Itinerario del viaje. Austria, 10 Días A tu aire en coche Ruta del Danubio a los Alpes y el Tirol

Texto completo

(1)

Austria: Ruta del Danubio a los Alpes y el Tirol

Austria, 10 Días · A tu aire en coche

Ruta del Danubio a los Alpes y el Tirol

Esta Ruta te llevará a hacer un recorrido por los paisajes y ciudades más atractivos de Austria con los Alpes y el Danubio como grandes

protagonistas. Comenzarás tu Ruta en Viena, la capital de Austria. Sus dos palacios, Hofburg y Schönbrunn, son dos de sus principales reclamos.

Pasear por su casco antiguo es toda una experiencia en la que

retrocederás en el tiempo hasta la época donde el Imperio Austrohúngaró alcanzó todo su esplendor. Continúa tu viaje a orillas del Danubio hasta llegar a Salzburgo, la ciudad natal del compositor Mozart. Allí podrás ver su casa museo y subir a la fortaleza que domina la ciudad. Desde allí pondrás rumbo a Innsbruck pasando por el espectacular museo de la empresa Swarovski. En Innsbruck, podrás ver su Palacio Imperial, la armoniosa composición del Tejadillo de Oro y el icónico trampolín de saltos de esquí. Desde allí, te dirigirás a la región de lagos donde te acercarás al precioso pueblo de Hallstatt. Conduce por la carretera alpina del Grossglockner, maravíllate con sus paisajes y llega a Graz. Allí disfrutarás de su casco antiguo dominado en las alturas por la Torre del Reloj y la colina de Schlossberg. Un viaje sensorial que te permitirá descubrir al volante alguna de las estampas más bellas de Austria.

Fechas de salida_ Salidas desde Mayo 2022 hasta Abril 2023

Desde_ Madrid, Valencia, Bilbao, Sevilla, Málaga, Santiago de Compostela, Barcelona, Mallorca

Itinerario del viaje

(2)

DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN - VIENA

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Viena. Llegada y recogida del coche de alquiler. Viena es una gran capital imperial y conserva de su glorioso pasado un gran legado en forma de palacios y edificios históricos. Tuvo su auge durante la Edad Media de la mano de los Habsburgo, que establecieron allí su residencia. Su época dorada aconteció durante el siglo XVIII, convirtiéndose en una ciudad fundamental del Imperio Austrohúngaro. Viena es también una gran capital europea, moderna y desenfadada que, sin duda, te sorprenderá con su vitalidad. Es obligatorio un paseo por el encantador casco viejo alrededor de la catedral de San Esteban. Con su llamativo tejado de azulejos y su torre de 137 metros, la Catedral tuvo que ser reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial. Durante un paseo por las callejuelas del casco antiguo te sentirás parte de tiempos pasados, ya que el estado de

conservación de sus edificios es increíblemente bueno. Allí podrás acercarte a los patios del Palacio Imperial (Hofburg). Visita el interior del Palacio, que fue la residencia de invierno de los Habsburgo, y accede al museo de la emperatriz Sissi y ver los aposentos reales. Puedes acercarte también al Parlamento, al Ayuntamiento y a la Ópera, todos ellos muy cerca de esa zona. Si eres aficionado a la ópera, deberías intentar conseguir entradas para ver alguna de las obras en cartelera. Será una experiencia inolvidable. Hay tres lugares principales para ver ópera: la Ópera de Viena (Staatsoper Wien), en pleno centro y la más famosa y opulenta de todas; Volksoper Wien; y Theater an der Wien. La variedad de dulces y pasteles con los que Austria agasaja al viajero es amplia y deliciosa. La deliciosa tarta Sacher o Sachertorte es todo un clásico. Cerca de la Ópera de Viena se encuentra el Hotel Sacher, el lugar original donde comenzó a venderse. ¡No te vayas sin probarla! Alojamiento en Viena.

DÍA 2 · VIENA

Puedes dedicar la jornada de hoy a explorar la ciudad. Te aconsejamos visitar el Palacio de Schönbrunn que fue la antigua residencia de verano de los Habsburgo. Este impresionante palacio y los jardines que lo rodean son la joya de la corona de Viena. Allí podrás visitar la Gran Galería y las dependencias de la emperatriz Sissi, y las dependencias de la emperatriz María Teresa y del duque Francisco de Lorena, donde después vivió Napoleón II “El Aguilucho”. También podrás ver las antiguas cocheras imperiales (Wagenburg) que albergan actualmente la Colección de Carrozas

Imperiales con más de sesenta carrozas. Por la tarde, te proponemos la visita a algunos de los museos de la ciudad.

El Hundertwasser es un edificio muy peculiar, de fachada colorida e irregular, y recubierto de vegetación. Allí podrás observar la obra del artista Friedensreich Hundertwasser, famoso por sus obras arquitectónicas no convencionales, sus pinturas y esculturas. También puedes ir a ver MuseumsQuartier, muy cerca del centro. Se trata de un espacio cultural con diferentes edificios que albergan varios museos, bares y restaurantes. En su enorme patio central se congregan multitud de personas en primavera y verano para disfrutar al aire libre de eventos o para simplemente comer o beber algo. Además de las tiendas de lujo del casco antiguo, puedes acercarte a Mariahilferstrasse que es la principal calle de compras. Allí encontrarás todo tipo de tiendas de ropa y lugares donde comprar souvenirs y

recuerdos de la ciudad. Desde el punto de vista gastronómico, la cocina vienesa tiene cierta tradición. No dudes en probar el plato típico vienés: el schnitzel, un enorme escalope con patatas con más de cinco siglos de historia. Viena es una ciudad tranquila, pero aún así podrás encontrar varios lugares para tomar una copa rodeado de una agradable atmósfera. La zona del triángulo de las Bermudas, en el centro, y la zona de Prater ofrecen varios pubs y discotecas donde disfrutar de la noche. Alojamiento en Viena.

(3)

DÍA 3 · VIENA - VALLE DEL DANUBIO (DURNSTEIN - KREMS - MELK) - SALZBURGO

Hoy te recomendamos que conduzcas hasta Salzburgo recorriendo el valle del Danubio en un viaje de unos 300 kilómetros. Se trata de una zona de paisajes de viñedos conocida como Wachau. En el camino puedes parar a conocer los pueblos históricos de Dürnstein y Krems. Dürnstein, en plena zona de viñedos, es un pueblo muy

pintoresco que se encuentra pegado al Danubio. Su principal atracción es su castillo, construido en una colina rocosa (abierto de 10h a 18h. Entrada no incluida). Krems es una pequeña ciudad medieval conocida por la producción de Marillenschnaps, un coñac hecho de albaricoque. Merece la pena pasear por su casco antiguo que se encuentra en un magnífico estado de conservación. La Puerta de Steiner Tor, que daba acceso a la ciudad en el pasado, es la más fotografiada. Otros edificios de interés incluyen el ayuntamiento del siglo XVI y la columna Dreifaltigkeitssäule que representa a la Santísima Trinidad. Las iglesias de San Vito y Bürgerspitalskirche, del siglo XIV y XV respectivamente, son también lugares que merecen la pena ver sin excesivas prisas. Por último, puedes visitar la famosa abadía de Melk. Se encuentra situada en lo alto de la localidad de Melk, a orillas del Danubio. La abadía de Melk es uno de los monasterios cristianos más famosos del mundo. (Nota. Recuerda que las visitas son solo posibles en tours, a las 11h y a las 14h. Entrada no incluida). Alcanzó la fama en el Medievo por la gran colección de manuscritos existentes en su biblioteca. De Melk a Salzburgo hay cerca de dos horas de viaje. Llega con tiempo a Salzburgo para pasear por la noche y disfrutar de la ciudad iluminada. Puedes dedicarte a recorrer a pie el casco antiguo y hacer algunas compras en las famosas calles de Linzergasse y Getreidegasse. Peatonales y llenas de tiendas y restaurantes son siempre un buen lugar para disfrutar de la ciudad. Alojamiento en Salzburgo.

DÍA 4 · SALZBURGO

Hoy podemos dedicar el día a conocer la ciudad que vio nacer a Mozart en 1756. Esta bella ciudad rodeada de montañas, cuenta con un casco antiguo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tiene atractivos como los magníficos Jardines del Palacio de Mirabell, unos jardines barrocos en el centro de la ciudad que fueron plató de la película “Sonrisas y Lágrimas”. Desde allí hay unas magníficas vistas al antiguo castillo Hohensalzburg.

Para acceder a Hohensalzburg, puedes coger el funicular Festungsbahn y visitar la increíble fortaleza que domina el centro de Salzburgo y desde donde se puede ver la ciudad desde lo alto. También puedes visitar la casa natal del compositor Mozart que actualmente alberga un museo. El museo es uno de los más visitados de Austria y es un lugar de peregrinación para los aficionados a la música clásica. En el museo encontrarás instrumentos históricos, como el violín infantil y el clavicordio de Mozart. Si no has visto la película “Amadeus”, sobre la vida de Mozart, no dudes en verla antes de visitar el museo. Otras atracciones incluyen el Puente de los Candados y la magnífica catedral barroca, que merecen una visita. Y no olvides probar los dulces Mozartkugel, de fino praliné y mazapán. ¡Son una auténtica delicia! Alojamiento en Salzburgo.

(4)

DÍA 5 · SALZBURGO - REGIÓN DE LOS LAGOS DE SALZKAMMERGUT (BAD ISCHL - ST. GILGEN - STROBL - ST.

WOLFGANG - HALLSTATT) - SALZBURGO

A escasos kilómetros de Salzburgo se encuentra la región de los lagos de Salzkammergut, una zona que conjuga la belleza natural con la más refinada arquitectura. La famosa Villa Imperial de Bad Ischl fue residencia de verano del emperador Francisco José I y la emperatriz Sisi. St. Gilgen, Strobl y St. Wolfgang rodean al lago Wolfgangsee y son los puntos de partida para infinitas excursiones por las montañas y Hallstatt, en un conjunto realmente espectacular.

Hallstatt ha sido designada como la “población más bella a orillas de un lago”. Es uno de los pueblos más hermosos de Salzkammergut, una región de cuevas de hielo iriscentes, minas de sal fascinantes, paisajes de postal y hermosos mercadillos. En concreto, la imagen de este pueblo es de auténtico cuento, con sus casas pintadas en color pastel que se reflejan en las aguas del Hallstatter See. Un precioso lugar con casas y campanarios de tejados nevados, a pie de un impresionante lago con idéntico nombre. Algunos lo consideran el pueblo más bonito del mundo. Piérdete por sus callejuelas, entre viviendas del siglo XVI alternadas con cafeterías y tiendas. Hay, además, otro atractivo: un funicular enlaza el municipio, de 800 habitantes, con Salzwelten, una antigua mina de sal con un lago salado subterráneo y un museo. Se dice que es la mina de sal más vieja del mundo, con 7.000 años de explotación. La increíble Salzwelten permite al viajero deslizarse entre los toboganes de las minas, algunos llegan a medir 60 metros, además de acercarte al mundo de la sal y la minería. Y es que la sal de las colinas convirtió a esta localidad en una explotación minera entre los años 800 y 400 a.C. (Nota. La mina permanece cerrada en invierno. Se puede llegar en funicular o a pie). En el pueblo puedes ver la Torre Rudolf, construida en el siglo XIII como edificio defensivo, después convertido en residencia del encargado de la mina de sal (durante 640 años) y, finalmente, transformado en

restaurante. La UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad el paisaje cultural de esta zona. Al oeste, un sendero conduce al valle de Echern, con sumideros glaciales y la cascada Waldbachstrub, con un salto de agua de 90 metros.

Vuelta a Salzburgo. Alojamiento en Salzburgo.

DÍA 6 · SALZBURGO - TIROL (KITZBÜHEL - RATTENBERG - ALPBACH - SCHWAZ - WATTENS - HALL IM TIROL - INNSBRUCK)

De Salzburgo a Innsbruck hay unos 200 kilómetros. Hoy te adentrarás en el Tirol, empezando por la ciudad de Kitzbühel. Sus orígenes como ciudad dedicada a la minería de plata y cobre se remontan al siglo XVI y agasaja al viajero con un buen conservado centro medieval. Este enclave es famoso por ser el lugar de encuentro de la jet set en invierno y por tener una de las estaciones de esquí más lujosas de Austria. De hecho, desde que Franz Reisch

descendiera por el Kitzbüheler Horn en 1893, considerado el primer descenso de esquí alpino del país, su estación de esquí se ha convertido en una de las más buscadas de Europa. No te pierdas la subida al monte Hahnenkamm, a más de 1.700 metros, con fantásticas vistas. Y si quieres conocer la historia de esta localidad, ligada a la minería, los deportes de invierno y sus grandes leyendas, visita el museo Kitzbühel. (Nota. Consulta los horarios de apertura, ya que varía según la estación). Tras la visita, puedes ponerte de nuevo en ruta. Tras conducir una hora y cuarto hacia el oeste, llegarás a Innsbruck, una bella ciudad enclavada entre montañas. De camino, puedes visitar Rattenberg, el pueblo medieval más pequeño de Austria; Alpbach, un pueblecito de montaña conocido por ser el más bonito de El Tirol; y el Castillo de Tratzberg, una fortaleza gótico-renacentista. Acércate a Schwaz, una de las ciudades mineras más importantes de Europa durante los siglos XV y XVI, dedicada a la extracción de plata. Luego pon rumbo a Wattens, a 13 kilómetros de Innsbruck, donde una escultura brilla por su material. Se trata del Kristallwelten, traducido como “el mundo de los cristales”, un multiespacio donde se integra un museo de la empresa Swarovski (entrada 19 euros, aproximadamente. Horario de apertura: de 8.30h a 18.30h. No incluido). Este museo fue inaugurado en 1995 para celebrar el centenario de la compañía. Allí encontrarás diferentes cámaras donde

reconocidos artistas han interpretado el cristal de maneras muy innovadoras. Además, podrás visitar los jardines y ver la icónica cabeza de gigante de cuya boca sale agua a un estanque. Puedes hacer parada también en Hall in Tirol, una ciudad medieval próspera gracias a la sal. Allí se puede visitar el Bergbau Museum, donde se puede realizar un circuito de 45 minutos y descubrir todos los secretos de una mina de sal reconstruida. También son interesantes las últimas plantas del Burg Hasegg, que ofrecen magníficas vistas panorámicas de la zona. ¡Y por fin llegamos a Innsbruck! Alojamiento en Innsbruck.

(5)

DÍA 7 · INNSBRUCK

Rodeada de montañas, la ciudad es una bella simbiosis de belleza natural y arquitectónica con elegantes edificios del barroco. La capital del Tirol cuenta con un casco antiguo maravilloso. Hofburg, el Palacio Imperial, fue residencia de los Habsburgo. En sus instalaciones se encuentran los jardines y el Museo de Arte Popular del Tirol. En las

inmediaciones del palacio se encuentra la catedral de Innsbruck, de estilo barroco. Allí se encuentran la pintura

“María Hilf” de Lucas Cranach el Viejo y la tumba de Maximiliano III de Austria. También la armoniosa composición del Tejadillo de Oro merece la pena. Se encuentra en uno de los edificios del casco antiguo, representado por un pequeño tejado recubierto de azulejos cobrizos dorados que cubre un mirador decorado con relieves y pinturas murales. La ciudad también cuenta con modernas instalaciones como el impresionante trampolín de saltos de esquí de Bergisel, convertido en símbolo de la ciudad. Su artífice, la famosa arquitecta Zaha Hadid, también diseñó las nuevas estaciones del funicular inaugurado en el 2007. Sube desde el centro de la ciudad a la montaña Seegrube, a 1905 metros de altitud, donde podrás disfrutar de magníficas vistas. Los aficionados al senderismo disfrutarán de lo lindo recorriendo los caminos que bordean la ciudad y desde los que se tienen espléndidas vistas. Alojamiento en Innsbruck.

DÍA 8 · INNSBRUCK - FUSCH - FRANZ JOSEF HÖHE - GRAZ

Hoy te conviene levantarte temprano porque en esta etapa te esperan más de 400 kilómetros de recorrido con varias e interesantes paradas. Pondrás rumbo a Graz por la espectacular carretera alpina del Grossglockner, que cruza todo el Parque Nacional de Hohe Tauern. La primera parada podría ser el Museo Haus Alpine Naturschau, a 2.260 metros de altura. Allí podrás obtener información sobre temas relacionados con ecología y la alta montaña. Continúa tu camino hasta llegar al punto más alto del Grossglockner. Para en la cima del Edelweiss y disfruta de la panorámica de 360 grados rodeado de montañas de más de 3.000 metros. En breve llegarás a Fusch, un idílico pueblecito a los pies del Grossglockner ideal para comer y coger fuerzas para continuar con el resto del viaje. Desde Fusch, la ruta asciende por paisajes de alta montaña hasta Franz Josef Höhe, con vistas al mayor glaciar del Este de los Alpes. Ésta es, sin duda, una de las joyas del día de hoy. Esta estación panorámica cuenta también con un Centro de visitantes lleno de exposiciones. Pasando por la región de lagos de Carintia llegaremos a Graz. Alojamiento en Graz.

DÍA 9 · GRAZ - VIENA

Hoy podemos dedicar el día a visitar esta bella ciudad, con el mayor casco viejo de todas las ciudades de cultura alemana. La segunda ciudad más grande de Austria, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, combina bellos parques y edificios con patios renacentistas y palacios barrocos. Es una maravilla poder pasear por sus calles mientras se descubren sus numerosos puntos de interés. La Torre del Reloj es el gran símbolo de la ciudad de Graz.

Se encuentra situada sobre un cerro cuyas vistas a la ciudad son impresionantes. Esta torre, que también es

campanario, data del Siglo XVI y se conserva en perfecto estado. El reloj tiene la peculiaridad de tener la manecilla de las horas más larga que la de los minutos. La Armería de Estiria es una visita obligada (entrada 9 euros. No incluido).

Cuenta con una gran colección de más de 32.000 armaduras y armas de los siglos XV y XVI especialmente. En medio del casco antiguo se encuentra Kunsthaus, construido en 2003. Se trata de un museo de arte contemporáneo

dedicado a exposiciones temporales y conocido por su arquitectura futurista. Pese a contar con algunos detractores por romper con la arquitectura tradicional de Graz, el museo se ha convertido en una pieza icónica de la ciudad. En lo alto de la urbe se encuentra la colina de Schlossberg, dominada por un castillo construido en la Edad Media. Sube hasta allí en el funicular y disfruta de las magníficas panorámicas de Graz. Por la tarde, puedes iniciar el camino de regreso a Viena, situada a unas 2 horas y media de viaje, aproximadamente. Ya en Viena volverás a enamorarte de su especial y refinada atmósfera, sus paisajes urbanos barrocos, sus Kaffeehäuser (cafés) iluminados por candelabros, sus Beisln (bistró-pubs) revestidos en madera, sus grandiosos palacios imperiales y reconocidos museos repletos de obras de artistas como Klimt, Schiele y Kokoschka... A su riqueza histórica, cultural y gastronómica, se une todo lo nuevo: desde el diseño, la arquitectura y el arte contemporáneos hasta las iniciativas ecológicas y las innovaciones culinarias. Por la noche, puedes frecuentar los animados bares que dan fama a la ciudad, como los situados en Gumpendorfer Strasse. Alojamiento en Viena.

DÍA 10 · VIENA - CIUDAD DE ORIGEN

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

(6)

Viena Durnstein Krems

Melk Salzburgo Bad Ischl

Sankt Gilgen Strobl St. Wolfgang

Hallstatt Kitzbuhel Rattenberg

Tu viaje incluye

Tu viaje incluye

Vuelo de ida y vuelta.

Estancia en el hotel seleccionado en Viena.

Régimen seleccionado en Viena.

Estancia en el hotel seleccionado en Salzburgo.

Régimen seleccionado en Salzburgo.

Estancia en el hotel seleccionado en Innsbruck.

Régimen seleccionado en Innsbruck.

Estancia en el hotel seleccionado en Graz.

Régimen seleccionado en Graz.

Coche de alquiler.

Seguro de viaje.

Destinos visitados

Tu viaje no incluye

Tasas de alojamiento en Austria pago directo en establecimiento.

Posible pago de peajes.

(7)

Alpbach Schwaz

Wattens Innsbruck

Fusch Graz

- Conducir en Austria: Es muy cómodo y seguro gracias a su excelente red de carreteras, todas en muy buen estado.

Pero debes saber que para rodar por autopistas y autovías es imprescindible comprar una viñeta, que es el sistema de pago, y que hay que colocar visiblemente en el parabrisas delantero. Los coches de alquiler suelen tenerla incluida.

- Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.

- Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

- La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

- Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

- Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.

Notas importantes

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :