La España leal, invencible

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

EL DILUVIO

DIARIO R E P U B L I C A N O D E M O C R A T I C O F E D E R A L

AÑO LXXX •» OTE. 210 *• BARCELONA, vieraeá, 3 de septiembre 1937 * PRECIO: 15 céntimos

—¿Y es peligroso? —¡Ya lo creo! Se imagina ser MussolinL

L a E s p a ñ a l e a l , i n v e n c i b l e

Ei heroico Ejército de la República prosigue su avance victorioso

por el frente de Aragón traduciendo en actos inconfundibles el

sentimiento nacional de repulsa contra la invasión de los bárbaros

C R O N I C A DIARIA

li iulÉ a li giia édií

I Los periódicos de Valencia y de Madrid vienen estos días

infor-mándonos con profusión de las fechorías llevadas a cabo en el Norte

por la quinta columna.

Hay que dar aire a esos reportajes para que el que quiera oír oiga

y el que pueda entender entienda.

E l enemigo que da la cara es temible o no, según los medios de

hacer mal con que cuente.

E l adversario que, sea o no poderoso, debe preocupamos de uerdad,

es el que nos profesa un odio mortal, a pesar de presentársenos con

una sonrisa de amigo.

Quien nos ataca por sorpresa, cogie'ndonos confiados o dormidos,

hasta agrediéndonos con una piedra nos puede matar.

Excusado es decir el daño que podía inferimos, si, a favor de una

fatalidad, se apodera de nuestras propias armas y las vuelve contra

nosotros.

Lo que inexorablemente tiene que acontecer es que las víboras

que al calor de nucaiio senu se iuin criado, se prenderán a nuestro

pecho con encono y no soltarán la presa hasta que nos asesinen,

in-oculándonos todo su veneno.

¿Consecuencia? Viene rodada después de lo que se ha apuntado

en las anteriores consideraciones.

La primera batalla que ha de dar una rcuolucion es al enemigo

[que ticne'dentro de casa.

Correr a las fronteras mientras el domicilio de uno está ardiendo

les exponerse a quedarse sin techo propio y a recibir una puñalada

[cuando se están de/endiendo los hogares de los demás.

¡Ojo, pues, con la quinta columna.' En Cataluña, a pesar del acoso

[de que ha sido objeto, sigue coleando en nuestra retaguardia y

cau-sándonos grave perjuicio, sembrando bulos, encareciendo los

comes-tibles y acaparando la moneda fraccionaria.

Hay que darle inmediatamente a esa canalla una batida, que la

deje sin tñda para siempre.

OFENSIVA REPUBLICANA

EN El SUR

Nuestros soldados

están a cinco

kiló-metros de Peñarroya

Pozoblanco, 2. (De nuestro envia-do especial). — La operación ofen-siva comenzada en este sector tuvo su iniciación desde nuestras posicio-nes de Vaisequillo en dirección a Pe-ñ a r r o y a . Después de una intensa ac-ción artillera, los combatientes de la República lograron avanzar, consi-ffuiendo colocarse a unos cinco kiló-metros de P e ñ a r r o y a . E l enemigo se vió obligado, ante el empuje do las fuerzas leales, a ceder terreno, de-Jando en el campo muchas bajas.

Las piezas de la artillería leal ba-tieron efleazmente l a estación de P e ñ a r r o y a y la carretera que desde este pueblo va a Fuenteovejuna.

En otro sector de este mismo fren-te los artilleros republicanos coloca-ron con extraordinaria precisión las granadas en las lineas enemigas de P e ñ a Ladrones y P e ñ a Blanca, oca-sionando al enemigo bajas vistas de gran consideración.

Los facciosos intentaron contra-rrestar los efectos de nuestra arti-llería y dispararon unas doscientas granadas de distintos calibres desde sus posiciones de Cabeza Mesada, sin causarnos daño alguno.

Visado por la previa

censura gubernativa

Maestra y rectriz

Estos díaa hemos leído en la. Prensa

I comunista vibrantes panegíricos dedl-[cados al p a í s soviético.

¿ H a c e falta declarar que estamos de I acuerdo con cuanto de bueno de la U .

R. S. S. se diga o se escriba y que po-nemos en nuestros labios las flores con | que se la inciense ?

¿Ser& aventurado afirmar que de es-ta ursofuia indiscutible y de istos sen-I timientos amistosos hacia el pueblo

her-mano participa toda la E s p a ñ a leal 7 Una cosa nos duele en el concierto de ditirambos y de piropos filobolchevl-| ques.

Y es el tono bélico y polémica que se «Ja a esas loas, que, sm género de duda alguno, tienen la adhesión unánime del pueblo español.

La batalla implica la existencia de I1"1 antagonismo. L a defensa supone

una ofensa. Y en la patria de la eter-|na dlBensión y laa discrepancias Irrc-I ^ U W e s , en una cosa sólo estamos

to-I ~ * conformes: en que l a Rusia contem-poránea, con su jefe Stalin a la cabeza, *s el faro de civilización m á s esplen-dente que alumbra al mundo.

Yo no soy comunista, n i socialista, n i 6crata. Soy nada m á s que u n republl-f^hu burSués: P61-0' absolutamentü sen-'ole al tictac de los relojes que crono-metran tai tiempo.

Y comunistas que quieran tanto co-jno yo a Ruda, h a b r á . Que la amen "J5* encendidamente, no. Por lo menos, j^e re^t,, a creerlo

A Principios de 1936 —e l 22 de

ene-o sea, antes del 16 de febrerene-o y del 19 de julio, en pierio oscurantismo cedista y straperlero, me nació una hija.

Se nos p r e s e n t ó a m i c o m p a ñ e r a y a m i el problema de ponerle nombre.

—Hay que buscar —dijimos— la pa-labra de género femenino m á s hermosa del diccionario para llamar a la Lena.

Buceamos en el lenguaje, en l a geo-grafía, en la mitologia y en la Histo-ria y encontramos un vocablo que sa-tisfaga ampliamente nuestros deseos. Ese vocablo era Rusia.

Con este nombre se inscribió l a pe-queña en el Registro civil del Juzgado municipal o popular local n ú m e r o 9, que radica en el Clot.

La niña no fué bautizada, recibirá educación laica, como todos mis hijos, y espero que h a r á honor al amor con que se la ha plantado en la tierra, pa-ra que sus vientos y sus savias l a crien.

Otro botón de muestra del cariño que me inspira la República de los Consejos de obreros, soldados y campe-sinos.

Tuve la suerte de presenciar desde la cubierta del vapor "Uruguay", donde e s t á b a m o s juzgando a un p u ñ a d o de facciosos, el redhimiento apoteóslco que Barcelona t r i b u t ó al barco ruso " Z l -rianin".

L a gran nave soviética nos traía, coa unos miles de toneladas de víveres, muchas m á s toneladas de s i m p a t í a v i -va y acti-va y de afecto e n t r a ñ a b l e de los trabajadores de Moscovia.

por Angel Samblancat

E l envío de bastimentos tan necesa-rios a nuestra población racionada nos conmovió. Pero, habla otra carga que valla m á s y era para nosotros inflnitamento m á s preciosa: la de abrazos v i -riles y latidos del corazón de los obre-ros rusos, que habla venido bogando a nuestras costas con el a z ú c a r y con la mantequlla.

L a emoción fué, aquel día, inmensa en el Tribunal Popular Especial. A to-dos se nos hizo un nudo en la garganta, que nos Impedía articular palabra a l -guna. N o pocos miembros del Jurado se enternecieron hasta las l á g r i m a s . Hombres hechos y derechos, que pelea-ron como jabatos en las jomadas de julio, lloraban como criaturas.

No. N o palpita en el pecho de la Es-pafia revolucionarla un sentimiento que no sea fraternal, que no sea de uuml-ración, devoción y gratitud hondas ha-cia el extremo Oriente europeo.

No hay quien no se descubra aquí, al nombrar a la gran nación amiga, ex-ploradora del Polo y los grandes con-tinentes espirituales modernos.

Rusia es la gula, la maestra y rec-triz de los pueblos que marchan hacia su liberación. Rusia es l a patria a u t é n -tica y la madre universal del proleta-riado.

Do quiera la hoz y el martillo han pasado a ser el signo y el lábaro de l a vida nueva. Las alas soviéticas son nuestras alas, las alas que boatienen nuestro vuelo icario hacia el sol.

L A O F E N S I V A R E P U B L I C A N A E N A R A G O N

En Bekbite nuestros bravos

com-batientes han logrado apoderarse

de la Plaza de Toros y del Seminario

ESTE. — Los ataques enemigos fuertemente apoyados por aviación en d i -rección a Mediana, han sido rechazados e n é r g i c a m e n t e por nuestras tropas.

En Belchito hemos ocupado l a Plaza de Toros y E l Seminario.

Nuestras fuerzas han entrado en el casco de l a población por todos los frentes, combatiéndose intensamente en las calles. L a situación de loa sitiados os verdaderamente angustiosa.

En el sector de Puebla de Albortón, hemai atacado las posiciones enemigas y ocupado las a l t u r a a ^ l este del

Vér-tice Valdesinflor, a l S. del camino d « Mediana a Valmadrid y a l S .O. d e l VérUce SUiero.

Se han hecho 45 prisioneros, babién-< dose presentado en nuestras filas 67. soldados con armamento, a los cualea hay que agregar u n sargento, u n cabo y 14 soldados zapadores, que se presen-taron ayer en el sector de Belchite.

Las fuerzas de asalto facciosas que participan en la defensa de esta plaza, han tenido diez oficiales y cuarenta guardias muertos.

En el frente aragonés se han librado

grandes combates aéreos y nuestra

glo-riosa aviación ha derribado 17 aparatos

enemigos

«EJERCITO D E L A I R E :

En la región Este han sido bombar-deados los pueblos de Villamena, Torre-, cilla y E l Burgo, desde m u y escasa al-tura.

Cuando se efectuaba este bombardeo se divisió u n convoy que fué objeto de ataque.

A l bombardear la ermita de S. Ono-fre se hizo fuego a n t i a é r e o contra nues-tros aparatos. Las b a t e r í a s que h a c í a n fuego fueron ametralladas en vuelo

ba-Los'aparatos actuaron luego sobre las fortificaciones de Perdiguera.

Por la tarde se e n t a b l ó combate a é -reo.

Nuestros pilotos se encontraron fren-te a sesenta aparatos enemigos, de los que derribaron tres F i a t y u n Junker. Cinco de los aviones enemigos sufrie-ron a v e r í a s de consideración. En el com-bate perdimos tres aparatos.

Los campos de aterrizaje de Tudela y Calatayud, asi como las estaciones del ferrocarril de Calamoche y Daroca fue-ron bombardeadas.

Ayer, y con l a p é r d i d a de tres apa-ratos por nuestra parte, fueron abati-dos al enemigo u n Junker, nueve F i a t y tres Romeo de caza.»

Bombardeo en la costa

catalana

Ayer el Gabinete de Prensa de Orden público facilitó la siguiente nota:

" A laa seis y media de l a tarde del miércoles último, tres hidroaviones f a c ciosos de bombardeo volaron a gran altura sobre diversos pueblos de l a cos-ta norte cacos-talana, lanzando algunas boyibaa.

Debido a haber funcionado a tiempo las señales de alarma, los ciudadanos se acogieron a los refugios y lugares de m á s seguridad, motivo por el cual no hubo que lamentar n i una sola vic-tima.

Los daños materiales fuere» de es-casa importancia; l a mayor parte de los proyectiles lanzados cayeron al mar".

El presidente Masarky

gravemente enfermo

Praga, 2. (Urgentísimo.) — Masaryk, el presidente luberador, se halla enfer-mo de gravedad. E l presidente Benes y el Jefe del Gobierno Hodza se hallan a l a cabecera del ilustre enfermo, en el castillo de Lany. — Fabra,

Los caseros y el

fascio

De " A B C", de SevUla:

"Huelva. — E l fiscal delegado de l a Vivienda, don R a m ó n Garcés, ha hecho pública en l a Prensa una nota en l a que dice que ha llegado a su conoci-miento que muchos propietarios de es-ta capies-tal oponen dificules-tades para el arriendo de las viviendas, agudizando el problema e impidiendo el desaloje de locales antihigiénicos ante la dificultad de trasladar a sus moradores a otros m á s hábiles. E l señor Garcés, antes de dar conocimiento de estas anomalías a las autoridades competentes, d e n u n c i á n -dole casos concretos, ha dispuesto que todos los propietarios de locales aptos para vivienda pasen relación de los mismos a las fiscalías cada decena del mes, con relación del n ú m e r o de habitaciones y renta mensual de la v i -vienda."

Es raro que los caseros opongan d i -ficultades "para el arriando" de las v i " viendas.

¿ N o s e r á que los fascistas siguen "respetando" l a propiedad y cobrando los recibos... después de aumentar laa contribuciones t

(2)

Página 2

Viernes. 3 de septíembre de 1937

E L D I L U V I O

I n s t r u c c i ó n P ú b l i c a

L o s aspirantes al

Ma-gisterio se r e ú n e n

Esta tarde, en el salón de actos del Sindicato de la E n s e ñ a n z a y Profesiónea liberales se reúnen en asamblea los maestros aspirantes al certificado de ap-titud. No sabemos q u é a c o r d a r á n los que aspiran a ejercer el Magisterio ele-mental en Catalufia; pero, acuerden lo que consideren pertinente, no se vislum-bra, de momento, ninguna solución fa-vorabte a las pretensiones de estos ca-maradad que, al amparo de un decreto y una orden de la Consejette de Cultura de la Generalidad, soliciUu-on unas prue-bas que no se hacen.

¿ Qué' ocurre ? ¿ Por q u é razón no se convocan los cúrsalos de selección para estos aspirantes al Magisterio?

Si hay motivos y razones suficientes para aplazar "Bine dle" la realización de asios cursillos, dígase públicamente por quien tiene autoridad para ello, a fin de que loa compafleros interesados sepan a qué atenerse.

Y si las razones y los motivos acon-sejan soluciones m á s radicales, úsense >ie las prerrogativas que tiene el Con-sejo de l a Generalidad o la Consejería da Cultura, y que bable el "Dlart Oficial de la Generalitat". Porque u n decreto queda derogado por otro decreto que lo anule; y una orden no tiene ningún va-lor ni fuerza de obligar cuando por otra orden queda derogada.

L o que no puede ser. n i tm serlo ni conveniente para la corporación que re-presenta y tiene autoridad, es aplazar un d í a y otro d í a sin dar soluciones que convenzan a una cuestión de t a m a ñ a i m -portancia.

No somos ni seremos nosotros quienes apoyemos l a incapacidad n i la Ineptitud en quienes han de ejercer una misión tan elevada como la del Magisterio. Tene-mos nuestro criterio propio respecto a qué deben ser los cursillos de aptitudes; y decimos boy—para que se enteren to-dos—que no creemos pueda tener apti-t u d pedagógica quien, sin preparación previa n i especiales dotes, asista

sola-mente durante tres meses (doce sema-nas, según nuestras noticias) a unas lec-ciones tales como las que se proyecta-r o n en unos pproyecta-rogproyecta-ramas o cuestionaproyecta-rios que vimos en manos de algunos de los aspirantes.

SI hemos de preparar maestros capa-ces do sentir y realizar la obra de l a Escuela de la Revolución, h á g a s e cuanto se haya de realizar. Si con el cursillo t r i -mestral no hay bastante, obligúeseles a m á s ; y selecciónense en afios sucesivos, y después de nuevas pruebas, a los me-jores y m á s capacitados.

Pero resuélvase de una vez este estado de interinidad que a nada conduce.

Por la dlRTilflcación de la escuela de la Generalidad urge resolver este asun-t o de los aspiranasun-tes al Magfarasun-terasun-to.

V.

Universidad d e C a t a

-l u ñ a

EXAMENES DE E N F E R M E R A S EN LA F A C U L T A D DE M E D I C I N A Hoy, a las cinco de la tarde, se cele-b r a r á el segundo y último turno do ttré mer.es de todas las enfermeras matri-culadas.

Escuelas profesionales

NOMBRAMIENTO DE COMISARIO DE LA ESCUELA DE

ARQUITEC-TURA

En l a "Gaceta" ha aparecido una dis-posición nombrando comisarlo del Go-bierno de la Bscnela Superior de Arqui-tectura de Barcelona a don J o s é Torres Clavé.

E n s e ñ a n z a primaria

H A B I L I T A C I O N D E L MAGISTERIO

N A C I O N A L DE BARCELONA Pago de haberes

E l habilitado del Magisterio Nacional del partido Judicial de Barcelona p a g a r á los haberes, profesoras especiales de agosto y material diurnas primer semes-tre del afio actual en el lugar de cos-tumbre y en l a forma siguiente:

Dia 3. de cinco a ocho, perceptores de los Municipios limítrofes y de los de Bar-celona, letras A a la D.

Dia 4. de once a una, capital, letras E a U .

E l mismo día, de cinco a ocho, capital, letras M a R.

D í a 5, de once a una, capital, le-tras S a Z.

Día 11, de cinco a siete, todos los se-fialamientes anteriores.

En casa del habilitado hasta el día 20, excepto los días festivos, de doce a cua-tro.

AAovimiento sindical

S I N D I C A T O D E L A S I N D U S T R I A S A L I M E N T I C I A S . — «8coción Dtstribu-c l ó a . ) — E n Dtstribu-c a r e Dtstribu-c e m o s sobre manera a todos los compañeros que les recogimos la antigua credencial de delegado Sin-dical, pasen con urgencia a recoger la nueva por esta secretarla, ronda Ricar-do Mella, 70 2.-. núm. 7.

S I N D I C A T O I N D U S T R I A S A L I -M E N T I C I A S . Se e n v o c a a todos loe militantes d*' Sindicato a l a reunión que se e d e b r a r t hoy, viernes, día 3, a las seis de l a tarde, en nuestro domi-cilio social, ronda Ricardo Mella, 66.

S I N D I C A T O D E L A I N D U S T R I A D E L A E D I F I C A C I O N . — (Sección de Albiiailes y Peones.) —Todos los com-pafleros que hayan llenado la hoja de Inscripción para su ingreso a los bata-' Ikmes de fortificaciones, deben pasar a la brevedad posible, por ejte Sindicato, Cas pe, 56-58, a fin de recogerlas, para Incorporarse a dichos batallones.

Asimismo ponemos en conocimiento de los camaradas que ae hallan en pa-ro forzoso y estén comprendidos en la edad de veintiocho a cuarenta afios, pa-sen por esta secretarla, todos los días, de nueve a una de la m a ñ a n a , y de tres a ocho de la tarde, para inscribirse para fortificaciones.

— L a Sección de Albañllea y Peones del Sindicato de la Industria de la Edi-ficación ( U . G. T.) convoca a todos sus afiliados de l a barriada de S. Martin, a la reunión que se celebrará en nuestro local social, calle de Caspe. 56-58, el sábado, d í a 4 del corriente, a las cinco de la tarde.

DE LA REG:ON

F r o n t ó n Novedades

Hoy, tarde, a las 4'30, a pala: S A L A M A N C A - A O U I R R E contra G A L L A R T A XU . Q U I N T A N A U

Frontón Principal Palace

Hoy, viernes, tarde. Segundo parti-do: 8 A L S A M E N D I D I - E L O R D I contra A L I _ E O U I A Z U . Tercer par-tido: B E A I N - E L O L A D centra

SAGARRETA - MOTRIOO

F r o n t ó n T X I K I - A L A I

Hoy, tarde, a las cuatro: N A T I A U R E L I contra L U M I V A Z Q U I TA. Noche, a las diez: A L E G R I A -L O -L I -L -L A contra S A G R A R I O • • A N G E L I T A

M A T A R O Se ha declarado u n violento incendio en el laboratorio de farmacia Unitex, instalado en la entrada de esta pobla-ción.

Desde los primeros instantes el fuego ha tomado gran incremento, p r o p a g á n -dose a todo el edificio, que ha comenzado a arder. Con gran rapidez se ha dado aviso a los servicios de incendios, que han trabajado denodadamente para so-focar el siniestro, que ha reducido a ce-nizas los dos pabellones de que constaba el expresado laboratorio.

Las causas que han motivado el incen-dio se cree que son casuales, y la c u a n t í a de las pérdidas materiales, al parecer, es muy importante.

R E U 8 En las Oficinas d «Recaudación de Contribuciones ha comenzado el cobro de lo8 recibos del finido trimestrt tribu-tativo. A dichos morceos ae les impondré el apremio del 10 por 100 de aumento.

— U n camión y u n coche da turismo han chocado en la carretera de Alci lea sufriendo el chofer Jaime Domingo, de 40 años, una herida en la cabeza, con abundante derrame sanguíneo. Los dos vehículos y especialmente el automóvil, han quedado destrozados.

— Se notifica a quienes se propongan construir refugios antiaéreos por cuenta propia, que precisan notlflcaih) s esta Junta de Defensa Pasiva para UM efec-tos consiguientes.

G E R O N A E n el punto denominado F a b á s de Ta. mariu (Palafrugell), u n .ncendio que se considera casual ha destruido una ex-tensión de cuatro vesanas do bosque, as-cendiendo las pérdidas % unas dos m i l

— H a n girado una visita al Instituto de esta ciudad el presidente de la Junta técnica de Segunda Enseñanza, Juan Bo-net, y el catedrático y ex diputado a Cor-tes Marcelino Martin, quienes prometie-ron interesarse para que sea una rehil-dad la construcción del Centro de Enseñanza Media, con el correspondiente i n -ternado, que Gerona necesita.

— E n homenaje a la Unión de Repú-blicas Socialistas Soviéticas, conmemo-krativo del X X aniversario de la Revolu-ción soviética, los d í a s 11, U y 13 del corriente mes t e n d r á n efecto en Blanea. Palafrugell. Olot, Bañólas, L a Bisbal, P a r n é s do la Selva, Flgueras, Gulxola y Gerona mítines de propaganda antifas-cista, con oradores de todos los partidos políticos. las dog Sindicales obreras. Fren te de Juventudes y Amigos de la Unión Soviética.

También so c e l e b r a r á n diversos festi-vales atlétlcba y deportivos.

del

El líder

pañol,

gresa en

Angel

sindicalismo es-

Pestaña,

rein-la C. N. T.

Sabe la m a y o r í a de la clase tra-bajadora española que el c á m a r a da P e s t a ñ a estaba separado de la C. N . T. Causas ajenas a su voluntad de-terminaron este apartamiento.

Superadas estas cansas por la t r á -gica realidad que vivimos, el ca-ntarada P e s t a ñ a ha reingresado en la C. N . T . coa lo cnal queda liqui-dado uno de los incidentes surgidos en la interpretación de las lachas sociales ea nuestro país.

LOS DEPORTES

NATACION

E l p r ó x i m o domingo se

inicia el concurso

cata-l á n de n a t a c i ó n

EH próximo domingo, a las cuatro de la tarde, en la piscina do Montjulch. se c e l e b r a r á la primera Jomada del concurso c a t a l á n de natación, que or-ganiza la Federación Catalana de Na-tación Amateur, y y al cual ya figu-ran inscritos los m á s importantes clubs catalanes.

Esta competición, de doble significa-ción, por su aspecto deportivo y por tratarse de una m a r ' f e s t a c l ó n de adhe-sión a la Federación Española de Na-tación Amateur, que ha sido objeto de ciertas maniobras a fin de lograr los facciosos la dirección de este organis-mo, ha de ser motivo para que ningún club deje de presentar a sus nadadores disponibles y para que todos loa depor-tistas catalanes hagan acto de presen-cia en l a piscina de Montjulch, contri-buyendo con este solo hecho a hacer opinión favorable para que se recocoz-ca la situación legal de l a F. E N» A. en el territorio de l a República espa-ñola.

Es segura la participación de tidas las primeras figuras de la natación ca-talana, que no se encuentran compren-didos en l a movilización militar, pu-diéndose afirmar que el concurso cata-lán de natación será una de las com-peticiones de escaso precedente en el historial de la natación catalana por lo disputada que se presenta.

E l concurso c a t a l á n d é natación es a provecho de AJut Catalá, habiéndo-se establecido l a entrada única, al pre-cio de una peseta.

C I C L I S M O

Nota del C o m i t é

Regio-nal de C a t a l u ñ a de la

U . V. E .

Las carreras autorizadas para corre-dores licenciados por la U . V. E para Cl próximo domingo, dia 5 del corrien-te, son las siguientes:

U . E. Terrassa, carrera regional pa-ra cuartas y principiantes; arbitro, En-rique Plans.

A . C. Mollns de Llobregat. prueba social benéfica; arbitros. X . X.

UN A L B U M DE LORENZO BRUVET

"Testes de la Terra"

No precisa hacer e l elogio n i la presentación de Lorenzo Brunet, cuya personalidad es harto conocida.

Este excelente artista y notable d i -bujante ha reunido en u n álbum una colección de apuntes del natural que fijan para el porvenir tipos inconfundi-bles y característicos de C a t a l u ñ a .

E l á l b u m , cuidadosamente impreso por la Tipografía Catalana J. P u g u é s . lleva el título de «Testes de la T e r r a » y el autor, profesor de dibujo y de pintura, lo dedica a sus discípulos, alum nos y ex alumnos de ambos sexos de las Escuelas Profesionales de Artes y Oficios y Bellas Artes y de los Institu-tos nacionales y elementales de segun-da e n s e ñ a n z a .

Delegación General

de Euzkadí

en Cataluña

Todos los refugiados vascos que ac-tualmente se encuentran en Barcelona y hayan trabajado como torneros, fre-sistas. ajustadores, chapistas, soldado-reo, peones especializados en prensas, moldeadores, modelistas, carpinteros, conductores y d e m á s oficios mecánicos d e b e r á n presentarse en esta Delegación, paseo de P ¡ y MargaU, 60, de nueve a diez de l a m a ñ a n a de hoy.

El cupón de los ciegos

En el sorteo efeetnado ayer salie-ron premiados los n ú m e r o s siguien-tes de todas las series: con 25 pe-setas el 908, y con tres pesetas el 008, 108. 208, 308, 408. 508. 608, 708 y 808.

H I S T O R I C O

«

E l p r e s i d i a r i o

X Habéis sido u n hombre m u y malo.

un asesino? ¿ Q u e r é i s contamos vues-tro pasado para poder orientar vuesvues-tro porvenir? Pero sin lloriqueos que a na-da práctico conducen. Calmaos, cal-maos y venga vuestra pena...

—Cuando aun era Joven tuve la des-gracia de matar a un parionte m i ó por cuestión de faldas, por una mu Je.. En-tonces me condenaron a presidio. AHI observé nue todos me trataban como a una bestia, mientras los que se creían honrados huían de xtC; los otros, los verdaderos criminales, me acariciaban para llevarme a su partido y

procura-ban ensefiarme sus procedimientos y malas artes. ¡Qué escuela tan perver-sa aquella! Yo era honrado, yo era bue-no antes de entrar allí, pero cuando terminado el tiempo de m i condena, re-cibí la licencia de presidiario, yo era ya un malvado. Odiaba a l a sociedad, aborrecía a los hombree, que me mira-ban con desprecio después de haberme convertido en un criminal.

—¡Cuánto habréis sufrido! ¡Pobre hermano!

— ¡ £ u á n y c u á n grandes amarguras he devorado viéndome rechazado en to-das partes, considerado como u n apes-tado, como u n ser maldito y repug-nante!

—Seguid, seguid vuestro relato, pero aplacando vuestros nervios...

—Cuando decidí venir a Barcelona estaba desesperado. I r á s a Cataluña, me decía a m i mismo; Irás para hacer todo el dallo que puedas. ¿ N o es la so-ciedad la que te ha pervertido, arro-j á n d o t e como u n ser inmundo al loda-zal del presidio, que degrada y embru-tece? Pues bien: te v e n g a r á s de esa sociedad en lo primero que encuentres. Puesto que ella te abandona y te en-vilece, t ú ya no tienes deberes que cumplir; eres un ser proscripto, cuyo destino es rodar hasta cl fondo del abismo, hacia el cual te han empujado. (Por la frente do nuestro amigo co-rren gruesas gotas do fcudor que se mezclan con las lágrimas que surcan sus tostadas mejillas.)

—No se aflija, amigo, no se haga ma-la sangre; aquí estamos nosotros pa-ra ayudarle y recomendarle...

—¡Oh, gracias! Ahora ya soy bueno, ya estoy regenerado. ¿ N o ven ustedes

como lloro? ¡Los criminales no llo-ran!

—Es cierto, es cierto, amigo. —Aqui. o nBarcelona, me he

encon-trado con hombres que, como ustedes^ no me desprecian, que me consideran como a un hermano; cuando he vista que todos me estrechaban l a mano, que me ayudan, que me consuelan y me atienden con sus consejos, ¿ q u é ha-bla de hacer? ¿ E s posible morder l a mano que nos acaricia, wcupir el ros-tro que nos sonrio? Esto no lo hacen ni las fieras. ¡Bendita sea !a hora que pensé venir a esta generosa tierra ca-. tal ana !

Las últimas palabras de nuestro ami-go llegaron hasta lo m á s profundo do nuestro corazón. Decía la verdad. Aquel hombre tenia razón. L a constitu-ción viciosa y deficiente de las socie-dades produce frutos funestos en l a desgrnda de muchos seres, j

E l sistema penitenciario de casi to-dos los países es tan absurdo e inmo-ral que. lejos de mejorar al criminal, le embrutece y degrada. L a vida en los presidios, generalmente hablando, es escuela para los que allí entran sin estar a ú n pervertidos, es abismo sin f o n -do, donde caen loe que han tropezado en las asperezas de la vida, sin que ca-si nunca se les facilite medio para su rehabilitación moral.

¿De q u é sirven esos fastuosos edifi-cios costeados por los Estados para encerrar en ellos a loe criminales?, ¿ A c a s o puede admitirse que el c a r á c t e r exclusivo de toda pena sea el de sacrifi-car al penado?

¡Ah! L a legislación penal do casi t o -dos los pueblos de Europa se inspira en los absurdos de las religiones positivas. En el infierno no hay redención. Para el condonado no hay rehabilitación p o -sible; desciende al lugar de la ctfcrna expiación para vivir allí eternamente en compañía de los diablas, maldicien-do y desesperánmaldicien-dose para siempre. E l fuego del infierno no purifica, no borra las manchas, sino que las hace m á s per-manentes y duraderas para desespera-ción del condenado.

Si Dios castiga, imposibilitando toda rehabilitación, ¿ q u é han de hacer y cómo han de castigar los hombres que amoldan su Justicia al tipo de una Jus-ticia divina?

¿ C u á n d o t e r m i n a r á tamafia injusti-cia soinjusti-cial ? Cuando los hombres obren de acuerdo con las exigencias do l a razón humana, único Dios Justo y ver-dadero, aunque la teocrática sociedad imperante opine de distinta manera.

L U I S U M B E R T SANTOS

T O R O S

E n ayuda de la C r u z

Ro-j a , grandioso

aconteci-miento c ó m i c o - t a u r i n o

en las Arenas

Pasado m a ñ a n a , a las cinco en punto de la tarde, se celebrará en la plaza de toros Arenas un magnifico festejo en ayuda de la Cruz Roja y en honor del popular maestro que dirige la banda de aquella institución, don Ricardo Santougini.

En primer lugar, los Jóvenes espa-das, futuros valores de nuestra fiesta. Manolito Ballesteros. Josellto Martín. Manuel José Monsonla y Ricardo Gó-mez, estoquearán cuatro erales de la acreditada g a n a d e r í a ' de Pablo Rome-ro.

T a continuación los ases del toreo cómico, la famosa troupe que dirige don Federico " E l Fresco", lidiará y

da-r á mueda-rte a los dos últimos vn-ales. Forman parte de esta magnífica cus-drillla bufa l a sensacional pareja Stan

Laurel y Ollver Hardy, que lleva a l paroxismo la hilaridad de los

especta-dores con su formidable pantomima "Yo quiero ser torero". También a c t ú a n con esta troupe loe buenos artistas Dofla Catalina y E l Nifio Romántico. Y en este día y para que el cartel pue-da ser catalogado de inmenso se ha incluido la figura m á s extrafla de l a tauromaquia, el sin par y extraordina-rio torero E l Radio.

Es pues la combinación de las qua se ven po¿ns veces, lo que unido a ce-lebrarse el festejo en ayuda de la Cniz Roja h a r á que el dr mingo el coso t a u -rino presente un brillante aspecto.

Accidente mortal

A y e r por la tarde, entre cinco y seis, en las inmediaciones de Hospita-let u n tren eléctrico de la linea de los Ferrocarriles Catalanes arrolló a u n guardia de seguridad, que quedó com-pletamente triturado.

Las primeras diligencias se efectua-ron en uno de los Dispensarios de Hos-pitalet.

L A O R T O P E D I A M O D E R N A

HIJO DE B. CARCAS0NA

CASá FUNDADA EN EL AÑO 1875

Taller y despacho: Escudillers Blanchs, 8 :-: Teléfono 10916

BRAGUEROS REGULADORES para la retención absoluta de

la HERNIA. - FAJAS y FAJA CORSE ABDOMINAL (modelo

moderno). - FAJAS para curar estómagos y ríñones caídos.

CORSES ORTOPEDICOS para curar o corregir las desviaciones

de la espalda

¡ M á s d e 5 0 a ñ o s d e p r á c t i c a s o n l a

m e j o r g a r a n t í a !

J E F A T U R A C E N T R A L D E TRANSPORTES D E L M I N I S T E R I O D E H A -C I E N D A Y E-CONOMIA

Se convocan sin limitación plazas de conductores de vehículos mecánicos dependientes de esta Jefatura y con los mismos sueldos y emolumentos que disfruta el carabinero, m á s el plus extraordinario de siete pesetas por d í a cuando salgan de su residencia habitual; a cuyas plazas pueden aspirar todos los ciudadanos de la zona leal que posean carnet de conductor y tengan m á s de 18 afios de edad.

Los aspirantes p r e s e n t a r á n sus solicitudes, a c o m p a ñ a b a s de l a partida do nacimiento y aval político o sindical de adhesión al régimen, en las oficinas de la expresada dependencia, sita en l á Gran V i a Durruti, 39, de Valencia, durante las horas de 9 de l a m a ñ a n a a VSO de l a tarde, y de las 15'30 a los 20, cualquier dia laborable. . ;

(3)

B L D I L U V I O

Viernes. 3 de 8e¡,tiembre de 1937

Página 9

Cosas del día

• A o n m i s 'cosas' da nuestro super»

pin&mtoo y querido compitero Manobena /Bnrlque).

Monobcns — luna de miel, temple de •JmofAver, camisa de percal "planché", tez tostada en la-Pu -rta del Sol — siguió (. vMOtslonándose por todo lo nl'b en núes t r a Radacrfrtn.

tlanobens (Eiirlque), dospu^a oo » r j i billete -le Burgos, de los ' é x i t o s bozn t » y caión". / de lo de la caja de fós-roros — véanse las "Cosas del d í a " . - de ayer — nos mostró una postal— kolosal. |A.si. coa k, como " k u l t u r a ' 1014 • 1937!

• Y tar"*»*^" como Franko, como Kclpo, pomo Kabanellas. como Kambó.

: Y k orno todo lo d e m á s del campo ene-migo!

• Manobens (Enrique) — luna de miel, temple do rimflgáver, camisa de percal "plancná". tez toutada en la Puerta ded Sol — noe dijo a l entregamos aquel pe-doz" de c a r t u l i n a , oleogrftfica:

— i Contemplad la 'fou>' de la 'gene-talls'jnm" rodeada de ana orla de los co-lorea de la bandera hundida en aguas de Caví ta y Santiago de Cuba, humillada en Annual y Monte A r r u i t y ahora eclip-•ada por loa trapos pestilentes, símbo-los de l a Alemania nazi y de l a Italia de |afl 'camisas negras.

Y aAadió: » —¡lieed, leed!

Y leímos lo que aigue: "Una patria: E s p a ñ a . U n caudillo: Franco."

] Faltaba algo, mejor dicho, mucho! Faltaba l a "verdad".

Esta:

"España, en pedazos, irnos para H i t -ler, otros para Musaolinl y los residuos para Olivelra Salazar."

Por to que a l retrato de la "caudilla" lie marras se refiere, diremos que no puede estar mejor.

¡La naturalidad al natural! Como si hablase y dijese:

— ¡ A m i que me den — los de E d é n — higos chumbos! ¡Que en el corazón del R i f salvaje, del que soy hijo adoptivo, es

t i postre m á s "ansiado"...

» • •

En los cafés, bares y tascas de las plazas sojuzgadas por los facciosos por cada eepañol se cuentan 25 moros, 75 ita-lianos y SO alemanes por término medio.

En cambio, a los que en Barcelona les Interesa oír hablar en ruso, tienen que I r a l Consulado general de la U . R. S. S. o bien a las entidades que organizan y sostienen cursos de idiomas extranjeros. Y si los del Comité de la no inter-vención lo dudan que vengan a compro-barlo.

¡Libre tienen la entrada en ambas zo-nas de E s p a ñ a : una, la que defienden loe apóstoles de las causas de la libertad y de l a Independencia, y otra la que e s t á n vendiéndose sus Judas miserables a dés-potas y tiranoe extranjeros!

• • o

Barcelona de noche no es un "music-hall": es un "guirigay", si no en todos, en muchos barrios.

Y como en tiempo de guerra hay que madrugar, y a que es mucho el trabajo que urge hacer, k» menos que puede pe-dirse es que quienes están encargados da guardar el orden en la calle pongan a raya a loa que demuestran una espe-cial afición a loa ruidos estridentes y a las zaragatas impropias del comedimien to que las circunstancias aconsejan.

También nos parecería de perlas que •os laceros municipales se dedicaran, du-rante las noches, a la recogida de perros que, sin duda por f a l t a de alimentación, constituyen una verdadera pesadilla pa-r a sus pa-respectivos vecindapa-rios.

Quienes no puedan mantener a loa "chuchos" que h a ¿ a n entrega de los mis-mos a l u correspondiente sección del Laboratorio municipal.

Y asi... ¡en paz los perros y en paz loa vecinos que no pueden conciliar, du-rante muchas noches, el sueño, no por causa de pitos y sirenas, sino por cul-p& de quienes se obstinan en tener ca-ces que ayunan desde hace meses y por ello ladran a m á s no poder!

E s justo reconocer que, dentro de lo que permiten las difíciles circunstancias que atravesamos, loa tranviarios procu-ran hacer cuanto está a su alcance para', Aumentar el importante e imprescindi-ble servicio público de cuya dirección en-c a r d á r o n s e a raíz de la sedición fascista.

Mas otra cosa se impone también re-conocer. L a de que por ifiucho que se esfuercen nuestros tranviarios no p o d r á n conseguir resolver—¡ni ellos n i nadie!— el problema de los cambios, que en los t r a n v í a s bate el "record" de l a compli-cación y, por ende, de los diálogos m á s o menos enojosos entre cobradores y pa-sa jorca, puesto que muchos de los se-•gundoa no se dan exacta cuenta de las rJJJteiütades con que a cada dos por tres

tropiezan los primero» ante la escasez de calderilla.

Creemos que el conflicto tiene muy fá-cil solución. Y brindamos la idea al Co-mité del lamo.

Vrtím tickets de a O'OS y a CIO, en "erica da diez.

Que el cobrador no puede devolver ramblo de un billete de dos "democrá-ticos" (no debe decirso "reales" en

Ptano derrumbamiento de l a realeza borbónica hemoflUca-avarlósica), pues... ¡la solución en el acto! Se queda el

cobrador con loa dos "democráticos" del "excelentisimo" que preside Hilario Salvador, j después de cortar Crea o cuatro tickets —según asa el importa del trayecto— entrega el resto da l a serle a l pasajera

Que se trata de u n billete de 2'50.„ Pi-es lo misino, a base entonces de tlc-k t U da a <ria

Que el pasajero larga al cobrador un "pijama" de a cinco pesetas. Idem, Ídem.

Pero—, pero— ¡ y a estamos oyendo a loa del Comité tranviario poniéndonos ue oro y azul!

—Si k» que ee prepone el que escribo los "Cosas del día" tampoco resuelve el problema. ¡Con lo caro que va el pa-pel, i qué p a s a r í a cuando los pasajeros eatregüen billetes de 25 y 60 pesetas, cosa muy frecuente por cierto T Pues p u i r á que el ¿oste de lea tickets s e r á superior a l dol trayecto."

No Amigos del Comité, no. Tssnbtén tenemos solución para tales casos. Bas-t a r á fijar en los crisBas-tales J a las plaBas-ta- plata-formas un c a r t e ü t o que i ' i -a:

"En los t r a n v í a s no tr. a d ó d t e n "nue-vos ricoa". Los poseedores Jsj"pápiro9" de cinco y diez duros que viajen.» en taxis."

Y asunto concluido.

Y ahora que hablamos de "cosas tranviarias". Se han registrado varios accidentes a consecuencia de I r en au-mento el n ú m e r o de los aficionados a viajar en los estribos.

Pero el peligro es m i l veces mayor que en los tranvías, m los trenes.

¿ Se han dado* de ello cuenta las au-toridades, uno de cuyos deberes es ve-lar por las vidas de ios que viajan?

¿ E s cosa Imposible —concretándonos a un solo caso— añadir un coche m á s

Los sodaldemócratos

de Hungría

E X U N M E N S A J E PROTESTAN A N T E E L M U N D O C I V I L I Z A D O CONTRA LOS CRIMENES U E LOS E X G E N E R A L E S FACCIOSOS ESPA-Ñ O L E S Y A N T E L A I N T E R V E N C I O N DESCARADA D E L FASCISMO I N

-T E R N A C I O N A L

Bucarest. — E n la asamblea de las or-ganizaciones social - democráticas de es-ta capies-tal, en l a Casa del Pueblo, en presencia de los delegados de los Sin-dicatos profesionales y de las orgoni-zactones da jóvenes y mujeres, ss acor-dó tomar parte de una manera conscien-te en la tragedia y sufrimientos del pue-blo espafiol en su lucha por la libertad, protestando anta el mundo civilizado contra los crímenes que han cometido los generales rebeldes y contra la in-tervención descarada del fascismo Italia-no, alemán y p o r t u g u é s .

L a asamblea acordó transmitir un fra-ternal sa'udo a l pueblo español, decla-rando que el partido social - democráti-co rumano no c e s a r á n i ahora n i uudemocráti-coa y por ninguna circunstancia, de prestar su apoyo y solidaridad con l a lucha no-ble que con tanto heroísmo lleva a cabo el pueblo español.

a los trenes de la línea Barcelona-Vlch,-aunque sólo sea desde entre esta ciu-dad y Granollcrs o L a G a r r í g a y Vice-versa?

dJM'.at O A-*»dí*-t» »j|» K .

-»>J»- i x > <A i r v h W jfe !os ^

Incoherencias

Cuando u n minero de Langreo o de

Mleres sale del "llagar", "fartuco" da sidra, le aletean bajo el cráneo y den-tro de l a caja del pecho, unos anhelos Indefinibles da superar todas las fata-lidades cósmicas. Dirlaae que los gno-mos danzarines y vaporosos de las po-maradas, trasladaron a sus nervios el torbellino de los grandes misterios, y la solemnidad de los grandes ritos de la Naturaleza. Familia, penas, egoís-mos, pequeftas t o r t u r a ^ bajezas coti-dianas, todo desaparece. Es p o r eso que al tomar un t x x l pora i r a su casa, el minero no va a su casa. K a pátn. a l chofer las aefias de su domicilio. Se l i -mita a indicar, con imperativo fatalis-ta: T i r a por ahí— [hasta dar con pa-red! Es decir, hasta e l valle de Josafat, o hasta la barca da Carente. E s igual. Surja lo que sarja de la encrucijada o de la sombra, peor que el grisú no se-rá. Y el pescador de Cudjlloro, dice: peor qua un f n f ' ~ ^ t " d e l Cantábrico no sert. T ambos, miseros y pescadores da A a t a d a ^ teste siempre, desda an-tes te M a y o , con anlcrioridad a todas las iTTntwrtiri y a todos los bajeles y a todos Jos tsasbo n i adores, sienten, a l conjuro de una injusticia, por la magia de unk ""payariega" o p o r milagro de una solidaridad inaprensible, que su es-pirita-se curva temo u n arco y que sus - e n t r a ñ a s sa convierten en flerte. que parte rauda a clavarse en el blan-co, p o r alto qua esté, y por t a b ú uqe sea. N o Importa que a veces la vibra-ción del esfuerzo derrumbo .as mon-t a ñ a s y queden enmon-terrados millares do arqueros. L a flecha ha sido lanzada y ese gesto queda clavado en el azul, co-mo una estrella. N o lo borra nadie. Y cada d í a va cobrando m á s vida, cerno si los muertos floreciesen con mirladas da luz. Acordaos de octubre. Acordaos de las avalanchas de lodo que Lerroux

L A G U E R R A Y L A R E V O L U C I O N E N E L F R E N T E I N T E R N A C I O N A L

*

L a ex pérfida Albión

L a política Internacional británica no

tiene una linea definida y clara como la de los d e m á s grandes Estados de Euro-p a L a de Francia Euro-pqede ser exEuro-presada en este esquema: primero, la rivalidad con E s p a ñ a y con Austria p o r la hege-monía europia; luego, las guerras re-volucionarias, que Napoleón convierte en guerras de conquista; m á s tarde, la sim-patía y la ayuda a los nacionalidades su-primidas por l a dominación extranjera o desgarradas por los tratados; después de 1870, la gran preocupación de la de-fensa nacional, que la lleva a l a alianza con Rusia. L a política Internacional de Austria, liquidada l a rivalidad histórica con Francia, y ante el hecho consumado de la s u p r e m a c í a prusiana, es una pug-na permanente con Rusia, que le cierra el camino de los Balkanes. L a política internacional de Rusia, desde la época de Pedro el Grande hasta la gran Re-volución, tiene en Europa el doble obje-tivo del Báltico y del m a r Negro, y en Asia la extensión de l a penetración se-g ú n las circunstancias lo permitan: l a alianza francesa no es sino un medio d é defensa contra Alemania y A u s t r i a L a política internacional británica — salvo la rivalidad histórica con Francia y con •España — responde de un modo perma-nente a una Idea, a un sentimiento, a una tradición. Inglaterra es enemiga o aliada de Holanda; enemiga o partidaria de los Borbones, según que éstos repre-sentan la grandeza o la miseria de Fran-cia; ya defiende l a decadencia y la bar-barie turca, y a sostiene la causa de los pueblos balkánicos. Cuando interviene en las luchas de Europa lo hace pro-poniéndose objetivos extraños a los gran-des fines de las coaliciones de que forma parte. Es l a política de zlg - zas y de sorpresa que ha acreditado a l a "pérfida Albión". Y asi como en l a política i n -terior pasa Inglaterra de las mayores violencias y arbitrarierfadca a un régi-men parlarégi-mentario que no es, aunque parezca otra cosa, sino la expresión de la voluntad de las clases dominantes, en la política Internacional piratas y cor-sarios ceden el puesto a la bandera de la libertad de los mares, suprema en-seña del Derecho internacional.

E l hecho culminante de la historia rr.odema de Inglaterra es Waterlóo con la ayuda do prusianos, bávaros, sajo-nes, austríacos, rusos, suecos. U n prodi-gio, mucho m á s que de las armas, de las libras esterlinas.' Inglaterra es la gran maestra en l a construcción de bar-cos y en el equipo de coaliciones. Una vez recluido Napoleón en Santa Elena, puede ya, segura y tranquila, retirarse a sus islas.

Una nueva época comienza en la his-toria da Inglaterra. Mientras Europa no sabe qué hacer con sus viejos fusiles y sus viejos •cañonea, y, a falta del obje-tivo tradicional de la guerra extranjera, los vuelve contra la revolución en el In-terior de los Estados, Inglaterra lanza

sus máquinas a la conquista de los mer-cados que aseguran el dominio económi-co. Una nueva bandera, la bandera de los buques mercantes, bandera de paz y de libertad, sustituye a l pabellón de los na-vios de linea. Las naciones europeas, agotadas por la guerra o reducidas a la impotencia por l a diplomacia convul-sas en sus revoluciones y reacciones. In-capaces de todo progreso con una eco-n o m í a feudal, eco-no puedeeco-n ofrecer la me-nor resistencia a los nuevos procedimien tos de lucha L a burguesía Inglesa se muestra orgullosa de su riqueza y de su parlamentarismo, en el que ha encontra-do, a l fin, un punto de equilibrio y un medio de defensa contra la invasión de las masaa Es la gran época de l a escue-l a de Manchester y de escue-la poescue-lítica escue- libe-r a l ; es el apogeo de l a glibe-randeza blibe-ritá- britá-n i c a Lobritá-ndres es la Meca del liberalismo europeo: allí acuden, huyendo de las mazmorras o de los pelotones de ejecu-ción, los hombres s i n p a t r i a espíritus errabundos y aventureros, proscriptos de todos los países. Rusos, alemanes, italia-nos, españoles, expulsados de sus pue-blos y perseguidos por l a g e n d a r m e r í a Internacional, se acogen a l a hospitali-dad b r i t á n i c a Hasta Cabrera el "tigre del Maestrazgo", se convierte en Londres en un liberal y en u n gentleman. Las grandes reivindicaciones humanas resue-nan en las improvisadas tribunas de h y d e - p a r k en todas las lenguas. E n la cumbre del Estado británico hay un hombre de profundo espíritu religioso, Gladstone, que tiene palabras de com-prensión para todos los grandes proble-mas humanos y universales. E3 Evange-lio y l a economía Inglesa se hallan, a l parecer, de acuerdo. Sólo se muestran descontentos algunos poetas y algunos misántropos.

Pero la economía de Europa comien-za, a su vez, a sufrir una transforma-ción. Apuntan los nacionalismos agresi-vos de que s u r g i r á n los ipipcrialiamos futuros. L a bandera librecambista, t a n "simpática", tan "humanitaria", símbo-lo de una economía racional, encuentra cada d í a m á s altos y menos franquea-bles las barreras proteccionistas. Los pueblos europeos, vencidos unos en la g u e r r a no satisfechos otros con el "sta-tu quo" territorial buscan en l a política colonial un desquite. Francia se lanza a ella con ardor en todos los continentca Rusia aspira a alcanzar en A s i a una compensación a sus desastres y a sus decepciones en E u r o p a Austria se sien-te a t r a í d a por el abismo balkánico, una tierra conmovida y resquebrajada, que la frivolidad de Viena imagina habita-ble. Italia sale de su crisis nocional con pujos da gran potencia colonizadora y Bélgica se Instala en el Congo. Bls-marek, qua quiere quitar a Francia la obsesión del Este, l a obsesión de l a "re-vancha", favorece, a su modo, l a polí-tica colonial de l a R e p ú b l i c a Surgen los acuerdos y las nitsmV^m da la "paz anm^ia".

por Alvaro de Albornoz ,

Entonces el liberalismo británico se convierte en Imperialismo. "Imperium et libertas" es la nueva expresión de l a política inglesa. No l a "libertas" de Gladstone, que ya no es m á s que una sombra—"el gran anciano"—sino la de Chamberlaln. Los jóvenes discípulos de Disraell — otro romántico, aunque del conservadurismo — fundan un nuevo "torysmo" que r á p i d a m e n t e va ganando a la opinión pública. Cecll Rhodes y sus émulos se lanzan a las m á s Intrépidas combinaciones, que sostienen con las ar-mas soldados como aquel Kltchener, de trágico destino. E n Africa el lema es: "desde el Cabo a l Cairo". E n Asia, en Oceanía, se multiplican las conquistas y los protectorados. E l entusismo se apodera en Inglaterra de todos 'as cla-ses y hasta los Dominios se contagian de espíritu belicoso. L a musa de Klpllng es la musa del Imperio británico.

Pero, como tantas veces ocurre en la Historia, este imperialismo no es sino decadencia l a profunda decadencia que ha estudiado Trotzki en u n libro magis-tral. Los poetas suelen llegar siempre tarde, cuando ya van a ser levantados los manteles o a punto de sonar "el pu-ñetazo en l a mesa". E n l a nueva expansión de la economía mundial, en la á s -pera lucha por las materias primas y los mercados, que los grandes "toasts" con "champagne" o con " r h l n " preten-den revestir de los m á s bellos colores, el poder Inglés vacila y el orgullo británi-co se quiebra Chamberlaln. Churchlll, los Imperialistas Ingleses m á s denoda-dos, se confiesan sus temores. L a diplo-m a d a británica, t a n seca y tajante con un Palmerston, busca ahora el diálogo amable, se Insinúa en Washington, en Berlín, en R o m a en V i e n a L a política latemaclonal británica es ahora — sal-vo el zarpazo a Egipto, coa la Sievita-blo compensación — el "etatu quo" en todas partes: en Europa y en Asia, en Africa y en Occania, en el Atlántico y en el Pacifico, en el Mediterráneo, el Adriático y el Egeo. Es preciso detener la "carrera" de los armamentos, obtener del kaiser que renuncie a s u belicosa política naval. Todavía en 1912 lord B a l -done negocio un acuerdo con A l e m a n i a que fracasa.

Es y a a pesar de l a "entente cordla-le", l a política de los acuerdos separa-dos; son y a las conversaciones con Ber-lín y con R o m a sin perjuicio de P a r í s y de R u s i a Tanto da Bismarck como Hltler, Mussollni como Crispí. Tlttoni o Sonnino. A l cabo de tantos a ñ o a. el jue-go no puede ser m á s conocido. N o hace f a l t a para nevarlo a cabo, ser u n M a -qulavelo, u n Talleyrand, n i u n Metter-nich. Aquella m a e s t r í a de la diplomacia británica — cuando Inglaterra era l a "pérfida Albión" — se ha esfumado en la vulgaridad gris de una política Inter-nacional a l alcance de cualquier escri-torio de Blrminghom o de l a City.

y GQ Robles y l a Prensa burguesa na-cional y extranjera le han echado en-c i m a N I l a en-calumnia n i los millones consiguieron arrancar aquella p á g i n a da la Historia, cuyo significado hizo suyo todo e l proletariado universal.

E n E s p a ñ a y desparramadas p o r el resto del mundo, existen indiscutible-mente razas da bravura tnsupcraole. Sería, m á s qua difícil, imposible esta-blecer superioridades entre ellas. Pero estas razas, r a r a vea llegan "hasta el final"; sólo en excepcionailslmas oca-siones se agarran a l volante y ificea " ¡ h a s t a dar cóf» pared!" 3a l o impMen arraigadas conslderaciosea sentimenta-les da orden^ellgioao, o de orden nacio-nalista. L a inflnjtn elasticidad de sus olmas e s t á contenida y reprimida por arcaicas s imponentes vestiduras, re-camadas da oro, s i , pero abrumadoras para la Inquietud del músculo. Para l a divina inquietud de las alas sedientas. Pora e l bullicioso albedrio do los que quieren gustar la almendra que se es-conde debajo de todos los m á s allá. Estas razas, por si solas, ya hubieran a l -canzado todas las metas. Y a hubieran hollado todos los P a r a í s o s y probado t o -dos los frutos del bien y del maL Pero entonces los refinamientos sutiles, las tácticas y las técnicas explotadoras de la civilización capitalista, no se hubie-ran abierto paso, n i hubiehubie-ran consolida-do sus siniestras premisas. Da Rhi l a sorda y lenta captación de las voluntades indómitas, frenándolas, a g o t á n d o -las en estériles galopares en el circuito vacio de las abstracciones metafísicas. De a h í el darles de ceber p ó c i m a s destiladas en los alambiques del te-rror. Terrores y miedos humanos y extra-humanos. Respeto, sobra todo, a los vestiglos y larvas que rondan en torno del reino obsesionante de la muerte. E l ú l t i m o remache, e l . ú l -timo eslabón de la cadena de v i l i -pendios, ha sido ese de convertir la muerta en una cosa f e a de transmu-tar la grandeza de Prometeo en u n es-tercolero de cobardías Implorantes. Sa llegó hasta poner de luto a l a N a t u r a -leza por la muerte de u n h é r o e : el es-pectáculo m á s reconfortante que pue-den contemplar ojos humanos. Sólo a fuerza de jugar con e l l a haciendo pro-digios malabares con las traineras y con la dinamita pudieron los pescadores y los mineros de Asturias evadirse de aquella superstición t a n nefasta como paralizadora Pudieron conservar sus almas desnudas para darse enteros y leales a l a divina inquietud y a l bulli-cioso albedrio de las alas sedientas. Y cuando l a sangre corre. ¡ H o s a n n a por los acantilados y los valles! N i se llo-r a n i se llo-reza Se canta:

Arboles de San Francisco ya podéis estar contentos, que riega vuestras raices la sangre de los mineros.

" ¡ Y a podéis estar contentos!" E n t o -do el poema del Cid n i hay nada quo pueda compararse a esto.

Hitler y Museo 11 ni, peores que la ga-lerna y el grisú, se « p r e s t a n ahora a aplastar a A s t u r i a a Después de San-tander, l a hidalga y da la nobilísima Euzkadi, quieren borrar del mapa e l símbolo de todos los españoles libres. Porque Asturias no es una provincia, n i u n pedazo de territorio m á s o menos extenso, sino u n símbolo, una bandera, una grata esperanza Todos tenemos allí algo, algo de lo mejor oe nosotros. Los republicanos, la cuna, el hogar de sus tradiciones ejemplares. Los socia-listas y l a U . G. T., lo m á s granado da sus huestea Loa comunistas, sus juven-tudes m á s dlsciplinadaa Los da l a F . A. I . y de la C. N . T., en Gijón, desda hace muchísimos afios, el núcleo m á s dilectS —y.,.sin ofender a nadis— da los mejor preparados para adentrarso en e l porvenir. Contra este foco de i n -candescencias generosas, marchan, pre-cedidos de bravuconadas soeces, doce generales Italianos, con sus legiones mercenarios y varias docenas de avia-dores teutones, con sus sadismos ho-rsendoa Marchan bajo la mirada indi-ferente, y , por lo tanto, cómplice, da las democracias del mundo. Marchan, también, sin que las tres Internacloaa-les se Acaben de aglutinar en un solo gesto de marca justiciera Bajo l a I n -mensa bóveda de los cielos, en este se-gundo trascendental de nuestra gesta, que no es nuestra exclusivamente, s i -no t a m b i é n tuya, enmarada francés, y t u y a camarada Inglés, y tuya, cama-rada americano —camarads todos que hicisteis vuestra l a epopeya asturiana del 34 —no nos alienta o t r a ilusión, no nos sonríe otra V í a L á c t e a que l a de nuestro sacrificio. Sea Nos bastamos solos contra los dioses y contra los de-miurgos. Y para ayudar a Asturias, contra toda l a canalla del Universo, i m i taremos a l minero que a l tomar t i n t a -x i para I r a su casa, no va a su casa. Nos morderemos loa labios, op retare-mos filas, y, adelanta.- ¡hasta dar con pared!

Figure

Actualización...

Referencias

  1. mer.es d
Related subjects :