de Bogotá y en los valles de Ubaté y Chiquinquirá y su finalidad principal es “(…) promover y encauzar el desarrollo económico de la región bajo su jurisdicción, atendiendo a la conservación, defensa, coordinación y administración de todos sus recursos naturales, a fin de asegurar su mejor utilización técnica y un efectivo adelanto urbanístico, agropecuario, minero, sanitario e industrial con miras al beneficio común (…)” (Ley 3 de 1961: Artículo 2°)21.

El paisaje en la cuenca alta del Teusacá antes de la declaratoria El paisaje en la cuenca alta del Teusacá antes de la declaratoriaEl paisaje en la cuenca alta del Teusacá antes de la declaratoria El paisaje en la cuenca alta del Teusacá antes de la declaratoria

Considerando la contextualización de los principales eventos históricos dados antes del período de análisis, se explica brevemente el componente del paisaje, a través de los distintos estudios realizados enlatransformación de las coberturas del paisaje, sin considerarse este un análisis detallado en el tema. Sin embargo, se enfatiza en la

19 De acuerdo a los estudios de Ramírez, 2004 y Contreras, 2004, la población local no identifica este hecho

como algo restrictivo frente al uso del suelo. Mas bien es entendido como un proceso aleatorio por parte del Distrito

20 Bajo esta Ley se zonifican siete áreas de conservación en Colombia, con el título de Reserva Forestal

Protectora: 1.La Reserva Forestal del Pacífico; 2.Reserva Forestal Central; 3.Reserva Forestal del río Magdalena; 4.Reserva Forestal de la Sierra Nevada de Santa Marta; 5.Reserva Forestal de la Serranía de los Motilones; 6.Reserva Forestal del Cocuy y 7.Reserva Forestal de la Amazonía (Ley 2ª de 1959, Artículo 1).

(23)

importancia de describir estos cambios, ya que son las unidades de paisaje la clara expresión de las transformaciones sobre el territorio.

En un resumen breve, de acuerdo a los estudios de transformación del paisaje, realizado por Puentes (2003), Contreras (2004) y Lozano (2007), concuerdan que el análisis de coberturas para la zona que incluye la CART de las veredas Verjón Alto y Verjón Bajo durante el período de 1955 a 1960, estaba dominado por arbustales con poca vegetación de páramo y pocas hectáreas de cultivos y bosques nativos, para la vereda el Verjón Bajo. El género Poa sp., como la comunidad vegetal de pastos más representativas del paisaje de acuerdo a Puentes (2003). Así mismo, se registra la presencia de plantaciones forestales y los suelos desnudos son ausentes en el paisaje. Estos datos, soportan los antecedentes históricos mencionados anteriormente, en donde se inscribe en el territorio una intensa intervención antrópica a través de la explotación de los bosques nativos para la demanda local de combustible y así como las necesidades de la ciudad en proceso de poblamiento con materiales para la construcción y madera. Igualmente se identifica que la escasa presencia de bosques nativos, por la deforestación a la que fue sometido el territorio de la CART, incluye la extensión de modelos productivos pecuarios para la cría de ganado especialmente para la producción de leche.

Lozano (2007), agrega que antes de la declaración de la Reserva Forestal Protectora de los Cerros Orientales, para la vereda Verjón Alto, se evidencia una vegetación más compacta y continua, actividad minera, producción agrícola, pastos para actividad pecuaria, una mayor cobertura de bosque, vegetación páramo en comparación a la existente en el Verjón Bajo, y escasos pastizales. Esto supone que a pesar de que los verjones se consideran parte de la cuenca alta del río Teusacá, cada uno experimenta intervenciones sobre el paisaje de manera diferente, encontrándose más intervenido en primera instancia el Verjón Bajo. Esto en razón a su mayor cercanía a la ciudad de Bogotá, la facilidad de acceso y dinámicas de ocupación de población citadina, mientras que el Verjón Alto aún mantiene una estructura de comunidades vegetales nativas y páramo.

Elementos destacados Elementos destacados Elementos destacados

Elementos destacados en las primeras décadas del siglo XXen las primeras décadas del siglo XXen las primeras décadas del siglo XX en las primeras décadas del siglo XX

Esclaro, que finalizando la década de los sesenta y como gran constante de las dinámicas históricas del uso del suelo en la cuenca alta del río Teusacá, la transformación del paisaje se centra en una continua extracción de recursos forestales, en la parcelación de tierras, mayor ocupación poblacional en la cuenca provocado por la migración de personas provenientes de la ciudad.

El fenómeno de suburbanización que se inicia en la vereda del Verjón Bajo fue uno de los elementos quepropició el cambio en las actividades tradicionales de los campesinos a partir de las nuevas costumbres que arriban a la cuenca,con lo cual, se pone de manifiesto la fuerte relación urbano – rural o de interface que incide en la transformación del paisaje

(24)

de la cuenca alta del Teusacá y, en cómo sus habitantes hacen uso del suelo, a partir de los nuevos espacios generados por dinámicas citadinas.

Por otro lado, la implementación de químicos agrícolasdesplaza las prácticas tradicionales campesinas y el capital genético propio de los productos nativos de la cultura cundiboyacense, gracias a las nuevas ideas de la Revolución Verde de 1960. Asimismo, es evidente la presencia de canteras y aumento en la actividad pecuaria con el incremento de pasturas para forrajear y monocultivos de papa.

El cambio de la composición vegetal, se marca con la introducción de especies foráneas al territorio no solo cumpliendo un fin ecosistémico, sino comercial, para impulsar las plantaciones forestales de pino para la producción de pulpa y madera, cambiando el sistema de producción agropecuario hacia un sistema de producción forestal. A su vez, la ampliación de la cobertura energética instalada en la zona, (electrificación, uso de gas y cocinol), frenó la intensa explotación de los bosques permitiendo, de manera incipiente, la regeneración natural del bosque nativo.

Las economías ilegales se desligan de imposiciones del Estado, ante regulaciones o intereses de privados por la obtención del capital a partir la producción tradicional de licor. Esto no solo a razón del contrabando del aguardiente, explicado anteriormente, sino por lo acontecido en décadas posteriores referente al conflicto de uso del suelo en la CART y en los Cerros Orientales, en el cual, es a mediados del siglo XX que se vislumbra con la declaratoria de Reservas Forestales Protectoras en la Ley 2da de 1959 por el Congreso Nacional y la puesta en escena de nuevas instituciones que participan en el manejo y en las decisiones de estos territorios.

Por otro lado, considerando la escala de tiempo entre los eventos que suceden en los cerros orientales, como en la cuenca alta del Teusacá, estos se expresan por lo general de manera independiente, siendo eventos que en el tiempo, no suceden simultáneamente, a pesar de que la CART es un sistema embebido dentro del territorio de los Cerros Orientales. Por consiguiente, este detalle particular en que cada evento tiende a desarrollarse, permite inferir que los procesos históricos de transformación en el uso y manejo del paisaje podrían tener diferentes efectos dependiente de la delimitación del sistema, ocurriendo en algunos de manera más rápida y en otras de manera más lenta.

4.1.2. 4.1.2.4.1.2.

4.1.2. TTTTRANSFORMACIÓN Y ESTARANSFORMACIÓN Y ESTADO DEL RANSFORMACIÓN Y ESTARANSFORMACIÓN Y ESTADO DEL DO DEL DO DEL SSESSESSESSE DE LA CUENCA ALTA DEDE LA CUENCA ALTA DEL RDE LA CUENCA ALTA DEDE LA CUENCA ALTA DEL RL RÍO L RÍO ÍO ÍO TTTTEUSACÁEUSACÁEUSACÁEUSACÁ El contexto histórico, descrito anteriormente permite entender los siguientes períodos del análisis. Se toma desde la década de los setenta, entendiendo que el marco de análisis es desde los últimos cuarenta años, en donde se puede hablar de un momento de rompimiento de etapa de explotación intensiva de los recursos naturales a un período en donde se inician nuevas configuraciones del territorio a partir de las regulaciones para la conservación de los recursos naturales, que de antemano evidencian un deterioro

(25)

significativo, aplicaciones de normas que cambian las realidades de las comunidades locales, e iniciativas desde la organización civil para conservar el territorio y un retorno a las tradiciones nativas.

Por su puesto, es un corto período de análisis, pero se enfoca hacia estos últimos cuarenta años como un período que evidencia la transformación contundente de un territorio cercano a la ciudad de Bogotá, con características particulares al ubicarse en los límites de una metrópoli y en donde confluyen dinámicas tanto rurales como urbanas. Así mismo, estos eventos descritos, pueden considerarse un único paso de cambio, dentro de un período mucha mayor de tiempo y dentro de una escala espacial más grande. Sin embargo, el análisis de estos últimos cuarenta años en la historia de la CART, permite identificar momentos de cambio interesantes, encadenados por la ocurrencia de diferentes eventos y factores que derivan a escenarios de conflicto entre sectores públicos y privados.

P P P

PRIMER PERÍODO RIMER PERÍODO RIMER PERÍODO RIMER PERÍODO ((((DÉCADA DE DÉCADA DE DÉCADA DE DÉCADA DE 1970)1970)1970)1970) N

NN

NUEVO PANORAMA CON IDENTIDAD DE UEVO PANORAMA CON IDUEVO PANORAMA CON IDUEVO PANORAMA CON IDENTIDAD DE ENTIDAD DE ENTIDAD DE RRRRESERVA ESERVA ESERVA ESERVA FFFFORESTAL ORESTAL ORESTAL ORESTAL PPPPROTECTORAROTECTORAROTECTORAROTECTORA

Es relevante mencionar que desde los finales de la década de los cincuenta, la malla vial terciaria de la cuenca alta del Teusacá mejora su infraestructura a través de proyectos de desarrollo de las administraciones locales y distritales. Puentes (2003), menciona que desde 1955 se iniciaron las obras de adecuación vial sobre el tramo que conecta a Bogotá con el municipio de Choachí y sólo después de diez años, hasta comienzos de 1970,se construye en el Verjón Alto la vía que conduce a Choachí (Mesa, 2002).

Para finales de la década de los sesenta (1968), se inicia la construcción de la carretera que conduce a las antenas de Telecom, partiendo desde el Km 17 en el Verjón Alto (Ramírez, 2004) y en la década de los setenta, se pavimenta la vía que conduce a la Calera (Mesa, 2002; Ramírez, 2004)

Se consideran claves estos hechos, ya que a partir de una red de conectividad vial los procesos de intercambio entre los centros urbanos se facilitan y promueven las dinámicas socioeconómicas de las regiones. Por tanto, la adecuación y mejoramiento de estos canales de comunicación entre Bogotá, la Calera y Choachí, son los que en un momento dado, estimulan la ocupación territorial siendo factible el transporte desde barrios urbanos de Bogotá, hacia los vecinos cerros orientales y su territorio rural y viceversa. Así como proporcionan facilidades para el intercambio comercial y la movilización humana, se comienza a generar otro tipo de economía de tipo informal en el territorio, centralizada en el eje vial. Así lo considera Camargo (2001), al mencionar que sobre la carretera que conduce a la Calera, se origina un comercio desordenado en torno a las dinámicas asociadas a los visitantes de la zona

Contreras (2004) y Ramírez (2004), concuerdan en que la ocupación en la CART de población proveniente de Bogotá, toma mayor protagonismo durante esta década de los

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :